‘Suelos de Zonas Áridas, Semiáridas y desertificación’

Aerosoles atmosféricos y su relación con la intensidad y duración de la lluvia: ¿La Gota Fría?

polvo-sharano-acercandose-a-almeria-fuente-nasa

Tormenta de polvo y aerosoles saharianos acercándose a las costas almerienses. Fuente: NASA

 Tras leer una nota de prensa en TerraDaily, que nos informaba de como en un artículo de investigación recientemente publicado se defendía que los aerosoles atmosféricos (naturales o antrópicamente producidos), en grandes cantidades, podían incrementar la intensidad y duración de las precipitaciones de eventos meteorológicos naturales, me vino inmediatamente a la cabeza si este proceso podría ser el causante de unos eventos usualmente catastróficos que suelen producirse de vez en cuando en el sureste de la Península Ibérica. Hablamos de lo que en España se denomina “gota fría”. Tales fenómenos extremos generan tormentas tremendas que causan inundaciones y graves destrozos en ciudades e infraestructuras, a la par que severos fenómenos erosivos. No en vano, en las provincias de Murcia y especialmente Almería, área en donde son muy usuales, la cobertura de suelos, soslayando edafotaxa muy someros (Regosoles y Leptosoles), cubre poco más del 25% del territorio. Es decir una extensión escasísima. Y es que allí las tormentas de polvo sahariano son bastante usuales, pudiendo coincidir (finales de verano y principios de otoño) con las mentadas condiciones meteorológicas que generan lagota fría”.  Empero al leer el artículo original, y con mis escasos conocimientos sobre meteorología, no pude separar el grano de la paja, quedándome con la duda. Si ambos procesos se encontraban relacionados, es decir, si al coincidir en el espacio y el tempo (al menos de vez en cuando) daban lugar a las devastadoras inundaciones que ocasionalmente acecen en el SE de la Península Ibérica, se podían extraer valiosísimas conclusiones, a la par que mejorar la previsión de los desastres naturales a los que dan lugar. Tal hecho podía dar cuenta de la erosión histórica del paisaje de aquellos espacios geográficos.

 Como ya os hemos comentado en varios post (almacenados en nuestra categoría Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión), el polvo/aerosoles atmosféricos procedentes del Sahara y el Sahel, como de otros desiertos y regiones áridas del mundo, acarrean repercusiones positivas y negativas en lugares muy distantes (a menudo transcontinentales como es el caso del corredor  África-Caribe-USA), a modo de “teleconexiones”. Reitero, me quedé con la duda de si el polvo africano era el motivo de tan torrenciales y temidas tormentas. Pues bien, unos dos días después, mis tribulaciones se convirtieron en perplejidad, por cuanto los rotativos de prensa en España “daban por hecho” que la respuesta era afirmativa: ¡el aire cargado de aerosoles saharianos generaba en las condiciones meteorológicas adecuadas, la temible gota fría. En consecuencia busqué durante varias horas en Internet y no detecté ni un solo documento o información a este respecto. Posiblemente la razón podía residir en que no ha sido estudiado debidamente, dado que el estudio acababa de salir al mercado científico y debía esperarse a que se llevaran a cabo las investigaciones pertinentes.  ¡No lo sé!. Empero cabe la posibilidad que algún “plumillas” hubiera pensado como yo, y sin mayores verificaciones, lanzara la noticia sin el menor rubor. De darse este último caso, vendría a cuestionar por enésima vez, si de muchos periodistas científicos se comportan de hecho como los Paparazzi de la prensa del corazón, lanzando los bulos que les parecieran más oportunos con independencia de su rigor científico. Y al hacerlo falsean los resultados de las indagaciones científicas. Leí varias noticias, en todas, más o menos se venía a decir lo mismo, y en ningún caso se consultaba con un experto, como si de un contagio viral se tratara. Reitero que el tema podría ser relevante y trascendente, empero ¿Qué experto ha relacionado gota fría y polvo africano en el SE español?. ¿Lo sabe alguno de los lectores españoles?. ¿Me podría informar?. ¿Un nuevo y falaz bolo de plumillas perezosos a los que la verdad no les importa nada?. ¡A saber!. Y para finalizar me gustaría dejar constancia de que dicha vinculación, de existir, aclararía parte varios interrogantes de las investigaciones que llevo a cabo en esos territorios, por lo que me gustaría que se tratara de una conclusión veraz, pero ¿quién se puede fiar de esta gente?. Eso sí: Los aerosoles incrementan el contenido de nutrientes (calcio, magnesio, sodio, potasio, en los suelos de Almería, por lo que no es la escasez de los mismos un factor limitante, aunque lo que escasea y mucho es el agua.

Abajo os reproduzco una de las noticias y el resumen del trabajo original, junto a algún material adicional……….

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Biocarbones como fertilizantes: La Torrefacción de la biomasa

biocarbones-biomasa-torrefacta

Fuente: Colaje Google imágenes

 Al alba, en pleno desierto, o al menos en una zona árida de Bostwana (Gaborone), unos investigadores japoneses se afanan en rellanar enormes cafeteras para elaborar un riquísimo café torrefacto, por supuesto. Un corresponsal del Blog “Un Universo Invisible Bajo Nuestros Pies”, abre los ojos y observa atentamente los movimientos de sus colegas nipones. “De pronto, estos últimos cargan aquellos enormes recientes con su aroma exquisitamente humeante en camionetas”, poniéndose en marcha. ¡Qué groseros! Barrunta nuestro corresponsal desplazado hasta aquellos “tórridos lugares”. ¡Ni siquiera me han ofrecido una taza!. Pero apenas tiene tiempo de subirse precipitadamente a uno de aquellos vehículos. La caravana parte. Uno de los japoneses mira en su portátil la ubicación de la zona a la que d debían dirigirse, y tras una hora de tránsito indica por señas a sus compadres que ese es el lugar.   Los vehículos se ponen de nuevo en marcha lentamente hacia allí y apagan los motores. De pronto, ante los ojos atónitos de nuestro enviado especial, comienzan a verter el sabroso cafetito sobre el suelo, con mucho cuidado. Él se pregunta  a si mismo ¿Se tratará de despertar a los suelos de su prolongado letargo nocturno con cafeína?.  ¿Una nueva y revolucionaria manera de gestionar los suelos? Debemos reconocer que nuestro staff es escaso y el dominio del japonés no es nuestro fuerte, empero el enviado “conoce algunas palabras”. Se dirige hacia ellos y pregunta,  ¡Al margen de reprocharles que no le ofrecieran una taza de café y luego lo desparramaran sobre el suelo!, ¿que pretenden? ¿Cuál es el secreto de su experimento?. Responde afablemente uno de los nipones que había estado en España años atrás aprendiendo flamenco en Andalucía: “No cleo que le gustala ete café, no sienta muy bien: ¡malo, malo a uted!. Eta elaborado de resiluos de la biomassa”. El corresponsal que digámoslo ya, se llama Pepe, entre aliviado por no tener que sufrir más rebuscando en su precario vocabulario de la lengua del “país del sol naciente”, desconcertado por el “exquisito español” del asiático, y más aún por lo que se encontraba viendo insiste:  ¿Y que consiguen regando el suelo con ese líquido (ya gesticulando su rostro con un cierto asco)?. “Fácil, fácil, fácil, Así los suelos se humecen meol, absuelven mucha agua, mucha y nutritentrros, pol lo que  la cosecha mejollala; bonio ¿ehhh?, y solo mun eulo”. A su regreso nos narró entre  excitado y obnubilado su experiencia con un español bastante deplorable tras tanta charla en nipoñol….

