‘Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión’

El Impacto de embalses y represas sobre el cambio climático, los suelos y el ciclo del carbono

embalses-y-secuetro-de-carbono

Embalses o reservorios y su ciclo de vida: Colaje Google Imágenes

 Esas malditas hidroeléctricas van a alterar el clima… ¿Y qué no?.

 Ya que el sistema climático no deja de ser, tal como lo entendemos y a menudo estudiamos, más que el propio sistema biogeosférico, cualquier actividad del hombre que altere la superficie terrestre y su biota, afecta como corolario al clima. Y así, ciertos investigadores a provechan el más mínimo resquicio y/o hueco entre los granos de arena, aun no visitado en su relación con el clima, para advertirnos que se ha soslayado, esto, aquello y lo de más allá, siendo ¡graviiiisimo!. ¡Es que no acertamos nunca!. ¡Siempre se nos olvida algo!. ¡Los científicos somos un desastre! Y este es el caso de la noticia que os ofrecemos hoy. De todos es conocido que las presas son trampas de suelos y sedimentos erosionados cabeceras arriba, al margen de las aguas que trascurren por sus cuencas de drenaje, a menudo contaminadas. Estos muros ecológicos alteran la dinámica fluvial de diversas maneras, como se muestra en una segunda noticia, expuesta tras la primera, y que os he traducido del suajili al español castellano, si bien ya la han traducido otros mejor que yo (ver al final del post). Y así se modifican todos los suelos y sistemas superficiales terrestres aguas abajo, y especialmente en la desembocadura de los ríos en los que el balance entre la erosión costera inducida por las aguas marinas y aporte de sedimentos se mantiene en un equilibrio metaestable. Por ejemplo, los deltas (tierras muy productivas) van perdiendo extensión y muchos humedales también. Pero todo esto es tan viejo como para ser conocido por Matusalén. El único dato digno de mención, que aun ¡debe ser corroborado!, deviene de que también secuestran casi el 20% del carbono que transportan estas redes de drenaje, y que de este modo, queda atrapado por esas malditas construcciones, tan artificiales como vitales para el hombre. Lo mismo lógicamente ocurre con parte de su carga de nutrientes. Eso sí, una porción  aún desconocida de carbono será emitida directamente desde el reservorio a la atmósfera, aunque se desconoce en que cuantía. Por otro lado, al ir colmatándose o rellenándose con los materiales atrapados, los sedimentos allí almacenados, ¡muy a su pesar!, deben ser extraídos con vistas a que el volumen de almacenaje de agua mengue en la menor medida posible. Es la operación a la que denominamos dragado. De este modo, los sedimentos son expuestos de nuevo a las inclemencias de ese clima que tanto nos inquieta y parte de su carbono irá también a la atmósfera, que no al mar. Y así el dato dice algo, aunque no mucho, a pesar de la relevancia que dan los autores a una cifra por corroborar. No olvidemos que la nota de prensa no informa de la proporción del carbono que es realmente edáfico, respecto al que procede de otras fuentes, como la hojarasca, el desprendido por aguas residuales y bla, bla, bla. Más grave aún, en mi opinión, como señala la segunda noticia, es la fragmentación draconiana de un sistema que conforma necesariamente un continuo, destrozando finalmente mucho más que la dinámica natural del propio curso fluvial: gran parte del paisaje. Hace ya una década que editamos en el blog el post titulado El Sistema Cardiovascular de Gaia: La Manifestación de un Planeta Enfermo.

 Por tanto, sí, efectivamente, casi todo afecta al clima, que resulta ser un niño muy sensible, frágil y rabioso, al que todo le daña. Y los científicos lo miran por todos los lados, empero como “expertos” que aun distan de reconocer plenamente su anatomía, fisiología y patología, como su propia ignorancia. Y ya sabéis, si tenéis una ocurrencia de este tipo relacionada con el clima, a poco que redactéis bien el texto, puede ser publicado en alguna de las revistas científicas de prestigio, que comienzan aparecerse a la prensa rosa, como mínimo en este tema.

 Os dejo pues con las dos notas de prensa que os hemos mencionado.

Juan José Ibáñez …..

……en fase de somnolencia.  (más…)

Etiquetas: , , ,

Riadas e Inundaciones relámpago: Video Impresionantemente Ilustrativo

riadas

Riada de otoño 2016 en la rambla de Venta Varana, Vinaros Valencia. Pinchar aquí o en el enlace directo al final del post.

Nuestro amigo Juan Botella envió este interesante video sobre una Riada (Riua en valenciano) o Avenida que muestra en dos o tres minutos como se puede generar una inundación relámpago. Estas fueron muy frecuentes en la zona domingo. El video me fue enviado el 18 de diciembre de 2016 a las 21:01. Le solicité a Juan el nombre de los autores para ponerlo en los créditos. Sin embargo no puedo contactar con ellos aunque me mentó que no habría problema para que lo cargara. Si tenemos noticias dl nombre de los que filmaron esta pequeña joya los añadiremos inmediatamente. Cauces secos llamados ramblas, de vez en cuando pueden producir desastres naturales Monumentales. En esta caso el “rio seco era de pequeñas dimensiones. Imagínense lo que ocurre ven los de mayores dimensiones. Se trata los famosos “flash floods” en suajili. Estos eventos son comunes en las zonas áridas y semiáridas. En el Sudeste de España son altamente frecuentes y devastadores bajo los eventos meteorológicos denominados de “Gota Fría”. Como podréis observar por la rapidez con que se producen son además extremadamente peligrosos.  El sitio en concreto resulta ser una rambla en Venta Varana, Vinaros CS. Cerca riu  Servol. Muchísimas gracias a Juan Botella y en especial a los paisanos que filmaron el evento a la espera de poder añadir sus nombres. Que lo disfrutéis. Lamentablemente intenté incrustar el video en este post pero no recibí ayuda del sistema mi+d.

Lamentamos mucho no poder enlazarlo para que pincharais en la pantalla . Sin embargo conviene que lo visualicéis por los enlaces. El tema estriba en que el video casero se ha grabado en tiempo real, por lo que se observa como a cauce seco, aparentemente inofensivo, va llegando el agua hasta desbordarse en cuestión de muy pocos minutos. Nada puede avisar, y menos aun prever, a los ciudadanos. Fijaros que un vehículo para. Son muchos los automovilistas que creen poder pasar una lámina de agua si es fina. Grave error.  Una percepción ingenuamente muy peligrosa. En España, por ejemplo, son muchos los coches arrastrados por esta causa. La fuerza de esas láminas de agua turbulentas es impresionante. Tener mucho cuidado.

