‘Fraude y Mala Praxis Científica’

Esquilmando los mares: Los dragones asiáticos devoran los frutos del mar

pesca-ilegal-china

Fuente: Google Imágenes

En un restaurante cualquiera dentro de 20 o 25 años

Por favor, ¿que frutos del mar tienen hoy en el menú?. Me apetece pescado

Tenemos de todo

¿Puede ser más concreto?

Ya lo he sido, usted puede consumir cefalópodos o medusas. Como le dije, hay de todo; Hay de todo.

Hoy no hablaremos de suelos. No me gustan este tipo de post pero el problema ha alcanzado cotas inimaginables, al menos desde hace un par de década,s y continua agravándose impunemente. Hoy todas las miradas se dirigen hacia China, con sus más de 1.374.620.000 habitantes, aunque el mismo pecado (que no pescado) debería recaer sobre Japón y otros países del sureste asiático.

Ya no se trata de que, como se señala en la primera noticia de hoy, de que un movimiento ecologista eleve su voz contra la flota pesquera china y su modo de proceder. En Taiwán, al parecer, la falta de ética ambiental también se ha convertido en ley. Puede entenderse, aunque con suma preocupación, que el incremento del nivel de vida  de parte de la población, “a la china”, se traduzca  en un desorbitante aumento en el consumo de pescado, más que nada por su densidad de población. Ahora bien, la cantidad de normas que infligen son innumerables, o por decirlo de otra manera, todas las posibles. La segunda noticia, de la que solo he añadido el enlace, da cuenta de ello. Y es que no hay día en que no se reproduzcan en los rotativos de prensa varias noticias que encaminadas en la misma dirección. ¡O pescamos o pescamos!, por las buenas o por las malas!. ¿Con que artes de pesca?. Todos, “toditos, todos”. ¿Y si hace falta tirar una bomba atómica?. Pues seguro que también. Y no se trata tan solo de grandes navíos pesqueros, sino que como se apunta en la segunda noticia, los primeros, desde aguas internacionales, “sueltan” barquitos de pequeñas dimensiones que se adentran en las territoriales de otros países, pasando inadvertidos ilegalmente. Por ejemplo, la guardia costera del gobierno mexicano, sospechó hace poco más de un año que unas típicas embarcaciones tradicionales, propias de los pueblos marineros cercanos, podían estar de hecho relacionados con el narcotráfico. En consecuencia, allí fueron para inspeccionarlas. ¡como no!, se trataba de pescadores chinos con sus “malas artes”, cosechando los frutos del mar de cualquier manera, menos de forma legal. Parece ser que no habrá fórmula de evitar que se esquilmen todos los ecosistemas marinos, robándonos su enorme riqueza y diversidad. Hay que poner freno a tanta falta de respeto por el resto de la humanidad y la biosfera. Recordemos que la biota oceánica se encuentra también implicada en la regulación del sistema climático, por lo que las consecuencias pueden terminar siendo de una magnitud incalculable.  Todo lo que hagamos los demás, que no es aun suficiente; no servirá de nada, ya que como veis, usan un enorme abanico de argucias con vistas a alcanzar las aguas  litorales territoriales de todas las naciones con riquezas pesqueras. ¿Normas? ¿Qué normas?. ¡Un país dos sistemas!. Uno legal y otro ilegal.  Y lamento redactar estas líneas, por cuanto en este blog todos los ciudadanos y Estados del mundo merecen el mismo respeto. Pero hay casos en los que personalmente no puedo evitar informaros del ¡drama subacuático que vivimos!.

Algunos estudios recientes nos informan, que ante la escasa densidad de población de muchas especies piscícolas, las medusas y los cefalópodos, comienzan a ocupar sus nichos vacios, dando lugar a un enorme crecimiento de sus poblaciones. Lo dicho, ante la pasividad de todos, en unos  pocos años, la enorme diversidad de frutos que no ha ofrecido el mar se reducirá a cefalópodos y medusas. Rico, rico, variado, muy variado, mil delicias, ñam, ñam.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,

Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento

envejecimiento-cambio-climatico

Fuente: Colaje Google imágenes

La nota de prensa de la que comentaremos “algo” en este post, es un resumen de un trabajo publicado en la revista Nature, y que lleva por título: “La Tierra se calentará más de 2ºC este siglo según las últimas predicciones”. Su contenido nos pretende hacer creer que: “(…) los investigadores concluyen que la temperatura media del planeta a finales de siglo se habrá elevado 3,2°C, y que el crecimiento demográfico no es el factor determinante que provoca esta situación (…)”. Francamente no puedo estar en mayor desacuerdo. Yo no dudo de que el tránsito de una economía basada en los combustibles fósiles a otra cuyos pilares sean las energías renovables, paliara en parte, y a largo plazo, el calentamiento climático. Empero la geopolítica y la visión cortoplacista de la gobernanza mundial no da lugar a ser nada optimistas, por muchos convenios que se firmen. La historia nos ha mostrado una y mil veces que, contra el hábito de firmar se opone el vicio de no cumplir lo acordado. Y francamente esta parece ser una regularidad claramente corroborada a lo largo de la historia de la humanidad.

Vivimos en un mundo superpoblado y seguimos insistiendo en aumentar la población, cuando el Planeta dispone de unos recursos limitados. Por su parte, en los países más poblados el envejecimiento de la población comienza a generar problemas económicos y sociales a los gobiernos. Más aún, en los países pobres, la natalidad resulta ser más elevada, pero una ingente cantidad de criaturas o mueren de hambre o se enfrentan a un futuro tan oscuro como vacíos están sus estómagos. Las industrias de los países desarrollados trasladan allí sus instalaciones (deslocalización empresarial para descender sus costes de producción), generando paro laboral entre sus conciudadanos, aunque sin terminar de paliar tampoco la falta de alimentos en los países afectados por tal expolio. De hecho ocurre todo lo contrario, ya que tal tejemaneje empresarial, es frecuentemente aderezado por un aumento de la contaminación y degradación ambiental. Más aun, del mismo modo, les hurtan sus suelos más fértiles (acaparamiento de tierras). Recordemos que gran parte de los Estados de la opulencia han gestionado tan deplorablemente sus recursos que necesitan la superficie productiva de otros para poder alimentarse (tierras virtuales), socavando más aun la pobreza de los desheredados del mundo. Por tanto, no les ayudamos a mejorar sus condiciones de vida, ni a promover su soberanía alimentaria, Así pues, más que riqueza podemos hablar de exportación de la explotación, si adicionalmente recordamos que les hacemos trabajar en condiciones insalubres, bajos salarios y jornadas interminables.