Pero expliquémosla ahora porque esta iniciativa nipona tiene mucha enjundia. ¿Saben ustedes lo que es la biomasa torrefactada?. Se trata del producto obtenido  mediante el procesamiento de la materia orgánica de los residuos de cosechas, lodos residuales etc., que se utilizan para obtener energía al entrar en combustión. ¿Si pinchan en ese enlace, y leen atentamente, observarán que se trata de un procedimiento que produce unos materiales que luego troceados se utilizan para los fines aludidos. Son enormemente ricos en carbono requemado y repelentes al agua, por lo que se pueden almacenar al aire libre. ¿Pero cómo pueden mejorar la fertilidad del suelo y más aún incrementar su capacidad de retención de humedad y desprender nutrientes, o al menos incrementar su disponibilidad para las plantas de los ya existentes en el medio edáfico natural?. Tras escuchar atentamente tal cantidad de sandeces y deliberar si debíamos darle una oportunidad al reportero o despedirle del trabajo por payaso,  decidí previamente reunir a nuestro sanedrín de expertos, invitando de paso al afamado Profesor de Investigación Gonzalo Almendros, compañero desde hace 35 años  y prestigioso bioquímico del suelo, por lo que le apelamos cariñosamente Dr. Humus (entramos como becarios pre-doctorales simultáneamente en el CSIC y publicamos varios artículos conjuntamente en aquellos años de ¿eterna? Juventud). Pues bien, ni el propio Dr. Humus logró sacarnos de dudas, ya que también se quedó torrefactactado, es decir estupefacto.

 Veamos, como existe una gran confusión en la bibliografía entre lo que se denomina biochar, biocarbones y carbones (charcoal en la lengua del otro Imperio menguante, es decir el del Tio Sam). Ya hemos hablado “las mil y una noches” acerca del biochar, cuyos post los encontraréis tanto en nuestra categoría “fertilidad de suelos y nutrición vegetal”, así como en el que denominamos “etnoedafología y conocimiento campesino”. Allá podréis encontrar valiosa información.

También éramos conocedores de la producción de esas pellets de biomasa torrefactada, aunque ignorábamos el término. En principio, conforme a la literatura, el biochar se produce mediante una combustión en un ambiente bajo en oxígeno, mientras que la torrefacción en su total ausencia. ¡Eso creemos!, ya que en la nota de prensa, procedente de USA, en la que los nipones explican su tan inexplicable como apabullante hallazgo, haciendo uso simultáneamente de los vocablos torrefacción, biocarbón y biochar. El Dr. Humus también anda desconcertado a pesar de su gran talento, capacidad de trabajo y memoria descomunal. Y si eso ocurre mal asunto, ya que la confusión se encuentra en la literatura y notas de prensa, aun reconociendo nuestra ignorancia. Dividiremos pues nuestro farragoso análisis acerca de lo que dicen haber descubierto los investigadores descafeinados del sol naciente, antes de tomarse un té, pero también sobre el lugar elegido para el ensayo de campo, ya que los Aridisoles (suelos que se forman en ambientes áridos y desérticos) de Bostwana, y más aun con un carbón torrefacto de Jatropha curcas, que dicho sea de paso atesora algunas propiedades medicinales (¿será por eso?; ¿sanará los suelos?).

 El artículo original clarifica “algo” la diferencia entre el torrefactado y el proceso del biochar, empero toda la literatura existente resulta tan ambigua como para dudar si se acuñó el vocablo torrefacto a la hora de denominar tal enmienda con el fin exclusivo de causar la confusión en las filas del enemigo: colegas y lectores. Si el torrefactado y el corte en pellets dan lugar a productos hidrofóbicos, es decir repelentes al agua, al menos en primera instancia, resulta extraño que tras añadir la enmienda el medio edáfico este último retenga más agua. Obviamente la cantidad añadida 5% es bastante considerable y al mezclarse con los materiales del suelo puede alterar su estructura y quizás favorablemente, si bien por definición lo añadido no debería ser fácilmente descompuesto, por cuanto las mayor parte de las reacciones biogeoquímicas que acaecen en el medio edáfico demandan un medio acuoso. Pero ¡a saber!. Reiteremos que el ambiente es árido y tórrido, por lo que no es extraña la presencia de los Aridisoles. Sin embargo, la mayor parte de los tipos de suelos incluidos este orden de la USDA ST, poseen excesos de sales y nutrientes, ya que la escasa lluvia y la elevada evaporación no permiten lavarlos en profundidad, por lo que se acumulan así en su superficie. Sin embargo, leyendo el artículo original que no nos informa del tipo exacto de Aridisol, se nos informa de suelos oligotrofos, es decir pobres en nutrientes, los cuales no resulta ser lo más representativo de esta clase de suelos, dicho sea de paso.  En cualquier caso una lectura rápida del paper no informa de si el terreno se encuentre regado, lo cual resulta intrigante, ya que si apenas llueve, incrementar un 5% el contenido de humedad no serviría de mucho “la mayoría de los años”.  Más aun, la enmienda con los reiduos procesados de Jatropha curcas, debiera significar que en el territorio, al menos deben existir predios bajo riego para su producción y medios tecnológicos idóneos en su torrefacto procesamiento. Miren en Wikipedia la descripción del lugar (Bostwana, Gaborone), y detectarán que precisamente no se trata de un enclave excesivamente representativo, ya que parece encontrarse cerca de una gran ciudad, con pantanos, etc.

