Creatividad Científica. Entre la Vigilia y el Sueño

Durmiendo la siesta bajo un manzano Newton pecó ¿involuntariamente?, al golpearle en su cabezón el fruto prohibido, teniendo a la “postre” un gran destello de creatividad que iluminó la ciencia durante siglos. Descartes se despertó un buen día excitado por un sueño alegando que Dios le había revelado el método científico.  La forma en que cada investigador descubre el germen de sus teorías científicas parece ser un secreto, si no lo manifiesta explícitamente. Resulta inusual en nuestros tiempos que las lumbreras aleguen que su “eureka” le surgiera casi espontáneamente en el tránsito dormido/deserpierto. Sin embargo, cuando uno le historia de la ciencia, se percata que, en muchas biografías de los héroes de la ciencia, se reconoce que a menudo (¡si!, ¿pero cuantas?) grandes teorías se les ocurrieron en lo que ahora los investigadores denominan sueños lúcidos (lucid dream). Sin embargo, otros mitos de la cultura, ya fueran escritores, músicos, pintores, escultores, etc., comentan situaciones similares, aunque también, eventualmente apelaron al uso de drogas como el cannabis o reconocieron que algunas de sus grandes creaciones las parieran bajo estados alterados de conciencia. Este hecho, me llamó la atención desde que comencé a leer historia de la ciencia, ya a los 16 añitos (“42 después de aquel Juanjo”).  Personalmente también he “disfrutado de alguna experiencia semejante” (aunque mi talento natural no de para mucho, ni estando lúcido). Existe la falsa creencia de que los físicos o matemáticos culminan sus  hallazgos teóricos de largo alcance apelando simplemente al desarrollo consciente de sus hipótesis tras largos y duros años esfuerzo. Sin embargo, realmente, muchos de ellos reconocen que fue debido al tipo de vivencias que he narrado anteriormente. ¿Porque la vida es un sueño y los sueños, sueños son? ¿Si o no? ¿Los sueños de la razón? ¿Se equivocaba Pedro Calderón de la Barca en su afamada obra?. Hasta donde yo tengo noticias, tal incremento de creatividad gracias al sueño  no se encuentra científicamente corroborado o refutado. Ahora bien, ya hace más de 1200 años que ciertas religiones y prácticas espirituales orientales reconocieron el valor de los sueños lúcidos. También existen narraciones a tal respecto en los albores la cultura occidental. Numerosos chamanes latinoamericanos ingieren drogas alucinógenas antes de espetar sus vaticinios y pronósticos. Se trata de un hecho reiterado, procedente de los más lejanos lugares, en el espacio y el tiempo, y proclamados por todo tipo de personas, con independencia de su actividad. En consecuencia no podemos desechar la hipótesis de que el sueño despierte nuestra creatividad. Eso sí, debemos entender que cuando dormimos pasamos por varias fases del sueño con sus características idiosincrásicas. Las que parece que conciernen a la creatividad  surgen en la frontera “Entre el sueño y la vigilia (sueño-vigilia video). Hoy sabemos que incluso uno puede adiestrarse con vistas a alcanzar conscientemente el mismo estado desde la vigilia a los sueños lúcidos. Por lo tanto, numerosas figuras de la cultura, de un modo u otro, han reconocido a lo largo de los tiempos que los denominados sueños lúcidos impulsan nuestra creatividad,  pero que tal hecho se produce en un estado determinado concreto, por cuento hay una multiplicidad de tipos de sueños.

lucid-dreaming-pau-omara

Sueño Lucido. Fuente: Paul O’Mara Tarot & Psychic readings

Reiteremos una vez más que los estados alterados de consciencia, incluidos los que generan ciertas drogas (aunque raramente el alcohol) podrían atesorar los mismos efectos. Y al parecer de ahí surgen muchas de las denominadas experiencias místicas.  Mi propio tío, el arista Eusebio Sempere  (premio Príncipe de Asturias), nos despertó una noche de verano asustado por una de estas experiencia que, al describirla, se ajustaba a eso que los esotéricos denominan un viaje astral. Más aun varios cirujanos comentan sorprendidos que algunos de sus pacientes dormidos o sedados, dicen haber sufrido este tipo de trances, narrando conversaciones entre sus familiares y médicos acontecidas en otros pisos de los hospitales.

suenos-lucidos-lucid-dreaming

Suelos Lúcidos. Fuente: Gathering Wisdom

Empero uno resulta necesario llegar a tales extremos. Durante casi cuarenta años he ido preguntando a mis colegas, de vez en cuando, si les había sucedido algo parecido, respondiéndome afirmativamente que “al despertarse” retornaban con la solución del problema que les agobiada al conciliar el sueño la boche anterior. Es decir, no hace falta ser un genio, sino ser consciente de ello. La noticia que os mostramos hoy, no da cuenta de este hecho, pero si de “algo parecido”. Si realmente deseamos conocer como funciona la creatividad humana, no estaría de más que los expertos, con sus recientes progresos en neurociencias, junto con su potente imaginería instrumental, atendieran a este asunto. Os dejamos pues con el contenido de la nota de prensa.

lucid-dreaming-the-basics

¿Grupo de científicos en el futuro fomentando su creatividad?. Fuente: The World of Lucid Dreaming.

