Hormigas del suelo y la lucha contra las bacterias multirresistentes a los antibióticos

hormigas-atta-y-resistencia-antibioticos

Hormigas del Suelo y la búsqueda de resistencia a antibióticos: Fuente: Colaje Google Imágenes.

Ya os hemos hablado en innumerables ocasiones del papel de los insectos sociales (hormigas, y termitas especialmente) en los suelos, Así como de sus asombrosas estructuras, comportamientos, edificaciones etc. Abajo podéis encontrar toda la información que necesitáis de un modo asequible. Entre otros muchos temas os comentamos como las hormigas Atta llevan cultivando hongos para su alimentación en el seno del suelo desde hace más de 100 millones de años.  Ellas tienen sus propios sistemas de manejos del sistema planta-suelo- plagas entre los cuales hacen uso de antibióticos generados por microorganismos. Obviamente, resulta ser una dieta muy monótona, pero ese es otro asunto. Pues bien, a lo lardo de tantos millones de años, sus granjas con fungiculturas no parecen haber sufrido plagas.  Muy por el contrario, nuestra sociedad y tecnología agraria jamás ha logrado tal proeza, sembrando por el camino muerte y destrucción, tanto en lo que concierne a la diversidad biológica,  como a la salud humana y la biosfera en general. En consecuencia me parece muy acertado estudiar esos productos biocidas contra los que no han podido luchar otros organismos de la biosfera. Más aun, nuestra tecnología ha convertido a muchos  patógenos en lo que llamamos Superbacterias, es decir multirresistentes a casi todos los antibióticos que descubrimos o fabricamos. En la nota de prensa que he recogido de la excelente Agencia de Noticias SINC, se pueden leer frases como estas: “(…) las hormigas cultivadoras de hongos –de la tribu de los atinos– es su capacidad para aliarse con bacterias que producen ingredientes antimicrobianos para proteger a sus cultivos de otros parásitos. En entornos clínicos, el uso de antimicrobianos conduce rápidamente al aumento de cepas bacterianas resistentes, pero las hormigas no tienen ese problema (…) Las bacterias asociadas a las hormigas producen antimicrobianos siempre cambiantes e impredecibles (…)”. Y justamente en esta última frase reside la gran novedad de la que informa SINC. No debe por tanto extrañar que algunos investigadores comiencen a estudiar cual es tal prodigio que desconocemos los humanos, con vistas a intentar obtener productos que nos libren de los patógenos comunes y sobre todo de los multirresistentes. Lo que yo me pregunto es la razón de haber tardado tanto en desviar la mirada hacia un hecho que se conoce desde hace bastante tiempo. Se trata de una buena nueva, aunque existen algunas dudas que me asaltan. Expondré tan solo una.

Por decirlo de alguna manera, un hormiguero funciona como un invernadero, es decir el ambiente, temperatura, humedad, etc. son bastante constantes (aquí no coincido con el contenido de la nota de prensa). Una coevolución, en tal situación de confort casi permanente, puede dar lugar a simbiosis estables y duraderas entre las hormigas y sus aliados productores de los mentados biocidas. Ahora bien, ¿funcionaran en el ambiente aéreo y sus tanto constantes como bruscas inclemencias (no solo meteorológicas), repletas de presiones ambientales, la estrategia de tal estructura simbiótica?.  Ya hemos convertido microrganismos patógenos manejables en armas de destrucción masiva, y sin desearlo. Cabe pues rezar para que no terminemos creando un Armageddon. Las hormigas Atta han sido desde tiempos inmemoriales capaces de alcanzar la sostenibilidad, mientras que nosotros la insostenibilidad. Se trata de una pequeña diferencia…. ¿verdad?.

Os dejo con la noticia y post anteriores que versan sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Continúa………

Post Previos Relacionados con el tema

La Revolución Neolítica de los Organismos del Suelo: Sobre el Ciclo del Nitrógeno, Monocultivos, Hormigas y Bacterias

Las Amebas del Suelo y su Agricultura

Fungicultura, Insectos Sociales y El Uso de Antibióticos

La Evolución Simbiótica: Innovación a través de Simbiosis (Sobre bacterias, Insectos Sociales y Ciclos Biogeoquímicos)

La Extraordinaria Genética de los Microorganismos del Suelo

Nematodos del Suelo y Termitas: Biodiversidad Desconocida y Control Biológico de las Enfermedades de las plantas

Post Previos relacionados con el tema de las hormigas

Superorganismos y Sociobiología: Una Perspectiva Tenebrosamente Inquietante.

