¿Holocausto ambiental o Guerra mundial?

holocausto-ambiental 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Si comparamos los datos de fallecimientos (por no hablar de enfermedades) que se encuentra causando la contaminación ambiental. Las cifras son aterradoras. Un cuarto (25%) de la población mundial fallece por este motivo. A esto le llamamos progreso.  ¿Verdad?. Si la medicina moderna se gasta miles o decenas de miles de millones de euros intentando salvar vidas, el progreso generado por la tecnociencia  posiblemente asesine aún más. Abajo os hago unos cálculos de los fallecidos en la I y II guerra mundial, comparándolos con los que a fecha de 2019 publica la ONU y la Organización mundial de la salud. ¡Esperpéntico!. En sesenta años hemos logrado que el relativo bienestar que disfruta una minoritaria parte de la población, se genere a costa de defunciones casi equivalentes a las que generó la II guerra mundial, en términos anuales: millones y millones.  Como ya os comentamos la gran tragedia que padecemos deriva del hecho de que somos tan incompetentes como para apuntar en una diana gigante y pegarle un tiro al suelo. El modelo económico que padecemos es el problema, la degradación ambiental el principal resultado, siendo el cambio climático un efecto colateral, Y no al revés. Y nuevamente, no lo asevero yo, sino la ONU, la OMS, etc. ¿Vale?. Reitero que abajo podéis entrar y leer en la galería del terror de todo este holocausto, con cifras, datos y comentarios. En consecuencia son el Banco Mundial y el FMI, los que con sus predicciones y propuestas, colaboran con la dictadura financiara arrastrándonos al precipicio.  

Seguidamente, os muestro otra nota de prensa que constata como en Europa, a pesar de lo que se ha venido divulgando, la paupérrima calidad del aire induce más mortalidad y morbilidad que el maldecido tabaquismo, sin que ello quiera decir que sea inocuo, ni mucho menos). He visto y oído en mi cuidad, a padres con sus bebés, sentados en la mesa de una cafetería al aire libre maldiciendo a un fumador próximo, mientras disfrutaban de aire mucho más  contaminado al lado de una vía peatonal repleta de tráfico. ¿Por qué bramaban?.  Sencillamente habían olido el humo de los fumadores que transitaban por las aceras, cuando sus retoños respiraban un aire aun peor, si cabe, repleto de esas mortíferas partículas a las que denominamos PM 2,5.  Sin embargo, nuestras autoridades sanitarias no advierten a tales ciudadanos de sus “malos hábitos”. ¿Por qué?. Simplemente el sector de la restauración pondría el grito en el cielo, alegando que las autoridades sanitarias les estaban arruinando sus negocios, y de paso poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo. Vivimos en la época de la posverdad. Padeciendo una primavera silenciosa. Y está , según pasa el tiempo será aun peor, hasta que llegue a un punto en que……

Pues bien, como las cifras cantan y también las dos notas de prensa (una de ellas traducidas del inglés; al margen de los millones de muertos caudados por las dos guerras mundiales que añado también de Wikipedia), os dejo con ellos, más mudo que la citada y lúgubre primavera.  

Juan José Ibáñez

 Continúa……….

Durante la primera y la segunda guerra mundial fallecieron, según Wikipedia

Entre 1914 a 1918, costó la vida de 10 a 31millones de personas, entre civiles y militares. Los rusos tuvieron además 4 a 6 millones de heridos, los ingleses 3 millones de heridos y mutilados, los franceses 5,6 millones, Alemania sufrió 6 millones de heridos, los italianos 1,6 millones y los serbios 1,7 millones. Las minorías también sufrieron fuertes perdidas, 1 128 000 polacos

Segunda Guerra Mundial: Entre 1939 y 1945, aunque se inicia en 1937 si se incluye la guerra chino-japonesa. Murieron entre 70 a 83 millones de personas, el país más afectado fue la URSS con 19 a 34 millones y le sigue China con 13 a 20 millones.

