¿Cuál es la Extensión de las áreas Prístinas en el Planeta? (¿Y la de las tierras poco alteradas?)

 tierra-casi-intacta

¿Tierra Casi Intacta? Foto: Colaje Imágenes Google

Ofrezcnles a algunos investigadores, unos aparatitos o sus productos (en este caso satelitales), un foro internacional, ignorancia sobre la realidad que nos apabulla, desconocimiento del pasado, y un cerebro casi plano y ¡zas” artículo científico publicado. Eso sí, debe ser muy optimista y hablar del tema de moda, léase  covid-19 en el periodo en el que redacto este post. Esta no es ciencia, sino tecnociencia, una actividad bastante más oscura y procelosa, pero beneficiosa para mentes ignotas pero deseosas de fama y gloria.

La Noticia sobre la que vamos a hablar hoy lleva por título “Half the earth relatively intact from global human influence”, que traducido del suajili al español castellano nos vendría a decir: La mitad de la tierra relativamente intacta de la influencia humana global”. Pero recordemos ue acerca de este tema ya hemos discutido en nuestra bitácora: “¿Cuál es la Extensión de las áreas Prístinas que aún persisten en el Planeta?. Ya comentamos que padecemos de un profundo desconocimiento sobre el tema, pero conforme nos adentramos en la indagación de nuestros orígenes y los paleo-paisajes en donde vivían, al parecer  el ser humano ha llegado a habitar en paisajes que, tan solo algunos años atrás, ni concebiríamos, como aquellos denominados bosques ecuatoriales prístinos, que no lo fueron durante miles de años (por ejemplo el Amazonia). Tampoco las paradisiacas islas del pacífico que, aunque estén deshabitadas desde tiempos inmemoriales, fueron arrasadas por indígenas humanos hace decenas de miles de años, según las narraciones de muchos arqueólogos, algunos de los cuales también trabajaron para National Geographic, al igual que algunos autores del estudio que os mostramos hoy.

¿Y qué decir la de las tierras poco alteradas o relativamente intacta?. Los autores deberían clarificar el significado de “poco” en este contexto. Una cuestión es lo que vemos y otra bien distinta su historia.

Los autores nos señalan que “Aproximadamente la mitad de la tierra sin hielo de la Tierra permanece sin una influencia humana significativa”. Efectivamente desiertos (Aridisoles) actualmente inhóspitos (a menudo poblados por civilizaciones en el pasado, por cuanto los climas siempre han ido cambiando en el devenir del tiempo), tundras circumpolares sobre suelos de permafrost (Gelisoles o Criosoles), glaciares, paredes verticales en las montañas, alguna que otra zona pantanosa (Histosoles y Gleysoles), y poco más. Actualmente estas regiones serían imposibles de usar para fines agrícolas, y por tal razón no se encuentran antrópicamente muy perturbadas. Quizás en casos muy concretos y apelando al uso de una formidable tecnología, puedan rendir algo en el futuro. Empero actualmente, su contribución al bienestar humano, materialmente entendido, sería escasamente significativa. No albergo dudas de que a escala global desempeñen un papel importante para la biosfera como que reporten los susodichos servicios ecosistémicos, empero se trata de los fragmentos más inhóspitos para la vida y el hombre, atesorando una biodiversidad muy moderada  y sesgada por sus respectivas idiosincrasias. Abajo en la noticia aparece el contexto (preservación de la biodiversidad) de este trabajo, iniciativa de la FAO en la que también participa este bloguero. Seguidamente los autores afirman que:

Aproximadamente el 15 por ciento de la superficie terrestre de la Tierra y el 10 por ciento de los océanos están actualmente protegidos de alguna forma. Sin embargo, liderados por organizaciones que incluyen Nature Needs Half y Half-Earth Project, ha habido llamamientos globales para que los gobiernos se comprometan a proteger el 30 por ciento de la tierra y el agua para 2030 y el 50 por ciento para 2050.

Miren ustedes, las Instituciones Internacionales avalan, acuerdan y firman convenios que a la postre se cumplen tarde o mal o nunca. Pero aún queda por resolver el debate más espinoso, que en el futuro trataremos en profundidad. Nos referimos más concretamente a las figuras legislativas que conciernen a la protección de la naturaleza. En aras de la brevedad nos ceñiremos a las tierras emergidas, aunque no sean más importantes que las oceánicas o glaciares desde el punto de vista de la biodiversidad y protección de la naturaleza. Si realmente tenemos un 15% de la supetficie protegida y deseamos alcanzar la descabellada cifra del 50%, ¿Qué debe hacerse?. ¿Devolvemos a la naturaleza un 35% de la superficie bajo el imperio del hombre. ¿Y la producción de alimentos? ¿Y el espacio para una sociedad ya superpoblada?.  Hoy por hoy, sin un cambio radical y revolucionario, de la sociedad y sistema económico en el que nos encontramos inmersos, incluyendo guerras, nacionalismos, etc., se trata de una ¡misión imposible!.  ¡Pura demagogia!.

