Posts etiquetados con ‘abundancia’

Las distintas estructuras de los vegetales y su interacción con los microorganismos del suelo

 plantas-y-microorgenismos-del-suelo

Las Estructuras de una planta y el microbioma del suelo

El estudio que os muestro hoy me parece tan interesante como sospechoso, y más aún cuando se utilizan vocablos grandilocuentes del tipo “cambio de paradigma”, de una forma maniquea e inapropiada. Debo suponer que la responsabilidad es del “plumillas” de turno que ha redactado la nota de prensa. Más o menos, el hallazgo  más importante del estudio, que ser “corroborado” viene explicitado en su introducción: “Encuentran una relación entre la composición de las bacterias del suelo y las raíces, mientras que los hongos están más relacionados con la composición de la cubierta vegetal”. Vayamos parte, a parte, ante tal mezcolanza de aspectos que pueden ser interesantes, otros espurios, además de los presuntuosos cambios de paradigma que aventura el artículo. Estos últimos, en su trabajo de investigación, solo hacen uso de la aplicación de técnicas moleculares sofisticadas bastante recientes. Confundir la instrumentación novedosa como un salto cualitativo en ciencia solo se encuentra justificado si en verdad, da lugar a resultados que desbaraten los conocimientos aceptados hasta la hecha. Francamente, yo no detecto ninguno más que la sofisticación del instrumental. Resulta ser una falacia que no existan estudios sobre de distribución y geometría (algo que no parece ocurrir en el artículo de marras) de las raíces, así como de sus interacciones con el microbioma del suelo. También se han utilizado técnicas moleculares con vistas a la identificación de la diversidad o mejor dicho variabilidad genómica, ya que hablar de especies mediante tales técnicas no deja de ser más que una metáfora discutible. Del mismo modo, y para terminar, intentar sentar cátedra (generalizar), es decir generalizar, con el estudio de un único ecosistema singular concreto, al resto de la biosfera, atenta contra el método científico. Con esta desiderata no deseo escupir en la cara a los autores, sino a quien redactó tal nota de prensa, que, de paso padece de vaguedades propias de quien no conoce adecuadamente la bibliografía del pasado en este tema. Hemos ya escrito demasiados post como para destripar toda esta comedia, pudiendo encontrar las abundantes entradas escritas desde nuestra bitácora en las categorías (i) biología y ecología del suelo y (ii) Biomasa y Necromasa en los Suelos: Raíces y Materia Orgánica. Por todo ello, hemos acudido al resumen del artículo original, en donde obviamente la arrogancia de la artillería instrumental/ biológica pierde importancia, ya que numerosos equipos disponen de ella. Existen algunos aspectos que hasta este miserable bloguero describió en su tesina o tesis de licenciatura leída en ¡1980! Y que de hecho corroboraban los resultados de estudios previos de otros autores. Por ejemplo, la abundancia de nematodos fungívoros (que se alimentan de los hongos de las raíces) era mucho mayor en los suelos ácidos con restos vegetales ricos en compuestos ligno-celulósicos, mientras que los bacteriófagos/saprófagos (pero que en general se alimentan de microbios, ya sean bacterias o arqueas) medraban mucho más sobre restos vegetales menos leñosos, muy difíciles de descomponer y bajo un biomasa aérea de plantas cuyos restos foliares sean ricos en nutrientes, especialmente cierto en el caso de las leguminosas. Ellos utilizan técnicas sofisticadas y onerosas y yo, hace 40 años agua, una pequeña centrífuga y un lupa binocular. Por lo tanto la nota de prensa confunde el conocimiento con la instrumentación, extrayendo conclusiones generales de un caso singular. En mi opinión se trata de un mayúsculo despropósito.  Reitero que debe ser cuestión del “plumillas”, más que de los autores, o al menos eso creo. En cualquier caso se vender el oro de los tontos, como genuino metal precioso. Abajo encontrareis la nota de prensa y el resumen del artículo original traducido.  ¡sin más comentarios!.

Como describe Wikipedia: las diversidades: Desde hace ya bastante tiempo la mayoría de los ecólogos han coincidido en que la diversidad de especies debe ser distinguida en al menos tres niveles: La diversidad local o diversidad alfa (α), la diferenciación de la diversidad entre áreas o diversidad beta (β) y la diversidad regional o gamma (γ). La mayoría de estudios sobre diversidad se enfocan a la diversidad alfa, en forma de riqueza de especies.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Los extensos bosques de las zonas áridas al descubierto por los nuevos satelites

boques-arboles-zonas-aridas

Arbolado disperso y masas forestales en zonas áridas. Fuente: Colaje Imágenes Google

¿Por qué Tiger Woods no se llama Tiger Bush?

Las tierras secas ocultan un bosque tan grande como la selva amazónica. ¿Verdad o mentira?. Pues esta vez va a ser cierto. Hoy no redactaremos casi nada, ya que la noticia es absolutamente clara y explícita, además de interesante. Del mismo modo, constamos como, con excesiva frecuencia, los científicos llevamos a cabo evaluaciones y juicios de valor, basándonos en conocimientos obsoletos e instrumentaciones deficientes. Y cuando por ejemplo, estas últimas mejoran, nuestra ignorancia queda afortunadamente al descubierto.  La nota de prensa (que abajo os reproduzco abajo) comienza señalando que: “Imágenes de Google y Bing desvelan 467 millones de hectáreas nuevas de árboles en las regiones áridas. (…) Ocultos en un mar de tierra árida hay tantos árboles como en la selva amazónica. Puestos todos juntos ocuparían 467 millones de hectáreas de arbolado. Esto supone aumentar el total de cubierta arbórea de estas regiones hasta 1.327 millones de hectáreas. La cifra, estimada por un grupo de científicos gracias a imágenes aéreas de alta resolución, eleva un 9% la superficie arbolada del planeta. Este inmenso bosque escondido hasta ahora a los ojos de los satélites podría tener grandes implicaciones en el clima y la biodiversidad de la Tierra”. Personalmente considero que habría que añadir también el secuestro de carbono por la biomasa y los suelos. Y todo ello debido a que en este estudio se ha utilizado imágenes satelitales de grano fino, en lugar de los obsoletos Landsat con pixeles de 30 metros. Y ya se sabe, cuando se agudiza la vista, se observan más y más detalles, como los arboles dispersos, aunque hay más que contar.

Toda esta arboleda, en su mayor parte dispersa, aunque no siempre, debe aportar grandes cantidades de biomasa al suelo y secuestrar carbono orgánico de la atmósfera. Dicho de otro modo, al aportarse  restos orgánicos lo suelos también albergarán más vida y más biodiversa de la que se suponía, por lo que sus propiedades también serán mejores. Y así, constatamos que las denominadas zonas áridas, no son en sí mismas secarrales incapaces de albergar arbolado y otras formas de vida.   Las cifras que podéis leer hablan por sí mismas. No se puede concluir que estamos ante simples mejoras de las estimaciones realizadas hasta la fecha, sino de un cambio total de perspectiva. Os dejo también algunos de los post que ya hemos escrito sobre el tema. ¿Por qué Tiger Woods no se llama Tiger Bush?. Posiblemente porque aún no ha perdido la suficiente foresta sobre su cabeza (al parecer bastante árida, en ciertos temas) como para pasar de bosque a sabana y de esta a la vegetación dispersa, tan característica de los ambientes áridos. Esta última se ensambla en unos idiosincrásicos patrones bandeados denominados “Tiger Bush”, como son descritos en la literatura científica. Y sabéis que “Woods” es algo así como bosquete y “Bush” arbustos de talla alta).

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,