Archivo para la categoría ‘Curso breve sobre Periodismo Científico’

Aerosoles atmosféricos y su relación con la intensidad y duración de la lluvia: ¿La Gota Fría?

polvo-sharano-acercandose-a-almeria-fuente-nasa

Tormenta de polvo y aerosoles saharianos acercándose a las costas almerienses. Fuente: NASA

 Tras leer una nota de prensa en TerraDaily, que nos informaba de como en un artículo de investigación recientemente publicado se defendía que los aerosoles atmosféricos (naturales o antrópicamente producidos), en grandes cantidades, podían incrementar la intensidad y duración de las precipitaciones de eventos meteorológicos naturales, me vino inmediatamente a la cabeza si este proceso podría ser el causante de unos eventos usualmente catastróficos que suelen producirse de vez en cuando en el sureste de la Península Ibérica. Hablamos de lo que en España se denomina “gota fría”. Tales fenómenos extremos generan tormentas tremendas que causan inundaciones y graves destrozos en ciudades e infraestructuras, a la par que severos fenómenos erosivos. No en vano, en las provincias de Murcia y especialmente Almería, área en donde son muy usuales, la cobertura de suelos, soslayando edafotaxa muy someros (Regosoles y Leptosoles), cubre poco más del 25% del territorio. Es decir una extensión escasísima. Y es que allí las tormentas de polvo sahariano son bastante usuales, pudiendo coincidir (finales de verano y principios de otoño) con las mentadas condiciones meteorológicas que generan lagota fría”.  Empero al leer el artículo original, y con mis escasos conocimientos sobre meteorología, no pude separar el grano de la paja, quedándome con la duda. Si ambos procesos se encontraban relacionados, es decir, si al coincidir en el espacio y el tempo (al menos de vez en cuando) daban lugar a las devastadoras inundaciones que ocasionalmente acecen en el SE de la Península Ibérica, se podían extraer valiosísimas conclusiones, a la par que mejorar la previsión de los desastres naturales a los que dan lugar. Tal hecho podía dar cuenta de la erosión histórica del paisaje de aquellos espacios geográficos.

 Como ya os hemos comentado en varios post (almacenados en nuestra categoría Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión), el polvo/aerosoles atmosféricos procedentes del Sahara y el Sahel, como de otros desiertos y regiones áridas del mundo, acarrean repercusiones positivas y negativas en lugares muy distantes (a menudo transcontinentales como es el caso del corredor  África-Caribe-USA), a modo de “teleconexiones”. Reitero, me quedé con la duda de si el polvo africano era el motivo de tan torrenciales y temidas tormentas. Pues bien, unos dos días después, mis tribulaciones se convirtieron en perplejidad, por cuanto los rotativos de prensa en España “daban por hecho” que la respuesta era afirmativa: ¡el aire cargado de aerosoles saharianos generaba en las condiciones meteorológicas adecuadas, la temible gota fría. En consecuencia busqué durante varias horas en Internet y no detecté ni un solo documento o información a este respecto. Posiblemente la razón podía residir en que no ha sido estudiado debidamente, dado que el estudio acababa de salir al mercado científico y debía esperarse a que se llevaran a cabo las investigaciones pertinentes.  ¡No lo sé!. Empero cabe la posibilidad que algún “plumillas” hubiera pensado como yo, y sin mayores verificaciones, lanzara la noticia sin el menor rubor. De darse este último caso, vendría a cuestionar por enésima vez, si de muchos periodistas científicos se comportan de hecho como los Paparazzi de la prensa del corazón, lanzando los bulos que les parecieran más oportunos con independencia de su rigor científico. Y al hacerlo falsean los resultados de las indagaciones científicas. Leí varias noticias, en todas, más o menos se venía a decir lo mismo, y en ningún caso se consultaba con un experto, como si de un contagio viral se tratara. Reitero que el tema podría ser relevante y trascendente, empero ¿Qué experto ha relacionado gota fría y polvo africano en el SE español?. ¿Lo sabe alguno de los lectores españoles?. ¿Me podría informar?. ¿Un nuevo y falaz bolo de plumillas perezosos a los que la verdad no les importa nada?. ¡A saber!. Y para finalizar me gustaría dejar constancia de que dicha vinculación, de existir, aclararía parte varios interrogantes de las investigaciones que llevo a cabo en esos territorios, por lo que me gustaría que se tratara de una conclusión veraz, pero ¿quién se puede fiar de esta gente?. Eso sí: Los aerosoles incrementan el contenido de nutrientes (calcio, magnesio, sodio, potasio, en los suelos de Almería, por lo que no es la escasez de los mismos un factor limitante, aunque lo que escasea y mucho es el agua.

Abajo os reproduzco una de las noticias y el resumen del trabajo original, junto a algún material adicional……….

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Los Cárteles de la Ciencia, Malas Conductas Científicas y la Revisión por Iguales (Un caso Reciente en las Ciencias del Suelo)

 scientific-misconduct-pequena

Filadelfia, Congreso Mundial. Corría el año el año de 2006. En un meeting privado entraban los editores de las revistas de una gran editorial de revistas científicas. Pregunté a un español que ocurría. Se pretendía elevar una propuesta por un caso de mala conducta científica de una revista indexada y…. Ahí comenzó mi interés por el tema……

En el primer cuatrimestre de 2017 se ha producido un deplorable espectáculo en el seno de la comunidad de edafólogos. Un execrable cobarde, es decir cubierto por el sayo del anonimato, lanzó gravísimas acusaciones en contra de algunos colegas y editores de revistas por su “presunta” mala conducta científica. Tal ataque fue diseminado mediante a una lista de distribución que fue creciendo con el tiempo hasta incluir a centenares de investigadores. Pero esto no fue todo, ya que una afamada institución holandesa se unió a la ceremonia de la confusión desde una página Web institucional que leen muchos científicos del suelo.  Y así comenzó bochornoso espectáculo que da lugar a este post.

Y es que resulta que el anónimo que atacaba a unas revistas concretas y su editores, añadió mi blog, en lugar de la página web oficial con vistas a que se leyera una de las cartas de presentación que se publicitaron cuando comenzó el marketing para dar a conocer  uno de los nuevos y ya aludidos “Journals”. Gracias por la publicidad (…) y me acordaré del anónimo cobarde, ya que unirme al “cartel de los acusados” puede interpretarse que yo me encontraba en el bando de los criminales, a pesar de que no había ningún reproche hacia mi persona.  Varios detalles me hicieron sospechar el lobby o Cartel” concreto que se escondía detrás. Un día después del mensaje anónimo, una de las figuras más reconocidas en la escena actual de la edafología, se unió con entusiasmo al ataque, publicitando un estudio que había hecho en el que se alegaba que algo olía mal en un Journal. Y lo hizo desde un boletín de noticias de una comisión de la IUSS. Empero no juzgó el comportamiento del agresor anónimo mentado, que por cierto firmaba con un nombre y apellido que llevaban las mismas iniciales que la del edafólogo de postín, con el que desgraciadamente he tenido graves enfrentamientos a lo lardo de casi treinta años. Cabría preguntarle: ¿se puede difamar impunemente?. Ya sabemos, ¡difama que algo queda!.  

En consecuencia, indignado por la mención a este blog, pasé al ataque. Mis respuestas no gustaron nada de nada a parte de la cúpula institucional de la  comunidad de expertos en la ciencia del suelo, aunque finalmente entraron en razón y borraron los comentarios de la Institución que se había unido ¿por su cuenta? Al jolgorio del linchamiento, colgando también sus comentarios en un sitio Web de la IUSS.  Al perecer no habían pedido permiso a esta sociedad, según su máximo dirigente. Todo seguía oliendo muy mal.