Si se promedia el número de muertes anuales en los intervalos globalmente bélicos, obtenemos las siguientes cifras: para la primera guerra mundial entre dos y seis millones de personas, mientras para la segunda entre 7 y 11 millones de personas.

Pues bien según datos de la ONU y la OMS, actualmente fallecen anualmente en el nunca como víctimas de la degradación ambiental y especialmente a causa de la contaminación aproximadamente  8.8 millones de muertes, en lugar de los 4,5 millones estimados anteriormente. Si bien en otras fuentes de la OMS la cifra se eleva a 12.6 millones.

Environment damage behind 1 in 4 global deaths, disease: UN
By Patrick GALEY; Nairobi (AFP) March 13, 2019

A quarter of all premature deaths and diseases worldwide are due to manmade pollution and environmental damage, the United Nations said Wednesday in a landmark report on the planet’s parlous state.

Deadly smog-inducing emissions, chemicals polluting drinking water, and the accelerating destruction of ecosystems crucial to the livelihoods of billions of people are driving a worldwide epidemic that hampers the global economy, it warned.

The Global Environment Outlook (GEO) — a report six years in the making compiled by 250 scientists from 70 nations — depicts a growing chasm between rich and poor countries as rampant overconsumption, pollution and food waste in the developed world leads to hunger, poverty and disease elsewhere.

As greenhouse gas emissions continue to rise amid a preponderance of droughts, floods and superstorms made worse by climbing sea levels, there is a growing political consensus that climate change poses a future risk to billions.

But the health impacts of pollution, deforestation and the mechanised food-chain are less well understood.

Un Cuarto (25%) de todas las muertes y enfermedades prematuras que se producen en el mundo se debe a la contaminación y degradación ambiental provocadas por el hombre, dijeron las Naciones Unidas el miércoles en un informe histórico sobre el estado del mal en el planeta.

Las emisiones mortales que provocan el smog, los productos químicos que contaminan el agua potable y la aceleración de la destrucción de los ecosistemas cruciales para los medios de vida de miles de millones de personas están impulsando una epidemia mundial que obstaculiza la economía mundial, advirtió.

The Global Environment Outlook (GEO), un informe de seis años de elaboración compilado por 250 científicos de 70 países, muestra que un abismo cada vez mayor entre países ricos y pobres como el exceso de consumo, la contaminación y el desperdicio de alimentos en el mundo desarrollado lleva al hambre, Pobreza y enfermedad en otros lugares.

A medida que las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando en medio de una gran cantidad de sequías, inundaciones y supertormentas empeoradas por el aumento del nivel del mar, existe un creciente consenso político de que el cambio climático representa un riesgo futuro para miles de millones.

Pero los impactos en la salud de la contaminación, la deforestación y la cadena alimenticia mecanizada se entienden menos.

Nor is there any international agreement for the environment close to covering what the 2015 Paris accord does for climate.

The GEO compiles a litany of pollution-related health emergencies.

It said that poor environmental conditions “cause approximately 25 percent of global disease and mortality” — around 9 million deaths in 2015 alone.

Lacking access to clean drinking supplies, 1.4 million people die each year from preventable diseases such as diarrhoea and parasites linked to pathogen-riddled water and poor sanitation.

Chemicals pumped into the seas cause “potentially multi-generational” adverse health effects, and land degradation through mega-farming and deforestation occurs in areas of Earth home to 3.2 billion people.

The report says air pollution causes 6-7 million early deaths annually.

“Urgent action at an unprecedented scale is necessary to arrest and reverse this situation,” said a note to policymakers accompanying the report.

Tampoco existe ningún acuerdo internacional para el medio ambiente que cubra lo que hace el acuerdo de París 2015 para el clima.

El GEO compila una letanía de emergencias sanitarias relacionadas con la contaminación.

Dijo que las malas condiciones ambientales “causan aproximadamente el 25 por ciento de las enfermedades y la mortalidad en el mundo”, aproximadamente 9 millones de muertes solo en 2015.

