Posts etiquetados con ‘docencia de la edafología’

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL ESTUDIO DE LA EDAFOLOGÍA EN CARRERAS RELACIONADAS CON LA SANIDAD (Por Antonio López Lafuente)

 edafologia-en-cc-relacionadas-con-la-salud

Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y equipo de López Lafuente

Hola otra vez, después de mi nueva incursión en el blog, allá por la primera oleada de la pandemia, ahora los tiempos se correlacionan con esta desgracia, vuelvo a escribir sobre temas relacionados con Edafología. Quiero dar, nuevamente, las gracias a Juanjo por brindarme estas páginas, intentaré que lo escrito sea de su interés.

Cuando miro los programas de Edafología que hemos impartido a lo largo de los últimos años, me refiero en la Facultad de Farmacia de la UCM, observo una clara evolución. Hemos pasado de explicar el suelo desde una óptica más cercana a la ecología, acorde con unas líneas próximas  a la escuela rusa (Dukuchaev) y francesa (Douchafour), donde se explica que los factores formadores actúan sobre el suelo y determinan los procesos de formación, a una Edafología más descriptiva y cuantitativa, seguida por las clasificaciones modernas, tanto de la  Soil Taxonomy (Soil Survey Staff), como de la FAO-UNESCO (WRB), donde horizontes de diagnóstico, componentes y propiedades, identifican mejor las características de los suelos.

Este hecho se ha producido porque el estudio del suelo lo hemos enfocado hacia la contaminación y su relación con la salud humana. Debido a esta nueva orientación de la disciplina, estamos en una facultad sanitaria, nos pareció más adecuado centrarnos en propiedades y componentes, ya que son más fácilmente cuantificables, lo que permite entender mejor el comportamiento del suelo ante la llegada de compuestos tóxicos, y analizar los procesos de sorción y desorción, o de movilización y precipitación dentro del perfil. Esto hizo que se abandonara, prácticamente, del programa el desarrollo de los procesos genéticos del suelo para incluir conceptos como calidad del suelo e índices de calidad, no desde el punto de vista de la producción de cultivos, sino como base para la prevención de la degradación del suelo y el medio ambiente en relación a los programas de sanidad ambiental.

Con este cambio en la forma de transmitir la Edafología los estudiantes han tomado conciencia, al menos en mayor medida, de que el suelo también es un  recurso natural a cuidar, y que no podemos tratar los temas de salud pública sin dar el protagonismo que requiere en cada momento al suelo. Esto, que parece una obviedad, nos ha costado mucho que se entienda, todavía el suelo sigue siendo el gran desconocido cuando se diseñan planes de actuación para preservar el medio ambiente, inclusive cuando tienen como objetivo la salud de los ciudadanos.

El precio que hemos pagado, desde el punto de vista de la Edafología clásica, es que no conocen el suelo más allá de como lo define el RD 9/2005 o, las legislaciones autonómicas, lo que les permite introducir en su lenguaje términos que incluyen: evaluación de actividades potencialmente contaminantes, usos del suelo, niveles genéricos de referencia, peligro y riesgo, o biodisponibilidad y bioacumulación.

Desde esta perspectiva nos situamos en lo que se ha llamado tercera “onda”, o tercer periodo de la historia de la Edafología, que definió Bouma (2002), y que tan bien describe Díaz-Fierros (2011), en su libro La Ciencia del Suelo. Hemos ganado en el análisis multifuncional del suelo, en efecto, ya el suelo no es solo lo que produce, ni solo una parte del ecosistema, además tiene que ser parte del acervo cultural, social, económico, sanitario de la sociedad. Pero también debemos decir que con ello, corremos el riesgo, como dice Díaz- Fierro, de dar origen a determinados efectos perversos, entre los cuales se destacaría el de la banalización del suelo como elemento de la naturaleza con funciones y procesos específicos propios.