Durante unas semanas las revistas acusadas analizaron las actividades de los miembros del “posible cartel” exculpando a la mayoría de ellos, aunque no a todos. De aquí se deduce, ineludiblemente, que el anónimo injurió a diversos colegas y ya sabemos “difama que algo queda”.   Muchos de ellos lo han pasado, injustamente, muy mal. Pero como era anónimo, el agresor  aún se estará riendo del injustificado sufrimiento de algunos de sus compañeros de profesión. Vista la suciedad de todo este affaire, que implicaba a muchos inocentes, y teniendo en cuenta que me comprometí a esa elevadísima instancia  a que no me haría eco de este desaguisado en este blog, no mostraré nombre alguno, ni de acusadores ni de acusados, ni a donde me llevaron las pesquisas al conocer la IP del el servidor desde el que el acusador fantasma lanzó sus improperios.

Se trata de hechos y actitudes  que han ocurrido en disciplinas afines y salpican a muchas revistas científicas. Hechos similares fueron denunciados en nuestra disciplina contra otra revista allá por 2005/2006, como comento en la entradilla de este post. Es decir, no  se trataba de ninguna novedad, con la salvedad del cobarde anonimato, ya que este ¿compañero?, de conocer su identidad, podría encontrarse ya encausado por los tribunales ordinarios de justicia en varios países. 

El vocablo “cartel”, generalmente asociado a las drogas, no es un palabro que introduzco caprichosamente en este contexto, sino que lo hizo el cobarde fantasma acusador. No creo que haga falta que os explique su significado, aunque en este y otros casos, emplear cartel o lobby, no deja de ser cuestión de matices. Los lobbis no son necesariamente legales (y a menudo, encubiertos bajo actividades no delictivas o de mala conducta, existen otras que sí lo son). Se trata de juegos de palabras, como el de “subjetivo” versus “juicio experto”, según se desee desacreditar o alabar la figura de los redactores de un documento.

Entendían el anónimo impresentable,así como el colega de postín, que entre ciertas revistas se daba un ciertoconchabeode tal modo que referenciaban profusamente los artículos de las publicaciones “amigas” elevando así el factor de impacto de sus productos editoriales y el CV de los autores ¿indebidamente? citados. Y alguna cabeza cayó, justa o injustamente. Ahora bien, en más de tres ocasiones, los editores de tres revistas en los que se estaban revisando mis publicaciones, mediante ese proceso al que denominamos revisión por pares o ¿iguales?, también me habían incitado a referenciar más artículos de las mismas. Por lo tanto, nada nuevo bajo el sol. ¡Se trata de algo que viene siendo habitual en el mundo de la ciencia con el beneplácito de la comunidad, nos guste o no!. ¿Quizás la cantidad de ese tipo de referencias bibliográficas sugeridas, que no impuestas era excesiva?. ¿Quizás el estilo de la presión?. ¡Quizás!, Francamente lo desconozco.  Casi nadie lo duda, aunque pocas veces se diga públicamente: la batalla de las revistas indexadas por subir su factor de impacto y la de los propios científicos en sus luchas personales por no sucumbir a la draconiana política de “publica o perece”, induce a que numerosos compañeros se aproximen a líneas rojas que no debieran traspasarse jamás. No obstante si la propia comunidad científica no explicita unos límites claros y precisos que no debieran transgredirse, termina haciéndonos a todos un flaco favor. Nos hace falta un manual de conducta ética, que contemple tanto a los investigadores, como a los revisores y los propios editores. Y tal manual debiera ser muy explícito, ya que cada cual interpreta los textos y cifras como les conviene, algo consustancial al hecho de ser humanos. Pero no es así, por desgracia. Algo difícil de entender. Una gran parte de los documentos sobre recomendaciones para evitar la  mala conducta científica se ofuscan en los fraudes científicos de los autores, pero soslayando la mención de casi todo lo que afecta a revisores y editores, cuando son tres piezas igualmente importantes, y por lo tanto motivo de ser éticamente juzgadas  por igual. El embrión del “publica o perece” nació ya defectuoso, por cuanto no se puede ser juez y parte a la vez, como ocurre a los editores. Y es aquí en donde nuestras autoridades se lavan las manos en prácticamente todas les disciplinas científicas.  Ni líneas rojas explicitas ni un análisis crítico de la conducta de revisores y editores. Algo falla, si dos de estos tres elementos son eximidos de cualquier acusación por falta de legislación o intereses ocultos. No abordaré el tema en este post.

No obstante, en mi opinión, lo más lamentable de todo este maloliente affaire, deviene en que existen diversas actividades que, “a mi modo de ver” son igualmente execrables y que afectan a otras revistas edafológicas de prestigio, como en cualquier disciplina. Empero son ignoradas ¿Porque?. 

Aun suponiendo  que el anónimo y el edafólogo de campanillas que le avaló implícitamente utilizaron los mismos argumentos, centrándose en el exceso de citaciones (digamos que cruzadas entre las revistas en las cuales los colegas acusados desempeñaban distintos aunque importantes roles editoriales), reitero que existen otras líneas rojas que el affaire no abordaba y que afectaban al edafólogo de campanillas. El aludido oráculo de la ciencia que refrendaba las opiniones del acusador anónimo ha llegado a publicar hasta ocho artículos en un año en la revista en la que desempeñaba el cargo de editor jefe y otros cuatro en su revista hermana, de edición más reciente. Por lo tanto, se lo hice saber públicamente. Por pura táctica defensiva,  él se agarró al protocolo legal  que las revistas utilizan en estos casos para defenderse. Todos podéis leer tales argumentos en cualquiera de ellas, a los que se denominan  “conflicto de intereses”. Si eres editor de una revista y envías un documento a la misma para que sea avaluado,  efectivamente deben seguirse un conjunto de normas. Ahora bien, ese es el protocolo, ¿Quién lo monitoriza? ¿Quién juzga si ha sido realizados siguiendo unos cánones éticos impolutos?.  Como dice el refrán uno además de ser honrado, debe parecerlo ante los demás: el público o más concretamente en nuestro caso los lectores.  Y así, aunque todo el proceso hubiera sido legal el resultado público del edafólogo de campanillas daba lugar a sospechas razonables, ¿O no?. Pero si en la misma revista se publican además muchos más artículos de aquellos que te siguen en tu línea de investigación, en comparación con los que se publican de otras temáticas, es decir de los integrantes de su lobby……. el tema también me huele mal. Eso sí, van dejando huellas “imborrables” cuando uno analiza no solo los contenidos de los papers, sino la proporción relativa que son publicados, el número de ellos en que firmaron juntos con anterioridad con otros miembros del Cartel, ¡perdón! Lobby (en que estaría pensando), y un largo etc. generalmente no analizamos “científicamente” la información indirecta que ofrecen estas revistas, pero no resulta difícil extraer conclusiones, muchas de las cuales darán lugar a más y más sospechas.  Yo ya he comenzado a hacerlo.

Para que me entendáis todos, imaginaros que el jefe supremo de la editorial, de una empresa de publicaciones, envía uno de sus productos (artículos, libros, etc.) para que sea valorado por el staff que el mismo dirige. ¿Cuántos de sus colegas subordinados o de menor rango lo rechazaría por temor a ser degollados? Se mire por donde se mire, tal metáfora resulta ser válida.

Y lo más lamentable de todo, porque existe hay mucha “diversidad” de “potenciales” malas conductas científicas, estriba en que se trata de un caso más, con independencia de la disciplina de la que hablemos. Ya hemos analizado del tema con profusión, especialmente entre 2005 y 2009, siendo estos incluidos en nuestra categoría fraude y mala praxis científica. 

