Las Amebas del Suelo y su Agricultura

Ya hemos hablado de este increíble microorganismo (Dictyostelium discoideum) y mostrado su comportamiento en video. Sin embargo, no deja de deparar sorpresas a los investigadores que se afanan en estudiarlo. Ahora resulta que también lleva a cabo sorprendentes prácticas agrarias como las hormigas que habitan en el suelo e incluso las termitas. En cualquier caso, la lista no acaba aquí, como puede observarse en el resumen del trabajo original que os mostramos tras dos notas de prensa, al final de este post. Ahora bien, que lo microorganismos cultiven bacterias y que tal alimento lo dispersen con sus esporas, es como criar hijos que, en verdad, ya “nacen con un pan debajo del brazo”. Dicho de otro modo, sus retoños (esporas) al desarrollarse llevan consigo parte del alimento (las semillas) que van a consumir a lo largo de su vida, cuando crezcan (unas y otras). Una simbiosis agraria-colonizadora digna de una especie multicelular muy compleja.  Ya os comentamos que estas amebas viven solitarias en el suelo. Empero cuando el alimento escasea convergen, formando una “especie” de organismo pluricelular cuyos individuos constituyentes (estos propios bichitos) parecen diferenciarse dando lugar a la forma de la seta de un “hongo,” del cual luego se desprenden las esporas. Pues bien, estas salen ya con las mentadas bacterias para que al crecer padezcan menos a la hora de alimentarse. Otra maravilla de ese universo invisible que atesoramos bajo nuestros pies y que no deja de sorprendernos. Otro día os hablaremos ya no de las hormigas y termitas granjeras, (cosa que ya hemos hecho), sino de otra especie de hormiga que vive bajo un régimen de ganadería nómada. ¿Y cual es el ganado que cría? ¡Todo a su tiempo! Eso si, también en su momento os narraremos de otra especie adicional cuya forma de vida recuerda a las hordas de Atila.

dictyostelium-discoideum

Amebas individuales de «Dictyostelium discoideum» convergiendo para dar lugar al cuerpo fructífero. Fuente: Scitable, Nature Education

Juan José Ibáñez

Algunas amebas practican la agricultura

Parece increíble, casi una broma, pero va totalmente en serio. Una especie de ameba, un insignificante organismo que habita en el suelo de algunos bosques, practica una forma rudimentaria de agricultura. El hecho es que, como hace el ser humano desde el Neolítico, estas criaturas recolectan, transportan y, de alguna forma, cultivan sus propios alimentos, según asegura un grupo de científicos de la Rice University en Texas (EE.UU.). Esta impactante investigación aparece publicada en el número de la revista Nature.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A.; 20/01/2011

Según explica el estudio, dirigido por la científica Debra Brock, la ameba «Dictyostelium discoideum», un organismo de conocido comportamiento social que se alimenta de bacterias, desarrolla un comportamiento «sofisticado y sorprendente» cuando se alimenta, dado que un tercio de los individuos de esta especie observados por los investigadores han mostrado habilidades parecidas a las de los primitivos «granjeros».

CONTROL DE RECURSOS

En determinadas circunstancias, cuando les conviene, estos pequeños seres deciden no consumir todos los recursos de la zona en la que se encuentran, para incorporar las bacterias a su cuerpo fructífero, donde fertilizan. Después, los depositan en un cultivo en una nueva localización.

La agricultura está reconocida como uno de los puntos clave del éxito de la adaptación humana al medio, y es una destreza asociada habitualmente a las formas de vida que han desarrollado relaciones sociales estructuradas. Los científicos ya habían descubierto con anterioridad que algunas especies sociales de insectos, como las termitas y determinadas clases de hormigas, son capaces de establecer sistemas de cooperación entre sus individuos y practican alguna clase de agricultura primitiva. Trabajos recientes sugieren que los microorganismos muestran comportamientos sorprendentemente sofisticados, incluyendo la comunicación, la cooperación y muchos tipos de simbiosis, pero nunca antes se había constatado esta actividad en seres tan sencillos. El dicho de ser tan tonto como una ameba ya no es tan despectivo.

dictyostelium-discoideum-ciclo-de-vida

Ciclo de vida de «Dictyostelium discoideum» Fuente: She thought

Investigadores de la Universidad Rice en Houston (Estados Unidos) han descubierto una forma primitiva de agricultura en una especie de ameba. El descubrimiento, que se publica en la revista ‘Nature’, muestra que la ameba ‘Dictyostelium discoideum‘ porta, siembra y recoge su alimento, aunque no se observa un cultivo activo.

La agricultura ha sido clave para el éxito ecológico de los humanos y algunas especies de insectos sociales, como las hormigas que se desarrollan en los hongos y las termitas, poseen una agricultura avanzada. Un trabajo científico reciente ha sugerido que los microorganismos muestran conductas muy sofisticadas, incluyendo la comunicación, cooperación y muchas clases de simbiosis.

Los científicos, dirigidos por Debra Brock, estudiaron a la ‘Dictyostelium discoideum‘, una especie de ameba social que habita en el suelo y que se alimenta de bacterias, y descubrieron que alrededor de una tercera parte de los organismos estudiados (llamados ‘granjeros’) exhibían una forma de cultivo.

Los granjeros evitaban consumir todas las bacterias existentes en una localización, en vez de ello, dejaban de comer pronto e incorporaban las bacterias a unos cuerpos de esporas que contenían frutos para cultivar una nueva cosecha de bacterias en una localización diferentes.

Algunos post relacionados con el tema

Mohos Mucilaginosos del Suelo: La Difusa Frontera entre los Organismos Unicelulares y Pluricelulares

Los Mohos Mucilaginosos del Suelo: Ciclo de Vida en Videos

La Revolución Neolítica de los Organismos del Suelo: Sobre el Ciclo del Nitrógeno, Monocultivos, Hormigas y Bacterias

La Evolución Simbiótica: Innovación a través de Simbiosis (Sobre bacterias, Insectos Sociales y Ciclos Biogeoquímicos)

Resumen del Artículo Original en la Revista Nature

Primitive agriculture in a social amoeba

Debra A. Brock et al. Nature 469, 393–396; 20 January 2011

Agriculture has been a large part of the ecological success of humans1. A handful of animals, notably the fungus-growing ants, termites and ambrosia beetles2, 3, 4, have advanced agriculture that involves dispersal and seeding of food propagules, cultivation of the crop and sustainable harvesting5. More primitive examples, which could be called husbandry because they involve fewer adaptations, include marine snails farming intertidal fungi6 and damselfish farming algae7. Recent work has shown that microorganisms are surprisingly like animals in having sophisticated behaviours such as cooperation, communication8, 9 and recognition10, 11, as well as many kinds of symbiosis12, 13, 14, 15. Here we show that the social amoeba Dictyostelium discoideum has a primitive farming symbiosis that includes dispersal and prudent harvesting of the crop. About one-third of wild-collected clones engage in husbandry of bacteria. Instead of consuming all bacteria in their patch, they stop feeding early and incorporate bacteria into their fruiting bodies. They then carry bacteria during spore dispersal and can seed a new food crop, which is a major advantage if edible bacteria are lacking at the new site. However, if they arrive at sites already containing appropriate bacteria, the costs of early feeding cessation are not compensated for, which may account for the dichotomous nature of this farming symbiosis. The striking convergent evolution between bacterial husbandry in social amoebas and fungus farming in social insects makes sense because multigenerational benefits of farming go to already established kin groups.

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] aparentemente tan insignificantes como los mohos mucilaginosos no dejan de maravillarnos. Estas amebas del suelo desarrollan un cierto tipo de agricultura y pueden mostrar un alto grado de inteligencia y capacidad de aprendizaje que les permite, mediante [...]

[...] las amebas del suelo/hongos mucilaginosos de las que ya os he narrado su asombroso ciclo de vida y agricultura en diversos post precedentes. Tengamos en cuenta que muchos tipos de suelos, atesoran las [...]

(requerido)

(requerido)


*