Debido a la falta de acceso a suministros de bebidas limpias, cada año mueren 1,4 millones de personas a causa de enfermedades prevenibles como la diarrea y los parásitos relacionados con el agua plagada de patógenos y el saneamiento deficiente.

Los productos químicos que se bombean a los mares causan efectos adversos para la salud “potencialmente multigeneracionales”, y la degradación de la tierra a través de la mega agricultura y la deforestación ocurren en áreas de la Tierra que albergan a 3.200 millones de personas.

El informe dice que la contaminación del aire causa 6-7 millones de muertes prematuras al año.

“Se necesita una acción urgente a una escala sin precedentes para detener y revertir esta situación”, dijo una nota a los responsables políticos que acompañan el informe.

- ‘Massive human damage’ -

“If you have a healthy planet it supports not only global GDP but it also supports the lives of the very poorest because they depend on clean air and clean water,” Joyeeta Gupta, GEO co-chair, told AFP.

“If you turn that around, an unhealthy system has massive damage on human lives.”

The report called for a root-and-branch detoxifying of human behaviour while insisting that the situation is not unassailable.

Food waste for instance, which accounts for 9 percent of global greenhouse gas emissions, could be slashed. The world currently throws away a third of all food produced. That figure is fuelled by 56 percent in richer nations going to waste.

“Everyone is saying that by 2050 we have to feed 10 billion people, but that doesn’t mean we have to double production,” Gupta said.

“If we reduce our waste and perhaps have less meat you could immediately reduce that problem.”

The report also called for a rapid drawdown in greenhouse gas emissions and pesticide use to improve air and water quality, and a move towards more sustainable industry.

“There is a clear prognosis of what will happen if we continue with business as usual,” UN Secretary-General Antonio Guterres said.

Daño humano masivo’ -

Si tienes un planeta sano, no solo respalda el PIB mundial, sino que también respalda las vidas de los más pobres porque dependen del aire limpio y del agua limpia”, dijo a la AFP Joyeeta Gupta, copresidenta de GEO.

“Si cambias eso, un sistema no saludable tiene un daño masivo en las vidas humanas”.

El informe pedía una desintoxicación de la raíz del comportamiento humano mientras se insiste en que la situación no es incuestionable.

El desperdicio de alimentos, por ejemplo, que representa el 9 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, podría reducirse. El mundo actualmente desecha un tercio de todos los alimentos producidos. Esa cifra es alimentada por el 56 por ciento en las naciones más ricas que se van a desperdiciar.

Todos dicen que para 2050 tenemos que alimentar a 10 mil millones de personas, pero eso no significa que tengamos que duplicar la producción”, dijo Gupta.

“Si reducimos nuestros desperdicios y quizás tenemos menos carne, podría reducir ese problema de inmediato”.

El informe también solicitó una rápida reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de pesticidas para mejorar la calidad del aire y el agua, y un avance hacia una industria más sostenible.

Hay un pronóstico claro de lo que sucederá si continuamos con los negocios como de costumbre“, dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres

- Tale of inequality -

The GEO draws on hundreds of data sources to calculate the environmental impact on over 100 diseases.

Its unveiling at the UN Environment Assembly in Nairobi is likely to add to the debate over who bears the greatest responsibility for the damage already borne by Earth.

Sources close to the negotiations told AFP some developed nations, led by the United States, had threatened not to “welcome” the GEO report — a procedural but nonetheless significant hurdle if nations are to agree on the necessary cuts in waste, overconsumption and pollution.

Gupta said that nations, however big or small, would all have to adapt to the environmental reality facing every human on the planet.

“If you look at land, it’s fixed,” she said. “If the population is going to go up we have to redistribute, one way or the other.

“If you look at freshwater, it’s more or less fixed. You have to end up sharing. This is a discourse that many developed countries don’t like.”

Mohamed Adow, climate lead for Christian Aid, said while the report highlighted many dangers and solutions, it stopped short of directly naming the problem.

