Las Miserias del Capitalismo: La Obsolescencia Programada (o el porqué vivimos en una Sociedad Anti-sustentable”)

No había visto este magnífico documental (“comprar, tirar, comprar”), fruto de la colaboración entre “Arte France”, Televisión Española y Televisión de Cataluña, que ha sido emitido hace algunos días. Una cuestión es conocer, más o menos las cosas y otra bien distinta visionar el problema de una manera amena, casi exquisita. Mis más sinceras felicidades a los responsables de esta iniciativa.  Quien desee saber los males que acucian a la sociedad actual, así como el porque de la gran mentira del desarrollo sostenible, no tiene más que pinchar en los enlaces de abajo. En menos de una hora entenderá que el mundo en que vivimos es un enorme desatino. Del mismo modo, comprobará como todos los residuos electrónicos terminan en los países del tercer mundo, como ya os indicamos en nuestro post de hace cuatro años: “Contaminación del Suelo por Basura Electrónica: Una Nueva Pandemia Ambiental en el Tercer Mundo”. Increíble. No dejéis pues de visionarlo.

 obsolescencia-programada-documental-de-rtve

Comprar, tirar, comprar:

“Arte France”, Televisión Española y Televisión de Cataluña

 ¿Sabe usted que hay una relación inversa entre la vida útil de los aparatos electrónicos y nuestro modelo económico?. El problema estriba en lo que se conoce como obsolescencia programada (ver también esta reseña en otro blog). Todo está preparado para comprar, tirar, comprar, de tal modo que un sistema económico a todas luces insustentable se perpetué hasta que muera por las inevitables causas naturales: inviabilidad a largo plazo.  Y mientras tanto, la basura se esconde en esaÁfrica Olvidada” y otros países pobres esparcidos por el mundo a los que llega bajo el truco de “productos de segunda mano”, cuando en realidad se encuentran totalmente inservibles. El enviar este tipo de inmundicia se encuentra prohibido por un tratado internacional. Sin embargo, allí termina ¿Connivencia de los políticos? En cualquier caso, como venimos insistiendo y también se defiende en este documental, llegará un momento en que nos ahoguemos en nuestros propios detritus electrizantes.

 Al parecer, uno debe retrotraerse al año 1924 en el primer “ensayo” para imponernos una obsolescencia programada (“planned obsolescence”), gracias a un cártel o lobby que consolidaron en la sombra las grandes empresas que fabricaban bombillas de luz, con vistas a acortar su duración o ciclo de vida. De no ser así se les acababa el negocio. Sin embargo, el modelo se impone definitivamente en los años 50. Dicho de otro modo, desde los albores de la producción en masa, o lo que es lo mismo “la sociedad de consumo”: comprar, tirar, comprar. ¡Ese es el lema!. Y por ello, nosotros no somos ciudadanos sino simplemente consumidores, pero nos quedamos tan tranquilos. Estos “cárteles industriales” siguen ahí, y el ciudadano perdiendo calidad de vida para que ellos mantengan sus suculentos y avariciosos negocios, incluso en los momentos que padecemos las crisis que ellos generan. Este es el “american style of way”. Comprar, tirar, comprar (sobreproducción y sobreconsumo), así se nos dice que se acelera la economía (¿Qué causo la depresión económica de los años 29?: vea el documental), así se enseña a los futuros dirigentes empresariales y tecnólogos del sector privado. Generar consumidores insatisfechos, que compren una y otra vez, lo que podría durar cien años o más.

 ¿Tiene usted un ipod de Apple? ¿Sabía que en sus inicios las baterías de litio estaban preparados para que ese “económico” aparatito durara poco más de un año?. ¿Porqué ahora dura dos? ¿Sabe usted lo que es el “caso Westley contra Apple”. Vea el documental por favor. ¿Qué ocurría mientras tanto en el modelo económico comunista?. Vea el documental por favor.

 Existen organizaciones de ciudadanos, que no de “consumidores” que se encuentran denunciando las vilezas de nuestro insustentable modelo de desarrollo.  Estos son los casos, por ejemplo, de “Doors of Perception” y “Cradle to Cradle” (“de la cuna a la cuna”). Como argumentan, en la naturaleza no hay desperdicios, tan solo nutrientes gracias a los organismos que alberga el ecosistema suelo, esa perfecta máquina de reciclado biosférico. ¿Por que no aprender de ella?, ¿por que no convertir nuestros residuos en “nutrientes”?.  

