La Historia de los Suelos en el Contexto de la Historia de la Tierra


En algunos post anteriores ya os comentamos algunos posibles escenarios de como pudo ser la edafosfera en algunas épocas geológicas remotas. En dos entregas (ver enlaces al final del post) os mostré varios de los rasgos más generales. Sin embargo me siento un tanto frustrado, por cuanto aunque nuestro conocimiento de la Historia de la Tierra avanza rápidamente, permanecen grandes interrogantes por responder, muchos de los cuales no nos permiten aportar la información que desearíamos. Así por ejemplo, abajo os muestro tres noticias que nos informan de su pasado y futuro. Sin embargo, aunque se publiciten a bombo y platillo, apenas precisan mejor algunas fechas clave respecto a lo que leí hace más de dos décadas. Por otro lado, permanece un problema conceptual que también entorpece abordar el tema en mayor profundidad. Me refiero el interés en la búsqueda de un nuevo concepto de suelo, ya que según abracemos uno y otro, también cambia la historia de la edafosfera. Se trata de un tema que me interesa personalmente, por lo que suelo apresurarme a leer todo lo que cae en mis manos acerca de estos asuntos. Escribo este post justamente el día que la prensa nos informa que existe abundante agua en Marte, aunque aún no se han detectado rastros de vida. Pero vayamos al contenido de las noticias. La primera nos informa de que la Tierra será habitable para la vida “por lo menos otros 1.750 millones años, una conclusión que tiene en cuenta nuestra distancia del Sol y las temperaturas en las que es posible que el planeta tenga agua líquida. Después, “la desolación”. Sin embargo, al parecer no han contado con el ciclo de vida de la Tectónica de Placas, ya que cuando a ese motor nuclear que tenemos bajo nuestros pies, se le agote el combustible, sus efectos tornaran la Tierra inhabitable, con independencia de que nos encontramos dentro o fuera de la zona de habitabilidad del sistema Solar. Buscando en el ciberespacio, se asume que este último hecho tardará en ocurrir en unos 2.000 millones de años, aunque existen grandes incertidumbres. Eso sí, al cotejar estas tres informaciones, se puede inferir que podríamos (o no) salir de la zona de habitabilidad astronómica con anterioridad a que se consuma nuestro combustible radioactivo (¿como ya ocurrió en el Planeta Rojo?). ¡A saber!. En cualquier caso, al parecer, los océanos se evaporarían y un Tierra yerma, sin apenas agua, totalmente inhabitable convergería hacia la fisonomía que actualmente atesora Marte en la actualidad. No obstante, también debiera contemplarse que, hasta ese momento padeceremos un sinfín de avatares catastróficos en base a ciclos de diferente duración. Por ejemplo, se especula que en unos 5.000 años entraríamos en el próximo periodo glaciar, lo cual modificaría la edafosfera  en su estructura y extensión. A escalas más amplias, también se barrunta que el próximo conteniente generado por es el latir del corazón de la Tierra al que llamamos ciclo de Wilson, “debería acaecer aproximadamente en unos 200 millones de años.  Tal evento acarrearía cambios dramáticos sobre los suelos y la vida. También pudiera ser que antes de tal fecha entráramos, como en el pasado, en la fase de una Tierra casi totalmente helada, es decir en un nuevo periodo criogénico. Sin embargo. cometas y meteoritos de enormes proporciones podrían también acabar con la vida en el Planeta antes de los plazos peeviamjente aludidos. Como un ser vivo, podemos alcanzar la vejez estadísticamente predecible con la información que disponemos o fallecer mucho antes por eventos catastróficos a día de hoy impredecibles. ¡A saber!

 Eso sí, como los microrganismos son mucho más resistentes que los seres vivos complejos, todo apunta a que tarde o temprano, dependiendo de lo que desconocemos sobre los procesos naturales, cataclismos cósmicos, como de la propia estupidez del hombre, la edafosfera viviente terminará exclusivamente dominada por microbios, algo que con toda seguridad acaeció en sus inicios.

historia-de-la-tierra-fuente-geren-fudge-org

Historia de la Tierra. Fuente: Grren Fudge.org 
Seguir leyendo »

Etiquetas: ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, El Concepto de Suelo y Sus Representaciones, Historia de la Tierra y de los Suelos.

