parques-nacinales-europa-y-directiva-habitat

Espacios Naturales y hábitats protegidos: Fuente imágenes Google

La noticia que os mostramos hoy, es tan solo la punta del iceberg de un tipo de los  desastres ecológicos más monumentales que afectan a todo el Planeta.  Ni tan siquiera en una de las mancomunidades de países que se encuentran a la ¿vanguardia? de la preservación de la naturaleza, esta deja de estar en declive. Una cuestión es legislar y otra cumplir la ley. Firmar supone salir en las portadas de los rotativos a bajo costo, pero cumplir los objetivos de los espacios protegidos, ya sean parques naturales, reservas de la biosfera y un largo etc., es un asunto muy diferente.  Permítanme que les muestre esta otra nota de prensa, a nivel mundial, cuyo título en español vendría a decir: La gente está saqueando las áreas protegidas del mundo (People are pillaging the world’s protected areas): “Tampa (AFP) 17 de mayo de 2018 – Se están pavimentando las carreteras, se está perforando para extraer petróleo y construyendo ciudades enteras en muchas de las reservas naturales del mundo, poniendo en peligro a las mismas criaturas a las que deben proteger, informaron investigadores el jueves. El enorme daño causado por personas dentro de las áreas protegidas que son el hogar de animales en peligro de extinción, como el…”. Las reservas naturales que cumplen plenamente su función, son justamente aquellas vetadas al espectáculo y el fomento del ecoturismo. ¡Que no entre nadie sino hay más remedio por algún motivo esencial!.  Recuerdo una anécdota que me comentó un colega del MNCN. En una estancia postdoctoral en EE.UU., con vistas a adiestrarse en los efectos de las grandes inundaciones del pasado, desde la Universidad en donde se encontraba, le enviaron a un vasto territorio protegido en el que nadie podía entrar, excepto los guardas. Se encontraba obligado a caminar hasta el punto elegido durante varios días. Sin carreteras, ni otras señales humanas, por miedo a perderse, señalaba con una mera tiza, algunos puntos que le sirvieran de orientación. ¡Mala suerte!. Justamente pasó por allí un guarda y… le detuvieron. Tuvo que ir su jefe yanqui en auxilio y explicar la situación, para que mi amigo no terminar siendo juzgado o quizás encarcelado. ¡Eso sí es un parque natural! Bien protegido. Justamente este año 2020, debido a las restricciones de la pandemia Covid-19, en España las masas forestales incendiadas en verano (azote impenitente) han descendido a niveles de hace decenios.  ¡Materia de reflexión!. ¡los veraneantes urbanitas y sus tropelías!.

La Unión Europea, tiene varas figuras de protección de la naturaleza, y como podéis leer abajo, el resultado de las que cubre más superficie distan mucho de alcanzar sus objetivos, aunque las demás. en mayor relevancia (Reservas de la Biosfera, por ejemplo). corren una suerte parecida. Recordar el drama de las selvas amazónicas y los pantanales brasileños, por culpa de su ínclito presidente brasileño. Lamentablemente, no se trata de un caso aislado. Leo noticias diariamente (las de los boletines científicos y prensa general) sobre reservas naturales y el panorama es desolador en todos los continentes. Obviamente, algunos espacios protegidos exigen, para mantenerse, de cierta acción humana atávica, ya que fue clave en su configuración, pero al modo tradicional, ni más, ni menos.

La impresión que dan los organismos internacionales, al exigir que la cobertura  protegida del planeta alcanza un X% para tal o cual año, no deja de ser más que papel mojado. La tinta se borra al mojarse, como suele ser habitual, ya sea con agua, champan o vino. Todo esto no sirve para nada si no se aplican estrictamente las medidas de protección. He visitado varios parques/reservas, y no solo en España. Muy a menudo, me encuentro basura y destrozos por los sitios más transitados. Algunas regiones de mi país crean una enorme cantidad de espacios protegidos para que, a la postre, atraigan el turismo o ecoturismo y un poco de riqueza a la “España Vacía o Vaciada”. Empero la protección de la naturaleza no les importa a nuestras autoridades en absoluto. Seguidamente comienzan a construirse en sus alrededores hoteles, urbanizaciones, comercios, etc. De eso se trataba, de crear riqueza tirando un atractivo anzuelo. Más aun, en algún caso se edificaban hoteles  casas privadas hasta “dentro del parque”.

El caso de África es variopinto aunque generalmente muy sangrante. Al parecer, decir elefantes, por ejemplo, es hablar del sacrílego negocio del marfil. Y así, con pocos medios humanos y materiales, cuando no entra en juego la corrupción, el magnicidio de estos entrañables prosbiceos continúa o se magnifica. Por ejemplo: “Costa de Marfil se queda sin elefantes y sin marfil”. Y podíamos seguir “ad nausean”.

