Humedad del Suelo e Incidencia de la Lluvia


La noticia que os mostramos hoy parece sorprendente aunque no lo sea “exactamente”. Se sabe que tras uno o varios días de calor intenso, en muchos lugares, se producen lluvias de convectivas por la tarde. Incluso en una tienda de Nueva York, el vendedor nos narró que era usual el diluvio que padecíamos aquél día de julio de 2006, tras varios precedentes en los que la canícula estival rompió los termómetros de la “Gran Manzana”. ¡Suele ocurrir! Espetó, cargado de razón. En las sierras colivencas de Alicante  que recorría en mi infancia, tampoco era un fenómeno inusual. Empero hay que remontarse muchos decenios atrás para leer como numerosos científicos trataban de esclarecer la relación entre humedad del suelo, lluvias de convección y cobertura vegetal. También os narramos en uno de los post que escribimos sobre el tema, la asociación entre el suelo seco y la distribución espacial de la lluvia en ambientes semiáridos. Resultaría fascinante que los suelos más secos recibieran más agua que los húmedos colindantes, si los hay, por cuanto son los más necesitados para el mantenimiento de la vida. La nota de prensa que os ofrecemos hoy así parece afirmarlo. Empero permitirme que sea “aun” un tanto escéptico. No deseo que penséis que no es posible sino que, una vez más, me huele a un estudio fenomenológico cuya extrapolación a muchos otros ambientes permanece por ser esclarecida (refutada/corroborada). Eso sí, como casi siempre, los investigadores implicados braman que sus indagaciones deben incorporarse a los modelos climáticos actuales y a los de la circulación general atmosférica. ¡Como no!. Si se hubiera que llevar a cabo tal operación,  cada vez que los científicos defienden algo parecido, los expertos en la mentadas modelizaciones deberían tirar abajo sus constructos varias veces al día. Se trata de una necedad. Desde hace muchísimo tiempo se conoce que las lluvias convectivas vespertinas acaecen en ciertos lares con una vegetación forestal densa y extensa. Más recientemente ya se ha hablado de que la humedad/sequedad del suelo también  podría estar implicada en la ecuación. Empero cuando se pretende precisar más, se detectan una plétora de excepciones, contradicciones, etc. Tanto es así que, hasta la fecha, no se puede descartar que se trate de correlaciones espurias. Personalmente, no creo que sea así, empero queda mucho por indagar con vistas a conocer unas relaciones causa-efecto seriamente avaladas por datos empíricos irrefutables. Y así, la primera duda que me surge es si ambos factores, es decir cobertura vegetal extensa y suelo seco deben actuar conjuntamente, o si bastan cada uno de ellos por si solos con vistas a que arrecie la lluvia por la tarde. ¿Pudiera tratarse de dos procesos distintos?. Lo dicho, harán falta más estudios, de mayor rigor y extrapolabilidad a la hora de esclarecer este intrigante proceso. Barrunto que la respuesta no debería hacerse esperar en demasía, ya que existen sensores satelitales que barren el planeta con instrumentaciones aptas como para precisar todas estas variables por separado. Por tanto, cabría responder a la “presunta” respuesta del investigador (ya sabemos que los plumillas, a menudo lo tergiversan todo) que su “sorprendente” hallazgo no es tal, al menos como se desprende de la nota de prensa. De hecho parecen desconocer la información de los refraneros populares de diversos países y que justamente, no en las zonas áridas, sino en otras húmedas y forestadas, hablan de la mentada relación entre vegetación y lluvias vespertinas en el estío. Reiteramos que habían sido propuestas/descubiertas, que no esclarecidas: ¿qué extensión debe atesorar la masa forestal para que la evaporación real propicie tales precipitaciones?, etc., etc.). Todo ello resulta un tanto desconcertante y decepciónate. Si los suelos secos, “como norma”, se comportaran de la manera que se apunta en la noticia de marras, habría muchas menos zonas desérticas sobre el planeta ¿O no?.

 Juan José Ibáñez  

cumulonimbus

Lluvias convectivas. Fuente: Blog de lo posible se sabe demasiado Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

La Filosofía de la Ciencia en la Docencia Universitaria


Tanto la filosofía como la sociología de la ciencia debieran ser materias de  enseñanza obligatoria en todas las carreras universitarias, sin excepción.

En vísperas de mi tercer año como profesor de filosofía y sociología de la ciencia en una Escuela Técnica Superior de Ingeniería, perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid, considero que he alcanzado un bagaje, corto aunque suficiente, como para extraer algunas conclusiones. Fui invitado para impartir una asignatura en el segundo curso de un máster y elegí este reto en lugar de explicar una materia más afín a las indagaciones científicas que llevo a cabo. La dificultad era todavía superior para mí, por cuanto jamás había realizado tal actividad, siendo un profano en cuestiones docentes. Más aun, en general, los aspirantes a ingenieros tienden tender a ser más pragmáticos y menos propensos a que les interese la teoría que los que estudian física, matemáticas u otras carreras de ciencias experimentales. Me enfrentaba pues ante un reto que, en mi opinión, era de gran calado. Eso sí, si fracasaba, tampoco se iba a hundir el mundo a mi alrededor ya que pertenezco a una institución científica en donde la docencia no ocupa a penas lugar en los curriculum vitae de sus investigadores. En este primer post os explicaré brevemente la experiencia vivida así como el contenido de las materias impartidas. Empero en otro que le seguirá a este, serán los propios alumnos los que os narren con sus escritos la impresión que extrajeron de la asignatura, a la que consideran de “humanidades”. Prácticamente todo el material del curso se encuentra aquí, en los post de nuestra bitácora, almacenado en las siguientes categorías: Curso básico sobre filosofía y sociología de la ciencia, curso breve sobre periodismo científico y curso básico de ciencia para jóvenes universitarios y tecnólogos. Este año, para mi júbilo, al ofrecerles las calificaciones finales a los alumnos (que son primero personalizadas, y  que las conocen vía correo electrónico en menos de 24 horas, por si quieren mejorar la nota final lo antes posible) y exponerlas en el tablón de anuncios de la Escuela les he tenido que felicitar a todos, ya que en su inmensa mayoría han entendido el mensaje y conocen los principios básicos que deseaba inculcarles, por cuanto no se trata de memorizar o de sesgarles hacia ciertas escuelas concretas, sino de estimular su pensamiento crítico y que conozcan esas “verdades de la ciencia” que jamás son explicadas en los manuales de texto. Como observaréis, en el próximo post, la receptividad y asombro que mostraron, así como su agradecimiento, no me ofrecen lugar a dudas. Esta materia debía ser de enseñanza obligatoria en todas las carreras universitarias, sin excepción. No lo digo yo, sino que os lo explicarán ellos en breve.

filosofia-de-la-ciencia-norberto-herrera-zuniga-el-nuevo-diario-punto-com-punto-ni

Imagen extraída  de la página web:   Filosofía, Ciencia, Religión y Fe (Norberto Herrera Zúñiga). El Nuevo Diario.com.ni

Nunca entendí la razón por la cual la filosofía y sociología de la ciencia tan solo se impartían (salvo alguna rara excepción) en las carreras universitarias de humanidades, pero no en las que van a hacer uso del método científico.  Dicho de otro modo, a los científicos se nos adiestra en ciencias sin tan siquiera explicar en que consisten cuestiones tan básicas como en que consiste la propia ciencia, cuál es su definición, que es el método científico, como discernir entre una teoría científica de la que no lo es, y por lo tanto menos aun cuales son los principios, si existen, del “mentado método”. Comienzo las clases provocando a los estudiantes al exclamar que no tienen ni idea de que es la ciencia y que se lo voy a demostrar ya en la primera clase. A la media hora se disipa cualquier duda.  Sin embargo, también les advierto que los propios investigadores suelen desconocerlo tales asuntos, al igual que ellos. Y así tras ese primer contacto narro cómo se desarrollará el curso en varios módulos (concretamente cuatro).

En el módulo 1, trato de explicarles que es la ciencia, el método, un concepto, una modelo, una clasificación, o discernir una idea de una conjetura esta de una hipótesis y finalmente. en que consiste una buena teoría. ¡Cosas de este estilo!. Tras cuatro horas inicio el módulo 2 que versa en detallar el susodicho método científico. Debido a que siempre he pensado que casi todas las materias se explican mejor narrando sus progresos paulatinamente, desde un punto de vista histórico, así como que existen diversas escuelas rivales a la hora de interpretar y aplicar el “método”, comienzo por los primeros intentos llevados a cabo en el siglo XVIII. Así, por orden cronológico, inicio esta parte del curso por la inducción o Inductivismo, sigo por el positivismo lógico y el Circulo de  Viena, continuo con el Falsacionismo de Karl Popper, los PIC de Irme Lakatos, para adentrarme después en la propuesta de los cambios de paradigma de Thomas Kuhn, la teoría anarquista del conocimiento de Paul Feyerabend, finalizando por las escuelas actuales más radicales. Una vez terminadoo todo esto, les (me) pregunto: ¡A la luz de lo que hemos aprendido, deberíamos saber cuándo y cómo una hipótesis llega a alcanzar el estatus de teoría científica  aceptada por la comunidad científica y porque son refutadas y abandonadas otras!: ¿No?. Pues va a ser que no. La ciencia es un constructo social, y por lo tanto está sujeta a las veleidades de las relaciones y decisiones humanas, por lo que no puede entenderse sin apelar a la sociología y estudios sociales de la ciencia.

Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

Desiertos Amenazados y el Peligro de las Energías Renovables (Aridisoles)


Como ya hemos comentado en alguna ocasión, muchas noticias científicas atesoran información de suelos subliminalmente, pasando inadvertidas incluso a los propios edafólogos. Del mismo modo, se muestran megaproyectos, aparentemente inofensivos, cuyos impactos medioambientales pueden ser notables o dramáticos, incluso cuando se hace mención de tecnologías limpias y renovables. Este es el caso del gran sueño de desertec (entre los que se encuentra la empresa Española Abengoa) y la fundación que lleva tal nombre. Podéis encontrar información adicional en un capítulo de Wikipedia sobre desertec. Sin embargo, padecemos la falaz impresión de que los desiertos a penas atesoran valor ecológico e incluso estético. En consecuencia, ciudadanos y científicos no suelen soliviantarse ante noticias como la que hoy ofrecemos. En Europa se ha extendido el gran sueño colonialista de sembrar los paisajes áridos de África de paneles solares con vistas a obtener allí una energía que a la postre sería exportada al viejo continente, liberándose así (al menos parcialmente) de su dependencia petrolífera.  En post anteriores hemos explicado como el Continente Africano sufre la codicia del capitalismo de los modos más variopintos, piratas y dañinos que nos podamos imaginar. Explotamos sus valiosos recursos mineros mediante la intervención de multinacionales de la peor calaña, llevamos allí nuestras basuras tóxicas y electrónicas, compramos o arrendamos sus tierras por cuatro perras para  satisfacer nuestras demandas alimentarias. La farmaindustria ensaya allí sus productos en criaturas inocentes, etc., etc.  mientas bramamos en contra de la experimentación en primates.  Pues bien, este nuevo brote verde, de sembrar silíceo impactará sobre unos ecosistemas enormemente ricos en biodiversidad y los hermosos paisajes que los cobijan. Sin embargo, los ambientes áridos resultan ser más vulnerables o menos resilientes que los que se ubican en otras partes del mundo. Del mismo modo, sus suelos también atesoran unas características tan idiosincráticas como para que se segreguen del resto de la edafosfera planetaria, siendo muchos de ellos denominados Aridisoles, según la USDA Soil Taxonomy. De hecho, existen revistas especializadas en la investigación y gestión de los mismos, como, por ejemplo: “Arid Land Research and Management. Es razonable entender la búsqueda de nuevas fuentes energéticas, no lo dudo. Ahora bien, energías renovables y limpias no implican ausencia de impacto ambiental. Se trata de una enorme falacia que debemos denunciar. La instalación y funcionamiento de extensísimas granjas solares puede inducir una degradación ambiental enorme en ecosistemas y suelos tan singulares. Tan solo hace falta pensar, a demás de las infraestructuras necesarias para su creación, en las del transporte de la energía así obtenida en el medio ambiente, suelos y atmósfera (a pocos metros sobre tierra). Seguramente, nos percatemos de que a la larga la degradación de su biosfera y edafosfera pueda ser tan seria como la que generamos en los trópicos húmedos para otros fines (minería, extracciones petrolíferas, etc.,).

desierto-de-nanibia-fuente-traval-news-nanibia

Desierto de Namibia Fuente: Travel News Nanibia

Pues bien, de llevarse a cabo megaproyectos como el que hoy se encuentra frenado, demandaría estudios serios de impacto ambiental en las zonas afectadas. Ni todos los ecosistemas desérticos son iguales, ni tan poco sus suelos. Las costras biológicas en ellos son esenciales para su estructura y dinámica. Pisar estas estructuras, suplemente con nuestros pies, ya genera daños que tardan años en recuperarse. La aparentemente piadosa Europa debería tener en cuenta todo ello antes de comenzar iniciativas que no descarto, empero que deben ser valoradas con sumo cuidado. Queda finalmente el beneficio que deberían obtener sus legítimos propietarios. En este sentido, los gobiernos corruptos y a menudo criminales que mantienen de diversos modos los países ricos en este continente olvidado de la mano de Dios, no serían los legítimos interlocutores. Como en casos que afectan a otros ambientes y continentes, son los pueblos indígenas que allí moran, generalmente trashumando con sus ganados los que debieran ser consultados y beneficiados. Acabemos ya con la idea falaz que lo verde es más interesantemente biodiverso que lo árido. Por ejemplo, las selvas ecuatoriales resultan ser  enormemente ricas en especies de plantas vasculares y otros taxa. Sin embargo, si hablamos de mamíferos, por poner un caso, la cosa cambia. Para que abunden especies de estos últimos, se requieren ambientes algo más áridos (subtrópicos sabanoides, etc.). Todos los biomas y ecosistemas atesoran una vital importancia en la biosfera. El ciudadano debe ser consciente de ello, con vistas a entender las iniciativas que sus países llevan a cabo a costa de los pueblos más desheredados. Por tanto insistimos una vez más: los ecosistemas desérticos atesoran una valiosa biodiversidad como a continuación puede constatarse.

 DEU Strom Desertec

Degradando los Ecosistemas desérticos: Desertec Fuente Spiegel Online International

 Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , ,

Diversidad de Suelos y Diversidad de las Especies


Soy de esos investigadores a los que no les gusta enviar sus papers a los gabinetes de prensa con bombo y plantillo intentando a toda costa que le den publicidad para que aparezca en la prensa de carácter general. Siento un poco de vergüenza ajena ante este tipo de actitudes, por mucho que estén de moda. Hace unas semanas, en la página Web de la “Soil Science Society of America (SSSA)” apareció en portada la reseña de un artículo de mi propia cosecha aparecida en una revista de esta sociedad. Fue la que recibió más comentarios positivos, por lo que la editorial me escribió un mail felicitándome. Hasta aquí la historia que se suele contar, ocultando los verdaderos entresijos que subyacen bajo estas pomposas propagandas. Finalmente serán, con el tiempo, los propios colegas, con sus citaciones o desdén, los que emitan un verdadero veredicto. Os contaré en otro post la historia de este y otro paper con vistas a que  valoréis la tan cacareada objetividad de la revisión por pares. ¡No os lo perdáis!. Vivimos en un mundo repleto de parafernalias en donde el contenido es fagocitado por él continente, hecho que detesto. Sin embargo, hace unas horas pensé que si hubiera procedido de otro autor, la habría comentado, por lo que finalmente he decidido escribir un post de la misma. La reseña o nota de prensa de la SSSA os la proporciono abajo.

mapa-de-suelos-del-mundo-mi-post-de-vzj

Mapa de los suelos del Mundo que apareció en la noticia de la SSSA acompañando, en su día, a la nota de prensa

Investigadores españoles (léase este impresentable administrador de esta bitácora) e Italianos (Enrico Feoli, sí es realmente un gran científico) han publicado un estudio en el que dicen demostrar que la diversidad de especies biológicas a escala mundial se encuentra principalmente determinada por la diversidad de los suelos a escala global. Estos científicos llevaron a cabo un análisis del número de especies de plantas vasculares, anfibios, reptiles, aves y mamíferos de todos los países del mundo, cotejándolos con el área y número de tipos de suelos (edafotaxa) de los mismos, detectando resultados sorprendentes ¿¿??. Hasta el momento, en esta clase de estudios, la comunidad científica había detectado una clara correlación entre el área y la diversidad de especies. Sin embargo, en el artículo de marras, los autores añadieron también los suelos.

sssa-pedodiv-feoli-e-ibanez-2013

Imagen (pantallazo) de la página Web de la SSSA en donde apareció la noticia

Los resultados obtenidos por estos investigadores constaron, en primera instancia, que todas las variables se encontraban correlacionadas positivamente con un alto nivel de significación estadística. De aquí, podía haberse inferido que el área también era la principal fuerza determinante de la diversidad los países, ya fuera de especies o edafotaxa. En otras a mayor extensión de un Estado, mayor riqueza de especies. Más aún, en todos los casos, los ajustes obtenidos para cada una de estas variables, incrementaban con el área conforme a una ley de escala o distribución potencial, siendo por tanto huella de una presunta estructura fractal. Tal patrón ya ha sido corroborado en multitud de ocasiones. Sin embargo, la correlación de las especies de todos los grupos taxonómicos se correlacionaban más con los suelos que con el área, lo que sugiere que posiblemente la extensión superficial sea una mera variable subrogada de la heterogeneidad ambiental de un territorio. En otras palabras a mayor área, mayor heterogeneidad ambiental, siendo esta última la que inducirá a que se generen más nichos ecológicos, mayor número de especies y clases de suelos. En consecuencia los autores infieren que, la diversidad de suelos, obtenidos por inventarios georeferenciados y mapas, debiera ser un mejor predictor del número de especies biológicas que el área, siendo esta última la que más utilizada por muchos expertos en biodiversidad al contrario que los edafotaxa. No obstante (…)

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,

Epidemias Bajo el Suelo ¿Amenaza para la Humanidad?


La noticia que analizamos hoy resulta ser lo suficientemente clara como para no extendernos innecesariamente sobre la misma. Se han descubierto fragmentos del virus de la viruela dentro de cadáveres congelados en el seno del parmafrost siberiano. Personalmente he presenciado conferencias de la escuela rusa de edafología en donde se estudiaban y clasificaban los suelos de estas “necro”polis a las que llamamos cementerios (aunque no heladas). Empero numerosas bacterias también pueden persistir en el seno del permafrost y los suelos que los recubren: “Criosoles”. Algunos de los virus y bacterias allí escondidos, podrían poner en riesgo la salud pública, como también la de los animales y plantas, especialmente si el calentamiento climático siguiera su curso actual, deshelándose amplios espacios geográficos de estas estructuras superficiales terrestres.  Los restos de la viruela han sido detectados por científicos, por lo cual la preocupación que muestran algunos expertos pudieran ser exageradas, si bien la Organización Mundial de la Salud suele quitar hierro en situaciones similares con vistas a evitar alarmas, ya estén ajustadas o no.  Ahora bien, los paisanos siberianos que urgen en el suelo deshelado buscando algún tipo de hallazgo (arqueológico/paleontológico) que le proporcionase beneficios en una superficie tan extensa como despoblada e inexplorada, pudieran topar con algún bichito/patógeno virulento, enfermándo y contagiando de paso a sus vecinos. Y así pudiera comenzar una epidemia inesperada que retornara del frio pasado. Se trata de un riesgo que debe valorarse. Sin embargo, desde otro punto de vista, tales hallazgos también pueden ser analizados desde otras perspectivas, interesantes a la hora de avanzar en la comprensión de la expansión de las epidemias en el pasado (humanas, ganaderas o que afecten a las plantas) en las enormes extensiones de estos espacios helados.  Ya os comentamos que los suelos son bloques de memoria de los ambientes del pasado, ocultando numerosos secretos. La mayoría de ellos permitirán el progreso de le ciencia, empero si no somos precavidos la humanidad también puede llevarse alguna que otra sorpresa desagradable. Reiteremos que los comentarios de los expertos que, abajo os exponemos, resultan tranquilizadores, pero tan solo “en parte”, por la razón previamente aludida. No olvidemos tampoco que otros edafotaxa, como los Histosoles o turberas, especialmente en sus capas profundas, son potencialmente capaces de albergar reservorios de microrganismos patógenos. Se trata de un hecho que no podemos ni debemos soslayar aunque tan poco airear de forma sensacionalista. El futuro, conforme sopesemos este tipo de descubrimientos, ofrecerá un panorama más objetivo acerca de los problemas potenciales der tal guisa. Pd. Sin embargo, días después de escribir este artículo, Miguel Ángel Jiménez Clavero, en su blog nos ofrece una versión más tranquilizadora respecto a los virus: “¿Lo que había en una momia enterrada en Siberia hace 300 años era viruela?“. Esperemos que así sea.

Juan José Ibáñez

riesgos-ocultos-en-el-permafrost-fuente-climate-force-hydrate

Riesgos ocultos en el permafrost Fuente: Climate Force Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,

Bacterias del Suelo y Erosión Eólica


Mediante técnicas de Pirosecuenciación y haciendo uso de túneles de viento, investigaciones recientes han mostrado el efecto de la erosión eólica de diferente intensidad sobre el arrastre partículas del suelo de diferente tamaño, así como el tipo de las bacterias que eran arrancadas del suelo. La Pirosecuenciación sirve con vistas a determinar el DNA global de las muestras, permitiendo discernir entre los distintos de los grandes grupos bacterianos. Por su parte, los de túneles de viento se ha utilizado con el propósito de simular el arrastre de materiales (inorgánicos, orgánicos y biogénicos) bajo diferente regímenes de viento sobre tipos de suelos y sedimentos de naturaleza variada.  Así se ha podido demostrar que las comunidades bacterianas que albergan las partículas de mayor tamaño son distintas de las contenidas en las de menor calibre. Del hecho, según los autores, se demuestra que estos diferentes micro-hábitats atesoran comunidades distintas, por lo que según el viento arrastre uno u otro tipo de partículas también exportará a otros lugares en donde se depositen microrganismos diferentes, empobreciendo los horizontes superficiales del suelo en unos u otros. Cabe recordar que distintas clases de bacterias desempeñan diferentes roles en el medio edáfico, por lo que resulta interesante conocer cuales son más susceptibles de volar a otros lares, según las condiciones ambientales y edafotaxa que se den en un determinado enclave, afectando al metabolismo del suelo de manera diferencial. Así por ejemplo, las Proteobacteria, que desempeñan un papel sumamente importante en los ciclos del carbono y el nitrógeno, aparecen fundamentalmente asociadas a las fracciones granulométricas gruesas del suelo. Por el contrario, las fracciones finas se caracterizan por la gran cantidad que atesoran de Bacteroidetes y otros microbios muy resistentes a condiciones extremas, tales como la sequedad o la alta incidencia de radiaciones gama. También cabe recordar que la exportación por el viento afecta de manera diferente a las partículas del suelo en función de su tamaño. Las mayores, por su peso, caen rápidamente a tierra, por lo que apenas suelen distanciarse del lugar de donde fueron erosionadas, mientas que las finas pueden viajar suspendidas en el aíre y ser depositadas a cientos o miles de kilómetros de distancia, lo cual encaja con las propiedades previamente mentadas.  En base a estos hallazgos, los investigadores que llevaron a cabo este estudio defienden que la superficie del suelo afectada por la erosión eólica pierde diversidad microbiana, aunque de forma diferencial. Del mismo modo, las Actinobacterias también muy importantes en el metabolismo del medio edáfico, y la formación de esas  estructuras denominadas agregados, suelen resistir la acción del viento permaneciendo arraigadas al lugar donde nacieron.  Con independencia de los suelos bajo condiciones naturales áridas y semiáridas, que suelen padecer frecuentemente de la falta de cobertura vegetal, una gran parte de las tierras agrícolas del mundo, durante alguna estación permanecen desnudas, siendo fácil presa de la erosión cuando las condiciones meteorológicas la propician.

 proteobacteria

Proteobacterias. Fuente: Universidad de Auckland

Finalmente, este tipo de análisis, según los autores, pueden servir tanto, para entender la huella digital microbiana tras un impacto ambiental y así evaluar sus repercusiones, como reconocer la importancia de enriquecer el suelo en materia en materia orgánica, mediante una gestión adecuada que evite o minimice el tiempo en el que el suelo se encuentra desnudo y evitar la perdida de microrganismos que pueden afectar negativamente a la hora de que el medio edáfico mantenga un metabolismo saludable. El estudio me parece interesante y original, en especial por utilizar los túneles de viento para simular regímenes de perturbación del medio edáfico bajo condiciones meteorológicas dispares. Ahora bien, aun queda mucho por hacer con vistas a alcanzar conclusiones menos generales y ambiguas, es decir, más jugosas. Recordemos que los suelos húmedos son mucho más resistentes que los que se encuentran secos, frente a los agentes erosivos eólicos. ¿Podríamos pues inferir que los suelos con horizontes superficies ricos en arcillas son menos resilientes frente la erosión que los que atesoran fracciones gruesas en abundancia?. Con toda franqueza, considero que hacen falta muchas más pruebas como para poder corroborar tal aserto.

actinobacterias

Actinobacterias. Fuente: CB TV

 

Juan José Ibáñez 

Lo que el viento se llevo……..

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Aragonito y calcita en las rocas, suelos y horizontes endurecidos


¿Y por qué escribo este post? ¡Ahhhh: si..!. De pequeño me encantaba coleccionar minerales que recogía en el campo. Por las serranías de Alicante (España) descubrí una cantera en la que afloraban las margas del Keuper y las areniscas del Bunter (periodo Triásico), un filón para recolectar cristales diminutos, que a la postre resultaron ser de aragonito o flor de hierro.  También es cierto que me encuentro un poco frustrado por no poder escribir sobre mineralogía de los suelos. Curioso, a penas recuerdo la información de las asignaturas que me resultaban fáciles de aprender durante mi formación infantil y académica (como lo química), por el empeño en luchar contra mis límites cognitivos. Es decir aquellas materias en las que siempre suspendía y que, finalmente, contra todo pronóstico, forman ahora parte del núcleo de la especialización científica en la que trabajo. Y un día descubrí la nota de prensa que os reproduzco al final del post La calcita y el aragonito son dos minerales de carbonato cálcico muy abundantes en ciertas rocas y suelos poco evolucionados y/o de ambientes áridos. Se trata de cristales de fácil alteración biogeoquímica y que suelen desaparecer en la matriz edáfica, especialmente bajo climas húmedos, en el transcurso de la génesis hacia suelos evolucionados. A la postre, los ingredientes de este mineral formarán parte de los carbonatos que primero daría lugar a la formación de un  horizonte cálcico o petrocálcico y finalmente serían exportados del perfil  en los edafotaxa muy viejos.

aragonino-fuente-aragonito-fuente-blog-profetacuentalabiblia-blogspot

Aragonito. Fuente: blog profetacuentalabiblia.blogspot

La noticia de hoy nos habla de las reacciones químicas mediante los cuales el aragonito (menos estable), se trasforma en calcita. Ambos cristales también forman parte de los cementos de ciertas rocas y ¿quizás? de los mentados horizontes endurecidos, como los petrocálcicos.  El proceso de la transformación del aragonito a calcita ya era conocido desde hace decenios. Lo que más llama la atención del estudio, deviene en la metodología y el lenguaje, muy diferente al que se utilizaba hasta hace una o dos décadas. Ahora abundan las investigaciones en las que se abordar estos temas desde la perspectiva de los nanopartículas, ampliando nuestros conocimientos y mutando de paso la manera de entender la mentada mineralogía. ¡Compruébenlo ustedes! Recordaremos hoy las propiedades de los cristales mentandos, como también algunas dudas que padezco sobre el tema en lo que concierne a su rol en los procesos edafogenéticos. El aragonito resulta ser un mineral que también abunda en las rocas alteradas por procesos hidrotermales, y como corolario en los suelos derivados de ellas.  Y aquí me surge la primera duda (…). Adelantemos que el segundo interrogante estribaba en su posible presencia en los horizontes endurecidos, ya fueran calicretas o incluso bauxitas y ferricretas (…)

 calcita-fuente-kaiajoyas

Calcita. Fuente: Kaia Joyas Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Los Proturos del Suelo y su Diversidad (Mesobiota)


Los proturos son organismos adaptados al ambiente edáfico, cuyo origen puede rastrearse hasta el paleozoico. Este taxa forma parte de la mesobiota del suelo y como en el caso de otros muchos, aun son escasamente conocidos en lo que respecta a su taxonomía, ecología, hábitos alimentarios, etc.. Se trata de artrópodos hexápodos que no fueron descubiertos hasta los primeros años del siglo XX. Actualmente se han identificado unas 500 especies. Algunas especies viven en el mantillo u hojarasca del suelo, otras a cierta profundidad del horizonte A (órgano-mineral), mientras que un último grupo migra según las estaciones, descendiendo en los periodos más adversos. Los proturos que habitan dentro del suelo, lo hacen en sus poros. Debido a su aparato bucal, algunos expertos sostienen que se alimentan (herviboría) de las hifas fúngicas, por lo que quizás consuman micorrizas, participando en la descomposición de la materia orgánica y el reciclado de nutrientes. En cualquier caso el papel que desempeñan en el sistema edáfico aun queda por esclarecer. En primer lugar mentaremos algunos rasgos de los mismos, como también acerca de la mesobiota del suelo, para después ofrecer una nota de prensa que da cuenta de un artículo en acceso abierto, que sobre este taxa, han publicado recientemente zoólogos italianos. De hecho, la mentada investigación tan solo viene a constatar que apenas sabemos nada de los mismos, como suele ser la norma en lo que respecta a la fauna y flora del suelo. Cabe mencionar que también se han detectado especies habitando sobre musgos, bajo piedras y troncos en descomposición, si bien la mayoría forman parte de las comunidades edáficas.

Juan José Ibáñez

proturos-del-suelo-1-bloggero

Proturos del suelo. Fuente: Bloggero Science News

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,

El Reciclado en Tiempos Prehistóricos


(….) El problema estriba en definir que entendemos por prehistórico. La noticia de la que vamos a hablar hoy nos informa de este proceso en tiempos paleolíticos. Ahora bien, con independencia del valor del estudio arqueológico,  el tratamiento que le ha dado la prensa resulta hilarante. Como yo ya soy un troglodita, permitirme que retroceda unas décadas hasta mi infancia y adolescencia. Supongo que estas “feas costumbres” aun se encuentran vigentes en muchos países menos “desarrollados”. Con harta frecuencia, al regresar desde el colegio al hogar, mi madre me ponía en la mano una bolsa de tela llena de botellas, con vistas a que las llevara a los enclaves apropiados para su debido y obligado reciclaje (actualmente estas actividades son mucho más tediosas y menos eficaces). Las botellas de leche a la lechería, las de cerveza y vino a la bodega en donde se habían adquirido, etc., etc… Francamente me fastidiaba, por lo cual no paraba de protestar. Por aquellos tiempos, en los albores de la humanidad (1960/1970), la ropa de los hermanos mayores pasaba a ser heredada por los más pequeños cuando crecían. Lo mismo ocurría con las bicicletas, juguetes e incluso libros de texto (ya que no se modificaban anualmente con el fin de incrementar el consumo timorato de bienes todos los años). Podría continuar con una lista interminable de lo que hoy se denomina pomposamente “reciclaje”. Sin embargo, el progreso industrial, así como la mal entendida sociedad del bienestar lo cambió todo. Los envases de vidrio se hicieron desechables, las empresas inventaron el tetra brick, las maquinillas de afeitar desechables, etc., etc… En otras palabras, nos obligaron a aumentar el consumo para que las industrias incrementaran sus producciones, independientemente de su necesidad social. Resumiendo se trataba en la soterrada práctica de hacer fungible (efímero) lo inventariable (larga duración). Luego los infantes pasaron a ser una importante masa sobre las que incentivar el consumo de bienes, cuanto más mejor. A partir de esta estrategia “global” se extendió la execrable práctica de la obsolescencia programada (comprar y tirar, comprar y tirar, ad nauseam). Las nuevas tecnologías y su zafio marketing nos inducen ahora a cambiar de teléfono móvil cada año, de ordenadores cada dos o tres (…) ¿para que seguir verdad? Y así, todo el medio ambiente comenzó a colmatarse de nuestra propia y espuria basura, buena parte de la cual resulta ser hoy difícilmente reciclable. Finalmente generamos un problema ambiental de envergadura tan global como colosal. Como en los países ricos no desean vivir rodeados de escombros y vertederos, comenzaron a enviar los peores o más tóxicos a los que se encuentran en vías de desarrollo, envenenando tanto a sus territorios, como a sus ciudadanos.

herramientas-paleoliticas-2

Herramienas Paleolíticas. Fuente Tools from the stone age domsmap.com

Pues bien, la noticia que os mostraremos hoy pregona a bombo y platillo que en el Paleolítico ya se había inventado el reciclaje. Sin embargo, plateémonos la cuestión a la inversa. Elaborar utensilios líticos no debió ser una actividad fácil, y más aun cuando las materias primas apropiadas escaseaban. Como corolario, no me imagino a un cazador recolector pensando “este utensilio ya está pasado de moda, mejor lo tiro y hago  otro nuevo, no sea que se rían de mi las hembras fértiles y luego (…)”Resulta más que lógico pensar que nuestros antepasados reciclaran todo lo reciclable, al límite que permitían sus modestas tecnologíasEra lo más eficaz y razonable en su lucha por la supervivencia. Tal actividad ha sido la regla, que no la excepción, hasta hace muy pocas décadas, en donde el sentido común comenzó a escasear ante el bombardeo del marketing y un desarrollo sostenible a base de ir a la moda, usar y tirar, usar y tirar, usar y tirar (…) (aunque funcione).  Que ahora, en nombre de la ciencia, la prensa se ante lo normal no deja de ser esperpéntico. Lo siento, todo esto no puede generarme más que hilaridad, ya que si lo pienso seriamente terminaría colérico ante tanta estupidez. Eso si, estamos en la era del desarrollo “sostenible” que no deja de ser más que un eufemismo para encubrir su antónimo “insustentable, insostenible (suicida, estúpido, despilfarrador…)”. De niño vivía feliz en una sociedad que reciclaba muchas cosas que ahora tiramos sin son ton ni son. Dudo mucho que actualmente tal estado de ánimo sea mejor, ya que si el “nene o la nena” no tienes el último smartphone, el último reproductor de música, la última moda en el vestido (…), se pone a berrear como un bellaco. Por favor, lean atentamente la narración de este “gran descubrimiento”. Reitero que los investigadores han hecho su trabajo. Sin embargo, la manera en que la prensa lo ha publicitado se me antoja execrable. Todo ello me recuerda a mis indagaciones sobre el enigmático caso de los huevos de avestruz, que ya os narre en un post hace unos pocos meses y que ¡tantas horas de sueño me quitó durante años!. La sociedad moderna tan solo hace dos o tres decenios, ha inventado el castramiento de reciclaje, o lo ha transformado n una actividad muy deficiente, y sus repercusiones ahí están.  Eso si, ya les advierto que reciclar los preservativos tiene sus riesgos,  que conozco un caso (…). Veamos pues como reciclaban nuestros antepasados (…)

 herramientas-paeleoliticas

Herramienas Paleolíticas. Fuente Tools from the stone age domsmap.com

Seguir leyendo »

Etiquetas:

Micromecenazgo Científico (a la Latina)


Aunque este post se encuentra dedicado al drama que sufre la política científica española, merece la pena que se lea desde Latinoamérica, por cuanto en este asunto (entre otros muchos) padecemos del mismo cáncer: “una clase Política que no acaba de entender en que consiste el progreso del conocimiento”, si bien no para de hablar del mismo, al parecer, sin conocimiento de causa. La palabrería encubre una soberana ignorancia. Empero siempre incluyen tal materia en sus discursos (…..). Nos basaremos en una nota de prensa y en el post que editó Antonio Figueras, autor de la magnífica bitácora “Ciencia Marina y Otros Asuntos”. Antonio y yo, a pesar de pertenecer a la misma institución (CSIC), nos conocimos por asuntos relacionados con este sistema de blogs. Hace meses fue nombrado vicepresidente de la Institución. Lo que generalmente debería dar lugar a que le enviáramos todo tipo de felicitaciones y parabienes. Sin embargo en esta ocasión (….) uno no sabe si sería oportuno. Viví al lado de las autoridades del CSIC una experiencia similar en la década de los años noventa del siglo pasado, si bien no alcanzo tanto dramatismo como el actual: “las repercusiones de las crisis económicas sobre la financiación de la ciencia”, No obstante aquello fue un seísmo mediano comparado con las dimensiones del actual “cataclismo”. Se el dolor que se sufre. En este sentido, entre los investigadores no suelen existir diferencias en función de su ideología. De hecho vi llorar de impotencia, en su despacho, a otro vicepresidente por la brutalidad de aquellos recortes.  La tragedia actual del CSIC está siendo simplemente descomunal. Y con vistas a “no meter la pata”, omitiré los detalles que me envían a diario amigos de la Institución Científica más importante del Estado Español.  Empero da igual. La cuestión estriba en una clase política que sigue sin entender que, en materia de ciencia, recortar “brutalmente” los gastos deviene en desmantelar un sistema de ciencia y tecnología o retrotráelo décadas atrás. Lo mismo podría decirse de otros sectores, pero nos centraremos en este tema en concreto.  La noticia de marras lleva por título “El 37% pc de los españoles donaría dinero de su bolsillo para programas científicos”. Y a partir de esta “buena nueva”, la autora, recogiendo palabras de otros, anima a impulsar tal tipo de Micromecenazgo. Con tal propósito se recogen las siguientes palabras de otra autoridad ministerial “Queremos que la gente se involucre y el micromecenazgo es una de las mejores vías”, ha declarado describiendo ejemplos de países como Reino Unido y Estados Unidos, donde en años anteriores las carteras de presupuesto destinadas al sector sufrieron grandes recortes pero gracias a esta inversión ciudadana y privada los proyectos no decayeron”. Me parece una buena medida en el momento y lugar oportunos. Ahora bien, recordemos que en EE.UU. y los países mentados, el Macromecezango adquiere un papel capital en los sistemas de ciencia y tecnología, mientras que en “Latinolandiabrilla por su ausencia. Es decir, los multimillonarios Latinos prefieren gastárselo en obras de arte, o esconderlo en esos paraísos fiscales que debieran estar prohibidos por decreto “ley”, pese a quien pese. Por desgracia, el Caribe, tras varios siglos, sigue siendo un refugio de piratas de todo el mundo, esta vez de naturaleza “financiera”. Así se empobrecen los países. Reitero que lo “micro” podría colaborar con lo “macro”, pero jamás remplazarlo. Digamos de paso, que la caída en el nivel de ingresos de las familias suele ser tan brutal en tiempos de crisis, que demandar al ciudadano, que apenas llega a final de mes (para alimentarse y pagar su alojamiento), una inversión generosa de su “gran capital” en ciencia se me antoja una desiderata lamentablemente desafortunada. Si diéramos ejemplo, si acatáramos tales directrices, nuestros nobles actos devendrían en un “elogio a la tontuna”. Las razones son simples: (a) tras tener que aumentar los gastos de las familias para financiar parte de la sanidad y la educación (como muy bien saben los sufridos ciudadanos chilenos), cuando ya lo hacíamos con nuestros impuestos, nuestros gobernantes seguirían imponiéndonos otros tipos de dispendios a los cándidos e ingenuos defensores del micromezanazgo”, hasta que cayéramos en el canibalismo para que algunos pudieran sobrevivir acosta de engullirse a otros; (b) resulta inmoral que los que menos tienen sufraguen también la ciencia, mientras los adinerados se llevan, lo poco que aun quedaba en nuestros países (fuga de capitales = fraude fiscal), a otros lares, empobreciendo las arcas del Estado y como corolario poniendo aun más en riesgo el futuro de la sanidad, las pensiones de los jubilados y un largo etc. Empero el tema no queda aquí, ni mucho menos.

 alejandria-y-la-ciencia

La ciencia en Alejandría. Fuente:

http://www.dipity.com/elprofedeinfo/personal/ Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,