‘Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión’

¿Originaron los procesos de erosión a gran escala la tectónica de placas?

tectonica-de-placas-y-denudacion-continental 

Tectónica de placas y denudación continental. Fuente: Colaje google imágenes

La prensa científica ofrece noticias tan fascinantes como equívocas. Aunque no creo que sea el caso, francamente se asemeja a un empeño desenfrenado, tanto de los periodistas y gabinetes de prensa, como por parte de los propios investigadores con sus problemas y necesidad de auto-marketing en su promoción científica, Pues sí, el título, más o menos, es fiel reflejo de la noticia, aunque los autores, a la postre, indican que la erosión de la superficie terrestre (geodinámica externa) pudiera tener tanta importancia como la dinámica que ocultan bajo ella (geodinámica interna) en los movimientos de las placas  continentales. Ya hemos hablado en algunos post incluidos en la categoría Historia de la Tierra y de los suelos acerca de estos temas. Veamos: podríamos ser más serios y reemplazar el título de la noticia por el de: “El ciclo de denudación continental condiciona la tectónica de placas”. Sin embargo, desde hace más de medio siglo, se ha argumentado que La Tierra puede haber sufrido varios cambios de estilo tectónicoproducidos por la vida y la geodinámica externa. También queda aún por aclarar ese fascinante Ciclo de Wilson, por el cual los continentes se separan y vuelven a reunirse en un supercontinente repetidamente. Vean la misma noticia que he traducido personalmente de un noticiero anglosajón, en otro en español: “Sedimentos lubricantes fueron claves para iniciar la deriva continental”. Como mucho podríamos alegar que “pudieron” ser determinantes en uno de esos “cambios de estilo”, pero no más. La razón es trivial. Cuando un material muy caliente tiene como frontera otro mucho más frío, la difusión del calor hacia la superficie no basta, iniciándose un proceso denominado convención, e incluso se han formulado ecuaciones matemáticas aceptadas y contrastadas que dan cuenta de ello. De hecho, ocurre por doquier, como en las circulaciones atmosféricas y oceánicas. En consecuencia la novedad de la noticia estribaría en…… ¿qué? Actualmente, a diferencia de decenios atrás, cuando no se disponía de una gran capacidad de cómputo y un arsenal de algoritmos “ad hoc” con vistas a jugar con modelos de simulación, se lanzaba la conjetura hasta que pudiera ser probada. Pero no nos engañemos, los modelos “cantan de forma variopinta, en función de las premisas que los investigadores incluyan y los datos con que se alimenten sus modelitos informáticos.  Empero en busca de fama y gloria, actualmente nos olvidamos que muchas novedades no dejan de ser vino viejo en nuevas botellas. De hecho, el final de la nota de prensa se me antoja hilarante:  “(…)” Se necesitan más datos geoquímicos con vistas a corroborar la hipótesis (….) “se requerirá la construcción de nuevos tipos de modelos que vinculen estrechamente los procesos profundos de la Tierra y la superficie“. Parece ser que soslayamos que la ciencia actual todavía no ha alcanzado modelos fiables sobre el cambio climático, por lo que la espera hasta que logremos diseñar otros que logren tamaña proeza, se me antoja muy, pero que muy lejana. Es decir, como mínimo tardaremos varios decenios. Los autores de esta audaz noticia, podrán posiblemente pasar a mejor vida antes de que se refute su fabulosa  hipótesis. ¡Un momento!. ¿Habéis leído esta otra noticia, que da cuenta de un trabajo publicado con un año de anterioridad?: “La vida en la Tierra influye en la deriva de los continentes”.  Por favor, abordar este apasionante relato, que os mostrará que, ni tan inquiera se trata de un estudio atrevido, sino otra variante sobre de un mismo monólogo. Reitero que los resultados de los modelos aun siendo razonables, no tienen por qué ser ciertos.  Tampoco lo son las coincidencias en el tiempo que podréis leer abajo, ya que, pueden ser eso: “simples coincidencias” y en términos estadísticos lo que se denominan correlaciones espurias.

Reitero que el relato es hermoso, pero de ahí a que sea corroborado algún día, dista un abismo.

