Sobre el Mapa Digital de los Suelos del Mundo: Contestando a D. G. Rossiter y A. Hartemink

A lo largo de esto años de andadura en nuestra bitácora, los post de los fines de semana versaban sobre temas de interés general, filosofía y sociología de la ciencia, así como de otros afines. Me resultaba un placer escribirlos. Desgraciadamente, deberé aplicarme durante las próximas dos o tres semanas a un tema más espinoso, técnico y doloso. Ya os comenté de que iba el asunto en nuestra entrega anterior: “Blogs de Ciencia: Los Éxitos y sus Problemas Inherentes”. En el os narraba como lo que escribimos en este “blog personal” había molestado seriamente al establishment de la IUSS (la sociedad internacional de científicos a la que pertenezco), si bien no se si a título personal o institucional. El malestar de estos derivaba del contenido de un post, que ciertamente escribí en un tono muy duro, muy pocos días antes. Más concretamente me refiero a este: Presunto Mapa Global Digital de Suelos del Mundo “GlobalSoilMap.net”, buscan información Edafológica Desesperadamente. Como os mencioné Hace 8 días, existen varios aspectos que deben diferenciarse en la iniciativa GlobalSoilMap.net – New Digital Soil Map of the World. Unos son técnicos, otros políticos, algunos sociológicos, y finalmente, ¿porqué no decirlo?, también de índole personal. Eso si, es un honor que este humilde blog de divulgación científica comienza a tener tal calado mundial. Como os prometí, hoy reproduzco el comentario que borré de D. G. Rossiter (ITC Holanda) en su día, así como los mails de Alfred Hartemink (ISRIC, Holanda) y secretario General de la IUSS, así como mis replicas a sus críticas y/o acusaciones. En esta entrega tan solo abordaremos los aspectos más técnicos, dejando los restantes para ulteriores post.

  Juan José Ibáñez en el Eje Cafetalero de Colombia

Juan José Ibáñez visitando el eje cafetalero de Colombia y pensando que argumentos debía utilizar en estos post (supongo, porque no me acuerdo)

 Andábamos descansando por Cuzco (si no recuerdo mal), el 13 de Octubre de 2010 cuando en la bandeja de correos recibo el siguiente mail, bastante extraño, dicho sea de paso de Alfred Hartemink:      

  13 de Octubre de 2010

 Dear Juan,

Just saw this:

http://www.madrimasd.org/blogs/universo/2010/10/12/136650#comments

can you translate it for me? Thanks, Alfred

 Como podéis observar, me habla de un post que acababa “El día anterior”. Alfred solicitaba que se lo tradujera al lenguaje del imperio (es decir el suahili, como le denominamos en esta bitácora). Y al entrar me encuentro sorprendido con el duro y descalificador comentario de Rossiter. Primero, fraccionaré este último con vistas a dar réplica a sus argumentos, para luego dejároslo completo al final de este post. Debéis comprender que su español no sea muy correcto (como mi inglés, más o menos) ya que no es su lengua materna.

 D. G. Rossiter

 Nuevo comentario en tu entrada #136650 “Presunto Mapa Global Digital de Suelos del Mundo “GlobalSoilMap.net”, buscan información Edafológica Desesperadamente”
Autor : D G Rossiter). Correo electrónico : rossiter@itc.nl

Hay tantos errores de concepto, ni hablar del exceso de invectiva, que sólo me da tiempo de corregir algunos.

 Típica entrada en la que no dice nada, intentando descalificar gratuitamente. Se trata de una mera declaración de intenciones: Voy a por ti. “Capisco”. Mal comenzamos. ¿Sabrá Rossiter lo que son errores de concepto?. Pero sigamos. 

 En primer lugar, el nombrado proyecto no tiene nada contra levantamiento de suelos nuevo, pero dice que ésto depende de las instituciones responsable. El iniciativo GSM.net es de poner datos disponibles (y muchisimos que han sido olvidados o no usados) en una forma para que los que demanden datos de suelo para hacer correr sus modelos, que hoy en día usan datos a veces casi adivinados y siempre de muy baja resolución, tendrán un producto confiable y con sus límites de confianze. Se trata de entregar a un grupo importante de usarios de datos el producto que necesitan. Nunca se ha dicho que es un nuevo levantamiento, sino que es poner datos en forma acessible y usable.