 Si partimos de un suelo yermo, y pobre en nutrientes, resulta fácil elevar “algo” su producción al añadir “algo” que no tenga propiedades perniciosas. Empero un incremento de agua del 5% y un ligero aumento de la disponibilidad de nutrientes no puede calificarse de experimento exitoso, ya que las producciones apenas mejorarían, sin un suplemento de agua adicional. Más aún, si la  Jatropha curcas, debe cosecharse en la zona ¿Cómo crece?: ¿en secano o regadío? Si lo hace sin agua suplementaria, ¿no daría lugar a escasas producciones?. Y una enmienda del 5% parece demasiada cantidad para tan escaso rendimiento. ¿Es rentable? Digamos, ya que resulta ser un detalle nada baladí, que el experimento fuera testado frente a parcelas control, que no recibían ningún tipo de enmienda, por lo que, añadir las pelles torrefactadas podría resultar en una fertilización más onerosa que otras muchas prácticas agrarias. El artículo tampoco dice nada al respecto.

 Resumiendo, se publica casi cualquier cosa, con independencia de su calidad, acerca de las bondades de quemar la biomasa y añadirla al suelo: biochar, biocarbones torrefactados, pasteurizados, vitaminados, liofilizados, ¿¿??.

Sin embargo, casi todas las culturas aborígenes neolíticas de los distintos continentes y ambientes (desde el gélido Nepal en la alta montaña, hasta los desiertos y bosques tropicales, a nivel del mar), convergieron en estas prácticas con muy buenos resultados al objeto de alcanzar prácticas agrarias sustentables. Actualmente parece que volvemos a redescubrir la pólvora, pero sin alcanzar el mismo éxito que nuestros ancestros. Materia de reflexión.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

¿Afectará el calentamiento climático de forma similar a los suelos y la vegetación?

una-violeta-recogiendo-violetas

Una Violeta recogiendo Violetas. Los ramitos de Violetas son un clásico de la cultura tradicional madrileña. Con diferencia el mejor contenido de este post. Febrero 2017 Madrid. Foto: Juanjo Ibáñez

 Cuando lee uno noticias como la de hoy  (Future climate change will affect plants and soil differently), en una revista de la categoría de Nature, se pregunta si  una buena parte de los investigadores implicados saben lo que realmente es un suelo, ya que parece que no. ¡Ni idea! No he leído el texto original completo, empero si alguien se ha atrevido a leerse los post de esta bitácora sobre geografía de suelos, comprenderá que los resultados son obvios, triviales, mientras que las conclusiones expuestas ponen los “pelos de punta”. Yo casi vomito, lamento decirlo, pero es así.  Trabajos hechos para engrosar los CV, ya que en lo que respecta al progreso de la ciencia ¡nada de nada!. Lo único que ha avanzado en los últimos años en la materia sobre la que versa la nota de prensa, es la gran suma dinero dispendiado con la moderna tecnología. Las Nuevas botellas cuestan más que el vino viejo que contienen. Del mismo modo, lo que ha retrocedido dramáticamente resulta ser el conocimiento de los denominados expertos en materia de cambio climático y suelos. Y cuando se es ignorante se espetan preguntas estúpidas. Todo lo dicho en “Nature Reports”, o al menos en la nota de prensa debe tirarse a la basura (que además resulta ser muy confusa y confundente: contrastar con el resumen de la publicación científica), por cuanto es tóxica pra los lectores habituales de esta humilde bitácora. Hablaremos del efecto de un calentamiento climático y/o sequia sobre la vegetación y suelos en un gradiente climático del continente europeo.

 Pero aclaremos antes de todo, que resulta imperativo que los autores de los artículos exijan a los periodistas el manuscrito previo a su publicación, como lo hago yo, pues de no hacerlo son responsables tanto unos como otros. Pero en este mundo en donde la imagen vale más que el contenido…. La auto-complacencia por salir en la foto de los medios de comunicación, deviene en uno de los peores enemigos del pensamiento crítico que a los científicos nos presupone (pura leyenda urbana, al parecer).

 En primer lugar, comparar como responderán dos recursos naturales tan dispares como suelos y vegetación, aun que unos influyan en los otros, resulta absurdo. ¿Cómo se comparan dos estructuras tan distintas?.

 Abajo he traducido el texto en inglés mediante el traductor google, sin esmerarme lo más mínimo, ya que con los dedos de una mano me tapaba la nariz, de puro asco. Como veréis abajo una de las autores del estudio, nos habla de suelos encharcados y con formación de turba. Hablamos pues, ya sea de Gleysoles, ya de Histosoles. Por el contrario en el gradiente estudiado por los firmantes del artículo nos informan de suelos “secos” (¿?). En las zonas más áridas de este continente, como en los demás, dominan los Calcisoles, Gypsisoles, Solonchaks y otros edafotaxa que podéis ver en el siguiente post: Paisajes con Suelos Desérticos en Europa. Hablamos de dos mundos distintos desde cualquier punto de vista “racional”.

 La mayoría de los microrganismos unicelulares y pluricelulares (nematodos, colémbolos, etc., etc.) que habitan en el msuelo son acuáticos (aunque la tierra nos parezca bastante seca), por lo que si no hay agua desaparecen o pasan a formas latentes con diversas estrategias hasta que les rocíe el oro azul, y su actividad renazca, como florecen las flores. Del mismo modo, la temperatura del suelo disminuye rápidamente en profundidad, amortiguándose severamente, en contraste a las fluctuaciones que padece el mundo aéreo, tanto a lo largo del día, como de un ciclo anual. Confundir sequía con aumento de temperaturas se me antoja otro dislate desde un punto de vista científico. Sin embargo, el exceso de agua (anegación, encharcamiento) es tan dañino como su carencia. En otras palabras, la aridez resulta ser tan dañina como la paludificación (encharcamiento y acumulación de carbono) en el medio edáfico. Si en condiciones de sequedad extrema el ecosistema suelo casi paraliza su actividad,  siendo la materia orgánica escasísima, debido a la también pobre  biomasa vegetal,  lo mismo ocurre en los suelos encharcados de agua, si bien allí la materia orgánica no se descompone y como corolario se acumula. Por lo tanto en los de Gleysoles, e Histosoles del norte de Europa el descenso de la capa freática, permite la existencia de un suelo aireado y con humedad, favoreciendo el metabolismo biosférico (por ejemplo, la productividad primeria de la vegetación), es decir sacando al ecosistema suelo de su letargo, y facilitando pues la descomposición de la materia orgánica allí acumulada. Por el contrario, conforme el clima se hace más seco,  la falta de agua o una sequía prolongada, frenera la producción de la biomasa aérea, dando lugar a una ralentización extrema en la actividad biológica del suelo, tanto por falta de alimento, como de agua. Así pues, ya sean sequías prolongadas o un incremento de aridez, mejorarán la producción de los ecosistemas encharcados (que no húmedos) y una drástica reducción en los “secos”. Ya os expusimos diversos mapas y proporcionado abundante información sobre todos los tipos de suelos en Europa. En nuestras categorías (i) Taxonomías y Clasificaciones; (ii) Geografía de Suelos y megageografía y (iii) Curso Básico: Tipos de Suelos del Mundo, disponéis de toda la información necesaria para llegar a las mismas conclusiones vosotros mismos. Por lo tanto, resulta ridículo ¿descubrir?, como se alega en la nota de prensa, que: “ha quedado claro cómo la presión de los factores del cambio climático puede actuar de manera diferente y a veces incluso opuesta a través de estas condiciones” (refiriéndose al gradiente climático analizado). Obvio, trivial y banal. Afortunadamente el comentario del otro autor, en este caso español, al menos no son horripilantes, tan solo banales. Veamos dos ejemplos hilarantes.