A menudo se habla de estos Parques y Reservas como santuarios de la naturaleza. Pues bien, a veces pienso que se trata de esos santuarios en donde  se hacían crueles sacrificios para honrar a los dioses (actualmente del neocapitalismo colonial).

Las frases grandilocuentes como los “objetivos del milenio” y bla, bla, bla, debieran pues tener como propósito, preservar la naturaleza, y para ello hay que dispensar los medios y …. Prohibir la entrada a muchos seres humanos que meramente van para hacerse unas fotos y alardear arrogantemente delante de sus amigos, “que han estado allí”, ya que por desgracia la mayoría de ellos se comportan como cerdos en una cochinera. Y de entrar deberían pasar un mínimo examen de eco-conducta. Protección, densidad de turistas y sus modales, parecen no ser compatibles en nuestra sociedad actual.

El mejor Parque natural es el que se encuentra vedado al público turístico, como en el que estuvo mi amigo. Para los amantes y conocedores de la naturaleza, que saben apreciar las maravillas que vislumbran, un permiso especial. ¡Que tristeza!.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

La última evaluación muestra que la naturaleza se encuentra en un declive grave y continuado en Europa

Publicado 19/10/2020 Última modificación 19/10/2020.

 Las prácticas agrícolas y forestales insostenibles, la expansión urbana y la contaminación son las principales responsables del deterioro de la biodiversidad en Europa, que amenaza la supervivencia de miles de hábitats y especies animales. Además, los Estados miembros siguen sin aplicar en su totalidad las directivas de protección de la naturaleza y demás legislación en materia medioambiental de la Unión Europea. La mayoría de los hábitats y las especies protegidas no presentan un buen estado de conservación y queda mucho por hacer para revertir la situación, según el informe «State of nature in the EU» publicado hoy por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA o en Inglés EEA).

Nuestra evaluación demuestra que la protección de la salud y la resiliencia de la naturaleza de Europa y el bienestar de sus ciudadanos exige cambios fundamentales en la forma de producir y consumir los alimentos, gestionar y usar los bosques, y construir las ciudades. Estas iniciativas deben ir acompañadas de una mejora en la aplicación y la ejecución de las políticas en materia de conservación, un mayor hincapié en la recuperación de la naturaleza, y una acción por el clima cada vez más ambiciosa, especialmente en el sector del transporte y la energía.

Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la AEMA

La mayoría de las especies protegidas en la UE, como el halcón sacre y el  salmón el Danubio, y hábitats como los pastizales y las dunas de toda Europa se enfrentan a un futuro incierto, salvo que se adopten medidas urgentes para revertir la situación, según el informe de la AEMAState of nature in the EU — Results from reporting under the nature directives 2013-2018”. El informe de la AEMA se publica de forma simultánea al Informe sobre el estado de la naturaleza de la Comisión Europea, en el que se describen los avances realizados con respecto al logro de los objetivos previstos en la legislación de la UE en materia de protección de la naturaleza.

El informe de la AEMA revela avances positivos en lo que se refiere a las iniciativas en conservación. Tanto el número como la superficie de los lugares protegidos en el ámbito de la red Natura 2000 han aumentado durante los seis últimos años y la UE cumplió los objetivos globales, con la protección de alrededor de un 18 % de su superficie terrestre y casi el 10 % de su superficie marina.

“Esta evaluación sobre el estado de la naturaleza constituye la revisión de la naturaleza más completa jamás realizada en la UE”, según Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca

Sin embargo, los progresos generales realizados no bastan para cumplir los objetivos de la Estrategia de la Unión sobre la Biodiversidad hasta 2020. La mayoría de las especies y los hábitats protegidos presentan un estado de conservación deficiente o malo, y muchos de ellos siguen deteriorándose, conforme a la evaluación de la AEMA. De los tres grupos principales estudiados, los hábitats y las aves se encuentran muy a la zaga, mientras que el grupo de especies no aviares está próximo a cumplir su objetivo.

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, afirmó: «Esta evaluación sobre el estado de la naturaleza constituye la revisión de la naturaleza más completa jamás realizada en la UE. Muestra claramente que seguimos perdiendo nuestro sistema de supervivencia. Hasta un 81 % de los hábitats de la UE se encuentra en mal estado, y entre los más deteriorados se cuentan las turberas, los pastizales y las dunas. Debemos cumplir urgentemente con los compromisos establecidos en la nueva Estrategia de la Unión sobre la Biodiversidad para revertir este declive en beneficio de la naturaleza, las personas, el clima y la economía.

 «Nuestra evaluación demuestra que la protección de la salud y la resiliencia de la naturaleza de Europa y el bienestar de sus ciudadanos exige cambios fundamentales en la forma de producir y consumir los alimentos, gestionar y usar los bosques y construir las ciudades. Estas iniciativas deben ir acompañadas de una mejora en la aplicación y la ejecución de las políticas en materia de conservación, un mayor hincapié en la recuperación de la naturaleza, y una acción por el clima cada vez más ambiciosa, especialmente en el sector del transporte y la energía», señaló Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la AEMA.

Principales amenazas para la naturaleza

La agricultura intensiva, la expansión urbana y actividades forestales insostenibles constituyen las principales presiones para los hábitats y las especies, según el informe de la AEMA. La contaminación del aire, el agua y el suelo también afecta a los hábitats, al igual que la sobreexplotación de los animales mediante la recolección ilegal y las actividades de caza y pesca insostenibles.

A estas amenazas se suman las alteraciones de los ríos y lagos, como las presas y la captación de aguas, las especies exóticas invasoras y el cambio climático. El abandono de terrenos agrícolas contribuye al declive continuado de hábitats seminaturales, como los pastizales, y sus especies, como las mariposas y las aves ligadas a medios agrícolas.

Perspectivas

El informe señala algunos avances positivos, la mayor parte de ellos realizados a escalas nacional o regional. Algunas especies y hábitats han experimentado mejoras, como la rana dalmantina en Suecia, las lagunas costeras de Francia y el quebrantahuesos a escala de la UE. La red Natura 2000 tiene efectos positivos para muchas especies y hábitats. Por ejemplo, los hábitats costeros y dunares, que están bien protegidos por la red Natura 2000, muestran un estado de conservación mejor que los hábitats que están menos protegidos o de una forma más marginal.

Con respecto a las políticas, hay muchas esperanzas puestas en la nueva Estrategia de la Unión sobre la Biodiversidad hasta 2030 y en la Estrategia «De la Granja a la Mesa», ambas elementos clave del Pacto Verde Europeo. La estrategia sobre la biodiversidad tiene por objeto reforzar y ampliar la red de espacios protegidos, establecer un plan de recuperación y garantizar unos ecosistemas saludables, resilientes al cambio climático, ricos en biodiversidad y que proporcionen los servicios esenciales para la prosperidad y el bienestar de los ciudadanos.

Además de estas nuevas políticas, se requieren más iniciativas para mejorar las capacidades de seguimiento y control de los Estados miembros de cara a cumplir los objetivos. En la actualidad siguen faltando muchos datos, especialmente por lo que se refiere a las especies y los hábitats marinos. También se necesitan más datos para evaluar en profundidad el papel de la red Natura 2000. Por último, debe mejorarse notablemente la aplicación de la legislación de la Unión.

Estado y tendencias

•          Alrededor de la mitad (47 %) de las 463 especies ornitológicas de la UE presentan un buen estado, lo que representa un 5 % menos que durante el último periodo de informe de 2008-2012. La proporción de aves en estado malo o deficiente ha aumentado un 7 % en los seis últimos años, hasta alcanzar un total del 39 %.

•          A escala nacional, alrededor del 50 % de las tendencias de mejora de la población tienen que ver con los humedales y las aves marinas para los que se han designado lugares de la red Natura 2000, como el tarro canelo o el arao aliblanco. Las aves altriciales, como la grulla y el milano real, son los que mayores tendencias de mejora de la población muestran. Esto se debe a la aplicación de prácticas de protección o recuperación de hábitats y a la mejora de los conocimientos, el control y la sensibilización.

•          Solo el 15 % de los hábitats evaluados presentan un buen estado de conservación, y el 81 % presenta un estado de conservación deficiente o malo a escala de la UE. Los hábitats de pastizales, dunas y tremedales, turberas y pantanos muestran marcadas tendencias de deterioro, mientras que los bosques registran las tendencias de mejora más importantes. En comparación con el periodo de informe anterior, el porcentaje de hábitats que presentan un mal estado de conservación ha aumentado un 6 %.

•          Las regiones marinas tienen muchas evaluaciones con estado de conservación desconocido, lo que refleja la carencia general de datos sobre las especies.

•          Alrededor de una cuarta parte de las especies presentan un buen estado de conservación a escala de la UE, lo que constituye un incremento del 4 % en comparación con el periodo de informe anterior. Los reptiles y las plantas vasculares, como la lagartija italiana, la culebra de herradura, la agrimonia pilosa o la genciana amarilla, cuentan con la mayor proporción de buen estado de conservación (35 %).

Antecedentes

Las directivas de protección de la naturaleza de la UE, es decir, la Directiva sobre los hábitats y la Directiva sobre las aves, requieren iniciativas de conservación para más de dos mil especies y hábitats de la UE.

La evaluación de la AEMA, que se basa en los datos comunicados por los Estados miembros de la UE, representa el ejercicio de recogida y notificación de datos más amplio e importante realizado en Europa sobre el estado de la naturaleza. A este proceso han contribuido más de 220 000 personas (el 60 % de ellas voluntarios) en la UE.