Paisajes y vida bajo el suelo en ambientes semiáridos y áridos


Veamos como explico la nota de prensa de la que hablaremos en este post, ya que su título me parece confuso y confundente: “Descubren un nuevo hábitat subterráneo para fauna terrestre”. Sin embargo, el contenido resulta ser bastante interesante si bien, en cierta medida era previsible, al menos para los lectores de esta humilde bitácora. Ya os hemos mentado en varias ocasiones que en los ambientes áridos y semiáridos la cobertura vegetal se torna más dispersa, conforme aumenta el stress hídrico. Suelen denominarse islas de fertilidad a los enclaves bajo las plantas o cluster (conjunto) de ellas, por cuanto la actividad biológica bajo las mismas resulta ser bastante intensa. Un resumen de ello podéis encontrarlo en una entrega precedente que llevaba como título  “Arquitectura de los Suelos y la Vegetación en los Ambientes Áridos y Semiáridos”. También explicamos que existen numerosas evidencias que inducen a pensar como en los suelos bajo climas contrastados, como los mediterráneos, entre otros muchos, tanto los microorganismos, como los micro-invertebrados que alberga el medio edáfico son mayoritariamente acuáticos (aunque los agregados del suelo parezcan secos), migrando verticalmente en profundidad para huir de las inclemencias del clima aéreo (conforme emigramos hacia el fondo del “solum” se amortiguan las fluctuaciones térmicas e hídricas).  Por lo tanto, podemos resumir estos hechos alegando que existe una migración vertical de la fauna y microflora del suelo al vaivén de la estacionalidad. No obstante, también se ha constatado otra lateral subsuperficial siguiendo el flujo de agua, ya sea natural, o de irrigación. Más aún, si ampliamos la observación espacial (en profundidad), y temporal (miles o cientos de miles de años) tales viajes pueden alcanzar algunos kilómetros de profundidad en el seno de la litosfera terrestre (ver el post: La Vida en las Profundidades de la Tierra: Organismos llovidos del Suelo). Pues bien, en este contexto, el contenido de la noticia que os ofrecemos hoy, se me antoja interesante. En los ecosistemas semiáridos y áridos, bajo de los abundantes cauces efímeros (que tan solo transportan agua estacionalmente algunos días al año, en el mejor de los casos) que los salpican, se ha detectado una actividad biológica intensa, con independencia de que no pudiéramos inferirla al observar su superficie. Los investigadores que han llevado a cabo este interesante estudio dan cuenta de ello, proponiendo que se trata de un nuevo tipo de hábitat. Y es aquí en donde discrepo, al menos en cierta medida. Como podréis observar en la nota de prensa y también en el trabajo original, que se encuentra en acceso abierto (ver enlace abajo), los autores muestran tal proceso hasta profundidades de 1 o 2 metros, ya sean suelos o rocas o “sedimentos” ¿?. El problema aquí estriba en que entienden por suelo (ver nuestra categoría La Zona Crítica terrestre). En mi opinión, defender que se trata de un nuevo hábitat es excesivo. No obstante, también es cierto que los biólogos del suelo y/o del suelo/regolito, suelen soslayar este tipo de enclaves en sus investigaciones e inventarios. Y es aquí en donde surge la paradoja (…) que explicamos a continuación.

paisajes-subterraneos-valle-gallinera-funte-plos-one

Sobre los denominados nuevos hábitats Fuente: Trabajo de los Autores Figure 4. Alluvial MSS. (A) Dry watercourse (Barranc de la Vall de Gallinera). (B, C, D) structure of the substratum. doi: 10.1371/journal.pone.0076311.g004.


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Carpeta sobre Paisajes de Suelos y los Suelos en el Paisaje, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, El Concepto de Suelo y Sus Representaciones, Los Suelos las Plantas y la Vegetación, Suelos de Zonas Áridas, Semiáridas y desertificación

Educar en las Ciencias del Suelo (Algunas Propuestas de Sabor Religioso)


Suelo eres y en Suelo te Convertirás……Pachamama

Nos encontramos en un momento en donde  el reto de educar a las nuevas generaciones, políticos y colegas de otras disciplinas a cerca de la importancia vital de las ciencias del suelo para la biosfera, el medio ambiente y la seguridad alimentaria se ha relanzado tras las últimas resoluciones de los grandes organismos Internacionales, como os hemos venido informando en numerosos post, tales como este: Ciencias del Suelo: Grandes Noticias en Diciembre de 2012 (Alianza Global del Recurso Suelo y Panel Intergubernamental de Suelos). Y así, en las redes sociales se han propuesto diversas iniciativas. Hasta donde alcanzo a entender, la siguiente es la que se encuentra alcanzando una gran popularidad: Soil Science Education | LinkedIn (no confundir con este enlace, ya que tiene otro objetivo: Soil Education (NRCS). Y por enésima vez en los últimos decenios, las tormentas de ideas de estas redes sociales podría ser útil con vistas a iluminarnos hasta qué punto la comunidad de edafólogos hemos ido cambiando de perspectivas y actitudes. En mi modesta opinión, lo que leo resulta ser exasperante: viejo vino en nuevas botellas. Es decir cambiando algunos vocablos volvemos a lamentarnos hasta la saciedad de que tanto nosotros como nuestra disciplina somos incomprendidos. ¿Ideas nuevas?. ¡Ninguna!. Eso sí, a la mínima oportunidad, alguien lanza una nueva iniciativa internacional (ver por ejemplo esta (European Network on Soil Awareness). ¿Para qué? Si tiene suerte el proponente será otro nuevo protagonista. Empero una y otra vez la cruda realidad nos devuelve al inicio de tales debates. Mientras tanto se cree inocentemente que dedicar un día mundial a un recurso maltratado, o mejor conseguir un año mundial ¿servirá de algo?: pues si para que algunos miembros de nuestro establishment se homenajeen “once again” con más copiosos banquetes y fantásticos viajes. Bueno pues ya tenemos nuestro International year of Soils. ¡A comer se ha dicho!. ¿Y luego qué?. ¿Pues nada de nada!. Retornando a los debates en Internet, analizar las preguntas y respuestas que nosotros mismos nos guisamos y comemos en el mismo plato: “The trouble with Soils is we all just treat them like dirt” o Can Natural Resource Management replace the soil science in education?. El problema para mí no reside en tales inquietudes, sino que no leo algo realmente novedoso, ni un atisbo de imaginación. Decía Thomas Kuhn en su “Estructura de lar Revoluciones Científicas”, que cuando los integrantes de una disciplina en crisis se percatan de su problema, comienzan debates espurios y delirantes que solo pueden entenderse con la competencia de un psicólogo, a la espera de que alguien, un  día, en un ataque de iluminación ponga el dedo en la llaga. Pero así pasan los años y parece que en nuestro caso (…) Nada de Nada. Ningún edafólogo ha sido capaz  de proponer un cambio de paradigma que ponga el mundo de los suelos patas para arriba. Empero tal hecho significaría que el problema es tan solo nuestro, cuando no resulta a ser exactamente así. Con la salvedad de algunos países y especialmente de Latinoamérica (aunque también nos quejemos) los estudiantes entran en la facultad pensando que un suelo es lo que pisan en su casa o al andar por la calle. Por su parte, en el mundo empresarial entienden por suelo como un espacio que ofrece oportunidades de construir, y los economistas bajan la cabeza hacia el denominado parqué de los recintos bursátiles.

