Posts etiquetados con ‘fraude científico’

¿Jaque al Fraude Científico?. La Respuesta radical del gobierno chino

fraude-cientifico-por-paises

Ranking del fraude Científico por países (2012-2016)

¡Qué bárbaro!. Esto es lo que podría calificarse como la adopción de medidas contumaces contra el fraude científico. Y en el caso de que tales tecnologías novedosamente mortales basadas en resultados fraudulentos causaran víctimas, los defraudadores pueden ser condenados a pena de muerte.  ¿Sí?. ¿De verdad?. De ser el caso, que tiemblen muchas multinacionales farmacéuticas, así como las agroalimentarias que  producen pesticidas. ¡A la hogera!

Al gobierno chino le disgusta la imagen que ofrece al mundo su actividad científica, dado que aparece en el top 1 del fraude. Según la noticia Se estima que el 40 % de las investigaciones científicas realizadas en China han sido afectadas por algún tipo de mala conducta” (y reitero que conforme a la nota de prensa). Es decir no muy lejos de la mitad de sus indagaciones son tramposas “de algún modo”. Y aquí nos topamos con la primera corroboración sobre un hecho sobre el que hemos insistido durante “más de decenio” (ver nuestra categoría: Fraude y mala praxis científica). La excesiva presión de esa maldita política de “publica o perece” se encuentra dañando no solo la imagen de le ciencia, sino que atenta contra su esencia: el progreso del conocimiento. ¡Y esta vez no lo digo yo!, sino las autoridades chinas.

Pero maticemos lo que acaece en China, que el problema resulta ser mucho más complejo de lo que parece.  

Os extrañará que se hable de pena de muerte cuando tales indagaciones dan lugar a procedimientos y tecnologías que finalmente acarrean la pérdida de vidas humanas.  ¿Verdad? Cuando se lee asiduamente las notas de prensa de los boletines de noticias, uno puede percatarse de que allí, se han publicado varios casos de médicos e investigadores que “decían haber hallado formulas milagrosas para curar tal o cual enfermedad”. Los pacientes desesperados acudieron a sus clínicas y terapias, falleciendo después en demasiadas ocasiones: “el remedio era peor que la enfermedad”. Ahora nos vamos entendiendo, ¿verdad?. El título de la noticia original que analizamos hoy resulta ser el siguiente: “ China sugiere pena de muerte a investigadores científicos que cometan fraude”. La nota viene acompañada de un gráfico que hemos sustituido por el que encabeza este post basándose en los datos que proporcionaba tal ciberdocumento.

Como se puede observar, los países del SE asiático se lleva la palma con un 75% de los casos detectados. Y si sumamos los estados de la región, como La India y Paquistán…… daría lugar a pensar a que la ciencia producida por los dragones asalticos es lamentablemente engañosa.   Empero, la presencia de Irán en tercera posición es como para reflexionar seriamente. Del mismo modo, extraña por ejemplo que en USA tan solo se detectara un caso en cuatro años. En el libro la Anatomía del Fraude Científico, escrito por el historiador de la ciencia norteamericano Horace Freeland Judson, se ofrece un paisaje en USA muy alejado del idílico que se infiere de la lectura de la  noticia. Y es que como nos informa Horacio, el número de fraudes detectados no refleja la realidad, “sea cual sea”. Las cloacas de la ciencia son mucho más tenebrosas que una simple tabla. Cuanto más luche un gobierno contra la mala conducta científica, tantos más casos saldrán a flote. Y al contrario, cuanto más lo intenten ocultar los mandatarios, mejor parado saldrán en las estadísticas del momento. Sin embargo la bomba, tarde o temprano les explotará en las manos. Luego deben buscarse las fuentes consultadas para elaborar el ranquin, ya que hay verdades, mentiras y estadísticas.

Con vistas a ofrecer una imagen más clara del fraude por países, contar tan solo con el número de publicaciones, resulta ser la mejor manera de ofrecer los peores resultados. ¿Por qué no el porcentaje de fraudes por papers publicados? Uno debe tener en cuenta el número de los artículos científicos de cada país, el número total de investigadores y él de estos por 100.000 habitantes. Si se introducen todos estos datos en la ecuación, el ranking puede verse alterado por completo. De ser “serios” los datos, entonces probablemente mostrarían que Irán podría encabezar el ranking, pero es solo una conjetura que debe ser corroborada antes de acusar a un país entero.

Más aún, existen factores culturales, sociológicos, cognitivos y lingüísticos que, del mismo modo, debieran que tenerse muy presentes.