De lo hasta aquí expuesto se deduce que: donde se ubica la riqueza también lo hace la vejez ciudadana, mientras en los lares repletos de criaturas que deben formar parte de las próximas generaciones se ha instaurado una profunda pobreza, por mucho que sus gobernantes se ufanen del incremento de sus PIB, pero que en el mejor de los casos, solo beneficia a los que más tienen. A más habitantes más recursos naturales se necesitan, así como una mayor degradación ambiental termina siendo el resultado, reduciéndose paulatinamente la cobertura de suelos fértiles a escala global. Pregúntense ahora, por ejemplo, ¿por qué se prohíbe la inmigración?.

Empero incluso en el caso más que improbable de que la gobernanza mundial y su economía dieran un vuelco inesperado, el lema de a mayor número de habitantes, mayor necesidad de recursos para consumir se me antoja insoslayable. Se podría retrasar, que no erradicar, lo que el destino nos depara, si la madre naturaleza y nuestro egoísmo no hace menguar drásticamente la población de una forma razonable y razonada. Y mientras tanto aumenta la edad de la población en los países de la opulencia, generando que sus habitantes deban trabajar hasta aproximarse a sus “fechas” de caducidad. ¡La esclavitud de los ancianos del futuro! Por lo tanto, otro triste final se encuentra en ciernes. La distribución de la población y las futuras generaciones así como el reparto de la riqueza, se me antojan más que brutalmente descompensadas, contrarias a la dirección que demanda la razón para alcanzar un futuro sostenible.

Recursos finitos demandan una densidad de población finita. Y en este punto nos topamos con el muro de nuestra estupidez. Obviamente no nos encontramos preparados para adoptar medidas drásticas, y ni tan siquiera nos atrevemos a proponerlas, ya que se trataría de crímenes de lesa humanidad. Si como China controlamos la tasa de nacimientos, la población envejece generándose los mentados problemas económicos y sociales. Si por el contrario, en ausencia de controles demográficos, como es el caso de la India, la tasa de natalidad se desboca y con ella la pobreza, el hambre y la injusticia.

Racionalizar nuestros finitos recursos es una solución que debemos adoptar inexcusablemente ¡ya!. Sin embargo, el problema de fondo queda ahí, so pena de los locos que nos proponen alcanzar el transhumanismo y el poshumanismo que, como su nombre indica, deviene en ir más allá de lo humano, sigan con sus esotéricos y desmadrados discursos. Un mundo de robocops y de robots, que estos nos remplacen, tal como somos. Hablamos de la pérdida de la humanidad en una evolución cultural y tecnológica, que nos conduciría a un mundo en donde los hombres dejarían de serlo en sentido estricto.

El cambio climático y la degradación global que diezma sus recursos naturales son el producto, que no la causa, de unos humanos irrazonables que crecen (mucho y mal) más allá de lo sustentable/razonable. Un mundo repleto de viejecitos con una exigua tasa de remplazo de la población se traduciría en un progresivo e irreparable envejecimiento. Podemos cerrar los ojos y mirar hacia otro lado, pero tarde o temprano, o nos ponemos todos de acuerdo o nos destrozaremos a nosotros y al planeta. No encuentro la solución, por mucho que he pensado y repensado el asunto.

El ser humano siempre ha mirado hacia adelante con la esperanza de que nuevos progresos científicos y tecnológicos nos ayuden a salir de los problemas de sostenibilidad que creamos. Sin embargo, esa misma tecnología nos ha conducido hacia un mundo más inhumano y gloriosamente degradado ¿o no?. ¿Seguiremos pensando de la misma forma en el futuro?. A la dictadura financiera que padecemos,  todo  este dilema, el más serio al que jamás nos hemos  enfrentado, no les importa en absoluto, mientras que a los pocos “afortunadamente multimillonarios” que rigen sus destinos no les afecten y lleguen a vivir más que matusalén, o simplemente sigan persiguiendo “su asesina inmortalidad”.  Ante tales disquisiciones lo que vais a leer, que podría también criticarse desde el punto de vista científico, carece de interés a largo plazo.

Juan José Ibáñez

Continua……                 

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La excelencia Científica y la Publicación de Artículos de Investigación: Entre la meritocracia, el rigor, el politiqueo y la serendipia.

 la-meritiocracia-de-la-ciencia-y-sus-vicios

Meritocracia Científica

En 2010 envié un artículo a una revista denominada Applied Soil Ecology, siendo rechazado 18 meses después tras múltiples modificaciones y un sinfín de críticas. Los coautores me comentaron remitirlo a una revista de menor impacto.  Sin embargo como ya entiendo de que va todo este asunto, le di una parada hacia arriba, que no hacia abajo, por lo que pase a considerar una revista de mucho mayor impacto, es decir Applied Ecology. En 10 días fue aceptado con todo tipo de parabienes. ¿era tan malo o era buenísimo”? ¡A saber!

El día Siete de Julio de 2017 Simine Vazire, profesora de psicología en la Universidad de Davis (California), envió una atrevida y valiente carta a la famosa revista Nature, poniendo en tela de juicio, todos los vicios y chanchulleos existentes en el mundillo científico acerca de la diseminación de resultados, premios, concesión de subvenciones etc. Breve, concisa y rotunda.  Abajo os la traduzco, eliminando el texto original en inglés que, de cualquier modo, se encuentra en acceso abierto, por lo que podéis y leerlo pinchando sobre el título: Our obsession with eminence warps research (Nuestra obsesión por la eminencia/excelencia deforma la investigación científica).

Hoy no voy a repetirme, ya que en nuestra categoría Fraude y mala praxis científica), hemos hablado del asunto hasta la saciedad. Simplemente os ruego que comparéis mis argumentaciones, con las de Simine, incluidas nuestras múltiples referencias a la ley o “Efecto San Mateo”.  ¿Qué hubiera ocurrido de enviar yo la carta a Nature?. Con toda seguridad rechazo rápido y sin comentarios.  Ni soy un resentido, ni un científico frustrado, he publicado muchos papers. No es ese el problema. Lo que me hastía son esos colegas que defienden que la ciencia es objetividad pura y van paseando sus flácidos cuerpos cubiertos de una Sotana Blanca. Hablamos de los hipócritas que piensan que son ¡Sacerdotes de la Ciencia!. ¡Amen!. Digamos a los ciudadanos lo que ocurre. ¡Basta ya de tanta arrogancia y autocomplacencia. Vivimos en una comunidad tan turbia como cualquier otra.  

Os dejo sin más dilaciones con la traducción de la carta de 2017 Simine Vazire.

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

¿Jaque al Fraude Científico?. La Respuesta radical del gobierno chino

fraude-cientifico-por-paises

Ranking del fraude Científico por países (2012-2016)

¡Qué bárbaro!. Esto es lo que podría calificarse como la adopción de medidas contumaces contra el fraude científico. Y en el caso de que tales tecnologías novedosamente mortales basadas en resultados fraudulentos causaran víctimas, los defraudadores pueden ser condenados a pena de muerte.  ¿Sí?. ¿De verdad?. De ser el caso, que tiemblen muchas multinacionales farmacéuticas, así como las agroalimentarias que  producen pesticidas. ¡A la hogera!

