Nematodos del suelo (Los Gusanos Redondos)

Los nematodos son uno de los filo (Nematoda) de organismos invertebrados que mayor éxito evolutivo ha alcanzado, si como tal se entiende el número de especies que actualmente habitan en la faz de la Tierra.  De hecho se dispersan por todos tipos de ambientes y en gran abundancia (ya sea en términos de individuos y/o biomasa, a pesar de que su tamaño es pequeño y mayoritariamente microscópico) incluyendo taxa que ocupan todas las posiciones de la cadena trófica (coprófagos-bacteriófagos, fungívoros, herbívoros, depredadores, omnívoros y parásitos). En el medio edáfico, también son enormemente numerosos con independencia de su tipo. Todas estas características les ha hecho merecedores de ser considerados como buenos indicadores de la calidad del suelo. Han sido mejor estudiados que otros Filo y grupos taxonómicos que habitan en el suelo, debido a que sus formas parasitarias causan graves estragos en la producción agraria, (fitóparásitos) y ganaderas (zooparásitos, incluyendo al propio hombre). Su papel en los ecosistemas parece ser de enorme importancia, aunque la ciencia actual dista mucho de entenderla adecuadamente. Se considera que las formas de vida libre son mucho más abundantes que las parasitarias, a pesar de que  estas últimas también atesoran un enorme número de especies. Se trata de un verdadero universo que se ha adaptado a casi todos los ambientes de la Tierra.

caenorhabditis-elegans-nematodo-del-suelo-en-movimiento-fuente-wikipedia

Caenorhabditis elegans Nematodo no parásito del suelo en movimiento. Fuente: Wikipedia

La mayor parte de los expertos reconocen que abundan especialmente en los suelos terrestres y acuáticos.  Sin embargo los que habitan en el medio edáfico, lo hacen en las películas de agua, es decir que también son acuáticos. Tampoco se debe olvidar que sus variadas adaptaciones al parasitismo ha hecho especular a algunos nematólogos que casi toda especie animal o vegetal “pudiera” como mínimo albergar  una o más especies de parásitos específicos de los mismos (tanto endo como ectoparásitos, es decir que viven dentro o en el exterior del hospedador), por lo que su biodiversidad sería enorme, una de las más elevadas del árbol de la vida. Su abundancia es tal que en tan solo en 100 centímetros cúbicos de un suelo pueden encontrarse miles o decenas de miles de individuos y decenas de especies distintas.  El filo Namatoda  se subdivide en unos 16 o 20 órdenes, diez de los cuales son enormemente abundantes en los suelos y en especial los cuatro siguientes: Rhabditida, Tylenchida, Aphelenchida, and Dorylaimida, que de hecho dan cuanta de distintos grupos  (tróficos) de la cadena alimentaria.

acrobeles-fuente-nematodespuntocom

Acrobeles. Algunos taxa típicos de de ambientes acuáticos aparecen en los horizontes profundos de los suelos encharcados (Gleysoles). Fuente: Nematodos.org

Ya ara hora de que escribiera un post sobre unos organismos a cuya investigación me dediqué los dos primeros años de mi carrera investigadora. Esperaba en vano que algún antiguo colega se animara. Sin embargo, en vista de mi éxito en tal empresa, tarde o temprano tenía que dar cuenta de estos gusanitos microscópicos y transparentes ante la audiencia. Y para vuestra desgracia os toca hoy, “para empezar”.

distribucion-de-nematodos-por-su-habitat-fuente-universidad-de-florida

Distribución aproximada de nematodos conocidos por el hábitat en donde vive. Fuente: Universidad de Florida

Hasta la fecha, se han descrito más de 15.000 especies pertenecientes a 2.200 géneros distintos (unas 2300-2500 resultan ser fitoparásitas pertenecientes al orden Tylenchida). Sin embargo, una gran proporción de ellos dan cuenta de los que son parásitos, por su ya comentado interés económico. Por el contrario, existen muy pocos taxónomos que se dediquen al estudio de las formas libres, es decir no parasitarias. Si además tenemos en cuenta que su identificación y taxonomía es bastante compleja, no debe extrañarnos que, al menos en ecosistemas naturales, los expertos no tarden en identificar nuevas especies con relativa facilidad. Por estas razones, los biólogos del suelo suelen clasificarlos tan solo hasta el nivel de familia o género. No obstante, dado que su aparato bucal se encuentra adaptado a sus hábitos alimentarios, no resulta complejo clasificar a los primeros en los mencionados grupos tróficos.

Del mismo modo conforme a la Wikipedia española:

Los nematodos (Nematoda, del griego nema, “hilo”, eidés u oidos, “con aspecto de”), también conocidos como nemátodos, nematodes y nematelmintos, son un filo de vermes pseudocelomados con más de 25.000 especies registradas, el cuarto del reino animal por lo que se refiere al número de especies, y un número estimado mucho mayor, tal vez 500.000 Se conocen vulgarmente como gusanos redondos debido a la forma de su cuerpo en un corte transversal.

