Democracia Representativa, Democracia Participativa y Democracia Real (¿Sinónimos?: Los Cambios Constitucionales)

Aprovecho la ocasión de la controversia que está sacudiendo a España para hablar de un tema tan espinoso como sangrante. No se trata de un problema que tan solo afecte a nuestro país, sino a la mayor parte de los denominados gobiernos democráticos del mundo. Pronto hablaremos de la democracia inherente o ¿ausente? en las sociedades científicas. Pero a lo que vamos. Son muchos los legisladores de los denominados gobiernos democráticos que se aterran cuando desde su ciudadanía se demanda participar en las decisiones importantes que afectan a su futuro. Los vocablos democracia participativa y democracia representativa deberían ser, sino sinónimos, al menos complementarios en una sociedad abierta. Empero los recelos, descalificaciones y distinciones que proclaman tanto los poderes fácticos, como una buena parte de la propia clase política, ante la participación ciudadana, es digna de sospecha. ¿Vivimos en una democracia real?.    

perroflauta-foto-picasa-de-roberto-rico 

Los perroflautas defensores de una democracia participativa. Fuente: Picasa. Foto: Roberto Rico

 

Ya os contamos hace unos meses que el 15 de mayo de 2011 en el Estado Español se alzó un movimiento juvenil “pacífico” denominado ¡Democracia Real Ya! o ¡15-M! cuya filosofía dio la vuelta al mundo (léase en este momento, por ejemplo, Israel). La clase política comenzó a ponerse muy nerviosa. Muchos de sus miembros alegaron que nosotros “disfrutábamos” de una democracia representativa, que no participativa en sentido estricto. En otras palabras los defensores de tal distinción empañan el concepto de democracia abriendo un foso que no refleja las definiciones que he leído en Internet (ver abajo). No se trata de la primera vez. Acordaros, por ejemplo, de las denominadas “Repúblicas Democráticas” de los países “excomunistas”. Uno comienza a pensar que tanto temor ante la defensa popular de los derechos ciudadanos esconde una falta real de talante democrático por parte de las clases políticas. De hecho, se trata de una enfermedad que se retrotrae hasta los inicios de este tipo de gobierno, como apelando a la filosofía de Bruno Latour hablamos ya hace mucho tiempo en nuestro post: “Los Poderes y su Terror al Imperio de las Masas”. Latour basa su tesis escrita en “La Esperanza de Pandora: Ensayos sobre la Realidad de los Estudios de la Ciencia”, en la discusión virtual que mantienen en el libro de Platón titulado Las Gorgias” (podéis leer la discusión pinchando en este título), Sócrates (en representación de los pensadores; léase científicos y otros sabios) y Calícles (como portavoz de la fuerza, léase por ejemplo militares). Ambos se enzarzan en como y quien debe ostentar la gobernanza de la chusma o populacho (léase ciudadanos), ya que ellos no deben acceder a tal poder en modo alguno. En consecuencia no debe extrañar que muchos políticos, y sus sicarios del periodismo escrito, de radiodifusión y televisivo, insultaran hasta la saciedad a los participantes en el movimiento ¡Democracia Real Ya!, cuyo eslogan resultaba ser:  “Europa para los ciudadanos y no para los mercados: No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. Y en este momento me viene a la cabeza la huelga general que en estos momentos transcurre en Chile por un pueblo que osa defender una educación al alcance de todos. ¿Es mejor dejarles en el analfabetismo y sin futuro? Creo pues legítimo, una vez más, preguntarse ¿Vivimos en una democracia real?.

De acuerdo Wikipedia la democracia consiste en:

(….) una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.

Conforme a la Real Academia Española de la Lengua RAE la democracia consiste

Del (gr. δημοκρατα).

1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Pues bien, o padezco de una falta atroz de comprensión lectora o se me antoja que el movimiento ¡Democracia Real Ya! se acerca mucho más al espíritu y letra de la esencia de la democracia que las indignantes proclamas de sus detractores (aláteres del capitalismo neoliberal que se encuentra empobreciendo a los ciudadanos de todo el mundo y que alarden de “prensa independiente”). Estos últimos les insultan y escupen a la cara calificándoles de  perroflautas, entre otras lindezas. Francamente no me gusta que me insulten y menos unos llamados analistas políticos que alardean de su analfabetismo. ¿Quines son? ¿Les conocen en sus propias casas? ¿Qué autoridad ostentan para insultar a la ciudadanía que no está de acuerdo con ellos?

Pues bien, en estos momentos el partido en el gobierno (llamados “socialistas obreros”) junto con e0l grupo principal de la oposición que les sustituirá en breve (los conservadores), han alcanzado un acuerdo para cambiar la constitución sin pasar por ningún tipo de plebiscito popular. Es decir ¡Democracia Real Ya!, partidos de izquierdas, así como otros movimientos ciudadanos de diversa índole, demandan que un cambio de la constitución que afecta al futuro de sus vidas debiera pasar ineludiblemente por un referéndum. De hecho tal abuso de poder (personalmente así lo entiendo) da lugar a pensar que si alguna enmienda vital requiere tal carta magna de los españoles (o la de cualquier otro gobierno digno de utilizar el apelativo de democrático) debiera consistir en añadir “queda prohibido terminantemente alterar el espíritu y/o letra de este texto sin previa consulta popular o referéndum”.