Os dejo pues ya con la noticia.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , ,

Erosión del suelo debido a la recogida de las cosechas de tubérculos

erosion-por-cochecha

Fuente: JOINT RESEARCH CENTRE; European Soil Data Centre (ESDAC)

Cuando hablamos de erosión del suelo, solemos tener en mente y/o explícitamente nos referimos a las inducidas por el agua (hídrica), el viento (eólica) y en menor medida a la debida por las avalanchas y deslizamientos. Más raros son los estudios de la pérdida de suelo que afectan a la denominada erosión por laboreo, (ver material que os sorprenderá de los estudios realizados por Satur de Alba) y la que afecta a los márgenes fluviales. Así pues, sin ser exhaustivos, existen  numerosos tipos de procesos erosivos.  Sin embargo, entre los que suelen pasar por alto se encuentra la perdida de suelo inducida por la cohecha de ciertos productos agrarios como son las raíces y tubérculos (remolacha, patata, etc.).  Ahora bien, estudios recientes llevados a cabo en Europa, parecen constatar que esta última modalidad erosiva puede ser muy importante en aquellos países y espacios geográficos en los que tales tipos de cosechas cubren grandes extensiones.  Como se señala en el estudio que os presentamos hoy: “Las observaciones y mediciones de campo han demostrado que se pueden eliminar cantidades considerables de suelo del campo debido a que el suelo se adhiere a las raíces cosechadas y la exportación de terrones durante la cosecha del cultivo”  Como todos sabéis, la obtención de remolacha y especialmente la de las papas es de considerable importancia en Latinoamérica. El estudio que os mostraremos hoy, se ha llevado a cabo en Europa. Sin embargo, el problema afecta a otros muchos continentes y, como no,  a muchos de los habitados por parte de la comunidad hispanoparlante. Así pues más que las cifras, lo que interesa es que comencemos a tener cuidado y cuantificar esta pérdida de suelos agrarios olvidada por la ciencia.

Como veréis, en Europa ese tipo de erosión de suelos ha disminuido en los últimos decenios, si bien las causas principalmente se deben a que la producción de patatas y remolacha azucarera han decrecido por las veleidades de la economía. No obstante, el uso de nueva maquinaria, según los autores, también ha contribuido en alguna medida. La Investigación realizada por la Unión Europea ha sido publicada en la página Web vinculada a la imagen que encabeza este post, así como en una relevante revista de impacto. Ya sabéis que estás últimas tienen copyright, por lo que tan solo expongo aquí mi traducción al español-castellano, dejando el enlace al “paper” original, en donde la podréis leer en inglés y posiblemente tengáis la posibilidad de bajaros el artículo original gratuitamente. Empero la página Web tiene también otros ficheros y datos asociados que os podrían ser útiles.

Lo dicho, debemos comenzar a analizar este tipo de pérdidas de suelo ya que podría depararnos alguna sorpresa desagradable. Os dejo ya con el material mentado.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Erosión del Suelo en el Mundo: Nuevo Mapa y Base de Datos en Acceso Abierto (2019)

erosion-del-suelo-mapa-del-mundo-jrc-2019 

Croquis del Nuevo Mapa de la Erosión en el Mundo del JRC (EC)

Hoy intentaré ser lo más prevé posible. El JRC de la Unión Europea acaba de publicar un artículo aparecido en la editorial Nature (marzo de 2019), en el que anuncia la subida a su página Web de una nueva base de datos y  el correspondiente mapa (con una resolución jamás alcanzada hasta la fecha) acerca de la erosión de suelos en el Mundo. La Información me llegó por una alerta de la IUSS que os reproduzco/traduzco abajo, junto con los contenidos traducidos al español castellano del trabajo original, así como los de la propia página Web de esta institución perteneciente a las Comunidades Europeas. En esta ocasión, no se trata tan solo de bajar un mapa y acceder simplemente a la base de datos ya que, al parecer, los interesados deben registrarse antes con vistas a obtener los datos más precisos.   Eso sí, para otros más generales el acceso es más sencillo.  Ya os comenté en varias ocasiones que tales productos se elaboran partiendo de la Ecuación Universal de Pérdida de Suelos o RUSLE, y personalmente se me antojan poco fiables. Comparando datos de un decenio (2001-2012), han extraído algunas conclusiones que serán de interés para muchos de vosotros. Más información también puede extraerse del siguiente enlace: “Global Soil Erosion”.  No cabe duda de que independientemente de mis reticencias, se trata del esfuerzo más importante realizado en la materia hasta la fecha. Abajo os dejo todos los detalles con vistas a que los más avezados en erosión de suelos tengáis la oportunidad de acceder a este nuevo producto.  Os adelantamos la traducción menos técnica que puede leerse en la citada Web del JRC.