Juan José Ibáñez

Enlace Original:

https://www.facebook.com/juan.j.marti.14/videos/10213120081017608/UzpfSTEyNjE2OTc4OTY6MTAyMTMxMjAxMTQzNzg0NDI/

 

Etiquetas: , , , , , ,

Degradación y Erosión de Suelos en México: la sombra trasatlántica de la Alfonsina Mesta (Régulo León Arteta)

legado-mesta-en-mexixo-pequena 

Don Quijote embistiendo a un ” escuadrón” de ovejas. Pintura antigua de Cerro de la silla.Ladera de cerro con terracillas causadas por sobre pastoreo en la llanura Huasteca. El sobre pastoreo del suelo de lo que antes fue selva, ha dejado vastas áreas yermas, incapaces de recuperarse sin ayuda humana (http://sierra-madre-oriental.blogspot.mx/2013/03)

La desertización y especialmente a la erosión de los suelos, que afectan al menos el 77% del territorio mexicano, son provocados por laboreo excesivo y sobrepastoreo. Aunque durante mucho tiempo la erosión fue atribuida a la tala inmoderada. En todo caso, en la época precolombina la desertización y erosión de los suelos, fueron prácticamente inexistentes. Ahora quizá por razones históricas dicho laboreo excesivo y sobrepastoreo, afecten a la mayor parte del ContinenteAmericano.

 Porque en el caso del sobrepastoreo sobresale desde 1273 en España, con la integración de los pastores de León y Castilla,  en el “Honrado Concejo de la Mesta de Pastores“, porAlfonso X el Sabio. Este monarca les otorgó privilegios tales como: como eximirlos del servicio militar, testificar en los juicios, derecho de paso, pastoreo y posteriormente, una fiscalización especial para protegerla de los agricultores.

 A la postre, Carlos V la moldeó para controlarlos mejor, mediante los grandes propietarios nobles y eclesiásticos, cuyos administradores cometían abusos. A causa de estos últimos se provocaron  largos e incontables pleitos entre pastores y agricultores, que se vieron incrementados, debido a la ya tradicional lejanía de los propietarios respecto a sus rebaños, hasta que en el año de 1836 en que fue abolida.

 El acostumbrado sobrepastoreo trashumante practicado por la influyente “Mesta de Pastores” sobre todo en La Mancha y Extremadura del reino de Castilla, provocó la formación de grandes extensiones de hierba y maleza de baja calidad, según Brailovsky. Esta tradición fue el motivo de una de las aventuras alegóricas del “Caballero de la triste figura” y el que después añorara tiempos pasados:

Las claras fuentes y corrientes ríos, en magnífica abundancia, sabrosas y transparentes aguas les ofrecían…”

 En la colonial Nueva España, esta práctica se repitió en el Nuevo Valle de la Extremadura, ahora Monterrey, Nuevo León, México y cuyo emblemático  ”Cerro de la Silla” exhibía nieve hasta el mes de mayo mientras los  valles “siempre eran verdes “, por la interacción de la alta humedad entre ellos y las montañas.

 Sin embargo, el estado actual del paisaje es producto del pastoreo de las ovejas, que en 1635 trajo Antonio Leal y que en 1715 superaban ya un número de cabezas de 1,100,000 al procrearse 300,000 al año, además del ganado mayor, asnal y caballar. Tales hechos fueron compilados por Como Rubio Cano en 1985 (“Desequilibrios ecológicos en el Valle de la Extremadura, asiento y cobijo de la ciudad de Monterrey)”, en la primera reunión del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) Monterrey, N.L.

 Todos estos acontecimientos provocaron el desequilibrio ecológico en ese valle, como indudablemente sucedió también en muchas regiones del resto del continente americano. Contribuyeron también los perennes conflictos de los posesionarios de la gestiones ganaderas o potreros, aledaños con los terrenos de indígenas desde la época colonial y a partir de la Revolución mexicana también con los usufructuarios de los ejidos mexicanos.

 En el estado de Veracruz, existen como nombres relictos: las comunidades de Paso de Ovejas y Boca de Ovejas, sin que haya referentes actuales del motivo de tales denominaciones.

 Así mismo, en la época colonial se promulgaron ” previsiones” en las Leyes de Indias, para el control del pastoreo y de protección forestal, además de las ordenanzas específicas de 1496 y 1518.

 Actualmente las gestiones ganaderas o potreros, son terrenos cubiertos por de vegetación secundaria, gramas o pastos nativos y ocasionalmente con pastos introducidos; todos ellos  cercados con alambre de púas formando los aludidos potreros. Una nieta mexicana de la Mesta Alfonsina resulta ser la poderosa Confederación Nacional Ganadera, sospechosa de la presencia del clenbuterol en la carne que consumimos en México. Anteriormente, dicho ganado deambuló por todo el terreno, buscando algunos brotes más o menos tiernos y de los cuales aprovecha sólo un 5%, mientras defecaba y pisoteaba el resto del terreno.

 Es en las laderas de los cerros, es donde la compactación del suelo por el pisoteo es más obvia, pero con más cuidado se puede apreciar en los terrenos planos y en ambos casos limita tanto el desarrollo de las raíces, como la velocidad de infiltración de la lluvia facilitando los escurrimientos y por ende la erosión hídrica.

 También ha sido otra alternativa de aprovechamiento, de los terrenos agrícolas degradados por erosión. Si bien, este cambio de uso del suelo de hecho fue frenado en México desde los 50 del siglo XX, entre 1972 y 1983 se desmontaron grandes superficies, para transformarlos en potreros. Apoyada dicha alternativa por el Banco de Crédito Rural y el Banco Mundial, se alteró el uso del suelo del 65% de la superficie nacional ( en su mayoría selva, que los expertos consideraban económicamente no rentable), hasta que se vio frenada por la crisis económica de 1982.