 Cabría recordar a D G. Rossiter (en adelante D G) que el marketing del programa eleva las expectativas del producto a un nivel excelso. Ahí están como testimonio sus propios documentos de Internet, alguno de los cuales os expongo más abajo. Y comenzamos con los problemas conceptuales: ¿Se trata pues de un GlobalSoilMap.net – A New Digital Soil Map of the World? ¿Se puede decir que nos encontramos ante un  genuino nuevo producto? ¿Errores de concepto? Los levantamientos de suelos son las tareas realizadas generalmente con vistas a elaborar una nueva cartografía. El Actual Mapa Digitalizado de los Suelos de Europa se basa en modificaciones y posibles mejoras de los anteriores, pero en ningún caso es nuevo. ¿Error de concepto? ¿Mejorado es lo mismo que nuevo? ¡No!

 Tanto D G. como Alfred alegarán que “el digital Soil Mapping” (cartografía digital de suelos, en adelante DSM), como ya lo hace este último en un  documento que “A digitized map does not constitute a digital map”. Soslayare abundar sobre el juego de palabras para, efectivamente señalar, que no es lo mismo digitalizar un mapa (que tampoco es el caso de Europa) que aplicar las nuevas tecnologías con vistas a mejorar productos previos, ya sean individualmente o mezclando varios. Por mucho que se pretenda vender el uso de las  nuevas tecnologías como trabajar en una disciplina novel no es así. Eso si es un error de concepto.

 Defendimos en nuestro post: “Cartografía Digital de Suelos y Cartografía Predictiva de Suelos (Digital Soil Mapping and Predictive Soil Mapping)que bajo tal vocablo no se esconde una nueva disciplina, sino la aplicación de nuevos instrumentos a la cartografía, geografía y análisis espaciales de suelos. Se trataría de un progreso normal de estos ámbitos del conocimiento edafológico, a no ser que, “con razón o sin ella”, se incluya ineludiblemente a la geoestadística en el paquete, así como  otras herramientas matemáticas que actualmente defienden los miembros de la comisión de edafología de la IUSS (pero no todos los edafólogos matemáticos, ni mucho menos), frente a otras posibles alternativas. Y al hacerlo llegamos al “sueño de Alex McBratney”: sustituir los mapas tipológicos de suelos por los de propiedades de los mismos. Pero tal reemplazo adolece de algunas ventajas y serios inconvenientes. Debido a que ya hemos abundado sobre este asunto en diferentes ocasiones, no nos repetiremos. El meollo de la cuestión reside en: ¿se pueden llevar a cabo mejoras de los mapas antiguos mediante DSM; sin requerir necesariamente el uso de la geoestadística?. ¿Quién a dicho que es imperativo?.

 Hemos defendido en otros post, como en este: “Agricultura de Precisión y Suelos” que las herramientas geoestadísticas son muy interesantes para análisis a escala detalladas, pero que no lo son a otras más groseras. Se trata de un tema que bien podemos discutir. Todo depende de para qué deseemos el nuevo producto, no de sus bondades intrínsecas.

 Alega D G que el objetivo del GlobalSoilMap.net – A New Digital Soil Map of the World consiste en poner a disposición del público datos rescatados o no accesibles con anterioridad a los potenciales usuarios. Pero al hacerlo se corre un gran peligro: (i) Las determinaciones de un mismo dato (digamos por ejemplo el carbono del suelo, o el complejo de cambio) mediante distintas metodologías da lugar a resultados dispares; (ii) como se comparó en un proyecto europeo sobre suelos forestales, incluso utilizando los mismos protocolos, distintos laboratorios obtenían resultados que resultaban ser francamente preocupantes por su “variabilidad”. Así pues cabe preguntarse: ¿no estamos añadiendo ruido o incertidumbre? Pero hay más, mucho más.

