En el Origen del Caos: Giordano Bruno

giordano-bruno-y-el-caos

Ahora más que nunca me percato de que un pequeñísimo error en el principio causa una gran diferencia y grave error final; un único inconveniente se multiplica poco a poco ramificándose en infinitos otros, como de una pequeña raíz (surgen) grandes y ramas innumerables”. Frase de Giordano Bruno reproducida en Un Mundo Poliédrico

Antonio L. López Lafuente amigo de casi toda la vida, me informó que el día 8 de Marzo de 2016, en el Ateneo de Madrid, Andrés Fernández Díaz Catedrático de Política Económica por la Universidad Complutense de Madrid (ya jubilado) y Consejero Emérito del Tribunal de Cuentas del Reino de España, iba a impartir una conferencia sobre la teoría del caos y la economía. El título de la conferencia me resultó sugestivo (no era este exactamente), por lo que asistí y así “matar dos pájaros de un tiro”, volver a encontrarme y cenar con mi amigo, así como ver si era posible escuchar algo nuevo acerca de las turbulencias económicas actuales. Y poco después de comenzar la disertación el conferenciante lanzó la frase con la que comienzo y casi termino este post. Está nos llega de la pluma de Giordano Bruno, en un libro publicado en Venecia el año de gracia de 1583. En casi todas las numerosas monografías y artículos libros que había leído sobre la teoría del caos y ciencias afines, se nos informaba de que esta rama del conocimientos surgió a finales del siglo XIX, si bien no alcanzó el estatus de ciencia madura hasta mediados del XX. Como defiende David Ruelle, otra figura internacional mundialmente reconocida en esta rama de las matemáticas, en su obra El cerebro de los Matemáticos, los matemáticos piensan/trabajan con ideas más que con números. Personalmente coincido con él. Y de ser así, la frase de Giordano Bruno, deviene en profética, pudiendo considerársele pues a hasta el momento, como el padre de la mentada teoría del caos. Tal hecho haría retroceder el origen de la disciplina varios siglos. Sin embargo, Giordano no es anglosajón, por lo que dudo que internacionalmente se le reconozca este merecido honor.

 Un Mundo Poliédrico es el libro escrito por Andrés Fernández Díaz en que puede leerse textualmente la mentada reflexión, si bien también se encuentra redactada en ingles en otra publicación de este economista: “What’s new and useful about chaos in economic science” que os reproduzco más abajo. Para mí fue todo un descubrimiento.

 Cuatro lecciones extraje de la experiencia que os he narrado: (I) que por mucho que uno lea, suele suceder que siempre se pierde algo, y a veces detalles de suma importancia para la historia de la ciencia; (ii) que la mente humana va muy por delante de lo que solemos entender convencionalmente por indagación científica en sentido estricto;  (iii) que entre una gran idea y la génesis de una disciplina madura que de cuenta de ella pueden trascurrir siglos (¿cuántas veces habrá ocurrido tal hecho, pasando desgraciadamente al limo del olvido?) y (iv) que nunca podemos estar completamente seguros, salvo en escasas ocasiones, de identificar correctamente quien es el padre de una disciplina científica. Si como apunta Ruelle son las ideas las que primen en matemáticas, no cabe duda que, a día de hoy, al currículo ya imponente de este gran pensador, habría que añadir otra muesca en su revolver: Giordano Bruno, padre o pionero de la teoría del caos y el pensamiento complejo.

 Os dejo parte del material que he inutilizado. Gracias a Andrés Fernández por haberme hecho describir estos comentarios de Bruno, en el que yo sepa nadie había posado su atención.

 Juan José Ibáñez    

Un Mundo Poliédrico

Un Mundo poliédrico (otra reseña)

Antonio L. López Lafuente

Giordano Bruno

What’s new and useful about chaos in economic science

 Introduction

Perhaps the most clear and ancient definition of chaos can be found in the words of Giordano Bruno written in his book published in 1583 in Venezia whit the title “De l´infinito universo mondi“: Now more than never I perceive that a tiny error in thebeginning causes a big difference and a serious deviation at the end; a single problem was multiplied gradually branching out into an infinite number of other, just as a root spreads in infinite branches and masses. Also, centuries later, in 1908, appears the G. K, Chesterton´s celebrated novel “The Man Who was Thursday”, and in the page 12 said: Why do all the clerks and navvies in the railway trains look so sad and tired, so very sad and tired?.I will tell you. It is because they know that the train is going right. It is because they know that whatever place they have taken a ticket for, that place they will reach. It is because after they have passed Sloane Square they know that the next station must be Victoria, and nothing but Victoria. Oh, their wild rapture! Oh, their eyes like stars and their souls again in Eden, if the next station were unaccountably Baker Street. These two relevant references are indeed very clear and rich in ideas about chaos, and it is an excellent starting point for our analysis (….)

 Federico Morán Reseña de un mundo poliédrico

El Universo Poliédrico

Autor/es: Andrés Fernández Díaz.

Edición: 1ª Edición

ISBN: 978-84-92453-02-3

Encuadernación: Rústica

Nº Páginas: 294

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

En otras palabras debemos estar alertas porque vivimos como en la fabula indu de la descripción de unos ciegos sobre un elefante

(requerido)

(requerido)


*