No solo a los españoles, sino a los franceses y alemanes, entre otros pueblos, nos costó sangre (en su momento) la obligación de publicar en Suajili. El proceso de aprendizaje colectivo resulta ser largo. El lenguaje determina el pensamiento, según nos informan desde las fronteras de la neurociencia. Empero nosotros expresamos nuestros pensamientos científicos con el lenguaje natural, gustos y estilos culturales y valores en los que hemos sido “cultivados”. Todo ello se pone de manifiesto a la hora de redactar un buen paper y mostrarlo con coherencia en otra lengua. Dicho de otro modo, el problema no reside tan solo en el manejo del inglés, sino en la forma que se expresan las mentes anglosajonas. He leído un buen número de artículos redactados en el idioma del imperio por los chinos con la ayuda de coautores cuya lengua madre resulta ser la de la Pérfida Albión (el inglés). En varias ocasiones he sido uno de los revisores elegidos por la revista en los que pretendían publicar. La diferencia de un artículo en cuya investigación intervinieron tanto chinos, como angloparlantes, de aquellos en los que los últimos solo tradujeron e intentaron dar algo de coherencia al “producto” los últimos es manifiestamente palmaria.  La mentalidad china es totalmente distinta de la occidental. Y así, los artículos cuyos borradores debieron ser escritos en esta lengua nos parecen a nosotros extraños y escasamente coherentes. Nos topamos, en mi modesta opinión, con el meollo de la cuestión. El lenguaje nos ayuda a protegernos (si lo dominamos a la perfección) o delatarnos (si no lo manejamos con fluidez y atesoramos conocimientos de su lógica subyacente), según sea el caso. Por lo tanto, sostengo que,  posiblemente, el fraude sea más fácilmente detectado cuanto menos se domine la lengua del imperio. Eso sí, no dudo que las diferencias culturales respecto a lo que se considera mala praxis y lo que no, también influyan. Y puedo asevéralo tras un par de conversaciones con colegas de esa nacionalidad y una estancia de varios de ellos con mi antiguo equipo de investigación. 

También debemos recordar por enésima vez que la mala conducta no concierne tan solo al fraude científico sino también a otros muchos aspectos de la indagación científica, de los que ya hemos hablado, por lo que no nos repetiremos. Tan solo os dejemos los enlaces de los dos últimos redactados poco antes de escribir este post.

Los Jóvenes Edafólogos y su Indignación (¿legítimas reclamaciones o xenofobia bajo el suelo?).

Los Cárteles de la Ciencia, Malas Conductas Científicas y la Revisión por Iguales (Un caso Reciente en las Ciencias del Suelo)

Respecto a la cárcel y la pena de muerte, me conformo con advertir que reglas o decisiones sencillas pueden generar resultados muy complejos e inesperados, como nos muestran las ciencias de la complejidad. Cuidado con el resultado y más aún cuando ciertos investigadores denunciados por fraude no lo hicieron, al contrario que los denunciantes.

Supongo que es la imagen del país lo que irrita a las autoridades Chinas. Pero como ellos mismos reconocen, y nosotros defendemos, el exceso de competitividad y su manifestación en el lema del “publica o perece” es un mal a erradicar. La ciencia necesita calidad, no cantidad que deviene en contaminación de la literatura científica. No atisbamos más que a vislumbrar la punta del Iceberg de los males a los que nos conduce el sistema actual de diseminación de los resultados científicos.

Os dejamos pues con esta justiciera noticia….. Continua…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

El Mito de los biocombustibles y el cambio climático. Fraude Social, degradación de tierras, contaminación y política insensata

fraude-biocombuestibales_0

Fuente: Google Imágenes

Hoy voy a ser breve, ya que la noticia que os vamos a mostrar lleva el título de “Los combustibles ‘bio’ contaminan más que la gasolina o el gasoil”. Y como veréis abajo, llevo 11 años clamando lo que a esta “Smarinteligentia” global ha tardado  más de un decenio en reconocer. Podéis ver las fechas de las entregas abajo. La nota de Prensa, recoge informes y comentarios de la Unión Europea y grupos ecologistas, tras toda la parafernalia y mucho más que hemos padecido durante al menos una década desde esas mismas fuentes. Y digo “mucho más” porque uno no sabe por dónde empezar, al margen de pensar ¿Cómo es posible que hasta ahora tanto político, experto y sabio, no se percatara del serio problema que personalmente venimos denunciado desde los inicios de tamaño disparate (al menos once años). Cabría también mentar que la propia Unión Europea y los grupos ecologistas (a los que en estos temas denominaba de salón) defendieron promovieron e incentivaron económicamente estas execrables prácticas desde el punto de vista del sentido común, así como de la lógica científica. Y ahora ambos, súbitamente se ponen al frente de la las denuncias. Es algo así como si nos escupieran a la cara: “si lo he dicho y hecho,ya no me acuerdo”. Ellos que lo hacían todo para paliar el efecto de invernadero, se han subsumido en un estado amnésico profundo, por no decir que parecen un serio estado deterioro mental, o quizás el mal del Alzhéimer se ha adueñado de todos los que gobiernan nuestras vidas. ¡Gloriosa estulticia!.

Y así aumentaron el hambre en el mundo, atentaron contra la soberanía alimentaria de muchos países por el acaparamiento de tierras, degradaron suelos y ecosistemas, y de paso indujeron una considerable pérdida de biodiversidad, etc. etc. etc. Miles de millones gastados en balde, o no, ya que ahora la situación que han provocado es mucho peor que la que había con anterioridad a la moda de los biocombustibles, tanto para el ciudadano como para la naturaleza. Hay varias preguntas del millón que se me antojan incuestionables.

Nuestros políticos son unos ignorantes o simplemente corruptos (véase más adelante).

Las multinacionales del agronegocio han arrasado vastas extensiones de terreno dedicado a la alimentación humana y la vida salvaje.

Las multinacionales han se enriquecido a costa de los pobres, aunque también de los ciudadanos de los países de industrializados, ya que, la producción de biocombustibles ha sido  incentivada con generosos fondos públicos que provienen de nuestros bolsillos.  Y luego nos vendían coches “ecológicos”. Me callo porque……

Los responsables de la política científica se han gastado miles de millones en investigación.

Los científicos, o no tenemos espíritu crítico, o somos tontos de capirote, o peor aun estamos en connivencia en una trama casi satánica.

Los investigadores han publicado decenas de miles de trabajos, la mayoría de los cuales deberán pasar al vertedero de la ignominia. ¿Tampoco resta ni atisbo de sentido común en la clase científica?.