 Del mismo modo, una tal Sabina, autora del estudio defiende que:. “Soil water plays a critical role in wet soils where water logging limits decomposition processes by soil biota resulting in a build-up of soil carbon as peat”. Traducido del suajili: El agua de los suelos tiene una importancia crítica en los “suelos húmedos ¿? (quiere decir encharcados, (pero su formación no da para tanta sutiliza) en donde el encharcamiento (ahora sí) limita los procesos de descomposición de la biota edáfica, y como corolario la materia orgánica se acumula en forma de turba. Lección de parvulario. Sin embargo la superficie de suelo cubierta por de Gleysoles, e Histosoles, incluso en el norte de Europa, a no ser que nos acerquemos al círculo polar ártico es ostensiblemente menos que la de los “secos”, es decir “no anegados por el agua”. Por lo tanto este ejemplo no me vale, ya que deviene en sacar conclusiones banales de los extremos de un continuo. Empero aquí entra en juego el gran Pope, al ilústranos en que 2 + 2 = 4, al clamar: “These results emphasise how sensitive soil processes such as soil respiration are to environmental change”. Os lo traduzco por cuanto este sí es un verdadero hallazgo precolombino: “Estos resultados enfatizan hasta qué punto son sensibles procesos tales como la respiración del suelo a los cambios ambientales”. Y el sabio se quedó tan orondo y satisfecho.  Si, el gran cerebro de este ejemplar acaba de rizar el rizo de la obviedad, alcanzando lo sublime, ya casi una divinidad digna de ser esculpida en oro y adornada de diamantes.

Si deseáis una información más sencilla y clara sobre esta iluminada investigación os recomiendo que leáis tan solo estos dos post de nuestro blog: (i) Desertificación en el Sur de Europa y en el norte ¿Qué?: Polvo versus Barro; (ii) Meta-Análisis: Suelos y Cambio Climático (Un Nuevo Estudio).

 En mi opinión, y al menos en lo que se refiere a la relación entre ecología, suelos y cambio climático, Nature y Science, han caído tan bajo que resulta difícil imaginarse algo tan rastrero. ¡Triste, lamentable! Al parecer confunden el suelo con “tener la creatividad por los suelos”.

 Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , ,

Las arcilla y limos en de los suelos áridos del mundo y sus mapas de distribución

,geografia-mapas-del-mundo-de-las-arcillas-del-suelo 

Geografía y mapa de distribución de las arcillas de los suelos áridos del mundo según la página Web GMINER30

 Por casualidad, me encontré un día con la página Web, de la que hablaremos brevemente hoy, y que puede ser de interés para muchos de vosotros. Como sabéis las partículas más finas que albergan los suelos (arcillas, limos, etc.) pueden ser trasportadas por el aire. Tal hecho, del que hemos hablado en otros post, posee efectos directos e indirectos, a escala global, sobre (i) la radiación atmosférica; (ii) la generación de nubes; (iii) los nutrientes que son transportados desde unos ecosistemas a otros, incluyendo los marinos y (iv) la salud humana (asma, problemas cardio-vasculares, efectos cancerígenos y brotes de meningitis, entre otros), etc.. También habría que citar otros ejemplos, del que en este blog destacaríamos su influencia en la génesis de otros tipos de suelos, como los ya mencionados en otros post “Terra Rosa Mediterráneas. Gran parte de este polvo que transporta la atmósfera procede de zonas áridas y semiáridas, y a menudo por desgracia es arrancado de suelos potencialmente productivos. El sitio Web GMINER30: Global Mineral Database on 30sec resolution of potentially dust productive soilsofrece información al respecto, así como mapas de distribución mundial y los contenidos canónicos que atesoran los diferentes tipos de suelos según la clasificación de la FAO, expuestos en una tabla. En esta última los edafotaxa son representativos de las zonas áridas de donde deben exportarse los polvos atmosféricos. Pinchando al final de esta página aparecen los objetivos y el material que os ofrezco al final de este post.  Considero que, de haberse realizado correctamente los cálculos (no atesoro los conocimientos para realizar juicio de valor alguno), la información proporcionada puede ser útil para diversos fines (como el de la tabla mencionada), más allá de los objetivos perseguidos inicialmente por esta iniciativa. Al parecer se trata de un proyecto realizado, o en fase de implementación, por el  South East European Climate Change Center – SEEVCCC. Os dejo pues la información y enlaces de los sitios Web, así como algunas palabras clave. Tener en cuenta que no se trata de la cantidad total de arcillas, sino que se especifican sus especies mineralógicas en cartografías individuales.  Espero y deseo que esta información pueda ser de interés para muchos de vosotros. Poco más puedo decir, ya que no soy experto en mineralogía de arcillas y los propósitos de utilizar estos datos en actividades de modelización climática también me son ajenos. Visitarla por favor, no revieseis exclusivamente el contenido que muestro abajo, ya que seguramente he omitido demasiados detalles en este post. Por no conocer todos los detalles del proyecto, estoy un poco perdido.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Calentamiento climático: ¿más agua en los desiertos?

desierto-de-tabernas-almeria

Desierto de Tabernas y sus ramblas (Almería, España). Foto: Juan José Ibáñez

 Todo lo relacionado con el calentamiento climático, despierta interés en el público y decepción en mí ya “atiborrada mente”. Y es que no dejo de asombrarme de leer tanta tontería. A menudo, no se trata de los estudios en sí mismos, sino de las conclusiones que extraen los autores, que no dejan de asombrarme.  La noticia que os ofrecemos hoy me ha vuelto a dejar atónito, por no decir noqueado. Busqué en Internet, por si  el “plumillas” español había hecho una parodia de traducción de la la nota original de prensa en inglés. ¡Pues no fue así!. La mentada crónica publicada por Terradaily, que también os adjunto abajo, nos cuenta más o menos lo mismo, si bien adicionalmente  añade algo más interesante que os narro al final del post. Veamos la historia ya que, la primera parte, puede entenderla un niño lactante.

