eneria-eolica-granja

Fuente: Imágenes Google

Las noticias que os mostramos hoy, pueden resultar sorprendentes e inesperadas, quizás hasta tendenciosas, pero proceden de dos fuentes distintas y de científicos trabajando con distintos propósitos. Ambas ponen en cuestión el papel de la energía generada por el viento en lo concerniente a la sostenibilidad energética y al calentamiento climático, e infiero que especialmente las grandes granjas o parques eólicos. De momento, considero que esta información debería considerarse con suma prudencia, ya que se basan en datos preliminares, que debieran hacernos reflexionar y analizar en mayor profundidad, conforme se vayan corroborando o refutando por indagaciones posteriores. La primera noticia, procedente de China, lleva por título: Los grandes parques eólicos provocan diferentes efectos en los climas locales y regionales”. La segunda, procede de EE.UU: “el impacto climático de la energía solar”. Una cuestión debe quedar muy clara, y es que muchas de las propuestas con vistas a descarbonizar el Planeta, no necesariamente conllevan una atenuación del calentamiento climático y, a nivel local, podría darse el caso inverso. Empero también adelantemos que muchas críticas e informes sobre la energía solar caminan en la misma polémica dirección, como ya analizaremos en otro post. No obstante, debemos partir de dos premisas: (i) las diferencias a escalas locales y globales y (ii) la palmaria distinción entre las pequeñas instalaciones (incluidas las caseras) y las granjas de ambas energías alternativas que se desparraman sobre enormes superficies.

No piense el lector  que cuestiono ambas fuentes de energía tildadas de sostenibles, porque sí parecen serlo, y como corolario su vital papel en la descarbonización de las fuentes de energía. Mi perspectiva es animaros a no ser creyentes, fomentar el espíritu crítico contra iniciativas denominadas ecológicas y/o sustentables, que “podrían no serlo tanto”.

La política y la economía del actual modelo productivo neoliberal, lo enturbian todo en este universo de la espeluznante tecnociencia”. Un antecedente palmario, por ejemplo, que acaeció hace no mucho tiempo, estribó en el atrevimiento del Presidente de la República Francesa, que tras firmar los acuerdos de Glasgow tuvo el atrevimiento de defender la energía nuclear como alternativa “sustentable” e incluso fomentarla. Obviamente tal fuente de energía ayudaría a descarbonizar el Planeta. Empero todo el mundo sabemos que sus residuos son peligrosísimos, que puede dar lugar a tragedias como las ya acaecidas en el pasado de Chernóbil y Fukushima, entre otras. Desconocernos como eliminar definitivamente (que no esconder o almacenar temporalmente) uno residuos radioactivos terriblemente peligrosos. ¿Por qué Macrón apoya la energía nuclear?. Francia apostó fuerte en su día por tal alternativa. La Unión Europea (UE) tiene un plan para descarbonizar la energía de sus territorios, mientras que en el mentado país, más del 70% de le energía procede de centrales nucleares. Y así, en los años venideros los restantes gobiernos de la UE deben hacer frente a gigantescas inversiones con vistas a eliminar el uso de los combustibles fósiles, mientras Francia no. Ello supondría para este país una ventaja competitiva superlativa. Obviamente Macrón esperó a que llegara el turno de los galos para presidir durante un semestre la UE  con vistas a tener una audiencia mayor. Hipocresía mayúscula que atenta con cualquier posibilidad de alcanzar un futuro saludablemente sostenible para el ser humano y la biosfera del planeta.

¿Nos encontramos en un caso parecido?. ¿Alguien pretende atacar a los lobbies de las energías eólicas?.  ¿Qué hay de cierto en el contenido de ambas noticias?. Tener en cuenta que una nos informa esencialmente de los efectos de las instalaciones de energía eólica a escala ¡global! mientras que la otra lo enfatiza a nivel local. ¡No se trata de una cuestión baladí. Tampoco lo es, “reitero”, que hablemos de pequeñas instalaciones o de granjas enormes en manos de las avariciosas multinacionales que nos acechan, acaparando al mismo tiempo fuentes de energía renovables y fósiles.