Son organismos esencialmente acuáticos, aunque proliferan también en ambientes terrestres. Se distinguen de otros gusanos por ser pseudocelomados, a diferencia de los anélidos que son celomados al igual que los animales superiores. Existen especies de vida libre, marinas, en el suelo, y especies parásitas de plantas y animales, incluyendo el hombre, al que provocan enfermedades como la triquinosis, filariasis, anquilostomiasis, ascariasis, estrongiloidiasis, toxocariasis, etc. Sin embargo el número de especies que parasitan directamente al hombre y las que parasitan plantas (nemátodos fitoparásitos) son un grupo muy pequeño en comparación al número de especies del filo Nematoda.

De los nematodos identificados hasta la fecha, el 50% viven en los océanos, 25% en lo suelos y aguas dulces, 15% son zooparásitos endógenos (parasitan en el interior de los animales) y un 10% fitoparásitos (endoparásitos y ectoparásitos). Sin embargo, se supone que existen muchas formas libres desconocidas, por lo que el gráfico de arriba tan solo muestra nuestro conociendo actual, más que las reales proporciones existentes en la naturaleza.

El papel de los nematodos de vida libre en los ecosistemas parece ser especialmente importante en lo que concierne a la descomposición de la materia orgánica, aunque quizás pudiéramos hablar también de herbivoría subterránea, como ya analizaremos en otro post.

Uno de los principales problemas con vistas a identificar y analizar las comunidades de nematodos del suelo deviene que existen diferentes métodos de extracción a partir de las muestras de suelo. Nadie duda que unos son mejores que otros con vistas a detectar e identificar ciertos grupos taxonómicos. Por tanto, si para una misma muestra de suelo utilizamos varios de ellos simultáneamente, obtenemos abundancias muy dispares, así como variaciones en la composición de las especies detectadas. ¿Cuál resulta pues ser el idóneo a la hora de obtener una panorámica de la comunidad? La respuesta se desconoce.

Podéis encontrar una abundante información sobre los nematodos en general y los del suelo en particular, pinchando aquí. Si queréis contenidos más detallados y sabéis un poco de inglés, os recomendamos esta otra página Web, aun más completa. Una verdadera enciclopedia virtual de los nematodos del suelo la podéis encontrar aquí, aunque también en inglés.

Debido a la importancia de los nematodos del suelo, en otros post daremos cuenta de su ecología y grupos tróficos.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy interesante para los que consideramos el suelo como algo vivo y transmisor de vida. En mi caso… la jardinería, mis frutales y lombricultivos han ganado en atenciones gracias a los conocimientos adquiridos en este blog. De ahí lo de maestro y si, soy el que en el Foro de InfoJardin se ha tomado la libertad de compartir esta fuente de conocimientos.
En nombre de los más de setenta mil forer@s…Muchas gracias por compartir sus conocimientos.

jlnadal

Gracias Jl.

Obviamente los nemátodos dan mucho más de si. Hay otros tres post preparados para completar este. Eso sí, mañana damos paso a un post que he escrito sobre Antonio Bello que no es didáctico (sino de denuncia) pero que no tiene desperdicio.
Un abrazo

Juanjo

Curiosamente yo no soy biólogo sino ingeniero electrónico y estos “bichos” siempre me han llamado la atención debido precisamente a ser microscópicos y ahora me entero de su diversidad biológica enorme, será cuestión de ir mirando suelos y aguas en el tiempo libre…En serio, por simple intuición científica me parecen interesantísimos de estudiar por los expertos en la Dinámica Poblacional y en la Bioquímica. Felicitaciones por el Blog.

[...] nuestros post previos, “Los Nematodos del suelo”  (1) y “Grupos tróficos o Funcionales (2)”, os comentamos los aspectos más básicos y [...]

[...] Nematodos del suelo (Los Gusanos Redondos) [...]

Enhorabuena por el blog, me lo han recomendado como fuente de información para un trabajo en edafología sobre microorganismos del suelo, y he encontrado publicaciones muy interesantes.

[...] por Juan José Ibáñez el 1 marzo, 2013 Comentarios (0) TweetCaenorhabditis elegans es un nematodo saprófago, perteneciente a la familia de los rabdítidos cuyo hábitat natural resulta ser el suelo, [...]

[...] Ibáñez el 18 julio, 2013 Comentarios (0) TweetYa os hemos hablado de la biodiversidad de los nematodos del suelo, su difusa ecología (herbivoría, comensalismo, mutualismo, simbiosis y/o parasitismo) y la más [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*