Solonetz: Uso y Manejo


La aptitud de los Solonetz “vírgenes” (no utilizados con anterioridad  en agricultura) se encuentra casi totalmente condicionada por la profundidad y propiedades de los horizontes superficiales de este tipo de suelos. Cuando estas capas son profundas (alrededor o 25 cm o más) y ricas en humus, las labores para la implantación de cultivos suelen tener éxito. Desafortunadamente la mayoría de estos suelos atesoran tan sólo un horizonte superficial somero, o lo han perdido totalmente. Las prácticas a la hora de incrementar el potencial agrario  de los Solonetz pivotan en mejorar dos propiedades básicas: (i)  la porosidad del suelo subsuperficial y (ii) la reducción del PSI (porcentaje de sodio intercambiable en el complejo de cambio), especialmente en los casos en donde el horizonte superficial es somero y/o queda expuesta la parte superior del horizonte nátrico. Este último horizonte, característico de los Solonetz, por su elevada densidad, dificulta la percolación del agua hacia abajo, como también la penetración de las raíces. Existen indicios de que un alto porcentaje de magnesio intercambiable afecta la estructura del suelo de una manera similar, con un alto PSI. La elevada saturación por sodio de los Solonetz resulta ser dañina para el crecimiento de las plantas de diversas formas. Demasiado sodio en el suelo genera un ambiente iónico tóxico con vistas al desarrollo de numerosos cultivos sensibles a excesivas concentraciones de este ion,  interrumpiendo o dificultando la asimilación de otros nutrientes esenciales. Del mismo modo, el exceso de sodio afecta el crecimiento de las plantas indirectamente debido a la densa estructura del horizonte nátrico, al obstruir la percolación del agua hacia abajo y el crecimiento de las raíces, como ya hemos mencionado.

solonetz-19th-world-congress-of-soil-science-brisbane-australia

Solonetz 19th World Congress of Soil Science  Brisbane Australia

 Ha sido conjeturado que cultivos sensibles (como el frijol) al exceso de sodio desarrollan síntomas de toxicidad incluso con valores bajos de PSI, mientras que otros cultivos tolerantes, como el algodón, crecen mal a valores más altos de esta variable, debido principalmente a las condiciones físicas adversas del suelo. (…)

solonetz-perfil-european-soil-buro

Solonetz Perfil European  Soil Buro

Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

Monsanto versus Avaaz: Lobis agro-industriales contra la agricultura campesina y la seguridad alimentaria


A 25 de abril de 2013, 21.286.000 formamos parte de Avaaz, movimiento de redes sociales que lucha por los ciudadanos y el medio ambiente. 21 millones de personas son muchas. Esta organización ha comenzado una cruzada contra el Lobby más poderoso del mundo en materia agroalimentaria. Debería escribirse una enciclopedia con vistas a que entendierais las tropelías de la mentada empresa contra la salud de los ciudadanos, la naturaleza y los campesinos de los países en vías de desarrollo.  No se trata de un hecho reciente. Desde hace 25 años, como mínimo, escucho a mis colegas narraciones de las oscuras maniobras de esta multinacional. De hecho, quizás un día pida permiso a alguno de ellos para narraros un suceso que acaeció en mi antiguo centro de investigación cuando intentaban convencernos en España acerca de las bondades del Glifosato. Pero si no me creéis, buscar por Monsanto en Internet y lo comprobaréis el problema por vosotros mismos. Quizás las leyes puedan amparar sus desmanes, pero la justicia social y medioambiental no. Muchos relatos descritos que podréis leer en Internet son sobrecogedores. Por tanto, os animo que leáis los alegatos de  Avaaz  contra Monsanto y luego, si lo consideráis oportuno, uniros a nosotros. Debe quedar constancia que lo que el movimiento social narra es la ínfima parte de la punta de un iceberg que mediría muchos kilómetros. En muchos países de Latinoamérica lo sabéis sobradamente. Pero Monsanto  a veces se esconde bajo un sombrero aparentemente ambientalista como ya denuncié en nuestro post: Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación . Mucho cuidado.

montsanto-vimeo

Fuera Montsanto de Latinoamérica. Fuente: Vimeo

Juan José Ibáñez

glifosfato-montsanto

Glifosato: ¿compuesto amigable con el medio ambiente y la salud?. Fuente: mdz online

Avaaz en tan solo 32 horas consiguió dos millones de firmas contra Montsanto.

En la página Web sobre Wikipedia sobre el glifosato, por ejemplo, existen apartados sobre fraude científico, publicidad engañosa o efectos sobre contra la salud lemos un poco antes de comenzar contra las mil y una denuncias de Avaaz (…):

En dos ocasiones la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ha encontrado científicos falsificando deliberadamente los resultados de las pruebas realizadas en los laboratorios de investigación contratados por Monsanto para estudiar los efectos del glifosato….

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

La Preservación de las Culturas Aborígenes y Sus Prácticas de Manejos de Suelos en Agricultura: Investigación en Ciencias del Suelo y Agricultura para el desarrollo (GSP)


culturas-aborigenes-e-investigacion-del-suelo

Culturas aborígenes e investigación del suelo para el desarrollo. Fuente: thecanadianencyclopedia.com

En un post precedente os comentaba  como en estos momentos me encuentro colaborando en un grupo de trabajo  de la FAO (Alianza Global por el Suelo: Global Soil Partnership). Su objetivo es elaborar un primer documento en el que se presenten las prioridades de investigación en ciencias del suelo para las próximas décadas. Tal información se remitirá, junto con la de los otros IV pilares (ver relación abajo) al Grupo Técnico Intergubernamental de Suelos. El documento debe identificar las directrices a seguir en una agenda global sobre el tema, si bien haciendo un especial énfasis en las que necesitan imperiosamente los países en vías de desarrollo, por cuanto la FAO tiene la obligación de paliar el hambre, salud, medioambiente y desarrollo de los territorios más empobrecidos del Planeta. Y como ya os anuncié en aquel post desearía ir mostrando mis dudas y tribulaciones. Hoy hablaremos de los pueblos indígenas que desean mantener sus culturas y modos de vida en una sociedad que, de un modo u otro, les agrede inmisericordemente. En el mentado post que precedió a este os hablaba de varios problemas con vistas a regionalizar el planeta en zonas de actuación que, por sus características ambientales y edafológicas, pudieran considerarse adecuadas para ser incluidas en un mismo bloque, es decir cuyas prioridades en materia de investigación edafológica sean semejantes. A la hora de regionalizar nos encontramos con un problema del que ya hablamos, y que resultaba ser el que existen demasiadas regiones que sufren conflictos bélicos como para poder garantizar el éxito de cualquier ayuda de esta índole. Los  Derechos de los indígenas están siendo reconocidos sobre el papel, aunque todas estas declaraciones distan mucho de haberse llevado a la práctica, sino que más bien ocurre todo lo contrario. Existe una Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, como una plétora de Organizaciones de derechos indígenas que pretenden ayudar a salvaguardarlos. Ahora bien, ¿qué se puede hacer nuestro grupo de trabajo en este caso concreto? Adelantemos que en este post expondremos algunos de los problemas para la supervivencia de estas etnias, dejando para otro las iniciativas en materia de investigación de suelos que se me antojan más interesantes. 

Obviamente la FAO debe seguir los mandatos de la ONU al respecto. Cualquier cultura ancestral debiera poder decidir su modo de vida sin ser agredida por los Estados modernos. Muy a menudo el problema se complica por estar en territorios azotados por conflictos bélicos, habiéndose disgregado sus desdichados habitantes entre diversos países colindantes debido que los Estados modernos, al descolonizarse, crearon unas  fronteras que les son ajenas, etc. El problema se complica esperpénticamente cuando se tiene noticia que una de las principales razones por las que son expulsados de sus tierras proviene de que estas últimas comenzaron a ser protegidas por algún tipo de legislación conservacionista/ecológica que demanda espacios geográficos más o menos prístinos o intenta paliar la caza furtiva de ciertos animales emblemáticos. Entendiendo las razones de estas últimas iniciativas, lo cierto es que sus buenas intenciones terminan anteponiendo el derecho de la vida de animales a la de los humanos, lo cual debiera ser materia de un intenso debate. Unos buenos planes de protección de la vida salvaje necesitan conciliar ambos aspectos elaborando planes de reubicación de los pueblos afectados o dándoles las herramientas para que se desarrollen sin afectar al medio ambiente y la vida salvaje. Dado este panorama, ¿qué se puede hacer en materia de investigación de suelos y agricultura?.

Pero aquí no queda todo. El problema resulta ser aún más complejo, independientemente de todo lo ya expuesto. Si a cada pueblo indígena, en una región o lugar, se le destina cierto espacio geográfico “adecuado a su cultura y modos de hacer” (no se les puede reubicar, por ejemplo en una zona árida cuando sus costumbres y hábitos ha evolucionado en una selva tropical húmeda), surge un problema que a continuación expondremos. Todas las prácticas ancestrales sustentables que atesoren estos pueblos, en la inmensa mayoría de los casos, lo son bajo unos ciertos parámetros demográficos. Analizando este último aserto desde otra perspectiva: cada territorio tiene una capacidad de carga humana (nº de habitantes) bajo un  sistema de gestión de agricultura/suelos concreto. Si se excede de tal capacidad, los habitantes necesitarían sobreexplotar sus territorios, con la consiguiente degradación medioambiental de sus hábitats y a menudo llegando a surgir conflictos con los pueblos vecinos, ya sean también indígenas con las mismas intenciones, o poblaciones rurales más aclimatadas a los vaivenes de una economía de mercado.

Como el Homo tecnológicus, siempre “aparentemente cargado de buenas intenciones” no deja de meter la pata (herrar en sus propósitos) y ya ha exterminado varias etnias, cabría recordar ciertas circunstancias. Os narramos, por ejemplo el caso de la Tragedia del Pueblo kawésqar en los Campos de Hielo de la Patagonia Chilena.

La única forma en la que pueden sobrevivir tales culturas ancestrales, bajo sus modos de vida y en un espacio geográfico concreto estribaría en (…)

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Solonetz: Geografía Ambiente y Paisaje


Los Solonetz se ubican principalmente en áreas bajo climas estépicos  semiáridos (veranos secos y una precipitación anual total que no excede de los 400 a 500 mm). Tienden a formarse  preferentemente en llanuras con un drenaje lateral y vertical impedidos. Pequeños enclaves también son comunes sobre materiales parentales salinos (por ejemplo, arcillas marinas o depósitos salinos aluviales). A nivel mundial estos suelos cubren casi 135 millones de hectáreas. Las principales regiones en donde podemos encontrar Solonetz se localizan en Ucrania, Federación Rusa, Kazajstán, Hungría, Bulgaria, Rumania, China, USA, Canadá, Sudáfrica, Argentina y Australia.

solonetz-mapa-del-mundo-isric

Solonetz Mapa del Mundo. Fuente FAO/ISRIC

Solonetz se encuentran frecuentemente asociados con: Chernozems y Kastanozems, principalmente en paisajes con loes-francos y la presencia de micro-relieves y un drenaje superficial pobre (por ejemplo, en la “Puszta” húngara, las llanuras del Delta del Volga en Rusia y la región central del escudo Canadiense; Los Solonetz hacen acto de presencia en los espacios geográficos áridos y semiáridos, particularmente en la parte central y periférica de grandes depresiones en las que se forman Histosoles (turberas), más concretamente en fondos/depresiones de los paisajes eólicos (cubiertos por loess), lacustres y ribereños que albergan la zona esteparia. No debemos olvidar tampoco su formación en las planicies dominadas por Vertisoles en las que el agua subterránea resulta ser de naturaleza salina, como por ejemplo es el caso de Gezira, en Sudán. Del mismo modo y como ya hemos mentado los micro-relieves que reciben  aportaciones laterales y periódicas de agua, la variabilidad espacial del suelo y el agua subterránea salina determinan las secuencias laterales del suelo de las regiones con abundancia de Solonetz.

 solonetz-foto-calendario-esb-2012

Paisaje de Solonetz. Fuente: European Soil Buro

Seguir leyendo »

Etiquetas: ,

Remediación de Suelos Salinos y Sódicos ¿Con Aguas Residuales?


¿Pueden ayudar a remediar los suelos salinos y sódicos las aguas residuales?. En la nota de prensa que ofrecemos hoy, publicada por el noticiero ARS, así lo defienden los investigadores que llevaron a cabo una monitorización a lo largo de 12 años. Como ya os he comentado en otras ocasiones, el riego con aguas residuales está acarreando serios problemas de contaminación (incluida la biológica) y a la postre de salud pública en diversos lugares del mundo. Eso sí, también debe tenerse en cuenta, aspecto no contemplado en el texto proporcionado por el boletín de noticias ARS en español castellano, que no todas las aguas residuales o residuos sólidos urbanos padecen la misma concentración de contaminantes, incluidos patógenos. Pero vayamos por partes. Hace muchos años, una joven becaria que regresaba de EE.UU. me comentaba que allí la salinización de los suelos se intentaba solucionar (exportar las sales del perfil edáfico) echando en los lugares afectados ingentes cantidades de agua, acarreada por enormes  camiones cisternas. ¡Así cualquiera! Sin embargo se trata de una solución que tan solo puede ser llevada aplicada en enclaves concretos. No puede considerarse pues una panacea de nada. Otro colega, me mentó en una ocasión que tras analizar lodos (que no aguas) urbanos detectó como el compost producido por los procedentes de Málaga resultaba ser de mejor calidad que el elaborado con los lodos de Madrid. Es decir la tasa de contaminantes químicos y biológicos debería depender de la densidad de población, si procede de zonas industriales, grandes urbes o pequeñas poblaciones locales alejadas de territorios de alto riesgo, como los arriba mentados. Francamente desconozco la calidad de las aguas del Valle de San Joaquín y más concretamente de las utilizadas en el experimento. Otra cuestión diferente, pero de suma importancia, son los sistemas de gestión agropecuaria, por cuanto determinan la exposición al agua residual de los granjeros, que productos se cosechan y a quienes van dirigidos.  Ojalá fuera posible desalinizar los suelos con aguas residuales, empero otras investigaciones no dan lugar a ser tan optimistas, por cuanto el remedio puede ser peor que la enfermedad. Eso sí, los resultados de la investigación de la que nos hacemos eco hoy, da lugar a que pensemos que, efectivamente, en “algunas ocasiones” puede ser una estrategia adecuada. Empero ruego que no se universalice su uso sin los estudios previos pertinentes, no sea que  (….) Las soluciones a los  temas de degradación ambiental son siempre dependientes de su ubicación geográfica. ¡Tenerlo muy en cuenta!. Os dejo pues con la mentada nota de prensa. No obstante cabe mentar dos aspectos subliminales del estudio. En primer lugar, no “parece” haberse analizado la posible contaminación del forraje mediante el conocido proceso de bioacumulación. Finalmente, nótese que los líquidos residuales padecían de elevados niveles de  selenio, sal, y cantidades pequeñas de arsénico, boro y molibdeno. Pues bien al final de la noticia el “plumillas escribe que tras eliminar el riego: “los niveles de sales, boro, molibdeno y selenio y la acidez del suelo aumentaron en todas las partes del perfil (…). La salinidad del suelo casi alcanzó a su nivel previo, y la acidez y el nivel del selenio sobrepasaron los niveles previos. Dentro de aproximadamente dos años después de parar el riego, el suelo casi regresó a su pobre calidad del pasado”. A falta de más información uno debe sospechar que aunque los contaminantes descendían en el perfil edáfico fuera del alcance de las raíces superficiales, la evaporación (ascensión por capilaridad) podía retornarlos a la superficie tras la interrupción del riego, dejando a granjeros o ciudadanos con dos problemas en lugar de uno. Habría pues que analizar todos estos “detallitos” antes de echar las campanas al vuelo.

desalinizacion-suelo-tanques-agua

Desalinización del suelo con tanques de agua. Fuente: ODNR Division of OIL & GAS RESOURCES

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,

Atlas de suelos de América Latina y el Caribe: Libre Acceso en Internet


atlas-suelos-latinoamerica

Atlas de Los Suelos de América Latina y El Caribe: Libre Acceso en Internet

Hoy os debemos ofrecer una noticia que os alegrará a muchos de vosotros. El Atlas de Los Suelos de América Latina y El Caribe ya se encuentra de libre acceso en Internet y además en español (castellano), como estaba previsto. Todos podéis acceder a esta monografía y amanecerla en vuestro PC. La reseña de presentación de la monografía en castellano la he encontrado ubicada en  esta página Web  de JRC, aunque aparece también en otras. Abajo os ofrezco la descripción. Tengo que reconocer una cierta frustración, por cuanto tenía reservado llevar a cabo un papel importante en el desarrollo de esta iniciativa del European Soil Buro, si bien al final se truncó ante el enfado soberano que sufrí por la torpeza de mi amigo Luca (ya perdonado tras escuchar sus escusas). En cualquier caso está llegando el momento de que hablemos de dos de los participantes en esta monografía a los que propuse yo y que han demostrado con creces, por su comportamiento en este caso, así como en otros precedentes y posteriores que la amistad, compañerismo y solidaridad (dejémoslo así de momento sin, pasar a temas aún más espinosos) no existe ni en el vocabulario ni en la mente de ciertos colegas a los que consideraba amigos y buenos profesionales. Me refiero concretamente a la pareja formada por “Pedro y Pablo”, es decir Peter Schad y Pavel Krasilnikov. Se trata de esos ejemplos que suelo explicar en la asignatura de filosofía y sociología de la ciencia que imparto en la Universidad Politécnica de Madrid con vistas a que los alumnos entiendan que como defendía el gran filósofo de la Ciencia Paul Feyerabend la comunidad de investigadores se parece más a un prostíbulo a que al cacareado templo sagrado de la sabiduría. Ha llegado el momento de que sepáis ciertos temas y actitudes, por lo que actuaré en consecuencia, explicándooslo en otras entregas. Ciertos de los temas incluidos los propuse yo, mal que les pese (las pruebas se encuentran en los intercambios de mails que poseo) a algunos. Y dicho esto, para bajar la monografía del portal del ESB sólo tenéis que pinchar aquí. La URL del documento es:

http://eusoils.jrc.ec.europa.eu/library/maps/LatinAmerica_Atlas/Documents/LAC.pdf.

Abajo os muestro una reseña de la obra así como el índice. Esperemos que no adolezca de los defectos que ya os comenté en  este post del Atlas de Los Suelos de Europa: Libre Acceso en Internet, si bien al parecer se siguieron algunos de mis consejos e ideas. ¡Que lo disfrutéis!.  

 Juan José Ibáñez Seguir leyendo »

Etiquetas: ,

Regionalización para la Cooperación y el Desarrollo en Materia de Suelos (GSP)


agricultura-cooperacion-internacional

Fuente de la Imagen: Stichting International Association Agricultural Cooperation & Youth Development (SIAACYDconflicto-en-en-mundo

Colaje de zonas bélicas afectadas en el Mundo. Fuente Yahoo imágenes

En estos momentos me encuentro formando parte de un grupo de trabajo de la FAO (Alianza Global por el Suelo: Global Soil Partnership) con vistas a presentar lo más rápidamente posible un primer documento que analice las prioridades de investigación en ciencias del suelo para las próximas décadas. Tal información deberá ser remitida, como la de los otros IV pilares (ver relación abajo), al Grupo Técnico Intergubernamental de Suelos. Si bien, este manuscrito necesita identificar las principales prioridades, también es cierto que la ciencia destinada a los países eufemísticamente denominadas en vías de desarrollo, es decir los más necesitados, será materia de especial atención, por cuanto la FAO tiene la obligación de paliar el hambre, la salud y el desarrollo en el mundo. Por todo ello, posiblemente, en las próximas semanas, lance varios post más en donde os narre mis dudas y tribulaciones. Pues bien comencemos por una de ellas.

A la hora de sectorializar las prioridades surgen diversas alternativas solapantes (es decir no excluyentes entre sí, aunque tampoco se puede desarrollar un esquema excesivamente complejo o farragoso).

Por un lado debe atenderse a una regionalización geográfica por escalas, del tipo: global, regional, local, ya que aunque pensemos de manera global, las actuaciones prioritarias, como para cualquier otro recurso natural, demandan que se lleven a cabo a escalas regionales y preferentemente locales, dependiendo del objetivo. Con tal propósito podemos comenzar dividiendo el planeta en biomas, regiones agroclimáticas u otros tipos de unidades ambientales, para seguir a la postre conforme a un escalamiento descendente (scaling down) de mayor finura, es decir elaborando una taxonomía basada en clasificaciones anidadas de resolución creciente. Por ejemplo una gran región se divide en subregiones, y estas a su vez en territorios ambiental/agrariamente homogéneos de menores dimensiones (…), etc.       

Otro enfoque no excluyente, pero difícil de ensamblar con la regionalización anterior estriba en contemplar “lo que debería priorizarse” conforme a los agentes implicados”. Por un lado se encuentran las agencias intergubernamentales de cooperación para el desarrollo (¿incluyendo a las ONG?), por otra las compañías internacionales que negocian o usan el recurso suelo (como ya sabéis el asco que me dan estas últimas, no me extenderé sobre ellas), organismos nacionales, regionales, servicios locales de extensión agraria, etc.

Hasta aquí lo que se ha debatido, más o menos, así como lo que se infiere de los primeros esbozos de borrador aun, lamentablemente en fase embrionaria.

Ahora bien, al llegar a este punto me surge una duda. Por mucho que intentemos esbozar esquemas acerca de las prioridades en materia de investigación siguiendo alguno o todos de los criterios, e incluso a la hora de implementar los programas y proyectos que debieran llevarse a la práctica topamos con un muro formidable. Una cuestión es identificar lo  deseable y otra bien distinta, lo viable a día de hoy. Nos olvidamos que en muchos espacios geográficos de mundo son azotados por conflictos bélicos en el sentido más amplio del término (guerras entre países, conflictos étnicos, etc.). El problema se complica aún más si tenemos presente que no solo son afectadas las zonas en conflicto. En efecto, cuando un a país sufre de una de estas tragedias, suelen producirse migraciones masivas (desplazamientos forzados) de sus desafortunados habitantes a otras regiones, ya sean del mismo u de otro país fronterizo, dando lugar a la extensión de la misma. Resulta evidente que en este tipo de regiones/países/territorios/ poco se puede hacer con anterioridad a la pacificación del conflicto. Y así, me asalta la idea de que un primer mapa debiera mostrar los espacios geográficos afectados por tales desastres humanos que devienen finalmente en ambientales. Por continentes/regiones, en función del grado creciente de tal sangriento problema podríamos esbozar esta clasificación comparativa: África > Asía > Oriente Medio> Europa> América.   

De hecho la propia FAO ya ha hecho uso de este tipo de segmentación. Por ejemplo, cuando sus técnicos me ofrecieron gentilmente una base de datos de los suelos de los países del mundo, observe que diversas zonas habían sido segregadas de sus respectivos Estados cuando surgían conflictos diplomáticos o bélicos sobre su soberanía (recuerdo por ejemplo los casos de Cachemira, los Altos del Golán, Gaza, etc.). Buscando en Internet pueden encontrarse una multitud de mapas e información sobre este asunto.  Obviamente los habrá mejores o peores, pero no soy experto en la materia. Os muestro un simple colaje de algunos de ellos. Como podréis observar, el panorama es desolador, especialmente en África. Obviamente la pregunta del millón estribaría en preguntarse: ¿Qué se puede hacer en aquellos territorios en donde la implementación de mejoras para la agricultura se ve impedida por estas razones?. Es palmario que se puede investigar lo que necesitan en otras partes de mundo, con climas y suelos similares pero que disfrutan de una mayor paz y estabilidad. Sin embargo la investigación aplicada, así como los programas de implementación de capacitación agraria no son nada fáciles de implementar justamente en muchas de aquellas zonas que más lo necesitarían.

Ruego que no se entiendan estas reflexiones como una llamada a la “inacción”. Lo que busco son respuestas heurísticas con vistas a sortear el dilema, que no estupideces burguesas. Abajo os muestro algunos textos sacados del Portal de la FAO sobre la mencionada alianza, Panel Intergubernamental y los denominados cinco pilares (…) 

Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

Mapas de Vegetación y Mapas de Suelos: Las comunidades vegetales como indicadoras de los tipos de suelos


La lógica y los conocimientos científicos nos obligan a pensar que entre las comunidades vegetales y los suelos subyacentes deben existir profundas relaciones causa-efecto (presencia/ausencia). Nadie lo pone en duda. Sin embargo en la práctica no suele resultar inusual que, aun disponiendo de sus respectivos mapas, indagar tales relaciones sea una actividad  harto difícil. ¿Cuál es el problema? A diferencia de lo que acaece con el mapeo de los suelos, existen escuelas muy dispares en lo concerniente a la clasificación y cartografía de le vegetación. En consecuencia, muchos de estos últimos productos aportan poco o ninguna información que pueda servir al edafólogo, con vistas a mejorar sus inventarios de suelos.  Sin embargo, no ocurre lo mismo con los mapas ofrecidas por ciertas escuelas.  Pues bien, a caballo entre la geobotánica y bioclimatología, Salvador Rivas Martínez y colaboradores han sido uno de los principales propulsores de las clasificaciones botánicas llevadas a cabo en el seno de la(s) disciplina(s) de la fitosociología y sinfitosociología. Si bien las metodologías propuestas en primera instancia se centran en la relación entre vegetación y clima, a través de los denominados pisos de vegetación. caracterizados y clasificados por sus termoclimas y ombroclimas, la segmentación de muchas comunidades del paisaje obedece a conceptos tales como geoseries, microgeoseries, edafófilas, edafohigrófilas, etc. En este sentido cabe mentar como se discierne entre unidades de vegetación condicionadas, por ejemplo, con la riqueza en nutrientes de los suelos (basófilas), ya por su pobreza (silicícolas) ya por la demanda de carbonatos (calicícolas), o rehuir de los mismos (calicífugas), ya por asociarse a suelos secos (xerófilas) o edafoambientes con exceso de humedad (higrófilas), por encontrarse condicionada por los cursos fluviales (riparias), grados de salinidad (halófilas, mesohalófilas, hiperhalófila…), ya por preferir ciertos tipos de materiales parentales y sus suelos idisosincrásicos, como los yesos (gipsófilas), arenas (psamófilas), etc., etc. Pues bien la escuela sinfitosociológica ha llevado a cabo cartografías que pudieran ser de sumo interés tanto para los edafólogos como para los ecólogos interesados en las relaciones entre suelos y vegetación. En  colaboración con un alumno de la ETSI en Topografía Geodesia y Cartografía de la UPM (Adrián Salas Bericat) y Rufino Pérez,  este impresentable administrador lleva actualmente a cabo un estudio al respecto, haciendo uso de la información que atesoramos de la provincia de Almería, una de las más áridas de España. Abajo os exponemos unos resultados más que preliminares, pero ya esclarecedores. De las 45 unidades de vegetación presentes en la provincia, más del 80% se encuentran condicionadas, clasificadas y cartografiadas debido a encontrarse condicionadas por los suelos, ya sea directa o indirectamente. Es decir gran parte de las fitocenosis almerienses están estrechamente condicionadas por factores edáficos. En consecuencia Adrián Salas, con la ayuda de Rufino y la mía propia, estudió hasta qué punto un mapa de series de vegetación de la susodicha escuela puede ser indicadora de muchos tipos de suelos, Cabría pues analizar si la cartografía de comunidades vegetales puede ayudar a elaborar o mejorar los mapas de suelos.

mapa-general-deries-de-gegetacion-espanasupramediterraneo

Mapa sinóptico de las series de vegetación de España (Rivas Martínez). Fuente: Tiempo.com

Del mismo modo adelantemos que ya en mi tesis doctoral detecté que las propiedades de los horizontes superficiales de los suelos se encontraban condicionadas por los pisos bioclimáticos y sus ombroclimas, sin más precisiones (como las arriba mentadas), que con los regímenes de precipitación y temperatura de la taxonomía norteamericana de suelos (USDA Soil Taxonomy).  Sin embargo (….)

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,

Contaminación Ambiental en Culturas Milenarias (evidencias en suelos y sedimentos)


Ya os comentamos en algunos post precedentes como la minería extractiva parece haber acarreado problemas de contaminación ambiental (y de salud) desde épocas prehistóricas. La interacción ser humano-metales deviene pues en problemática permanente. En nuestra entrega “Contaminación de Suelos y Aguas en Culturas y Civilizaciones Ancestrales” os narramos como se descubrió en algunas de las culturas preincaicas altas concentraciones de mercurio. Estos hallazgos han sido detectados analizando y datando la edad de sedimentos lacustres, que resultan ser unos  archivos de memoria formidables. La noticia que analizamos hoy nos muestra  un ejemplo de la contaminación de sedimentos/suelos lacustres de alta montaña (a tres mil metros de altitud) por plomo en Sierra Nevada (España). La actividad pareció iniciarse ya hace más de 4.000 años, es decir en la Edad del Bronce Temprana. Esta laguna recogió, vía atmosférica, la deposición del metal pesado mentado, por lo que es lógico esperar que en el propio enclave minero las concentraciones fueran mucho mayores y como corolario también su impacto sobre el medio ambiente y la salud de las poblaciones cercanas. Sin embargo estos registros, apelando al uso de la geoquímica y las dataciones isotópicas, constatan cómo evolucionó a partir de aquel momento, obviamente a peor con el tiempo. Tal hecho resulta lógico por cuanto la actividad metalúrgica fue intensificándose en las culturas que le precedieron. Posteriormente bajo el yugo del Imperio Romano (…) Finalmente, al parecer, las investigaciones de estos expertos nos ofrecen una buena noticia en lo que concierne a las últimas décadas. Recordemos que en los suelos bien oxigenados y aéreos tales rastros antiguos se diluyen con facilidad, lo que refuerza la estrategia de impedir que se sigan perdiendo humedales, si no deseamos ser presa del olvido del pasado. Resumiendo, los metales nos hicieron avanzar culturalmente, si bien tales logros tecnológicos ya vinieron lamentablemente acompañados de impactos ambientales y problemas de salud nuevos para la humanidad. El progreso tiene un precio o, dicho de otro modo, dos caras de una misma moneda, una positiva y otra negativa.  La noticia es clara y sencilla, por lo que hoy no me extiendo más.

laguna-grande-de-rio-seco-sierre-nevada-fuenre-granada-natural

Foto de la Laguna de Río Seco captada por Lucas Gutiérrez. Fuente: Granada Natural

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,

Solonetz (WRB): Suelos Sódicos


El Conjunto 7 de la WRB integra los Grupos de Suelos de Referencia más representativos en regiones áridas y semi-áridas. La redistribución de carbonatos y yeso es un mecanismo importante para la diferenciación de horizontes en suelos de zonas secas. Las sales solubles pueden acumularse a cierta profundidad, en áreas con nivel freático muy superficial. Los Grupos de Suelos de Referencia del Conjunto 7 son:

(1). Solonchaks: con alto contenido de sales solubles, (2) Solonetz: con alto porcentaje de iones de sodio adsorbidos, (3) Gipsisoles: con un horizonte de enriquecimiento en yeso secundario, (4) Durisoles: con una capa de nódulos de material de suelo cementado por sílice y (5) Calcisoles: con enriquecimiento de carbonatos secundarios. Altos niveles de sales solubles caracterizan a los Solonchaks. Estos suelos son particularmente comunes en depresiones cerradas, como: playas y cuencas de tierra adentro. Por el contrario, los Solonetz no se encuentran caracterizados por su alto contenido de sales, sino por una alta proporción de iones de sodio en la solución del suelo y adsorbidos en los sitios de intercambio catiónico de los agregados edáficos.

El grupo de Suelos de Referencia Solonetz integra suelos con un denso y fuertemente estructurado horizonte de iluviación de arcilla que alberga una alta proporción de iones de sodio y/o magnesio adsorbidos. El nombre Solonetz se ha convertido en un edafotaxa un tanto confuso ahora que la mayoría de los suelos salinos, con o sin una alta proporción de iones de sodio adsorbidos, son contemplados como Solonchaks en la WRB. Los Solonetz que contienen carbonato de sodio libre (Na2CO3) son fuertemente alcalinos (con un pH superior de 8.5). Internacionalmente, los Solonetz también son conocidos bajo las denominaciones de “suelos álcali” y “suelos sódicos”, “Sols sodiques à horizon B et Solonetz solodisés” (Francia), Natrustalfs, Natrustolls, Natrixeralfs, Natrargids o Nadurargids (USA) y como Solonetz (USSR, Canadá, FAO). Connotación: suelos con un alto contenido de iones intercambiables de sodio y/o magnesio; del Ruso sol, sal y etz, fuertemente expresado. Material parental: sedimentos no consolidados, mayormente de textura fina. Ambiente: se encuentran están normalmente asociados con tierras planas en climas de secos y cálidos veranos o sobre depósitos costeros que contienen una alta proporción de iones de sodio. Las principales concentraciones de Solonetz se ubican en superficies fisiográficas planas o ligeramente planas encima de materiales de tipo loes/loam o arcillas en regiones semi-áridas, templadas y subtropicales: Desarrollo del perfil: perfiles ABtnC y AEBtnC con un horizonte superficial negro o pardo sobre un horizonte Nátrico que comienza a menos de 100 cm desde la superficie del suelo. Estos edafotaxa, cuando se encuentran bien desarrollados pueden albergar un (incipiente) horizonte álbico (de eluviación) directamente sobre un horizonte Nátrico con elementos estructurales columnares de cimas redondeadas. A veces pueden presentar horizontes Cálcico o Gípsico por debajo del horizonte Nátrico. Muchos Solonetz alcanzan un pH de campo superior a 8.5, siendo este rasgo indicativo de la presencia de carbonato de sodio libre. Uso:  Los altos niveles de iones intercambiables de sodio afectan los cultivos bajo arado, directa e indirectamente (Natoxicidad), por ejemplo, sufriendo un deterioro de la estructura cuando el material del suelo con una alta proporción de iones de sodio y/o magnesio adsorbidos es humedecido. Muchos Solonetz en regiones templadas tienen una superficie del suelo rica en humus y pueden (todavía) ser usados para agricultura de laboreo o pastizales; en regiones semi-áridas son principalmente manejados como pastizales o descartados para su uso agropecuario.

solonetz-universidad-de-calgary-canada-olodizedsolonetzp

Solonetz y su Estructura Columnar. Fuente: Universidad de Calgary Canada

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,