Resulta rotundamente falso que la revisión por iguales sea una garantía de objetividad en los procesos de evaluación. Hay quien dicen defender la ciencia negando los múltiples casos detectados de potenciales mlas praxis, convirtiéndose en parte del problema, que no de la solución. Estamos los que pensamos que la mejor forma de luchar contra tal lacra estriba en denunciar los hechos de los que tenemos constancia. Ahora bien, los “sacerdotes de los lobbies”… perdón, de la ciencia (¡vaya día llevo!) nos reprochan que lo que realmente somos es unos resentidos, que lo único que pretendemos es destruir la imagen que los ciudadanos “padecen” de esa cosa a la que llamamos ciencia. Sin embargo luego resultan ser más que responsables de lo que actualmente sucede, y no me refiero en este caso a los acusados, sino a los acusadores, que no dejan de ser un cartel ya establecido que no desea la competencia de otros que puedan ir surgiendo. Iremos viendo también en post sucesivos de que la xenofobia emergente en Europa también ha desempeñado en papel nada despreciable

Y acabo reiterando que…..

Los científicos somos seres humanos, por lo que como en cualquier colectivo, ante la presión y competitividad exacerbada, algunos/muchos luchan por su supervivencia, por las buenas o por las malas.  Ante este escenario, hablar de objetividad deviene en un argumento patético y tanto más cuando la “objetividad pura no existe”.

Y resulta más que lamentable que un lobby travistiéndose de inocente ataque a otro colectivo acusándole de ser igual que ellos, sea cierto o no.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , ,

Jugando a Ser Inmortales: Transhumanismo y Singularidad Tecnológica (El día en que dejemos de ser humanos

transhumanismo-singularidad-tecnologica 

Transhumanismo y singularidad tecnológica. Fuente: Google imágenes

 La versión clásica Porque la vida es un sueño y los sueños, sueños son (Calderón de la Barca), podría ser sustituida actualmente por otras de la siguiente guisa (i) porque la vida es una simulación y las simulaciones (aunque no acierten casi nunca) simulaciones son, o (ii) porque la vida humana es transmutarse y transmutado por la tecnología soy, aunque las hay aún peores.  Hoy os vamos a hablar del transhumanismo , así como de los que algunos consideran el fin de la humanidad tal como la conocemos, con vistas a “trascender primero a la y trans-humanidad y finalmente a la post-humanidad, paso que ha sido denominado singularidad tecnológica, un punto de no retorno. ¿De que versa todo esto?. Digamos que se trata de un debate muy activo en el campo del pensamiento actual en el que intervienen todo tipo de agentes y movimientos, científicos, filosóficos, culturales, incluidos el arte cinematográfico y como no, aquellas tribus o sectas que se nutren debida o indebidamente de todas las fuentes posibles para defender sus propias posiciones ¿ideológicas? (y si había pocas sectas, ahora pare la abuela). Empero la ciencia y en especial, así como la deficiente popularización de la actividad investigadora han ofrecido y lo siguen haciéndolo, cada día más, argumentos que alimentan este debate.  Y aquí emerge la cinematografía de la ciencia ficción que no es ajena a este movimiento, sino que lo nutre y es nutrida del mismo en un mecanismo de retroalimentación positivo, como veremos posteriormente. Que personajes reconocidos de tantos ámbitos de la cultura humana se enzarcen en estas discusiones nos habla tanto de la importancia del tema, como también de lo perdida que se encuentra la humanidad en busca de un futuro mejor. Lo que acabo de apuntar resulta ser tan solo el titular de una inefable tragedia que nos persigue y carcome, desde que el hombre es hombre. Hablamos sencillamente del temor a la muerte, de nuestra efímera naturaleza como individuos.

 Este post puede considerarse una continuación de otro post anterior basado en una noticia titulada,  Morir joven, a los 140”, que no deja de ser un primer paso hacia ese transhumanismo, con independencia de la intención de sus autoras. Ya les guste o les pese, su libro pasará a formar parte de este acalorado, apasionante y tenebroso debate.

Por mucho que una parte considerable de la los científicos alcen la voz altaneramente proclamando su ateísmo orgullosamente, no dejan de ser humanos y como corolario, a gran parte de los mismos les aterra su mortalidad. ¿Y los que financian la investigación científica?. ¿No son humanos? ¡También!. De no ser así, tal corriente a la que no alcanzo a encontrar un  apelativo que la pueda calificar rigurosamente, debido a su transversalidad,  recibiría mucha menos atención. Si realmente la gobernanza mundial tuviera objetivos/prioridades claras, sinceras y razonables, este debate científico/filosófico/ético/esotérico, no recibiría tanta atención, si bien en el mundo hispano parlante no ha calado tanto en los memes ciudadanos, como ha ocurrido en otras culturas, especialmente las anglosajonas. La ciencia desea matar a Dios (léase deidades y religión) y al hacerlo deviene en un inevitable el miedo a la muerte, vestida con todo tipo de camuflajes, aunque a mí no me engañan, si bien tal hecho puede ocurrir incluso a sus proponentes.  Personalmente reconozco que, como casi todos, temo mi fecha de caducidad, y ya sufrí una crisis a ¡los diez años!, lo que a la postre impelió a que mis padres, tan asombrados como los clérigos que conocíamos,  terminaran por enviarme a un psicólogo.  Otra cuestión muy distinta es que la mayor parte de los ciudadanos prefieran echar el candado a su lengua, antes de confesar esta gran angustia existencial. El ser humano se encuentra perdido: su mente bastante aislada del exterior, salvo por la información que le proporcionen sus sentidos, siempre muy limitados. En otras palabras,  nuestra mente está encerrada dentro de una cuba, fabricando su propia realidad, como proclamaría a los cuatro vientos y con clarividencia el filósofo Bruno Latour.

 Sin embargo reitero que la prensa científica no frena sino que se acelera, alimentando esperanzas, vanas o no. Y como tratamos de un tema que nos afecta a todos, desde diversas disciplinas, se lanzan mensajes que nos vienen a decir:mi disciplina también es importante a la hora de lograr la inmortalidad“. ¡Más leña al fuego! Una de las características más novedosas de la transhumanidad estriba en que la narrativa y filmografía (largometrajes y telefilmes) de ciencia ficción se entrelazan en muchos discursos, como podréis observar más abajo. No os asombréis, ya que incluso son muchos los colegas que defienden que la narrativa de Julio Verne, era la muestra de su enorme poder visionario, es decir cuando la ficción torna en realidad. Y aquí sí que soy de la opinión de que la ficción puede alimentar los deseos e incluso “progresos” de parte de la comunidad científica. Visionar esta filmografía (lo cual está al alcance de casi todos, por cuanto no exige que el espectador tenga un elevado nivel cultural) efectivamente ayuda a comprender casi todas las opiniones, propuestas, escuelas y sectas, involucradas. No se trata de una opinión gratuita, como podréis leer en los textos que abajo os dejo a vuestra consideración.