educacion-en-la-ciencia-del-suelo

Educando a Entender un Suelo: Fuente: The Potomac Highlands Watershed School

Ante nuestra incapacidad y el autismo social, uno cabe pensar que los memes relacionados con los suelos se extinguieron de la mayor parte de las sociedades humanas. En este sentido y a sabiendas que el sentido común es el menos común de los sentidos, permitirme que desbarre un poco con las dos siguientes propuestas de sabor religioso. A menudo, cuando no se puede sacar de la obcecación a alguien mediante el uso de la razón, uno debe acudir a otras estrategias. Y aunque no soy de los que opinan que el fin justifica los medios, en este caso, las locas propuestas que propongo podrían dar resultado. Obviamente, para los no creyentes habría que buscar otras. Vamos allá…


Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,
Categorias: Edafología y Política, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, La Crisis de la Edafología, Prensa y Política Científica

La Comunidad de Ciencias del Suelo de Latinoamérica y España en la IUSS


Durante los últimos días de Septiembre y primeras semanas de Octubre de 2013, los socios de la Unión Internacional de las Ciencias del Suelo (IUSS) votaron electrónicamente con vistas a la renovación de diversos cargos directivos. Francamente no me encuentro muy interesado en estos asuntos societales, aunque intervine con asiduidad en el pasado. El objetivo que personalmente perseguía no era participar con vistas a votar a algún amigo en concreto, sino más bien, analizar el perfil de los candidatos y extraer algunas conclusiones para compartirlas con vosotros. Y francamente el paisaje es deprimente. La comunidad hispanoparlante es, junto a la africana, la que presentó un menor número de candidaturas. Podemos decir que se pueden contar, más o menos, con los dedos  de una mano el número de aspirantes cuya lengua materna resulta ser el español, cuando se deben decidir varias decenas de cargos. El país con más  propuestas resultó ser Brasil, y no muchas. Digamos de paso que en la mayoría de los casos, las candidaturas presentadas globalmente a cada cargo no pasaban de tener más de uno o dos aspirantes, existiendo algunos a los que no se ha presentado nadie. Por el contrario, chinos, japoneses y rusos se han lanzado como fieras a por gran número de ellas, por lo que analizando el panorama, alcanzarán una elevada representación en la IUSS. Y así, lamentablemente, poco se hablará en español y apenas se escuchará la voz de Latinoamérica. Luego nos lamentaremos de que se nos hace muy poco caso, por cuanto en realidad se trata de una de las comunidades lingüísticas que debiera tener mayor fuerza por el número de expertos que atesora en relación con otros continentes. Tal hecho debiera motivarnos a llevar a cabo una seria reflexión. Recomendaría que la directiva de la Sociedad Latinoamericana de la Ciencia del Suelo (SLCS), tomara urgentemente cartas en el asunto con vistas a que reaccionemos ante tanto pasotismo, para a la postre lamentarnos de que en la IUSS no somos considerados debidamente. Quien no se presenta y quien no vota no tiene derecho a lamentarse por no encontrarse representado. ¿Resultan ser las aportaciones científicas de Rusia, China y Japón de gran relevancia para las ciencias del suelo a nivel mundial?. Hoy por hoy debiéramos sentirnos dubitativos con la rusa, que no con las dos restantes: ¡NO!. Y reitero que varios cargos quedarán vacantes. ¡Una verdadera pena!. ¿Y qué decir del caso de España?. Más de lo mismo aunque con algunas matizaciones. Veamos si me explico (…).