Al gobierno chino le disgusta la imagen que ofrece al mundo su actividad científica, dado que aparece en el top 1 del fraude. Según la noticia Se estima que el 40 % de las investigaciones científicas realizadas en China han sido afectadas por algún tipo de mala conducta” (y reitero que conforme a la nota de prensa). Es decir no muy lejos de la mitad de sus indagaciones son tramposas “de algún modo”. Y aquí nos topamos con la primera corroboración sobre un hecho sobre el que hemos insistido durante “más de decenio” (ver nuestra categoría: Fraude y mala praxis científica). La excesiva presión de esa maldita política de “publica o perece” se encuentra dañando no solo la imagen de le ciencia, sino que atenta contra su esencia: el progreso del conocimiento. ¡Y esta vez no lo digo yo!, sino las autoridades chinas.

Pero maticemos lo que acaece en China, que el problema resulta ser mucho más complejo de lo que parece.  

Os extrañará que se hable de pena de muerte cuando tales indagaciones dan lugar a procedimientos y tecnologías que finalmente acarrean la pérdida de vidas humanas.  ¿Verdad? Cuando se lee asiduamente las notas de prensa de los boletines de noticias, uno puede percatarse de que allí, se han publicado varios casos de médicos e investigadores que “decían haber hallado formulas milagrosas para curar tal o cual enfermedad”. Los pacientes desesperados acudieron a sus clínicas y terapias, falleciendo después en demasiadas ocasiones: “el remedio era peor que la enfermedad”. Ahora nos vamos entendiendo, ¿verdad?. El título de la noticia original que analizamos hoy resulta ser el siguiente: “ China sugiere pena de muerte a investigadores científicos que cometan fraude”. La nota viene acompañada de un gráfico que hemos sustituido por el que encabeza este post basándose en los datos que proporcionaba tal ciberdocumento.

Como se puede observar, los países del SE asiático se lleva la palma con un 75% de los casos detectados. Y si sumamos los estados de la región, como La India y Paquistán…… daría lugar a pensar a que la ciencia producida por los dragones asalticos es lamentablemente engañosa.   Empero, la presencia de Irán en tercera posición es como para reflexionar seriamente. Del mismo modo, extraña por ejemplo que en USA tan solo se detectara un caso en cuatro años. En el libro la Anatomía del Fraude Científico, escrito por el historiador de la ciencia norteamericano Horace Freeland Judson, se ofrece un paisaje en USA muy alejado del idílico que se infiere de la lectura de la  noticia. Y es que como nos informa Horacio, el número de fraudes detectados no refleja la realidad, “sea cual sea”. Las cloacas de la ciencia son mucho más tenebrosas que una simple tabla. Cuanto más luche un gobierno contra la mala conducta científica, tantos más casos saldrán a flote. Y al contrario, cuanto más lo intenten ocultar los mandatarios, mejor parado saldrán en las estadísticas del momento. Sin embargo la bomba, tarde o temprano les explotará en las manos. Luego deben buscarse las fuentes consultadas para elaborar el ranquin, ya que hay verdades, mentiras y estadísticas.

Con vistas a ofrecer una imagen más clara del fraude por países, contar tan solo con el número de publicaciones, resulta ser la mejor manera de ofrecer los peores resultados. ¿Por qué no el porcentaje de fraudes por papers publicados? Uno debe tener en cuenta el número de los artículos científicos de cada país, el número total de investigadores y él de estos por 100.000 habitantes. Si se introducen todos estos datos en la ecuación, el ranking puede verse alterado por completo. De ser “serios” los datos, entonces probablemente mostrarían que Irán podría encabezar el ranking, pero es solo una conjetura que debe ser corroborada antes de acusar a un país entero.

Más aún, existen factores culturales, sociológicos, cognitivos y lingüísticos que, del mismo modo, debieran que tenerse muy presentes.

No solo a los españoles, sino a los franceses y alemanes, entre otros pueblos, nos costó sangre (en su momento) la obligación de publicar en Suajili. El proceso de aprendizaje colectivo resulta ser largo. El lenguaje determina el pensamiento, según nos informan desde las fronteras de la neurociencia. Empero nosotros expresamos nuestros pensamientos científicos con el lenguaje natural, gustos y estilos culturales y valores en los que hemos sido “cultivados”. Todo ello se pone de manifiesto a la hora de redactar un buen paper y mostrarlo con coherencia en otra lengua. Dicho de otro modo, el problema no reside tan solo en el manejo del inglés, sino en la forma que se expresan las mentes anglosajonas. He leído un buen número de artículos redactados en el idioma del imperio por los chinos con la ayuda de coautores cuya lengua madre resulta ser la de la Pérfida Albión (el inglés). En varias ocasiones he sido uno de los revisores elegidos por la revista en los que pretendían publicar. La diferencia de un artículo en cuya investigación intervinieron tanto chinos, como angloparlantes, de aquellos en los que los últimos solo tradujeron e intentaron dar algo de coherencia al “producto” los últimos es manifiestamente palmaria.  La mentalidad china es totalmente distinta de la occidental. Y así, los artículos cuyos borradores debieron ser escritos en esta lengua nos parecen a nosotros extraños y escasamente coherentes. Nos topamos, en mi modesta opinión, con el meollo de la cuestión. El lenguaje nos ayuda a protegernos (si lo dominamos a la perfección) o delatarnos (si no lo manejamos con fluidez y atesoramos conocimientos de su lógica subyacente), según sea el caso. Por lo tanto, sostengo que,  posiblemente, el fraude sea más fácilmente detectado cuanto menos se domine la lengua del imperio. Eso sí, no dudo que las diferencias culturales respecto a lo que se considera mala praxis y lo que no, también influyan. Y puedo asevéralo tras un par de conversaciones con colegas de esa nacionalidad y una estancia de varios de ellos con mi antiguo equipo de investigación. 

También debemos recordar por enésima vez que la mala conducta no concierne tan solo al fraude científico sino también a otros muchos aspectos de la indagación científica, de los que ya hemos hablado, por lo que no nos repetiremos. Tan solo os dejemos los enlaces de los dos últimos redactados poco antes de escribir este post.

Los Jóvenes Edafólogos y su Indignación (¿legítimas reclamaciones o xenofobia bajo el suelo?).

Los Cárteles de la Ciencia, Malas Conductas Científicas y la Revisión por Iguales (Un caso Reciente en las Ciencias del Suelo)

Respecto a la cárcel y la pena de muerte, me conformo con advertir que reglas o decisiones sencillas pueden generar resultados muy complejos e inesperados, como nos muestran las ciencias de la complejidad. Cuidado con el resultado y más aún cuando ciertos investigadores denunciados por fraude no lo hicieron, al contrario que los denunciantes.