Los ecologistas defendieron tales prácticas a capa y espada, a pensar que incluso el precio de un kilo de producto para consumo humano era más caro que enchufarlo en una gasolinera a los automóviles. ¿Así se palia la alimentación de una población de desheredados de la Tierra?.   

Cuantas iniciativas en pro de la humanidad y el medio ambiente podrían haberse logrado, de destinar, reitero, miles y miles y miles de millones de euros o dólares en pro de evitar la contaminación y el calentamiento climático de haber usado el sentido común.

Se multará en poco tiempo a los coches que usen biocombustibles, tras incitar a su uso?

En alguna ocasión hemos defendido que no resta vida inteligente en el planeta. Pero quizás lo que ocurra es que toda la gobernanza mundial son una banda de ladrones y sinvergüenzas.

Abajo os dejo la nota de prensa. Esta vez adelanto los post (sin ser exhaustivos) en los que hemos denunciado la crónica de este desastre anunciado ya que nos informan mucho más que la susodicha noticia.   

Quizás no seamos muy listos, pero si miramos alrededor………  

 Post previos publicados sobre el tema.

Biocombustibles: Un Atentado Contra el Medio Ambiente

De la Eco-política a la Eco-miseria: Sobre la Crisis Alimentaria 2007-2008 y El Papel Desempeñado por los Biocombustibles

 Biocombustibles o Cultivos Energéticos: ¿Mito o Realidad?

Tierras Marginales y Biocombustibles de Segunda Generación: Otra Gran Mentira

 Producción de Biocombustibles a partir de Residuos Lignocelulósicos: Riesgo sobre la Productividad de los Suelos

 Biocombustibles Agroenergéticos: Fuel para los Ricos y Hambre para los Desheredados

 Contaminación de Suelos y Biocombustibles: Las Mareas Rojas y Puntos Muertos

 Biocombustibles y Desarrollo Rural: Replicando a Fco. J. Tapiador

 Sobre Biocombustibles y Un Nuevo Estilo de Blogs

 Cultivando Biocombustibles y Sus Repercusiones en América Latina: Una Reprimenda a la Prensa y los Científicos Españoles

 ¿Biocombustibles o Biodiversidad?: Crónica de un Problema Anunciado

 Biocombustibles: ¿Salvaguarda Ambiental o Genocidio y Desastre Natural?

 Agroenergética: Deterioro de los Suelos y Degradación del Medio Ambiente (Biocombustibles)

 Globalización Económica y Energía o ¿Locura Colectiva?: Del G8 a la OPEP Pasando por El Vaticano

 La Objetividad de los Científicos: “Los apologetas”

 El Hambre en el Mundo, Falta de Suelo Agrícola, La Mala Política Global, La Volatilidad de los Mercados, Guerras y Piratas

 La Crisis Económica Mundial y el Tsunami Alimentario: Las Sinrazones de un Mundo Insustentable y el Club de Roma

 Tierras Marginales: Un Concepto Peligroso y Confuso

 La Guerra del Suelo y la Guerra del Agua: Postcolonialismo Ecológico

La Pérdida de Biodiversidad en la Agricultura Industrial

 Agroenergética ¿Una alternativa ética con soluciones científicas? (Salvador González Carcedo).

 La Trastienda del Protocolo de Kyoto: El Negocio de la Energía y los Nuevos Riesgos para el Medio Ambiente

 El Futuro de la Agricultura y sus Enfrentadas Alternativas

 Cambio climático, Multinacionales y Fraude Científico

 Incendios Forestales y Quema de Rastrojos: Efectos sobre la Calidad del Aire y Salud Humana

 La Acidez de los Ultisoles: Sobre Gobiernos, Industrias Agroalimentarias y los Desheredados de la Tierra (El Caso Carimagua, Colombia)

La noticia………

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

El Copia y Pega en la Docencia Universitaria

copia-y-pega-universidad-alicante

Imagen copiada y pegada de una página Web de la Universidad de Alicante

El curso 2013/2014 fue para mí bastante más decepcionante que el anterior en la asignatura que imparto en la Universidad. ¿Razón?: A la hora de evaluar me he topado con niñatos que, en lugar de esmerarse para redactar el trabajo/examen final, hicieron un uso descarado e infantil del copia y pega. En el año anterior, tan acción tan solo fue realizada por un alumno bastante díscolo. Sin embargo en 2013/2014, se alcanzó la cifra de 5+1 (el 35% de los alumnos). Es decir cinco alumnos realizaron un ejemplar deplorable copia y pega. Estaban advertidos que tal práctica acarrearía un “0” en su calificación. Empero para que entendáis mejor el tema digamos que hablo de un Master de post-grado, es decir que el alumnado debía considerarse adulto a la par que pagaban  un dineral por recibir el mismo. Y como siempre, eran los más jóvenes y, permítanme que lo diga, “pijos”. El tema fue peor de lo que pudiera parecer a primera instancia, tras sus quejas, embustes y otros tipos de trampas. Justamente un día después de enviar las calificaciones recibí una carta dirigida al profesorado de dicha universidad, por cuanto el copia y pega deviene en pandemia universitaria. Y así se nos informa que tal práctica sería motivo de expediente académico universitario en cursos venideros. Si me llegan a avisar antes (…). Pero a lo que vamos (…)