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Edafología y Política, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, La Crisis de la Edafología, Notas Breves de Prensa

Chernozems en Europa y Latinoamérica


estepa-ucraniana-fuente-bp-blogspot-com_askanianovabiospherereservesteppe

Estepas Ucranianas; Fuente:  slaviclandscape blogspot

Los Chernozems son los suelos más representativos de las regiones esteparias del mundo en donde crecen especies herbáceas de porte alto, siendo especialmente abundantes en el este de Europa, Ucrania, Rusia, Canadá y USA. A nivel global se expanden aproximadamente por unos 2.3 millones de km2. Estos suelos muestran como rasgos distintivos un horizonte superficial órgano-mineral muy oscuro o grisáceo, en donde la materia orgánica se acumula en grandes cantidades, así como un elevado pH. El carbonato cálcico se concentra en los horizontes subsuperficiales, generalmente en los 50 cm bajo el límite del Horizonte oscuro superficial. Los carbonatos secundarios, es decir de origen edafogenético aparecen esencialmente, en forma de pseudomicelios y/o nódulos de color pardo grisáceo en los horizontes profundos de color canela. Las capas subsuperficiales suelen mostrar una estructura en bloques o débilmente prismáticas. Un Chernozem típico o modal suele atesorar una textura bastante homogénea a lo largo del perfil edáfico, habiéndose formado sobre sedimentos limosos de tipo Loess. Sobre estos suelos la vegetación de la pradera crece vigorosamente te produciendo una gran biomasa. Estos edafotaxa atesorar una fauna del suelo muy activa durante la estación húmeda, concentrándose preferentemente en los 50 cm superficiales, aunque desciende a mayor profundidad durante los periodos secos. Al margen de ser uno de los suelos más productivos del mundo, también son muy resistentes a la erosión y otros riesgos y problemas degradativos. En otras clasificaciones han recibido denominaciones tales como Heigai tu (China), Suelos negros calcáreos y suelos negros evluviales (Canadá), abarcando varios de los subórdedes de los Molisoles de la taxonomía americana. En este post analizaremos primero la distribución de los Chernozems en la unión europea para seguidamente tratar su problemática para el conjunto de este continente. Seguidamente trataremos el caso de Latinoamérica, por ser un tanto más conflictivo.

chernozen-mapa-de-europa

Chernozems: Mapa de Distribución en la Unión Europea. Fuente JRC-ESB

El Grupo de Suelos de Referencia de la WRB denominado Chernozems cubren aproximadamente 80.000 Km2 en la Unión Europea, (UE) es decir aproximadamente el 2% de su edafosfera. Geográficamente se ubica en el eje marcado por una línea imaginaria que uniera Berlín y Budapest. Sin embargo, este tipo de suelos se expande por amplias extensiones de Eurasia, es decir al este de la mentada mancomunidad de países. En la UE resultan ser especialmente abundantes bajo clima continental, esa decir en Alemania, Bulgaria y Rumanía, que constituyen la frontera oeste de su principal cinturón de distribución geográfica. En este contexto, es decir la base de datos georreferenciada de la UE, forman parte de 514 polígonos, siendo dominantes en 288, asociados en 83 y apareciendo como inclusiones en otros 143. En total se encuentran representadas cuatro subunidades en la UE. Los Chernozems cálcicos (CHcc) abarcan dos tercios (54179 Km2;69.02%) de este GSR, mientras que los Chernozems háplicos (CHha) ocupan el 25% (20143 km2; 25.66%). Las otras dos unidades son mucho menos abundantes. De este modo, los Chernozems lúvicos (CHlv) se extienden alrededor de unos 3223 km2 (4.11%), mientras que los Chernozem gleycos (CHgl) por unos 947 Km2. (1.21%). Los Chernozems cálcicos resultan ser la unidad dominante en Hungría y Rumanía (principalmente en la denominada Región Biogeográfica Panónica), aunque también abundan en Bulgaria y la República Checa, y en menor extensión aparecen en Austria y Eslovaquia. Por su parte los Chernozems Gleycos parecen circunscribirse Sajonia-Anhalt. Finalmente los Chernozems háplicos hacen acto de presencia en Bulgaria, Eslovaquia y Austria. Hungría y República Checa, siendo más exigua la superficie que ocupan en Rumanía. Finalmente los Chernozems lúvicos se concentran en el extremo oeste del Gran cinturón euroasiático (Eslovaquia, República Checa y Alemania) de este GSR de la WRB.

En lo que concierne al conjunto del continente europeo, los Chernozems hacen acto de presencia en las siguientes regiones biogeográficas de mayor a menor abundancia: Estépica (47.72%), Continental (13.34%), Panónica (10.44%). Alpina (3.06%), Boreal (3.06%), Atlántica (0,08%) y la del Mar Negro, encontrándose prácticamente ausente en las más cálidas del sur, es decir la Mediterránea y la  Macarronesia y el la fría del Ártico.

Si en la Unión Europea aparecen 4 subunidades, al analizar el conjunto de la masa continental hacen acto de presencia dos subunidades adicionales: los Chernozems  glósicos  (regiones Estépicas y Alpina), los Chernozems chérnicos (regiones Estépicas, Continental y Alpina).

mollisol-world-map

Molisoles: Mapa del Mundo. Fuente: USDA NRSC

Por lo que respecta a los continentes americanos, cabe mentar que (…)


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Curso Básico: Tipos de Suelos del Mundo, Geografía de Suelos y Megaedafología

El Microcosmos del Suelo: La revolución de las Imágenes


Existen diversas disciplinas en las que las nuevas tecnologías para captar imágenes de alta resolución de los microcosmos  de cualquier tipo se encuentran revolucionando la forma de investigar respecto a las décadas precedentes. Tal hecho afecta tanto al universo biótico como al abiótico, desde los virus a las nanopartículas. Una buena parte de los secretos que ocultan los suelos obedecen a estructuras y procesos microscópicos. También sabemos que la extracción de los microorganismos y microfauna del suelo tan solo ofrecen una imagen distorsionada y pobre de la realidad, ya que buena parte de ellos pasan inadvertidos al no crecer (y como corolario ser imposibles de identificar) en los medios de cultivo usados en los laboratorio, tras los procesos de extracción de las muestras del suelo. No debemos olvidar que aunque actualmente puedan secuenciarse masivamente los ADN (código de barras genéticos) de la vida telúrica, seguimos obteniendo una información de caja negra, es decir no podemos observar a los propios bichitos en acción cuando interaccionan con otros, o el entorno físico en los que habitan. Más aun, recientemente, se ha descubierto que la acción de muchos minerales y sustancias en el suelo depende de sus tamaños, formas y rugosidades. Así por ejemplo, su potencial papel catalítico, u otro cualquier,a puede acaecer o no en función de tales parámetros para en un objeto de la misma composición. En consecuencia los importantes progreso realizados en la “escanería/ imaginería de los microcosmos abren nuevas puertas para progresar en la comprensión del sistema/ecosistema suelo en direcciones hasta ahora imposibles de recorrer. Más o menos, aunque siempre con retraso, esta autopista sigue los pasos de la imaginería del cuerpo humano en el ámbito de las ciencias biomédicas.

No obstante, permanece por resolver otro obstáculo, si bien, están dando los primeros pasos con vistas a romper tal barrera para la indagación científica. Se trata de visualizar en la medida de lo posible, los procesos tal cual ocurren in situ, que no en condiciones controladas de laboratorio”. Eso sí, cabe precisar que comienzan a estudiarse muestras grandes (por ejemplo un metro cúbico del suelo), lo más inalteradas posibles en los mentados laboratorios, de tal modo que los investigadores tienen la oportunidad de analizar muchos procesos e interrelaciones “en vivo y en directo”. Personalmente, investigadores norteamericanos me han mostrado, por ejemplo, películas en donde se observaba el transporte y/o retención de ciertos contaminantes a escala microscópica en donde se visionaban procesos sorprendentes y sumamente interesantes. Más tarde o más temprano, esta información básica tornará en aplicada, apta para resolver numerosos problemas que afectan al ambiente y salud humana.

Desde otro punto de vista, comienza a experimentarse la utilidad de diversos trazadores que ayudarán a conocer el destino de muchas sustancias y microrganismos en sus viajes desde los suelos a las aguas freáticas y su surgencia de nuevo hasta aflorar en manantiales.

nanoparticulas-daninas-para-los-suelos

El riesgo de las natotecnología y sus noparticulas para la fertilidad de los suelos y la seguridad alimentaria. Fuente: eNews Park Forest


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Componentes, Estructuras y Procesos en los Suelos, Edafología y Política, La Crisis de la Edafología, Zona Crítica Terrestre y El Futuro de la Edafología

Microorganismos del Suelo y Microbioma Humano ¿Cuál es la relación?


En un post previo: “Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo” comentamos una interesante aunque polémica noticia que se publicó en el Noticiero del ARS. En ella se explicaba que los: “Resultados del estudio sugieren una conexión entre las características del suelo y el riesgo del ataque de apoplejía. Poco a poco vamos añadiendo el suficiente material a nuestra categoría “los suelos y la salud” como para ir comprendiendo la importancia del medio edáfico en la sanidad ciudadana. Cierto es que la noticia del ARS era muy sugerente y apasionante, al menos para un “edafólogo”. Sin embargo, también criticamos que, como en muchas otras investigaciones biomédicas” los “arboles no dejan ver el bosque”. Y así, al analizar tal plausible relación entre algunas propiedades del suelo y tal contingencia sanitaria, las conclusiones se basaban en una conjetura tras otra, así como que también dieran lugar a que diversas relaciones espurias, echaran abajo tal aparente vinculación. Bajo el lema de publica o perece, uno sospecha si, a menudo, lo que se publica consiste simplemente en un reclamo para que las administraciones suelten más “pasta” a los investigadores que las escribieron. Habrá que esperar. Sin embargo, con independencia de todo esto, hoy en día parece ya aceptado que la conexión entre los microbios que nos rodean y los que atesoramos en nuestro interior, es decir el microbioma humanoresulta ser una realidad. Podéis constatar tal aseveración en post previos, como los siguientes”: “La Salud de los Niños y el Contacto con la Naturaleza. Jugando con el Suelo“ y “Jugar con el Suelo Previene las Alergias Infantiles y de los Adultos. Tal hecho atesora interesantes implicaciones, no solo desde una dimensión sanitaria, sino también desde otras ecológicas y evolutivas, dando indirectamente algunas razones a los lamarckianos en su eterna polémica con los darvinistas. Sin embargo, el rezumante reduccionismo  biomédico, corre el riesgo de trivializar hechos de gran calado, o lo que es peor, finiquitar líneas de investigación apasionantes en manos de sus detractores, por cuanto ofrece la oportunidad a estos últimos a que las refuten sin mayores problemas (tal cual están concebidas).  Puede existir un continuo/flujo más intenso del que sospechamos entre nuestros organismos y el ambiente vía interacciónmicrobiomasy ecosistemas microbianos albergados en los hábitats que nos rodean (suelos, agua, aire). No obstante, para entender estas posibles pautas de la naturaleza, hay que analizar las relaciones causa-efecto de forma multifactorial y con suma cautela/paciencia. Hasta en Wikipedia ya comienzan a aceptarse estas conexiones de gran interés. Utilicemos de nuevo el post aludido: “Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo” con vistas a abundar en el asunto…….

microbioma-humano-fuente-we-come-from-the-future

Microbioma humano. Fuente: We come from the Future

Como mencionamos en el post anterior (….)


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Curso básico de ciencia para jovenes universitarios y tecnólogos, Curso Básico Sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia, Curso breve sobre Periodismo Científico, Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, Los Suelos y la Salud, Prensa y Política Científica

Consumidores de raíces y cambio climático


Cuando arreció la crisis económica iniciada en 2008, ya os comenté como la ingente cantidad de notas sobre cambio climático que aparecía diariamente en la prensa general sufrió un brusco descenso en favor de las relacionadas con las investigaciones espaciales que nos informaban sobre lo que se descubría o descubriría en otros mundos. Y así, teniendo las mentes de los ciudadanos cavilando más allá de las nubes, se nos entretenía con vistas a desviar nuestra atención acerca de los fiascos de las negociaciones sobre el calentamiento de la atmósfera,  y especialmente en lo concerniente a las desigualdades sociales y el empobrecimiento de la población, causadas por los depredadores de la economía neoliberal.  Pues bien, a la hora de escribir este post, y como ya advertimos que ocurre bajo el vaivén de los ciclos económicos, renace de las cenizas el interés de la prensa general por todos los temas relacionados con el cambio climático. Eso sí, la mayor parte de los estudios, rememorando el pasado, se me antojan que no tienen ni pies ni cabeza, caso que analizaremos hoy aprovechando una entre otras notas de prensa.  Como ya anuncia el titular de la noticia, ahora se criminaliza a los consumidores de raíces de ser una amenaza con vitas al secuestro de carbono por los suelos. Al parecer en el cambio climático inducido por el ser humano, resulta ser el menor de los culpables. Los autores vuelven a incurrir en dos errores de bulto, o como lo denominamos en nuestro blog falsos tópicos Impregnantes. El primero de ellos, es decir, el denominado “efecto de fertilización de CO2 y cambio climático”, como explicamos en su día (pinchar en el hipervínculo) no tiene ni pies ni cabeza, se mire por donde se mire. Lo mismo puede alegarse del segundo, cuando estos ¿expertos? culpan a que los diseñadores de los modelos climáticos y en especial a los implicados en la circulación general océano/atmósfera, de soslayar, o no tuvieron en cuenta tal o cual proceso, que a la postre devienen en miles de ellos. Este hecho constata la palmaria ignorancia de numerosos científicos implicados en el tema, acerca de en qué consiste un modelo de circulación general. Lamentable y triste asunto, cuando buena parte de la comunidad científica habla de “oídas” acusando a otros de su propia ignorancia. Vayamos ahora al meollo del contenido de esta nefasta noticia, ya que también manifiestan nulos conocimientos sobre ecología del suelo.  

 comedores-de-raices

Comedores  de raíces. Fuente: Forest Keepers Tree Care

Todos o la inmensa mayoría de los ecosistemas atesoran consumidores de vegetación, es decir herbívoros. Ahora bien, la cantidad de biomasa bajo el suelo puede ser del mismo orden de magnitud e incluso superar a la aérea. Sin embargo, los ecólogos tradicionalmente les han prestado escasa atención, como discutimos al hablar de los nematodos del suelo, si bien lo mismo se puede alegar de otros muchos taxa que habitan en el medio edáfico. La cuestión resulta ser enormemente simple. Al igual que los herbívoros aéreos son esenciales en la dinámica de la parte emergida de los ecosistemas, consumiendo biomasa, en el suelo existen otros que llevan a cabo la misma función. Pues bien, ahora se les acusa a estos últimos de ser “responsables” de que las comunidades vegetales no secuestren más carbono de la atmósfera. Francamente no me extraña que se espete tal estupidez, ya que no hace demasiado tiempo también se criminalizó a algunos herbívoros terrestres por sus esperpénticas flatulencias de metano que inmundamente fomentaban el calentamiento atmosférico.