Para intentar contribuir a que se entienda que el suelo es un sistema natural, dinámico, vivo, que desempeña una gran cantidad de funciones, y que su formación es un proceso continuo y muy complejo, hablaremos del suelo en el sentido que utiliza y describe, ya hace muchos años, Huguet del Villar en su libro “El Suelo” (1937), de Suelo edafológico lato sensu, es decir en sentido amplio. Por ello, trataremos los factores ambientales y los procesos edafogenéticos que tienen lugar para su formación, y analizaremos las funciones ecosistémicas  que se le atribuyen.

Quien me propuso la idea, se pueden imaginar, fue nuestro administrador Juan José Ibáñez, que revisando post publicados hace tiempo, vimos que aquellos con contenidos más divulgativos eran mejor recibidos por muchos lectores. Como este es un blog donde caben contenidos de diferente nivel, me sugirió escribir para los que les interesa el suelo, pero no son profesionales del mismo. Por tanto, el formato que empezamos tiene un nivel informativo que permita a los lectores entender un lenguaje, y que después, a quien le interese, pueda profundizar en los temas con mayor nivel científico. Es como una presentación de una parte de la Edafología.

Antonio López Lafuente

Etiquetas: , ,

El Suelo el Agua y Mucho Más: material didáctico para la docencia de la Edafología (Ángel Caballero Gª de Arévalo)

el-suelo-y-el-agua-material-docente

El Suelo y el agua

Ángel Caballero Gª de Arévalo (IACT CSIC-UGR) es un ilustrador gráfico profesional dedicado fundamentalmente, al menos en estos momentos, a realizar su labor en materia de las Ciencias de la Tierra. Cuando escribo este post, acababa de publicar en acceso abierto un pdf con más de 40 páginas sobre: “El Suelo y el agua”, repleto de bellas ilustraciones cuya estructura viene descrita abajo, ya que me he permitido “secuestrárselo” del prólogo de este magnífico libreto.  En mi opinión, es un material valioso y vistoso para todos aquellos que os dedicáis a la docencia y divulgación de le edafología o ciencias del suelo. Junto con otro material gráfico (publicaciones) puede bajarse de digital CSIC pinchando aquí: https://digital.csic.es/cris/rp/rp06041.

Y poco más que decir ya que podréis leerlo de la pluma del propio autor. Gracias a Ángel Caballero y las Instituciones que han fomentado o le sugirieron este tema. Espero, como él, que os sirva de ayuda o soporte en vuestra actividad.

Juan José Ibáñez

Continúa…. con prólogo del autor, las referencias que ofrece sobre el trabajo y enlaces para obtenerlo.

(más…)

Etiquetas: , , , ,

“La IUSS VA A LA ESCUELA” Concurso de folletos para niños sobre la biodiversidad del suelo (Booklet contest for children on Soil Biodiversity)

iuss-biodiversidad

Laura Bertha Reyes Sánchez nos ha enviado esta interesantísima propuesta y como tal os la expongo: ¡Animaros!

Estimado Juan José,

Espero que mi mensaje te encuentre bien y que disfrutes mucho junto conmigo la GRAN noticia que en archivos adjuntos te hago llegar.

Creo que es una gran oportunidad de participación para quienes estamos interesados y comprometidos con la educación interdisciplinar de las Ciencias del suelo para la preservación del mismo como el elemento indispensable a la existencia de la vida en el planeta.

Este es a la vez el lanzamiento del proyecto educativo “La IUSS VA A LA ESCUELA” a nivel mundial y con la IUSS y la Alianza Mundial por el Suelo de FAO trabajando JUNTOS por la sostenibilidad del recurso suelo como el bien común que es.

Mucho te agradecería auxiliarme en su difusión.

Con un muy cordial y atento saludo,

Laura Bertha Reyes Sánchez

Y aquí abajo la propuesta que nos envía Laura….