 Cuanto más sube la temperatura mayor cantidad de agua se evapora. Este ¿inexplicable? hecho puede demostrarse realizando un “esotérico” ¿¿?? experimento casero siguiendo este complicado protocolo: Ponga usted en dos recipientes iguales la misma cantidad del líquido elemento. Uno déjelo a temperatura ambiente y otro caliéntese unos 5 o 10 grados más (todo depende de la paciencia que usted tenga). Al cabo de unas horas comprobara, para su “sorpresa” ¿¿??, que el “contenedor calentado” pierde agua a mayor velocidad. ¿Alguien no se ha enterado?  ¡Pues que no vuelva por este blog y retorne al parvulario! Sorprende que en muchas noticias que se omita un proceso tan trivial como esencial.  A algunos científicos, también “parece” que se les olvida.

 De lo dicho anteriormente se desprende, tras sesudos cálculos matemáticos ¿¿??, que, conforme aumente la temperatura más agua se evaporará de la hidrosfera a la atmosfera. UFFFF, lo que me ha costado llegar a esta sorprendente conclusión: miles de horas ¡¡!!.

 Como ya hemos comentado en tantas ocasiones ,que no puedo enumerarlas (pero pronto leeréis más  en un post  más técnico que editaremos al respecto:Un sistema climático fractal frente al pensamiento lineal), el calentamiento climático no se producirá uniformemente en todo el planeta, sino que pueden surgir patrones regionales muy distintos a los actuales debido a que el sistema climático es de naturaleza no-lineal. Corto aquí la narración con vistas a proporcionaros más información sobre tal asunto. Luego seguimos……

 Leyes potenciales, Sistemas no lineales, Sistemas complejos, Multifractales, Fractales, Efecto mariposa, Diversidad, Complejidad y Fractales, Caos, Cambio Climático y el Efecto Mariposa, Cambio climático y la Teoría del Recalentón, El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y Modelos de Clima Global. ¿Ya lo habéis leído todo?. Pues bien, tengo el placer de anunciaros que no era necesario, aunque sí conveniente. Pero sigamos…..

 La investigación que abordamos hoy nos informa de que ciertos investigadores, dicen haber constatado que el incremento de las precipitaciones será mayor en las zonas áridas del mundo que en otros ambientes del planeta. Y tal predicción, de cumplirse, debería ser considerada como muy positiva para cientos de millones de personas, muchas de las cuales no tienen nada que llevarse a la boca, como tampoco agua potable para beber. Empero, según los autores del estudio que analizamos hoy, en la línea de otros muchos, parecen considerar que se trata de una mala nueva catastrófica. La razón esgrimida resulta ser que los modelos utilizados predicen que en gran parte, en lugar de llover diluviará, generando inundaciones y otros males de gran calado. Todo lo relacionado con el calentamiento de la atmósfera se vende ineludiblemente como dramas colosales. Al perecer es un decreto ley cuyo texto oficial no encuentro por ningún lado.  Empero en los desiertos suele llover así. Lo contrario sería lo excepcional. 

 Yo no discuto que pudiera ser que ocurriera como defienden los autores, aunque creo que se trata del conocido problema de ver la botella medio llena o medio vacía. Personalmente, intento evadirme de los extremos. Es obvio que los investigadores que han llevado a cabo el estudio ven la botella medio vacía. ¡Yo no!. Pero la “cultura del catastrofo” genera más beneficios a la prensa. ¿Alguien lo duda? Ya os explicaré algún día como la naturaleza es muy veleidosa en las zonas áridas de Almería y el desierto de Tabernas, aquí en España. Y se trata de un mero ejemplo de lo que parece lógico que acaezca en otros lares. Llueve muy poco, pero de vez en cuando diluvia de lo lindo, al surgir breves episodios denominados de gota fría”. Efectivamente, el agua desborda los cauces de las Ramblas o Uadis, generando inundaciones.  Ahora bien, del mismo modo, se recargan los acuíferos, hecho que ya aprovechaban mediante ingeniosas y simples obras hidráulicas sus moradores, mediante el sabio conocimiento campesino, no secular, sino milenario. Y así extraían agua para regar algunas áreas desiertas, obteniendo buenos rendimientos agrarios. Del mismo modo, muchas lagunas actualmente secas se rellenarán de agua, creciendo la vegetación en los valles que las cobijan. Comenzó a dudar si los autores del estudio atesoran conocimientos de la geomorfología de los desiertos. Más aun, abundante agua caída durante tales eventos en loa ambientes desérticos en los que suelen abundar los suelos salinos, el exceso eventual, pero más frecuente de agua ayudará a disminuir el exceso de sales, dando lugar a suelos potencialmente algo más productivos, así como agua para regarlos por la recarga de los acuíferos, etc., ¡Lo dicho!. ¡La botella medio llena frente a la botella medio vacía!.

 Alegar que todo el agua que no causara estragos se evaporaría a la atmósfera, no deja de ser más que  una prosaica y a menudo errónea interpretación. Parte de ella se infiltraría rápidamente, como mínimo en los desiertos arenosos. Más aún, existen otras regiones del globo en donde el acervo cultural que nos proporcionan las prácticas campesinas demuestra que los paisanos saben aprovechar este oro azul de estos biomas de forma brillante, en la medida de lo posible. Seguramente, en los primeros momentos tales inundaciones produzcan  daños (si las predicciones de estos autores son acertadas), aspecto que tampoco lo pongo en duda. Sin embargo con las debidas obras hidráulicas, que no tienen necesariamente que ser onerosas y faraónicas, llegaría un periodo de bonanza del que gozaría una ingente cantidad de la población mundial que hoy vive en la más absoluta miseria. Recordemos que unos dos tercios de la superficie emergida del planeta resultan ser zonas áridas, semiáridas y desérticas. Por todo ello, personalmente prefiero y considero que es mejor ver la botella de agua medio llena que medio vacía.