Los ciudadanos también somos bastante mezquinos en estos asuntos. La mayoría deseamos una energía barata y limpia. Ahora bien, si vivimos en los entornos de las susodichas macrogranjas protestamos airadamente debido a que nuestros paisajes campesinos se afean descomunalmente y atentan contra la supervivencia de ciertas especies. Resumiendo, que deseamos las bondades, pero sin sufrir el costo, como ocurrió con las nucleares. Si a las energías eólicas y solares, pero que las ubiquen en otro lado, no en las proximidades de mi casa, sino allá….¡lejos, más lejos, más lejos!.  Sin embargo, en este caso, el asunto parece ir más allá de la estética paisajística o la vida salvaje. Los dos estudios que podréis leer, tras esta entradilla, señalan que, en los alrededores de estas instalaciones eólicas la temperatura  ascenderá. Es decir unos ciudadanos sufrirán las consecuencias de “un calentamiento adicional en aras de la sociedad”, y otros se beneficiaran de ello sin el más mínimo trastorno. ¿Y qué ocurre con las solares?. ¡No lo sé!, pero ya os hablaré de las estupideces, en forma de estudios científicamente rigurosos, que han espetado sus defensores, y que incumblen directamente a los recursos edáficos.

Empero si en lugar de grandes granjas se apela al uso de pequeñas instalaciones e incluso caseras, como lo son los paneles solares en los tejados de las casas, quizás gran parte de lo dicho debiera corregirse. ¡Francamente habría que analizarlo, con datos fiables!. Pero de nuevo tropezamos con la misma piedra. Para la mayor parte de los gobiernos delegar tales menesteres en manos de lobbies multinacionales debe resultarles más rentables “de algún modo”.

Crear lleva tiempo, destruir puede hacerse casi instantáneamente. Francamente en el seno de la tecnociencia, nada es verdad ni es mentira, todo depende del lobby que lo diga. Y los ciudadanos solo deseamos las ventajas, jamás sufrir el costo de las mismas. ¿Fakescience?: ¿True Technoscience?. “Las granjas eólicas y solares pueden crear su propio clima, incluyendo lluvia sobre el Sahara” ¿¿??

Reitero que estas energías son deseables, pero todo depende de los beneficios que generen, no a las grandes industrias y los codiciosos multimillonario inversores, sino a la salud de todos nosotros, y esa maravillosa biosfera que vamos devorando insensatamente.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

“Los grandes parques eólicos provocan diferentes efectos en los climas locales y regionales

por Staff Writers; Beijing, China (SPX) 24 de septiembre de 2021

Zhangjiakou, una gran ciudad en la provincia de Hebei, China, se encuentra al noroeste de Beijing. El cercano parque eólico Shangyi en Zhangjiakou es un componente crítico de la infraestructura eléctrica del norte de China. Si bien la energía eólica se considera limpia, el impacto del parque eólico Shangyi en el clima local y regional sigue siendo controvertido.

Para encontrar posibles efectos climáticos relacionados con el parque eólico dentro del área, un equipo de investigación de la Academia China de Ciencias Meteorológicas investigó las condiciones climáticas que rodean al Parque Eólico Shangyi. Basaron su investigación en datos meteorológicos a largo plazo de Zhangjiakou que van desde 1981 hasta 2018, incluida la temperatura del aire, la velocidad del viento, la humedad relativa y las precipitaciones.

En este estudio, los científicos utilizaron el método de anomalías o proporciones para descifrar las diferencias entre las estaciones meteorológicas que se vieron afectadas o no por las operaciones del parque eólico. Advances in Atmospheric Sciences acaba de publicar el estudio completo.

 “También exploramos la influencia del parque eólico Shangyi en la temperatura de la superficie terrestre y la evapotranspiración utilizando datos satelitales MODIS de 2003 a 2018“. dijo Yonghong Liu, autor principal del estudio. “Comparamos los resultados de la observación con el último Informe Regional de Cambio Climático del Norte de China (2020)”.

 Los resultados mostraron que, especialmente durante el verano y el otoño, el parque eólico tuvo un efecto de calentamiento atmosférico durante la noche (hasta 0,95 C). El equipo observó un cambio mínimo en la temperatura del aire durante el día, y si existía una anomalía positiva o negativa dependía de la temporada.