 Entre los programas gubernamentales aliados de esta degradación ambiental, sobresale desde 1992 el de “Certificación de Derechos Ejidales” (Procede) impuesto por un dueño de la hipoteca nacional o sea el Banco Mundial. Quien estipuló la figura Jurídica del “Dominio Pleno” en otras palabras, la privatización del ejido, sobreviviente de la propiedad comunal, protegida en época colonial hasta por los reyes de España. Y así se ha favorecido el mercadeo de parcelas, el individualismo, la desintegración de los núcleos agrarios, el incremento de la pobreza y el cambio del uso del suelo. Como resultado, sólo una tercera parte se siguió dedicando a actividades agropecuarias y algunos terrenos agrícolas pasaron a ser pasto de la ganadería extensiva, acelerando más la deforestación, degradación de los suelos y consecuentemente la pérdida de la biodiversidad.

Etiquetas: , , ,

Catástrofes en cascada: Vertederos, deslizamientos, avalanchas, contaminación…..

deslizaciento-sobre-poligono-industrial

Deslizamiento en China y destrucción de un polígono Industrial: Fuente MailOnline.

Si la naturaleza nos depara “naturalmente” eventos catastróficos, la acción del hombre los introduce “artificialmente” ¿?. Solemos pensar y describir ambos hechos como singulares, por lo que pueden tratarse y clasificarse por separado. Empero no suele ser el caso, siendo moneda de cambio que los unos interaccionen “sinérgicamente” con los otros y el resultado deviene en demoledor. Y así, mientras se pierde la biodiversidad, geodiversidad, edafodiversidad, etc., el ser humano se encuentra generando una radiación sin precedentes de los desastres colosales más variopintos. ¿Naturales?, ¿artificiales?. Personalmente, en abundantes ocasiones, no lograría encasillar muchos de estos eventos en una u otra clase. Ciertamente algunos son singulares, aunque con harta frecuencia se combina lo natural con lo antropogénicamente inducido. ¿No queríamos diversidad? Pues aquí tenemos un ejemplo. Abajo os exponemos numerosos casos,  si bien os dejo este como botón de muestra: Erosión por Deslizamientos y Avalanchas: Un Desastre Natural y Humanitario de Magnitud Global.

 Francamente, resultaría ya muy difícil precisar “a ciencia cierta” las víctimas y pérdidas materiales causadas actualmente por un genuino desastre natural, ya que en la mayoría de los casos, el hombre, de un modo y otro, desea impenitentemente introducirse en la ecuación. Y en verdad que en este tipo de empresas tenemos mucho éxito.  Y a las pruebas me remiro (ver al final de esta entrega).

 No obstante, no solemos percatarnos de los abundantes tipos de “naturo-antropo—catastrofos”, por cuanto a menudo, no se producen sincrónicamente, sino en cascada, siendo los tipos de respuesta muy variados, es decir dilatados temporalmente (ver por ejemplo lo que se denomina bomba química del tiempo). Y así, hablamos de dos desastres cuando en realidad no suele ser inusual que sea uno solo, eso sí, repito que  naturo-antropo-catastrofos”. No echemos pues la culpa a la naturaleza, de lo que causamos con nuestro más que negligente comportamiento.

 Por ejemplo, solemos pensar, y leer  que los deslizamientos de tierras y avalanchas, no dejan de ser más que un tipo de erosión violenta producidas por un terremoto, lluvias intensas o un tsunami, por ejemplo. Es decir desastres naturales. Sin embargo, suele darse el caso de que los daños generados no se habrían producido con una adecuada planificación territorial, lo mismo que ocurre con los tsunamis, por citar tan solo un caso más. Y a costa de repetirme, el problema se complica, en lo que concierne a los aludidos movimientos de tierra, si afectan a suelos contaminados, o peor aún a nuestros constructos materiales, tales como los vertederos (siempre contaminados: “Contaminación de suelos en los vertederos  y con harta frecuencia inestables: “frágil estabilidad de muchos vertederos”),  urbanizaciones de lujo (léase chabolas y favelas), centrales nucleares, prospecciones energéticas (ver por ejemplo: verederos, fracking y contaminación de aguas), etc. Pero fijémonos tan solo en los primeros. El deslizamiento de un vertedero, puede contaminar todo, aguas y suelos abajo (deslizamiento de tierras y contaminación ; otro ejemplo extraído de Latinoamérica puede leerse aquí ).  Y así tal proceso erosivo, al margen de destrozar infraestructuras y poder producir algunas epidemias (falta de salubridad), no es extraño que años después de lugar a ciertas calamidades, como una fuerte contaminación, previamente no prevista (o en caso contrario escondida por nuestras autoridades), Se encontraban esperando agazapadas para surgir después como regalos envenenados. Esta última causa nuevos problemas de morbilidad y mortalidad, y así sucesivamente.

Yo retaría a mis colegas a que elaborarán una clasificación que incluyera todos los elementos escondidos en la caja de pandora: tipos de “naturo-antropo-catastrofos. Del mismo modo, también retaría a que las autoridades la usaran con vistas a saber a “ciencia cierta” el número de víctimas y daños materiales causados por cada uno de los taxones de esa virtual  clasificación, difícil hoy de vislumbrar.

En este post vamos a mostrar tan solo un caso, aprovechándonos de una noticia que acabamos de recibir a la hora de redactar este post. Eso sí, antes de empezar conviene saber que es la denominada Espectrometría de masas (LIBS), así como, los quelantes de mercurio, contaminantes muy peligrosos.