Sabemos que en la actualidad, inculcar la cultura del esfuerzo y la disciplina a los alumnos se encuentra dificultada por los cánones que recibieron en la educación escolar. Sin embargo, el profesor debería saber que “se pilla más rápido a un mentiroso que aun cojo.  Con vistas a conseguir tal objetivo uno debe saber “un poco” acerca de los recursos que dispone el alumno en Internet, ya que raramente se molestarán en copiar de un libro en formato papel.   Obviamente, también debemos reconocer que en determinadas asignaturas detectar al tramposo puede resultar ser más complejo que en otras. O los cinco jovencitos que yo he tenido que padecer son memos o simplemente se creían que lo era yo. No tardaba más de 30 segundos en cazar la fuente de donde se había copiado. Más aun, comenté que seguiría en ciertos temas una escuela cuyos contenidos no se encuentran bien reflejados en Internet. Y como no se molestaron en buscarlos, tomaron prestados (perdón plagiados), otros que ya había reiterado personalmente en clase que no enseñaría por diversas razones. Así de tontos, así de fácil. Eso sí, en otros casos pudiera llegar a ser algo más difícil si no fueran también sordos. Francamente escribir el blog, y realizar búsquedas me ha ayudado a cazar al tramposo con suma facilidad. Veamos el procedimiento.

En nuestras carreras universitarias, ya sean en facultades ya en escuelas politécnicas, constatamos que nuestros jóvenes cada vez manejan un vocabulario más pobre. Cuando en el texto que ellos entregan cambia abruptamente el estilo de redacción de uno pedestre a  otro más sofisticado (mejor si se les exige que su tema lo envíen vía electrónica), tan solo basta “copiar” cuatro o cinco líneas del texto sospechoso y “pegarlo” en nuestro motor de búsqueda” (quien a hierro mata a hierro muere”).  Seguidamente se pulsa el “enter” e inmediatamente se obtienen, no solo la comprobación, sino también el enlace del sitio Web de donde han obtenido el texto. Ellos lo negarán. Sin embargo, uno debía recordarles el dilema del mono de Borel (leerlo por favor).  En pocas palabras la probabilidad de que alguien escriba veinte o treinta palabras seguidas (siempre harán trampillas, pero son tan cándidos como  timoratos) resulta ser altísimamente improbable.  Muchos de ellos no lo reconocen, pero para su escarnio puede demostrarse “científicamente”.  

Con la red de redes ha cambiado la forma de estudiar de los alumnos, por lo que el profesorado que tenga alergia a Internet puede padecer más problemas. Sin embargo, con impartirles unos breves conocimientos (bastan unas dos horas) resulta ser más que suficiente para que cacen a los tramposos.  

Cierto es que en determinadas materias, como por ejemplo, cuando deben emplearse el lenguaje matemático el tema pueda parecer más difícil, en primera instancia. No obstante, siempre hay recursos, como utilizar expresiones formales poco habituales de las fórmulas, en lugar de las más comunes. Reitero que existen muchas maneras si uno conoce “un poco” el mundo de Internet.  Veamos un ejemplo. Esta bitácora recibía muchas visitas de gente menuda, es decir escolares de toda Latinoamérica, con vistas a hacer sus deberes hasta que una veleidosa modificación de Google hizo añicos las estadísticas de nuestra audiencia. Ahora ya solo nos visitan adultos. Pues bien, se pueden redactar contenidos con vistas a que aprendan los más pequeños escribiendo el post en lenguaje muy simple, pero salpicado de palabros impropios para la edad de los alumnos.  Y al hacerlo, resulta fácil detectar el copia y pega, ya que los pequeños no atesoran un lenguaje tan rico como para sustituir unas palabras por otras entendiendo su pleno significado.

El copia y pega de los Power Points que se les ofrece con los contenidos de la clase.

Tras impartir una clase, generalmente les dejo a los alumnos un power point con sus contenidos. Como el trabajo/examen lo pueden realizar en casa, la tentación de copiar lo que les parece más relevante, sin entender su verdadero significado es, a veces,  irrefrenable. Pues bien basta con añadir a los contenidos habituales otros que se intercalan, pero a los que el profesor critica por falsos o irrelevantes, etc.. Estos últimos se exponen sin más, siendo el profesor el que lleva a cabo su análisis verbalmente. Y así el alumno que no atienda, no sabrá separar el grano de la paja, es decir cuáles son los que el profesor considera ciertos y cuales falsos.  Pues bien, los listillos adictos al copia y pega, suelen recogerlos por igual, acusando al docente que él los había impartido en al aula, al ser suspendidos. De este modo se puede detectar quien atiende y quien dormita en una clase.   

En última instancia siempre queda el recurso al examen escrito u oral. Sea cual sea el caso no debemos jamás olvidarnos que fuimos cocineros antes que frailes, por lo que la mayor parte de nosotros utilizábamos las más ingeniosas maneras de copiar o recordar “algo”, como por ejemplo utilizando las famosas “chuletas”. Me resulta comprensible que algunos jóvenes copien en los primeros cursos universitarios. Ahora bien cuando se cursa un master que paga “papa” lo único que se demuestra es que lanzamos al mercado laboral criaturas perezosas y tramposas, más que jóvenes instruidos en la cultura del esfuerzo.  Mi problema resultaba aún más desalentador por cuanto en algunas clases abundaba sobre el problema del fraude y mala praxis científica, por lo que al leer sus burdos “copias y pega” se me caía el alma a los pies. ¡Tramposos y torpes!. Así no hacemos país; Así lanzamos niñatos corruptos al mercado. Hay que atajar el problema ¡ya!.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , , , ,

Monsanto versus Avaaz: Lobis agro-industriales contra la agricultura campesina y la seguridad alimentaria