Evaluamos la dinámica en el uso de la tierra entre 2001 y 2012. Se constató la  disminución de los bosques (~ 1.65 millones de km2), una expansión de la vegetación seminatural (sabana, matorrales, pastizales, bosques de transición) (~ 1.43 millones de km2), así como m una expansión de las tierras de cultivo (~ 0.22 millones de km2). Se estima que se perdieron un total de 2.26 millones de km2 de bosques durante el período de estudio, en su mayoría reemplazados por vegetación seminatural (2.17 millones de km2) y, en menor medida, por tierras de cultivo (~ 0.1 millones de km2). En el escenario de referencia, el cambio de bosques a otros usos de la tierra provocó un aumento de 0,61 Pg año-1 de la erosión del suelo. La sustitución de bosques por tierras de cultivo (4,1% de la pérdida forestal) es responsable de aproximadamente el 52% de este aumento en la pérdida de suelo. Al mismo tiempo, se produjo una ganancia en el área forestal de aproximadamente 0,61 millones de km2 durante el período de estudio, lo que significa que estamos ante una pérdida neta de ~ 1.65 millones de km2.

El cambio de los usos del suelo había durante el período de estudio totalizó alrededor del 3.3% del área de estudio (equivalente a ~ 4 millones de km2), 2.9 millones de km2, de los cuales ~ 2.4% mostraron un aumento en las estimaciones de erosión del suelo de 1.74 Pg año −1. Los 1.1 millones de km2 restantes (~ 0.9%) debido al cambio en el uso de la tierra experimentaron una disminución en la erosión del suelo de 0.88 Pg año-1. Esto da como resultado un aumento general estimado de la erosión del suelo en áreas con cambios en el uso de la tierra de aproximadamente 0,86 Pg año-1.

Abajo os dejo todo lo que he encontrado en unas tres horas. Será suficiente. Seguimos deforestando y devastando el planeta, con prisas y sin pausas.

Juan José Ibáñez

Continúa……. (más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Cianobacterias de los suelos en medios áridos, biocostras y cambio climático

biocostras-cianobac-cambio-climatico

Biocostras en ambientes desérticos, áridos y semiáridos. Fuente: Imágenes Google

Ya os comentamos hace más de un decenio el importante papel desempeñado por las “ biocostras de los suelos en ambientes áridos y desérticos”, para abundar seguidamente con estas otras entregas “La Vida y Formación del Suelo en los Desiertos: Las Costras Biológicas del Suelo” y Tipos de Costras sobre la Superficie del Suelo ”. La nota de prensa de la que vamos a hablar hoy resulta también de sumo interés, tanto científico como didáctico y lleva por título: “Las cianobacterias son bioindicadores del cambio climático”. Se trata de un artículo muy interesante llevado a cabo por colegas del CSIC. En él los autores señalan que el actual cambio climático afectará a los microorganismos del suelo, principalmente cianobacterias, produciendo un reemplazo de las especies adaptadas a bajas temperaturas por aquellas mejor adaptadas a altas temperaturas, con una repercusión impredecible en la fertilidad de los suelos y su erosión ”. Debido a que se encuentra muy bien redactado, siendo claro y conciso no añadiré ni una sola palabra más, animándoos a su lectura. ¡Buen trabajo compañeros!.

Juan José Ibáñez

Ver también en términos divulgativos

Las biocostras mejoran el equilibrio del agua en los ecosistemas semiáridos

Biocostras: la primera capa de vida

Leer la nota de prensa original… continua……

(más…)

Etiquetas: , , ,

Erosión Fluvial de los Suelos. Cuantificación a Escalas de Paisaje

cuencas-de-drenaje-erosion

Fuente: Colaje imágenes Google.