 Empero alcanzar la inmortalidad, deviene ineludiblemente en una transformación mental, social e incluso de toda la biosfera en su conjunto, cuyas consecuencias, para lo bueno y lo malo, vivimos en un mundo limitado, con recursos limitados, por lo que la pirámide demográfica “natural” (término y concepto que molesta a muchos y transhumanistas) se vendría abajo, obligando casi a prohibir so pena de muerte nuevos nacimientos; que nuevos seres humanos surgan sobre la faz de la Tierra, disfruten o padezcan de la vida. ¿Bastante egoísta por nuestra parte, no?. Otros defendemos dejar una biosfera saludable para las futuras generaciones (nuestros hijos y bla. bla, bla) se deleiten de la misma.  Y a estos últimos se nos tachará, “once again” de ir contra el progreso, como siempre, es decir de ser humanistas reaccionarios. Empero ¿Qué es el progreso si la ficción nos dirige por ciertos “senderos sospechosamente luminosos”?. Parece ser que el progreso es aquello que en un determinado momento y lugar, las clases dirigentes, ricas y poderosas, dictan lo que debe ser: sí o sí.

 Sin embargo, en todo este asunto, totalmente existencialista, surge una paradoja, que yo ya había constatado con amigos y contertulios, usando otros argumentos y contextos. Si a los seres humanos nos aterra la muerteal pensar en la inmortalidad somos muchos los que comenzamos a sentirnos también desasosegados e intranquilos. Porque la eternidad, es decir, “para siempre”, se nos antoja también inquietante, a poco que lo pensemos. Se vea como se vea, se trata de otro tipo de condena: ¿Y qué haríamos: siempre lo mismo eones tras eones? ¿No terminaríamos infinitamente hastiados? La mente humana tampoco se encuentra preparada con vistas a digerir la inmortalidad, a no ser que a uno le aterre tanto la mortalidad, como para no pensar en ello.

Personalmente considero que a nivel del conjunto de toda la humanidad, este tema puede esperar hasta que logremos resolver nuestros más mortales problemas que son muchos, demasiados.  Y todo ello soslayando que lo que más deseamos es alcanzar una inmortalidad de nuestra propia y exclusiva individualidad. Si a una persona le hablas de una inmortalidad colectiva, de una especie de mente global, la  mayoría vuelve a zozobrar, porque si ya no puede reconocerse a sí mismo, si ya no es “él”: ¿Qué diferencia habría con la muerte….. si yo ya no soy yo.

 Os dejo con este apasionante tema mediante un par de noticias “aparentemente inocentes” (marketing para los que no conocen el tema),  otra en la que un antiguo conocido y experto en Inteligencia Artificial (IA) (Ramón) matiza lo que a día de hoy es viable y lo que no, así como un resumen bastante extenso de Wikipedia (el 50% del original), ya que el artículo de la enciclopedia libre es inusitadamente largo, demostrando que muchos ciudadanos se encuentran enormemente interesados en este tipo de  elucubraciones visionarias. Habrá que retomar este asunto algún día, pero fragmentadamente, ya que es extremadamente complejo y enormemente rico en matices.

 Finalmente os explico mi postura. El ser humano ha creado una sociedad depredadora que devasta todo lo que encuentra a su paso, con independencia de que unos pocos poderosos vivan a expensas de la mayoría de los ciudadanos. Considero que tal inmortalidad, en caso de llegar, tan solo estará al alcance de una minoría privilegiada: los más ricos y poderosos. No obstante cabe recapacitar si merecemos vivir en este maravilloso planeta, dada la devastación que provocamos en él, por lo que quizás haya que dar paso a otras alternativas que podrían terminar siendo una pesadilla para aquellos que acrítica/irreflexivamente la desean.

 Juan José Ibáñez

Entremos ya pues en materia…….preparados… listos….. ya……los INMORTALES…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Cambio Climático: ¿Una Guerra Ecológica o Económica?

trump-y-el-cambio-climatico 

Yo nunca he dudado de que se el ser humano se encuentra modificando el clima. Ahora bien, existen muchos motivos para cuestionar las predicciones de los modelos de cambio climático, como hemos reiterado en diversas ocasiones. Redacto este post el día después de que ese personaje llamado Donald Trump ha escandalizado al mundo por su negativa a firmar los acuerdos de cambio climático a los que se adhería la administración Obama.  Y así hoy podéis leer, en todos los idiomas, noticias como estas:

Trump retira a EE UU del Acuerdo de París contra el cambio climático

Donald Trump da la espalda al cambio climático y el Acuerdo de París

8 frases de Donald Trump sobre el cambio climático y el Acuerdo de …

Donald Trump anuncia que Estados Unidos abandonará el Acuerdo …

Y en este sentido puede entenderse lo bien que se llevan los dirigentes de USA y Rusia, que disponen de ingentes reservas de combustibles fósiles.  Y aparte de vender armas, ¿no hablaría también el dirigente norteamericano de este tema con su homónimo de Arabia Saudí?,  país que como sabéis todos no atesora recursos energéticos fósiles ¿?. ¿Debemos alarmarnos? Francamente yo no. Me explico, personalmente estoy preocupado desde hace mucho tiempo, empero los acuerdos de esta naturaleza (léase cambio climático) se firman para no cumplirse. ¿Acaso los países de la ONU siguen a rajatabla “La declaración Universal de derechos Humanos?.  

No se engañen, la gobernanza mundial no se encuentra preocupada ni por el bienestar de los ciudadanos ni por cuestiones medioambientales. Y como “no hay más ciego que el que no quiere ver”, solo piensan en los negocios y finanzas (la dictadura financiara que sufrimos), para beneficio de unos pocos y el martirio de los demás.  Y aquí surge la contienda. Unos países disponen de grandes reservas de combustibles fósiles y otros no, como es son los casos de la Unión Europea, o Japón, y el menos comentado de la India, y China, es decir los emergentes dragones asiáticos que amenazan el tradicional “imperio” occidental. En consecuencia, aquí nos encontramos con el meollo de la cuestión: cuestión de energía y poder, que no de cambio climático. Y Donald, que ya sabemos cómo piensa ¿?, razonará así: “si se aumenta la temperatura enciendan ustedes los aparatos de aire acondicionado, “made in USA”. Es decir la pasta ante todo, por lo que él ve una oportunidad derestablecer el orden mundial que le interesa”.  Obviamente Rusia le respaldará a ciegas y más aun cuando sus frías tundras y taigas, pudieran convertirse en los futuros graneros mundiales, si el clima se calienta como predicen los modelos, aunque, ya sabéis mi opinión.

Sobre el cambio climático se ha ido edificando en las dos últimas décadas una parte muy importante de la economía y desarrollo tecnológico, al menos en muchos países, especialmente los dependientes de la importación de los combustibles fósiles. ¡Que se fastidien! espetarán al unísono Trump y Putin. Recordemos por ejemplo, y solo es uno entre ellos, la ingente cantidad de billones de euros o dólares que basculan entorno a las denominadas energías renovables.

Como anécdota os comentaré que UBER es una multinacional que pretende destruir el tradicional modelo del transporte de viajeros por taxi, del cual dependen tan solo en España miles de familias. Los profesionales de este y otros países, varios de ellos latinoamericanos, se encuentran ya soliviantados, habiendo comenzado movilizaciones y huelgas contra este nuevo modelo de negocio (conflicto entre Uber y los taxistas). Ante tal panorama, visioné el otro día en TVE. Pues bien, en su defensa, los sicarios de UBER en España argumentaron  apostar por los coches eléctricos, y que así paliarían el cambio climático. Y luego apostillaban, tan solo el 20% del dinero generado va fuera de España. ¿Y porque se tiene que perder pasta en negocios como este?. Pero es aquí en donde los cálculos pueden fallarle a Trump. Uber es una multinacional estadounidense.

La economía USA perdería pingues beneficios y puestos de trabajos si deja de deambular por el mundo de las energías alternativas y el gran negocio del cambio climático. USA perdería ingentes ganancias si se mantiene al margen de diversos tipos de producciones industriales en la que actualmente anda tan implicada, como muchos Estados. Pero ni las petroleras ven claro el movimiento ajedrecista de Trump. Aún no sabemos si tiene algún sentido estratégico o simplemente es otra “ocurrencia” de …..

