Hacia Una Agricultura Ecológicamente Sustentable: La Intensificación Ecológica Multinacionales Agroalimentarias contra la Biosfera y la Soberanía Alimentaria

slide_ecological_agriculture_03

Agricultura ecológica y paisdajes agrarios tradicionales. Fuente: tompkinsconservation.org

Hace pocos meses recibí un mensaje de la página de Facebook creada por Miguel Ángel Valera que lleva por título:  ANCA estudiantes Puebla. En ella se nos informaba de la siguiente noticia: La ONU dice que las cosechas orgánicas a menor escala son la mejor forma de alimentar al mundo. Ya os comenté que han finalizado las tareas del Pilar III de la Alianza Mundial por el Suelo. El documento de este último grupo de trabajo (al cual he pertenecido) también ha llegado a las mismas conclusiones, enfatizando que la agricultura industrial basada en el fuerte insumo de fertilizantes y agroquímicos, es insustentable, ambientalmente poco amigable, atentando de paso contra la soberanía alimentaria de pueblos y países. Este modelo contemporáneo de producción también ha dinamitado los bellos paisajes tradicionales, reemplazándolos  por extensos y monótonos campos de tierra, desprovistos de cualquier interés. Por mucho que les pese a los “tocagenes” que colaboran con las multinacionales que comercializan los organismos transgénicos (modificados genéticamente), todos los interesados comienzan a llegar a la misma conclusión. ¡Ya basta de vender falsos sueños!: Nos estáis llevando a la degradación ambiental, pobreza y enfermedad, al contrario de lo que nos queréis vender. Y por lo tanto, debemos retrotraernos a un  pasado, no muy lejano en donde los sistemas agrarios sí eran sustentables, bajo las sabias prácticas campesinas. De todo esto hemos hablado una y mil veces en nuestra categoría: etnoedafología y conocimiento campesino, en donde podéis leer numerosos post dedicados a este tema, como por ejemplo estos dos entre algunos centenares: La Agricultura Moderna: Alimento y Veneno para el Hombre y la Biosfera y Edafología Entre las Ciencias Agrarias y Los Recursos Naturales (¿A dónde Nos Encontramos?)

 El tiempo vuelve a darnos la razón, frente a los mentados tocagenes y grandes multinacionales agroalimentarias.  Sin embargo no resulta baladí, que en la noticia que abajo os reproducimos, se hable de la amenaza de los Acuerdos de Libre Comercio que, a la larga, dan aun más manga ancha a estos incompetentes a los que tan solo les interesa el dinero, a costa de lo que haga falta. Ahora se negocia otro entre EE.UU y la UE, lo cual se traducirá que estas compañías del agronegocio tengan más poder, en muchos aspectos, que los propios gobiernos estatales.  Dicho de otro modo el comercio debe ser libre y el ciudadano esclavo del primero. Por lo tanto celebremos que la ONU y la FAO por fin se decanten por usar la razón. Sin embargo no debemos olvidar que el capital manda más que la ONU, haciendo caso omiso de todo lo que se diga en este foro mundial que no les interese. No hace falta buscar pruebas ya que brotan como las cenizas de un volcán en plena erupción.

Los pueblos aborígenes y el conocimiento tradicional campesino realizaron una agricultura encomiable que hoy podemos potenciar mediante los nuevos conocimientos dimanantes de la agricultura ecológica, que no de conservación (ya que bajo su piel de cordero afloran estas malditas empresas). Así  pues, aun no se ha solucionado nada, aunque ya no hablan solo los ecologistas frente al capital, sino que también lo hacen organismos internacionales del prestigio de la ONU y la FAO.  Lo que ocurre es que las palabras y las buenas razones no bastan contra esas bestias. Pero algo es algo: los defensores de una agricultura en harmonía con el ambiente cuentan ya con los apoyos que siempre hubieran deseado, del otro lado queda el Cabello de Atila y su proceloso maniqueísmo. No me reiteraré más. Os dejo con la noticia que me ha llegado gracias a Miguel Ángel Velera y su página WEB. Una vez más: Mil gracias amigo.

Juan José Ibáñez  

La ONU dice que las cosechas orgánicas a menor escala son la mejor forma de alimentar al mundo

Leído en ANCA estudiantes Puebla página en Facebook Miguel Ángel Valera

Por Romina Bevilacqua

Necesitamos cambios transformadores en nuestros sistemas alimentarios, agrícolas y comerciales con el fin de aumentar la diversidad en las granjas, reducir el uso de fertilizantes y otros insumos, apoyar a los agricultores que trabajan a menor escala y crear sistemas alimentarios locales fuertes. Esa es la conclusión de una nueva publicación extraordinaria de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

El informe, Trade and Environment Review 2013: Wake Up Before it is Too Late (Comercio y Medio Ambiente 2013: Despierta antes de que sea demasiado tarde) incluyó contribuciones de más de 60 expertos de todo el mundo (incluyendo un comentario de IATP)  y contiene secciones en las que se habla en profundidad sobre el cambio hacia una agricultura más sustentable y resiliente; la producción ganadera y el cambio climático; la importancia de la investigación y la extensión; el rol del uso de la tierra; y el rol de la reforma de las reglas del comercio mundial.

Además vincula la seguridad mundial y el aumento de conflictos con la urgente necesidad de transformar la agricultura hacia lo que se denomina como “la intensificación ecológica“. El informe concluye: “Esto implica un cambio rápido y significativo de una convencional producción industrial, basada en el monocultivo y altamente dependiente de insumos externos hacia mosaicos de sistemas de producción sustentables y regenerativos que también mejoren considerablemente la productividad de los pequeños agricultores“.

El informe de la UNCTAD identificó indicadores claves para la transformación necesaria en la agricultura:

1. Aumento del contenido de carbono en el suelo y una mejor integración entre la producción agrícola y ganadera. Aumento de la incorporación de la agronomía forestal y la vegetación salvaje.

2. Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción ganadera.

3. Reducción de los gases de efecto invernadero a través de zonas turberas sustentables, y manejo de bosques y pastizales.

4. Optimización del uso de fertilizantes orgánicos e inorgánicos, incluyendo mediante los ciclos de nutrientes cerrados en la agricultura.

5. Reducción de los residuos a través de cadenas de comida.

6. Cambio de los hábitos alimentarios hacia el consumo de alimentos amigables con el clima.

7. Reforma del régimen de comercio internacional para la alimentación y la agricultura.

La contribución del IATP se centró en los efectos de la liberalización del comercio en los sistemas agrícolas. La liberalización del comercio, tanto en la OMC y en los acuerdos regionales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) habrían aumentado la volatilidad y concentración empresarial en los mercados agrícolas, mientras minaban el desarrollo de sistemas agroecológicos locales que apoyaban mayoritariamente a los agricultores.

Por otra parte las conclusiones del informe presentan un marcado contraste respecto al impulso acelerado para nuevos acuerdos de libre comercio, incluido el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y la Asociación de Comercio e Inversiones entre Estados Unidos y la Unión Europea (TTIP), que amplían un modelo altamente desacreditado de desarrollo económico diseñado principalmente para fortalecer el dominio de las empresas corporativas y multinacionales financieras en la economía global.

En el año 2007, otro informe importante del sistema multilateral, la Evaluación Internacional del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola (IAASTD), con contribuciones de expertos de más de 100 países (y avalado por casi 60 países), llegó a conclusiones muy similares. El informe IAASTD concluyó que “los negocios como los conocemos ya no son una opción” y que el cambio hacia enfoques agroecológicos era urgente y necesario para la seguridad alimentaria y la resiliencia climática. Por desgracia, los negocios han logrado su continuidad. Tal vez este nuevo informe de la UNCTAD proporcione el punto de inflexión para la transformación política que debe tener lugar “antes de que sea demasiado tarde”.

Ecoportal.net

Upsocl

http://www.upsocl.com

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola.
Creo que está visón de la agricultura
de corte “ambientalista-antitransgénica,no está muy bien vista
por el grueso de la comunidad científica. ¿Me podrías decir que porcentaje aproximado de compañeros en el CSIC comparten lo que propones?
Es que me parece que la información que tengo en relación a transgénicos y ecológico bien pudiera venir de esos innombrables imbestigadores-divulgadores ignorantes en filosofía y metodología científica, que ya me gustaría saber quiénes son.
Venga,gracias.

Santiago,
¿Compañeros del CSIC?. Hay de todo. Generalmente los biotecnólogos así como los agrónomos que manipulan genes y afines defienden los transgénicos. En el otro lado, los que se dedican a la agricultura ecológica y muchos ecólogos se enfrentan a los primeros y la detestan. Cada uno pone sus pruebas. Hay artículos sobre el tema de todos los colores, a favor y en contra y el debate es tan sucio como los que vemos de política. Lo que sí que ya ha proclamado la FAO, es que con independencia de que sean beneficiosos o perniciosos para el medio ambiente, tras más de 20 años, han demostrado no ser la solución para nada a la hora de producir más alimentos y han ayudado a contaminar con los fertilizantes y plaguicidas asociados que se añaden en ese tipo de agricultura el medio ambiente. Y ten en cuenta una cosa, los que trabajan en biotecnología sacan muchos ingresos de las multinacionales que sufragan parte de los proyectos, por lo que en cierta medida son jueces y parte. Por otro lado los ambientalistas no hacemos negocios con ellos y nuestras investigaciones no se ven comprometidas, ni nuestro punto de vista por ese tema. La USDA en USA está dando un giro radical de lo transgénico a la agricultura orgánica por la contaminación de suelos aguas y alimentos que sufren que es tremenda. Allá nació este tipo de agricultura por lo que por algo será. Respecto a los de“innombrables im”b”estigadores-divulgadores ignorantes en filosofía y metodología científica” no sé a quién te refieres, pero la mayoría de los científicos lo son ya que ni viene en los planes de estudio ni les interesa. Resumiendo dos de los organismos más importantes del mundo en esta materia como FAO y USDA han renegado cuando antes defendían lo transgénico. ¿No te da que pensar?.
Saludos

Gracias por tu respuesta Juan José.
Desconozco la trayectoria de la FAO en cuanto a aciertos y fallos en las resoluciones, análisis ,etc (cosa que ahora tendré que subsanar). Me parece importante porque otras instituciones que a la gente nos dan la impresión de ser absolutamente fiables, promocionan por ejemplo,técnicas irreales e incluso peligrosas. La OMS lo hace con la acupuntura,etc. Por esto, “a botepronto”, que la FAO cambie de opinión ahora que asoman nuevas biotecnologías dirigidas a la agricultura no me impresiona mucho.
Voy a estar atento para ver cómo se las gasta está institución.
Respecto a los artículos y estudios,supongo que eliminando los metodológicamente defectuosos o fraudulentos, se puede escoger no muchos y responder claramente a preguntas como: En comparación con la agricultura tradicional ¿Es ecológicamente más dañina la transgénica?,¿ existe algún caso de catastrofe ambiental producto de esta?, ¿qué perspectivas tendría la ecológica si les hacen respetar a rajatabla su reglamento? o si se impone la ecológica ¿ que repercusión
Tendrá en los suelos la acumulación de cobre?
Por otra parte, los biotecnólogos de los que tomó la información respecto a la agricultura no trabajan con dinero de ninguna multinacional y no parece (se tendría que demostrar) que reciban dinero,o que estén influenciados por estas. En todo caso, habría que apoyar
el argumento de “intereses creados” con nombres y datos. Que me digas que los ambientalistas no tienen problemas de “conflicto de intereses”, me hace desconfiar de tus argumentos.
Venga, nos vemos.

Santi no ve valen argumentaciones amables, suavonas pero que erre que erre, mantienen una posición ambigua sin dar la cara y descalifican “como sin querer”. Es una táctica muy vieja para un blog que lleva ya camino de los 11 años. Ya he leído muchas así. Y generalmente suelo borrarlas. Tú sabes quién soy yo, pero escindes tu identidad. Para poder creerte debes dar la cara, decir quién eres, en donde trabajas y en que trabajas. ¿Te crees que soy tonto y que no sé por donde vas?. ¿no serás un biotecnólogo muy interesado vestido de Blanca-Nieves?. O das la cara o lo que añadas lo borro.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado.
Ciao
Juanjo

(requerido)

(requerido)


*