Ya hemos redactado numerosos post acerca de la erosión de los suelos, los cuales han sido incluidos en nuestra categoría “Pérdida de Recursos Edáficos La Erosión”, como la que acaece en las cuencas de drenaje y sus márgenes fluviales. También hicimos hincapié en que las estimaciones llevadas a cabo haciendo uso de las denominadas  parcelas experimentales y microcuencas monitorizadas, padecen de severas limitaciones, no siendo adecuadas con vistas a calcular los procesos erosivos suelos en espacios geográficos de tamaño medio o más extensos. Del mismo modo, ofrecimos nuestras razones para el uso de instrumentaciones novedosas, aunque ya al alcance de muchos, como es la cuantificación  mediante la imaginería satelital, siempre bien venidas si captan más que las precedentes.  Un ejemplo resulta ser el uso de los sensores remotos de tipo Lidar. Personalmente mantengo grandes expectativas acerca de la información que proporcionan los mentados sensores satelitales lidar, y más aun cuando su resolución, ya bastante detallada, aumenta un poco más.  Tampoco debe descartarse el análisis de los depósitos sedimentarios lacustres. En cualquier caso, daría la bienvenida a otras novedosas alternativas como la que os mostramos hoy. Esta última pretende estimar la erosión en cuencas de drenaje haciendo uso de técnicas isotópicas. Los primeros resultados son esperanzadores, como podéis  leer en la nota de prensa que incluyo abajo. Conforme a la escala espacio-temporal que pretenda abarcar un estudio, unos procedimientos, en principio, son más apropiados que otros. Hoy os mostramos, sin más comentarios, que información ofrece el radioisótopo cosmogénico berilio-10. Eso sí, adelantemos que, a día de hoy, aún deben analizarse sus bondades y debilidades y corroborarse en diferentes ambientes. Os dejo pues con la noticia que lleva por título “Evaluación de la erosión de los ríos mediante la determinación de isótopos radiactivos”.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Concurso Escolar y Comic: Desafío Detener la Erosión del Suelo SECS (Día Mundial del Suelo)

2019-erosion-dia-mundial-del-suelo-2019-secs

Es un día para explicar a nuestros alumnos la importancia de evitar la erosión de los suelos ya que la erosión conlleva la pérdida de la capa más fértil de los suelos y por lo tanto puede afectar a la producción de los cultivos” “Edafoeduca_SECS”.

 La Sociedad Española de la Ciencia del Suelo, desde su sección “Enseñanza en  la Ciencia del Suelo “edafoeduca_SECS” ha lanzado la iniciativa: “Concurso de dibujo escolar «Desafío detener la erosión del suelo”, con vistas a la celebración el día 5 de diciembre del El Día Mundial del Suelo. Abajo os ofrecemos toda la información así como el enlace a un folleto que podemos considerar como un comic y que también sienta las bases del concurso “folleto explicativo de la erosión para escolares”. Intentamos ser fieles con nuestro compromiso de incluir material didáctico en español-castellano, y así lo hacemos. Reitero que aunque no se participe, el folleto, se me antoja que puede entrar en la categoría de comic sirviendo como otro recurso didáctico para aquellos  docentes que enseñan la ciencia del suelo en nuestra lengua. Esperamos que os sea de utilidad. Abajo os mostramos la información aludida, que no es más que la que se muestra en Edafoeduca_SECS.

Juan José Ibáñez

Continúa……. Abajo o en …. Edafoeduca_SECS.

Etiquetas: , , , , , ,

La guerra de las agriculturas: ¿Industrial o Ecológica?