Os dejo pues con la buena nueva, que no deja de ser más que un granito de arcilla en un mar de arenas movedizas

Juan José Ibáñez

Continúa…….. (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Cambio climático: Cuando los ecólogos del cambio climático publican mostrando su ignorancia sobre ecología

cliseries-de-vegetacion-pequena 

Pisos de vegetación en las sierras de la península Ibérica en función de su humedad/temperatura. Fuente: Blog de Geografía del Profesor Pedro Oña

Tremenda la noticia que os vamos a ofrecer hoy por ser una muestra palmaria de una total ignorancia de la ecología del paisaje y los ecosistemas que la constituyen. Si un alumno de primer año de carrera universitaria contesta con el contenido de esta nota de prensa, a una pregunta en su primer examen, le calificaría con un “o” sobre 10. No hay benevolencia que valga. Afortunadamente algunos lectores de esta bitácora parecen saber más que los científicos profesionales, ¡sin duda! Sus comentarios, totalmente acertados, dan cuenta de hasta qué punto puede ser ignorantemente científico. Personalmente reconozco que a veces me enfurezco, por lo que los post pueden resultar demasiado duros. Pido disculpas, de corazón. Tan solo puedo añadir en mi descargo que termino hastiado de leer  numerosas noticias diarias que no tienen ni pies ni cabeza. Puedo entender que a veces son los plumillas (reporteros científicos) quienes retuercen la insensatez de los contenidos. Sin embargo, como tal hecho es incuestionable, desde hace ya 20 años, yo reviso los textos que pudieran aparecer en los medios de comunicación antes de se publiquen o no doy permiso para ello. Y en un par de ocasiones, se han producido situaciones tan vergonzantes que ….. si los científicos no tomamos medidas nos convertimos en cómplices ¡si, o si! de tanto desatino. ¡Quién calla otorga!.   

Ahora resulta que en el devenir espontáneo de la naturaleza, esta resulta ser  “ecológicamente incorrecta” ¿O quizás deberíamos remplazar lo ecológico por lo político?. Leo y leo noticias sobre el impacto del calentamiento de la atmósfera sobre los ecosistemas y debo contar hasta 1.000.000 antes de calmarme y no invadiros diariamente de post denunciando las estupideces que leo en la prensa pero también en los propios artículos científicos. Pero el problema más serio, resulta ser que estos manuscritos, ricos en conclusiones bochornosas, pasan la revisión por pares de revistas denominadas de prestigio. Os puedo asegurar que no me gusta descalificar a mis colegas pero es que el tema ya pasa cualquier línea roja que se os ocurra imaginar, a no ser que ya no se sepa distinguir una frondosa de un pino.

En la península Ibérica y en otros muchos ambientes mediterráneos, los Quercus (perennifolios en climas secos y caducifolios en los más húmedos), así como otras fagáceas, se distribuyen por amplias extensiones. Los pinos, como otras coníferas, en ausencia de perturbaciones humanas ocuparían espacios geográficos más restringidos (como la alta montaña) que hoy en día. Grandes extensiones de nuestros pinares son fruto de las repoblaciones forestales. Por lo tanto, si la gestión forestal es escasa y se deja seguir la dinámica natural, lo normal es que muchas de estas masas forestales, que no bosques, paulatinamente irán  siendo reemplazadas por las encinas, y otros Quercus, es decir transformándose en genuinos boques con el tiempo. Lo mismo sería cierto tras un abandono de tierras. Tal ha sido el deseo de todos los que amamos la naturaleza y los propios movimientos ecologistas. Digamos de paso que mientras los Quercus mejoran los suelos y dan lugar a un hervidero de biodiversidad edáfica, los pinos actúan justamente de forma opuesta. Si el clima se hace más seco, o el suelo ha sufrido una intensa erosión, lo “natural” es que las especies de pinos mejor adaptados desplacen a las encinas u otros Quercus. Eso sí, algunos profanos en la materia soslayan que muchos encinares moribundos lo son por enfermedades, que no por el cambio climático. ¡Otro enorme error!. 

Pero hay más, mucho más, como os hemos narrado en otros post. Existen una gran variedad de especies de pinos que se adaptan a las más dispares condiciones, y de ocurrir un calentamiento climático, varios de ellos serán afectados muy negativamente. Adicionalmente, han sido justamente las masivas repoblaciones forestales con pinos las inductoras de la mayoría de los incendios que han afectado a nuestros montes desde hace más de 70 años. Gran parte de los pinares españoles se encuentran conformados por especies pirofíticas, es decir amantes del fuego. En otras palabras si estas masas forestales y matorrales arbolados no arden, son naturalmente remplazadas por las frondosas. Como corolario, incrementar su extensión deviene en promover los incendios forestales, que al margen de degradar y facilitar la erosión de los suelos y la consiguiente desertización del paisaje, emiten ingentes cantidades de CO2 a la atmósfera, lo cual redundaría negativamente en el sistema climático actual, al aumentar las emisiones de los gases de invernadero, etc. ¿Es eso lo que proponen los autores del estudio? ¡Vaya, vaya!.  

En consecuencia, lo que transmiten los autores del estudio (o en su defecto el redactor de la nota de prensa) que analizamos hoy, estriba en alarmar al ciudadano, al intentar que todos vayamos contra la dinámica de los ecosistemas naturales, artificializando el paisaje, es decir interrumpiendo una sucesión ecológica natural. No hay manera de defender sus argumentos, so pena que aceptemos cambiar la hermosa biosfera del pasado para poder seguir emitiendo más CO2.   Lo dicho, los ecólogos de cambio climático parecen confundir la velocidad con el tocino. ¡Tremendo!. Hemos denunciado algunos casos semejantes, que ni mucho menos todos (sería agotadoramente imposible), so pena de tener que editar más de 10 post diarios.  Triste, muy triste. Todos suspendidos. Os dejo con los mentados ejemplos, pero no os perdáis las críticas de muchos lectores que hablan con más rigor que estos “sabios”.

Juan José Ibáñez

Os dejo pues con el material aludido y la desdichada nota de prensa

  (más…)

Etiquetas: , , ,

Razones y consecuencias para los desastres por deslizamientos de tierras en América Latina (Ciencia Oficial)

huaycos-el-nino-lluvias-torrenciales_0

Inundaciones relámpago “flash floods, ya denominadas “huaycos” por los campesinos de las regiones andinas, cuando se refieren a las corrientes de lodo, han despertado la atención de los medios de comunicación de todo el mundo. En esencia no difieren de las denominadas “gota fría” del SE de la península Ibérica. Tales desastres naturales suelen abundar cuando el fenómeno climático denominado de “El Niño” resulta ser más pronunciado causando, al margen de muerte y destrucción, pérdida y contaminación de suelos, cosechas y vegetación natural.  Cuando las áreas afectadas se encuentran en zonas de alta sismicidad, sus estragos son considerablemente más brutales. Según Augusto Ortiz de Zevallos, las culturas precolombinas (como por ejemplo la  Civilización Inca o Quechua) los temían y  tenían más en consideración que la sociedad actual con su tan cacareada prodigiosa tecnología, aunque con idéntica falta de respeto por el hombre y la naturaleza.  En consecuencia sus construcciones y espacios estratégicas no eran afectadas por estos procesos superficiales terrestres. Las causas y repercusiones vienen muy bien redactadas y sencillamente explicadas en el blog “Desastres naturales y tiempo severo”, por lo que os remito a este sitio Web con vistas a una lectura amena de todo este asunto.