 Producir sin limites = consumir sin límites = insustentabilidad en un mundo finito con recursos limitados. Hablamos pues de la obsolescencia programada.

 El desarrollo y crecimiento sostenibles son una pura patraña, una gran mentira. De ahí que algunos defiendan una revolución, tanto cultural  como social, basada en las leyes de la naturaleza, así como en el llamado “decrecimiento”. Un paso atrás, para poder dar 100 hacia adelante. ¡Vea el documental por favor!. El desarrollo sostenible basado en el modelo económico actual es como intentar violar, a largo plazo, el segundo principio de la termodinámica.  

 Los Nemes del capitalismo tiene su propia obsolescencia programada

  Como visionar el documental

En la página Web de TVE se dice que el programa va a durar muy pocos días más. Posiblemente amplíen algo el plazo, dado el enorme éxito de audiencia. Ahora bien, si ya llega tarde o prefiere verlo en trocitos, algo más digerible para los que no atesoren Internet de banda ancha, puede ir ya a Youtube y buscar (….)

 Comprar-tirar-comprar (1/5)

Comprar-tirar-comprar (2/5)

Comprar-tirar-comprar (3/5)

Comprar-tirar-comprar (4/5)

Comprar-tirar-comprar (5/5)

 Televisión española

Comprar, tirar, comprar

 http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/directo/

 Juan José Ibáñez

 En la página Web Introductoria de RTVE se puede leer:

 ¿Por qué los productos electrónicos duran cada vez menos? ¿Cómo es posible que en 1911 una bombilla tuviera una duración certificada de 2500 horas y cien años después su vida útil se haya visto reducida a la mitad?¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados?.

Éstas y otras preguntas surgen en el documental “Comprar, tirar, comprar”, que ya puedes ver aquí completo El documental permanecerá disponible en la web durante las dos semanas posteriores a su emisión en televisión.

 A la derecha de esta página hay un espacio en el que podrás introducir tu usuario y tus claves de Facebook (a las que en ningún momento rtve.es tendrá acceso). Inmediatamente verás como tu perfil se integra en nuestra web y podrás comentar el programa en directo.

Si todavía no tienes un perfil en Facebook puedes creártelo aquí y hacerte seguidor de la página de rtve.es en la red social

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hello.This article was extremely fascinating, particularly because I was investigating for thoughts on this issue last Sunday.

hello.me Facino the deocumental finally opened my eyes

thanks for the documentary

[...] repugnante e insidiosa cultura de usar y tirar consumidora de ingentes cantidades de energía. Son las miserias del capitalismo. Empero este hecho no atañe exclusivamente a la energía nuclear. Sería francamente interesente [...]

[...] Recomiendo también la lectura del post: Las Miserias del Capitalismo: La Obsolescencia Programada (o el porqué vivimos en una Sociedad Anti… [...]

[...] vacuo y desaforado. Por lo tanto, con vistas a aumentar nuestro CI, uno debe estar penitentemente comprando y tirando, comprando y tirando. O pasas por el aro de las miserias del capitalismo globalizante y bobalizante o eres tonto de [...]

[...] ello con vistas a pretender amantener en vano una economía insustentable que hace de una criminal obsolescencia programada, la pieza vital para la sustentabilidad empresarial de una sociedad [...]

[...] más mejor. A partir de esta estrategia “global” se extendió la execrable práctica de la obsolescencia programada (comprar y tirar, comprar y tirar, ad nauseam). Las nuevas tecnologías y su zafio marketing nos [...]

[...] guisa que se comercializan en la actualidad poseen tal ciclo de vida?. Ya os hemos hablado de la “obsolescencia programada”, onerosa para el consumidor pero muy lucrativa para las empresas.  Pero tal obsolescencia [...]

Sensacional. LA 2. Estos programas deberian continuar cn cierta periodicidad. Indispensable despertar consciencias, en especial x nuestros niñ@s y jóvenes.

(requerido)

(requerido)


*