 

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: ,

Mapas de Suelos hechos con Suelos (Docencia y Divulgación de la Edafología)

mapa-de-suelos-hecho-con-suelos1

Mapas de Suelos hechos con Suelos. Fuente Stale.com. Elaborado por Seth Stevenson

2015 Año Mundial del Suelo

Muchos naturalistas son apasionados cuando se trata de hablar, trabajar y disfrutar a cerca de sus objetos de estudio. En el mundo de las ciencias de la naturaleza se trata de un hecho archiconocido. Tampoco resulta extraño que numerosos investigadores lleven a cabo “algún” tipo de colección, ya sean de ciertos animales invertebrados, minerales, rocas, herbarios de plantas, etc., etc.  Sin embargo, en materia de suelos no he oído casi nunca hablar de este tipo de actividades lúdicas. Pues bien, al norteamericano Seth Stevenson se le “escurrió” de sus neuronas una actividad bastante original. Se trata de elaborar un Mapa de EE.UU., usando para ello los propios materiales de suelos más idiosincrásicos de cada Estado de la Unión. Seguidamente añadió una leyenda en las que se hablaba de ellos, pero de la cual yo personalmente no atesoro más información de la os proporciono al final de este post. Se me antoja una actividad divertida para todos aquellos que aman los suelos, si bien también debemos reconocer que no atesora un gran valor científico. En cualquier caso, se trata de una manera de divertirse que bien pudiera animar a otros de emularla sobre sus “suelos patrios”. No obstante, se me antojan mejores procedimientos, que de paso estimularían a viajar. Con vistas a cumplir sus objetivos, Gregor envió cartas a los servicios de suelos de los departamentos de agricultura de todos los Estados de EE.UU., recibiendo paulatinamente muestras de los mismos. Curiosamente comenzó por dos de los más “exóticos”, como lo son Hawái y Alaska.  Con Kansas tuvo problemas debido a ciertos aspectos legales que se comentan en la página Web que os muestro abajo y de la que extraído esta curiosa noticia.

mapa-de-suelos-hecho-con-suelos2

Mapas de Suelos hechos con Suelos. Fuente Stale.com. Elaborado por Seth Stevenson

En España, por ejemplo, tal contribución de los organismos estatales u autonómicos a un hobby personal como este se me antoja una quimera. Puede ser una idea interesante para algunos de los que nos jubilemos antes, si en lugar de escribir cartas o correos electrónicos, recogemos las muestras con nuestras propias manitas. Se trataría pues de una especie de turismo edafológico, principalmente, aunque no por pura necesidad,  para expertos en la materia.

Se me escurre a mí también, que algunos docentes pidieran animar a sus alumnos a llevar a cabo tareas escolares o universitarias basadas en esta idea, si bien concentrada en espacios geográficos menos extensos. Así por ejemplo, en las clases se les pueden explicar los tipos de suelos representativos de un territorio (y a ser posible algún mapa) y luego, solicitarles que viajen por la zona y atinen a coger las muestras representativas de lo que se les ha  previamente explicado. Obviamente habría que centrarse en muestras de los horizontes superficiales, así como que detallaran las coordenadas geográficas en donde se llevó a cabo tal curioso muestreo con vistas a la elaboración de tan idiosincrático mapa. Obviamente no he pensado mucho en el tema, ya que pueden proponerse numerosas variantes a este burdo esbozo.  Por cierto, el autor jubilado vende este tipo de cartografías y, al parecer, se pueden adquirir por poco menos de 200 dólares.  

Sea como sea, y sin mayores pretensiones, se trata de una curiosidad edafológica que me apetecía compartir con vosotros. Quizás, tal vez, algún día me animo, pero viajando personalmente a cada lugar, ¡nada de correos!.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

Educar en las Ciencias del Suelo (Algunas Propuestas de Sabor Religioso)