Pero démonos un respiro en el presente y afrontemos nuestras míseras realidades: Cuando uno lee la prensa especializada sobre parques naturales, reservas de la biosfera, y un largo etc., se percatará que la cantidad de atrocidades que se llevan a cabo por uno u otro motivo en el seno de muchas de ellas son descomunales. Del mismo modo, una figura legal que creamos hoy puede  deshacerse mañana.

En el mundo actual, una considerable parte de las áreas protegidas lo son por intereses económicos, ya que atraen turismo y cierta riqueza. De haber sido más rentables para ciertos sectores económicos…. Empero ni las que actualmente existen, incluso las más emblemáticas, se encuentran libres de riesgos y estragos. El  único bosque ¿cuasi?-primigenio de Europa, que se encuentra en Polonia, la selva amazónica, et., etc., están seriamente amenazados(as) y en parte destrozados. Tan solo son necesarios dos dirigentes sin escrúpulos para desmantelar enormes y/o valiosas joyas de la naturaleza.

Lo dicho, desde el despacho y con los sensores remotos si puedan elaborar artículos insustanciales, vacíos de cualquier contenido profundo. En la nota de prensa uno de los autores dice que aun “se siente optimista” con lo que el futuro nos depara. Francamente, no sé si se trata de una criatura tras leerle su madre un cuento, ya que la realidad es tozuda y rotunda.  Lean la prensa, por favor.

Cuanta estupidez se publica hoy en día.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

Half the earth relatively intact from global human influence
by Staff Writers; Davis CA (SPX) Jun 15, 2020

Roughly half of Earth’s ice-free land remains without significant human influence, according to a study from a team of international researchers led by the National Geographic Society and the University of California, Davis.

The study, published in the journal Global Change Biology, compared four recent global maps of the conversion of natural lands to anthropogenic land uses to reach its conclusions. The more impacted half of Earth’s lands includes cities, croplands, and places intensively ranched or mined.

“The encouraging takeaway from this study is that if we act quickly and decisively, there is a slim window in which we can still conserve roughly half of Earth’s land in a relatively intact state,” said lead author Jason Riggio, a postdoctoral scholar at the UC Davis Museum of Wildlife and Fish Biology.

The study, published June 5 on World Environment Day, aims to inform the upcoming global Convention on Biological Diversity – the Conference of Parties 15. The historic meeting was scheduled to occur in China this fall but was postponed due to the coronavirus pandemic. Among the meeting’s goals is to establish specific, and higher, targets for land and water protection.

Approximately 15 percent of the Earth’s land surface and 10 percent of the oceans are currently protected in some form. However, led by organizations including Nature Needs Half and the Half-Earth Project, there have been bold global calls for governments to commit to protecting 30 percent of the land and water by 2030 and 50 percent by 2050.

Intact natural lands across the globe can help purify air and water, recycle nutrients, enhance soil fertility and retention, pollinate plants, and break down waste products. The value of maintaining these vital ecosystem services to the human economy has been placed in the trillions of U.S. dollars annually.

La mitad de la tierra relativamente intacta de la influencia humana global

Por los redactores del personal; Davis CA (SPX) 15 de junio de 2020

Aproximadamente la mitad de la tierra sin hielo de la Tierra permanece sin una influencia humana significativa, según un estudio de un equipo de investigadores internacionales dirigido por la National Geographic Society y la Universidad de California en Davis.

El estudio, publicado en la revista Global Change Biology, comparó cuatro mapas globales recientes de la conversión de tierras naturales a usos antropogénicos de la tierra para llegar a sus conclusiones. La mitad más afectada de las tierras de la Tierra incluye ciudades, tierras de cultivo y lugares cultivados o explotados intensivamente.

La conclusión alentadora de este estudio es que si actuamos con rapidez y decisión, existe una pequeña ventana en la que aún podemos conservar aproximadamente la mitad de la tierra de la Tierra en un estado relativamente intacto“, dijo el autor principal Jason Riggio, un académico postdoctoral en el Museo de Vida Silvestre y Biología de Peces de UC Davis.

El estudio, publicado el 5 de junio en el Día Mundial del Medio Ambiente, tiene como objetivo informar el próximo Convenio mundial sobre la diversidad biológica, la Conferencia de las Partes 15. La histórica reunión estaba programada para celebrarse en China este otoño, pero se pospuso debido a la pandemia de coronavirus. Entre los objetivos de la reunión está el establecimiento de objetivos específicos y superiores para la protección de la tierra y el agua.