Pero no hay manera de que lo entienda nuestra clase política, dando una vez más razones para sospechar que no vivimos en una genuina democracia. Alegar que una cosa es la democracia participativa y otra la representativa se me antoja un argumento de lo más peregrino por no hablar de mezquino y perverso. Si volvemos a repasar las definiciones anteriormente aludidas, no me cabe la menor duda. Participación y representación no debieran estar reñidas en una sociedad libre. Ahora bien cuando los que “representan” se desinteresan de los deseos de los “representados” ¿podemos hablar de democracia?. Probablemente, ya que se trata de un acuerdo entre los dos partidos políticos mayoritarios en el Estado Español, su propuesta (apara bien o para mal) pasaría tal plebiscito sin mayores problemas. Lo que aquí denuncio es la falta de talante democrático de la clase política de muchos gobiernos que alardean de tales. Reitero que España es un caso más entre la inmensa mayoría de los países. Si me pusiera a hablar de otros recientes acontecimientos en Europa (…). ¿Es mucho pedir también que los hijos de los ciudadanos tengan derecho a una educación digna y gratuita como el pueblo de chile demanda?. Eso sí, en España “El Partido Socialista Obrero Español”, se resiste subir los impuestos a las rentas más altas (los ricos), cargando todo el peso en la “clase obrera”.        

Por favor reflexionemos que así se respalda un modo de proceder que puede terminar atentando contra la propia esencia de la democracia, se abra las puertas al ¡totalitarismo!. Por tanto, parafraseando al lema del 15-M defendamos que “El mundo para sus ciudadanos y no para los mercados: No somos mercancía en manos de políticos y banqueros” 

Juan José Ibáñez

Otros post sobre la obra de Bruno Latour

Filosofía de la Ciencia versus Filosofía de la Investigación: ¿Quién es Bruno Latour?

El Realismo De Bruno Latour y la Actitud Sectaria de los Científicos

Mente y Realidad: Descartes y Kant desde la Óptica de Bruno Latour

Percepción Individual, Social y Cultural de la Realidad, Según Bruno Latour

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Los perroflautas defensores … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

Es necesario que la gente se movilice y recupere la democracia real que nos han ido arrebatando poco a poco (y nosotros nos hemos dejado arrebatar)

Buen artículo

Lo que propones es tan sencillo de decir como de hacer, lo he visto cuando he estado en Suiza.

Pero claro pedir a los poderosos que compartan sus privilegios con la chusma es como pedir a los buitres que acudan a por su ración de carroña ordenadamente.

Y con poderosos no me refiero a los políticos.

Hola Ramón,

Espero que descansaras un poco este verano. Tienes toda la razón. Pero en este país que nos toca sufrir, a la arrogante ausencia de talante democrático se le denomina rodillo y se quedan tan panchos. Tarde o temprano lo pagaremos y lo pagarán.

Por favor avísame antes del 15-S para que edite tu post. Tengo la cabeza un tanto (…)

Un abrazo

Juanjo Ibáñez

Juanjo en esta pachorra mental que sufren nuestros paises, es el resultado de la práctica a ciencia y paciencia de ls educastración. Divorciada de la creatividad, la espontaneidad y ya no se diga de los mas altos valores humanos. Donde el educacionismo es una de las caretas del escuelismo y desde luego apoyada por los sacrosantos medios de difusión de propaganda de los poderes fácticos. Donde la clase politica funciona como meros peones de estribo y beneficiarios de las migajas de la bacanal. Desde luego estoy hablando de países como México.

Muy buen artículo. Mi pregunta es: ¿ que medios efectivos utilizar para desenmascarar y enjuiciar efectivamente a esos que se esconden tras las políticos, los del poder real? Digo, cada vez es mas evidente que los políticos toman los nombres que les convienen, pero hacen lo que esos les ordenan. Su astucia es voltear en contra de la sociedad, los instrumentos que la democracia ha ido implementando a través de tantos movimientos sociales. Por eso tanto interés de llevar la “democracia” a todos los países. Saludos afectuosos. María

Hola María

Parte de la culpa la tenemos los ciudadanos por cuanto demos un voto y luego nos desinteresamos. Eso sí exigimos que todo vaya bien sin hacer el mínimo esfuerzo.

La crisis ha demostrado que esto non funciona. Debemos estar encima de los políticos. La democracia representativa no funciona si no lo hace la participativa. Es nuestro derecho pero también nuestro deber. Sin votos no son nada. Debemos trabajar y denunciar lo que sea denunciable. Las redes sociales favorecen mucho algo que antes era muy tedioso.

¿Dónde están los paraísos fiscales? ¿Quiénes son las empresas que abusan? ¿Y los bancos?. ¿¡Exigir la lucha contra el fraude fiscal! ¡Exigir la lucha contra el empleo y la economía sumergida!. ¿Exigir una educación y sanidad pública de calidad!.

Sencillamente exigir nuestros derechos, para lo cual debemos ejercer nuestras obligaciones! ¡Vigilar de democracia!. Es lo que debíamos hacer y no hemos hecho. Ahora debemos concienciar a los ciudadanos perezosos; esos que se llaman apolíticos!.

Saludos cordiales

Juanjo Ibáñez

Puff… ¿Y la ley de principios de este año (sorprendentemente anterior al 15-M, pero imagino que algo se estaban esperando)? Supone un obstáculo para los partidos que no hayan conseguido representación en las elecciones anteriores. Ya ni “representativa”.

(requerido)

(requerido)


*