Supongo que es la imagen del país lo que irrita a las autoridades Chinas. Pero como ellos mismos reconocen, y nosotros defendemos, el exceso de competitividad y su manifestación en el lema del “publica o perece” es un mal a erradicar. La ciencia necesita calidad, no cantidad que deviene en contaminación de la literatura científica. No atisbamos más que a vislumbrar la punta del Iceberg de los males a los que nos conduce el sistema actual de diseminación de los resultados científicos.

Os dejamos pues con esta justiciera noticia….. Continua…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

La Gran falacia de los Pesticidas y el Agronegocio de las Multinacionales: La humanidad enferma y la biosfera desolada (Informe de la ONU)

pesticidas-agroindutris-y-la-onu

Pesticidas: Fuente Google imágenes

Ya hemos repetido  en multitud de post las inmensas mentiras de las multinacionales del Agronegocio. Sí, esa que nos contamina con sus  pesticidas y fertilizantes. Nada nuevo bajo el Sol, excepto que la ONU se ha pronunciado y para darnos la razón. Como los sinvergüenzas de la dictadura financiera que causaron una crisis mundial de primera magnitud, estas “malas compañías” nos han intentado vender durante décadas que sin  ellos y sus productos, el hambre en el mundo sería pavorosa. La realizad es tozuda y refuta todas sus aseveraciones. Tanto la FAO como la ONU por fin se han pronunciado con rotundidad.  ¡Hay vida después de los agrotóxicos!, como también sin Smartphone, por mucho que a menudo los jóvenes se nieguen a reconocerlo.

Bajo la dictadura financiera, todo vale, con tal de amasar enormes fortunas a costa de los ciudadanos. La farmaindustria no pretende curar, ya que de hacerlo vendería muchos menos medicamentos.  La agroindustria no pretende mejorar la producción, sino vender, vender y vender. Todo vale para engatusar a la población y sus gobiernos. Y poco más os voy a decir. He seleccionado las noticia según diversos rotativos, y las críticas les llueven por todos los lados. Nadie duda de que en determinados suelos, ambientes y con alguna que otra plaga, se deba hacer uso de los agrotóxicos con moderación, ¡mucha moderación!.  Sin embargo, como en el campo de las ciencias biomédicas, nos quieren vender como indispensable la sobremedicación. Estas aves de rapiña insisten que el exceso es bueno, y como corolario, han indigestado a la biosfera y envenenado a los seres humanos. La misma trampa y el mismo discurso que los defensores de la economía neoliberal. Los mismos perros con los mismos collares y que pasean agarrados de la mano como amantes indisociables.

La abundante información que os dejo a continuación, me alivian de la pesada tarea, tanto para vosotros y para mí, de volver a repetirme como si tuviera hipo.

Vallamos a ver la somanta de palos que ha recibido la Agroindustria, lo cual, no les hará cejar en su empeño, ¡no lo duden!. Lean y reflexionen sobre la gran mentira del mundo en que vivimos.

Juan José Ibáñez

Continua………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Soberanía Alimentaria: los países ricos se alimentan a costa de los que se encuentran en vías de desarrollo (devorando suelos)

seguridad-alimentaria-mapa-mundo-fao-2012 

La Seguridad alimentaria en el mundo. Fuente: FAO

Una alerta de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo nos ha enviado un mensaje sobre la iniciativa “People4Soil”: de las que ya os he hablado en un post y sobre la que mostré mis reticencias en este otroCon independencia de cuál sea vuestra opinión, el texto del correo electrónico merece la pena ser analizado en detalle, y no precisamente por la relación entre los suelos y el cambio climático. El contenido también aparece en el sitio Web Econoticias, aunque abajo se os explica su génesis y procedencia. A título personal, como científico del suelo, creo que fui el primero en impartir una charla y elaborar una publicación sobre el tema de como devoramos los suelos más fértiles de Europa para la expansión urbana, infraestructuras etc. De eso hará entre 15 y 20 años. También, en esta bitácora, fuimos pioneros en reiterar sobre la gravedad de un tema sangrante, como puede constarse en los múltiples post incluidos en la categoría “Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo”. Obviamente, como se denuncia en el comunicado que abajo os exponemos, existen otras muchas amenazas muy graves. Pero a lo que vamos.

He recalcado en rojo y negrita los párrafos que dan motivo a este post. Halamos de la Soberanía Alimentaria. Como Europa sostiene una población densa y no manejamos racionalmente los recursos edáficos, como la totalidad de los países industrializados, nos apoderemos de las tierras fértiles de los países menos poderosos (Acaparamiento de Tierras), arrebatándoles su presente y secuestrando el futuro, es decir la posibilidad de alimentar a su población. Y así, aunque se desee ocultar, somos en parte responsables de las grandes hambrunas que padecen los más pobres. Ya expusimos un caso concreto, como el de Alemania, en donde se mostraban cifras escandalosas (Tierra Virtual o “Virtual land”: Suelos, Desarrollo Sostenible y Soberanía Alimentaria). Y mientras tanto, el modo de vida que nos ha impuesto la dictadura financiara mundial, genera que los Europeos, norteamericanos, etc., contaminemos al echar a la basura alimentos aun comestibles. Despilfarro, tras despilfarro, sin pensar que personas que morirán podrán sobrevivir con lo que aquí consideramos basura. No pensemos tan solo en el cambio climático, sino en nuestra complicidad por el sufrimiento que sufren miles de millones de personas, que no puede ocultarse tras ONGs y otras iniciativas sibilinamente humanitarias.  Permitirme que os narre una anécdota.

Viajando por Cuba con dos colegas de una universidad, paramos una noche a dormir en un hotel de los Cayos de aquel maravilloso país. Estos enclaves hosteleros son prohibitivos para la mayoría de los cubanos. Mis colegas entraron expectantes. Allí les mostré lo que era un buffet y cómo funcionabaSe quedaron atónitos, “literalmente con la boca abierta”. Inmediatamente uno de ellos preguntó: ¿Y se puede uno comer lo que quiera? Les respondí afirmativamente. Inmediatamente volvieron a interrogarme ¿Y qué pasa con los alimentos que no se consumen?. Les dije la verdad, como era mi obligación. Pronto me estremecí cuando a uno de ellos le comenzaron n a caer las lágrimas sobre sus mejillas (os lo juro). Y hablamos de Cuba, el único país del mundo con una huella ecológica “0” , considerado como un ejemplo de sostenibilidad (por obligación) y en el que independientemente de otras penurias, la alimentación de la población se encuentra garantizada. Y todo ello a pesar de que su agricultura en la isla no logra cubrir la soberanía alimentaria de sus ciudadanos.

