Guerra Por un Nuevo Modelo de Sociedad: Neodarwinistas en la Superficie, Simbiogénicos en el “Mundo de Matrix”

Cuando comencé mi andadura en esta Weblog, ni sabía lo que significaba el vocablo. Soy hijo de la computación de los años 70, no del mundo de Internet. Mis amigos y colegas me preguntan el por qué de tanto empeño en una Weblog. La mayoría de ellos aun consideran que una divulgación en formato papel da más prestigio que la de una bitácora ¿Por qué? Simplemente porque eran como yo, pensaban como yo lo hacía. Desconocen que hay detrás: la lucha en el ciberespacio. Cuando intento explicárselo apelo al “Mundo de Matrix”. En una sociedad en la que los valores de la ética y la moral, solidaridad, cooperación, etc., están en plena decadencia, y ni tan siquiera los sindicatos saben cambiar de “chip” a la hora de defender el ciudadano, yo que quede impresionado de la lucha soterrada de movimientos  que como “Creative Commons”, Wikipedianos, defensores del software libre, Open Access, etc., mantienen los ciudadanos contra un mundo insociable gobernado por la economía, el comercio y las transnacionales. En principio cabría esperar el fracaso de una iniciativa llevada a cabo por colectivo relativamente descabezado. Empero para mi sorpresa y alegría, gana terreno día a día y su virus comienza a contagiar al “Mundo visible o emergido”. Esto me recuerda al título de esta bitácora, ciertamente. Existen precedentes de tal mancomunidad, empero en el siglo XIX todos acabaron por “los suelos”, como la edafología que me afano infructuosamente en defender. En este post, continuación de otro que le precede, sostengo que existen bases científicas sólidas como para nutrir de ideología este movimiento ciudadano, con vistas desmantelar el uso ilegítimo que hoy en día se hace de la Teoría de la Evolución por los neodarvinistas. Se trata de  una ideología  perniciosa socialmente que tiene contrapartidas filosóficas, sociológicas e incluso científicas dignas de ser exploradas. Retornemos a la teoría simbiogénica de la evolución y sus consecuencias.

 

 

Logos de algunos de los movimientos

ciudadanos mentados

No es mi intención hacer política, sino aportar mi granito de arena con vistas a alcanzar un mundo menos salvaje, en el que todo vale, y a costa de quien sea. Así piensan las transnacionales, muchos políticos y un segmento de la ciudadanía.

 

Como vimos en el post anterior Pedrito Koprotkin sentó las bases ideológicas de una teoría de la evolución contra la propuesta por Darwin, que intuyó que iba a promover un mundo envilecido (y estaba en lo cierto). Desde la sociedad de la opulencia nos cuesta apreciar en su enorme magnitud el magnicidio que nuestro modo de vida genera en la inmensa mayoría de la población del planeta. Una sociedad que parece empeñada en caminar hacia el holocausto, siendo informada del problema, pero no de las causas y de las alternativas. No hace mucho, Lynn Margulis mostró al mundo las bases científicas que Pedrito redactó en su Teoría de la Evolución. Tal constructo no es antidarviniano en sí, sino antineodarviniano. En cualquier caso, lo que nos ofreció Darwin, no era incorrecto en muchos aspectos, sino el lado más feo de la evolución. Un proceso despiadado, que fue posteriormente manipulado con vistas a que la sociedad explotara al individuo y le despojara de cualquier capacidad de asumir su destino (y Drawin presentía algo, como vimos en el mentado post). Cuando oigo a amigos comentar que la “democracia es la menos mala de las ideologías políticas” se me ponen los pelos de punta. La democracia no es el problema, por supuesto. Nuestra sociedad insolidaria es el fruto de cómo ponemos en práctica la mentada democracia. Embrutezcamos al ciudadano, digámosle que nosotros velaremos por él, que ya medremos luego a su costa y a cualquier precio. En eso consiste el poder de la economía: el beneficio de unos pocos a base de explotar a la estúpida plebe. Así piensan, así obran y así nos tienen a todos en sus manos.

