Clasificación Universal de Suelos, la WRB y la Santísima Trinidad

trinidad-el-greco

La Trinidad El Greco (Fuente: Wikipedia)

Tanto la IUSS, FAO, Panel Intergubernamental Técnico de Suelos, Alianza Global del Recurso Suelo, etc., etc. “parecen” estar de acuerdo en que se requiere una “única” Clasificación Universal de Suelos (USC). De hecho, en el Congreso Mundial de la Ciencia del Suelo 2010, celebrado en Brisbane (Australia), se presentó y aprobó la denominada Resolución de Godollo, a partir de la cual se constituyó un Grupo de Trabajo para la elaboración de este producto que deviene en necesidad, la mentada taxonomía. Sin embargo, y como ya os anunciamos  en otro post previo, otra iniciativa que va en dirección opuesta a de la “Godollo”, también auspiciada por la IUSS y FAO, fue lanzada poco después. Se trata de la nueva versión de la World reference base for soil resources 2014, o WRB 2014, producto encaminado para llevar a cabo un sistema internacional de correlación de suelos (“sea este lo que sea”), y que a la postre pretende utilizarse como taxonomía  internacional de clasificación. Debemos recordar que ya existen dos versiones precedentes, la de 1998 y la de 2006/2007. Sin embargo la IUSS ha reconocido a su vez como oficial (o algo así) la Taxonomía Americana o USDA Soil Taxonomy.  De hecho no hacía falta, ya que la aproximación americana se utiliza en tantos o más países de que la propia WRB.

Como podéis observar, quizás por obra y gracia de la santísima trinidad, actualmeente disponemos de un producto uno y trino.  Una única clasificación y tres productos verdaderos.  Misterio de los misterios, que por verbigracia de los “i”-.razonables designios institucionales, emula el de algunas religiones. Si por orden cronológico fuera, habría que destacar que primero fue el padre (USDA Soil Taxonomy) luego un hijo hibridado (Legenda de la FAO, reemplazada después or  la WRB) y finalmente el Espíritu Santo (La mentada clasificación Universal de Suelos, de la cual esperamos su advenimiento). Ahora bien, como el Espíritu Santo siempre ha sido el más misterioso de todos los espíritus, yo me atrevería a señalar que de hecho la WRB tiene en él su equivalencia, en términos teológicos. En la Página Web de la Comisión Internacional de Clasificación de Suelos perteneciente a la IUSS, no se aclara en nada de este misterio inescrutable, o en otros términos “la madre de todos los misterios”.

Para aquellos intransigentes que detesten las religiones y ensalcen “divinamente” la tecnología, podemos proponerle este lema alternativo  al que se denomina “tres en uno”, que suele utilizarse en el marketing comercial de algunos productos que dicen atesorar tres utilidades, pero que a la postre son peores que la uno, la dos y la tres.  Pues eso, “amén”.

Consultando a altos cargos del Panel y de la Alianza Mundial por el Suelo,fui informado que ambas entienden que la comunidad internacional de edafólogos debería atesorar una única clasificación y que la trinidad se ha colado de rondón, por el balcón. Veamos, por ejemplo, como lo explicita el Panel Intergubernamental (Abril de 2014), no sin antes anteponer un breve comentario institucional sobre la Resolución de Godollo

 IUSS Council Approval of USC Working Group from the minutes of IUSS Council, Brisbane, AU, August 2010

The Working Group on Universal Soil Classification was agreed with a time limit of 8 years (2018) and a review of progress towards an agreed Soil Classification System after 4 years (2014), with an interim document report in 2012.

Report of the Second Session of the Intergovernmental Technical Panel on Soils

The Universal Soil Classification is supported but the draft has too much focus on classification. Chapters 4, 5 and 6 could be merged

The draft recommendation on the Universal Soil Classification was not clear enough for members to understand what they were endorsing (e.g. is the new system an extension of an existing system (e.g. WRB or Soil Taxonomy) or is it based on a new numerical taxonomic analysis?). The current status of the WRB was discussed and it was noted that the intention is for the Universal Soil Classification to replace the WRB within the next decade.

Resulta palmario, para los que sepan leer en suajili, que el Panel también entiende que esta trinidad no resulta ser clarificadora, sino más bien bastante contundente. Ahora bien, dado que la USDA ST, nació con anterioridad a cualquier iniciativa de elaborar una clave, leyenda, clasificación o taxonomía con pretensiones de alcanzar la universalidad, soslayémosla aquí. Debe también tenerse en cuenta que en el Grupo de Trabajo responsable de la edificación de la USC, se encuentran representados los líderes actuales de la USDA ST y la WRB. Como os anuncie hace cuatro años, la incorporación al USC WG de los edafólogos rusos (generalmente defensores de una perspectiva genética), y de los edafometras radicales (que pretenden imponer el imperio de los números, para dejar a los genéticos en el limbo de los justos) el producto por llegar devendría deberá sortear un choque múltiple de trenes de mercancías.   No obstante y con independencia de la naturaleza del producto que queda por “advenir”, tras el ¿inmaculado? parto de la USC, lo que cabe preguntarse es ¿merece la pena continuar desarrollando la WRB cuando será reemplazada en un lapso más o menos breve de tiempo?. ¿Qué defiende la WRB? Y especialmente ¿Quién respalda a la WRB?.  Veamos de que hablo (….)

Miembros de la FAO, ya jubilados o que no prestan actualmente servicio en la FAO (algunos muy buenos amigos) sentaron las bases de la WRB de 1998 y 2006/2007. A la postre este liderazgo fue trasladado a un denominado Grupo de Trabajo de la WRB (IUSS). A él fui personalmente invitado a participar (y así lo hice en sus inicios), permaneciendo aun en su seno (al menos hasta que edite este post). Sin embargo, desconozco completamente sus entresijos, al margen de que un núcleo duro de cuatro o cinco expertos con Peter o Pedro Shad a la cabeza, y numerosos miembros a la cola.  Durante estos últimos años, fui recibiendo información sobre los cambios que se han ido introduciendo a la WRB, así como el borrador de la última versión para que opinara y/o hiciera sugerencias al texto. Suele realizarse una excursión anual en diferentes países con vistas a cotejar en campo, mejorar el sistema propuesto y poco más. Dado que hay que sufragarse personalmente los gastos a estos Mítines/excursiones, no he asistido desde 2008. Sin embargo, albergo una montaña de dudas sobre la estructura y dinámica de este Grupo de Trabajo, que en mi modesta opinión es bastante personalista por parte del núcleo duro y especialmente de Pedro.

Tengo sobrada constancia de que la FAO no mantiene en los últimos años su apoyo a la WRB, como tampoco el Panel, mientras que la IUSS también aprobó la resolución de Godollo. Por lo tanto cabe preguntarse, ¿Cómo se financia su grupo de trabajo? (léase el núcleo duro)  ¿Por qué la FAO edita la nueva versión de 2014?. ¿Por qué existen iniciativas para traducirla a otros idiomas?.  ¿No sería más apropiado dejarla como está hasta que finalmente salga a la luz la USC?. Debe tenerse en cuenta que cuando se realizan inventarios y mapas a escala mundial, es conveniente que la clasificación no sea modificada cada dos por tres. El producto debe ser más estable en términos temporales. La razón es muy sencilla. A falta de programas internacionales generosamente financiados que puedan llevar finalmente realizarse en un lapso de tiempo prudencial (léase 10 o 15 años) estar “mareando a la perdiz” solo puede causar confusiones, y productos deficientes, por cuanto una vez realizado un inventario en un esquema clasificatorio, correlacionar los edafotaxa con otro nuevo genera usualmente muchas dificultades, así como la demanda de juicio experto (reasignar  unos taxones a otros nuevos sin toda la información pertinente), como ya ha ocurrido en Europa con su base de suelos georeferenciadas (European Soil Buro). ¡Muchas preguntas y muy pocas respuestas!.

Solo barrunto un posible escenario con vistas a que la WRB siga o consiga (según se mire) crecer y convertirse en la deseada clasificación universal de suelos (no es momento de enjuiciar aquí la lógica de su racionalidad). ¿Cuál?. Simplemente el USC WG fracase en su intento, dejando así espacio para que medre la WRB. Y digo esto ya que ninguna Institución respalda actualmente la WRB. Por favor si me equivoco, decírmelo, por el bien de todos.   

Eso si debo terminar señalando que no tengo nada contra la WRB, sino con este enredo que no lo entiende ni la santísima trinidad.

Pedro se enredó con la enredadera. ¿Quién lo desenredará? Aquél que lo desenrede, buen desenredador será…..

Juan José Ibáñez

PD. Y Pedro, por favor, no te mosquees y frunzas el ceño, cuando te hablen de mi blog y la WRB que aquí nos conocemos todos.

Etiquetas: , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Comentario de Rosa Poch,
Ya van tropecientas veces que los comentarios no se pueden dejar en este blog porque falla el sistema. En fin…… Aquí va el comentario de Rosa Poch que os va a interesar a muchos. Gracias Rosa.
Hola Juanjo,
Estuve en Brisbane en 2010, en esa sesión de “por una clasificación universal de suelos”. Primero habló M Golden y concluyó que una clasificación universal tiene que ser igualita que Soil Taxonomy. Luego habló P Schad, se cargó Soil Taxonomy entera, y obviamente defendió la WRB. Luego salió A. McBratney, y propuso irnos directos a una nueva clasificación edafométrica. Al final el presidente de la sesión (no sé si era Pavel) dijo que para el próximo congreso tendríamos ya una clasificación universal, o estaría muy avanzada. Todo el mundo en la sala estalló en una carcajada. También estuve en Corea en 2014, no me interesé mucho por el estado de la cuestión (no me gusta nada la clasificación de suelos), pero no oí nada sobre ningún borrador, y por el contrario la gente estaba mucho más interesada en las nuevas versiones de Soil Taxonomy y WRB 2014 que acababan de salir (la FAO hizo imprimir la WRB en Corea directamente para reducir gastos de envío!!).
Soil Taxonomy y WRB son imposibles de conciliar en un solo sistema. Una es dicotómica y utiliza regímenes de humedad y temperatura desde muy arriba y la otra no. Las definiciones de los mismos horizontes de diagnóstico se han ido separando en los dos sistemas, por lo que no veo ninguna voluntad de unificar criterios. Me podría equivocar mucho, pero no creo que la USC nunca vea la luz. La gente está más o menos acostumbrada a los dos sistemas, y no siento por ahí que haya ninguna necesidad de un nuevo sistema de clasificación. La WRB es en efecto muy personalista, y no hay ningún programa de financiación detrás, pero no creo que se deje de utilizar. En el concurso internacional de descripción de suelos en Godollo el pasado septiembre, de los 16 equipos sólo 4 utilizaron Soil Taxonomy (USA, Japón, Corea del S y España) y el resto WRB. Muchos países tienen ya su propio sistema de clasificación, y si establecen alguna equivalencia es mayormente con WRB. En septiembre o diciembre habrá una nueva reunión de la WRB en Suráfrica, vamos a ver si surge algo, pero seguro que la USC no. Saludos,

[...] que os ofrecemos hoy. El 17 de diciembre de 2015 lanzamos el post que llevaba por título: “Clasificación Universal de Suelos, la WRB y la Santísima Trinidad”. En realidad me reafirmo en todo lo allí vertido. Sin embargo, las fuentes que me enviaron [...]

(requerido)

(requerido)


*