Concepto de Deslizamientos, Avalanchas y Movimientos de Tierra: Desastres Naturales en los que Interviene el Suelo

 

 

Durante los últimos meses, los desastres naturales que azotan usualmente a la superficie terrestre han llenado las portadas de los periódicos y boletines informativos. Como edafólogo (que no geomorfólogo) tenía sobrada conocimiento de ellos. Lo que no valoraba debidamente son las terribles consecuencias que acarrean, en todos los aspectos. Generalmente, nos informan de la causa principal de tales tragedias para el hombre. Sin embargo, suele ser necesario ampliar la información para darse cuenta de sus repercusiones. Terremotos, huracanes, tornados, lluvias torrenciales, y otros desastres naturales, perturban la superficie terrestre, alterando la cobertura edafológica, como también la de los regolitos subyacentes y algunos tipos de rocas deleznables. Pues bien, en la mayor parte de las noticias que leo, son estos “movimientos de tierra” en sentido amplio, un factor común que da cuenta de una gran parte de las víctimas que se producen. En este post y el siguiente habaremos de todos estos aspectos.

 

 

 

Deslizamientos. Fuente:

US Search and Rescue Task Force

 

Generalmente, los especialistas hablamos de erosión (obviamente no todos sus tipos son catastróficos), o de movimientos de suelos (ya que estos se desplazan de los enclaves originales en los que se generaron). Sin embargo, pienso que ha llegado el momento de hablar en términos un poco más precisos de los variopintos procesos que subyacen tras ellos. Como veréis, existen muchos tipos. No soy experto en el tema ni pretendo ser exhaustivo. Se trata de un post destinado al ciudadano en general y jóvenes estudiantes.     

 

 

Diagrama de un Deslizamiento

Fuente: US Search and Recue Task Force

 

Su uno busca en Wikipedia por desastres naturales, ya puede hacerse una idea. No obstante, analizaremos en este post otras fuentes de información de libre acceso en Internet.

 

En la página Web “Geografía Esencial”, y más concretamente en la que da cuenta de “movimientos masivos” uno comienza a hacerse una idea de la cantidad de tipos que dan cuenta de los desplazamientos de suelos, regolitos y otros materiales. Comenzaremos pues con las definiciones que se ofrecen en este enlace:

 

Movimientos masivos

Son movimientos en masa aquellos que desplazan grandes volúmenes de material a lo largo de las pendientes. Se agrupan en dos modalidades: los deslizamientos y la solifluxión. Este fenómeno necesita de un agente externo que lo ponga en marcha: el agua.

 

Como ya hemos comentado, no tiene necesariamente porqué ser el agua aunque suele encontrase implicada. Un terremoto, por ejemplo, puede dar lugar a un movimiento masivo de tierras.

 

Deslizamientos

Los deslizamientos consisten en un descenso masivo y relativamente rápido, a veces de carácter catastrófico, de materiales, a lo largo de una pendiente. El material se mueve como una masa única, no como varios elementos que se mueven a la vez. El deslizamiento se efectúa a lo largo de una superficie de deslizamiento, o plano de cizalla, que facilita la acción de la gravedad. Esta superficie se crea por la absorción de agua a una profundidad determinada, lo que implica un cambio de densidad de la capa subyacente que es lo que provoca la existencia de un plano de deslizamiento. Afecta tanto a tierras poco compactas como a rocas. Los deslizamientos de tierra afectan a material meteorizado y poco compacto, que carece de debilidades estructurales. La superficie de deslizamiento aparece sobre un basamento arcilloso saturado de agua. Esta superficie de deslizamiento se crea a lo largo de períodos dilatados de tiempo, el suficiente como para que una determinada capa arcillosa absorba el agua necesaria para permitir el deslizamiento del material superior. Son capas arcillosas las que, generalmente, funcionan como superficies de deslizamiento, por su capacidad para retener el agua.