Dicen que la “política hace extraños compañeros de cama”. Hubiera sido difícil imaginar (y aun me cuesta) que en el futuro Europa se conchabara con China y Rusia con El Tio Sam. ¡Vivir para ver!. Personalmente trabajar como un chino no es el porvenir que deseo para nadie.

El “tiempo dictara” sentencia, que no el clima

Os dejo con la patética noticia que nos deja el Noticiero de la USDA “pos Obama” y otra que da cuenta de la mentada resistencia de otros países, como la UE y China, a seguir el sendero por el que nos invita a transitar cua, cua, cua. ¡Jesús iba todo mal y aterrizó Donald como un gran meteorito!. Leer por favor la nota de prensa que ha dejado la administración Trump en la USDA y veréis…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional

revegetacion-solares-y-microclimas-con-agua 

 (Madrid+Natural)

areas-inundables-y-sombreado-estacional 

(Madrid+Natural)

Este es el último post, antes de ofrecer nuestras conclusiones finales sobre el proyecto del Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), Abajo os mostramos las entregas realizadas. Repetimos, los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo. 

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

Ciudades Verdes: vegetación en las calles, superficies permeables y vegetación adaptada

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional.

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto)

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

 Reiteramos también como los objetivos pueden sintetizarse con unos párrafos que hemos mostrado en todos los post anteriores sobre las deseables ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Se trata de una idea loable pero tras intentar llevar a cabo una serena reflexión, entiendo que no no es oro todo lo que reluce” :  ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornar en pesadillaY nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural.

 Mernos mal que fionalizamos la serie ya que comienzo a tenerlos nervios a flor de piel, y esta de color tan pálido como la de los habitantes del norte de Europa, en la que parecen haberse inspirado los autores del documento. Pero Madrid pertenece al bioma Mediterráneo, sufriendo los estados del sur bastante una peor calidad de vida, ciudades más atiborradas y muchos menos recursos económicas. Cuando lean ustedes los contenidos y varias obras cuya ejecución demanda grandes sumas de dinero y reorganización urbanística recuerden como comienza el documento  que nos sirve de base sostenible  (Madrid+Natural) y que os reproduzco abajo:

Adaptación al Cambio Climático basado en la naturaleza En el marco de una estrategia local de adaptación frente a los efectos del Cambio Climático, el Ayuntamiento de Madrid ha desarrollado una visión de innovación y regeneración urbana por medio de soluciones basadas en la naturaleza. Con este objetivo, se han identificado 16 soluciones viables, susceptibles de aplicarse mediante pequeñas intervenciones de acupuntura urbana pero con un elevado potencial de replicación. El proyecto Madrid + Natural presenta la visión de una red urbana de soluciones naturales, donde las pequeñas intervenciones propuestas conectan con los grandes espacios verdes y elementos naturales propios de Madrid. Un sistema de infraestructuras verdes y azules bien desarrollado que enlaza espacio público, parques, áreas naturales y edificios con cubiertas y fachadas vegetales, contribuyendo en su conjunto a la resiliencia de la ciudad frente al Cambio Climático. Las soluciones de adaptación frente al Cambio Climático basadas en la naturaleza constituyen una oportunidad de imaginar un Madrid en el que el verde y el azul toman protagonismo, generando un entorno más amable para las personas y más resistente frente a los impactos externos, una ciudad más cohesionada y resiliente, un Madrid + Natural.

 Luego lean las “pequeñas intervenciones de acupuntura” y pregúntense hasta qué punto podemos colaborar los ciudadanos en muchas de ellas. En fin, sin más comentarios comenzamos este último post antes de ofreceros mi opinión. Sin embargo reitero que, en primer lugar, hay que pensar en convertir la ciudad habitable ahora, ya, urgentemente, con vistas a hacerla sostenible. Quien piense que los escenarios de circulación de la atmósfera van a cumplirse al pie de la letra se equivoca. Se trata de escenarios generados por modelos, no realidades incuestionables. Una cuestión es lograr que una ciudad sea sostenible realizando iniciativas teniendo el calentamiento climático presente y otra bien distinta comenzar la casa por el tejado, retórica sobra la que se basa casi todo el discurso de los autores. Pero vayamos ya con la primera iniciativa de las cinco que comentaremos brevemente hoy.

Comencemos pues

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Envejecimiento, Futuro de la Humanidad y Obsolescencia Programada en un Mundo Superpoblado

laenvejecimiento-y-demografia

Envejecimiento de la población y pirámides demográficas. Fuente: Google imágenes

 María Blasco Marhuenda es una afamada investigadora y Mónica G. Salomone una periodista científica profesional. A la primera no tengo el gusto de conocer, pero a la segunda, sino me equivoco, creo que sí, durante la década de los 90 del siglo pasado en el CSIC, es decir cuando comenzaba su carrera profesional. Ambas han escrito un libro titulado “Morir joven, a los 140”, Según las autoras, la ciencia podría lograrlo. Ahora bien personalmente yo os preguntaría a vosotros ¿se trata de una buena nueva o una quimera inquietante? No me refiero a que la ciencia pueda lograrlo, sino a que la humanidad y la biosfera puedan mantenerse sustentablemente.  De sería dejar claro, que este post no pretende llevar a cabo una reseña del libro, que no he leído, sino proporcionar unas consideraciones personales que ayuden  a reflexionar sobre las implicaciones de prolongar la vida de estos mortales humanos, que hemos transformado la faz del Planeta y no para bien precisamente. La nota de prensa que os muestro abajo: Viviremos ciento cuarenta añoses el resultado de una entrevista que hicieron a las autoras en abril de 2016. Obviamente este tipo de títulos da lugar a que muchos ciudadanos le presten atención, es decir vende muchos periódicos. También el equipo que ha realizado la obra se me antoja acertado. Que los investigadores colaboremos con los periodistas me parece  sumamente un matrimonio interesante y necesario para lograr una prensa científica de mayor calidad. Por lo que he leído, tanto María como Mónica responden con moderación y tino a las preguntas de la entrevistadora. Por lo tanto nada que objetar, en primera instancia. Eso sí, no tengo noticia de que ningún gran investigador, venido a pitonisa(o),  diera en el clavo con sus profecías en el pasado. Como sabemos todos, la ciencia y el esoterismo son tan miscibles como el agua y el aceite. Una cuestión es lo posible y otra bien distinta lo viable e incluso deseable. Todo depende también del cristal con que se mire.