A 25 de abril de 2013, 21.286.000 formamos parte de Avaaz, movimiento de redes sociales que lucha por los ciudadanos y el medio ambiente. 21 millones de personas son muchas. Esta organización ha comenzado una cruzada contra el Lobby más poderoso del mundo en materia agroalimentaria. Debería escribirse una enciclopedia con vistas a que entendierais las tropelías de la mentada empresa contra la salud de los ciudadanos, la naturaleza y los campesinos de los países en vías de desarrollo.  No se trata de un hecho reciente. Desde hace 25 años, como mínimo, escucho a mis colegas narraciones de las oscuras maniobras de esta multinacional. De hecho, quizás un día pida permiso a alguno de ellos para narraros un suceso que acaeció en mi antiguo centro de investigación cuando intentaban convencernos en España acerca de las bondades del Glifosato. Pero si no me creéis, buscar por Monsanto en Internet y lo comprobaréis el problema por vosotros mismos. Quizás las leyes puedan amparar sus desmanes, pero la justicia social y medioambiental no. Muchos relatos descritos que podréis leer en Internet son sobrecogedores. Por tanto, os animo que leáis los alegatos de  Avaaz  contra Monsanto y luego, si lo consideráis oportuno, uniros a nosotros. Debe quedar constancia que lo que el movimiento social narra es la ínfima parte de la punta de un iceberg que mediría muchos kilómetros. En muchos países de Latinoamérica lo sabéis sobradamente. Pero Monsanto  a veces se esconde bajo un sombrero aparentemente ambientalista como ya denuncié en nuestro post: Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación . Mucho cuidado.

montsanto-vimeo

Fuera Montsanto de Latinoamérica. Fuente: Vimeo

Juan José Ibáñez

glifosfato-montsanto

Glifosato: ¿compuesto amigable con el medio ambiente y la salud?. Fuente: mdz online

Avaaz en tan solo 32 horas consiguió dos millones de firmas contra Montsanto.

En la página Web sobre Wikipedia sobre el glifosato, por ejemplo, existen apartados sobre fraude científico, publicidad engañosa o efectos sobre contra la salud lemos un poco antes de comenzar contra las mil y una denuncias de Avaaz (…):

En dos ocasiones la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ha encontrado científicos falsificando deliberadamente los resultados de las pruebas realizadas en los laboratorios de investigación contratados por Monsanto para estudiar los efectos del glifosato….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Cambio climático, Multinacionales y Fraude Científico

En una época que se nos desea presentar como positivo el que el grueso de la actividad científica sea subvencionado por las empresas privadas, vengo sosteniendo que mi percepción sigue siendo opuesta a las tesis políticas que la avalan. Y a las pruebas me remito. Hoy os exponemos un ejemplo palmario (aunque existen otros muchos) de corrupción científica, cuyo estudio incluso logró inexplicablemente (o no, si el tribunal también fue sobornado) ser galardonado con un premio “verde”. ¿Actúan las plantaciones para la obtención de pulpa de madera en Indonesia, incluso las forestadas sobre turberas (Histosoles) como secuestradoras de carbono de la atmósfera?. Ese monocultivo se está llevando a cabo, ya sea para fines madereros/papeleros, ya para la obtención de aceite de palma, por grandes multinacionales en Indonesia.  Tal hecho se afirma en la nota de prensa que os mostramos hoy fechada a finales de Octubre de 2011El estudio “independiente”, financiado por la multinacional APP y llevado a cabo en la Universidad agraria de Indonesia “Bogor” fue merecedor del  Premio “Verde” otorgado en dicho país. Sb trataba de una noticia que se defendía  que sobre “todo tipo de suelos” estas prácticas secuestraban carbono, incluso en  turberas degradadas o esquilmadas, en las que hasta hace pocos años crecían bosques vírgenes inexplorados.  Me llamó la atención sobremanera, por cuanto, de acuerdo a mis conocimientos se me antojaba inverosímil. Al leer que también incluían bosques vírgenes sobre turberas, sospeché que había que profundizar algo más, ya que me resultaba imposible de aceptar. Y así fue. Veamos lo que pasó (…)

selvas-turba-indonesia

Bosque sobre turberas en Indonesia. Fuente: Greenpeace

bosques-quemados-sobre-turberas-fuente-mongabay

Bosque y turbera Incendiados en Indonesia para otros usos. Fuente: Mongabay-com

(más…)