Suelo eres y en Suelo te Convertirás……Pachamama

Nos encontramos en un momento en donde  el reto de educar a las nuevas generaciones, políticos y colegas de otras disciplinas a cerca de la importancia vital de las ciencias del suelo para la biosfera, el medio ambiente y la seguridad alimentaria se ha relanzado tras las últimas resoluciones de los grandes organismos Internacionales, como os hemos venido informando en numerosos post, tales como este: Ciencias del Suelo: Grandes Noticias en Diciembre de 2012 (Alianza Global del Recurso Suelo y Panel Intergubernamental de Suelos). Y así, en las redes sociales se han propuesto diversas iniciativas. Hasta donde alcanzo a entender, la siguiente es la que se encuentra alcanzando una gran popularidad: Soil Science Education | LinkedIn (no confundir con este enlace, ya que tiene otro objetivo: Soil Education (NRCS). Y por enésima vez en los últimos decenios, las tormentas de ideas de estas redes sociales podría ser útil con vistas a iluminarnos hasta qué punto la comunidad de edafólogos hemos ido cambiando de perspectivas y actitudes. En mi modesta opinión, lo que leo resulta ser exasperante: viejo vino en nuevas botellas. Es decir cambiando algunos vocablos volvemos a lamentarnos hasta la saciedad de que tanto nosotros como nuestra disciplina somos incomprendidos. ¿Ideas nuevas?. ¡Ninguna!. Eso sí, a la mínima oportunidad, alguien lanza una nueva iniciativa internacional (ver por ejemplo esta (European Network on Soil Awareness). ¿Para qué? Si tiene suerte el proponente será otro nuevo protagonista. Empero una y otra vez la cruda realidad nos devuelve al inicio de tales debates. Mientras tanto se cree inocentemente que dedicar un día mundial a un recurso maltratado, o mejor conseguir un año mundial ¿servirá de algo?: pues si para que algunos miembros de nuestro establishment se homenajeen “once again” con más copiosos banquetes y fantásticos viajes. Bueno pues ya tenemos nuestro International year of Soils. ¡A comer se ha dicho!. ¿Y luego qué?. ¿Pues nada de nada!. Retornando a los debates en Internet, analizar las preguntas y respuestas que nosotros mismos nos guisamos y comemos en el mismo plato: “The trouble with Soils is we all just treat them like dirt” o Can Natural Resource Management replace the soil science in education?. El problema para mí no reside en tales inquietudes, sino que no leo algo realmente novedoso, ni un atisbo de imaginación. Decía Thomas Kuhn en su “Estructura de lar Revoluciones Científicas”, que cuando los integrantes de una disciplina en crisis se percatan de su problema, comienzan debates espurios y delirantes que solo pueden entenderse con la competencia de un psicólogo, a la espera de que alguien, un  día, en un ataque de iluminación ponga el dedo en la llaga. Pero así pasan los años y parece que en nuestro caso (…) Nada de Nada. Ningún edafólogo ha sido capaz  de proponer un cambio de paradigma que ponga el mundo de los suelos patas para arriba. Empero tal hecho significaría que el problema es tan solo nuestro, cuando no resulta a ser exactamente así. Con la salvedad de algunos países y especialmente de Latinoamérica (aunque también nos quejemos) los estudiantes entran en la facultad pensando que un suelo es lo que pisan en su casa o al andar por la calle. Por su parte, en el mundo empresarial entienden por suelo como un espacio que ofrece oportunidades de construir, y los economistas bajan la cabeza hacia el denominado parqué de los recintos bursátiles.

educacion-en-la-ciencia-del-suelo

Educando a Entender un Suelo: Fuente: The Potomac Highlands Watershed School

Ante nuestra incapacidad y el autismo social, uno cabe pensar que los memes relacionados con los suelos se extinguieron de la mayor parte de las sociedades humanas. En este sentido y a sabiendas que el sentido común es el menos común de los sentidos, permitirme que desbarre un poco con las dos siguientes propuestas de sabor religioso. A menudo, cuando no se puede sacar de la obcecación a alguien mediante el uso de la razón, uno debe acudir a otras estrategias. Y aunque no soy de los que opinan que el fin justifica los medios, en este caso, las locas propuestas que propongo podrían dar resultado. Obviamente, para los no creyentes habría que buscar otras. Vamos allá…

(más…)

Etiquetas: , ,