Además, la temperatura media anual y la temperatura mínima anual aumentaron en 0,37 C y 0,81 C respectivamente. La velocidad media anual del viento disminuyó un 6%, principalmente durante la primavera (14%) y el invierno (8%). El parque eólico no pareció afectar la precipitación y la humedad relativa.

El estudio no mostró un aumento significativo en la temperatura de la superficie local dentro del parque eólico Shangyi. Los científicos que trabajan en el proyecto dicen que el aumento de la cobertura de vegetación no relacionado dentro de la granja anuló el calentamiento de la superficie de la tierra inducido por la granja eólica.

Además, los resultados también mostraron que el calentamiento local y la reducción de la velocidad del viento causados por el parque eólico Shangyi fueron menores que los valores regionales del cambio climático. Por lo tanto, el equipo concluyó que los parques eólicos tienen un efecto significativo en la climatología local, pero un impacto mínimo en el clima regional.

Informe de investigación: “Un estudio observacional sobre el efecto climático local del parque eólico Shangyi en la provincia de Hebei”

 Large wind farms cause different effects for local and regional climates

by Staff Writers
Beijing, China (SPX) Sep 24, 2021

Zhangjiakou, a large city in Hebei Province, China, lies just northwest of Beijing. The nearby Shangyi Wind Farm in Zhangjiakou is a critical component of northern China’s electric infrastructure. While wind energy is considered clean, the impact of the Shangyi Wind Farm on both the local and regional climate remains controversial.

To find potential wind farm related climate effects within the area, a research team from the Chinese Academy of Meteorological Sciences investigated weather conditions surrounding the Shangyi Wind Farm. They based their research on long-term Zhangjiakou meteorological data ranging from 1981 to 2018 including air temperature, wind speed, relative humidity, and precipitation.

In this study, scientists used the anomaly, or ratio method, to decipher differences between the weather stations that were either impacted or not impacted by wind farm operations. Advances in Atmospheric Sciences just published the full study.

“We also explored the influence of the Shangyi Wind Farm on land surface temperature and evapotranspiration using MODIS satellite data from 2003 to 2018.” said Yonghong Liu, the lead author of the study. “We compared the observation results with the latest North China Regional Climate Change Report (2020).”

Results showed that, especially during summer and autumn, the wind farm had an atmospheric warming effect at night (up to 0.95 C). The team observed minimal change in daytime air temperature, and whether a positive or negative anomaly existed depended on the season.

Additionally, the annual mean temperature and the annual minimum temperature increased by 0.37 C and 0.81 C respectively. The annual mean wind speed decreased by 6%, mainly during spring (14%) and winter (8%). The wind farm did not appear to affect precipitation and relative humidity.

The study showed no significant increase in local surface temperature within the Shangyi Wind Farm. Scientists working on the project say that unrelated increased vegetation coverage inside the farm canceled out the wind farm-induced land surface warming.

In addition, the results also showed that the local warming and wind speed reduction caused by the Shangyi Wind Farm were smaller than the regional climate change values. Therefore, the team concluded that wind farms have a significant effect on local climatology, but a minimal impact on regional climate.

Research Report: “An Observational Study on the Local Climate Effect of the Shangyi Wind Farm in Hebei Province”

Climatic Impacts of Wind Power

Lee M. Miller; David W. Keith

Open ArchivePublished:October 04, 2018DOI:https://doi.org/10.1016/j.joule.2018.09.009

Highlights

Wind power reduces emissions while causing climatic impacts such as warmer temperatures

Warming effect strongest at night when temperatures increase with height

Nighttime warming effect observed at 28 operational US wind farms

Wind’s warming can exceed avoided warming from reduced emissions for a century

Context & Scale

Wind power can impact the climate by altering the atmospheric boundary layer, with at least 40 papers and 10 observational studies now linking wind power to climatic impacts. We make the first comparison between the climatic impacts of large-scale wind power and site-scale observations, finding agreement that warming from wind turbines is largest at night. Wind power’s climatic impacts will continue to expand as more are installed.

