Sobre la Abundancia de los Invertebrados del Suelo y Su Significado: ¿Son los nematodos los animales más abundantes del mundo?: Entre lo posible y la especulación

 nematodos-del-suelo-a-nivel-global

Foto  Nematodos del Suelo: Colaje Imágenes Google

Profeso una enorme simpatía por los invertebrados del suelo y en especial por los nematodos, ya que su estudio en ambientes naturales dio paso a mis primeras investigaciones científicas como profesional. Este es un ejemplo: “Importancia de la Nematofauna Edáfica en los Ecosistemas Forestales y su Dinámica. Análisis Autoecológico de Xenocriconemella macrodora”.

Resulta que se acaba de realizar un inventario a nivel global sobre la abundancia de sus especies, lo cual no deja de ser más que una muy buena noticia. Abajo os dejo una de las notas de prensa (la he escogido en español castellano, ya que se publicaron varias más en inglés). La mayor parte de lo que puede leerse en la nota de prensa me resulta conocido y concuerda con los conocimientos que yo atesoro. Sin embargo, albergo serias dudas sobre algunas de las sentencias, por lo cual me atrevo a escribir este post.   Hace unos 15 años, me peleaba con en un grupo de Expertos de la Unión Europea sobre el taxón mejor candidato, entre los invertebrados del medio edáfico, que pudiera ser indicador de la calidad de los suelos. Los anglosajones siempre sacaban a relucir a las lombrices de Tierra, posiblemente porque las estudio Darwin. Personalmente no estaba de acuerdo y defendía la elección de un grupo taxonómico que fuera ubicuo, es decir que se encontrara en todo tipo de suelos y biomas, sugiriendo los nematodos. ¡No había manera!. Incluso llegué a espetar por qué no incluían una foto de Darwin  y sus lombrices en su bandera patria. Pues bien, mucho tiempo después aún no hay consenso alguno. Abajo podréis leer detenidamente algo más a cerca de su cantidad, abundancia y como sus especies permean/incrustan  a través  de todos los eslabones de la cadena tróficaNo obstante me parece un atrevimiento alegar que son “Los gusanos nematodos son los animales más abundantes de la Tierra y que prefieren los climas templados y frescos, huyendo de los trópicos. Y es aquí, en donde, no solo en el caso de los nematodos, sino que también ocurre con otros grupos taxonómicos, se vierten generalizaciones grandilocuentes con muy poca base empírica. Efectivamente, suele haber más nematodos en los suelos húmedos y ricos en materia orgánica, como también suele suceder con las lombrices, dicho sea de paso.  Es decir “todo apunta” a que desempeñan un papel muy relevante en la descomposición de la materia orgánica. Ahora bien, también la vegetación desprende una abundante biomasa en los biomas tropicales y subtropicales y allí, posiblemente su importancia decrezca, debido a que su rol es reemplazado por otros taxones, como lo son las hormigas y termitas. En estos últimos ambientes, la  necromasa no suele acumularse en los horizontes superficiales, siendo descompuesta más rápidamente y/o arrastrada por los mentados insectos sociales hacia los horizontes más profundos que, de hecho, alcanzan varios metros de espesor, en comparación con esa abundancia mentada en la nota de prensa que tan solo alcanza los primeros centímetros bajo la superficie del suelo. Resulta ser equivalente a rascar el suelo y nada más.  Toda la información de que dispongo (mucha de la cual la he compartido con vosotros en post anteriores) induce a pensar que la ecología de los suelos de clima templado y frios es muy diferente a la tropical y subtropical.  Pero hay más (…..).

El lector profano no sabrá que, efectivamente, los nematodos del suelo no han sido estudiados tan detenidamente como otros taxones. Ahora bien, lo contrario también es cierto, es decir  “mucho más que otros”. La razón resulta ser simplemente pragmática: existen varias especies en el suelo que causan severas plagas en cultivos de gran interés agronómico y forestal y como corolario, hay más taxónomos que estudian nematodos que por ejemplo otros filos que abundan en el medio edáfico, aunque sea en menor medida, como lo son los tardígrados y rotíferos. Se trata de un sesgo utilitarista de las taxonomías que ya os explique en un post hace bastantes años. Y resulta que personalmente constaté como entre los nematodos fitoparásitos, es decir los que interesan en agronomía, los grupos taxonómicos más diversos resultaban ser los que también causaban más daños a los cultivos y las consiguientes pérdidas económicas. Lo mismo ocurría con los tipos de suelos, ya que los más productivos eran los más “diversificados” ¿?.

Estos mismos filos, junto a representantes de otros grupos taxonómicos de animales diminutos, que abundan en el suelo, son en realidad organismos acuáticos (se encuentran en el agua que rodea a las “partículas del suelo”), por lo que también abundan en las aguas corrientes, fondos oceánicos, etc., de los cuales aún sabemos muy poco, tanto a nivel de abundancia como de su  diversidad y rol ecosistémico.  Por lo tanto, los inventarios globales en taxonomía no son precisamente muy representativos de lo que acaece en el suelo y menos aun a nivel global.

Seguidamente os reproduzco, como botón de muestra, lo que se dice en Wikipedia acerca de ciertos taxones de pequeños invertebrados que abundan en el suelo.

Según se puede leer en Wikipedia en lo concerniente a los nematodos: “con más de 25.000 especies registradas y un número estimado mucho mayor, tal vez 500.000, forman el cuarto filo más grande del reino animal por lo que se refiere al número de especies”.

Según se puede leer en Wikipedia el filo de los colémbolos: “Son animales diminutos, ubicuos, que ocupan todos los continentes (incluso la Antártida). Son, probablemente, los animales más numerosos de la Tierra: hasta 62.000 individuos por m2 Se conocen casi 7.900 especies y su registro fósil data desde el Devónico (Rhyniella, Protoisotoma, hace unos 400 millones de años) siendo, pues, uno de los animales terrestres más antiguos“.

Según puede leerse en Wikipedia sobre los ácaros: “Existen casi 50 000 especies descritas, y se estima que existen entre 100 000 y 500.000 especies que todavía no han sido halladas “.

En consecuencia, me parece una temeridad defender que los nematodos, como también otros fila y grupos taxonómicos abundantes en el medio edáfico, son los animales más abundantes de la Tierra. Empero tampoco debemos soslayar que de otros fila o taxones ubicuos o casi ubicuos en el suelo, sabemos mucho menos aun que de los nematodos, ya que no causan problemas agronómicos que atenten contra la soberanía alimentaria. Pero hay más (i): Las estimas, son estimas, y sus números bailan con el tiempo; (ii) los científicos nos comportamos con lamentable frecuencia como ultra-nacionalistas, ya que tendemos a realzan/sobrevalorar por encima de todo el interés de nuestro objeto de estudio, a modo de patria profesional/vocacional.

Sabemos muy poco del ecosistema suelo y, a menudo, se generalizan los resultados de estudios y experiencias, que a la larga se constata que no son representativos para otros ambientes o el conjunto del Planeta. No hay inventarios de biodiversidad completos y menos aún de ecosistemas y en aún en menor medida del papel de los organismos edáficos en los ecosistemas. Sentencias que podréis leer debajo de la guisa “Su papel es clave en la regulación de las dinámicas del carbono y los nutrientes dentro y fuera del ecosistema terrestre” o “(…) muy importante para comprender la “biogeoquímica” de la Tierra y para mejorar las predicciones sobre el cambio climático”, se me antojan  a todas luces fuera de lugar.  Desiderata vacía. Omito hablar ya de cifras sobre carbono respirado  y contemplado como emisiones a la atmósfera” por cuanto en el mejor de los casos proceden de muy pocas experiencias y posiblemente no sean representativas.

Resumiendo, felicito la iniciativa, respaldo “lo ya sabido desde hace décadas”, aunque pongo en entredicho tan grandilocuentes conclusiones. Una investigación que nos permitirá avanzar algo más en el estudio de la ecología de los nematodos en un  universo invisible del bajo nuestros pies del que aun sabemos muy poco para generalizar.

Eso sí, como bien saben muchos nematólogos, una vez más, reitero que este post analiza el contenido de la nota de prensa, no entrando a inspeccionar a fondo el artículo científico, que tan solo es leído por los expertos más cualificados.

Juan José Ibáñez

Continua………

Los animales más abundantes de la Tierra prefieren el norte a los trópicos

Investigadores del CSIC participan en el primer censo global de los gusanos nematodos que puede ayudar a mejorar las predicciones sobre el cambio climático

Los gusanos nematodos son los animales más abundantes de la Tierra. Aunque lo lógico sería pensar que habitan en zonas templadas con una alta densidad de biomasa vegetal, los científicos han comprobado que prefieren el extremo norte a los trópicos. Analizar el comportamiento de estos animales puede ayudar a mejorar el cambio climático, según un estudio en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que lidera Thomas Ward Crowther, científico del Institute of Integrative Biology (Zurich, Suiza).

Investigadores del CSIC han colaborado en el primer censo de estos organismos, unos gusanos de un tamaño milimétrico que están presentes en todos los niveles de las cadenas alimentarias terrestres y son muy buenos indicadores de la calidad del suelo. Su papel es clave en la regulación de las dinámicas del carbono y los nutrientes dentro y fuera del ecosistema terrestre. El censo realizado incluye datos “globales y apabullantes”, explica la investigadora Raquel Campos-Herrera, del Instituto de las Ciencias de la Vid y del Vino del CSIC.

El trabajo puede resultar muy importante para comprender la “biogeoquímica” de la Tierra y para mejorar las predicciones sobre el cambio climático. Los resultados del trabajo se han publicado en la revista Nature, informa el CSIC en una nota. La institución precisa que los suelos que contienen más carbono orgánico son los que concentran más cantidad de estos animales-los nematodos analizados se han tomado de muestras de suelo. La mayoría de estos gusanos habitan en el agua o el suelo pero también parasitan a otros animales.

A pesar de su importancia para el funcionamiento del ecosistema terrestre, solo unos pocos estudios se habían centrado hasta ahora en los nematodos desde el punto de vista cuantitativo y global. “Son animales mucho menos conocidos que los que suelen salir en los documentales pero muy importantes para el ecosistema. Aunque son muy pequeños pueden mover volúmenes de carbono que se nos escapan“, añade Campos- Herrera.

“Se estima que el total de carbono respirado por los nematodos del suelo equivale aproximadamente al 15% de las emisiones emitidas por el consumo de combustibles fósiles, y alrededor del 2,2% del total de las emisiones de carbono emitidas por los suelos globalmente“, señala por su parte el investigador Juan Emilio Palomares-Rius, que trabaja en el Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC.

Aunque lo más lógico sería pensar que los nematodos son más abundantes en zonas templadas con una alta densidad de biomasa vegetal, el estudio -llevado a cabo con 6.759 muestras georreferenciadas- confirma que la disponibilidad de recursos nutricionales del suelo es el principal factor que determina su distribución.

Otra de las autoras del trabajo, Carmen Gutiérrez, del Instituto de Ciencias Agrarias, añade: “A pesar de que los nematodos dependen de diversas fuentes de alimentación para sus demandas energéticas, su abundancia global está determinada en última instancia por la disponibilidad de materia orgánica del suelo. En particular, el contenido en carbono orgánico resultó el factor más influyente, por lo que se considera que la influencia del clima en la densidad de nematodos terrestres no es directa“.

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estimado Juan José, a nuestro añorado profesor Bello le hubiera encantado este post. O te lo hubiera machacado sin piedad…ya sabes. En cualquier caso, me ha gustado mucho y aprovecho para desearte feliz año desde Canarias, a 28ºN y la mitad de temperatura. Un abrazo.

jAJAJA, Hola Javier ¡¡que bien le conocías!!!. ¡A saber!.
Un afectuoso sañudo.
Juanjo

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..