Etiquetas: , , ,

Fraude Científico en la Ciencias Actual: Las Cinco Tesis

Cuando comencé la andadura en este blog, a finales de septiembre de 2005, ya tenía entre ceja y ceja, abordar el espinoso tema del fraude científico que tanto molesta a algunos colegas. ¿Cuál es la razón? Por aquél entonces, parecía tabú hablar de ello, por lo que muchos lectores se indignaron, cuando proclamaba lo que ya se aceptaba en muchos países. Empero en esta España Cañí, en donde ahora las malas prácticas afloran como las lavas de un volcán en muchos aspectos, contaminándolo todo, los argumentos se reducen al ¡tú más!, “o al “pio pio, que yo no he sido”. Por aquél entonces, la corrupción en la ciencia se encontraba alcanzando cotas alarmantes. Y así creé un a categoría con el oscuro nombre de Fraude y mala praxis científica, con vistas a que aquellos post pasaran desapercibidos a los miembros del establishment de este sacrosanto territorio ¿?. Recibí con nombres y apellidos decenas de correos electrónicos (de los “presuntamente” perjudicados, denunciando a los que “presuntamente” cometieron fraude que dañaba los intereses de los primeros). Obviamente no podía airear este material por falta de pruebas. ¡Son los afectados, que no un modesto bloguero, los que deben defender sus intereses. Obviamente no ostento el cargo de defensor dela ONG “científicos maltratados”.  Claro está, que también ya advertí sobre la cultura del ladrillazo (aquí hubo hasta amenazas de muerte) y los aspectos más oscuros de los biocombustibles agro-energéticos (tuve que vérmelas con blogueros, “presuntamente científicos”, que defendían veladamente los interesas de ciertas multinacionales, así como con colegas maquillados del “verde que te quiero verde”, que no puedo más que calificar de ignorantes oportunistas. Como el tiempo da y quita razones, unos siete años después retaría hoy a mis detractores a que abrieran la boca. Aquellos post iniciáticos, incluso pueden considerarse pioneros en muchos sentidos de la blogosfera hispana, adelantándose al reconocimiento científico y ciudadano de los problemas que finalmente estallaron en nuestras manos por no saber/querer desactivarlos a tiempo. Hoy la ciudadanía paga las consecuencias.  Tras leer la noticia con fecha 2 de octubre de 2012 que llevaba por título “El fraude científico se multiplica por 10 desde 1975”, pensé escribir un post, con vistas a recordar de nuevo que el fraude y la mala praxis científicas siguen ahí. De hecho, tengo varias entregas preparadas de lo que he vivido personalmente (por desgracia), y que podrían llegar a ser bombas de relojería en el seno de mi disciplina. ¡Pedro y Pablo: ¡advertidos estáis!, si no cambiáis de chip. Aquí sí tengo pruebas y muy esclarecedoras, aunque hay más casos. Pues bien, justo el día en que redacto esta entrada (24 de enero de 2013), en el sistema de bitácoras mi+d han aparecido dos post que inciden sobre este asunto. Sus títulos enlazados son los siguientes: Ética científica: el fraude es cosa de hombres y Honestidad científica. Digamos que el último es más divertido, a la par que “descomprometido” para que lo leáis y riais plácidamente, ya que se trata algo así como una antología del disparate, que nos presenta con humor Antonio Figueras. La primera, resulta más ilustrativa para alcanzar los propósitos que pretendo en este post. Como veréis, no coincido plenamente con la interpretación del autor, no porque considere sus conclusiones erróneas, sino debido a que los datos bordados merecen un análisis más profundo (y sarcástico). Pero vayamos al grano. Expongo a continuación mis cinco tesis sobre el fraude científico, sin pretender ser exhaustivo. (….)

fraude-cientifico-fuente-translation-blog

Fraude Mala Praxis Científica. Fuente: Translation Blog (más…)

Etiquetas: ,

El Nacimiento de la Edafología Moderna: ¿Fraude Científico y/o Errores de Imprenta?

El post que editamos hoy fue escrito hace ya año y medio. Sin embargo, no consideré oportuno editarlo hasta obtener más información. Contacté varias veces con Igor V. Florinski, quien sacó el tema a colación. Se trata de un asunto delicado, por cuanto tal vez, quizás, pudiera tratarse de uno de los fraudes científicos más antiguos de la edafología.  Sin embargo, existe la posibilidad de que simplemente se tratara de una coincidencia. Ahora bien, ambos de los edafólogos implicados estuvieron juntos durante el primer Congreso Mundial de la Ciencia del Suelo. Consulté a Igor si lo publicaría en una revista indexada y finalmente lo hizo (Eurasian Soil Sci). A la postre, acordamos escribir un artículo para una revista de habla española que se ha ido dilatando por mi culpa. Dedicaremos algún post al tema por cuanto requiere una seria clarificación en los anales de la historia de la edafología. Más aun, no se trata de la primera queja de la escuela rusa en temas similares. Hoy simplemente  edito la tormenta de ideas que redacté hace ya tiempo. Tarde o temprano, habrá que retornar sobre este asunto y otros similares con vistas a clarificar que debe hacer la comunidad científica en este tipo de situaciones, tan espinosas. La pregunta pues reside en indagar quien publicó por primera vez la ecuación de los factores de estado atribuida a Jenny: ¿este autor o casi dos décadas antes el ruso Sergey Zakharov?.  Continuará (…..) Veamos pues de que hablo (…)

El boletín de Noticias Pedometron número 30 (Agosto 2011) de la Comisión de Edafometría de la IUSS incluye una interesantísima contribución de Igor V. Florinski, perteneciente al “Institute of Mathematics Problems of Biology” de la Academia Rusa de las Ciencias. El Título reza así: “La Ecuación de formación del Suelo: La imaginaria prioridad científica de Hans Jenny. En ella Igor nos muestra como la ecuación de los factores de estado del último autor (1941) no deja ser un plagio, debido a “dos errores de imprenta” en sendos trabajos escritos en lengua rusa (o eso infiero yo personalmente). Pero quizás sucedieron otros hechos un tanto más oscuros, como veremos después (“solo tal vez”). Ya hemos defendido que, incluso sin ellos, la aportación de Jenny no debiera jamás haber sido considerada como el pilar de la edafología “moderna” ¿?. Sin embargo, Igor va mucho más allá, mostrando como la ecuación nace de las propias manos de Vasily Dokuchaev en 1899, si bien fue mejorada después por Sergey Zakharov en una publicación de 1927 procedente del Primer Congreso Mundial de la Ciencia del Suelo (reeditada de nuevo en 1931). Sin embargo, en ambas se produjeron los aludidos errores de imprenta que, pudieron afectar a posteriores interpretaciones históricas. Nadie duda de que Dokuchaev fuera el fundador de la edafología. Lo que se ha venido alegando es que su concepción moderna cabe atribuírsela a Hans Jenny. Eso sí al intentar ponerme en contacto con el vía mail no he podido, por cuanto el servidor me escupía todos mis correos electrónicos. ¿Otro error de imprenta en Pedometron?. ¡Vaya por Dios!, que mala suerte padecen los rusos. No os asustéis finalmente logre intercambiar correspondencia con Igor V. Florinski, quien gentilmente me envió abundante documentación. Al parecer Igor se encuentra jubilado. Yo le envié el primer e-mail a la dirección que aparecía en Pedometron (con dominio de Canadá), y el me contestó desde Rusia. ¡Eso parece!. La verdad es que la objetividad científica se me antoja un tanto cruel. ¡Errores de Imprenta!, o ¡algo más (…)! inducen a que la atribución de la paternidad de la edafología “moderna” pasara desde uno o dos rusos a un americano!. Vayamos pues a relatar algo de esta fascinante historia de la edafología, practicante desconocida por todos los profesionales.