Aproximadamente el 15 por ciento de la superficie terrestre de la Tierra y el 10 por ciento de los océanos están actualmente protegidos de alguna forma. Sin embargo, liderados por organizaciones que incluyen Nature Needs Half y Half-Earth Project, ha habido llamamientos globales para que los gobiernos se comprometan a proteger el 30 por ciento de la tierra y el agua para 2030 y el 50 por ciento para 2050.

Las tierras naturales intactas en todo el mundo pueden ayudar a purificar el aire y el agua, reciclar nutrientes, mejorar la fertilidad y retención del suelo, polinizar las plantas y descomponer los productos de desecho. El valor de mantener estos servicios ecosistémicos vitales para la economía humana se ha colocado en billones de dólares estadounidenses al año.

Conservation And COVID-19
The coronavirus pandemic now shaking the globe illustrates the importance of maintaining natural lands to separate animal and human activity. The leading scientific evidence points to the likelihood that SARS-CoV2, the virus that causes the disease COVID-19, is a zoonotic virus that jumped from animals to humans. Ebola, bird flu and SARS are other diseases known to have spilled over into the human population from nonhuman animals.

“Human risk to diseases like COVID-19 could be reduced by halting the trade and sale of wildlife, and minimizing human intrusion into wild areas,” said senior author Andrew Jacobson, professor of GIS and conservation at Catawba College in North Carolina.

Jacobson said that regional and national land-use planning that identify and appropriately zone locations best suited to urban growth and agriculture could help control the spread of human development. Establishing protections for other landscapes, particularly those currently experiencing low human impacts, would also be beneficial.

Conservación y COVID-19

La pandemia de coronavirus que ahora sacude al mundo ilustra la importancia de mantener las tierras naturales para separar la actividad animal y humana. La evidencia científica líder apunta a la probabilidad de que el SARS-CoV2, el virus que causa la enfermedad COVID-19, sea un virus zoonótico que saltó de los animales a los humanos. El ébola, la gripe aviar y el SARS son otras enfermedades que se sabe que se han extendido a la población humana desde animales no humanos.

El riesgo humano de enfermedades como COVID-19 podría reducirse deteniendo el comercio y la venta de vida silvestre y minimizando la intrusión humana en áreas silvestres“, dijo el autor principal Andrew Jacobson, profesor de SIG y conservación en Catawba College en Carolina del Norte.

Jacobson dijo que la planificación regional y nacional del uso de la tierra que identifique y zonifique adecuadamente las ubicaciones más adecuadas para el crecimiento urbano y la agricultura podría ayudar a controlar la propagación del desarrollo humano. También sería beneficioso establecer protecciones para otros paisajes, particularmente aquellos que actualmente experimentan un bajo impacto humano.

From The Tundra To The Desert
Among the largest low-impact areas are broad stretches of boreal forests and tundra across northern Asia and North America and vast deserts like the Sahara in Africa and the Australian Outback. These areas tend to be colder and/or drier and less fit for agriculture.

“Though human land uses are increasingly threatening Earth’s remaining natural habitats, especially in warmer and more hospitable areas, nearly half of Earth still remains in areas without large-scale intensive use,” said co-author Erle Ellis, professor of geography at the University of Maryland-Baltimore County.

Areas having low human influence do not necessarily exclude people, livestock or sustainable management of resources. A balanced conservation response that addresses land sovereignty and weighs agriculture, settlement or other resource needs with the protection of ecosystem services and biodiversity is essential, the authors note.

“Achieving this balance will be necessary if we hope to meet ambitious conservation targets,” said Riggio. “But our study optimistically shows that these targets are still within reach.”

Research paper

De la tundra al desierto

Entre las áreas más grandes de bajo impacto se encuentran amplias extensiones de bosques boreales y tundra en el norte de Asia y América del Norte y vastos desiertos como el Sahara en África y el interior de Australia. Estas áreas tienden a ser más frías y / o más secas y menos aptas para la agricultura.

Aunque los usos humanos de la tierra amenazan cada vez más los hábitats naturales restantes de la Tierra, especialmente en áreas más cálidas y hospitalarias, casi la mitad de la Tierra aún permanece en áreas sin un uso intensivo a gran escala“, dijo el coautor Erle Ellis, profesor de geografía en la Universidad. del condado de Maryland-Baltimore.

Las áreas con baja influencia humana no necesariamente excluyen a las personas, el ganado o la gestión sostenible de los recursos. Una respuesta de conservación equilibrada que aborde la soberanía de la tierra y sopese la agricultura, los asentamientos u otras necesidades de recursos con la protección de los servicios de los ecosistemas y la biodiversidad es esencial, señalan los autores.

“Lograr este equilibrio será necesario si esperamos alcanzar objetivos de conservación ambiciosos“, dijo Riggio. “Pero nuestro estudio muestra con optimismo que estos objetivos todavía están al alcance”.

Etiquetas: , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..