Imagínense ahora que miles de personas, de ciudadanos hambrientos que pudieran ver aquél rocambolesco espectáculo de ostentación y despilfarro. ¿Usted qué haría en su caso?.

Los ricos nos comemos los alimentos de los pobres y luego les damos por caridad unos dólares con vistas a calmar nuestras conciencias, que no su hambre. Muchos de vosotros pensareis que soy macabro. Yo respondería macabro resulta ser nuestro cinismo. Gracias a Raúl, el secretario de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo, por hacernos llegar esta nota de prensa, que al menos a mi personalmente se me había escapado.

“Hipocresía sin fronteras”. 

Os dejo ahora con el contenido del aludido mensaje……

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Las Mentes creativas ante el desprecio del Establishment Conservador (frases celebres recopiladas por José Luis Rubio)

 jiicio-galileo

Juicio a Galileo. Fuente: Polymath

Ya hemos hablado en otras ocasiones y especialmente en los post almacenados en nuestra categoría “Curso Básico de Filosofía y Sociología de le Ciencia”, que a menudo la creatividad se ve recompensada “tarde, mal, o nunca”. Y así, mientras los mediocres y famosos, que son los que mayoritariamente alcanzan el poder, hablan grandilocuentemente de sus proezas y descubrimientos, muchos de los cerebros más geniales de la ciencia sufrieron lo indecible por proponer ideas que desmontaban el pensamiento  defendido por los próceres de su época. No hay duda de que, en esta ocasión, tal insano y irracional modo de proceder no resulta ser exclusivo de la ciencia, afectando a casi  (si no todos) los ámbitos del saber y cultura humana en general.  Todo ello me recuerda al título de la gran novela escrita en su corta carrera por John Kennedy Toole: “La Conjura de Los Necios”, que por cierto se suicidó muy joven (a los 31 años) tras no conseguir publicarla, siendo a la postre galardonada un año después de su fallecimiento. Que cruel y sátiro resulta ser el destino.

No se trata de una idea que se le haya ocurrido al impresentable administrador de esta bitácora, sino que la historia de la ciencia la confirma una y otra vez, como estoy seguro que algo parecido ocurrirá en los mundillos del are, la literatura, la música, etc. De hecho, con toda seguridad no conocemos la obra de grandes talentos (que paso al limbo de los injustos) ya que la mediocridad es tan poderosa, como el poder de las grandes multinacionales y la dictadura financiera que padecemos. ¿Y los famosos que salen en la Televisión, y los medios de comunicación en general?. Pues… ¡De todo hay en la viña del señor!.

Sin embargo no vamos hoy a filosofar, sino a mostrar algunas frases/ocurrencias  de mentes geniales a cerca de este mal que padece la sociedad en su seno. Todo ello viene a cuento de un comentario que José Luis Rubio, realizó a este post. Personalmente, había escuchado la primera de las frases que él ya me envió por mail, pero no recordaba su autor. En consecuencia le envié un nuevo mail a José Luis Rubio preguntándole por su autor. Él no se acordaba, tampoco, pero tuvo la paciencia de buscar y/o encontrar otras dos que también os expongo. No nos engañemos, es mucho más frecuente que las mentes creativas sean vilipendiadas por sus “iguales” que alcancen un gran prestigio tras sus aportaciones.  Por lo tanto, aquellos jóvenes que pretendan tocar el cielo por sus ideas, deben tener muy presente que, posiblemente, terminen por bajar al infierno y padezcan enormes sufrimientos.  ¿El cielo?. Si existe, posiblemente después de muertos. Materia de reflexión.

Os dejo con las frases que me envió José Luis Rubio (Premio Rey Jaime I), al que agradezco su inestimable ayuda, ya que en buena medida es autor de esta entrega, aunque sea involuntariamente. Eso sí, como el post aludido en primer lugar se basaba en una idea personal que no ha sido bien recibida por mis colegas…..y hay mucho mal pensante andante,  quede bien claro que Juan José Ibáñez es tan mediocre como el que más ¿vale?. Os recomiendo también que leáis estas otras quince frases célebres de Schopenhauer

 Juan José Ibáñez

Sobre la oposición a las nuevas ideas en ciencia conforme transcurre el tiempo

-No es cierto……

-Bien, quizás sea cierto, pero no es importante…..

-Siempre lo hemos sabido”……

 

-Se la ridiculiza…….

 -Se le plantea una oposición violenta………

-Se la acepta como evidente en sí misma…….

Arthur Schopenhauer.

Las nuevas ideas siempre son puestas en tela de juicio y encuentran oposición, generalmente sin ninguna otra razón que la de ser nuevas

John Hocke

Etiquetas: , , ,

Sellado del Suelo, Infraestructuras, Ladrillazo, Destruir el Litoral, Empleo y Enriquecimiento de las Empresas Constructoras.

ladrllazo-y-corrupcion-litoral-espanol-google-imagenes

El maravilloso paisaje natural del litoral español. Fuente: Colaje Google imágenes

El ladrillazo amenaza con atacar de nuevo…..

La crisis económica acaecida a finales de la primera década del siglo XXI puso al descubierto la fragilidad económica mundial y la del Estado Español en particular. También, en este país, puso de manifiesto la galopante corrupción subterránea en la que lamentablemente participaron políticos, bancos, empresas constructoras, etc.  Nuestra bitácora ya vaticinó, en repetidos post, antes de que se destapara tanta basura, el problema que se avecinaba. Hoy millones de familias españolas mal viven para llegar a final de mes, mientras crece el número de habitantes en el umbral de la pobreza, el empleo precario, y otras tropelías, cuyo listado podría extenderse a lo largo de varias páginas.  Ya sabemos que hay verdades, mentiras y estadísticas. Algunos políticos, a pesar de la lamentable estructura económica y el débil y descompensado tejido industrial del país, aunque también ocurre lo mismo en otros, se agarran a las cifras macroeconómicas con vistas a limpiar sus rostros mediáticos y las de los capitales financieros. Y así, el débil crecimiento de la Unión Europea en la actualidad,  ha llegado a incendiar la boca de algunos políticos timoratos que alegan que España es el motor de Europa. Mientras tanto la ciudadanía de este país mira asombrada la vertiginosa bajada en su nivel de vida ante tan glorioso subidón de estupidez, que no de bonanza. Si España fuera realmente el motor del crecimiento Europeo, podríamos alegar, sin temor a equivocarnos, que este continente se encuentra sentenciado a muerte, u obstinado en su suicidio. Si seguimos entendiendo, como se señala en los diccionarios y enciclopedias,  que la democracia es el “gobierno del pueblo”, personalmente podría alegar como ciudadano que la democracia real ha muerto. Vaya por delante que, aunque “en principio” se trata de un problema local, el tema debe preocupar de la misma forma a “América Latina”, y en especial a todos aquellos países que vuelquen “excesivamente” su desarrollo económico hacia el sector turístico.  Y allí el problema podría llegar a ser aún peor por sus idiosincrásicas situaciones ambientales y vulnerabilidad ante ciertos desastres naturales, como lo son los seísmos, erupciones volcánicas, huracanes y tsunamis. Ha sido demostrado sobradamente que la vegetación subacuática del litoral, como por ejemplo los manglares (pero también otros ecosistemas), son una primera línea de defensa contra estos denominados desastres naturales, cuyas consecuencias son también en parte producto de deficientes planificaciones territoriales que azotan muchas naciones. Las consecuencias de destrozar estos ecosistemas tampón que conectan al mar y la tierra firme las explico más adelante con detenimiento.