 

 

 

Lynn Margukis

Caricatura

 

Koprotkin y Margulis nos regalaron una alternativa, al entender y luego comprobar que la evolución no funciona como los neodarvinistas nos quieren hacer pensar. La evolución es fruto de muchos factores, entre los cuales el principal motor, hoy por hoy, es la coevolución: la simbiosis entre individuos. Como dice Margulis, son los Darvinistas los que deben corroborar su teoría, ya que ella ya lo ha hecho con la suya. Y no soy un terrorista informático. Por favor, lean los últimos mensajes en este sistema de blogs de Antonio Lafuente, y Joaquín Rodríguez, por citar los de hoy o ayer. Lo que Pedro y Lynn nos dicen es que la cara mas afable, hasta ahora oculta, de la evolución nos ofrece es un paisaje completamente distinto.  Un mundo en el que la cooperación es tanto o más el motor de la evolución que el de la supervivencia del más apto, o de que el pez grande se come al chico (el arribista al honesto, diría yo). En realidad, negar la condición humana y pensar en un mundo idílico puede ser una quimera en la que no quiero caer (aunque soy de los que aún van diciendo: “sé realista; pide lo imposible”, como en mayo del 68). Empero la conjunción de la perspectiva neodarviniana con la Koprotnikiana al menos genera un panorama menos cruel y, por lo que parece, más próximo a lo que acaece en la naturaleza. ¿Será la especie humana incapaz de comportarse como lo hacen los denominados seres inferiores?

 

Y he aquí que, en este contexto de crisis de valores y genocidios en el tercer mundo, detrás de los ordenadores, cientos de miles de personas están logrando poner en jaque a parte del capital y sus líderes. “Creative Commons”, Wikipedianos, defensores del software libre, Open Access, y movimientos asociados, han hecho frente al monstruo de la globalización económica. Están demostrando al resto de los ciudadanos que no hay por qué conformarse con los dictámenes de los líderes de la economía mundial. Billy Gates no puede con ellos. Los que pensaron que caería como fruta madura al carecer de lider (“la manifestación desordenada de las turbas; la plebe encolerizada”) están ahora en las cuerdas del cuadrilátero. Los medios de comunicación, que en este país aun no se han dado por enterados, también lo estarán muy pronto. Son los ciudadanos de países menos torpes que el nuestro los que quieren elegir sus noticias sin previo “filtro” de nadie. Desconfían de un sistema que consideran que se corrompe día a día. Los más prestigiosos diarios de EE.UU. prueban estrategias para no venirse a pique ante la dramática caída de sus ventas. Del mismo modo, el virus del ciberespacio esta contagiando a ciertos poderes científicos. Las instituciones gubernamentales de Estados Unidos comienzan a poner en jaque a las multinacionales científicas, que comercian descaradamente con el conocimiento científico. Desean que la información científica sea prácticamente gratuita y accesible a todos y no solo a los que puedan pagar una pagina de revista indexada a precio de oro. Europa, como siempre, asoma la cabeza tímida y titubeante tras el Tio Sam (luego queremos competir con ellos). Y mientras tanto, nuestros sacerdotes de la ciencia (en Europa y más aun en España) parecen comportarse como Sócrates (la razón) frente a Calicles (la fuerza: el capital y las multinacionales), que en la prosa de Plantón (las Gorgias) nos viene a decir que el pueblo no puede ni debe autogobernarse. Lo que el ciudadano desea es que no le tomen el pelo, es decir una buena gobernanza, no una pérdida de sus libertades a través de información que no crea conocimiento, sino confusión (y a río revuelto……). Y todo por un ente como la economía que parece “Depredator”, o mejor Atila, ya que por donde pasa no crece la hierba.

 

“Dicen” que estamos en el año de la ciencia, pero con la museística y cuatro eventos en donde puedan salir en la foto a los políticos de turno les sobra. Un informe reciente  se ha preocupado por mostrar el escaso interés de la ciudadanía española por la I + D + i Si la globosfera es un fenómeno mundial ¿Por qué no fomentarla?, Si wikipededia esta siendo usada por millones de personas ¿Por qué no estimular que la hagamos, mejor y más completa?, Si existe mala divulgación científica, ¿Porqué no promover que los investigadores escriban buenos libros de divulgación y se consideren estos a la hora de valorar su producción científica?, etc., etc.,  ¿Ese es el año de la ciencia que nos proponen? Veremos que así no se va a ningún lado.

 

Como en muchas otras ocasiones, los ciudadanos estamos diciendo a los políticos que desconfiamos de su gobernanza, así como que las iniciativas científicas de las grandes transnacionales nos invaden de informes fraudulentos, para vendernos venenos como “aguas milagrosas”. No deseo hacer proselitismo, en el sentido de proponer que no se ofrezca dinero a las empresas, pero sí a que se controle la bondad de sus productos, cosa que se dice pero a penas se hace.

 

 

 

“Science Commons” es una Iniciativa

Respaldada por “Creative Commons”

 

Creative Commons”, Wikipedianos, defensores del software libre, Open Access, tienen sus referentes (aunque no lo sepan) ideológicos (Koprotkin) y sus avales científicos (Margulis), con independencia de los promotores actuales de estas iniciativas. Si los poderes desatienden a los que dicen defender, no hemos avanzado nada desde el despotismo ilustrado (todo para el pueblo, pero sin el pueblo). Pero el ciudadano ya lo está diciendo en su “Mundo de Matrix”. No hay desarrollo sostenible (pero si foros de sostenibilidad), el calentamiento de la atmósfera sigue creciendo ante la permisividad del gobierno (pero firmamos todo los convenios que haya que firmar y más), el sellado del suelo por especulación urbanista sigue creciendo a costa de nuestros recursos naturales y la pérdida de biodiversidad (pero muchas CC.AA. hacen la vista gorda, cuando no se encuentran implicadas) y así podríamos seguir ad nausean.  Si las encuestas muestran la desconfianza del ciudadano y los poderes vuelven la cara hacia otro lado (….), que no nos hablen de sociedad del bienestar (la suya), de desarrollo sostenible (el de sus cuentas bancarias) y de lucha contra el cambio climático (guerra del capital por los recursos energéticos; el resto les importa un pimiento), etc. La ONU la dirigen ellos y así nos va. Los movimientos ciudadanos en internet son espontáneos y ganan adeptos día a día. Muchos comienzan a pensar que el verdadero problema son los poderes, con su codicia sin límites.

 

Obviamente, no estoy comentando que alcanzar un mundo perfecto sea posible. No soy tan ingenuo. Sin embargo, entre la voracidad y crueldad a que dio rienda suelta la filosofía neodarviniana y la visión coevolutiva y simbióntica de Koprotkin y  Margulis debe existir un punto intermedio, que haga un poco más habitable la vida en el planeta. Quizás este punto pueda reflejarse en la Teoría de Juegos.  La ciencia debe servir para poner cota a nuestro lado oscuro, no para potenciarlo.

 

Creative Commons”, Wikipedianos, software libre, Open Access y ahora “Science Commons”, han irrumpido en nuestra vida como una verdadera revolución silenciosa (casi nadie entiende su calado, por no hablar de su significado) que comienza a sacar la cabeza “del suelo”, como la vida, según intento explicar en esta bitácora.

 

El ciudadano que demande libertad debería apoyar tales iniciativas, en lugar de confiar plenamente de sus gobernantes. Si no nos hacemos respetar no lo seremos. Si lo hacemos reaccionarán o (……..) un nubarrón se cierne sobre nuestras cabezas, incluyendo las de ellos.  

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Totalmente de acuerdo contigo Juanjo. Gente como tu hace creible un mundo distinto.

Juanjo como buen aprendiz de psicólogo, me encanta buscar referentes en ese sentido. Entre psicoanalístas y transaccionalistas y sobre todo bioenergetistas. Se habla de que nuestra sociedad esta enferma de narcisismo, que rinde culto a la imagen, desde luego al poder y al dinero. Que olvida sus necesidades como animal y lo ha llevado a divorciarse de sus necesidades elementales, entre ellas sentimentales y sobre todo de su semejantes e inclusive de sus seres queridos. Asi la hipertensión, colitis y demas medallas del estres, algunos las ven como algo natural y hasta meritorio. Así mismo la honestidad, la honradez, la autoestima, el respeto al prójimo son valores superfluos. Lo que importa es la ganancia y eso a cualquier costo.

Juanjo,

He encontrado este post tuyo que se relaciona con el que acabo de escribir, por tanto voy a mencionarlo y a poner el link en aquel si no tienes inconveniente. Me parece que ese "lado más feo de la evolución" a que te refieres es la definición correcta de "Selección Natural".

Un saludo,

Emilio

El neodarwinismo no es una ideologia, es simplemente la teoria evolucionista moderna (o al menos asi se lo entiende normalmente), La simbiogenesis de Margulis tampoco es el unico ejemplo de colaboración o de altruismo en biologia. Hay kin selection y reciprocidad, todos encajan perfectamente dentro del marco actual de la evolución.

¿Estás seguro de que Darwin únicamente planteo ese "lado feo de la evolución" (competición)?. ¿Estás seguro de que eso es lo que plantean los neodarwinistas?. No es cierto. Creo que hay mucho tópico que habría que desterrar.