“Our environmental and climatic breakdown is driven by an economic model that pursues endless growth at all costs,” he told AFP.

“Without reform and transformational change it’s not sustainable and the UN needs to spell out these hard inconvenient truths.”

- Cuento de desigualdad -

El GEO se basa en cientos de fuentes de datos para calcular el impacto ambiental en más de 100 enfermedades.

Es probable que su presentación en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Nairobi se sume al debate sobre quién tiene la mayor responsabilidad por los daños ya sufridos por la Tierra.

Fuentes cercanas a las negociaciones dijeron a la AFP que algunas naciones desarrolladas, lideradas por los Estados Unidos, habían amenazado con no “recibir” el informe GEO, un obstáculo procesal pero no obstante importante si las naciones deben ponerse de acuerdo sobre los recortes necesarios de desperdicios, consumo excesivo y contaminación. .

Gupta dijo que las naciones, ya sean grandes o pequeñas, tendrían que adaptarse a la realidad ambiental que enfrentan todos los humanos del planeta.

Si miras la tierra, está arreglado“, dijo. “Si la población va a subir, tenemos que redistribuir, de una manera u otra.

Si miras el agua dulce, es más o menos fijo. Tienes que terminar compartiendo. Este es un discurso que a muchos países desarrollados no les gusta”.

Mohamed Adow, líder climático de Christian Aid, dijo que si bien el informe destacaba muchos peligros y soluciones, no mencionaba directamente el problema.

“Nuestra ruptura ambiental y climática está impulsada por un modelo económico que persigue un crecimiento infinito a toda costa“, dijo a AFP.

“Sin reformas y cambios de transformación, no es sostenible y la ONU necesita explicar estas duras y difíciles verdades.

Air pollution raises diabetes risk in China: study
Hong Kong (AFP) March 13, 2019 – Long-term exposure to harmful smog particles increases the risk of diabetes, a new study in China has shown, providing evidence for a link between the country’s air pollution and the disease.

China is facing the largest diabetes problem in the world with around 11 percent of its population suffering from the metabolic illness, according to a United States study published in 2017.

Increased prosperity has brought changing diets and lifestyles, along with an air pollution crisis that the World Health Organization estimates causes over a million premature deaths every year.

The risk of diabetes rose by about 16 percent for an increase of 10 microgrammes per cubic metre in long-term PM2.5 particle exposure, researchers from Fuwai Hospital in Beijing and Emory University in the US found in a study published online by Environment International last week.

“Sustained improvement of air quality will help decrease the diabetes epidemic in China,” Lu Xiangfeng, one of the study’s authors, told AFP in an email.

Researchers collected data from over 88,000 subjects across 15 provinces, estimating their exposure to PM2.5 based on satellite data from 2004 to 2015.

PM2.5 includes toxins like sulfate and black carbon, which can penetrate deep into the lungs or cardiovascular system, and have been linked to higher rates of lung cancer, chronic bronchitis and heart disease.

While similar studies in North America, Europe, Hong Kong and Taiwan have linked air pollution with diabetes, researchers say this is the largest study of its kind in mainland China.

“Due to high levels of PM2.5, different exposure pattern and population susceptibility, results from developed countries with low PM2.5 levels were not applicable in China,” Lu said.

His team adjusted for factors such as age, body mass index, smoking status, family history of diabetes and work-related physical activity levels, but did not directly factor in dietary habits and other types of pollutants.

Ho Kin-fai, a professor at the Chinese University in Hong Kong who studies air pollutants and is not involved in the study, told AFP the study shows air pollution is a factor in the diabetes epidemic “that we cannot ignore”.

But scientists still need to find evidence showing how PM2.5 particles work in the human body to increase risk of the disease,” Ho said.

Ho said the study excludes “some other factors in the environment that maybe we haven’t considered … so that’s why we need to have more evidence from the biological mechanism to prove it’s true.”

Diabetes is a growing public health problem throughout the world, killing an estimated 1.6 million people in 2016, according to the WHO, which says the problem is increasing more rapidly in low and middle-income countries.