Generalmente, una expansión urbana desordenada e intensa debida a la desertización rural (éxodo de un campesinado pobre hacia las ciudades) y especialmente cuando en el entorno periurbano abundan chabolas, vertederos y  casas paupérrimamente construidas, agravan seriamente los efectos de loshuaycos“. Y esto es especialmente cierto en aquellas áreas más susceptibles de sufrir desastres ambientales, como los tsunamis y aludidos diluvios.

La Siguiente noticia, extraída de TerraDaily (que os reproduzco más abajo) no deja de ser un documento oportunista, por cuanto no alega nada nuevo bajo el sol. Todo lo dicho podría aplicarse a otras partes del mundo bajo situaciones geopolíticas, y geoambientales similares. ¿Cuáles son pues las razones de la alta frecuencia relativa de estos eventos extremos?:

Las sociedades contemporáneas han conducido a que grandes extensiones de  bosques fueran reemplazadas por granjas, eliminando las barreras naturales que restringen el curso del agua de las lluvias torrenciales”. Hablamos pues de deforestación y puesta en cultivo o pastizal en áreas vulnerables a sufrir tal tipo de procesos calamitosos. A menudo, los nuevos asentamientos, la construcción de infraestructuras y redes viales, han soslayado lo que las culturas precolombinas conocían sobradamente. Y aquí intervienen pues factores sociales y geopolíticos.

Asñi pues, condiciones climáticas como la del Niño, que generan intensos periodos de lluvias torrenciales, los frecuentes terremotos (muy abundantes en la costa andina del océano pacífico) deficientes planificaciones urbanísticas y la pobreza, siempre la pobreza, son los responsables de los daños causados. ¡Eso es todo!. No pueden pues evitarse las causas naturales, pero si sus estragos sobre la población, pero también en parte el medio natural.   Nada nuevo bajo el sol para el Homo tecnologicus, por desgracia. “La naturaleza no perdona”, como se menta en la noticia.

Y reiteramos que tras  leer durante años muchos acerca de los riesgos naturales, los deslizamientos y avalanchas son aquellos desastres que causan probablemente la mayor parte de las víctimas a nivel global. Del mismo modo, vimos también las probables razones que intentaban dar respuesta a la siguiente pregunta  ¿Por qué los Humanos se Asientan en Áreas Tectónicamente Activas?.

El ser humano tiene la desagradable e innata actitud de intentar buscar culpables y linchar a quien haga falta para resarcirse de las tragedias.  Y esto incluye a los científicos que intentan predecir eventos difícilmente previsibles. Todos somos responsables del factor humano, gobiernos, campesinos, e incluso aquellos que desde otros países permitimos que nuestros Estados ricos (cada vez menos) basen su bienestar dilapidando los recursos de los que menos tienen.

Lo dicho, se supone que un boletín de noticias de la categoría de TerraDaily debiera editar notas con una mayor sustancia. La narración en suajili que os muestro abajo podía haberla escrito yo en 15 minutos con los ojos cerrados. ¡Lamentable!. Os dejo pues con la noticia

Juan José Ibáñez

Continua……. (más…)

Etiquetas: , , , , ,

El Colapso del Medio Ambiente: La primavera silenciosa ya está aquí

la-primavera-silenciosa

Rachel Carson y su mítico libro La Primavera Silenciosa. Fuente: Ecología verde

 Cuando era casi un adolescente, comencé a interesarme por la ecología y a la postre por el ecologismo. Por aquel entonces, el libro publicado por Rachel Carson, en 1962, y que llevaba por título Primavera silenciosa, era considerado como una biblia del ecologismo por muchos compañeros de fatigas. Cuando lo leí, llegué a la errónea conclusión de que, incluso para jóvenes concienciados como yo, resultaba excesivamente alarmista, ¡exagerado!. Y para desgracia mía y de todos los moradores de este desdichado Planeta, tal primavera, por no decir gélido invierno, se encuentra ya entre nosotros.  Rachel falleció menos de dos años después. Parece ya, fatalmente cansino, traumático y enigmático, que gran parte de las mentes visionarias y creativas no vivan para disfrutar del éxito. Obviamente, si a mí personalmente se me antojaba un texto apocalíptico, imagínense que opinaba la mayoría del establishment de la época. Se trata de una pesadilla convertida en realidad. Como botón de muestra, en este post abundaremos sobre el contenido de la noticia, aparecida en el verano de 2016, y que llevaba por título: La degradación del medio ambiente causa doscientas veces más muertes en el mundo que las guerras. Se trata de un resumen de una de esas reuniones, la segunda, organizada por  Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-2).

Según la noticia, el SE asiático es, empeorará aún en el futuro, el más afectado. No debe extrañarnos ya que la deslocalización de las empresas se ha dirigido principalmente hacia aquella región del globo. Y así, aquí pagamos las consecuencias con el incremento del paro, una reducción galopante de la calidad de vida y el problema de un envejecimiento, a todas luces insustentable. Mientras tanto, allí sufren la permisibilidad legal de sus gobiernos frente al trabajo infantil, empleo esclavizante,  exceso de población y natalidad, una vida de la población mayoritariamente precaria, así como los efectos devastadores de esos medios de producción a los que denominados “tecnológicos” que nos causan gran satisfacción ¿?. Si el precio a pagar por el progreso y crecimiento económico es este, que alguien me rebata que no vivimos en una sociedad insustentable en el que la vida de los ciudadanos no vale nada. La dictadura financiara defiende que esto es progreso sustentado en el crecimiento económico. ¿Pero progreso para que y para quién?.