Insectos Sociales y Sociedades Humanas (algunos datos comparativos);

Paleolítico Neolítico, Civilizaciones y Aldeas Globales de los Insectos Sociales del Suelo;

Gestión Agrícola de Algunos Sistemas Sociales y la Teoría Económica de Adam Smith (la división del trabajo);

La Comunicación de las Hormigas, Inteligencia Distributiva y La división del Trabajo (y la Teoría Económica de Adam Smith);

Las Hormigas y su Sorprendente Globalización Territorial y Social

Superorganismos y Sociobiología: Una Perspectiva Tenebrosamente Inquietante

 

Tecnología Atta: Hormigas Sociales y Plagas Agrícolas (A. sexdens u Hormigas Atta)

 

Estas hormigas podrían ayudar a resolver el problema de la resistencia a antibióticos

 Desde hace 60 millones de años, un tipo de hormigas, de la tribu de los atinos, cultiva hongos, de los que luego se alimentan. Los científicos se centran en entender ahora cómo estos insectos, protagonistas de #Cienciaalobestia, emplean agentes antimicrobianos producidos por ciertas bacterias para proteger sus cultivos de otros hongos parásitos.  

SINC | | 29 septiembre 2019 08:00; Hormigas cultivadoras de hongos. / Steve Kett

Son conocidas por cortar hierba y hojas, llevarlas a los nidos de sus colonias y cultivar allí hongos de los que luego se alimentan. Pero lo que sin duda destaca de las hormigas cultivadoras de hongos –de la tribu de los atinos– es su capacidad para aliarse con bacterias que producen ingredientes antimicrobianos para proteger a sus cultivos de otros hongos parásitos.

En entornos clínicos, el uso de antimicrobianos conduce rápidamente al aumento de cepas bacterianas resistentes, pero las hormigas no tienen ese problema

 En un nuevo estudio, publicado en la revista Trends in Ecology & Evolution, un grupo de investigadores italianos y británicos trata de encontrar en estas hormigas nuevas formas de detener o retrasar la evolución de la resistencia a antibióticos, que representa en la actualidad una gran amenaza para la medicina moderna.

“De alguna manera, la alianza antibacteriana de las hormigas parece haber evitado el problema de la resistencia a los antibióticos”, dice Massimiliano Marvasi, de la Università degli Studi di Firenze, Italia, y autor principal del trabajo. “Esto nos llevó a plantear la hipótesis de que la aplicación de potentes cócteles de variantes en constante evolución de compuestos antimicrobianos era el modelo más probable para explicar esta dinámica”, añade.

El equipo de Marvasi había estado estudiando la adaptación de los patógenos resistentes a múltiples fármacos en el medio ambiente. Mientras exploraba esto, el primer autor de la nueva revisión, Ayush Pathak, del Imperial College London, sugirió que compararan lo que veían en otros entornos, incluidas las clínicas, con lo que sucede en los “jardines” de hongos de las hormigas atinas.

En entornos clínicos, el uso de antimicrobianos conduce rápidamente al aumento de cepas bacterianas resistentes. Pero las hormigas no parecían tener ese mismo problema. ¿Por qué?

El secreto de las hormigas

Según los investigadores, su éxito puede explicarse por el hecho de que las bacterias con las que se asocian dependen de antimicrobianos que varían de manera sutil y continua a lo largo del tiempo, tanto en la estructura como en la mezcla. Este elemento sorpresa, que ha sido posible por la presencia de grupos de genes bajo presión selectiva, permite que las bacterias asociadas a las hormigas produzcan antimicrobianos siempre cambiantes e impredecibles.

Las bacterias asociadas a las hormigas producen antimicrobianos siempre cambiantes e impredecibles

 Como resultado, es mucho más difícil que los hongos parásitos se vuelvan resistentes, incluso en el transcurso de millones de años. La práctica de estas hormigas sugiere que combinar y administrar variantes estructurales ligeras de antibióticos conocidos que cambien en todo momento podría ayudar a abordar la resistencia a los antibióticos que se produce en la clínica.

“El desarrollo de estrategias efectivas para mezclar variantes de antibióticos sutiles podría dar una nueva vida a los antibióticos antiguos”, concreta Marvasi. La estrategia que proponen debe ahora evaluarse en laboratorio, y en última instancia, en ensayos clínicos.

Referencia bibliográfica:

Pathak et al. Resisting antimicrobial resistance: Lessons from fungus farming ants” Trends in Ecology & Evolution https://www.cell.com/trends/ecology-evolution/fulltext/S0169-5347(19)30256-3

Zona geográfica: España

Fuente: SINC

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..