sergey-zaharov

Sergei Alexandrovich Zakharov (1878-1949)

(más…)

Etiquetas: , , ,

Biochar, Cambio Climático, Secuestro de Carbono, Suelos y Marketing Empresarial

Ya os comentamos en el post titulado “Biocarbón, Fertilidad de Suelos y Cambio Climático“, que a menudo separar el grano de la paja en los contenidos de publicaciones científicas resulta ser una tarea difícil, por cuanto lo que se publica y se rechaza, a menudo, no se suele realizar con las “manos limpias”, especialmente cuando detrás se esconden intereses empresariales. Sin embargo, en el caso del biochar la estulticia llega aún más lejos ya que, como ocurre con el efecto de los transgénicos, una noticia que nos informa sobre los“dudosos” beneficios de un producto comercial, resulta a la postre ser rebatida en otros artículos redactados por sus defensores (¿promotores?). He ido narrando desde sus inicios la historia del biochar y los estudios recientes que popularizaron tal producto. ¿Para que sirve?. A bombo y platillo, desde las más prestigiosas revistas del mundo, se nos informó que los moradores precolombinos del amazonas dieron con un corrector/estructurador de suelos (que no un fertilizante) de propiedades casi milagrosas. Sus defensores proclamaron, a los cuatro vientos, que podría llegar a ser la esperada revolución agrícola del siglo XXI, ¡sí!, esa que daría lugar a una producción agropecuaria verdaderamente sostenible y ecológica. Y como veréis en los post escritos hasta la fecha sobre el tema (relación abajo por orden cronológico) el material original recogido en la Cuenca amazónica daba pie a pensar en que tal promesa, por una vez, tuviera visos de convertirse en realidad. El problema consiste en que varias multinacionales, asociadas a otras tantas instituciones científicas, creyeron (o nos hicieron creer) dar con el proceso clave de su producción, cuando realmente no es así. Dicho de otro modo, lo que se comercializa dista mucho de atesorar las propiedades del material creado por la tecnología indígena. La moda de investigar el biochar se propagó como una epidemia por todos los países industrializados. Empero los resultados distan mucho de ser los apetecidos. A renglón seguido, el marketing empresarial comenzó a agitar la coctelera. Producto de tal bamboleo fue (i) revindicar su papel como secuestrador de carbono en la lucha contra el cambio climático; (ii) obtención secuencial del biochar y biocombustibles mediante un proceso industrial conjunto y (iii) apelar a que la aplicación “masiva” de este corrector/estructurador en la edafosfera cultivada secuestraría ingentes cantidades de carbono de la atmósfera, paliando el calentamiento climático. Y así lo que se prometía como un verdadero cambio de paradigma comenzó a antojarse el “timo de la estampita”.  Mientras mi interés declinaba ante tanta estupidez, la moda siguió implantándose en las ciencias agronómicas y ambientales. Sin embargo, no terminaba de cuajar en lo que concierne a su comercialización. Pues bien, a la hora de redactar este texto Sciencedaily ha publicado otra nota de prensa en la los autores de una investigación indican, que “ya se sabe por qué el biochar afectaba negativamente la labor de ingenieros del suelo como las lombrices”, mostrando un método para solucionar tal serio problema. Todo ello apoya nuestras conclusiones aquí expuestas hace varios años. ¡No solo resultaba ser un fiasco, sino que incluso podía ser pernicioso! ¿Llevábamos razón o no?.

biochar-project-australia

Añadiendo biochar al suelo. Fuente: Biochar Project Australia

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Los transgénicos: Riesgos contra la biodiversidad, el Medio Ambiente y la Soberanía Alimentaria.