El tema del alocado crecimiento en la construcción de nuevas infraestructuras, no solo afecta al Estado Español, sino que aflora  en otros muchos países, ya que la dictadura financiera no ofrece casi margen de maniobra. Francamente mis conocimientos de economía son escasos, no tengo porque negarlo. Ahora bien, que ante el paro laboral galopante (o empleo precario) la generación de nuevas infraestructuras y urbanizaciones comienza a ser una práctica habitual en los países industrializados de Europa (ya repletos por no decir saturados de ellas) con vistas a general empleo barato. En consecuencia todo este desdichado asunto da lugar a pensar que o (i) no hay ideas, o  (ii) que se trata de una de las únicas alternativas de la que disponen los países mentados con vistas a generar empleo, siempre temporal, ya que las obras terminan los obreros volverán al desempleo. Y Así, poco a poco, el sellado del suelo avanza inexorablemente, sin paliar la pobreza más que temporalmente, a costa de cercenar la cobertura de suelos arables, ecosistemas naturales de gran valor ecológico, etc.

La corrupción y escasez de mecanismos con vistas a crear empleo, dio lugar en España a una enorme e injustificable construcción de infraestructuras, como aeropuertos en enclaves cuyo tráfico aéreo (en el mejor de los casos) siempre sería  mínimo, tanto en el presente como en el futuro, trenes de alta velocidad entre ciudades cuya carga potencial de viajeros diarios no daba lugar a justificar tan onerosas obras, costosas autopistas de pago (muchas de ellas ahora en quiebra que deben asumir los gobiernos regionales o Estatales), cuando ya las había de acceso público entre los mismos enclaves. Y así un largo etc. Miles y miles de millones de euros fueron invertidos en estos ruinosos faustos, muchos de los cuales ya no funcionan por su lógica falta de rentabilidad. En agosto de 2016 recibía la curiosa noticia  de que el Brexit ponía en peligro ‘boom’ de construcción en Reino Unido. Y este “puede” ser el motivo para que la primer ministro del Reino Unido Teresa May haya destinado 46 millones a impulsar el turismo tras el ‘Brexit’. Poca financiación se me antoja, pero todo parece encajar, ya que, según la prensa,  Theresa  las destina al sur de Inglaterra, cuando el verdadero problema ciudadano se localiza en el norte.

El enorme alza del turismo extranjero en España deviene de una que esperemos efímera coyuntura, debido a que en otros países mediterráneos, ya sean del norte de África (Túnez, Argelia, Libia, etc..), y del este (Egipto y Turquía), la situación turística por el miedo a los atentados terroristas ha desviado parte de sus potenciales visitantes hacia la Península Ibérica e Italia. Basta con que la situación se normalice, para que España siga recibiendo una gran cantidad de visitas, pero ostensiblemente menor que las que actualmente se registran, sobresaturadas por las tan mentadas como lamentables situaciones de esos países periféricos. Empero la situación podría ir a peor en cualquier momento, si al terrorismo islámico pone sus ojos en España, algo que en absoluto puede considerarse descabellado. En cualquier caso, paro el tema, aquí no sin antes señalar que, tan solo ocho años después de la crisis elladrillazovuelve a atacar, como si no hubiésemos aprendido nada de nada.

De seguir así, en pocos años la única naturaleza de la que podrán disfrutar los turistas será un mar sucio visto desde unas playas acosadas y rodeadas por otros mares de ladrillo. Y tal hecho inducirá a que muchos visitantes extranjeros, también amantes de viajar, recorrer y pasear por los paisajes circundantes, cambien definitivamente su desino estival. Por ejemplo, si se normaliza la situación política en el norte de África,  disfrutar allí de unas vacaciones hundiría buena parte del turismo en el sur de Europa, mucho más caro.

Las noticias que os ofrecemos abajo se me antojan pavorosas, en vista del ya dramático sellado actual de las costas de la península Ibérica. Ante la ya anunciada acometida de nuevas infraestructuras,  las escasas áreas con espacios naturales protegidos tenderán a desaparecer, como también parte de los ya diezmados sistemas agrarios por el asfalto. Y así la pérdida de biodiversidad sería aún más dramática, como también la ya precaria soberanía alimentaria, como nos muestran las notas de prensa que os ofrecemos abajo.

Seamos claros, la globalización económica y la deslocalización de las empresas hacia el SE asiático y otros espacios geográficos, en donde la mano de obra es enormemente barata, ha reducido drásticamente la capacidad de carga laboral de numerosos estados desarrollados. Si no hay más empleo, en gran medida es el resultado de que numerosas y grandes compañías lo han redirigido a esos países, generando serios problemas laborales entre los trabajadores europeos. Pero el impacto ambiental que ha inducido por la dictadura financiara global también atenta contra el medio ambiente de las más variopintas maneras.

Os dejo pues con las mentadas notas de prensa que hablan por sí solas. Si a tanto desatino se le denomina progreso o desarrollo económico, es que ya no hay esperanza en lograr acariciar un futuro más próspero, pudiendo hablar de un apolítica anti-sustentable, sin más contemplaciones. Pan para hoy, pobreza y miseria para mañana. Eso es lo que el destino nos depara si no se pone coto a la susodicha dictadura impuesta por una economía global despiadada. Comenzamos pues con la siguiente noticia: La fiebre del ladrillo arrasó el litoral español en sólo 25 años.

Continua……..

Juan José Ibáñez 

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Pérdida de Biodiversidad, Gran Peligro de la Humanidad

perdida-de-biodiversidad-fuente-shell-ethics 

Fuente: Shell Ethics

Cuando tenía once años, recuerdo que en un ejercido del colegio se nos pedía que definiéramos en pocas palabras a otro compañero. Y como éramos muy “ocurrentes”, si la criatura estaba gorda espetábamos frases como “la obesidad, gran peligro de la humanidad”, y en mi caso, por ser de taya menuda alguien exclamo “la esencia buena en frascos pequeños”, mientras que otro niño ubicado por las últimas filas apostilló:…. “y el veneno…….” . Y de esto va la asombrosa noticia de la que vamos a hablar hoy, que no tiene desperdicio: “La biodiversidad ha caído por debajo del umbral seguro por el uso del suelo”. Pero no se equivoquen, no hablamos de un gran peligro para la humanidad, sino del veneno, al menos de veneno científico. Pongamos un ejemplo que entenderán hasta los “peques de la casa”.

