Blogs Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Las Bitácoras “Perros de Presa”

Dentro de esta miniserie acerca de los blogs institucionales que, en nuestra modesta opinión (aunque avalada por las cifras de audiencia que hemos ido analizando), resultan sobradamente aburridos a una buena parte de los lectores, ya hemos comentado los informalmente denominados “Somos los Mejores” y “Tablones de Anuncios”. Hoy, en nuestra penúltima entrega describiremos aquellas bitácoras a las que les hemos puesto el apelativo de “Perros de Presa”. Tras ella solo quedará un último tipo por describir. Estos blogs se nos antojan, con diferencia, los más peligrosos para la cultura científica de los ciudadanos. Sin embargo, reiteremos que tratamos de ser constructivos. Pero en este caso (…) ElObjetivo perseguido es hacer entender que estos sitios de la blogosfera académica pueden mejorarse sin mayores problemas, ayudando al lector a que adquiera una mayor cultura sobre los avances de la indagación científica. ¿De que viene la denominación “perros de presa”? Simplemente intentamos hacer entender que más que la divulgación científica, pretender crear opinión a favor de una determinada línea de investigación y/o tecnología en detrimento de otras alternativas. ¡Nada que objetar!, por cuanto cada cual defiende lo que quiere o considera digno de ser avalado. Ahora bien, suele ser harto frecuente que los bloggers implicados actúen de forma un tanto sibilina y a menudo a la contra de las opiniones de otros blogs. Generalmente ofrecen escasos contenidos, siendo muy irregulares a la hora de añadir información que enriquezca la Web. Generalmente esta categoría concierne a los que abordan la defensa de ciertas líneas de investigación y tecnologías que resultan socialmente muy polémicas. Como ejemplos, podríamos citar la energía nuclear, el negocio de las renovables, la bondad de los organismos modificados genéticamente, o los negacionistas del cambio climático, entre otros temas. Su labor no consiste tanto informar debidamente al ciudadano como atacar y desacreditar cualquier noticia que no comulgue con sus intereses, escudándose en argumentos, datos y documentos muy sesgados. En otras palabras, soslayan cualquier noticia que atente contra sus propósitos, mostrando solo aquellas que respaldan sus puntos de vista. Cuando se alojan en sistemas de bitácoras institucionales, tras largos silencios si no hay nada sustancioso que anunciar que les satisfaga, atacan a aquellos blogs en los que se editan post que defienden otras perspectivas, literalmente “tirándose a su yugular“, como “los perros de presa”.  Y es aquí en donde discrepo totalmente de su estrategia. La razón es trivial. Obviamente, los lobby interesados en que florezcan y sean socialmente aceptadas las líneas de investigación y tecnologías a debate, pueden encontrarse subyacentes a estas bitácoras implícita o explícitamente.

perro-presa-canario-fuente-perromania-com 

Blogs “Perros de Presa”. Fuente: Perromanía.com

Evidentemente los grupos de presión o lobbies no se encuentran interesados en ver comprometida su imagen. En consecuencia, son investigadores de Instituciones Científicas que respaldan sus argumentos (por convencimiento o no, eso ya resulta más difícil de averiguar) o profesionales que ocultan los objetivos de las empresas en donde trabajan, los encargados de dar la cara ante el público. Y aquí, no resulta infrecuente que sus modos de proceder resulten ser más que cuestionables.

También existen temas en los que la mayor parte de la comunidad científica que trabaja en una rama concreta de investigación es proclive  a defender, colaborando, desinteresadamente o no, a respaldar los intereses de unos lobbies industriales. En tales casos debe reseñarse que la mayoría de ellos lo hacen por pura convicción en sus bondades, sin el menor atisbo de intentar confundir al ciudadano. No obstante, existen modos y modos de realizar tal labor lindando algunos de ellos con la provocación y el mal gusto. Así, por ejemplo, es común que en el ámbito de la biotecnología, muchos de sus practicantes defiendan ardorosamente las bondades de las plantas transgénicas o la necesidad de los ensayos con embriones humanos. Una vez más nada que objetar, si tal misión se realiza de una forma objetiva y educada, lo cual no siempre es el caso. Cuando se desacredita con contundencia cualquier estudio que vaya en contra de unos intereses, o simplemente se soslayen las noticias, con vistas a realizar un puro marketing apelando al material que les conviene no se puede hablar de objetividad. Por el contrario, si tales bitácoras muestran claramente al ciudadano sus puntos de vista y dan debidamente cuenta de las razones y procedencia de la documentación, nada se les puede reprochar. En estos casos, es decir cuando se contesta educadamente los comentarios de los lectores y otros colegas, no arremetiendo furibundamente con los que defienden otros puntos de vista, ¡todo perfecto!

Debemos recordar que cuando los blogs institucionales aceptan un “compromiso social por la ciencia”, es decir divulgar tal acervo cultural entre los ciudadanos, no se puede defender el uso de ciertas artimañas. Atacar con fiereza otros blogs que defienden posturas contrarias a las suyas, y peor aun, arremeter “anónimamente” a base de insultos contra sus bloggers en los comentarios a los post de estos últimos, descalificando e incluso insultando, entra en el marco del mal gusto y praxis profesional.

En esta bitácora ya hemos sufrido en diversas ocasionas tal tipo de arremetidas por los “blogs perros de presa” como fue el caso del affaire sucedido entre otro blogger y yo que podéis analizar en este y este post, y en el que por evitar una braca descomunal no edité ciertas capturas de imágenes en su blog (guardaditas están) que daban fe de su manera procelosa de proceder. Cuando defendía a mi colega y amigo Antonio Brú de las injustas desacreditaciones de otros colegas (ver por ejemplo este post) tuve finalmente que impedir que los lectores escribieran comentarios por cuanto los ataques eran constantes. Sin embargo existen ejemplos más sangrantes como los ocurridos en el blogBiología y Pensamiento” que escribe mi amigo y colega Emilio Cervantes. Emilio, como también es mi caso, no ve claro varios de los postulados neodarvinistas, sin que ello quiera decir, ni mucho menos, que seamos defensores de posiciones acientíficas como las postuladas por los defensores del creacionismo y del diseño inteligente. Empero tal debate es uno de los temas centrales del blog de Emilio. Pues bien, la cantidad de insultos y provocaciones que debe sufrir son exasperantes. La cuestión es que el IP o la dirección mail de algunos comentarios traicionan a los autores “anónimos”, que resultan ser científicos profesionales. Si en verdad consideran que llevan razón, ¿porque no firman con su nombre y apellidos?.  ¿porqué descalifican inmisericordemente abusando del anonimato? Muchas veces la falta de argumentos (…). Cuando los contenidos de un blog no te gustan, dejas de visitarlo y punto final. Existen muchos en el ciberespacio que serán de su interés. De no hacerse así abanderarán una cobardía difícilmente asumible ante el ciudadano.

Resumiendo, que todo el mundo tiene derecho a opinar. Ahora bien, el cibernauta debe estar debidamente informado de la fuente de procedencia de los bloggers y sus noticias, ya que en caso contrario se incurre a menudo en el engaño premeditado. Se me antoja lógico que existan bloggers, instituciones o lobbies que defienden los transgénicos, los biocombustibles de primera generación o la energía nuclear. ¡Están en su derecho! Otra cuestón bien distinta deviene de que los Blogs “perros de presa”, a menudo se hagan uso de ataques directos o anónimos, (tampoco se escatiman insultos) así como que su principal misión consista en “cerrar la boca” a los que espetan argumentos que les irritan, soslayando cualquier iniciativa de informar debidamente al ciudadano, ya es otra cuestión. Debe quedar bien claro que hablamos de blogs Académicos Institucionales o  que se inscriben, “de alguna manera”, en sistemas de bitácoras que si lo son. Como es de esperar reciben muy pocas visitas, siendo sus escasos lectores files incondicionales, tal logia. Eso si, si a algún imprudente (todos los hemos sido) se le “escurre” discrepar de sus opiniones en su bitácora (escribiendo algun comentario al respecto), es moneda de cambio que no contesten ellos educadamente, sino que te ataquen a la yugular sus ¿anónimos? seguidores.

Debido a todo ello, esta vez soslayaré ofrecer cualquier consejo con vistas a mejorar su audiencia, ya que su actitud no se me antoja merecedora de ello.

Lo más irritante es que suelen conseguir engañar al lector y amargar la vida a otros bloggers, sin que casi nadie se percate.

Juan José Ibáñez   

 Post Precedentes de esta Miniserie

Blogs Académicos y sus Mil formas de Aburrir al Ciudadano: Los Blogs “Somos los Mejores”

Blogs Académicos y sus Mil Formas de Aburrir al Ciudadano: Los Blogs Tablones de Anuncios

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Gracias por la mención que haces de mi blog, Juanjo. Hace ya varios meses que he puesto los comentarios bajo control previo a su publicación y elimino todos aquellos que contienen insultos.

Afortunadamente hace ya meses que no me han seleccionado ninguna entrada para la sección Blog del Día del Boletín de Noticias de Madrimasd. Lo que antaño tomaba con gran alegría y satisfacción como una recompensa a un trabajo concienzudo, pasó a ser luego un castigo ante la avalancha de insultos y comentarios ofensivos, algunos anónimos, otros bajo identidades falsas. Ahora, como te digo, afortunadamente ya no veo mis entradas seleccionadas para esa sección. Mejor. En el blog puedo borrar los comentarios malintencionados, en esa sección, no.

Tienes toda la razaón cuando dices:

“……..los lobby interesados en que florezcan y sean socialmente aceptadas las líneas de investigación y tecnologías a debate, pueden encontrarse subyacentes a estas bitácoras implícita o explícitamente.”

No me cabe la menor duda. Los lobbys existen, tienen ese tipo de intereses así como también disponen de los medios para imponer sus opiniones. Nuestro deber, como autores de un blog, es simplemente, llevarles la contraria.

Saludos y gracias por esta serie que espero alcance sus objetivos.

Un abrazo

Hola Emilio,

Es lo mejor que podías hacer ante tanta gente que anónimamente (debía darles verguenza: ¡su cobardía!) insulta porque uno no opina como ellos.

Un abrazo

Juanjo

Estimados Juanjo y Emilio, resulta sintomatico que cuando aparecen post de propagandistas de los “tocagenes” y otros que critican a troche y moche todo lo natural, ipso facto bloquean cualquier comentario. Eso lo he obervado inclusive en este portal,lástima.

Régulo lo padecemos todos. La arrogancia de los tontos, es decir de los que son tan ignorantes que creen que lo saben todo(sibilinos, mal educados y cobardes). ¡¡¡Pero tiempo al tiempo!!!.

Un abrazo

Juanjo Ibáñez

Sin embargo cuando lei el título “Blogs Perros de Presa” en seguida pensé en el de Emilio Cervantes que, admito que tenga dudas muy razonables con los dogmáticos neodarwinistas, pero destila un tono tendencioso e interesado. Y lo que es más, escudado como tú expresas en un blog institucional. Su opinión es totalmente respetable y defenderé que la tenga y la exprese, pero no parece que lo haga más que convencido de su propia autoridad y superioridad, una postura típica de ser el “unico que dice las verdades”.

Señor Belmontes,

Lamento observar que no ha entendido el contenido-mensaje del post. NO es precisamente Emilio a quien me refería, ya que tan solo es vocero de sus propias opiniones, las cuales son muy libres de se expresadas. Tampoco censura a nadie en sus comentarios vía anónimos a los que a la postre defiende cuando los que damos la cara con nombres y apellidos (entre otras lindezas que me reservo en la recamara).

Todo el mundo tiene derecho a expresarse libremente. Yo no leo los periódicos cuyas tendencias políticas no comparto, ni les dejo “recaditos” anónimos, como ocurre en una bitácora a la que me refiero en el post y que pertenece a este sistema. Eso si es ser vocero de intereses que esconde. Lo que no entiendo es leer blogs que no a uno no le gustan.

A mi en muchos blogs se me aplaude y en otros critica. Ahora bien no me dedico a leer las bitácoras que no me satisfacen. Entiendo que sería una actitud de intolerancia contra los que no piensan como yo. Y tal modo de proceder se me antoja execrable en una verdadera democracia.

Y sobre este tema ya adelanto que no admito más comentarios citando a nadie ni polémicas bizantinas. Cada uno tiene su propia y respetable opinión.

Juanjo Ibáñez

(requerido)

(requerido)


*