 Uno de las herramientas de la geoestadística consiste en ofrecer datos de variables difíciles de estimar mediante el uso de otras más simples y unos tes estadísticos que las relacionan con una pequeña muestra de las segundas. De este modo se obtienen las denominadas funciones de edafotransferencia (habría un día que explicar el origen de este término, que no es propio de los expertos en ciencias del suelo, salvo añadir “edafo” a lo denominado previamente en otras disciplinas funciones de transferencia) cuyos resultados (inferencia de las propiedades de compleja estima desde las senillas) se extrapolan a otras áreas de características ambientales “parecidas” en la que no existe información de las variables difíciles de cuantificar. De nuevo, el problema deviene que fallan con demasiada frecuencia” fuera del ámbito en donde fueron testadas. D G una cosa es publicar papers y otra enfrentarse a la cruda realidad de abordar estudios globales. Resumiendo, más ruido, se mire por don de se mire. Lo mismo puede alegarse de los sensores (muchos de ellos satelitales): o se calibran en las áreas de estudio con buenos datos de campo o generamos aun más ruido en la Caja de Pandora en la que puede terminar convirtiéndose el GSM.

 Resumiendo una vez más, sin nuevos datos a escala global, que es lo que necesitamos, no puede decirse que disponemos de producto novedoso, sino de un producto mejorado (en el mejor de los casos), si es que no resulta ser tan mejorar la apariencia (el conteninente prima sobre el contenido). Me gustaría pensar que el producto final, al menos atesore ciertas ventajas fehacientes. Pero si observamos tan solo lo hasta aquí comentado, no es extraño personalmente que albergue dudas. Pero sigamos con las opiniones de D G.

 Incluso, el proyecto se base en muchas investigaciones que han mostrado que se puede mejorar levantamientos existentes. Estuve contratado en un proyecto de un gran “proveedor” de mapas de suelos de un país latinoamerícano que no nombro; mi tarea era de evaluar sus productos. Resultó que la geometría de los polígonos era malíssimo, que se pudo ver por sobreponer el modelo de terreno (DTM) del STRM. Sin embargo, se pudo ver dónde se debía trasladar las líneas para que se cuadren. Así se pudo hacer del mapa viejo un mapa nuevo y ahora listo para incorporarse en el SIG.

 Aquí D G mezcla lo obvio con una soberana torpeza. Resulta trivial que los modelos digitales del terreno ayudan sobremanera a mejorar la calidad de las cartografías (especialmente la delimitación de los polígonos). Dudo que alguien discuta un hecho tan palmario. El problema residía en que en muchos países o no existían tales coberturas o eran excesivamente caras a la hora de llevar a cabo problemas de territorios extensos. Con el tiempo, tales problemas están desapareciendo de muchos países y su uso es inexcusable. Totalmente de acuerdo. Pero tal hecho en si mismo no es DSM, conforme a los dictados de los propios edafometras. Se trata de sobreponer dos capas de información con la ayuda de GIS.

 Sin embargo, D G patina estepitosamente al tirar la piedra y esconder la mano cuando escribe: “un país latinoamerícano que no nombro; mi tarea era de evaluar sus productos. Resultó que la geometría de los polígonos era malísimo…” Como leeréis más abajo, Rossiter me acusa de “Me ofendió sus comentarios personales dirigido a personas que no se atreve mencionar”. Sin embargo el se permite hacer lo mismo. ¿A que país se refiere? ¿No quiera quedar mal con ellos, que se ofendan?. Pues bien usted me pidió un nombre que si me atravo a mencionar, como lo hice en el post anterior (“Blogs de Ciencia: Los Éxitos y sus Problemas Inherentes”). Y lo repito otra vez: Alex McBratney al que respeto como científico pero con el que no comparto muchas de sus opiniones y maneras de prodecer ¿Entendido?. Ahora le conmino a usted a que tenga el mismo valor y diga públicamente a que país se refería de Latinoamérica. Si no el cobarde será usted y el “ofendido yo”. Eso aquí lo llamamos “tirar la piedra y esconder la mano”. No me de lecciones de honestidad, ¡por favor!. Pero continuemos con los comentarios de D G.

Las técnicas semi-automatizados pueden hacer aún más: una vez entendido la relación suelo-paisaje (de los levantamientos existentes y sí, la experiencia del edafólogo), se puede aplicar el modelo a dividir el paisjae basado en DTM y classificación del uso de suleo (sensores remotos) para ó extrapolar en áreas no levantados ó dividir asociaciones en sus components (“deconvolución”), así produciendo nueva información basado en el viejo. Ver p.ej. SoLIM de Prof. Zhu.