agriculturas-industrial-ecologica

Fuente: Google imágenes

Ya os hemos comentado en mil y un post precedentes que, cuando los lobbies de presión industriales ven amenazados sus escandalosamente suculentos negocios, reaccionan con virulencia publicando artículos como los tres que vamos a mostrar hoy. En el momento de redactar esta nueva entrega (ha ya un año), las instituciones internacionales y algunos gobiernos luchas por erradicar, en la medida de lo posible, los pesticidas que matan a los insectos polinizadores del mundo (sobre los que se basa gran parte de la producción alimentaria mundial) y en especial los que han demostrado ser cancerígenos. Pues bien, aún siguen saliendo artículos y notas de prensa que cuestionan tal “hecho”, y los juicios contra las industrias que los comercializan, en los tribunales de justicia, se eternizan durante años e incluso décadas. Ahora pagamos la devastación, contaminación y muerte por el incremento de la producción del aceite de palma en las turberas de Indonesia destinados en buena parte a la elaboración de biocombustibles. ¿Biocombustibles?: ¿No es eso una actividad ecológica?.  Pues va a ser que… ni sí, ni no, sino que depende de cómo se lleve a cabo. Y en aquellos territorios entraron multinacionales a saco drenando turberas para poner la puesta en cultivo de la palma, palmita, palmera, generando lo que era previsible, al drenar los Histosoles: hambre, degradación ambiental, pérdida de biodiversidad, y un gravísimo impacto en la salud pública de la población.  Y podríamos seguir ad nauseam, mostrando mil y un ejemplo de sus triquiñuelas/corruptelas, científicas, tecnológicas, políticas, mediáticas y las que sean necesarias.

Pero vayamos directamente contra la argumentación tan retórica como nauseabunda de esta tanda de noticias antiecológicas, ya que los entrevistados que se oponen a tales conclusiones, entran al saco, soslayando lo más evidente: la estupidez lógica de su concatenación ¿ilógica? de razones, como para defender que la agricultura industrial es superior a la ecológica con vistas a hacer frente al abastecimiento de alimentos de la población, que evite hambrunas y garantice la soberanía alimentaria de todos los países y sus moradores.

Pues bien todo su entramado deductivo es fácilmente desmontable. Nadie cuestiona ya que la degradación ambiental de la agricultura industrial ha sido globalmente devastadora. Y no se trata de estudios concretos, o de ecologistas histéricos, sino de aseveraciones de la propia FAO, la UE, y otra plétora de Organismos Internacionales. Más aun la FAO y la UNEP han reconocido públicamente el fracaso de la agronomía intensiva a la hora de resolver los graves problemas alimentarios del planeta, induciendo de paso un aumento de la degradación ambiental, jamás visto hasta la fecha. Y por esta razón, que no por mero capricho, el mundo vuelve la vista a la agricultura ecológica.  Pues bien, ¿Cómo se puede defender ahora aserciones como la que da lugar al titular de la siguiente noticia?:  La agricultura intensiva es tan sostenible como la ecológica ¿¿??.

La conclusión razonada  a su desiderata sería palmaria: ¡No hay solución para nuestros males!. Por mucho que se ha intentado, seguiremos irremisiblemente caminando hacia la destrucción de nuestras civilizaciones y el deterioro irreversible de la biosfera. La respuesta no estribaría pues en esperar sentados a que una debacle tras otra vayan desmoronando unas y otra, ¿o sí?. De la lógica de las argumentaciones de estos tendenciosos o timoratos “expertos” debiera desprenderse que debemos poner freno al crecimiento demográfico y cambiar drásticamente nuestros sistemas socioeconómicos y políticos. Debemos esforzarnos en conseguir una estructura demográfica sostenible (pirámide por edades), entendiendo como tal “estable”, sin aumentos. Si la agricultura intensiva fuera tan sostenible como la ecológica, se desprendería que ninguna lo son en realidad, por lo que debemos seguir contaminando, degradando, matando de hambre, etc…… ¿Lo ven ustedes?. Sus conclusiones son simplemente maquiavélicamente tendenciosas.

Cierto es que se puede contraargumentar cada uno de sus asertos, empero haciéndolo así, los árboles no nos dejarían ver el bosque, ante tal plétora de su cadena de despropósitos lógicos.

Nadie puede negar que aún haga falta tiempo y financiación en materia de investigación y desarrollo, a la hora de lograr los frutos apetecidos de una nueva agricultura y ganadería ecológicas y rentables. La mayor parte de la financiación, hasta el momento, ha ido a parar a los investigadores que trabajan mano a mano del lado de la agricultura industrial. Ahora, reconocido por todos su fracaso, menos por supuesto el de estos cárteles del agronegocio, nos vemos obligados a retroceder sobre nuestros pasos y buscar otros caminos, con vistas a alcanzar una agricultura amigable con el medio ambiente y la salud humana. Defender que agricultura intensiva es tan sostenible como la ecológica, equivale a decirnos que estamos sentenciados, y como corolario: ¡para que nos vamos a molestar en invertir en temas tan exóticos e “intrascendentes” como la agricultura ecológica!.