Do these impacts matter? How do these impacts compare to the climate benefits of reducing emissions? We offer policy-relevant comparisons: wind’s climatic impacts are about 10 times larger than solar photovoltaic systems per unit energy generated. We explore the temporal trade-off between wind’s climatic impacts and the climate benefits it brings by reducing emissions as it displaces fossil fuels. Quantitative comparisons between low-carbon energy sources should inform energy choices in the transition to a carbon-free energy system.

Summary

We find that generating today’s US electricity demand (0.5 TWe) with wind power would warm Continental US surface temperatures by 0.24°C. Warming arises, in part, from turbines redistributing heat by mixing the boundary layer. Modeled diurnal and seasonal temperature differences are roughly consistent with recent observations of warming at wind farms, reflecting a coherent mechanistic understanding for how wind turbines alter climate. The warming effect is: small compared with projections of 21st century warming, approximately equivalent to the reduced warming achieved by decarbonizing global electricity generation, and large compared with the reduced warming achieved by decarbonizing US electricity with wind. For the same generation rate, the climatic impacts from solar photovoltaic systems are about ten times smaller than wind systems. Wind’s overall environmental impacts are surely less than fossil energy. Yet, as the energy system is decarbonized, decisions between wind and solar should be informed by estimates of their climate impacts.

Reflejos

La energía eólica reduce las emisiones al mismo tiempo que causa impactos climáticos como temperaturas más cálidas

Efecto de calentamiento más fuerte por la noche cuando las temperaturas aumentan con la altura

Efecto de calentamiento nocturno observado en 28 parques eólicos operativos de EE. UU.

El calentamiento del viento puede superar el calentamiento evitado por la reducción de emisiones durante un siglo

Contexto y escala

La energía eólica puede afectar el clima al alterar la capa límite atmosférica, con al menos 40 documentos y 10 estudios de observación que ahora vinculan la energía eólica con los impactos climáticos. Hacemos la primera comparación entre los impactos climáticos de la energía eólica a gran escala y las observaciones a escala del sitio, y encontramos un acuerdo en que el calentamiento de las turbinas eólicas es mayor durante la noche. Los impactos climáticos de la energía eólica continuarán expandiéndose a medida que se instalen más.

¿Importan estos impactos? ¿Cómo se comparan estos impactos con los beneficios climáticos de la reducción de emisiones? Ofrecemos comparaciones relevantes para las políticas: los impactos climáticos del viento son aproximadamente 10 veces mayores que los sistemas solares fotovoltaicos por unidad de energía generada. Exploramos la compensación temporal entre los impactos climáticos del viento y los beneficios climáticos que aporta al reducir las emisiones a medida que desplaza los combustibles fósiles. Las comparaciones cuantitativas entre las fuentes de energía bajas en carbono deberían informar las opciones energéticas en la transición a un sistema energético libre de carbono.

Resumen

Encontramos que generar la demanda actual de electricidad de EE. UU. (0,5 TWe) con energía eólica aumentaría las temperaturas de la superficie continental de EE. UU. en 0,24 °C. El calentamiento surge, en parte, de las turbinas que redistribuyen el calor mezclando la capa límite. Las diferencias de temperatura diurnas y estacionales modeladas son más o menos consistentes con las observaciones recientes del calentamiento en los parques eólicos, lo que refleja una comprensión mecánica coherente de cómo las turbinas eólicas alteran el clima. El efecto de calentamiento es: pequeño en comparación con las proyecciones del calentamiento del siglo XXI, aproximadamente equivalente al calentamiento reducido logrado al descarbonizar la generación de electricidad global, y grande en comparación con el calentamiento reducido logrado al descarbonizar la electricidad estadounidense con viento. Para la misma tasa de generación, los impactos climáticos de los sistemas solares fotovoltaicos son unas diez veces menores que los de los sistemas eólicos. Los impactos ambientales generales del viento son seguramente menores que los de la energía fósil. Sin embargo, a medida que el sistema energético se descarboniza, las decisiones entre energía eólica y solar deben basarse en estimaciones de sus impactos climáticos.

Compartir:

Deja un comentario