Ya hemos comentado que el debate de los transgénicos y sus repercusiones sobre la biodiversidad, el medio ambiente y tal vez en la salud pública de los ciudadanos se encuentra viciado por los intereses de las multinacionales y muchos de los investigadores que colaboran con ellas. Hemos tenido nuestros encontronazos con otro blogger de este sistema que reitera, como vocero de estos lobbies, que quienes no desean cultivar transgénicos en sus países son unos analfabetos. Empero estos últimos saben investigar y escribir tanto o mejor que los amantes de lo “trans” (¿fuga?). Y he aquí un ejemplo palmario, recientemente publicado, como dirían ellos, en la “prestigiosa revista Molecular Ecology”. Los resultados parecen ser demoledores. No lo duden, los sicarios de las multinacionales volverán a la carga intentando descalificar a todos aquellos científicos que no comulguen con sus ruedas de molino. Hablamos de los colegas que intentan verificar si contaminan los cultivos tradicionales e incluso a las variedades silvestres. Hay miles de millones de dólares (o Euros)  en juego, aunque también la colonización de la agricultura de otros Estados, violando la bioseguridad que dicen acatar y defender. No se trata ya pues de un problema ambiental y/o de salud pública, sino también geopolítico de primera magnitud. La noticia habla por si sola, por lo que poco más añadiremos al texto de la nota de prensa y el resumen en suahili de tan “afamada revista”. ¿Saldrá publicada esta noticia en los rotativos españoles? ¿Se seguirá desinformando a los ciudadanos? ¿Somos unos “analfabestias” como nos denostan los “tocagenes”, al igual que hasta hace poco tiempo alegaban los defensores de la energía nuclear?. Se nos induce a los investigadores a colaborar con muchas multinacionales de dudosa praxis en aras de mejorar la investigación y el desarrollo tecnológico de nuestros países. Y aquí tenemos las repercusiones de los mandatos de nuestros gestores en materia de política científica. Alguien debe poner coto a tanto desatino y clarificar de una vez por todas los efectos de los organismos modificados genéticamente. Sin embargo cabe preguntarse: ¿Interesa?. Como dice el refrán, “a rió revuelto, ganancia de pescadores” Defender lo indefendible en aras de la “verdad científica” se nos antoja el cuento de caperucita roja. Peor aun, comienza a ser una moneda habitual en la mercadotecnia de la ciencia. No lo duden, todo esta tan tendenciosamente viciado, que volverán “once again” a denostar a quien se interponga en su camino. Pronto lo veremos. Nuestras felicitaciones a los autores mexicanos que firman este trabajo, algunos de los cuales serán tildados seguramente de alarmistas, chapuceros y/o de atentar contra los intereses patrios.

Juan José Ibáñez y Régulo León Arteta

algodon-silvestre-gossypium-hirsutum-fuente-jardines-del-atantico

Algodón silvestre Gossypium hirsutum. Fuente: Jardines del Atántico

(más…)

Etiquetas:

Ciencia y Neoliberalismo Económico

Tras la segunda guerra mundial, la sociedad y sus naciones se desgajaron, esencialmente, en dos mundos diferentes. Hablamos de comunismo y capitalismo. Cuando devino el desmoronamiento de un socialismo malentendido, la gobernanza mundial quedó en manos del capitalismo. Ahora bien, este último seguía los dictados de la doctrina de John Maynard Keynes. Por aquellos tiempos, ya personalmente barruntaba que, al caer una de las doctrinas imperantes, los ciudadanos corríamos el riesgo de que se desbocara la otra alternativa. Y así ha sido. En nuestro post Retrodemocracia ya os comentaba como la Escuela de Chicago radicalizó la ideología keynesiana hasta los límites actuales, (aunque aun pueden llegar muchísimo más lejos), generando la crisis que actualmente padecemos. Quien quiera abundar sobre el tema, de forma amena, aunque no deje de ser escalofriante, les recomiendo que visionen los documentales La doctrina del shock e Inside Job (óscar al mejor documental en 2011, entre otros galardones). Pues bien, un amigo y Profesor de Investigación del CSIC, me envió ayer un enlace con una noticia aparecida en el rotativo El País el tres de mayo de 2012, que llevaba por título: “El Mundo Científico, bajo el síndrome de la retracción”. Se trata de una traducción de otro original aparecido en el en el New York Times (redactado por Carl Zimmer y denominado“A Sharp Rise in Retractions Prompts Calls for Reform” Y ¿que nos quieren decir bajo encabezamiento?. Adelantemos algunas frases: “Nadie se había dado cuenta de que todo estaba podrido” (…) “síntoma de un ambiente científico disfuncional” (…) Casadewall dice que teme que la ciencia se haya convertido en un juego en el que el ganador se lo lleva todo, con incentivos retorcidos que empujan a los científicos a tomar atajos y, veces, a caer en la falta de ética profesional. Es una amenaza tremenda“afirma” (…) Uno no puede fracasar, que su hipótesis sea refutada, dice Fang (…) ¿será esto el principio del declive?. Como veréis seguidamente, la ética científica parece estar desmoronándose desde que comenzó el nuevo siglo. Los investigadores, debido a un exceso de competitividad, se encuentran sumamente nerviosos (la doctrina del shock). Tanto en el arte como en la ciencia, el excesivo estrés y competitividad, no son las mejores estrategias con vistas a que afloren los talentos y desarrollen sus mejores potencialidades. Al parece,r la doctrina promulgada por la escuela de Chicago y el ínclito y Milton Friedman, tras calar en el mundo social y económico también lo ha hecho en el científico. Muchas fechas coinciden, diversos rasgos de la doctrina neoliberal que está haciendo sufrir tanto ciudadanos de muchos países afloran en la actividad científica, habiéndose multiplicado por diez, en una década, el número de artículos que han debido retirar las revistas científicas por fraude o chapuzas. El santuario de la ciencia puede convertirse en la casa de los horrores. No debiéramos extrañarnos si entendemos la ciencia como un constructo social y la ética de sus practicantes como un reflejo de la social en la que habitan. Pero la cosa no queda aquí.

terror-casa

El Fraude Invade la Ciencia. La casa de Milton Friedman. Fuente: El Séptimo Arte

Milton Friedman,

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,