Cabría mencionar aquí que estos animalitos consumidores de raíces son esenciales en el funcionamiento de los ecosistemas y la rizosfera de las plantas. Otra cuestión bien distinta estriba en que por causas humanas, a veces, generen plagas que mengüen el rendimiento de los cultivos.  Por tanto, lo que les debería sorprender a los autores deviene de su propia concepción ramplona de la ecología de los suelos. Los pequeños animales consumidores de raíces son vitales en la estructura y dinámica de los ecosistemas, de tal modo que los primeros colapsarían si se extinguieran los segundos. Si por su culpa se emite más CO2 (suponiendo que este fuera el caso) a la atmósfera, mejoremos nuestra comprensión de los ecosistemas y percatémonos, que con constructos modelo-teórico tan inconsistente ¡no se puede hacer buena ciencia!, sino llegar a conclusiones tan …(mejor me callo). Exponemos a continuación la nota de prensa que llevaba por título Insectos que se alimentan de raíces amenazan a los sumideros de carbono.

Juan José Ibáñez  


Seguir leyendo »

Etiquetas:
Categorias: General

Super-Suelos: Los Suelos de los Campeones (Supersoils: ¡¡oh yeah!!)


¿Habían ustedes oído hablar de los súper suelos? Si, hablo de ¡los suelos de los campeones!. Posiblemente, debido a que los suelos son muy malos, mejor decir perversos, y atentan malévolamente contra los intereses humanos, algunos colegas iluminados van en búsqueda de fabricar súpersuelos y venderlos por doquier¿Verdad o mentira?. Hace varios meses días me inscribí a una red en linkedlin relacionada con la SSSA a través de una iniciativa (o algo así) denominada Soil Science Education. Se me antojó interesante indagar de que se hablaba en las redes sociales. Así pues, con vistas a recibir sus alertas reitero que me inscribí. Alguno de los participantes en este foro preguntó a los demás si habían oído hablar de los “Super Soils”, y como corolario solicitaba información al respecto. Abajo os dejo los comentarios que me parecieron más interesantes y que, por lo demás, no dejan de ser bastante decepcionantes, en mi modesta opinión. La culpa no es la de SSSA, por supuesto, sino de los propios edafólogos. ¿Nuestros cerebros no dan más de sí? Lo mismo me ha ocurrido con otros debates. Sigo lamentándome de que, como comunidad o colectivo científico, andamos bastante descarriados.

Me decepciona soberanamente de que a menudo (ver post en nuestra categoría “La calidad y las Funciones del Suelo”) nuevos conceptos sin contenido e incluso aberrantes, aunque aparentemente sugerentes, cuando son aceptados, e incluso alabados, por la comunidad científica, den lugar a este tipo de sandeces. Al parecer la “calidad” de los suelos naturales no resulta ser la que nos apetece, y por lo tanto les responsabilizamos de no cumplir debidamente sus “funciones”. Y por esta justificadísima razón vamos a la búsqueda de fabricar “supersuelos”. Todo esto me parece cojonudo, es decir, una matera maravillosa de engañarnos y engañar al ciudadano, ya que a la postre, parece ser que vendemos (una vez más) viejo vino viejo en nuevas botellas, como uno puede inferir de la foto que os mostramos (¿producto de 1954?). Eso si, ahora de mano del biochar y otros grandiosos progresos de la edafología moderna, vuelve a aparecer en Internet el vocablo de marras “Super Soils”. Al indagar, me he encontrado de todo, es decir Webs institucionales, empresariales, foros de discusión en los que se alude a los suelos de los campeones. Casi 35 años trabajando en edafología y no tenía ni la más remota noticia del asunto. Una vez a más este hecho constata que debo ser un profesional deleznable, analfabeto, caduco y trasnochado. Prefiero parar aquí y no entrar analizar otros debates de esa red social, ya que de hacerlo (….) desbarraría hasta límitites hilarantes (para unos) y poco afortunados (para otros). Pero comencemos ya con la antología del disparate…..

supersuelo

Super-suelo para arreglar la edafosfera desde 1954 ¡mamma mia! Y yo sin enterarme

Supersuelos: La Pregunta del Millón en Linkeding “Soil Science Education”…..


Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,
Categorias: Biología y Ecología del Suelo, Biomasa y Necromasa en los Suelos: Raíces y Materia Orgánica, Curso Básico Sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia, Curso breve sobre Periodismo Científico, Edafología y Política, Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal, Filosofía, Historia y Sociología de la Edafología, Fraude y Mala Praxis Científica, General, La Calidad y Las Funciones del Suelo, La Crisis de la Edafología, Prensa y Política Científica