La evolución es colaboración y competición. Colaborar para competir, para colaborar, para competir, … Las "simbiogenicas" eukariotas son las primeras en comerse a sus vecinos.

Por cierto, que me gustaría saber que piensa la bacteria que quedo atrapada como mitocondria. No es exactamente la situación en la que a mi me gustaría quedar como miembro de la humanidad.

Y ahora leo un comentario de otro cientifico titular del CSIC en tu blog sobre tu articulo que dice "Me parece que ese "lado más feo de la evolución" a que te refieres es la definición correcta de "Selección Natural".

Señor, señor, lo que hay que leer de un cientifico titular del CSIC. Alucino en colorines. Hasta la wikipedia es mas precisa.

Estimado Juan (por decir algo).

Primero da la cara, que de papanatas cobardes estoy hasta las narices. Vamos que tu conoces mejor las ideas de Margulis que ella misma (se reconoce no darvinista y está hasta las narices de personajes como tu que incorporan lo que interesa a la teoría de la evolución como si se tratara de un cajón sin fondo). Olé tus narices. Y reitero dime los límites de demarcación de lo que es una teoría científica respecto a otra que no lo és. Los tópicos a desterrar son los tuyos Juan Nadie, que no pareces tener ni idea de lo que es una teoría científica. Que lástima.

Parafraseándote

"Señor, señor, lo que hay que leer de un aparente científico sea del CSIC o no" "Alucino en colorines".

Sin embargo también me genera una pronfunda lástima la clase de científicos que se clonan hoy en día. Cobardes, timoratos e ignorantes. Debates sí, descalificaciones gratuitas las menos, que como científico deberías haberlo asumido e incorporado a tu cultura. Tus comentarios demagogia barata.

Chao

Juan Nadie (última oportunidad para dejarte un post si no frmas con nombres y apellidos)"

Hola Juanjo, hola don Juan,

Por mis conocimientos de historia se que "normalmente" es, a menudo, sinónimo de "erroneamente". Por ejemplo durante muchos años se creyó "normalmente" que el sol giraba alrededor de la tierra y es que acierta don Juan plenamente al decir que hay mucho tópico que habría que desterrar.

Las bacterias no piensan. algunos participantes en debates sobre biología, tampoco.

El otro cientifico titular del CSIC a que se refiere soy yo. Tengo un nombre y un blog en el que acabo de dejar una respuesta a su reciente intervención:

http://weblogs.madrimasd.org/biologia_pensamiento/archive/2008/07/01/95830.aspx

Firmado,

Emilio Cervantes

(Actuando desde la trinchera, como el otro día me decía un lector)

Saludos.

Interesante tu blog y el tema que expones en este blog, sin embargo no comparto con vos como con varios autores -que por marcado antropocentrismo, o inconciente colectivo, que se yo- parte de la propuesta de Margulis y Kropotkin para ver la evolución de todos los seres vivos o suponer que debe ser asi, como una compleja red de interacciones simbioticas, destronando por asi decirlo la naturaleza roja en diente y garra. Personalmente creo que hay un problema en esto, la ciencia en su concepción filosofica o humanista nos muestra el que del mundo, pero no el como debe actuar el ser humano ante sus descubrimientos, lo pongo a discusión porque el hecho de que Darwin le de un papel sumamente importante a la competencia en la evolución no quiere decir, como algunos ideologos lo tomaron, que asi se deba obrar, o mas simple, caer en la falacia natural. Por otra parte creo que el problema es de escala, Darwin planteo una serie de teorias -muchas absurdas y equivocadas- sobre el como ocurre la evolución del mundo animal y vegetal, pero el no presento argumentos sobre su origen, el origen de los seres vivos, un problema extremadamente inquietante a mi modo de ver. Que los Neodarwinistas se salten de escala de selección para explicar el origen de lo vivo, es poco convincente como lo demuestra Margulis, pero saltar de la escala subcelular para explicar un "curso" de la evolución tambien lo es. En este caso veo sumamente importante la teoria jerarquica de la selección que propone Gould.

Aunque siendo sinceros es sumamente preocupante lo que ocurre en la sociedad, explicarlo le corresponde a los sociologos, afrontarlo y apoyar la causa nos corresponde a unos pocos, asi seamos Darwinianos.

Saludos desde Colombia…

PD: disculpa la ortografia y las inconcistencias gramaticales, pero estoy corto de tiempo

(requerido)

(requerido)


*