No cabe defensa alguna, la economía global va en contra la Declaración Universal de los derechos Humanos, firmada por casi todos los países del mundo. A lo largo de la historia de la humanidad, los principales mecanismos de control demográfico fueron las guerras y las epidemias. Al parecer, aunque siempre presentes, tal vez ya no son ni tan siquiera necesarias, basta con que dejemos que el FMI y el banco Mundial, maquillajes de la dictadura financiera, sigan amaestrándonos como borregos que van al matadero. Porque parce que así es. Y no lo digo yo lo dice la ONU, como veréis en la nota de prensa que os mostramos hoy: La degradación del medio ambiente causa doscientas veces más muertes en el mundo que las guerras .

 En donde hay más riqueza, el envejecimiento deviene en problema, mientras que en los países en vías de desarrollo, o subsumidos en la pobreza y las guerras, los niños mueren por el hambre, las infecciones y las guerras. En los países desarrollados, se pretende aumentar la edad de jubilación, ya que el capitalismo dice que no puede asumir pagar a tanto viejo nauseabundo, mientras que en las regiones pobres, las autoridades intentan poner freno al crecimiento de la población, reduciendo sus tasas de natalidad. ¿Hay alguien que lo entienda? Y para más INRI muchos ciudadanos europeos temen perder su estado de bienestar por la inmigración hacia sus fronteras de los desheredados, generando un alarmante auge de los partidos xenófobos y nazis. Y así surgen los muros de la vergüenza que intentan poner coto a que los pobres vivan mejor y ellos peor, cuando en realidad su situación es el resultado de la deslocalización de las empresas inducida por los empresarios de sus propios Estados. Pronto necesitarán soldados cibernéticos (ya que los ancianos poco podríamos hacer) para defender esos asombrosos muros en un mudo en donde la rapacidad del capital ha generado desigualdades que terminarán por carcomer esa falacia a la que denominan aldea global. Por el contrario, en muchos países subdesarrollados se recluta cruelmente a los denominados niños soldados.  Puedo ser reiterativo sobre estos temas, lo reconozco. Pero lo que leo y veo duele, se me clava como una espina en el corazón, seguro que como a la mayoría de ustedes. Y mientras tanto el FMI y el Banco Mundial, echando leña al fuego, con recomendaciones que nos conducirán inevitablemente al colapso de la civilización tal como la conocemos. Si Raquel, sí, tenías razón e incluso pudiera ser que te quedaras corta. La Primavera silenciosa ya está aquí y ha venido para quedarse, ya que nadie pone remedio a tanta irracionalidad, encubierta por la nauseabunda frase de la autorregulación de los mercados financiaros.

 La cuestión no resulta ser capitalismo si, capitalismo no (existen muchos tipos de capitalismo). Las preguntas que debiéramos responder son: ¿racionalidad o irracionalidad?, ¿sustentabilidad o insustentabilidad?.

 Juan José Ibáñez

 Os dejo ya con la noticia y algunos datos sobre el libro aludido y Raquel…..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Aerosoles atmosféricos y su relación con la intensidad y duración de la lluvia: ¿La Gota Fría?

polvo-sharano-acercandose-a-almeria-fuente-nasa

Tormenta de polvo y aerosoles saharianos acercándose a las costas almerienses. Fuente: NASA

 Tras leer una nota de prensa en TerraDaily, que nos informaba de como en un artículo de investigación recientemente publicado se defendía que los aerosoles atmosféricos (naturales o antrópicamente producidos), en grandes cantidades, podían incrementar la intensidad y duración de las precipitaciones de eventos meteorológicos naturales, me vino inmediatamente a la cabeza si este proceso podría ser el causante de unos eventos usualmente catastróficos que suelen producirse de vez en cuando en el sureste de la Península Ibérica. Hablamos de lo que en España se denomina “gota fría”. Tales fenómenos extremos generan tormentas tremendas que causan inundaciones y graves destrozos en ciudades e infraestructuras, a la par que severos fenómenos erosivos. No en vano, en las provincias de Murcia y especialmente Almería, área en donde son muy usuales, la cobertura de suelos, soslayando edafotaxa muy someros (Regosoles y Leptosoles), cubre poco más del 25% del territorio. Es decir una extensión escasísima. Y es que allí las tormentas de polvo sahariano son bastante usuales, pudiendo coincidir (finales de verano y principios de otoño) con las mentadas condiciones meteorológicas que generan lagota fría”.  Empero al leer el artículo original, y con mis escasos conocimientos sobre meteorología, no pude separar el grano de la paja, quedándome con la duda. Si ambos procesos se encontraban relacionados, es decir, si al coincidir en el espacio y el tempo (al menos de vez en cuando) daban lugar a las devastadoras inundaciones que ocasionalmente acecen en el SE de la Península Ibérica, se podían extraer valiosísimas conclusiones, a la par que mejorar la previsión de los desastres naturales a los que dan lugar. Tal hecho podía dar cuenta de la erosión histórica del paisaje de aquellos espacios geográficos.

 Como ya os hemos comentado en varios post (almacenados en nuestra categoría Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión), el polvo/aerosoles atmosféricos procedentes del Sahara y el Sahel, como de otros desiertos y regiones áridas del mundo, acarrean repercusiones positivas y negativas en lugares muy distantes (a menudo transcontinentales como es el caso del corredor  África-Caribe-USA), a modo de “teleconexiones”. Reitero, me quedé con la duda de si el polvo africano era el motivo de tan torrenciales y temidas tormentas. Pues bien, unos dos días después, mis tribulaciones se convirtieron en perplejidad, por cuanto los rotativos de prensa en España “daban por hecho” que la respuesta era afirmativa: ¡el aire cargado de aerosoles saharianos generaba en las condiciones meteorológicas adecuadas, la temible gota fría. En consecuencia busqué durante varias horas en Internet y no detecté ni un solo documento o información a este respecto. Posiblemente la razón podía residir en que no ha sido estudiado debidamente, dado que el estudio acababa de salir al mercado científico y debía esperarse a que se llevaran a cabo las investigaciones pertinentes.  ¡No lo sé!. Empero cabe la posibilidad que algún “plumillas” hubiera pensado como yo, y sin mayores verificaciones, lanzara la noticia sin el menor rubor. De darse este último caso, vendría a cuestionar por enésima vez, si de muchos periodistas científicos se comportan de hecho como los Paparazzi de la prensa del corazón, lanzando los bulos que les parecieran más oportunos con independencia de su rigor científico. Y al hacerlo falsean los resultados de las indagaciones científicas. Leí varias noticias, en todas, más o menos se venía a decir lo mismo, y en ningún caso se consultaba con un experto, como si de un contagio viral se tratara. Reitero que el tema podría ser relevante y trascendente, empero ¿Qué experto ha relacionado gota fría y polvo africano en el SE español?. ¿Lo sabe alguno de los lectores españoles?. ¿Me podría informar?. ¿Un nuevo y falaz bolo de plumillas perezosos a los que la verdad no les importa nada?. ¡A saber!. Y para finalizar me gustaría dejar constancia de que dicha vinculación, de existir, aclararía parte varios interrogantes de las investigaciones que llevo a cabo en esos territorios, por lo que me gustaría que se tratara de una conclusión veraz, pero ¿quién se puede fiar de esta gente?. Eso sí: Los aerosoles incrementan el contenido de nutrientes (calcio, magnesio, sodio, potasio, en los suelos de Almería, por lo que no es la escasez de los mismos un factor limitante, aunque lo que escasea y mucho es el agua.