 A título personal, como la mayoría de vosotros, desearía llegar a una avanzada edad, y mejor aun en un buen estado de salud física y mental, sin que me faltaran los medios para disfrutar “con moderación” de mis últimos años de vida. ¿Cuántos? Aquí comienzan los problemas, no tanto personales como sociales. Una cuestión es pensar como individuo y otra bien distinta como miembro de la humanidad en un mundo (nuestro Planeta) con recursos limitados, superpoblado y degradado. Cuando comenzó la gran crisis económica de la primera década del siglo XXI, fueron varios los presidentes de gobierno, entre otros muchos personajes, los que se lamentaban la  de gran cantidad de viejecitos que había en sus países y los enormes gastos que generaban. ¡Es decir que la tercera edad era una carga casi insoportable para sus finanzas!. Ahora se nos anuncia el advenimiento de la cuarta edad. ¿Qué pensar?. Obviamente, María y Mónica alegarían que, con un buen estado de salud podríamos alargar ostensiblemente nuestra edad productiva (que esperemos no sea reproductiva), por lo que el momento de la jubilación podría retrásese decenios. Sin embargo nos toparíamos con un serio dilema, los ecólogos consideramos una pirámide de población demográficamente razonable, en la cual los infantes son más numerosos que los jóvenes, estos que los seres humanos que han alcanzado una edad adulta y estos que los viejecitos (y me atrevo a utilizar el vocablo ya que soy sexagenario).  “Morir joven, a los 140”, significaría invertir la pirámide de población, so pena de que este superpoblado planeta tuviera que soportar la carga de miles de millones de nuevos individuos. La FAO argumenta que no existen suelos más fértiles que podemos explotar con vistas a alimentar a la población mundial, buena parte de la cual sufre pobreza, y desnutrición, mientras que la otra “sobrepeso”.  Aun suponiendo que consiguiéramos aumentar la producción de alimentos y lograr una distribución más equitativa de los mismos, cabe recordar que La Tierra atesora unos recursos finitos y que además los estamos esquilmando de una forma dantescamente acelerada. Hoy por hoy, no cabría más alternativa  a que en un determinado momento, nos viéramos obligados a restringir el crecimiento de la población, ya sea limitando (es decir “dictando”) la progenie por familia, ya imponiendo a los humanos una obsolescencia programada. No entraré a desmantelar las locas ideas de los que demandan financiación para que el excedente de población fuera enviado a otros mundos, como defiende últimamente, entre otros, Stephen Hawking. Aun suponiendo que detectáramos otros planetas plenamente habitables, a no ser que se nos teletransportáramos a miles de millones se me antoja una quimera. Harían falta demasiados decenios, por no decir siglos, con vistas a para conseguir algo parecido, por lo que, hoy por hoy, no deja de ser más que mera ciencia ficción.

 Pero quizás llegará un día que dejemos de ser humanos, según otra ¿“ciencia ficción”? que lleva el nombre de transhumanismo (ver por ejemplo: “El transhumanismo cuestiona las tesis tradicionales de nuestra cultura”). Y aquí nos encontramos con promesas, un tanto preocupantes sobre otro futuro alternativo del ser humano convertido, por la gracia de la tecnología, en hombre-máquina con otros futuros y valores. Y así ya se nos promete, no 140 años de vida sino la inmortalidad……… Y de hecho, se lanzan noticias de robótica en el que uno ya no sabe que pensar, como por ejemplo: “Los robots se descompondrán como cadáveres al morir” (menos mal porque, de no ser así, además de no haber sitio para los seres humanos tampoco lo habría para sus cacharros), o estos otros relacionados: “La Singularidad Tecnológica y su futuro: Cerca o Lejos”,  cuya replica viene de la mano de expertos, como Ramón, al que también conozco en persona, bastante más razonable que la mayoría que abordan estos temas (“Inteligencia Artificial superior? El futuro es el binomio humano-máquina). Dicho sea de paso, por mucho que una gran masa de investigadores se consideren ateos, es evidente que nuestra mortalidad no nos gusta a casi nadie. Empero como la realidad con la que convivimos es una simulación de nuestro cerebro“, quizás nada de esto esté ocurriendo ¿¿??. Al parecer en lugar de que tengamos “mil maneras de morir”, ahora la ciencia nos  propone, “mil maneras de alanzar la inmortalidad”, gracias a la tecnología, Siempre al servicio de la humanidad ¿¿??. Pero la realidad que nos ahecha resulta ser mucha más cruda, por lo que a los hombres y mujeres, corrientes y molientes, todo esto le sonará a chino, o simplemente lo leerán como una si se tratara de una novela de “ciencia ficción”. Otras notas de prensa científica alertan que en el futuro los avances de la robótica harán que muchísimos puestos de trabajo desaparezcan, lo cual implicaría más paro y miseria. De lo dicho hasta aquí podemos resumir que, a día de hoy y bajo una “dictadura financiera” causante de una crisis económica que ha generado que decenas de millones de personas de los países desarrollados se encuentren ya en el umbral de la pobreza, el “Morir joven, a los 140”, nos cause una combinación de desconcierto, alegría, preocupación y tristeza, a la par que un contrasentido. María y Mónica defienden, y con razón, que el ejercicio, llevar una vida sana y evitar el estrés son requisitos indispensables.  Y aquí nos encontramos ante una nueva y seria contradicción.

 Sed ha demostrado, como era de esperar, que el paro y la penuria generan estrés. Empero también se ha constado que este último causa una propensión a enfermar (depresiones mentales incluidas), por lo que el “Morir joven, a los 140”, se nos antojará pronto a la mayoría de los seres humanos como algo inalcanzable, una posibilidad que podrán disfrutar los ricos, que no los pobres, en un mundo en el que las desigualdades crecerán aún más. Tener en cuenta que hemos soslayado hasta aquí de la ecuación como la mayor parte de la población mundial mora en países pobres, esos a los que eufemísticamente denominados “en vías de desarrollo”. Allí muchos luchan, día a día, por vivir una semana más. Empero incluso las menguantes clases medias de los países poderosos enferman por causa de una tecnología mal testada y un márquetin que se antoja mortífero, al menos a la larga. Los alimentos que consumimos son cada vez más insalubres, gracias a las malas prácticas de las multinacionales y a la degradación del medio ambiente. Plaguicidas, pesticidas, metales pesados, COP, contaminan nuestras comidas  y cuerpos. Más aun, hasta sus envoltorios son muy perjudiciales para la salud humana, como se señala por ejemplo en esta noticia entre centenares de la misma guisa “Un químico presente en los plásticos puede provocar obesidad (el ftalato de benzilo y butilo y se suma a los perjuicios en materia de salubridad ya reconocidos en el bisfenol A). Y tan solo hablamos de la punta del iceberg, porque le lista se antoja interminable.

 Si gran parte de la población se encuentra famélica, porque no tiene alimento que llevarse a la boca, en la restante causa estragos el sobrepeso (la gordura), con sus consecuencias sobre la salud de la población. Y así la podemos sostener el lema de: “la obesidad, gran peligro de la humanidad”…., “rica”. Gracias a ese masivo marketing empresarial, los jóvenes se atiborran de chuches y hamburguesas sabrosonamente grasosas, por lo que que no son alimentos precisamente sanos ¿verdad?. Y además añadamos el sedentarismo. Dicho de otro modo, cada vez  comemos alimentos de peor calidad, excepto aquellos escasos afortunados que al menos tienen la posibilidad de adquirir lo que consumen, en comercios que nos son prohibitivos para la mayoría.  Por lo tanto, los razonables consejos, sencillos y económicos, que nos ofrecen María y Mónica con vistas el “Morir joven, a los 140”, los vislumbro muy lejanos, mientras que tenebrosas películas de ciencia ficción, comoCuando el destino nos alcance” o las más recientes “Oblivion, Matrix o Elysium” cobran un cierta verisimilitud. Personalmente comienzo a dudar si esta filmografía de ciencia ficción es más ficticia que los buenos  deseos, avalados por la ciencia tal como María y Mónica proponen con la mejor de sus intenciones.

 La ciencia es neutral, la economía no. La ciencia no tiene moral, como tampoco la economía, por lo que sus logros pueden utilizarse para hacer el bien o para infligirnos daño. La historia está ahí para recordárnoslo. Hay tantos ejemplos que no merece la pena abundar más  en esta materia. Del mismo modo, estamos comprobando la carencia de sustentabilidad del sistema geoeconómico neoliberal que sigue depredando y/o degradando los recursos naturales que atesora el planeta, como es el caso del clima.  Más aun en los países ricos, la crisis económica actual está incrementando las desigualdades y un sesgo político hacia derechas xenófobas en numerosos Estados, constatando nuestra mezquindad, no solo la de los políticos, sino de buena de una proporción considerable de la ciudadanía. Dicho de otro modo, en diversos países de la opulencia, al menor atisbo de perder bienestar, sus discursos altruistas de los periodos de bonanza son remplazados por otros vergonzosamente egoístas y racistas. Dejemos de ser hipócritas, nadie es inocente ante las guerras intestinas que afectan a diversos países que salpican todo el globo ¿en vías de desarrollo? (¿no sería mejor reconocer “en vías de destrucción?).