Tan solo, como comentario adicional, señalar que la agricultura industrial y los hábitos despilfarradores de las sociedades del bienestar, a pesar de sus potentes agroindustrias, se han visto obligados a comprar y arrendar la tierra de los países pobres (el denominado acaparamiento de tierras), con vistas a producir los alimentos que demandan, hundiendo las seguridades alimentarias de los espacios geográficos en donde más la necesitan.  Todo ello ha ocurrido bajo el imperio de la agricultura industrial y sus benefactores lobbies empresariales. ¿Y ahora nos dicen que sin sus modos de proceder empeoraremos la situación?. Jajajajaja. Sobre los cometarios de la primera noticia acerca de los métodos de producción de arroz más de lo mismo, como detallaremos en otro post, o podéis sondear en Internet. Y así se pueden desmontar así todas sus divagaciones. Y me callo ante tanta estupidez, so pena que tuviera que redactar un libro. Os dejo pues con las noticias.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Civilizaciones, Suelos y Sequías (FROM THE DESK OF RATTAN LAL)

civilicaciones-suelos-y-sequias 

Colaje Google imágenes

Rattan Lal  ha sido hasta aproximadamente un año el presidente de la Unión International de las Ciencias del Suelo (International Union of Soil Sciences) o IUSS. Desde que comenzó su mandato,  publicó y envió mensualmente una columna de opinión a los socios denominada From the Desk o Desde el escritorio, a la cual puede accederse en la página Web de esta asociación, o por las alertas que nos envían diversas sociedades nacionales, como en mi caso la SESCS. Se trata de una carta breve en la que da cuenta en términos sencillos de la importancia de los suelos en temas concretos. Lamentablemente, tan solo he podido acceder a estas en inglés, por lo que supongo que no se realiza traducción alguna a otros idiomas. Francamente no sé qué opinar sobre este tipo de iniciativas. Por un lado, son bien venidas, aunque por otro pueden entenderse como la entronización de la opinión del establishment y/o como un acto de egolatría. Depende de cada lector. No atesoro elementos de juicio como para mostraros mi opinión. No estaría mal que se hubiera invitado a otros popes de la IUSS a realizar misivas similares, aunque se trata de una opinión muy personal. No conozco personalmente a Rattan (si bien hemos intercambiado unos pocos correos electrónicos), por lo que estos comentarios no son fruto de ninguna animadversión, sino de mi intrínseco recelo ante cualquier muestra de poder factual que afecte a  algún ámbito de la sociedad, sea la que sea.  En cualquier caso, revisé estas misivas y traduje algunas que considere relevantes, o al menos interesantes. Ya os las iré mostrando en algun post. Tampoco sería descabellado que las sociedades nacionales las tradujeran y las enviaran a sus asociados, especialmente a aquellos que no se encuentran versados en el dominio del suajili.

 El mes de septiembre de 2018 Rattan Lal  escribió una cuartilla que concierne a las sequías que algunos expertos suponen que condujeron al declive de antiguas civilizaciones. Eso es lo que muchos colegas piensan, aunque yo no generalizaría, para casi todos los casos, como suele ser habitual en la literatura científica. Obviamente el eje central son los suelos. Os dejo el contenido de esta carta en concreto, así como su traducción al castellano. No opinaré sobre el contenido.  

 Juan José Ibáñez

 Continua…… (más…)

Etiquetas:

La cultura Maya y sus devastadoras consecuencias sobre la erosión del suelo y el secuestro de carbono