Abajo os reproduzco una de las noticias y el resumen del trabajo original, junto a algún material adicional……….

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

El Fuego y su Ineludible Importancia en los Ecosistemas (Incendios Forestales)

fuego-en-el-mundo

El Fuego en el MIndo; Fuente: Managing the human component of fire regimes: lessons from Africa By Sally Archibald; http://rstb.royalsocietypublishing.org/content/371/1696/20150346

 Hoy es un lunes de verano cualquiera. El domingo anterior pase varias horas buscando una tabla que había utilizado en alguna conferencia, hace más de 20 años, con vistas a demostrar a los asistentes que los incendios son recurrentes en todos los biomas del mundo desde hace cientos de millones de años, si bien las cifras que buscaba tan solo daban cuenta de los periodos de retorno en ecosistemas representativos de los mentados biomas (tundra, taiga, bosques templados, mediterráneos, subtropicales, tropicales, etc.). Lamentablemente no la encontré, ya que era antigua y no debí digitalizar la diapositiva. ¡Lo lamento!, no obstante los contenidos que os ofrecemos hoy dan cuenta de todo ello.

La diferencia entre unos ecosistemas y otros no estriba en que unos sean eventualmente pasto de las llamas y otros no, sino en los respectivos periodos medios de recurrencia o retorno. Así, en los bosques boreales, o en los templados la frecuencia es obviamente mucho menor que en los mediterráneos. Empero cabe señalar que si la memoria no me falla,  no ningún caso superaban los cien años. En algunos ambientes, como en los bosques subtropicales secos y en los aludidos mediterráneos, los periodos de retorno no superaban más que unos pocos decenios. Por lo tanto, la existencia de grandes bosques muy longevos sería más cuestión de serendipia (acontecimientos afortunados) y/o condiciones microclimáticas muy longevas que de sus propiedades idiosincrásicas.

De hecho, el artículo que ha dado lugar a la noticia de hoy ha sido publicado en la revista Fire Ecology, con un modesto factor de impacto de 1.4. Sorprende pues que un hecho que debía ser archiconocido por los expertos, sea publicado a bombo y platillo como si fuera un descubrimiento relevante. La revista en cuestión es estadounidense, lo cual no deja de ser una paradoja. Los investigadores y técnicos forestales yanquis, han sido pioneros en el uso del fuego para el control de la biomasa de los Chaparrales americanos, parte de cuyas limpiezas eran realizados por reclusos vigilados. Obviamente, en los bosques templados de aquél país los periodos de retorno son más prolongados que en los matorrales y bosques mediterráneos de California. El objetivo de un incendio controlado resulta doble (i) mantener los ciclos naturales del fuego y (ii) evitar que una excesiva acumulación de la biomasa, excedido tal periodo de retorno, diera lugar a incendios devastadores y mucho más peligrosos que los naturales. De hecho, en el susodicho artículo se defiende que el fuego es necesario para mantener la salud de los ecosistemas forestales a largo plazo, dictamen que ya defendimos aquí hace más de diez años, ya que las evidencias ya eran palmarias en las décadas de los años 80  y 90 del siglo pasado.

Obviamente, la acción humana ha alterado los ciclos naturales del fuego en numerosos ecosistemas, generalmente incrementando su frecuencia, aunque a veces induciendo el proceso contrario, especialmente en parques naturales y espacios protegidos, que nos gustaría que no fueran pasto de las llamas, hasta que les correspondiera de promedio. En este último caso, tendemos a proteger/aislar el combustible de la mecha, por lo que a la larga el problema resulta ser más grave. El abandono de tierras, la expansión urbana hasta el límite de los bosques, la construcción de residencias y urbanizaciones rodeadas de masas arboladas, turistas sin la debida cultura, etc.,  son algunas de las razones que generan gravísimos incendios, así como la pérdida de vidas humanas e infraestructuras, que no el fuego en si mismo. Ya escribimos sobre estos temas hace varios años, como podéis constatar en esta bitácora.

 A la vista de lo expuesto, los investigadores, armados con nuevas instrumentaciones no disponles cuando se elaboró la tabla aludida, deberían ir afinando los periodos de recurrencia y actuar en consecuencia cuando llega el momento. Del mismo modo los gestores de urbanismo necesitan inexcusablemente impedir que las construcciones humanas sobrepasaran los límites a los que anteriormente nos referíamos.  Más aún, tampoco se debía dejar que ciertos propietarios o instituciones oficiales reforestaran sin elaborar planes previos acerca de la ecología del paisaje que eviten que las llamas se propaguen a lo largo y ancho de grandes extensiones. Ahora bien, el fuego ha sido compañero, que no enemigo de la naturaleza, cientos de millones de años antes de que el hombre apareciera sobre la faz del Planeta.