 Vaya por Dios, Sr. Rossiter, aquí si los edafólogos de campo tienen algo que decir. ¡Menos mal! ¡Muchas gracias! Ahora bien, el procedimiento que usted comenta se ha utilizado siempre, con mayor o menor acierto. Pero como usted dice se trata de la “semiatomatización” de tareas que con antigüedad se realizaban manualmente. Hablamos de la paradoja tecnológica de un investigador al que usted con toda seguridad admira, Burrough. Los modelos suelo-paisaje son fundamentales en los relevamientos (realización de inventarios) de suelos. La imaginería satelital ni tan siquiera es necesaria cuando se conoce la región en particular. Pero en ausencia de un experto edafólogo de campo y buenos datos el producto final no resulta mejor por estar “semiautomatizado”. Existen edafometras que ingenuamente creen que se puede hacer una buena cartografía sin salir al campo, sentaditos en el laboratorio o despacho. Lo único que demuestra con frases que van en tales direcciones es su ignorancia en mataria de edafología. Se trata de un ejemplo parecido al que nos muestran los expertos de códigos de barra genéticos dando lecciones a los genuinamente taxónomos de lo que es una especie biológica. Estulticia total. 

Sobre el futuro de ISRIC y su orientación, lo dejo a ISRIC. Cabe destacar que ISRIC no es GSM.net, solo que el sede de GSM.net se encuentra en ISRIC. Pero la mayoría del esfuerzo, por diseño, se hace en los nodos, p.ej. EMBRAPA.

 D G permítame que deje este tema, aun más espinoso que el técnico, para el próximo post, en donde lo analizaremos detenidamente. Es justamente en estos detalles en donde el GSM resulta más pernicioso. Ya lo veremos.   

Me ofendió sus comentarios personales dirigido a personas que no se atreve mencionar. También me ofendió su implicación que todos que no estemos contra GSM.net somos corderos silenciosos. Tiene que darle conciencia a muchos de nosotros, no parte del proyecto GSM.net, quienes sin embargo veen que aquello proyecto tiene grandes posibilidades de revitalizar la demanda para datos de suelos, que en fin dará el impulso político al nivel nacional para iniciar nuevos levantamientos de campo.

 

 He dicho.

 Ya le he dado respuesta a la razón de su primera ofensa. He explicitado el nombre. Ahora reitero que debe usted ser igual de franco y responder en que país latinoamericano se hacían los polígonos “malísimos”. En caso contrario demostrara la hipocresía de su comentario. Sobre la segunda causa de ofensa, tan solo señalarle que se encuentra exclusivamente en su cabeza. Pero aquí si hay disculpa. Aunque escribe en un español bastante aceptable, no ha terminado de entender correctamente mi texto. “El silencio de los corderos” va dirigido a todos aquellos que piensan lo mismo que yo (y son muchísimos), al contrario que usted, pero callan. No les critico. Cada uno vive la ciencia de manera diferente y bajo situaciones distintas. Lo que lamento es que por no meternos en líos hayamos permitido proyectos “revolucionarios” como el GSM.  Eso si su gloriosa frase final debo reconocer que me ha hecho reír en más de una vez. ¡He dicho! ¡Pues vale!, efectivamente lo ha dicho usted, ¿y que? ¿Debo ponerme a temblar de miedo?

 Y aun quedan asertos de documentación del GSM que se me antojan o retorcidos o como mínimo discutibles. ¿Se pueden llevar a cabo mapas fidedignos más detallados partiendo de otros más groseros con lo argumentado por ambos hasta aquí?. Lo dudo mucho, mucho, mucho. 

 Para finalizar os expondré el segundo y último lacónico mail de Alfred (con el que reitero que no albergo inquina alguna, al, menos hasta el momento), por cuanto o se expresó mal, le entendí mal o se me antoja fuera de contexto y lugar. Obviamente no le traduje nada al inglés por cuanto se sobradamente que tiene personal a su alrededor para tal fin. Vemos pues su contestación:

 20 de Octubre de 2010

 Juanjo, 

I had your blog translated by a native-speaking colleague who was shocked by your use of the language. Indeed, I also noticed no irony. I have no doubt that the blog will be more damaging for you than for the project or global soil science.

Alfred

 Lamento muchísimo el susodicho estado de shock a causa de un post en mi humilde blog personal. Le puedo asegurar que desconocía totalmente sus perniciosos efectos sobre la salud mental de los colegas. Me tendré que replantear seguir esta iniciativa. Estoy totalmente de acuerdo con usted cuando señala que mi blog me pueda hacer más daño a mí que al GlobalSoilMap.net – A New Digital Soil Map of the World. Ni soy tan ingenuo ni tan pretencioso. En un blog personal se comenta la actualidad bajo una óptica personal, como su denominación indica. Sencillamente se dice lo que uno piensa. En el mejor de los casos a unos les abrirá los ojos, a otros no les gustará y finalmente a otros “al parecer” les sumirá en un estado de shock (no es mi intención). Ahora bien, que “ Un Universo Invisible” dañe a la ciencia global del suelo, o que se haga equivaler al GSM con esta última, me parece un desatino terrible. Esta bitácora o blog atesora muchos post de divulgación científica que leen miles de estudiantes (desde los ocho años) diariamente (obviamente estos soslayan la lectura de uno como este). Algunas decenas de jóvenes han dejado constancia de que se han inclinado a elegir la edafología para su especialización profesional, gracias a los contenidfos que ofrecemos. Sr. Hartemink, usted no puede decir tal barbaridad: ¿Yo estoy en contra de la edafología y escribo este blog para dañarla?. En el mejor de los casos sería al revés ya que se trata de una actividad altruista, por la que no percivo ni un solo euro. ¡Por favor (…….)!

 Finalmente tan solo comentar a Alfred dos temas que debe cuidar. En primer lugar, cuando se dirige a un miembro de la IUSS, debe entender que, a partir de ahora, por su cargo, debe explicitar si lo hace como Secretario General, a título de la Institución a la que pertenece, como rector de un proyecto (en este caso el DSM) o a título personal. De no hacerlo así, corre el riesgo que su última frase que he comentado se interprete como una amenaza velada. Entiendo que no ha sido su intención pero (…).

 Personalmente observo a nivel mundial dos iniciativas mundiales de signo distinto. Mientras que  GlobalSoilMap.net – A New Digital Soil Map of the World, se dedica a suplir con parches, más o menos atinados, la falta de información edafológica genuina, a costa de graves daños que relataré en el próximo post, la denominada “Earth Critical Zone” o “Zona Crítica Terrestre”, intenta avanzar conceptual e instrumentalmente, proponiendo un genuino cambio de paradigma que podría cambiar el futuro de la edafología. ¡Una gran diferencia!, ¿No le parece Rossiter?. 

 Continuaremos en nuestro próximo post hablando de los entresijos políticos de esta iniciativa. ¿Qué está ganando o perdiendo la comunidad de edafólogos con iniciativas como la aquí debatida? ¿Qué nos jugamos?. Espero poder convenceros de que hay mucho en juego, demasiado

 Juan José Ibáñez

   Comentario Íntegro de D. G. Rossiter

 Nuevo comentario en tu entrada #136650 “Presunto Mapa Global Digital de Suelos del Mundo “GlobalSoilMap.net”, buscan información Edafológica Desesperadamente”
Autor : D G Rossiter). Correo electrónico :…

Hay tantos errores de concepto, ni hablar del exceso de invectiva, que sólo me da tiempo de corregir algunos.

En primer lugar, el nombrado proyecto no tiene nada contra levantamiento de suelos nuevo, pero dice que ésto depende de las instituciones responsable. El iniciativo GSM.net es de poner datos disponibles (y muchisimos que han sido olvidados o no usados) en una forma para que los que demanden datos de suelo para hacer correr sus modelos, que hoy en día usan datos a veces casi adivinados y siempre de muy baja resolución, tendrán un producto confiable y con sus límites de confianze. Se trata de entregar a un grupo importante de usarios de datos el producto que necesitan. Nunca se ha dicho que es un nuevo levantamiento, sino que es poner datos en forma acessible y usable.

 Incluso, el proyecto se base en muchas investigaciones que han mostrado que se puede mejorar levantamientos existentes. Estuve contratado en un proyecto de un gran “proveedor” de mapas de suelos de un país latinoamerícano que no nombro; mi tarea era de evaluar sus productos. Resultó que la geometría de los polígonos era malíssimo, que se pudo ver por sobreponer el modelo de terreno (DTM) del STRM. Sin embargo, se pudo ver dónde se debía trasladar las líneas para que se cuadren. Así se pudo hacer del mapa viejo un mapa nuevo y ahora listo para incorporarse en el SIG.

 Las técnicas semi-automatizados pueden hacer aún más: una vez entendido la relación suelo-paisaje (de los levantamientos existentes y sí, la experiencia del edafólogo), se puede aplicar el modelo a dividir el paisjae basado en DTM y classificación del uso de suleo (sensores remotos) para ó extrapolar en áreas no levantados ó dividir asociaciones en sus components (“deconvolución”), así produciendo nueva información basado en el viejo. Ver p.ej. SoLIM de Prof. Zhu.

 Sobre el futuro de ISRIC y su orientación, lo dejo a ISRIC. Cabe destacar que ISRIC no es GSM.net, solo que el sede de GSM.net se encuentra en ISRIC. Pero la mayoría del esfuerzo, por diseño, se hace en los nodos, p.ej. EMBRAPA.

 Me ofendió sus comentarios personales dirigido a personas que no se atreve mencionar. También me ofendió su implicación que todos que no estemos contra GSM.net somos corderos silenciosos. Tiene que darle conciencia a muchos de nosotros, no parte del proyecto GSM.net, quienes sin embargo veen que aquello proyecto tiene grandes posibilidades de revitalizar la demanda para datos de suelos, que en fin dará el impulso político al nivel nacional para iniciar nuevos levantamientos de campo.

 
He dicho.

  Información Adicional

  GlobalSoilMap.net – A New Digital Soil Map of the World – Guest …

 GlobalSoilMap.net – A New Digital Soil Map of the World (pdf de AFMED Hartemink)

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Juanjo disculpa que me piratee el siguiente párrafo:
Las determinaciones de un mismo dato (digamos por ejemplo el carbono del suelo, o el complejo de cambio) mediante distintas metodologías da lugar a resultados dispares; (ii) como se comparó en un proyecto europeo sobre suelos forestales, incluso utilizando los mismos protocolos, distintos laboratorios obtenían resultados que resultaban ser francamente preocupantes por su “variabilidad”.
Creo debemos estar mas alertas al hacer recomendaciones, en función de un reporte x de análisis o mas aún hacer comparaciones entre diferentes laboratorios aún con muestras del mismo suelo. No solo en países subdesenrrollados

[...] Inherentes. Seguidamente os explique, muy  someramente mis críticas en el plano técnico (Sobre el Mapa Digital de los Suelos del Mundo: Contestando a D. G. Rossiter y A. Hartemink). Habría mucho más que añadir pero lo dejaremos estar “de momento”. Ahora bien, con [...]

[...] Sobre el Mapa Digital de los Suelos del Mundo: Contestando a D. G. Rossiter y A. Hartemink [...]

[...] Sobre el Mapa Digital de los Suelos del Mundo: Contestando a D. G. Rossiter y A. Hartemink .addthis_toolbox.addthis_pill_combo a { float: left; margin-right: 4px; } .addthis_toolbox.addthis_pill_combo a.addthis_button_tweet, .addthis_toolbox.addthis_pill_combo a.addthis_counter { margin-top: -2px; } .addthis_button_compact .at15t_compact { margin-right: 4px; float: left; } Compartir Etiquetas: Cartografía de suelos, ciencia ciudadana, etnoedafología, inventario de suelos, investigación participativa Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Edafología y Política, Etnoedafología y Conocimiento Campesino, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, Geografía de Suelos y Megaedafología, La Crisis de la Edafología, Taxonomías y Clasificaciones catalogCode = "AAA-0312-01"; [...]

(requerido)

(requerido)


*