Hong Kong (AFP), 13 de marzo de 2019 – La exposición a largo plazo a partículas dañinas de smog aumenta el riesgo de diabetes, según mostró un estudio en China, que proporciona evidencia de un vínculo entre la contaminación del aire del país y la enfermedad.

Según un estudio de Estados Unidos publicado en 2017, China se enfrenta al mayor problema de diabetes del mundo, con un 11 por ciento de su población que sufre de una enfermedad metabólica.

El aumento de la prosperidad ha traído dietas y estilos de vida cambiantes, junto con una crisis de contaminación del aire que la Organización Mundial de la Salud estima que causa más de un millón de muertes prematuras cada año.

El riesgo de diabetes aumentó en aproximadamente un 16 por ciento por un aumento de 10 microgramos por metro cúbico en la exposición a partículas a largo plazo de PM2.5, investigadores del Hospital Fuwai en Beijing y la Universidad de Emory en los Estados Unidos encontraron en un estudio publicado en línea por Environment International. semana.

“La mejora sostenida de la calidad del aire ayudará a disminuir la epidemia de diabetes en China”, dijo Lu Xiangfeng, uno de los autores del estudio, a la AFP en un correo electrónico.

Los investigadores recolectaron datos de más de 88,000 sujetos en 15 provincias, estimando su exposición a PM2.5 en base a datos satelitales de 2004 a 2015.

PM2.5 incluye toxinas como el sulfato y el carbono negro, que pueden penetrar profundamente en los pulmones o el sistema cardiovascular, y se han relacionado con tasas más altas de cáncer de pulmón, bronquitis crónica y enfermedades del corazón.

Si bien estudios similares en América del Norte, Europa, Hong Kong y Taiwán han relacionado la contaminación del aire con la diabetes, los investigadores dicen que este es el estudio más grande de este tipo en China continental.

“Debido a los altos niveles de PM2.5, los diferentes patrones de exposición y la susceptibilidad de la población, los resultados de los países desarrollados con niveles bajos de PM2.5 no fueron aplicables en China”, dijo Lu.

Su equipo se ajustó a factores como la edad, el índice de masa corporal, el estado de fumador, los antecedentes familiares de diabetes y los niveles de actividad física relacionados con el trabajo, pero no tuvo en cuenta directamente los hábitos dietéticos y otros tipos de contaminantes.

La contaminación del aire causa más muertes al año que el tabaco

Un informe publicado en “European Heart Journal” señala que el número de muertes por enfermedades cardiovasculares que pueden atribuirse a la contaminación del aire es mucho mayor de lo esperado. Solo en Europa, es de casi 800.000 al año

La contaminación del aire podría estar causando el doble de muertes al año en Europa de lo que se pensaban hasta ahora. Son datos de un estudio publicado hoy en el “European Heart Journal” que ha utilizado un nuevo método para evaluar los efectos sobre la salud de distintas fuentes de contaminación del aire en la mortalidad. Los investigadores encontraron que la contaminación provocó 790.000 muertes en toda Europa en 2015 y 659.000 en los 28 Estados miembros de la Unión Europea ( UE-28). De ellas, entre el 40 y el 80% se debieron a enfermedades cardiovasculares (ECV), como infartos y accidentes cerebrovasculares o ictus. El informe asegura que la contaminación del aire causó el doble de muertes por ECV que por enfermedades respiratorias.

Y en todo el mundo, la cifra alcanza los 8.8 millones de muertes, en lugar de los 4,5 millones estimados anteriormente.

El coautor del estudio, el profesor Thomas Münzel, del Centro Médico Universitario de Mainz (Alemania), señala que “para poner estos datos en perspectiva, significa que la contaminación del aire causa más muertes al año que fumar tabaco”. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco fue responsable de 7,2 millones de muertes en 2015. Fumar es evitable, pero la contaminación del aire no.

El informe es contundente: el número de muertes por enfermedades cardiovasculares que pueden atribuirse a la contaminación del aire es mucho mayor de lo esperado. “Solo en Europa, es de casi 800.000 al año, y cada una de estas muertes representa una reducción promedio en la esperanza de vida de más de dos años“, subraya Münzel.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores utilizaron datos de exposición de un modelo que simula los procesos químicos atmosféricos y la forma en la que interactúan con la tierra, el mar y los productos químicos emitidos por fuentes naturales y artificiales, como la producción de energía, la industria, el tráfico y la agricultura.

Posteriormente, los aplicaron a un nuevo modelo de exposición global y tasas de mortalidad y a datos de la OMS, que incluían información sobre densidad de población, ubicaciones geográficas, edad, factores de riesgo de varias enfermedades y causas de muerte. En concreto, se centraron especialmente en los niveles de partículas finas contaminantes conocidas como «materia particulada» que tienen un diámetro menor o igual a 2.5 micrones (conocido como PM2.5) y ozono.

Con este modelo vieron que, en contra de lo que se había estimado hasta ahora, la contaminación del aire es responsable de 120 nuevas muertes por cada 100.000 habitantes al año. Y las cifras eran mayores en Europa y en la UE: 133 y 129 muertes adicionales al año por cada 100.000 personas, respectivamente.

Cuando observaron las estadístidicas por países encontraron que los países de la Unión Europea que se llevaban la peor parte eran: Alemania, donde hubo 154 nuevas muertes por cada 100.000 habitantes, 136 en Italia, 150 en Polonia, 98 en el Reino Unido y 105 en Francia. Peores resultados encontraron en los países de Europa oriental, como Bulgaria, Croacia, Rumania y Ucrania, con más de 200 por año por cada 100.000 habitantes.

España estaría, en conjunto, en una situación similar a la de Francia y solamente algunas ciudades como Madrid o Barcelona estarían al mismo nivel que Alemania.

El alto número de muertes causadas por la contaminación del aire en Europa se explica por la combinación de la mala calidad del aire. y la densidad de población , lo que conduce a una exposición que se encuentra entre las más altas del mundo. Aunque la contaminación del aire en Europa oriental no es mucho peor que en Europa occidental, el número de muertes excesivas que causó fue mayor. Creemos que esto puede explicarse a una mejor atención médica en Europa occidental, donde la esperanza de vida es generalmente más alta”, afirma el coautor del estudio, el profesor Jos Lelieveld, del Instituto Max-Plank de Química en Mainz y del Instituto de Chipre en Nicosia.

Como resultado de estos hallazgos, los investigadores dicen que los gobiernos nacionales y las agencias internacionales deben tomar medidas urgentes para reducir la contaminación del aire, incluida la reevaluación de la legislación sobre la calidad del aire y la reducción de los límites actuales de la UE en los niveles promedio anuales de contaminación del aire para que coincidan con las directrices de la OMS.

En términos de contaminación del aire, las partículas PM2.5 son la principal causa de enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Actualmente, el límite promedio anual de PM2.5 en la UE es de 25 μg / m3 (microgramos por metro cúbico), que es 2,5 veces mayor que la pauta de la OMS de 10 μg / m3. Incluso con este nivel, varios países europeos superan habitualmente los límites.

Estrecho vínculo

“El vínculo entre la contaminación del aire y las enfermedades cardiovasculares, así como las respiratorias, está bien documentado. Provoca daños en los vasos sanguíneos a través del aumento del estrés oxidativo, lo que conduce a un aumento de la presión arterial, diabetes, ictus, infartos e insuficiencia cardíaca”, apunta Münzel.

Y concluye Lelieveld: “Debido a que la mayoría de las partículas y otros contaminantes del aire en Europa provienen de la quema de combustibles fósiles, debemos cambiar a otras fuentes para producir energía de manera urgente. Cuando usamos energía limpia y renovable, estamos cumpliendo con el Acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático, pero también podríamos reducir las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación del aire en Europa hasta en un 55%”.

Etiquetas: , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*