 

Dependiendo de la profundidad a la que se encuentre la superficie de deslizamiento el movimiento en masa puede ser superficial, y que afecta a poco volumen, o  profundo, y que afecta a grandes volúmenes. En este caso presenta un perfil cóncavo que imprime a la masa, en el deslizamiento, un movimiento de rotación.  Los deslizamientos también pueden afectar a rocas compactas, si en ellas se encuentra una discontinuidad que funcione como superficie de deslizamiento, también se llaman deslizamientos en lámina o en capas. En la roca debe encontrarse una fisura que al alterarse y humedecerse, el plano en el que se encuentra, permite el deslizamiento de la parte superior de la roca, a lo largo de la pendiente, por gravedad. Este fenómeno es propio de las regiones de montaña húmeda. Puede desencadenarse por una labor de zapa en la base.

 

 

 

Derrubios de rocas

 

La descripción parece un poco confusa ya que comienza hablando de suelos (aunque no lo diga) y la necesidad del agua. Aclaremos que las arcillas, al empaparse de agua, pueden pasar por distintos tipos de comportamiento: sólido, semisólido, plástico y líquido, y al seguir esa secuencia, resulta fácil comprender el porqué de que el material superior se desplace fácilmente ladera abajo. Se trata de los denominados “Límites de Aterberg”. Digamos de paso que la frase “zapa por la base” puede ser antrópicamente inducida, por ejemplo, al realizar infraestructuras viarias, como carreteras. De ahí la importancia de un cuidadoso diseño de las mismas, así como de reforzar las “zapas” de mayor riesgo mediante alguno de los diferentes procedimientos que bien conocen los ingenieros civiles. Resulta obvio que el terreno necesita ser fisiográficamente abrupto, auque a veces basta una superficie moderadamente ondulada.

 

En ésta otra página web se clasifica los tipos de deslizamiento y precisa:

 

Clasificación de los deslizamientos. Los deslizamientos se subclasifican en: traslacionales, o rotacionales según que la superficie de despegue se plana o cóncava, respectivamente. En los deslizamientos por rotación, el giro se efectúa conforme a un eje paralelo a la fachada. En tales casos, los frentes de avance y/o las terrazas de asentamiento, podrían quedar, incluso, a contra-pendiente. 

             

Estructuralmente, los deslizamientos se diferencian en: cohesivos(o coherentes), e incoherentes. En los deslizamientos cohesivos, la masa desplazada mantiene su estructura original, mientras que en los incoherentes, se adquiere una perturbación. El inicio de un deslizamiento se produce en el momento en que el esfuerzo de cizalla supera al valor de rozamiento interno del material, en una superficie de despegue. Los movimientos de flujo consisten en “coladas” de materiales que se desplazan a favor de la gravedad, de forma continua, donde las partículas se pueden desplazar a distintas velocidades, según trayectorias que no tienen que ser, necesariamente, paralelas, con régimen laminar, sin descartar excepcionales situaciones de turbulencia, y que determinan, a menudo, superficies topográficas lobuladas, a consecuencia de todo lo anterior. Los materiales susceptibles a formar “coladas” suelen tener proporciones significativas de limos y arcillas. Muchas coladas presentan niveles inferiores de despegue. En este caso se estaría en una situación mixta entre movimientos de flujo y desplazamientos.

 

Vemos en esta descripción como se muestran dos cuestiones diferentes. Por un lado, se incluye la morfología de la ladera y de la zona de cizalla, mientras por otro se nos informa de que la masa puede descender manteniendo prácticamente inalterada su estructura original o modificándose e incluso remozándose en todo su conjunto. De nuevo se incide en que suelen acaecer sobre sedimentos (suelos, regolito, ciertos tipos de rocas) finos. No hablaremos en este caso de los movimientos de flujo, por cuanto serán motivo de otro post dedicado a la solifluxión.

 

 

Distintos tipos de movimientos de masa:

Distintos tipos de movimientos de Tierra.

Fuente: Goescope Nanaimo

 

El siguiente documento en pdf, nos dice lo siguiente a cerca de los deslizamientos:

 

¿Qué son?

Son desplazamientos de masas de tierra o rocas por una pendiente en forma súbita o lenta. El deslizamiento o derrumbe, es un fenómeno de la naturaleza que se define como “el movimiento pendiente abajo, lento o súbito de una ladera, formado por materiales naturales – roca- suelo, vegetación-o bien de rellenos artificiales”. Los deslizamientos o derrumbes se presentan sobre todo en la época lluviosa o durante períodos de actividad sísmica.