  ¿Qué vedemos los científicos al ciudadano: ¿ciencia, o ciencia ficción?,

 Pero sigamos…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La República del Ecuador Alcanza la Cima de la Tierra: El volcán Chimborazo

chimborazo_von-humbolt-en-nosolosig

Nosolosig: Información Geográfica por Nosolosig. Representación de Jorge Juan, Bourget, La Condamine y Alexander von Humboldt Humboldt a principios del s. XIX (entre 1802 y 1830) el famoso volcán ecuatoriano. El «monte Chimborazo» con sus 6.268 metros de altura ejerce una enorme fascinación ya desde antiguo y está rodeado de mitología y leyendas maravillosas, que se quedan cortas cuando te encuentras a sus pies.

La República del Ecuador ha crecido, o mejor dicho, alcanza alturas que hasta ahora la ciencia le negaba.  ¡En hora buena compañeros ecuatorianos!. Y todo gracias a que el Volcán Chimborazo ha dado un estirón de más de 2000 metros al alcanzar su edad madura ¿?. Hablando en serio, todo apunta a que la ciencia contemporánea se encuentra lastrada, en diversos aspectos relacionados con una precisa estimación de la superficie de la tierra emergida en nuestro planeta. En nuestro post ¿Cuánto mide un metro cuadrado de suelo? , ya os comentamos que ni siquiera sabemos con exactitud como debemos cuantificar rigurosamente aspectos “aparentemente” tan triviales, pero que de hecho no lo son. Y más concretamente, en esta otra entrega titulada: el relieve terrestre y su evolución,  comentábamos la barbaridad que consiste en comparar la altitud del punto más álgido de los planetas  Tierra y Marte. En las fotografías y gráficos de Internet, el Everest se muestra diminuto respecto al gigantesco y marciano Monte Olimpo, cuando no es así. Pero repasemos este ¿pequeño? error de apreciación. Y todo ello, porque solemos leer apresuradamente y no caemos en la cuenta de que esa coletilla que suele ponerse detrás de las alturas del relieve terrestre “metros sobre el nivel del mar” no es inocua, sino una trampa mortal para aquellos que andan con prisas, o peor aún, parecen no atesorar una adecuada comprensión lectora. Pero antes de abordar el notición, aparecido hace ya meses en la prensa, hoy hagamos un poco de memoria.

Hasta ahora se creía que el monte Everest era la montaña más alta de La Tierra con una altura de 8 848 metros sobre el nivel del mar”. Por su parte, su competidor, el  Monter Olimpo de ese Planeta rojo al que llamamos Marte, dicen que se eleva más de tres veces sobre la altura del monte Everest, y alcanzaría  21 287 msobre el nivel medio de la superficie marciana”. Empero la altura el ahora empequeñecido Everest suele estimarse, como es tradición terraquea, “sobre el nivel del mar”, mientras que Olimpo gana por goleada las “olimpiadas”, por el mero hecho de que en ese otro Planeta no hay mares ni océanos (es decir no existe el nivel del mar hoy en día). Dicho de otro modo, en Marte se mide sobre la superficie litosfeérica, mientras que en la Tierra, soslayamos que su equivalente estaría bajo la hidrosfera, que no sobre ella. Cuando se tiene en cuenta que la Fosa de las Marianas, el enclave más profundo de la corteza terrestre, cuyo “abismo Challenger” se encuentra a 13 034 m bajo el nivel del mar, las diferencias se acortan en demasía. Habría pues que  sumar 8 848 + 13 034 para no hacer trampas, aunque sean involuntariamente estúpidas. Y así el gigantón ya no lo es tanto.

En realidad las cosas son aún más complejas, cuando se tienen en cuenta geofísica, geodesia, etc. por las que las comparaciones se complican, y es aquí donde surge la mítica y legendaria figura del Volcán Chimborazo, ecuatoriano. De aquí que la noticia de hoy lleve el sorprendente título de” El volcán Chimborazo es el punto más elevado de la Tierra, no el Everest”. ¡Campeones, campeones, olé, olé, olé!. ¿Y por cuanto ganamos?. ¡Pues casi más de 2 000 metros!: ¡una barbaridad!.

Del mismo modo, hemos extraído esta joya histórica, es decir el gráfico que encabeza el post del sitio Web amigo denominado, Nosolosig: Información Geográfica, con cuyo autor he intercambiado varios correos electrónicos personales comentando los contenidos de nuestra bitácora (os recomiendo que lo visitéis) y su página. Abajo me he permitido añadiros la información que acompañaba a la foto.  ¿Es que aún no sabéis quien fue el naturalista Alexander von Humboldt?. Pues ir conociendo a este figura legendaria, uno de los mejores naturalista del pasado. Si hubiera sido anglosajón, os abráis cansado de leer su nombre y apellidos hasta en la “sopa de letras”.

 Pues bien, este descubrimiento, con un buen marketing institucional, puede incrementar ostensiblemente los ingresos turísticos del Ecuador en detrimento quizás de los del Nepal, etc. Y es aquí donde también siento lástima, vista la debacle y drama humanitario que sufrió hace pocos años por un enorme seísmo que ha devastado el país. Me encanta el montañismo, pero soy un ignorante en materia de alpinismo, por lo que ahora no sé qué ocurrirá con todos aquellos amantes de los ”güines” que intenten ascender o al menos visionar la montaña más alta de la Tierra. ¿Por qué?. ¿Qué harán ahora:ir al Nepal o al Ecuador? La nota de prensa que os dejo abajo lo relata este descubrimiento.

Quede pues patente la importancia de medir bien y tener primero en cuenta el punto de referencia adecuado, ya que no logro alcanzar a entender como se le olvida a muchos colegas.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

restauracion-de-riveras

Fuentes: Madrid+Natural y Sustainability writer

infraestructuras-verdes-restauracion-riveras

Fuentes: Madrid+Natural y American Society of landscape Architects

 En nuestros post precedentes sobre el proyecto del Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), ya hemos editados los post que relacionamos abajo, quedando aun varios por editar. Repetimos, una vez más que los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en muchos del tercer mundo, por desgracia. 

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de Riveras

No obstante antes de iniciar esta entrega remarcamos, una vez más, los objetivos generales, hurtando dos párrafos de los post previos acerca de las ciudades verdes. Los que leyeron algunos de los post aludidos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Ya hemos reiterado en todas las entregas precedentes que tal programa me parece, “en teoría” loable. No obstante también es imperativa y necesaria una serena reflexión, ya queno es oro todo lo que reluce”  ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornar en pesadilla,.  Y nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que me encantaría hablar y vivir en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los palabros hipervinculados previamente.

