Posts etiquetados con ‘suelos quemados’

Incendios forestales y Suelos Quemados

Un proceso que se repite cíclicamente no puede considerarse como desastre ecológico, a no ser que sean afectados ciertos enclaves de valor muy singular

En climas mediterráneos o seco subhúmedos, cuando tras varios años con abundantes lluvias, así como bajo temperaturas relativamente suaves y vientos no muy violentos, les suceden otros de sequía y elevados calores estivales, comienza el show mediático. En realidad, lo que ha ocurrido en España durante el verano de 2012 era la crónica de un desastre anunciado. ¿Desastre? ¡No tanto! Desde un punto de vista ecológico importa más la calidad que la cantidad del recurso arrasado. Y resulta que los incendios suelen afectar mayoritariamente a las masas forestales de repoblación (monocultivos de coníferas y eucaliptos adaptados y proclives a ser pasto de las llamas), matorrales adaptados a los incendios reiterados, eriales, etc. Con mucha menor frecuencia son afectados los bosques autóctonos. Este verano ha sido así, con algunas salvedades. Hoy os mostraremos una buena noticia (algo excepcional en la prensa medioambiental española) que desmitifica el tema, sin restarle importancia, y en la que diversos expertos ofrecen dispares puntos de vista.  Eso si, lleva el nefasto título de un siglo para recuperar el bosque, generalización que, por lo general,  podemos calificar como rotundamente falsa. Empero estamos en periodo de crisis, por lo cual las cuadrillas antincendios han menguado tanto como los recursos disponibles contra el fuego, en muchas comunidades autónomas (se ha perdido más dinero que el ahorrado). Nefasta política de reducción del gasto, cuanto reiteramos que si no este año, al siguiente con las mismas características hubiera ocurrido algo parecido (incluso con menos calor, pero si viento). Me atrevería a aseverar que, hoy por hoy, cuando el tramo del ciclo húmedo se prolonga más de lo normal, el siguiente de sequía causará más estragos. Empero las noticias sobre el incendio del Parque Nacional de Garajonay son diferentes (si bien la gran tragedia no ha a llegado a producirse debido a que su reliquia, el bosque de niebla o laurisilva, a penas se ha visto afectado y tan solo en aquellas partes que estaban siendo regeneradas, no la masa forestal madura). Sin embargo, como las llamas, se ha extendido la noticia que el principal problema para controlar el fuego estribaba en la quema del subsuelo. ¡Cierto o falso! ¡Rotundamente falso!. Adelantemos que el principal problema para la regeneración de una masa forestal estriba en evitar, en la medida de lo posible, la erosión del suelo, con vitas a que la regeneración de la vegetación sea más fácil y rápida. Digamos también que resulta harto difícil que se queme el subsuelo y no el suelo, a no ser que hablemos de turberas o vertederos ricos en materia orgánica, y siempre bajo condiciones anaeróbicas (falta de oxígeno). Pero a lo que vamos (…). Incendios forestales no es sinónimo de suelos quemados, afortunadamente. De hecho este último proceso raramente ocurre. Si vosotros vais a un área previamente incendiada y paseáis detenidamente analizando sus suelos, os encontraréis, generalmente, una variabilidad espacial tremenda. Detectaréis zonas ricas en cenizas blancas (materia organiza desaparecida por su  completa calcinación), mientras que otras son negras (restos de tejidos vegetales y humus del suelo más o menos carbonizados) y finalmente algunas prácticamente intactas. Por lo tanto, generalizar incluso dentro del mismo área afectada, sin este tipo de cartografía post incendio, se me antoja más que aventurado. Antes de que se queme un suelo debe hacerlo su hojarasca, y posteriormente evaporarse todo el agua que retiene la matriz del suelo, lo cual resulta ser harto difícil. He preguntado a mi amigo Juan Sánchez (Catedrático de Edafología de la Universidad de Valencia), experto en suelos, erosión e incendios forestales y, además canario que conoce muy bien Garajonay, como también el entrañable Antonio Rodríguez Rodríguez (Catedrático de la Universidad de la Laguna, Tenerife, Canarias). Con este último no he podido contactar aunque Juan ya lo había hecho con antelación. Como era de esperar, mis sospechas resultaron ser ciertas si bien Juan ha enriquecido mi desiderata en muchos y sustanciosos detalles. Veamos someramente lo que ocurrió en los suelos de la Garajonay (…).

garajonay-funte-ayalta

Bosque de Laurislva Macarronesica del Parque Nacional de Garajonay, La Gomera Islas Canarias: fuente Un Cantar de Ayalga.com (más…)

Etiquetas: , , , ,