 Pregunta: Si tienes muchas naranjas sin contar en un cesto y alguien hurta “unas cuantas”,  a ver Pepito, ¿Cuántas naranjas de quedan?.

Respuesta inteligente: Pues las que había, menos las que me han quitado.

Repuesta científica según la nota de prensa de hoy: “Según el Índice de Integridad Biótica (IIB)”, “por debajo del umbral aconsejable” para  mantener la funcionalidad del ecosistema de mi microbiota”.

Quizás, algunos profesores aplaudirían al listillo y denostarían al primer alumno, es decir, al que tiene razón, ya que nos viene a decir. ¿Cómo puede usted preguntar esa tontería? ¿Si no había contado el número de naranjas que originalmente había en el cesto, como puede saber las consecuencias del hurto?

Pues bien, el grupo de afamados científicos/prestidigitadores lenguaraces  que ha elaborado el trabajo y al que cabría denominar “tonterías de los próceres de la ciencia sin fronteras”, se apunta a la segunda respuesta y nos comentan que la biosfera se encuentra a punto del colapso. ¡Quizás sí, quizás no!, pero sus cálculos debieran pasar a la antología del disparate, ya que todos sabemos sobradamente el problema que se sufre: la pérdida de especies. Y además los medios de comunicación nos lo recuerdan todos los días, como si fuéramos subnormales.

Pero en realidad desconocemos cuantas especies constituyen hoy en día el acervo biológico del árbol de la vida, habiéndose publicados cálculos que oscilan entre unos pocos millones a otros que espetan “trillones”. ¿Trillones?. Si algún colega ha llegado a esos “cálculos”, que dado el estado del arte viene a significar “elucubraciones carentes de base empírica”.    Ya comentaremos este último notición. Pero permítanme que adelante parte del contenido de la noticia que..

Los científicos usaron datos procedentes de cientos de estudios y analizaron la abundancia de animales, plantas y hongos en 2,38 millones de registros sobre 39.123 especies en 18.659 lugares, desde hábitats naturales, áreas agrícolas y urbanas (…) Un grupo internacional de científicos, liderado por la University College London en Reino Unido, ha cuantificado en detalle por primera vez el efecto de la pérdida mundial de biodiversidad y revela que las presiones relacionadas con el uso del suelo la han reducido enormemente. Según el Índice de Integridad Biótica (IIB), el límite seguro de pérdida de biodiversidad está en el 10%, es decir que en ese caso un 90% de la abundancia de especies se mantendría intacto”.

 ¿Pero cómo se puede “cuantificar en detalle por primera vez”, algo que se desconoce?. Ni cientos de estudios ni ¡leches!. Si no se sabe, no se sabe, y por lo tanto menos aun el límite de seguridad. ¿Qué es eso? De lo que si albergo seguridad absoluta es de que en este caso la denominación de grupo de expertos debiera/¿bebiera? ser reemplazado por el de paparazis de la ciencia, de cantamañanas, etc.. No es necesario aterrar a nadie, sino que los investigadores debemos informales a ustedes de nuestros cálculos, y sus incertidumbres, como también de nuetras dudas. Y ahora avanzo otra joya de la corona que espetan estos sabios desnortados:

Newbold propone volver a los límites seguros restaurando algunas zonas del hábitat natural y preservando las áreas restantes. “Tendremos que restaurar las tierras usadas por los humanos”, concluye.

Pues bien, la FAO nos informa de que no existe más suelo fértil por explotar mientras estos “cerebros fugados” proponen que parte de ella vuelva a convertirse en “hábitats naturales”. Ojalá fuera posible, pero no lo es, so pena que terminemos comiéndonos la naturaleza en una “gigantesca barbacoa” en el que denominaremos  ¡El gran atracón final que acabó con el Antropoceno!.

A lo largo de toda la nota de prensa se enfatiza que la agricultura es una de las principales razones del colapso ecosistémico global que se avecina. Yo imaginaba que tras tantos sesudos cálculos la respuesta final debiera haber sido: “No nos queda más remedio que retornar a nuestro modo de vida paleolítico, o de ciertos pueblos aborígenes neolíticos, ya que la agricultura industrial nos está matando”. Veamos tarugos, una cuestión es que la agricultura industrial sea peor que el Caballo de Atila que “”por donde pisaba no volvía a crecer la hierba“.  Y otra que cualquier manejo agropecuario conlleve una pérdida de biodiversidad, por cuanto incluso se ha demostrado que tal aserto es rotundamente falso. Existen sistemas de gestión agropecuaria sustentables que incluso pueden aumentar la diversidad natural del territorio. A lo largo de casi 11 años, os hemos ofrecido numerosos ejemplos en post sucesivos que han ido almacenándose en la categoría “Etnoedafología y Conocimiento Campesino”, por lo que no abundaremos sobre el tema.

También os explicamos con abundantes ejemplos como el hombre, en su devenir por la biosfera,  “no ha dejado títere con cabeza”, es decir que hemos perturbado todo, incluso ecosistemas que hasta hace pocos años considerábamos prístinos (sin antecedentes de impacto humano alguno). Por lo tanto, aunque conociéramos la plena diversidad de un “hábitat natural” (algo que también os explicamos que no se ha logrado “ni una sola vez”), tampoco nos serviría de referencia acerca de la diversidad perdida antes de que esos homínidos a los que se les presupone inteligencia iniciaran sus fechorías contra Gaia. Así pues, la metodología que hayan propuesto estos “sabios resabiados” ni sirve de nada ni merece la pena ser leída.   Pues bien, terminemos señalando que este estudio no debiera tener cabida en una publicación científica digna de llevar tal nombre, sino en la prensa más escandalosamente sensacionalista.  Es decir pura bazofia. Pero como vivimos en un mundo mediático ávido de execrables informaciones que escandalicen al público…Cuanto más desmemoriado mejor…. Desde luego, desde esta óptica cegata, hasta los científicos del suelo recuperaríamos nuestro protagonismo perdido. Eso sí, ni con todo el PIB Mundial durante un lustro conseguiremos restaurar todos los suelos degradados. ¿pero que sabiduría atesoran estos sabios?. 

 La bobalización global sigue su curso y se acelera…..

Os dejo con ese escrito pseudocientífico,  porque no puedo calificarlo de un modo más afable, aunque se me “escurren” otros mucho, muchísimo peores.