Comencemos pues con los contenidos de esta entrega y que aparecen ya en el título……

 Infraestructuras verdes…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Prostituyendo la Historia de la Ciencia (Ciencia Amnésica e Imperio Anglosajón)

ciencia-amnesica-e-imperio-anglosajon

Fuente Colaje google imágenes

 Inicio este post como una reflexión sobre la noticia que, en principio, iba a redactar hoy, pero que la dejaremos para “peor ocasión”. Y es que, a menudo, me enfurezco de leer tanta banalidad en las revistas científicas consideradas “de prestigio”.  Pero en este momento no puedo resistirme en explicar a los jóvenes como, sin desearlo, e impelidos por las modas, colaboran, como algunos de sus mentores, en la prostitución del conocimiento científico y su buena praxis. Comencemos señalado, ya que las evidencias se encuentran en las bibliotecas de las instituciones científicas y universidades, Estamos perdiendo un bagaje científico de valor incalculable. ¿Cuántos colegas menores de 50 años bajan hoy a una biblioteca para documentarse?. Consideran que todo se encuentra en Internet cuando tal opinión resulta ser absolutamente errónea. ¡La mayoría de las bibliotecas, al menos en Europa y EE.UU., se encuentran vacías, mientras que sus profesionales no paran de digitalizar e inventariar estos documentos. Ahora bien, su actividades no reside en rescatar del olvido artículos y libros, muchos de los cuales debieran pasar a los anales de la indagación científica, sino ayudar a sus Organismos a parecer “más modernos”. Buena parte de ellos, en especial los más mayores, juran y perjuran, ya que son conscientes de lo que se cuece actualmente, así como del desastre histórico, del que ya difícilmente podremos escapar. Si se soslaya la lectura de muchos documentos relevantes redactados por nuestros predecesores, se prostituyen los antecedentes de las investigaciones que publicamos hoy en día, haciendo parecer que nuestras pesquisas actuales atesoran un valor estratosférico, cuando en realidad, en muchos casos, son meras parodias y plagios involuntarios (¡aunque a veces no!) de colegas que nos precedieron y a los que deberíamos respetar, cuando no idolatrar.

 Adelantaremos que al implementar las referencias de los antecedentes bibliográficos en un texto que se pretende publicar, todo el mundo debiera estar obligado a comenzar por el primer investigador que fue padre del hallazgo, línea de investigación, etc.  Siempre fue así hasta hace un par de decenios. Sin embargo, cada día leo más “papers” cuyas bibliografías parecen partir de las últimas décadas del siglo XX, como mucho. ¿Y antes que? ¿No existía la ciencia?. ¿Eran todos los estudios irrelevantemente indecentes? ¡Ni mucho menos!. Por esta razón, muchas de las consideradas novedade4s por la prensa y noticieros, no lo son en absoluto. Pero aquí no termina todo. De estar bien documentados, esos colegas se darían cuenta que las conclusiones de sus estudios  son deficientes, y con harta frecuencia erróneas. Más aun, de haberse consultado tal tesoro  patrimonial, diversos proyectos de investigación no deberían ni haberse financiado, por cuanto lo que pretenden averiguar fue ya descubierto hace mucho tiempo. El tema es tan espinoso e indignante que no puedo más que hacer un breve resumen de los graves males que afectan a la ciencia contemporánea.  Pues bien, comencemos ya apuntando que entre editoriales y el mal uso de Internet estamos cometiendo un cienticidio” ¿¿??. Obviamente me refiero principalmente a las ciencias de los recursos naturales y agrarias, aunque presumo que en otras variadas disciplinas ocurrirá lo mismo.

Pero comencemos a mostrar las evidencias………

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

ciudades-resilentes-berlin 

Senate Department for Urban Development and the Environment

En nuestros post precedentes sobre el proyecto del Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), ya hemos editados las entregas que relacionamos abajo, quedando aun varios por editar. Repetimos, una vez más, que los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo.  

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

No obstante antes de iniciar esta entrega remarcamos, una vez más los objetivos, hurtando un párrafo de los post previos con vistas a intentar que disfrutemos de ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Ya hemos reiterado en todas las entregas precedentes que tal programa me parece, “en teoría” loable. No obstante también es imperativa y necesaria una serena reflexión, ya que “no es oro todo lo que reluce  ¿resultan viables?, e incluso en el caso de algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornar en pesadillaY nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que me encantaría hablar y vivir en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los palabros hipervinculados previamente.

 El urbanismo resiliente,y términos afines, con vistas a planificar un desarrollo de las ciudades más sostenible, debe ineludiblemente basarse sobre programas minuciosamente planificados aunque flexibles y muy bien dotados económicamente. Personalmente también añadiría a tal ecuación un referéndum entre los ciudadanos, con vistas tanto a valorar su interés, como usar esa vía a la hora de informarles y adiéstrales de la ingente tarea a realizar. Proyectos de esta envergadura requieren de muchos años, así como del consenso de todas las fuerzas políticas, sensibilidades ideológicas e implicación popular. En mi opinión, este resulta ser su punto débil, y especialmente en aquellos países como los latinos de ambos lados del Atlántico, dada nuestra singular idiosincrasia, para lo bueno y para lo malo. Y justamente la ciudad de Madrid resulta ser en estos momentos un ejemplo palmario. Tras muchos años en los que la especulación urbanística y la rapiña de las empresas constructoras (hablamos del conocido “ladrillazo”) se han impuesto a los intereses y patrimonio comunales (”el procomún”), al cambiar el partido político del gobierno municipal de la urbe, se lanza una iniciativa que, como Madrid+Natural, desea dar un giro de 180 grados respecto a las políticas precedentes. Nada garantiza que en la siguiente legislatura otro partido político alcance el poder, desandando el camino una vez más. Se trata de uno de esos temas que para intentar tener posibilidades de éxito exige un acuerdo rubricado por todos los partidos políticos. Y en este tema los latinos tenemos mucho que aprender de los germanos y anglosajones, de los que se han extraído la mayor parte de los ejemplos mostrados en el material colgado en la Web por Madrid+Natural.

Por tratarse de un urbanismo a gran escala, cabe un sinfín de alternativas por explorar, testar e implementar, paso a paso. En consecuencia el denominado  urbanismo resiliente, no es más que una declaración de buenas intenciones. Por esta razón, el texto ofrecido por Madrid+Natural, no atesora sustancia alguna, más que exponer el concepto y algunos ejemplos, como no, extraídos del anglosajones y germanos. Por todo ello, no resulta fácil profundizar en cuestiones técnicas y, como corolario, me limitaré a redactar unos breves comentarios.

 No  obstante cabe hacer hincapié en discernir entre urbanismo resiliente, y lo que ha venido a denominarse  como ciudades inteligentes o Smart cities. No hay razón alguna para que un urbanismo resiliente demande las costosísimas tecnologías que se esconden en el segundo concepto. Y digo esto ya que, con toda seguridad, las empresas constructoras e inmobiliarias desearan confundir al ciudadano para extraernos pingues beneficios.

Eso sí, personalmente no acabo de entender como el concepto  de urbanismo resiliente, aparece como una iniciativa más entre otras tantas, cuándo pienso que se trata del objetivo final, es decir el sueño de que disfrutemos de ciudades verdes y ecológicamente sustentables.

 urbanismo resiliente

El urbanismo resiliente se centra en la planificación urbana a largo plazo y la programación de desarrollo considerando las necesidades de adaptación al cambio climático. Las estrategias incluyen la elaboración de directrices sobre espacios verdes para las nuevas urbanizaciones o mejora voluntaria de las estructuras existentes, mediante incentivos.

 Involucrar a las empresas en estrategias resilientes de desarrollo puede convertirse en un objetivo vital para las ciudades. A través de la participación de instituciones locales y de negocios, éstas pueden fortalecer su responsabilidad social, promoviendo el desarrollo de áreas más saludables y el consiguiente bienestar de las personas.

 Sin embargo la última sentencia se me antoja un tanto ingenua ya que…….……..

(más…)

Etiquetas: , , ,