 Junto con la nota de prensa que ha dado lugar a este post, os mostramos el enlace a un artículo que nos informa del papel del fuego en la biosfera desde tiempos remotos, así como otros datos de interés.  Y reflexionemos, el fuego no es el problema, sino que casi como siempre los conflictos los generamos nosotros, mediante nuestras acciones e inacciones.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La misteriosa supervivencia de los corales en la historia de la Tierra (y el cambio climático)

corales

Corales y arrecifes coralinos (Fuente: Google imágenes)

La naturaleza de la Tierra se encuentra repleta de maravillas. Sin embargo por su belleza y diversidad los corales sobresalen como pocas. Si en el futuro los fondos marinos son considerados suelos, tengan toda la seguridad que los arrecifes de coral serán clasificados como tales “de algún modo”, siguiendo una lógica parecida a la de las turberas terrestres o Histosoles. De hecho los archipiélagos de origen volcánico, cuya vida se puede considerarse breve en términos geológicos, terminan siendo sumergidos tras colapsase los edificios que dejaron sus juveniles erupciones, dando paso en su senectud, es decir antes de que las islas desaparezca (como es el conocido caso de los atolones) a unos suelos aéreos sobre la escasa y menguante superficie de coral  que coronaba las antaño imponentes montañas de basalto, etc. emergidas que finalmente serán enterradas bajo el mar. ¡Amén!. Como ya reiteramos en post precedentes, en los denominados estudios acerca del calentamiento climático,  se han publicado demasiadas cosas, ¡demasiadas!, que a mi modo de ver carecen de mucho sentido, o simplemente no atesoran ninguno. Sin embargo, ¡en primera instancia!, la degradación y pérdida de las masas coralinas resulta ser uno de esos casos que pudiera encontrarse justificado, siendo motivo de una honda preocupación. La degradación de los corales y los arrecifes coralinos (como por ejemplo el denominado blanqueamiento de los corales) puede ser debida a diversas causas, como el cambio de la temperatura de las aguas, su composición química, la contaminación de los vertidos generados por los humanos en la tierra emergida, enfermedades, el incremento de la carga sedimentaria de los cauces fluviales, debido al aumento de la erosión de la superficie terrestre que emerge sobre las aguas, materiales tóxicos que vertemos los humanos,  etc.   Obviamente, en lo que respecta a la temperatura y química de las aguas el mentado calentamiento climático puede afectarlos negativamente y en gran medida. ¡No lo dudo!. Sin embargo, llevaba tiempo pensando en explicar en un post que a mi ¡algo no me cuadraba!.

Estas estructuras han vivido en el Planeta durante cientos de millones de años, habiéndose detectado fósiles con la venerable edad de 548 cientos de millones de años en el desierto de Namibia. Algunas estructuras actuales comenzaron de hecho a formarse hace decenios de millones. Como se trata de un tema que vende mucho, por combinarse la gravedad del problema con su productividad económica y la aludida hermosura, los estudios y notas de prensa han proliferado, como la miríada de pólipos y las micro-algas que conforman estas formas de vida simbióticas. Y de este modo, se ha ido embutiendo en la mente de los ciudadanos que se encontraban bajo un serio peligro de extinción. Debo suponer que diversos colegas también serán de la misma opinión porque si no…… Empero reitero que algo no me cuadraba. Veamos el porqué.

 A lo largo de cientos de millones de años la Tierra ha sufrido algunas glaciaciones globales, inmensos y prolongados periodos de erupciones volcánicas, el impacto de ciertos cuerpos extraterrestres que, como algunos meteoritos, cambiaron el clima abruptamente, condicionando la posterior evolución de la vida, provocando la acidificación de los océanos, periodos mucho más cálidos que los actuales, y un largo etc. Y todo este tipo de avatares fueron superados por las masas coralinas.  ¿Por qué ahora si la temperatura media del Planeta asciende uno o dos grados no iban a sobrellevar y resistir, tal menudencia? Francamente no lograba entenderlo.

Hace ya muchos meses o quizás algún año, leí una noticia en la que ya decía los autores decían haber comprobado lo que la nota de prensa que os muestro hoy dice “haber descubierto”:Promiscuity may help some corals survive bleaching events” En esta nota, y como ya pueden entender los que tengan algún conocimiento de esa endiablada lengua a la que denominamos suajili, los arrecifes lograron sortear tanto ajetreo debido a su “promiscuidad” ¿¿??. ¡hasta bajo del agua la naturaleza parece ser sexualmente incorrecta!: ¡cochinas ellas!, o mejor sería decir. “cuánto titular calenturiento.

Básicamente la denominada “promiscuidad” de estas criaturas, da cuenta que cuando la asociación entre el pólipo y el alga se ve seriamente perturbada por un cambio en las condiciones ambientales, como la temperatura o la química del agua, en la colonia, el alga que contenía es sustituida por otra especie, que mejora la respuesta del cuerpo simbiótico, adaptando toda la estructura a las nuevas condiciones ambientales. Este tipo de procesos, no es  ni mucho menos singular, existiendo ejemplos, que ya hemos descrito, en el suelo, como por ejemplo entre una especie arbórea y sus micorrizas, entre otros. ¿Y eso es todo?. Francamente no lo sé, pero el mecanismo, por pura lógica, parece ser lo suficientemente razonable como para explicar, que tanta preocupación seguramente no se encuentra justificada. Obviamente el mundo de los corales es lo suficientemente complejo como para que existan algunas excepciones, por lo que podrían extinguirse algunos tipos y afectarse temporalmente amplias regiones. Por lo tanto, posiblemente en algunos lugares, la polución, exceso de sedimentos erosionados tierra adentro que acarrean los ríos al mar y algunas, así como otras actividades humanas, puedan dañar o arrasar algunas formaciones coralinas, sin embargo, esos maravillosos corales permanecerán entre nosotros y seguramente después de que nos extingamos.

Os reitero que, por mucho que la nota de prensa diga lo contrario, yo ya había leído este proceso con anterioridad. Punto y final al misterio de los corales. Abajo os dejo la nota de prensa, así como otra relacionada con el zooplancton, que da cuenta de lo poco que sabemos sobre la vida en el mar, por mucho que los científicos pretendamos aparentar lo contrario. También os dejo unas notas preliminares extraídas de Wikipedia, “National Geographic”, y algún que otro sitio Web más, con vistas a que no tengáis que buscar material básico acerca de la naturaleza de los corales. Espero haber eliminado algo de estrés ambiental de vuestras mentes. Pero………

Sin embargo, como algunos  hoy terminaré otro post con una noticia casi coetánea que nos advierte que el ascenso de medio grado de temperatura en el planeta es decir 2 en lugar de 1.5 ºC  pondría en amenaza a los corales. En fin que parece ser que no leemos y cada científico dispara por donde le peta.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,