 Vayamos finalmente al texto en suajili del final del post de Terradaily, para explicar la importancia de los párrafos omitidos por las plumillas español. Este. más o menos vienen a decir:

 Los modelos y las observaciones climáticas de precipitación no siempre cuentan la misma historia con respecto a los cambios regionales, por lo que nos quedamos muy sorprendidos al encontrar que nuestras conclusiones resultaron ser muy robustas en ambos casos” dijo el Dr. Donato.

 Parece que las incertidumbres en los modelos climáticos fueron mayores en donde las incertidumbres de observación eran superiores (es decir la falta de datos, o datos de mala calidad). Esto sugiere que debemos mejorar las observaciones (es decir el número de estaciones meteorológicas u otro tipo de iniciativas que mejoren los datos actuales) que serían vitales si deseamos determinar con mayor precisión los efectos del cambio climático en todas las regiones del mundo.

 Ya hemos comentado en otros post, como este, que sin buenos inventarios y monitorizaciones los modelos climáticos, como casi todos, no pueden dar lugar a predicciones fiables. Lo que no resulta razonable estriba en que se inviertan enormes sumas de dinero en predecir, y prácticamente nada en alimentar saludablemente a los modelos climáticos (los susodichos inventarios y programas de monitorización). Los modelos de simulación numérica son como los cuerpos humanos. ¡Uno es lo que come!, y si se come poco y mal……….

 Os dejo pues la noticia en ambas lenguas suajili y español-castellano.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Como convertir un yermo desierto en suelo fértil en 7 horas

nanoclay

Como convertir un desierto en tierra fértil utilizando nanotecnología: NanoClay. Fuente: Fotos de Juan José Ibáñez

Pues sí, ¡señoras y señores!, una empresa noruega e investigadores de la talla de Kristian and Ole Morten Olesen (más vale “live” que “morten” y “moros que cristianos”) dicen haber descubierto el secreto de cómo convertir los yermos desiertos del mundo en suelos fértiles, en tan solo una pocas horas, o a veces un poquito más (será cuando cambie el clima “of course”). ¡Se acabó el hambre en el mundo! ¡Viva la madre que les parió!. Desde luego no podemos competir en materia de emprendimiento con estos monstruos escandinavos. ¿Sera verdad? Tras tal descomunal descubrimiento os recomiendo que leáis la noticia con la que terminamos este post, aunque también el debate que suscitó en la red profesional  LinkedIn tras anunciarse este notición. ¡Mama mía!. ¡Que varapalo!. Obviamente el procedimiento se encuentra patentado, por lo que primero deberemos comprarnos unas parcelas de desierto por unos centavos, luego añadir un poquito del elixir mágico patentado y a disfrutar los millones que pronto caerán del cielo a nuetras manos. ¡Pues va a ser que no!. Ya no hace falta jugar a la lotería.

El procedimiento se enmarca en la iniciativa global que, con dicen en un rotativo español debiera ser un “tremending topic“ y cuyos adalides son, sin lugar alguna, “emprendedores caraduras sin fronteras”, Este holding  va ganando día a día terreno a los esfuerzos llevados a cabo por honrados aunque torpes ciudadanos emprendedores, carentes de tal sublime ¡inteligentia!. Todo consiste en echar al suelo desértico un tipo patentado de arcillas trituradas y procesadas hasta convertirlas en nanopartículas que a la postre mezcladas con agua recubrirán las arenas del desierto convirtiéndolas en una máquina trepidante de captar agua y nutrientes.  Y así en pocas horas de desierto a vergel. Eso sí hay que añadir un poco del líquido elemento, más o menos la mitad de lo normal ¿Y de dónde sale?.

Ya en el debate se comenta de todo: ¿y la materia orgánica? ¿Y el agua?, ¿No arrastrará el riego las nanopartículas hacia ls profundidades, fuera el alcance de las raíces delas plantas?. Y el viento?, etc. etc. ¿La erosión eólica terminaría llevándose por los aires tal asombrosa alfombra/capa fértil?  Pero seguidamente hacer los cálculos, no por metros cuadrados, sino por hectáreas. Efectivamente alguien se haría más multimillonario que Bill Gates, en poco tiempo: ¡la empresa que lo patentó! Pero además, ¿de donde extraeríamos tanta arcilla para pavimentar los desiertos de verde?.

En la nota de prensa, tras una llamada de atención sobre los devastadores efectos de la desertificación y su inexorable avance, como consecuencia del calentamiento climático y bla, bla, bla, la compañía directamente pone en su punto de mira en California, en donde una prolongada sequía y la sobreexplotación de los acuíferos, se encuentra causando estragos en las producciones agrarias. Claro está, tomn como ejemplo,  un territorio en donde hay mucha pasta, ya que los moradores del desierto de Namibia……..  Y aun así…… Quizás en algún jardín, a falta de materia orgánica mucho más barata……

Pero Michał Prądzyński dio inmediatamente en el clavo al hacer los cálculos que expongo a continuación.

1kg of clay per square meter equals 100 000 clay kg per hectare.  100 metric TONS! 40 liters of water per meter equals – 4 000 m3 of water spreaded per hectare…

One question – how are you going to achieve it in a practical way? Just the clay, forget the water, is a HUGE operation and cost to transport, 100 metric tons for hectare. And one more thing – why no organic matter?

Os dejo con la noticia ya que me parto de la risa. Lo dicho “emprendedores caraduras sin fronteras”

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Terra Rossa que cayó del Cielo

terra-rossa-australia 

Terra Rossa, Australia: Fuente: IUS Wines

terra-rossa-baleares 

España A la izquierda, África al Sur e Islas Baleares en el Centro. Fuente: M Menorca Local

Los Suelos rojos mediterráneos, entre los cuales destacan por su interés las denominadas  Terra Rosa, han dado lugar a numerosos estudios durante décadas, por ser considerados como los más representativos o idiosincrásicos de los ambientes mediterráneos del mundo. En consecuencia, se han venido realizado asiduamente abundantes simposios y congresos sobre los mismos, y aun se sigue haciendo como en Eurosoil 2016 que se iba a clebrar en en Estambul. Sin embargo, la teoría clasica (versión hasta hace poco tiempo como hordodoxa) defendía que se trataba de edafotaxa formados sobre rocas carbonatadas, tras la disolución del carbonato cálcico, comienza a ser muy cuestionada. Hoy comienza a aceptarse que ni son representativos  de los mentados ambientes, así como que posiblemente su abundancia proceda de la cercanía de sus principales áreas de distribución, es decir que arriban al bioma mediterráneo desde los biomas los semiáridos y desérticos próximos. Ya hablamos hace años en nuestra bitácora sobre estos temas, como en los siguientes post: Los Suelos Rojos Mediterráneos y Lluvias Rojas, Polvos Rojos, Suelos Rojos. Así pues sintetizando, la principal diferencia entre ambas estriba en que la primera consideraba que su edafogénesis procedía por la alteración biogeoquímica de la roca madre, mientras que la segunda, como hemos venido señalando, propone que todos o buena parte de ellos son producto de la deposición eólica, o por la lluvia de sedimentos procedentes del Sahara u otras zonas áridas.  Hoy os vamos a mostrar una traducción al español-castellano del resumen de un artículo que lleva por título: The role of African dust in the formation of Quaternary soils on Mallorca, Spain and implications for the genesis of Red Mediterranean soils.