Juan José Ibáñez

Estudio de los sueños lúcidos o la consciencia de estar soñando

Todo el mundo se ha despertado alguna vez y sentido alivio o decepción al constatar que lo que estaba experimentando no era más que un sueño, y es durante ese estado de vigilia cuando la mayoría de la gente cobra conciencia de que estaba soñando. Pero alguna gente experimenta los llamados sueños lúcidos, durante los que son conscientes del hecho de estar soñando.

FUENTE | CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario;       07/08/2012

Estudios anteriores sobre estos ‘soñadores lúcidos’ han permitido observar los centros del encéfalo que se activan cuando se es consciente del estado propio, pero hasta ahora no se ha conseguido medir con exactitud qué partes del encéfalo permiten percibir el mundo de un modo introspectivo.

Ahora un equipo de investigadores alemanes se ha valido de la tomografía por resonancia magnética (TRM) para demostrar que determinada red cortical formada por la corteza dorsolateral prefrontal derecha, las regiones frontopolares y el precúneo-regiones todas ellas asociadas a funciones de introspección- se activan cuando se entra en este estado de consciencia lúcida. El estudio, publicado en la revista SLEEP, ofrece una perspectiva única sobre la base neuronal de la consciencia humana y parte de trabajos anteriores que sacaron a relucir por primera vez las redes neuronales que entran en juego en un estado mental de consciencia.

Pese a las avanzadas técnicas de imagen que ya existen, aún no se ha logrado observar lo que ocurre en el encéfalo humano cuando se pasa de un estado de consciencia a otro de inconsciencia. Dado que la actividad básica del encéfalo humano suele reducirse de forma marcada durante el sueño profundo, resulta complejo diferenciar, por un lado, la actividad encefálica específica que subyace a la recuperación de la percepción de uno mismo y de la consciencia durante la transición al estado de vigilia y, por otro lado, los cambios generales en la actividad encefálica que tienen lugar a la vez.

El equipo responsable del estudio referido se propuso estudiar a personas capaces de experimentar sueños lúcidos, es decir, ser conscientes de estar soñando y capaces de controlar sus sueños de forma deliberada. El autor principal, Martin Dresler del Instituto Max Planck de Psiquiatría, explicó: “En un sueño normal la consciencia es muy básica; se tienen percepciones y emociones, pero no se es consciente de encontrarse en un sueño. Sólo quien experimenta un sueño lúcido posee una metapercepción de su propio estado.”

El equipo comparó la actividad encefálica durante estos períodos de lucidez con la actividad medida inmediatamente antes durante un sueño normal. De este modo fue posible identificar las actividades encefálicas características de la consciencia lúcida.

Otro de los autores, Michael Czisch, perteneciente al mismo instituto, declaró en referencia al estudio: “La actividad básica general del encéfalo es similar en un sueño normal y en un sueño lúcido. Pero en este último la actividad en ciertas zonas de la corteza cerebral se incrementa de forma muy acusada en cuestión de segundos. Las zonas implicadas de la corteza cerebral son la corteza dorsolateral prefrontal derecha, a la que suele atribuirse la función de autoevaluación, y las regiones frontopolares, responsables de evaluar los propios pensamientos y sentimientos. También registra una actividad singular el precúneo, una parte del cerebro asociada hace mucho a la percepción de uno mismo”.

Noticias relacionadas

- La necesidad de dormir bien

- La actividad eléctrica lenta del cerebro durante el sueño favorece el aprendizaje

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

gracias

excelente articulo, yo estado buscando mas sobre este tema, le cuento que he vivido varios episodios entre la vigilia y el sueño con momentos de alta creatividad de ideas inconcebibles cuando estoy despierto, yo me dedico al arte, soy ilustrador, lamentablemente la mayoria de veces esas ideas grandiosas se me pierden ya que me vence el sueño.esas ideas lo poco que puedo recordar son respuestas algunas interrogantes, pero tambien encuentro historias muy creativas) se que las he tenido, pero lamentablemente el sueño me vence y las borra. me gustaria saber si existe alguna tecnica para potenciar ese estado. o algun libro que desarrolle mas el tema, saludos y gracias por tan bello articulo.

Muy interesante y completo el artículo, gracias! Creo que para tener un buen descanso es crítico permitir a tu cerebro pasar por todas las fases del sueño cada noche. No se tarda tanto en realidad y seguro que al día siguiente estaremos de mejor humor jejej

Estupendo trabajo, muchas gracias.

(requerido)

(requerido)


*