mayas-erosion-de-suelo

Colaje: Google imágenes

 Si nuestro entrañable amigo y colaborador Régulo León Arteta, levantara la cabeza, me atizaría con una maza en la cabeza y espetaría: “Juanjo: no se te puede dejar solo” ¿?. Y estaría cargado de razón. Sin embargo el título  es un reflejo fiel de los contenidos de las dos notas de prensa que os muestro hoy, una de las cuales he traducido al español castellano del boletín de noticias Sciencedaily. Dado que me he esmerado un poco más de lo habitual con el material del traductor Google, no me explayaré en demasía. Podéis leer por vosotros mismos de que versa el estudio, sin mis torturantes desideratas. Vamos allá. Pero antes debo confesar que me pregunto a mí mismo si a la civilización Maya, muchos colegas le tienen maná o inquina. La bibliografía se encuentra repleta de artículos sobre su decadencia y, por raro que resulte en nuestros días, muchos colagas prefieren echarle la culpa antes a los mayas que al cambio climático. ¡Esta si es efectivamente,  una novedad!, empero también que yo, por una vez, ponga en tela de juicio  tales adherencias. Todo esto me resulta un tanto enigmático. En el peor de los casos, si los Mayas, como todos los pueblos, cometieron errores en el uso de las tierras,  no debemos echarnos las manos a la cabeza, ya que nosotros hemos cometido los mismos y muchos más, a pesar del orgullo tecnológico del que tanto presumimos.  

 Sin embargo, si debo resaltar que se trata de uno de los post que me ha llevado más tiempo componer, no en lo concerniente a su redacción, sino con vistas a aclararme  en un terreno que no había explorado con anterioridad (la cera de las hojas de las plantas). Me he leído hasta tres veces el artículo original de Nature, he consultado con colegas que investigan en bioquímica del suelo, etc.  ¿Resultado? En lugar de iluminarse, mi sistema neuronal sufría tremendos y masivos apagones. Resumiendo, si me equivoco, por favor perdonarme.

 Los investigadores dicen haber descubierto que la “dramática deforestaciónque llevó a cabo la cultura Maya hace unos 4.000 años, erosionó los suelos y/o degradó la calidad de los mismos, al perder parte de la materia orgánica que almacenaban en aquellos bosques ¿primigenios?.   Pues bien, mil años después de su colapso, las reservas de carbono edáfico no se han recuperado, a pesar de encontrase recubiertos por maravillosas selvas tropicales. Si ya lo pensaba yo, pero no me atrevía a compartirlo con vosotros: El Antropoceno se inició por culpa de los Mayas: ¿¿??. Es una broma por supuesto.

 Se me ocurren mil y una razones como para dudar de tales aseveraciones. En primer lugar, el clima varió en diversos momentos a lo largo del intervalo temporal analizado. Se produjeron episodios de mayor humedad, alternando con otros áridos. En estos casos, uno debe de cuidarse mucho de llevar a cabo especulaciones apresuradas. Teniendo en cuenta todo lo que se sabe de los Mayas y sus acertados manejos de suelos (aunque con toda seguridad también cometieron errores), es lógico pensar que no deforestaran por placer, sino, para su puesta en cultivo, al contrario de lo que los autores del estudio aducen. Al parecer aquellas reforestaciones dieron lugar a episodios de erosión severos. Empero, ¿qué tipo de fertilización recibían por parte de aquella civilización?. Probablemente orgánica y tal vez en grandes cantidades. Recordar, por mostraros tan solo dos ejemplos, los casos de las Chinampas en México, y de las Terras Pretas en Brasil. Más aun, el artículo se centra en las ceras vegetales y en este sentido se puede alegar que plantas como la Jojoba y la cendelilla, muy ricas en estos materiales, resultaban ser altamente apreciadas por el pueblo Maya, siendo cultivadas por aquél entonces, o como mínimo recolectadas en sus formas silvestres. Empero tales especies, según leo en Internet (abajo os dejo información), se encuentran principalmente asociadas a ambientes áridos y semiáridos de aquél país. En general, la cera de las hojas y algunos frutos parecen conferirles una alta resistencia a la aridez y la sequía. Según los autores, los territorios se encuentran actualmente recubiertos de frondosas selvas tropicales de lluvia. Los Mayas se manejaban bien en los espacios geográficos secos mediante sofisticadas obras de riego. Repetimos que las plantas en zonas semiáridas parecen acumular mucha más cera que cuando el clima es húmedo, teniendo sus suelos, además escasa materia orgánica o reservas de carbono. El estudio, por su naturaleza, no da cuenta del porcentaje o contenido de tal tipo de carbono, sino exclusivamente de las susodichas ceras y su edad, dando por sentado que a cuanto más ceras más materia orgánica albergarían los suelos. Las estimaciones fueron realizadas mediante técnicas isotópicas.