Los datos analizados tienen por objeto determinar los éxitos y las deficiencias en la conservación de la naturaleza, las presiones y las amenazas más importantes, y los indicadores del estado de conservación actual.

80% of Europe’s natural habitats in poor shape: report
by Staff Writers; Copenhagen (AFP) Oct 19, 2020

More than 80 percent of the European Union’s natural habitats are in poor or bad condition and more must be done to protect them, the European Environment Agency (EEA) warned in a report Monday.

The report, which covers the period 2013-2018, shows a deterioration from the 2007-2012 period when 77 percent of natural habitats were in “unfavourable” condition.

“We clearly need a large-scale restoration in Europe,” one of the authors of the report, EEA expert Carlos Romao, told reporters.

“This is a must not only for biodiversity but also for the climate change agenda,” he said.

Common farmland species such as the skylark, and habitats such as wet heaths, are declining across the continent.

Habitats and species are facing numerous pressures, including intensive agriculture, urban sprawl — coupled with tourism and recreation — unsustainable forestry activities, and pollution, among others.

Climate change, with increasing drought and decreasing rainfall, also poses a challenge.

In the six-year study, the EAA registered over 67,000 types of human activities that harmed the environment in the 28 EU member states, including Britain.

Less than half of bird species in the EU, 47 percent, have a “good” conservation status, five percentage points fewer than in the previous 2007-2012 reporting period.

Habitats important to pollinators are another area of concern, as they are crucial to the planet’s biodiversity. Their conservation status has deteriorated more than others, the report showed.

But the conclusions are not all dire.

The number of animal species whose conservation status was “good” was 27 percent, which, while low, was four percentage points higher than in the previous study.

And conservation efforts are paying off.

Natural habitats covered by the EU’s Natura 2000 network are doing better than other habitats, the EEA said.

As a result, a number of species and habitats have improved, such as the agile frog in Sweden, coastal lagoons in France and the bearded vulture across the EU.

The areas protected by Natura 2000 covered 18 percent of EU land, unchanged from 2012, and 10 percent of marine areas, up by four percentage points.

Danish environmental group Noah, a member of the “Friends of the Earth” umbrella organisation, said however that this was not enough.

“At least 30 percent of land and 30 percent of marine areas in the EU should be protected by law, and environmental corridors should be made a part of a real trans-European nature network,” it said in a study in early October.

Unusual Aussie spider builds one-of-a-kind nest with super strong silk
Washington (UPI) Oct 19, 2019 – As far scientists know, no other spider builds a nest quite like the Australian basket-web spider.

Thanks to a new study, published Monday in the journal Scientific Reports, scientists now know how the spider’s lobster pot-like web keeps its structure without the help of vegetation.

“This silk retains its rigidity, allowing a rather exquisite silken basket or deadly ant trap,” study co-author Mark Elgar, a professor of evolutionary biology at the University of Melbourne, said in a news release.

For the study, researchers closely examined the chemical and structural composition of the spider’s silk. Their analysis showed the silk is similar to the kind of silks used by other spiders to construct egg sacs.

“Our discovery may provide insights into the evolution of foraging webs,” said Elgar. “It is widely thought that silk foraging webs, including the magnificent orb-webs, evolved from the habit of producing silk to protect egg cases. Perhaps the basket-web is an extension of the protective egg case and represents a rare contemporary example of an evolutionary ancestral process.”

The lobster pot trap of the basket-web spider, found only in Australia, measures just less than a half-inch in diameter and a bit more than a half-inch in length. It features a series of cross-linked threads of varying diameters.

Researchers were able to analyze the web and its robust fibers using high-resolution imaging technologies at ANSTO’s Australian Synchrotron facilities.

“Nature has created a complex structure that, at first glance, resembles industrially produced composites,” said study co-author Thomas Scheibel, professor of biomaterials at the University of Bayreuth in Germany.

“Further investigations have, however, shown that they are chemically different components and their respective properties together result in the thread’s extreme elasticity and toughness, thus creating a high degree of robustness,” Scheibel said. “With today’s composite materials, on the other hand, it is mainly the fibers embedded in the matrix that establish the particular properties required, such as high stability.”

The research suggests a new genetic material is key to the robustness of the novel silk — a material that could be synthesized at scale for industrial applications.

Scientists estimate, however, that additional research is needed to isolate the material and realize its potential.

“There is increasing recognition that solutions to many of the complex challenges and puzzles we face today can be found from biological systems,” Elgar said.

“This so-called ‘Bioinspiration’ draws on some 3.8 billion years of natural selection honing biological forms, processes and systems. The potential insights from that diversity of life, about which we still know rather little, is staggering,” Elgar said.

Compartir:

Deja un comentario