 

Existen dos tipos de deslizamientos o derrumbes

Deslizamientos lentos.- Son aquellos donde la velocidad del movimiento es tan lento que no se percibe. Este tipo de deslizamiento genera unos pocos centímetros de material al año. Se identifican por medio de una serie de características marcadas en el terreno.

Deslizamientos rápidos.- Son aquellos donde la velocidad del movimiento es tal que la caída de todo el material puede darse en pocos minutos o segundos. Son frecuentes durante las épocas de lluvias o actividades sísmicas intensas. Como son difíciles de identificar, ocasionan importantes pérdidas materiales y personales.

 

 

Flujo de Fango (“mud flow”)

Minnesota Browsville 2007

 

¿Por qué ocurren?

Depende de las siguientes variables: clase de rocas y suelos; topografía (lugares montañosos con pendientes fuertes); cantidad de lluvia en el área; actividad sísmica; actividad humana (cortes en ladera, falta de canalización de aguas, etc.); erosión (por actividad humana y de la naturaleza). Los deslizamientos o movimientos de masa no son iguales en todos los casos. Para evitarlos o mitigarlos (reducir el riesgo) es indispensable saber las causas y la forma cómo se originan. Estas son algunas de las más frecuentes:

 

Caída: Una caída se inicia con el desprendimiento de suelo o roca en una ladera muy inclinada. El material desciende principalmente a través del aire por caída, rebotando o rodando. Ocurre en forma rápida sin dar tiempo a eludirlas.

Desplazamiento: Es el movimiento, hacia abajo de una ladera, de una masa de suelo o roca.

Flujos de tierra: Son movimientos lentos de materiales blandos. Estos flujos frecuentemente arrastran parte de la capa vegetal.

Flujos de lodo: Se forman en el momento en que la tierra y la vegetación son debilitadas considerablemente por el agua, alcanzando gran fuerza cuando la intensidad de las lluvias y su duración es larga.

Reptación.- Se suele manifestar por la inclinación de los árboles y postes, el corrimiento de carreteras y líneas férreas y la aparición de grietas.

 

Como ya hemos comentado, de los movimientos de flujo y reptación ya hablaremos en un próximo post.  Finalmente, “El Sistema Español de Información sobre el Agua” del CEDEX, indica que:

 

 

Deslizamientos de Tierra e Infrestructuras


Corrimientos de tierra:

En Europa, los corrimientos de tierra más catastróficos están asociados a las grandes tormentas e inundaciones combinadas con la erosión del suelo en las laderas de las montañas. En los países nórdicos, sin embargo, el principal factor es la frecuente presencia de sedimentos blandos de origen glaciar que pueden ser fácilmente movibles.

 

En Europa occidental este fenómeno se produce con relativa poca frecuencia, sin embargo, la cuenca Mediterránea y las regiones montañosas de Europa central y del este son particularmente vulnerables a ese fenómeno. La elevada actividad tectónica y los depósitos relativamente recientes de arena y arcilla incrementan en estas regiones la susceptibilidad a los deslizamientos y esta vulnerabilidad se incrementa si la urbanización y deforestación están presentes. El siguiente enlace contiene información sobre los corrimientos de tierra ocurridos en Europa entre los años 1998 y 2002. Fuente: EM-DAT, 2003.  

 

 

Flujo de Fango (“mud flow”)

Minnesota Browsville 2007

 

Avalanchas:

Las avalanchas son un fenómeno natural que en la mayoría de los casos se produce sin causar daños ni generar noticias al respecto. Los Alpes se extienden a través de la zona meridional de Francia, a través de Suiza, Liechtenstein y norte de Italia, sur de Alemania, Austria y finalmente Eslovenia sufren mayor número de avalanchas que cualquier otra parte del mundo.  Las avalanchas alpinas causan la muerte de unas 100 personas al año. El invierno de 1998/1999 fue especialmente dramático produciéndose en la zona alpina numerosas avalanchas.  El siguiente enlace contiene información sobre las avalanchas ocurridas en Europa entre los años 1998 y 2002. Fuente: EM-DAT, 2003. La información recogida en este apartado ha sido extraída del documento Mapping de impacts of recent natural disasters and technological accidents in Europe de la Agencia Europea de Medio ambiente.

 

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*