Por lo tanto, yo tamnién podría aventurar que los investigadores pretenden llevar a cabo comparaciones, partiendo de premisas bastante inciertas, si se tienen en cuenta los vaivenes climáticos, cambios en los sistemas de manejo (que variaron con el transcurso del tiempo), avatares geopolíticos, etc. Ya os comenté que, al menos en los 40 o 50 cm superficiales, el medio edáfico de los bosques tropicales atesora muy poca materia orgánica, si se comparan con los boques y praderas que albergan los ecosistemas en los climas templados y fríos. Ellos analizan los materiales presuntamente procedentes de horizontes sub-superficiales que se acumulan actualmente en sedimentos lacustres, lo cual conllevan otra serie adicional de incertidumbres que no pueden soslayarse. Empero estas también afectan a una metodología que se ha ensayado en contadas ocasiones, por lo que aún dista mucho de poder ser considerada fiable.  Finalmente, la reiterada lectura del artículo de Nature me hizo ver que estos investigadores encajaban sus razonamientos, muchos de ellosno suficientemente corroborados, con bastantes dudas. En fin, os dejo con la noticia, pero también con mis tribulaciones. Añado material para los que estéis interesados en saber más de las ceras de las hojas, ya que por mi parte no hay más “cera” de la que arde.

 Juan José Ibáñez

 Continua………

  (más…)

Etiquetas:

Carbón vegetal, Su almacenamiento y Reservorios (Cambio Climático y Secuestro de Carbono)

carbon-vegetal-y-ciclo-del-carbono

Fuente: Colaje Imágenes Google.

Hoy os mostramos una nota de prensa que apareció durante 2018 en el boletín de noticias Sciencedaily, y que nos informa sobre el ciclo y las rutas que sigue el carbón vegetal producido sobre la superficie terrestre, por la combustión de la biomasa. Según los autores del estudio,  su viaje por la superficie terrestre hasta almacenarse en los océanos puede resultar largo y prolongado.  Del mismo modo también alegan que sus partículas carbonosas, ya sean producidas por incendios forestales, uotras vías naturales y antropogénicas, constityen actualmente ingentes cantidades que finalmente son secuestradas en el fondo de los océanos, sustrayéndose pues de la atmósfera, siendo indispensable su evaluación con vistas a una mejor comprensión el ciclo global del carbono.

Del mismo modo, relatan brevemente la historia de su largo recorrido tanto en el espacio como en el tiempo, desde los suelos a los ríos y lagos hasta terminar siendo secuestrado en los sedimentos oceánicos. Durante el  mismo, no es inusual que se almacenen temporalmente en otros sedimentos terrestres y lechos de las masas de agua dulce (ya considerados suelos en muchas clasificaciones edafológicas). También cabría destacar de la nota de prensa, que la erosión de los sedimentos y suelos, retarda hasta en miles de años su llagada al mar en donde son enterrados y preservados durante largo tiempo.  Obviamente tras los incendios, las emisiones de CO2 a la atmósfera son ingentes, pero sin despreciar las que terminan en forma de un carbón bastante resistente a su degradación, es decir en la forma de las partículas mentadas.

Ahora bien, ¿Cuál es la magnitud del carbono constituido por estas partículas recalcitrantes? ¿Existen diferentes formas con menor o mayor resistencia a su degradación?. ¿Qué porcentaje constituyen del secuestro de carbono terrestre?  También omiten que en las zonas de subducción pueden pasar a formar parte de los materiales que retornan al manto terrestre o terminar emergiendo  de nuevo  a las superficies continentales embutidos en las rocas que afloran como consecuencia de la colisión de las placas tectónicas.  Se trata de un interesante tema, que se encuentra directamente relacionado con el denominado biochar, y esas enigmáticas Terras Pretas do indio de la Cuenca Amazónica, de las que tanto hemos debatido en esta bitácora.

El tiempo nos dirá si se trata de un nuevo “canto de sirenas” o  si realmente se trata un tema que debiera tenerse muy en cuenta  en las investigaciones relacionadas con el ciclo del carbono y el cambio climático.

Os dejo ya pues con la noticia en su versión en Inglés y traducida rápidamente al Español-Castellano.

Juan José Ibáñez

Continua…… (más…)

Etiquetas: