¿Por qué no Biogeosfera en lugar de Sistema Climático?

el-gordo-y-el-flaco-pequena

La Biogeosfera: Entre el Gordo y el Flaco. Fuente: Colaje Imágenes Google

¿Entre el Gordo y el Flaco? ¡Pues va a ser que sí! ¿De qué hablo? Sencillamente de lo que la inmensa mayoría de los mortales denominan el cambio climático. Desde la década de los años noventa del siglo pasado blasfemo cada vez que se confunde calentamiento del clima y sistema climático. Con el tiempo se fue afianzando con el más ambiguo, aunque menos equivoco término de cambio global. Y es así, cambiamos todo, es global, pero ¿qué es global? ¡Pues eso todo! Llevo treinta años reclamando que decir sistema biogeosférico resulta científicamente más apropiado. Pero también ¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?. Un sistema es más que la suma de las partes, que interaccionan entre sí y, como corolario, al perturbar uno se altera todo, todito todo.  Mala elección la del vocablo cambio climático. No se trata de que el  calentamiento climático afecte a los restantes subsistemas de GAIA, sino que el ser humano se encuentra degradando todo lo que encuentra a su paso. Somos como el Caballo de Atila, por donde pisamos no vuelve a crecer la hierba.  El ciudadano profano aún cree que podemos paliar el calentamiento de la atmósfera, sin hacerlo en casi todo lo demás, incluidas nuestras estructuras sociales y economía liberal. ¡Falso!. Creamos Internet para conectarnos todos globalmente, pero también lo hicimos en otros aspectos sin reflexionar en las posibles consecuencias. Y desafortunadamente, la Pandemia de ese coronavirus COVID-19 (hace poco más de un año ni sabíamos que significaba, mientras que a 28 de mayo de 2019 había alxananzado en Google la insignificante cifra de “5.510.000.000 resultados”. También cambia el clima epidemiológico, ¿O no? Ya os hablamos de él casi al principio de la Pandemia (Epidemias, Coronavirus, Ruta de la Seda y Globalización (Lecciones de la Historia), Epidemias, Viralidad, Globalización, Conectividad, Redes Complejas, Mundos Pequeños y Coronavirus ). Como señalamos este último hachazo que sufrimos es fruto de la codicia de la dictadura financiera, así como de la indolencia e ingorancia de los ciudadanos, que no reaccionamos, aunque nos metan los puño en los ojos. La Pandemia de Coronavirus no es más que otra de las consecuencias. Y no se trata de una ocurrencia de este bloguero, sino que por fin se ha aceptado casi por la totalidad de los “negacionistas del todo, o negacionistas de nada, que da igual. Ya os comenté que el dinero es sordo, ciego y mudo y quien lo tiene tan solo quiere más y más. No os debe extrañar por tanto que adelante la siguiente frase de la noticia de hoy que tiene sus fuentes en el IPCC: “Dos mil millones de adultos están clasificados como obesos o con sobrepeso, mientras que al menos 820 millones de personas se acuestan con hambre todas las noches”. En medio quedan los flacos, ya que los 820 millones son desgraciadamente famélicos. ¿El gordo y el flaco?. Siempre acabamos llegando a la Ley o efecto de San Mateo: “efecto Mateo, donde más es más y menos es menos, y tanto el éxito como el reconocimiento queda relegado siempre a la misma minoría privilegiada

 Pero a lo que vamos, porque hoy si me he despatarrado con tanta desiderata, aunque el mensaje es sencillo. Pero os recuerdo que también anticipamos que COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!. El título de la noticia que os frecemos hoy traducida del suajili al  español castellano viene a decir “Tierra y clima: problemas, soluciones inextricablemente unidas”. Otro error, tanto terminológico como conceptual, ya que la Tierra incluye al clima. ¿Y si se refiriera a tierra, es decir superficie emergida? Pues más de lo mismo. El Sistema Tierra incluye todos sus subsistemas, por lo que no resulta acertado separar de la ecuación al clima. Sin embargo, al ir leyendo la nota de prensa que os incluyo abajo, observaréis que nos vienen a decir lo que yo personalmente defiendo. En otras palabras, que con vistas a solucionar el calentamiento del clima debemos intervenir en todas las causas involucradas, ya que si no cualquier esperanza deviene en utopía. Más aún, se reconoce implícitamente que uno de los problemas subyacentes resulta ser, como no, la pérdida, degradación y contaminación del suelo. Óbvienme existen otros factores, casi todos inextricablemente unidos. Se está tardando demasiado, en llegar a esta conclusión elemental, cuando por decirlo de alguna manera, este no es más que un asunto de “aritmética básica”: 2 + 2 = 4. Y hasta que no lo entendamos todos palmariamente, seguiremos dando palos de ciego. ¿Nos falta algún tornillo?.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Land and climate: problems, solutions inextricably linked
by Staff Writers; Geneva (AFP) Aug 8, 2019

The Intergovernmental Panel for Climate Change on Thursday delivered the most comprehensive scientific overview yet of the links between the land we live off and global warming.

Here are some key takeaways:

- Sucking Earth dry -

The report was compiled by more than 100 climate and land use scientists, drawing on thousands of data sets.

It depicts a world ravaged by humankind’s insatiable appetite for food and natural resources.

Human activity is now imprinted on more than 70 percent of all ice-free land on Earth; agriculture uses 70 percent of the planet’s freshwater.

At the same time, human activity is expanding the world’s deserts, with the area of dryland experiencing drought increasing around 1 percent each year.

Land, with its soil, vegetation and ability to reflect much of the Sun’s heat, sucked up as much as 29 percent of mankind’s CO2 emissions in the decade to 2016.

But as temperatures rise across the globe, there are fears that absorption rate will slow.

Land is also a source of greenhouse gases, with agriculture, forestry and other activities accounting for 23 percent of total net man-made emissions.

Tierra y clima problemas y soluciones inextricablemente unidas

Ginebra (AFP) 8 de agosto de 2019

El Panel Intergubernamental para el Cambio Climático ofreció el jueves la descripción científica más completa de los vínculos entre la tierra en la que vivimos y el calentamiento global.

Aquí hay algunos puntos clave:

- succionando tierra seca -

El informe fue compilado por más de 100 científicos del clima y el uso de la tierra, basándose en miles de conjuntos de datos.

Representa un mundo devastado por el insaciable apetito de la humanidad por la comida y los recursos naturales.

La actividad humana ahora está impresa en más del 70 por ciento de toda la tierra libre de hielo en la Tierra; La agricultura utiliza el 70 por ciento del agua dulce del planeta.

Al mismo tiempo, la actividad humana está expandiendo los desiertos del mundo, y el área de las tierras secas experimenta una sequía que aumenta alrededor del 1 por ciento cada año.

La tierra, con su suelo, vegetación y capacidad para reflejar gran parte del calor del Sol, absorbió hasta el 29 por ciento de las emisiones de CO2 de la humanidad en la década hasta 2016.

Pero a medida que las temperaturas aumentan en todo el mundo, se teme que la tasa de absorción disminuya.

La tierra también es una fuente de gases de efecto invernadero, y la agricultura, la silvicultura y otras actividades representan el 23 por ciento del total neto generado por el hombre.

- 1.5C already? –

The IPCC sprung to global attention in 2018 with its assessment on how to limit global warming to 1.5C (2.6 Fahrenheit), as aimed for in the Paris climate deal.

It spelled out the need for drastic greenhouse gas emissions cuts achieved partly by a near-immediate fall in fossil fuel consumption.

Earth’s surface has already heated 1C since pre-industrial times, but temperatures on land rise faster than in the ocean.

Thursday’s report suggested that compared with the pre-industrial average, land temperatures have already risen 1.53C.

It highlighted an increased risk of crop vulnerability, land degradation and extreme weather events exacerbated by climate change, with women, children and the elderly at most immediate risk.

It also warned that the risk of food insecurity would go from “high” under 1.5C of warming, to “very high” under 2C.

- Overweight, underfed -

Between 25-30 percent of all food produced is currently lost or wasted.

This waste comes amid an epoch of vastly heightened meat and fat consumption in wealthy nations, and indeed global per capita food calories have increased around one third since 1961.

Two billion adults are classified as overweight or obese, while at least 820 million people go to bed hungry every night.

- Trade-offs –

The report looks at ways that humanity can use land to combat climate change. It stresses the value of maintaining and even restoring forests to suck carbon from the atmosphere.

In addition, it runs the rule over bioenergy schemes, including as yet untested systems that use biomass to sequester greenhouse gases, and later get burned for energy as an alternative to fossil fuels.

But the area of land needed to keep to a 1.5-C limit varies in projections depending on global consumption patterns in the decades to come.

Even under a low-consumption trajectory, where populations rise slower than anticipated in a less resource-intensive world, a “high risk” of food insecurity occurs in the IPCC models at warming between 2.5-3.5C.

For a world on its current consumption path, that happens at just 1.3C.

The report warns that land given over to bioenergy at the scale required to scrub out global missions, could “increase risks for desertification, land degradation, food security and sustainable development”.

1.5C ya? -

El IPCC llamó a la atención mundial en 2018 con su evaluación sobre cómo limitar el calentamiento global a 1.5C (2.6 Fahrenheit), según lo previsto en el acuerdo climático de París.

Explicó la necesidad de drásticos recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero logrados en parte por una caída casi inmediata en el consumo de combustibles fósiles.

La superficie de la Tierra ya ha calentado 1C desde tiempos preindustriales, pero las temperaturas en la tierra aumentan más rápido que en el océano.

El informe del jueves sugirió que, en comparación con el promedio preindustrial, las temperaturas de la tierra ya han aumentado 1.53C.

Destacó un mayor riesgo de vulnerabilidad de los cultivos, degradación dl suelo/tierra y fenómenos meteorológicos extremos exacerbados por el cambio climático, con mujeres, niños y ancianos en riesgo más inmediato.

También advirtió que el riesgo de inseguridad alimentaria pasaría de “alto” a menos de 1.5 ° C de calentamiento, a “muy alto” a menos de 2 ° C.

- Sobrepeso, desnutrido -

Entre el 25 y el 30 por ciento de todos los alimentos producidos se pierden o desperdician actualmente.

Este desperdicio se produce en medio de una época de consumo de carne y grasa muy elevado en los países ricos, y de hecho las calorías de los alimentos per cápita a nivel mundial han aumentado alrededor de un tercio desde 1961.

Dos mil millones de adultos están clasificados como obesos o con sobrepeso, mientras que al menos 820 millones de personas se acuestan con hambre todas las noches.

- Compromisos -

El informe analiza las formas en que la humanidad puede usar la tierra para combatir el cambio climático. Destaca el valor de mantener e incluso restaurar los bosques para absorber el carbono de la atmósfera.

Además, aplica la regla sobre los esquemas de bioenergía, incluidos los sistemas aún no probados que usan biomasa para secuestrar gases de efecto invernadero y luego se queman para obtener energía como alternativa a los combustibles fósiles.

Pero el área de tierra necesaria para mantener un límite de 1.5 C varía en las proyecciones dependiendo de los patrones de consumo global en las próximas décadas.

Incluso bajo una trayectoria de bajo consumo, donde las poblaciones crecen más lentamente de lo previsto en un mundo con menos recursos, se produce un “alto riesgo” de inseguridad alimentaria en los modelos del IPCC con un calentamiento entre 2.5-3.5C.

Para un mundo en su ruta de consumo actual, eso sucede a solo 1.3C.

El informe advierte que la tierra entregada a la bioenergía a la escala requerida para eliminar las misiones mundiales podría “aumentar los riesgos de desertificación, degradación de la tierra, seguridad alimentaria y desarrollo sostenible“.

- Emissions reductions -

The land use assessment repeats the 1.5C report warning that man-made greenhouse gas emissions need to start falling immediately in order to avoid “irreversible loss in land ecosystem functions and services required for food, health, habitable settlements and production”.

- Reducción de emisiones -

La evaluación del uso de la tierra repite el informe 1.5C que advierte que las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre deben comenzar a disminuir de inmediato para evitar la “pérdida irreversible en las funciones y servicios del ecosistema terrestre necesarios para la alimentación, la salud, los asentamientos habitables y la producción“.

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..