Ética para la Ciencia y la Sociedad


tica-y-ciencia

La Decadencia de la Ética: Fuente: Ethics Alarms

Hasta mi pubertad o juventud temprana (unos 17 o 18 años) yo era un católico practicante. Un día, confesándome en una cafetería con mi “Padre Espiritual”, ya que el sacerdote era muy moderno, le comenté que al margen de mis dudas de fe, tenía que reconocerle que no comulgaba con la doctrina de la Iglesia en lo concerniente con la prohibición del divorcio y el derecho a interrumpir el embarazo, si las circunstancias de una persona o familia, hicieran muy difícil alumbrar otra criatura a este mundo. El, apesadumbrado me comentó que si defendía tales tesis lo mejor sería que abandonara el seno de la iglesia, y así lo hice. Desde entonces han llovido Papas”. Sin embargo al margen de Juan XXIII, que falleció cuando yo era un niño, nadie ha mostrado un compromiso tan palmario por cambiar el mundo como  El Papa Francisco, al que cariñosamente denomino el “Papapaco”. De los demás prefiero olvidarme, sin desear ofender a nadie. Voy siguiendo sus declaraciones y aunque por razones de credo nunca comulgaré con toda la doctrina eclesiástica, debo reconocer que este sacerdote realmente hunde certeramente el dedo en la llaga de tan numerosos como gravísimos asuntos. El día que escribo este post, al desayunarme con la prensa, me ha emocionado la noticia que hacía referencia al aspecto más crucial con el que debe enfrentarse la sociedad en la que vivimos: El Papa plantea una “movilización ética” contra la injusticia y la pobreza”. Como él, y sabéis sobradamente los lectores más asiduos a esta bitácora, estoy completamente convencido en que el problema fundamental que padece la humanidad estriba en la carencia de una ética sólida, así como de mecanismos para denunciar y penalizar a los que crucen ciertas líneas rojas al respecto. Soslayando credos y religiones (yo personalmente me declaro como agnóstico), si se cumpliera a rajatabla laDeclaración Universal de los Derechos humanos” viviríamos en una sociedad mucho más justa y equitativa. Desafortunadamente tal carta resuilta ser papel mojado. Defiendo por activa y por pasiva que la comunidad científica, reflejo de la sociedad, también necesita urgentemente de códigos éticos y deontológicos claros y precisos. Y por esta razón, aunque no gusta a los modernos “Sacerdotes de la Ciencia” he publicado diversos post al respecto, muchos de los cuales se encuentran incluidos en nuestra categoría: “Fraude y mala praxis científica”.

Siempre he detectado la hipocresía, al contemplar demasiada gente que controla este mundo en actos religiosos haciendo presencia para mostrar al populacho su falso pudor cristiano. Si realmente la inmensa mayoría de los ciudadanos siguieran unos códigos éticos de conducta adecuados, no viviríamos en un mundo tan miserablemente falto de equitatividad y repleto de desigualdades. Si realmente se siguiera estrictamente la “Declaración Universal de los Derechos humanosla miseria en el mundo estaría prácticamente erradicada. Si dispusiéramos de tal ética, no habría defraudadores, políticos corruptos, multinacionales amorales que ensayan fármacos con criaturas en África, etc., etc., etc.

Si realmente los científicos atesoráramos una base ética sólida, en lugar de las rácanas y poco comprometidas directrices actuales, por las que solo medran los que tan desean el poder, caiga quien caiga, trabajaríamos por el bien de la humanidad y no para esas compañías multinacionales que se lucran vampirizando a la ciudadanía. No duden muchos de ustedes que también la agenda científica internacional sería muy distinta a la actual. Son los intereses de gobiernos y empresas los que finalmente dictaminan lo que será prioritario y lo que no (como son los casos de las industrias farmacéuticas y agroalimentarias). También seguramente habríamos erradicado la malaria o el dengue y al hambre, por cuanto tan solo afectan a los más desheredados del tercer mundo. El Papa Francisco, habla de ética y medio ambiente, en un mundo en el que los rapaces capitales solo piensan en beneficios cortoplacistas, degradando irreversiblemente nuestra biosfera y geosfera. Sé que algunos de vosotros pensaréis que no llevo a cabo un análisis crítico similar con los poderes eclesiásticos. ¡Cierto!, por cuanto intento no herir sensibilidades, sin que ello no signifique que deba realizarse. Sin embargo, El Papa Francisco, está dando los pasos para intentar cambiar tales rumbos, erradicando todas sus manzanas podridas (so pena que no guste, como me imagino, a los líderes eclesiásticos en diversos países, como España). Debemos reconocer la valentía de todos los que se enfrentan con el establishment sean quien sean.

Resumiendo, coincido con el Papa Francisco, que el tema de mayor prioridad al que debe enfrentarse la humanidad es la palmaria carencia (no ya deterioro) de ética. Personalmente detesto a los que se proclaman “Sacerdote de la Ciencia” o a los que hablan de: “El gen de Dios”, “partícula de Dios”, es decir los que quieren convertir a la ciencia en la nueva religión, y bla, bla, bla. La ciencia de por sí no tiene ética, y por tanto puede usarse para haber el bien o el mal de la humanidad. Y quien diga lo contrario miente como un bellaco. ¿Y qué decir de los que confunden ontología, filosofía, epistemología, teología y ciencia, alegando orgullosos que un investigador ortodoxo debe ser ateo?. Simplemente se trata de analfabetos culturales.

 Todos mis respetos y ánimos para El Papa Francisco, que debe  enfrentarse con una inmensa cesta repleta de innumerables manzanas podridas, al margen de las que habitan en el seno de la que él es su líder y referente. Os dejo a bajo con la noticia que hemos analizado hoy. Lesamos pues la noticia.

Juan José Ibáñez  

El agnóstico       


Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Curso básico de ciencia para jovenes universitarios y tecnólogos, Curso Básico Sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia, Fraude y Mala Praxis Científica, Prensa y Política Científica