 Pues eso, aquellos de vosotros que estéis interesados en leer la nota de prensa que abajo expongo, taparos las narices con los dedos y ahí va……..

 Juan José Ibáñez

Pero qué asco………

(más…)

Etiquetas: , , ,

El Reciclado del Conocimiento Científico y el Origen de los Seres Humanos

el-reciclado-del-conocimiento-fuente-smithsonian-museum-of-natural-history 

Fuente: Smithsonian Museum of Natural History

 En tiempos de crisis económica, cuando escasean los recursos económicos con vistas a abordar nuevos temas, existen varias estrategias/estratagemas para sortear este acuciante problema y no verse obligado a fracasar ante la estúpida política del “pública o perece”. Muchos investigadores echan mano de datos que no publicaron en su momento, debido principalmente a que en esta frenética carrera por colar un artículo detrás de otro, a menudo no hay tiempo material para publicar/revisar todos los resultados de investigaciones precedentes Otros colegas se inclinan por recocinar antiguas investigaciones, no publicadas en revistas de impacto y en el idioma del imperio, por cuanto atesoraban y siguen haciéndolo un gran valor. Para ello, someten las muestras previamente almacenadas, a algunos nuevos análisis haciendo uso de procedimientos y técnicas instrumentales más recientes, que finalmente combinaban con los datos previamente publicados en las ahora ya “recónditas revisas”, fuera del alcance de casi todo el mundo y así… surgen, levantan la cabeza como investigaciones nuevas. No podemos reprochar que aquel conocimiento que pasó al limbo de los justos/injustos sea rescatado (véase por ejemplo nuestro post:  Ciencia Olvidada: “El Efecto Internet”). Debemos diferenciar las insidiosas publicaciones que redescubren la dinamita de aquellas que nos devuelven el conocimiento perdido o simplemente no “construido” en su momento, por causas ajenas a los intereses de los científicos y los propios ciudadanos. Incluso yo personalmente no descarto hacer uso de alguno de estos protocolos silenciosos, ya que varios papers que publiqué en revistas nacionales no digitalizadas, en español, hoy desaparecidas, pueden considerarse de candente actualidad. El único inconveniente de tales estratagemas estriba en dar argumentos a los responsables de nuestras políticas científicas para que maliciosamente aleguen que “ahora se utiliza mejor el dinero” ¿¿??, justificándose ante las legítimas acusaciones de sus rácanas e indecentes reducciones presupuestarias en materia de investigación. Y sí podemos hablar de “reciclado del conocimiento científico”, sin necesidad de echarnos las, manos a la cabeza en numerosas ocasiones. Al fin y al cabo también debemos recordar las denominadas “bellas durmientes”.

 Pero la mayoría de los lectores desconocemos esta información y realmente pensamos que se trata de vino nuevo cuando en realidad no lo es en el sentido estricto del término. Tampoco debemos olvidar que bajo  cientos vocablos de moda, como lo son: “big data, data mining y meta-analysis” se cuelan viejo vino en nuevas botellas.

 En lo concerniente a la  nota de prensa que os vamos a ofrecer hoy no se me ocurre ningún calificativo, a falta de leer el artículo entero con detenimiento. Ahora bien, su contenido divulgado en los rotativos generales, a pesar de que frecuentemente sean elaboradas por los Gabinetes de Prensa Institucionales, que día a día se asemejan más a empresas de publicidad y que por lo tanto se me antojan más acordes con la venta de un detergente o una crema facial, terminan por obnubilarme. El profano que la lea pensará que efectivamente se trata de un hallazgo tremendamente novedoso, cuando no lo es. Eso sí, en el “paper original”, seguramente los autores del artículo científico propiamente dicho, mostraran contenidos tan valiosos como novedosos. ¡A saber!.

 Pues bien. Hablamos de la noticia que lleva por contundente título “Humanos de la pradera”. Pues no, ¡no nos informa de los ciudadanos de las praderas, pampas o estemas!, sino de un estudio a cerca de los orígenes de los seres humanos en África. Todo lo vertido en la esta nota de prensa es conocido desde hace decenios, al margen de confundir pradera o pampa (que generalmente no atesoran arbolado” con las sabanas, en las que las especies arbóreas salpican el paisaje con  mayor o menor densidad. Pero como el “plumillas” del rotativo ha elaborado un texto paupérrimo y su cultura en estas materias brilla por su ausencia, el resultado es el que es: ¡lamentable!.  La comunidad científica no discute desde hace más de treinta años que el la transformación de bosques tropicales en sabanas, hace millones de años, transmutó el hábitat en el que habitaban los simios de los que procedemos. Y al hacerlo forzó a aquellos ancestros a llevar a cabo unos drásticos cambios de hábitos que afectaron, no solo en lo que concernía a su conducta, sino también a su genética y anatomía.

 En consecuencia, la noticia podía haber sido redactada en 2016, 2001 (Odisea en la Sabana) o en 1984 (George Orwell).  Me acosan las dudas, por cuanto parece que  que muchos de estos plumillas que se atreven a autodenominarse periodistas científicos, hacen mano de sus vetustos archivos cuando no tienen nada que llevarse a la boca. Y así encontramos otra vía para reciclar el conocimiento científico que pretende divulgarse a los ciudadanos, reiterando una y otra vez lo que ya sabemos. Cabe pues concluir que, a base de insistir e insistir,  como se hacía antaño a la hora de defender una educación brutal: la letra con sangre entra!. Maestros a la antigua usanza, y nosotros, lectores, los desaventurados alumnos.

 Hace más de 25 años leí un libro, creo que escrito por el catedrático de ecología de la UAM Francisco González Bernáldez, en el que se relataban estudios sobre la percepción de los ciudadanos de paisajes variopintos. Pues bien, resultaba que los paisajes sabanoides o adehesados (forest park en suajili)  eran los que generaban la mayor sensación de bienestar y tranquilidad en las personas que se sometieron a aquellos experimentos, en contra de los espacios desarbolados y los bosques densos. De aquellas experiencias el catedrático mentado comentaba que, posiblemente, la causa fuera el archiconocido origen de los humanos modernos en la sabana africana. No lo duden, de seguir así lo repetirán una y otra vez en la prensa, a falta de mejores noticias o simplemente porque en los rotativos hubo un cambio generacional de plumillas.

 Lean pues la nota de prensa y el resumen del artículo original, para comprobar que se parecen tanto como un huevo a una “sardina.

 Resumiendo yo propongo que para no equivocarse, estos denominados periodistas científicos podían apelar a la frase que Platón puso en boca de Sócrates: “Solo sé que no se nada”, y que la hagan suya “for ever”, aunque otros llegáramos a la misma conclusión viajando a lo largo de un genuino sendero científico durante decenios.

 “Solo sé que no se nada” y especialmente tras leer las notas de prensa de números periódicos.

 Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , , ,