La Mente Humana, Espejo de la Naturaleza (y Viceversa)

En nuestras categorías: “Diversidad, Complejidad y Fractales”, así como Redes Complejas, Sociales y Ecológicas” os hemos venido hablando de la estructura y dinámica de los patrones estructurales y dinámicos del mundo natural, social y mental. Quizás ha llegado el momento de plantearnos un problema de gran calado para la ciencia contemporánea. Se tata de una pregunta que ha obsesionado a filósofos y Científicos durante siglos. Esta se encuentra relacionada con el famoso dilema mente-cuerpo del que hablamos en algunos post relacionados con las propuestas del antropólogo Bruno Latour (ver nuestra categoría sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia) y que esbozamos en nuestra contribución denominada “La Mente Fractal”.

 

¿Accede la mente humana a la realidad?

¿Existe una realidad objetiva independiente de nuestras calenturientas preguntas existenciales?

¿Descubrimos o inventamos las leyes científicas?

 

 

 

Estructura del Universo

 

Obviamente no disponemos de la respuesta, ya que de haberla conseguido la ciencia actual ya no sería lo que es. Sin embargo, podemos plantearnos viejas preguntas bajo nuevos enfoques. Este modo de proceder se ha repetido numerosas veces a lo largo de la historia de la ciencia con excelentes resultados. Postulo, como ya hice en la contribución “La Mente Fractalque debemos revisar nuestras aproximaciones a los interrogantes aludidos, por cuanto disponemos de un material suculento para avanzar en esta dirección. Soy de los que piensan que estas preguntas escapan a la indagación científica. Sin embargo, algo de frescura si podemos arrojar, mediante hipótesis que, de ser audaces y heurísticas, abrirán nuevos caminos. 

 

Me resulta ya un tanto difícil redactar una contribución de estas características sin verme obligado a enlazar con un número excesivo de post previos de nuestra propia cosecha. En consecuencia, al margen de las categorías previamente enlazadas, abajo os añado algunos de los post más relevantes. El relacionado con la menta fractal resulta aquí muy relevante, por cuanto se trata de revisitar lo allí escrito, con un nuevo arsenal de información.

 

 

 

Estructura del Universo. Fuente: Mente y Filosofía

 

A lo largo de la andadura de esta bitácora, hemos visto como los patrones de los ensamblajes de las comunidades biológicas y edafológicas eran sorprendentemente similares (en su momento mostraremos que exactamente ocurre con el modelado terrestre). Debido a que los últimos son estructuras abióticas (tal como se clasifican), nos hemos ido interrogando a cerca de las posibles razones de tales afinidades. La respuesta la obtuvimos al entender que sus propiedades no son idiosincrásicas de ambas, así como tampoco parecen ser meras coincidencias. Se trataba de patrones de autoorganización propios de todos los sistemas complejos (no lineales, o al borde del caos), es decir los que se encuentran abiertos a los flujos de energía materia e información.

 

 

 

Somos parte del Universo y el Universo Mismo.

Fuente: Mente y Filosofía

 

Posteriormente, observamos como la topología de las taxonomías biológicas y edafológicas se ajustaban a los mismos modelos matemáticos. Dado que al menos las segundas (y seguramente las primeras) son artificiales, llegamos a la conclusión de que se trataba de constructos mentales óptimos con vistas a permitir una rápida transferencia o flujo de la información, si bien existían algunas pequeñas discrepancias que agrupamos bajo el vocablo de “la tensión esencial”. Más aun, tales estructuras también atesoraban propiedades muy semejantes a las detectadas en los patrones propios de las comunidades vegetales y los paisajes de suelos, por lo que ya  en el post “La Mente Fractal”, conjeturamos la denominadaHipótesis del Dial”. Seguidamente vimos que otros autores habían demostrado, para nuestra sorpresa, que la estructura subyacente a los diccionarios convencionales era muy semejante al de las taxonomías. Así pues, no encontramos diferencias de consideración estructural entre el mundo inerte, vivo, cultural, y cognitivo (el ordenamiento y categorización de todo lo que nos rodea, por la mente humana).

 

Más adelante abordamos el estudio de las redes complejas, con independencia de que estas fueran ecológicas, tróficas, metabólicas, sociales, tecnológicas, mentales y posiblemente epidémicas. Observamos de nuevo como su topología era asombrosamente semejante, obedeciendo a una serie de patrones matemáticos que dimanaban, una vez más, de su naturaleza no lineal o compleja. Del mismo modo, constatamos que tales propiedades les conferían una relación entre sus elementos resistente a las perturbaciones aleatorias (aunque no a las dirigidas), que de otro modo podían colapsar los sistemas de los que formaban parte. Las estructuras descritas distaban mucho de ser aleatorias y se denominaban de los “mundos pequeños”.

 

 

 

Semejanzas entre la Estructura del Universo y de Nuestro Cerebro

Fuente: Bordalier Institute

 

En nuestra andadura posterior, abordamos el análisis de cómo se transmitía la información a través de estas redes. Nuevamente comprobamos que se trataba de topologías óptimas con vistas a optimizar y agilizar el flujo de información a través de los nodos de los sistemas abiertos. Internet y las redes sociales nos sirvieron de pivotes sobre los que sustentar nuestras tesis.

 

No nos detendremos en este post a volver a detallar toda la cadena de regularidades matemáticas que han sido detectadas. Estas podéis ir entendiéndolas a partir de los post abajo listados. Añadamos que, pudimos observar como conjeturas audaces de las décadas entre los años 20 y 60 (del siglo XX), posteriormente denostadas como “leyendas urbanas” resultaban ser corroboradas (Curva de Willis, Regla de Miller, Hipótesis de las cadenas de seis grados o eslabones, etc.).

 

En consecuencia, nos encontramos ante universos abióticos-naturales, biológicos, tecnológicos, culturales y cognitivos que atesoraban sorprendentes similitudes matemáticas que condicionaban su estructura y funcionamiento (al fin y al cabo, estructura y función son las dos caras de una misma moneda). Dicho de otro modo, nuestra mente emula a la naturaleza, como también nuestros artefactos y patrones culturales. Como corolario, podemos conjeturar que el universo dentro de nuestro aparato cognitivo, así como la tecnosfera, que construimos a nuestro alrededor son un reflejo de cómo funciona el universo que reconocemos en su globalidad.

 

Si retornamos al hecho de que el mundo natural no vivo atesora tales cualidades, podemos inferir que, probablemente, toda esta cadena de regularidades son el resultado de las propiedades intrínsecas a la evolución espontánea de la materia-energía, al menos dentro de las condiciones dimanantes de una estructura espacio(s)-tiempo concretas dentro de la parte del cosmos en el cual nos ha tocado vivir.

 

En consecuencia, cabría conjeturar de nuevo, que efectivamente nuestros aparatos sensoriales recogen una información (que nuestra mente procesa), que reflejan “de algún modo” la realidad de lo que solemos llamar el “mundo exterior” (sea este último como sea) inevitablemente. En otras palabras, somos materia y energía estructurada que está sujeta a las leyes de los sistemas complejos abiertos a los flujos de materia, energía e información. Y es justamente esta cualidad la que nos obliga a configurar nuestro aparato cognitivo y nuestra tecnosfera como la propia naturaleza lo hace. Por todo ello parece razonable pensar que no podemos inventar las leyes, sino que estas parecen existir, y residir fuera y dentro de nosotros.

 

Digamos para finalizar, que si contextualizamos este post en nuestro curso sobre filosofía y sociología de la ciencia, deberíamos hablar no de filosofía de la ciencia, sino de una filosofía de base científica. Ahora bien, ya os hemos explicado que las verdades científicas son efímeras, por lo que mañana (……). Sin embargo, también es cierto que lo dicho hasta aquí hoy dispone de una base empírica, más o menos firme, dependiendo del aspecto considerado. Eso sí, esta proposición guarda muchas semejanzas con lo que hoy se denomina filosofía cuántica. Otra cuestión bien distinta reside en preguntarnos hasta que punto captamos la esencia de “ese mundo exterior. Con toda seguridad, nuestra idea sobre la naturaleza del cosmos y la vida se encuentran distorsionadas, son vagas y poco profundas. Sin embargo, también resulta lógico pensar que con el avance del conocimiento científico podamos ir mejorándolas.

 

En un lugar del espacio, la energía devino en materia. Esta última fue alcanzando mayores grados de organización y complejidad, hasta llegar al nivel que hoy denominamos vida. La materia biológica comenzó a desarrollar estructuras sensibles (sensoriales) con vistas a percibir de algún modo su entorno. Después comenzaron a emerger algunos tipos de conciencias, más o menos sofisticadas. Finalmente, las más complejas (que sepamos) comenzaron a utilizar sus aparatos sensoriales y cognitivos para comenzar a preguntarse: ¿Quién somos?; ¿Por qué estamos aquí?: ¿Qué significado tiene el mundo que nos rodea?, etc.

 

Juan José Ibáñez  

 

Sumario de los post editados en “Curso Básico sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia hasta este post (pinchar en los números para desplegar los post)

 

¿Qué es esa cosa llamada Ciencia?

El Método Científico

Curso Básico sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia

Reduccionismo Epistemológico

Ciencia e Inducción [1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13,]

El Círculo de Viena y el Positivismo Lógico [41]

Filosofía de Karl Poper: El Falsacionismo [14, 15, 16, 19, 20, 21, 23, 24, 25, 26]

Filosofía de la Teoría de la Evolución y Sociedad   [17, 18],

Naturaleza y enseñanza de la Ciencia [22]

Las Teorías Científicas Como Estructuras Complejas

La Filosofía de Imre Lakatos  [28, 29, 30, 31, 32]

La Filosofía de Thomás Kuhn [33, 34, 35, 36, 37]

Filosofías Radicales de la Ciencia: Feyerabend y más  [38]

Filosofía de la Ciencia versus filosofías científicas [39]

¿Es la mente fractal? [40]

¿Filosofía Cuántica? [42]

Seredipidad o Serendipia y la Lógica de los Descubrimientos Científicos [43]

El Dudoso Estatus de los Ciencia Modelos de Simulación Predicativos [44]

Filosofía de la Tecnología y Ortega y Gasset [45]

Los Conceptos y Sus Limitaciones: Vivir en la Incertidumbre [46]

Nominalismo, Realismo y Conceptualismo: Sobre el significado de concepto [47]

Pensamiento Analógico y Pensamiento Digital: Acerca de lo Continuo y lo Discreto [48]

El Discurso Científico, Conceptos Contrarios y Jean-Marc Lévy-Leblond [49]

Sobre Ciencia, Filosofía de la ciencia y religión : [50]

Clasificaciones, la Percepción del Mundo y el Progreso Acumulativo de la Ciencia [51]

El Concepto de Especie, Tipos de Suelo y la Filosofía de la Ciencia: Realismo Promiscuo [52]

Números mágicos [53]

Bruno Latour y los Estudios Sociales de la Ciencia [54, 55, 58, 59, 60]

Reduccionismo epistemológico y ontológico (las teorías del todo) [56]

Sobre lo continuo y lo contiguo  [57]

Tipos de Conceptos Científicos: [61, 62, 63]

Leyes, teorías, conjeturas e hipótesis en Ciencia [64]

Concepto y tipos de Modelos Científicos [65]

La Crisis de las Ciencias Taxonómicas  [66]

Las Incertidumbres de la Ciencia: Ajustes a los Modelos de Regresión Estadística  [67]

Los Fracasos Experimentales y Su Valor en Ciencia  [68]

Relaciones Causa-Efecto en la Práctica Científica  [69]

La Mente Humana Como Reflejo del Mundo Natural (y Viceversa)  [70]

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estimados amigos cordial saludo, leyendo este interesante articulo el cual enuncio LA MENTE HUMANA ESPEJO DE LA NATURALEZA O VICEVERSA llego a la conclusiòn y de hecho hace mucho tiempo atras lo habìa hecho de que es lo mismo y resumo haci ¿por que rezòn ? viendolo desde la òptica neurologica en entrelazado de neuronas interactuando alimentadas por un elemento importante llamado bioelectricidad y por llamarlo haci podemos pensar evolucionar crear relasionado con el universo esta interactuando astro-energeticamente a traves de sistemas solares, galaxias. vìas lacteas radiaciones eletromagneticas còsmicas explosiones a millones de años luz etc. Y nuestra mento hace lo mismo interactua neuronalmente sintaxicamente, y si vamos màs allà podemos decir que nuestra mente es un pequeño UNIVERSO pero con un infinito poer creador que a su vez nos comvierte en un poderoso campo electromagnetico "creador" y lo dice la fîsica cantica refiriendoce a la alteraciòn der campos lo cual quiere decir que nos comvertimos en lo que pensamos osea alteraciòn de campos respetados amigos lo veo desde esta perspectiva. De igual manera les solicito enviar a mi correo informaciòn referente a este tema me gusta siempre en la medida de lo posible que esta tenga apoyo cientifico gracias

la logica en al mundo es matemetica

Caes bien q lastima q no tengás más visitas.

Bvc,

Gracias, Tampoco está tan mal. Con cerca de 250.000 mensuales yo ya me conformo.

Saludos

Juanjo Ibáñez

Hola Juan José, estoy buscando una imagen para la portada de mi libro “El Universo Matriz” y me parece interesante la que viene en tu blog sobre la estructura del universo en color azul intenso. Mi pregunta es si la imagen es tuya y si puedo utilizarla para tal fin sin problemas de copyright.
En la contraportada aparecería la procedencia de la foto, es decir del blog. Espero una pronta contestación.
Un cordial saludo.
Angela

Hola Ángela,

No. Esas imágenes no son mías. Bajo cada una de ellas aparece un pie de figura de la página Web o blog de donde se han obtenido, en el que al pinchar te lleva al sitio web de donde las seleccioné. Debes pinchar en ellas y buscar la fuente original y luego pedir permiso.

Saludos y suerte

Juanjo Ibáñez

(requerido)

(requerido)


*