terra-rossa-disoluciom 

Terra Rosa rellenando grietas de disolución de calizas Jardines de Alfabia (Terra Rossa). Fuente: Geocaching

La diferencia entre este estudio y los otros previos ,que personalmente leí, estriba en las sofisticadas técnicas geoisotópicas utilizadas con vistas a testar ambos puntos de vista o teorías enfrentadas. Sin embargo, no debemos descartar que ambas sean compatibles, es decir que en unos casos sean producto “principalmente” del material calizo o dolomítico subyacente, mientras que en otros de materiales trasportados en suspensión de lugares muy distantes.  Y así añadimos nuevas evidencias que avalan la conjetura que compartimos mi amigo Dick Arnold y este bloguero de que posiblemente la contribución a la formación de los suelos de los denominados materiales parentales o roca madre se encuentre sobrevalorada (al menos para ciertos tipos de suelos y en determinadas, pero extensas regiones biogeográficas), como señalamos en esta otra entrega: Roca Madre y Materiales Parentales: ¿El mismo concepto?. Fíjense en la imagen superior a este párrafo, que siempre me había intrigado, ya que encontrar estructuras semejantes resulta ser harto frecuente. Nunca entendí, como era posible que las Terras rosas se acumularen en las grietas superficiales de ese modo, mientras, a menudo en las plataformas llanas colindantes abundaban suelos calizos poco desarrollados, como las Rendzinas. En un caso concreto (muy parecido al de la imagen mencionada), también pude constatar personalmente que la formación de este edafotaxon, en algunos casos,  era debida simplemente a la erosión de una cobertura sedimentaria y suelos suprayacentes, por lo que tan solo permanecían estos materiales edafizados en las fisuras de rocas fuertemente calizas. Por lo tanto ya tenemos tres alternativas, no excluyentes. Os dejo pues con la traducción del aludido resumen y una breve descripción de la teoría clásica, según Wikipedia.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Ecología del Suelo en zonas Áridas y Semiáridas: Entre la Obviedad y la Incertidumbre

espartales-cabo-de-gata

Matorrales con esparto en las proximidades de Cabo de Gata. Foto de Juan José Ibáñez en Diciembre de 2014.

 En este post nos remitimos a comentar las notas de prensa (y los resúmenes en suajili de los trabajos originales), que no un análisis en profundidad de los dos estudios científicos mentados. Francamente lo que vais a poder leer raya entre la obviedad y las generalizaciones abusivas, si bien todos reconocemos que queda mucho por esclarecer en materia de ecología del suelo en zonas áridas. Durante décadas los ecólogos terrestres han soslayado el estudio del medio edáfico y su rol en la dinámica de las biocenosis vegetales y animales que habitan sobre los mismos. Esta fue una de las principales razones que propició la decadencia de la edafología en sentido amplio, como también su desaparición de muchos centros de investigación. Recientemente, numerosos ecólogos han comenzado a interesarse por ese universo invisible que para su casta que ha sido el suelo, lo cual, “en principio”, debiera ser una buena noticia.  Sin embargo, tal hecho ha sido enturbiado por la ausencia y/o escasez en sus equipos de investigación de verdaderos expertos en suelos que guiaran sus primeros pasos. Y así, muchas de sus aseveraciones, no tan solo en estos artículos, sino en tropecientos mil más, se encuentran repletos de obviedades, sesgos y aparentes descubrimientos, que en realidad eran archiconocidos desde hace décadas, y que incluso aparecían a los manuales básicos de edafología. Pero al parece,r redescubrir la dinamita deviene en ciencia de excelencia, y los artículos y libros redactados decenios atrás pasarán al olvido como pura bazofia. Así se escribe la historia, de forma tendenciosa, por supuesto. Reitero que no he tenido oportunidad de leer los artículos originales en este caso concreto, tan solo las notas de prensa y los resúmenes, ambos incluidos al final del post. No obstante son una muestra palmaria de la cantidad de obviedades y trivialidades que albergan, prácticamente idénticas a las que he podido leer en otros papers  publicados en las revistas consideradas como de sublime excelencia. Añadir a todo este batiburrillo una orientación hacia el problema del calentamiento climático convierte, por arte de magia, cualquier material en oro. Y así nos va.  Tampoco puede negarse que, a veces, puede detectarse algún aspecto concreto interesante, ya que actualmente disponemos de tecnología mucho más potente que 30 o 40 años atrás.   Este es el caso principalmente de la primera nota de prensa, en la cual la instrumentación de ciertas parcelas resulta ser muy sofisticada y novedosa (me las han mostrado personalmente). Sin embargo, no observamos ninguna información relevante en la segunda.

 Los lectores asiduos a esta bitácora inmediatamente reconocerán, tras leer las notas de prensa, que nosotros proporcionamos mucha más información y detalles, así como que hemos dado buena cuanta del 99% de lo escrito en tales noticias desde hace varios años. ¡No!, No somos muy listos, sino que se trata de hallazgos que han ido ofreciendo las indagaciones científicas precedentes  durante décadas. Hay que estar al día y no vender el vino ya rancio como si fuera u elixir exquisito que solo sabrían apreciar los enólogos. La ciencia ha entrado por unos derroteros lamentables.  ¿Qué novedades ofrecen estos estudios?. No, no os lo pregunto a vosotros, me lo pregunto a mí mismo,  sin encontrar respuesta.

 En esta ocasión. comentaré bajo las mismas notas de prensa, párrafo a párrafo, avalado por 35 años investigando en el ámbito de la edafología. Dudo que los autores puedan decir lo mismo, ya que entonces…… ¡no comment!

Juan José Ibáñez

 Comencemos pues……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Desalinización y agricultura, alguna consideraciones (sobre la iniciativa de Sonora en México)

sonora-irrigar-en-el-desierto 

Sonora, Geografía, Paisajes, Agricultura y Desalinización. Fuente: Colaje Google imágenes

En el sitio Web NCYT Amazingpuede leerse  una más que interesante nota de prensa, que nos remiten también a otras previas de calidad semejante. En ella se nos informa de las interesantes iniciativas mexicanas con vistas a la irrigación del desierto y zonas áridas de Sonora, y de este modo paliar la sobre-explotación que allí padecen los acuíferos, así como la intrusión de aguas salinas, algo desgraciadamente habitual en otros muchos lugares del mundo. En este sentido, parece que apenas hemos avanzado durante milenios.  Gran parte de estos estudios han sido llevados a cabo por el Departamento de Ciencias del Agua y Medio Ambiente del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), bajo la batuta de Germán Eduardo Dévora Isiordia. Con tal motivo, proponen la alternativa de desalación o desalinización y recuperar así el nivel freático que permita hacer uso de los pozos agrícolas, ya abandonados por este motivo. La nota de prensa es lo suficientemente didáctica para que no entre en detalles personalmente. Os recomiendo que la leáis abajo, como también los enlaces que contiene esta noticia de NCYT Amazing, ya que pueden leerse detalles muy interesantes sobre los procedimientos propuestos, tales como el uso de energía solar (¿y por qué no también la eólica, o la que puede extraerse de las mareas?). Se menta el uso de materiales nanométricos, como el grafeno, etc., para la tecnología desaladora.

Una buena producción agrícola depende de la calidad del suelo, así como de la disposición de recursos hídricos y mejor aún si el clima es cálido y con muchos días al año soleados. Cuando el territorio es árido y el agua el factor limitante, la explotación sustentable de los acuíferos puede ser una solución. Ahora bien, como en estos ambientes las precipitaciones escasean por definición, la explotación deviene rápidamente en sobre-explotación, y a menudo en la salinización del suelo, aunque nos encontremos lejos de la orillita del mar.  Sin embargo, cerca de la costa, la tecnología actual sí permite desalar el agua, aunque a veces a costos prohibitivos. La energía puede obtenerse de recursos renovables como los previamente aludidos, aunque quedan problemas técnicos por resolver. Según me han comentado varios expertos, lo mismo ocurre con el propio proceso desalador. También debe tenerse cuidado con lo que denominamos aguas desalinizadas, ya que, a veces, mínimas concentraciones de sales, salinizan los suelos, como ha ocurrido en algunos cultivos de viñedos, en los áridos paisajes de Lanzarore (islas Canarias, España).

Ahora bien, en la nota de prensa, los investigadores, en mi opinión, se quedan cortos,si realmente los problemas técnicos mentados han sido solucionados. De hecho, los invernaderos de los ambientes áridos de Almería (SE de España), con sustratos ,en lugar de suelos, y bajo cubiertas de plástico, constituyen una práctica que está ofreciendo pingues beneficios. Se trata de un sistema de manejo agrario que, de hecho, ha convertido a aquel yermo paisaje en uno de los territorios hortofrutícolas más productivo y rentable de Europa, obteniéndose varias cosechas anualmente para productos que se encuentran fuera de temporada (más fáciles de comercializar). Abajo, en una relación de post previos, abundo sobre estos temas, y especialmente en los dos primeros, aunque en el cuarto, se ofrece una solución para el uso de la salmuera.  Y así ya no se trataría exclusivamente de devolver el agua para las prácticas de la agricultura industrial, o incluso campesina, sino convertir aquellos espacios geográficos en una región estratégicamente próspera, capaz de generar riqueza local, pero también de exportar productos a otras muchas regiones.  De este modo la creación de puestos de trabajo crecería exponencialmente. ¿Por qué conformarse con menos?. Reitero que todo depende de esos problemas técnicos, de los que los autores del estudio seguro que conocen mejor que las soluciones potenciales que este modesto bloguero.   

Grandes territorios del litoral del pacífico latinoamericano (Chile, Perú, etc.) podrían beneficiarse de una gestión agraria  como esta, a costa de afear el paisaje con sus mares de plástico. Se trata de un gran reto, pero viable y que ayudaría en gran medida a solucionar la soberanía alimentaria de los países que se aventuren.

Quizás algún día, tan solo los desiertos alejados del mar se consideren improductivos, mientras que los que estén en el litoral una bendición para el país que los atesore.

Permanecería en muchos casos el problema de recargar eficazmente los acuíferos. Resulta factible, aunque supongo que aún no económicamente rentable (¡tiempo al tiempo!), recargar los acuíferos con el agua marina desalinizada o incluso haciendo uso de las esporádicas lluvias torrenciales.  Tengo noticias que los israelitas trabajan en ello o incluso que posiblemente ya practican tal estrategia.

Juan José Ibáñez

Leamos pues la noticia, ya que tal iiciativa es digna de encomio. …….  (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Biocostras de los suelos en ambientes áridos y desérticos

biocostra-tabernas

Biocostras, Afloramientos yesíferos, Desierto de Tabernas, Almería: Blog de Miguel Varona

Si pasea usted por el desierto y observa costras blanquecinas o de otro color sobre la superficie del suelo, por favor, no las pise ni destroce. Se trata de micro-ecosistemas que desempeñan un papel esencial en los ecosistemas desérticos, ciclo hidrológico, fertilidad, etc. Abajo os dejo dos noticias y un fragmento de texto de los estudios que llevan a cabo desde hace años en la Estación de Zonas Áridas del CSIC. Se trata de esos escasos excepcionales en los que las notas de prensa y el  fragmento de texto son lo suficientemente esclarecedores como para no verme obligado a  explicar nada, ya que incluso lo puedo estropear. ¡Inaudito!. En la naturaleza hasta lo más minúsculo a nuestra vista pueden desempeñar una función de valor incalculable. Y este caso es uno de ellos. Felicitar a los colegas de la EEZA y.. ¡Qué gozada!, no escribir ni una palabra más. Pero no se lo pierdan, ya que se trata de unas estructuras de suma importancia. Y si por casualidad, o maldad las deteriora, tenga en cuenta que dará lugar a que aparezcan otras costras físicas, pero esta vez perjudiciales para los ecosistemas que las alberga. Por favor no sea ¡maloso!. Os dejo esta vez sin más retórica un material que os haré entender que son las biocostras.  Cuando a una costra buena la pateamos, aparece otra mala ¿le suena esta cantinela eliminando el palabro costroso y añadiendo otro? ¿No? Pues entonces usted no es un habitual lector de nuestro blog.

 Juan José Ibáñez

 Pasen y lean señoras y señores en un santiamén sabrán lo que son las biocostras……

(más…)

Etiquetas: , , , ,