‘Degradación de Suelos: Salinización y Acidificación’

Día Mundial de la Biodiversidad del Suelo (Los Movimientos Ecologistas y el Suelo)

dia-mundial-de-la-biodiversidad-2017

Fuente: Ecologistas en Acción.

Hace ya unos 40 años que comencé a integrarme en los movimientos ecologistas. Aún no había terminado la carrera universitaria y la sangre hervía  por mis venas. Sin embargo tres años después me desligué de tales iniciativas, bastante decepcionado. Los movimientos ecologistas, al menos en Europa, tan solo han intervenido en asuntos relacionados con los suelos cuando algún tema de moda los mencionaba, mostrando más que todo su interés por aparecer en los medios de comunicación, pero sin atisbo de atesorar una perspectiva propia sobre este recurso natural. Y sí las ciencias del suelo sufrieron una decadencia progresiva hasta prácticamente desaparecer de la denominadabig science” y/o “main stream” de la literatura científica. Desde luego no han sido partícipes, sino más bien todo lo contrario” de la concienciación ciudadana sobre la alarmante degradación de los suelos en todo el mundo. Ahora ya es demasiado tarde, aunque también pudiera alegarse que “más vale tarde que nunca”.  Todo depende del cristal con que se mire, ¿verdad?

Por ejemplo, en España, y más concretamente en mi Institución, no he visto protestar a ninguno de ellos por la  paulatina aunque inexorable extinción/desaparición del más de una decena de los antiguos centros de edafología, uno a uno durante tres décadas. Desde que comenzamos la andadura en esta bitácora, tampoco he logrado alcanzar más que escasísimas noticias de interés en sus comunicados, artículos y notas de prensa. De hecho, para mi consternación les hemos tenido que criticar, más que alabar, en diversos post.

Sin embargo, ante la degradación y pérdida irreversible de este recurso natural, la comunidad internacional fue despertando de su letargo, casi a golpes de realidad, hasta que en los últimos años han comenzado a publicarse artículos de edafología en las revistas más prestigiosas del mundo, mientras que la ONU y la FAO lanzaban el Año Internacional de los Suelos. Eso sí, ha sido tal el desprecio por esta ciencia, como para que las plantillas de expertos fueran languideciendo, por falta de plazas, envejecimiento y jubilación.  Como corolario, el renacimiento de la edafología ha venido lastrado por  los sempiternos científicos oportunistas que publican sobre los temas de moda, mostrando un paupérrimo bagaje del objeto de estudio que tienen entre sus manos, aspecto que hemos denunciado hasta la saciedad en esta bitácora.

Los movimientos ecologistas son imprescindibles con vistas a remover el patio político, y concienciar a los ciudadanos de los males que afectan a la biosfera. Personalmente desearía que tuvieran más personalidad y unos objetivos claros en lugar de buscar aparecer constantemente en la prensa con aquellos temas que despiertan interés mediático en un momento dado. No citaré aquí más que el ejemplo de como muchos de ellos apostaron por la bioenergética/ biocombustibles de primera generación, colaborando indirectamente en la degradación del recurso que ahora desean defender. Y este es tan solo un caso entre otros muchos. No estaría de más que un día propiciaran un evento/congreso de reflexión sobre los múltiples errores que cometieron en el pasado y extrajeran conclusiones al objeto de  evitar recaer en los mismos males de siempre: “el protagonismo en los medios de comunicación de masas”.  No hay que salir tan solo en la foto, sino denunciar aquello que en el futuro nos explotará en las manos aunque actualmente no despierte interés. Se trata de hacer camino, no de transitar por los más trillados.  En cualquier caso, mi amigo Juan Botella, me ha enviado esta nota de prensa: “Suelos vivos para conservar la biodiversidad”. Nosotros llevamos 12 años bastante solos, sin el auxilio y colaboración de aquellos que deben ayudar-concienciar-colaborar a políticos y ciudadanos con vistas a reservar nuestro planeta. Abajo os dejo el contenido de su nota de prensa, con la esperanza de que no vuelvan a olvidarse una vez más, recayendo en sus viejos sesgos y vicios.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,

Soberanía Alimentaria: los países ricos se alimentan a costa de los que se encuentran en vías de desarrollo (devorando suelos)

seguridad-alimentaria-mapa-mundo-fao-2012 

La Seguridad alimentaria en el mundo. Fuente: FAO

Una alerta de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo nos ha enviado un mensaje sobre la iniciativa “People4Soil”: de las que ya os he hablado en un post y sobre la que mostré mis reticencias en este otroCon independencia de cuál sea vuestra opinión, el texto del correo electrónico merece la pena ser analizado en detalle, y no precisamente por la relación entre los suelos y el cambio climático. El contenido también aparece en el sitio Web Econoticias, aunque abajo se os explica su génesis y procedencia. A título personal, como científico del suelo, creo que fui el primero en impartir una charla y elaborar una publicación sobre el tema de como devoramos los suelos más fértiles de Europa para la expansión urbana, infraestructuras etc. De eso hará entre 15 y 20 años. También, en esta bitácora, fuimos pioneros en reiterar sobre la gravedad de un tema sangrante, como puede constarse en los múltiples post incluidos en la categoría “Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo”. Obviamente, como se denuncia en el comunicado que abajo os exponemos, existen otras muchas amenazas muy graves. Pero a lo que vamos.

He recalcado en rojo y negrita los párrafos que dan motivo a este post. Halamos de la Soberanía Alimentaria. Como Europa sostiene una población densa y no manejamos racionalmente los recursos edáficos, como la totalidad de los países industrializados, nos apoderemos de las tierras fértiles de los países menos poderosos (Acaparamiento de Tierras), arrebatándoles su presente y secuestrando el futuro, es decir la posibilidad de alimentar a su población. Y así, aunque se desee ocultar, somos en parte responsables de las grandes hambrunas que padecen los más pobres. Ya expusimos un caso concreto, como el de Alemania, en donde se mostraban cifras escandalosas (Tierra Virtual o “Virtual land”: Suelos, Desarrollo Sostenible y Soberanía Alimentaria). Y mientras tanto, el modo de vida que nos ha impuesto la dictadura financiara mundial, genera que los Europeos, norteamericanos, etc., contaminemos al echar a la basura alimentos aun comestibles. Despilfarro, tras despilfarro, sin pensar que personas que morirán podrán sobrevivir con lo que aquí consideramos basura. No pensemos tan solo en el cambio climático, sino en nuestra complicidad por el sufrimiento que sufren miles de millones de personas, que no puede ocultarse tras ONGs y otras iniciativas sibilinamente humanitarias.  Permitirme que os narre una anécdota.

Viajando por Cuba con dos colegas de una universidad, paramos una noche a dormir en un hotel de los Cayos de aquel maravilloso país. Estos enclaves hosteleros son prohibitivos para la mayoría de los cubanos. Mis colegas entraron expectantes. Allí les mostré lo que era un buffet y cómo funcionabaSe quedaron atónitos, “literalmente con la boca abierta”. Inmediatamente uno de ellos preguntó: ¿Y se puede uno comer lo que quiera? Les respondí afirmativamente. Inmediatamente volvieron a interrogarme ¿Y qué pasa con los alimentos que no se consumen?. Les dije la verdad, como era mi obligación. Pronto me estremecí cuando a uno de ellos le comenzaron n a caer las lágrimas sobre sus mejillas (os lo juro). Y hablamos de Cuba, el único país del mundo con una huella ecológica “0” , considerado como un ejemplo de sostenibilidad (por obligación) y en el que independientemente de otras penurias, la alimentación de la población se encuentra garantizada. Y todo ello a pesar de que su agricultura en la isla no logra cubrir la soberanía alimentaria de sus ciudadanos.

Imagínense ahora que miles de personas, de ciudadanos hambrientos que pudieran ver aquél rocambolesco espectáculo de ostentación y despilfarro. ¿Usted qué haría en su caso?.

Los ricos nos comemos los alimentos de los pobres y luego les damos por caridad unos dólares con vistas a calmar nuestras conciencias, que no su hambre. Muchos de vosotros pensareis que soy macabro. Yo respondería macabro resulta ser nuestro cinismo. Gracias a Raúl, el secretario de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo, por hacernos llegar esta nota de prensa, que al menos a mi personalmente se me había escapado.

“Hipocresía sin fronteras”. 

Os dejo ahora con el contenido del aludido mensaje……

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Suelos salinos marginales y producción de biomasa

 biocombistibles-en-tierras-marginales-salinas

Mapa de España de Suelos Salinos Fuente EU, JRCy foto de El regadío frente a la sequía

 Ya os comentamos hace 11 años, en pleno auge de la moda de los biocombustibles, que la agroenergética no era la solución, por mucho que la defendiera la unión europea la FAO y los movimientos ecologistas. Finalmente estos colectivos terminaron por reconocerlo. Pero el negocio es el negocio, por lo que se propusieron poco después los denominados biocombustibles de segunda generación, también con la anuencia de los que deben velar por la salud del medio ambiente, a partir de la obtención o cosecha de residuos lignocelulósicos. Sin embargo tampoco resulta ser una solución, al menos a gran escala. ¡ya lo advertimos en su momento.1 Y es que parece que la comunidad científica no apunta con tino!.

Agroenergética (obtención de biocombustibles) ha causado numerosos desastres ecológicos, como este, a la par que degradado o empeorado la calidad de otros en amplios territorios, induciendo de paso a problemas de soberanía alimentaria en países pobres. Del mismo modo, ya os comentamos en otros post que la obtención de biocombustibles en suelos de escasa productividad adolece de mucha leyenda urbana y poca sustancia científica (Tierras Marginales y Biocombustibles de Segunda Generación: Otra Gran Mentira; El Mito de los biocombustibles y el cambio climático. Fraude Social, degradación de tierras, contaminación y política insensata). Pues bien, también ha comenzado a reconocerse que si bien en algunas circunstancias podría ser plausible, tampoco ayudará sustituir la esperanza depositada en los de nueva generación. Pero en un reciente informe de la propia Unión Europea se reconoce que los biocombustibles contaminan más que la gasolina y el gasoil  ¿¿??. Y esto es ¡¡tremendo!!.

Francamente este bloguero debe ser tonto, ya que no termina de enterarse de nada. ¿Para qué pues entonces seguir financiando investigaciones sobre biocombustibles?. A no ser que aparezcan soluciones revolucionarias, toda financiación con fondos públicos  debería haber desaparecido. ¿O no? En pro de paliar el calentamiento climático, ya hemos mostrado en diversos post que lo hemos empeorado. Cuando economía, política, sociedad y ciencia convergen, nuestro esperanzador futuro tecnológico demuestra veleidosamente que  nos dirigimos hacia una inexorable catástrofe. Y desde luego el ciudadano no puede saber que resulta ser verdad y que mentira.  Hoy vamos a mostraros la nota de prensa que lleva por título “Aprovechar las tierras salinas para producir biomasa sostenible”. Se ha demostrado la tolerancia a la salinidad de cuatro variedades de caña de azúcar y un equipo de investigadores propone hacer uso de tierras marginales. Y así los investigadores defienden utilizarlas, especialmente en zonas de riego (si las aguas utilizadas son salobres) con vistas a la producción de este cultivo y a la postre de biocombustibles. Pero adelantemos que debemos ser muy cautos cuando manoseamos el ambiguo concepto de tierras marginales ya que a menudo lo son si nos atenemos a los cánones de la agricultura industrial, si bien hay otras alternativas dignas de consideración. 

Si reconocemos que la agroenergética ha sido un fiasco monumental en el que hemos dilapidado miles de millones de Euros para conseguir degradar aun más el medio ambiente y atentar contra la soberanía alimentaria, ¿debemos perpetuarnos en la estulticia?.  Pues eso parece. No se trata de que la investigación no atesore aspectos interesantes, pero todo esto es un caos tremendo, y a la par que un campo minado.

En este “a rio revuelto ganancia de pescadores”, por un lado se denuncia su inutilidad, y por otro se perpetúa la financiación para sembrar nuevos biocombustibles agroenergéticos. ¿Qué se  puede pensar pues de la política científica y la ambiental?.

Sin embargo, el trabajo atesora el valor de poner al servicio del hombre suelos no productivos, siempre que su recuperación natural no genere hábitats de valor ecológico. Siempre y cuando, tal estrategia no dé lugar a una mayor salinización de los suelos a utilizar, si es posible buscar otros aprovechamientos, al margen de los discutibles esfuerzos de los biotecnólogos con vistas a tocar los genes a las plantas y así obtener variedades tolerantes a la salinidad del medio edáfico. Lo que me cuesta a entender es la falta de interés de muchos colegas por las investigaciones que refutan las ¿maravillas? que ofrecen ciertas prácticas, centrándose exclusivamente en la  obtención do cultivo de subvenciones. Unos pensamos en el bien de los ciudadanos y otros en el de empresas y los suyos propios.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Adiós Humedales Adiós (… y suelos hídricos)

humedales-degradacion-mundial

Colaje de Google imágenes

Al paso que vamos, un día no muy lejano, aquellos humedales que alegraban la vista y refrescaban el ambiente serán un recuerdo y/o charcas atiborradas de residuos malolientes.

 Como me alegraría poderos ofrecer noticias que nos alegraran a todos sobre la naturaleza y el hombre. Sin embargo, la prensa se encuentra repleta de notas de prensa preocupantes cuando no dramáticas, aparentes descubrimientos científicos que nos narran hallazgos intrascendentes, ¡Cuánto viejo vino en nuevas botellas!. Y si hablamos de tecnología, nos narran novedades que sirven de poco, u ocultando sus lados oscuros por ser dañinas para el medio ambiente, la salud humana o el control del procomún ciudadano diezmado por la avaricia de multinacionales y gobiernos sin escrúpulos. A menudo me entran ganas de cerrar la bitácora porque termino malhumorado.   Pero vayamos ya al tema que hoy nos preocupa y mucho. Abajo os dejaré los enlaces sobre varios post precedentes relacionados con el tema y más de 20 páginas de noticias que tan solo tienen el propósito de serviros de ejemplo entre otras miles.

 La superficie de España, como la de casi todos los países del mundo, se encontraba antaño salpicada de hermosos humedales, lagunas y charcas que embellecían el paisaje y enriquecían su biodiversidad. Sin embargo, actualmente han desaparecido en su inmensa mayoría. Hoy incluso nuestras zonas húmedas más emblemáticas, como Doñana, la Albufera y el Delta del Ebro, todas ellas mundialmente reconocidas y “en teoría protegidas”, corren graves riesgos de desaparecer, siendo muchos son los que piensan que tal proceso es ya irreversible, como nos informa SEO/BirdLife. De acuerdo a esta organización: el 64% de los humedales del mundo ha desaparecido del planeta desde 1900. Tal cifra ascendería al 87% si calculamos su extinción desde 1700. Más aun, según las mismas fuentes, en España, el 80% de los ecosistemas húmedos dulceacuícolas restantes padecen severos síntomas de degradación. “Adiós humedales adiós”. El Homo sapiens, piensa ya poco de por sí, y al parecer nada en la biosfera, así como la enorme belleza, valor y riqueza del mundo natural. Empero necesitamos sus enormes servicios ecosistémicos, les guste a algunos o no. Por lo que todo este drama del teatro ecológico ya nos pasa una dramática factura.  

 Las causas de tal pérdida son tan numerosas como para no poder enumerarlas aquí. Millones de maneras de infringir daños o extinguir la riqueza y variedad de la biosfera. Digamos que su aprovechamiento agrícola, y en el pasado también el riesgo de paludismo que padecían los hombres y mujeres que vivían en sus proximidades, dio lugar a la destrucción de parte de los mismos. Sin embargo,  hoy en día la sobreexplotación de las aguas subterráneas, junto a los trasvases de aguas corrientes inter-cuencas (como amenazan constantemente a las Tablas de Daimiel), ha dado cuenta de otros tantos  ecosistemas de la misma índole. Por su parte, en el litoral, primero la agricultura y luego el sellado urbano generado por la litoralización de la población (expansión de ciudades, polígonos industriales, residencias turísticas, cultivos bajo plástico, etc.) también han generado estragos devastadores, en el seno o cerca de los ambientes costeros. En países como España, pero también en otros muchos, la presencia de agua se encontraba correlacionada con la de los suelos más fértiles, hoy sepultados bajo asfalto y cemento, de tal modo que hemos descapitalizado la edafosfera más valiosa, perdiendo gran parte la soberanía alimentaria. En otros países, las perdidas en vidas humanas y los miles de millones de euros que cuestan los “denominados desastres naturales” causados por huracanes, tifones, etc., alcanzan cifras escandalosamente escalofriantes. De haber respetado aquellos ecosistemas, casi nada de lo ocurrido hubiera tenido lugar.   ¿Desastres naturales?. No tanto, sino que tales desgracias han sido más bien causadas  por la codiciosa sociedad que padecemos.

 Nuestros políticos no parecen percatarse de que aunque los humedales ocupan exiguas extensiones en comparación con la tierra firme que les rodea, albergan una biodiversidad impresionante. Por ejemplo, en las zonas áridas del SE Español, y más concretamente en Almería, acabo de publicar un trabajo en el que constata que el 50% de las comunidades vegetales, surgen de los lechos fluviales pedregosos de las ramblas, ocupando estos últimos menos del 1,5% de sus superficie. En este tipo de cauces,  generalmente secos, surgen afloramientos de las aguas subterráneas, dando lugar a maravillosas islas de biodiversidad y edafodiversidad.

 La pérdida de las comunidades dulceacuícolas de tal índole, no solo amenazan las plantas y pequeños invertebrados que allí habitan, al margen de crear una insufrible monotonía del paisaje, sino que lo mismo ocurre con peces, anfibios, reptiles y algunos mamíferos, así como de otras formas de vida. Más aún, muchas especies biológicas que no habitan directamente sobre las mentadas zonas húmedas, dependen a menudo de ellas con vistas a cubrir sus necesidades de agua. Por lo tanto, al desaparecer las primeras, no es infrecuente que se corra el riesgo de terminar dañando gran parte de la cadena trófica de los paisajes circundantes, siendo pues afectados espacios geográficos mucho más extensos. A menudo, la prensa general tan solo nos informa de la gravedad que sufren las enormes y diversas bandadas de aves migratorias que necesitan ineludiblemente de estos ambientes en sus recorridos anuales, siendo tan solo la punta del iceberg.

 Reiteremos una vez más que, en los litorales de diversas zonas del mundo, la desaparición de estas barreras naturales termina pasando factura, en forma de ingentes pérdidas en términos de vidas humanas, económicas y ecológicas, al dejar de frenar la violencia de huracanes, tifones y tsunamis que antaño proporcionaban las zonas húmedas a los lugareños ante tales desastres naturales, que de este modo no lo eran tanto como en la actualidad.       

 Aunque no se trata de pérdidas en sentido estricto, la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas también ha asolado, estos ecosistemas acuáticos, por cuanto  sus aguas se han visto transformadas de elixir en veneno. Empero también los humedales atesoran otros servicios ecosistémicos como dulcificar los mesoclimas locales y secuestrar ingentes cantidades de carbono atmosférico a escala global. Algunos científicos sostienen que tal hecho ya ha repercutido en los climas regionales a gran escala.

Muchas regiones del globo, e incluso civilizaciones enteras crecieron sobre la fertilidad de los deltas que tapizan la desembocadura de los grandes cauces fluviales. Hoy, la cadena de embalses que los jalonan interrumpe el aporte de sedimentos, impidiendo contrarrestar el delicado balance que los mantenía en equilibrio meta-estable frente a la erosión marina. Decenas, por no hablar de millones de personas corren el riesgo de padecer hambrunas.

 Tarde y mal, algunos despiertan de su letargo, decidiendo crear humedales artificiales. Empero los contados casos en los que tal hecho ocurre, no compensan las perdidas de los naturales. Veamos por ejemplo el panorama en EE.UU.

 Según “ActionBioscience”: entre los años de 1780 y 1980, los 48 Estados inferiores perdieron el 53% de los humedales originales, equivalentes  a 42 millones de hectáreas. Por su parte, veintidós Estados han perdido el 50% o más de sus zonas húmedas naturales, siendo California la que encabeza el ranking al desaparecer el 91%, mientras que Florida ha sufrido la mayor reducción en términos de extensión (3.76 millones de hectáreas). Las causas principales han resultado ser la agricultura y el desarrollo urbano, como en la mayor parte del Planeta. Más recientemente, las pérdidas de los humedales dulceacuícolas han alcanzado la espeluznante cifras del 98%.  Un fenómeno tan alarmante ha acaecido también en Nueva Zelanda, ya que solo persiste el 8% de los humedales originales.

 Debemos recordar que no existen cifras contrastadas para la mayor parte de los países del mundo. Pues bien, retornando al caso de EE.UU., durante la administración Obama, el Departamento de Agricultura (USDA), parece haber realizado un gran esfuerzo con vistas a sanear su más que depauperado medio ambiente rural, fomentado la conservación de las enclaves de agua dulce e induciendo la creación de otros artificiales en las granjas, sustituyendo los abonos químicos por una agricultura orgánica, a la par que animando a que sus agricultores construyeran charcas al objeto de mantener la vida salvaje y obtener otros productos con valor en el mercado, como la cría de cangrejos. Pero con el cambio de reemplazo de su Presidente, comienzan a sonar lasTrumpetas del Apocalipsis”.  Los Boletines electrónicos de la USDA se encuentran, hoy por hoy, casi fuera de servicio desde un punto de vista ambiental.  Más económico. ¿verdad?.

 Reitero que abajo os he incluido abundante información sobre las millones de maneras de destruir, asolar y devastar, pero hay muchas más.

 La cuestión ya no estriba pues, en que podemos hacer con los humedales, sino con la propia especie humana. Adiós, humedales adiós.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

El Colapso del Medio Ambiente: La primavera silenciosa ya está aquí

la-primavera-silenciosa

Rachel Carson y su mítico libro La Primavera Silenciosa. Fuente: Ecología verde

 Cuando era casi un adolescente, comencé a interesarme por la ecología y a la postre por el ecologismo. Por aquel entonces, el libro publicado por Rachel Carson, en 1962, y que llevaba por título Primavera silenciosa, era considerado como una biblia del ecologismo por muchos compañeros de fatigas. Cuando lo leí, llegué a la errónea conclusión de que, incluso para jóvenes concienciados como yo, resultaba excesivamente alarmista, ¡exagerado!. Y para desgracia mía y de todos los moradores de este desdichado Planeta, tal primavera, por no decir gélido invierno, se encuentra ya entre nosotros.  Rachel falleció menos de dos años después. Parece ya, fatalmente cansino, traumático y enigmático, que gran parte de las mentes visionarias y creativas no vivan para disfrutar del éxito. Obviamente, si a mí personalmente se me antojaba un texto apocalíptico, imagínense que opinaba la mayoría del establishment de la época. Se trata de una pesadilla convertida en realidad. Como botón de muestra, en este post abundaremos sobre el contenido de la noticia, aparecida en el verano de 2016, y que llevaba por título: La degradación del medio ambiente causa doscientas veces más muertes en el mundo que las guerras. Se trata de un resumen de una de esas reuniones, la segunda, organizada por  Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-2).

Según la noticia, el SE asiático es, empeorará aún en el futuro, el más afectado. No debe extrañarnos ya que la deslocalización de las empresas se ha dirigido principalmente hacia aquella región del globo. Y así, aquí pagamos las consecuencias con el incremento del paro, una reducción galopante de la calidad de vida y el problema de un envejecimiento, a todas luces insustentable. Mientras tanto, allí sufren la permisibilidad legal de sus gobiernos frente al trabajo infantil, empleo esclavizante,  exceso de población y natalidad, una vida de la población mayoritariamente precaria, así como los efectos devastadores de esos medios de producción a los que denominados “tecnológicos” que nos causan gran satisfacción ¿?. Si el precio a pagar por el progreso y crecimiento económico es este, que alguien me rebata que no vivimos en una sociedad insustentable en el que la vida de los ciudadanos no vale nada. La dictadura financiara defiende que esto es progreso sustentado en el crecimiento económico. ¿Pero progreso para que y para quién?.

No cabe defensa alguna, la economía global va en contra la Declaración Universal de los derechos Humanos, firmada por casi todos los países del mundo. A lo largo de la historia de la humanidad, los principales mecanismos de control demográfico fueron las guerras y las epidemias. Al parecer, aunque siempre presentes, tal vez ya no son ni tan siquiera necesarias, basta con que dejemos que el FMI y el banco Mundial, maquillajes de la dictadura financiera, sigan amaestrándonos como borregos que van al matadero. Porque parce que así es. Y no lo digo yo lo dice la ONU, como veréis en la nota de prensa que os mostramos hoy: La degradación del medio ambiente causa doscientas veces más muertes en el mundo que las guerras .

 En donde hay más riqueza, el envejecimiento deviene en problema, mientras que en los países en vías de desarrollo, o subsumidos en la pobreza y las guerras, los niños mueren por el hambre, las infecciones y las guerras. En los países desarrollados, se pretende aumentar la edad de jubilación, ya que el capitalismo dice que no puede asumir pagar a tanto viejo nauseabundo, mientras que en las regiones pobres, las autoridades intentan poner freno al crecimiento de la población, reduciendo sus tasas de natalidad. ¿Hay alguien que lo entienda? Y para más INRI muchos ciudadanos europeos temen perder su estado de bienestar por la inmigración hacia sus fronteras de los desheredados, generando un alarmante auge de los partidos xenófobos y nazis. Y así surgen los muros de la vergüenza que intentan poner coto a que los pobres vivan mejor y ellos peor, cuando en realidad su situación es el resultado de la deslocalización de las empresas inducida por los empresarios de sus propios Estados. Pronto necesitarán soldados cibernéticos (ya que los ancianos poco podríamos hacer) para defender esos asombrosos muros en un mudo en donde la rapacidad del capital ha generado desigualdades que terminarán por carcomer esa falacia a la que denominan aldea global. Por el contrario, en muchos países subdesarrollados se recluta cruelmente a los denominados niños soldados.  Puedo ser reiterativo sobre estos temas, lo reconozco. Pero lo que leo y veo duele, se me clava como una espina en el corazón, seguro que como a la mayoría de ustedes. Y mientras tanto el FMI y el Banco Mundial, echando leña al fuego, con recomendaciones que nos conducirán inevitablemente al colapso de la civilización tal como la conocemos. Si Raquel, sí, tenías razón e incluso pudiera ser que te quedaras corta. La Primavera silenciosa ya está aquí y ha venido para quedarse, ya que nadie pone remedio a tanta irracionalidad, encubierta por la nauseabunda frase de la autorregulación de los mercados financiaros.

 La cuestión no resulta ser capitalismo si, capitalismo no (existen muchos tipos de capitalismo). Las preguntas que debiéramos responder son: ¿racionalidad o irracionalidad?, ¿sustentabilidad o insustentabilidad?.

 Juan José Ibáñez

 Os dejo ya con la noticia y algunos datos sobre el libro aludido y Raquel…..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Aerosoles atmosféricos y su relación con la intensidad y duración de la lluvia: ¿La Gota Fría?

polvo-sharano-acercandose-a-almeria-fuente-nasa

Tormenta de polvo y aerosoles saharianos acercándose a las costas almerienses. Fuente: NASA

 Tras leer una nota de prensa en TerraDaily, que nos informaba de como en un artículo de investigación recientemente publicado se defendía que los aerosoles atmosféricos (naturales o antrópicamente producidos), en grandes cantidades, podían incrementar la intensidad y duración de las precipitaciones de eventos meteorológicos naturales, me vino inmediatamente a la cabeza si este proceso podría ser el causante de unos eventos usualmente catastróficos que suelen producirse de vez en cuando en el sureste de la Península Ibérica. Hablamos de lo que en España se denomina “gota fría”. Tales fenómenos extremos generan tormentas tremendas que causan inundaciones y graves destrozos en ciudades e infraestructuras, a la par que severos fenómenos erosivos. No en vano, en las provincias de Murcia y especialmente Almería, área en donde son muy usuales, la cobertura de suelos, soslayando edafotaxa muy someros (Regosoles y Leptosoles), cubre poco más del 25% del territorio. Es decir una extensión escasísima. Y es que allí las tormentas de polvo sahariano son bastante usuales, pudiendo coincidir (finales de verano y principios de otoño) con las mentadas condiciones meteorológicas que generan lagota fría”.  Empero al leer el artículo original, y con mis escasos conocimientos sobre meteorología, no pude separar el grano de la paja, quedándome con la duda. Si ambos procesos se encontraban relacionados, es decir, si al coincidir en el espacio y el tempo (al menos de vez en cuando) daban lugar a las devastadoras inundaciones que ocasionalmente acecen en el SE de la Península Ibérica, se podían extraer valiosísimas conclusiones, a la par que mejorar la previsión de los desastres naturales a los que dan lugar. Tal hecho podía dar cuenta de la erosión histórica del paisaje de aquellos espacios geográficos.

 Como ya os hemos comentado en varios post (almacenados en nuestra categoría Pérdida de los Recursos Edáficos: La Erosión), el polvo/aerosoles atmosféricos procedentes del Sahara y el Sahel, como de otros desiertos y regiones áridas del mundo, acarrean repercusiones positivas y negativas en lugares muy distantes (a menudo transcontinentales como es el caso del corredor  África-Caribe-USA), a modo de “teleconexiones”. Reitero, me quedé con la duda de si el polvo africano era el motivo de tan torrenciales y temidas tormentas. Pues bien, unos dos días después, mis tribulaciones se convirtieron en perplejidad, por cuanto los rotativos de prensa en España “daban por hecho” que la respuesta era afirmativa: ¡el aire cargado de aerosoles saharianos generaba en las condiciones meteorológicas adecuadas, la temible gota fría. En consecuencia busqué durante varias horas en Internet y no detecté ni un solo documento o información a este respecto. Posiblemente la razón podía residir en que no ha sido estudiado debidamente, dado que el estudio acababa de salir al mercado científico y debía esperarse a que se llevaran a cabo las investigaciones pertinentes.  ¡No lo sé!. Empero cabe la posibilidad que algún “plumillas” hubiera pensado como yo, y sin mayores verificaciones, lanzara la noticia sin el menor rubor. De darse este último caso, vendría a cuestionar por enésima vez, si de muchos periodistas científicos se comportan de hecho como los Paparazzi de la prensa del corazón, lanzando los bulos que les parecieran más oportunos con independencia de su rigor científico. Y al hacerlo falsean los resultados de las indagaciones científicas. Leí varias noticias, en todas, más o menos se venía a decir lo mismo, y en ningún caso se consultaba con un experto, como si de un contagio viral se tratara. Reitero que el tema podría ser relevante y trascendente, empero ¿Qué experto ha relacionado gota fría y polvo africano en el SE español?. ¿Lo sabe alguno de los lectores españoles?. ¿Me podría informar?. ¿Un nuevo y falaz bolo de plumillas perezosos a los que la verdad no les importa nada?. ¡A saber!. Y para finalizar me gustaría dejar constancia de que dicha vinculación, de existir, aclararía parte varios interrogantes de las investigaciones que llevo a cabo en esos territorios, por lo que me gustaría que se tratara de una conclusión veraz, pero ¿quién se puede fiar de esta gente?. Eso sí: Los aerosoles incrementan el contenido de nutrientes (calcio, magnesio, sodio, potasio, en los suelos de Almería, por lo que no es la escasez de los mismos un factor limitante, aunque lo que escasea y mucho es el agua.

Abajo os reproduzco una de las noticias y el resumen del trabajo original, junto a algún material adicional……….

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

jardines-urbanos-emiten-co2-y-suelos-contaminados

Fuente: colaje de google imágenes

Si como algunos investigadores comentan, la respiración del suelo es un indicador de su resiliencia, ahora resultaría que los suelos urbanos lo son, mucho más que los naturales. No me parece obvio, por tanto, utilizar respiración como síntoma de resiliencia, al menos por si sola. Hoy analizaremos dos notas de prensa derivadas de otros tantos artículos de investigación. La primera nos advierte que la respiración de los suelos urbanos puede alcanzar en algunas ciudades, como es el caso de Boston, el 72% del CO2 emitido por los propios combustibles fósiles, hecho que no deja de ser tan sorprendente como interesante. Y tales fuentes de CO2 parecen doblar la de los suelos rurales, por lo que de hecho comienzan a ser motivo de preocupación a la hora de mitigar el calentamiento climático. Según el estudio, los altos contenidos en materia orgánica, el espesor del mantillo, y la razón carbono/nitrógeno se encontraban en estos ambientes urbanos/periurbanos positivamente correlacionados con la respiración del suelo, es decir el CO2 que emiten a la atmósfera. Refiriéndose a los jardines domésticos o a las zonas ajardinadas, los investigadores que llevaron a cabo este estudio advierten de que, cuando los propietarios y jardineros añaden enmiendas orgánicas, a los suelos mentados con vistas a que sus céspedes crezcan con vigor ofrecen sabroso alimento, rico en nutrientes, a los microrganismos del suelo y, como resultado, estimulan su crecimiento, pero también las emisiones de anhídrido carbónico a la atmósfera.  Más concretamente, en la ciudad de Boston, detallan que, alrededor del 64 por ciento de los propietarios de viviendas fertilizan el césped, el 37 por ciento el uso de compost o abono orgánico, y el 90 por ciento utiliza “enmiendas” orgánicas del tipo de los mulching (acolchado). Todas estas “opciones, principalmente llevadas a cabo en los espacios verdes, públicos o privados,  se traducen en adiciones de carbono al suelo, promoviendo, como ya hemos comentado, las emisiones de CO2. No obstante, los doseles de los arboles contrarrestan “en parte” este proceso al absorberlo.

De ser cierto, resultaría paradójico, crear zonas verdes en las ciudades con vistas a que sean más sostenibles ambientalmente, cuando en realidad tal iniciativa podría generar efectos de retroalimentación positiva sobre el calentamiento climático. Resumiendo, ¡no hay forma de aclararse! ¿Qué debemos fomentar: asfalto, tierra yerma o zonas verdes?. Para aquellos que defienden que la respiración es un indicador de la resiliencia del suelo, lo lógico sería que sustituyéramos muchos espacios geográficos baldíos por vertederos, ya que estos si emiten CO2, metano y otros gases de invernadero en enormes cantidades. ¡Sin comentarios!. Eso si, los suelos urbanos suelen estar muy contaminados, como ya os hemos reiterado en varias ocasiones. Empero, tengamos también en cuenta que las urbes siguen creciendo en detrimento de los paisajes agrarios y naturales.  ¿Más Co2?

La segunda noticia nos informa de los esfuerzos de las autoridades y vecinos de ciudad de Detroit, cuya economía se derrumbó (de hecho se encuentra en bancarrota) como consecuencia de la decadencia de la industria automovilística antaño, santo y seña de esta ciudad. Por tanto, esta ciudad se encuentra sufriendo una enorme crisis acompañada de un proceso de des-urbanización y éxodo al medio rural. Pues bien, de acuerdo a los investigadores que llevaron a cabo el segundo estudio, entre las herencias de su anhelada edad de oro industrial, se encuentran suelos fuertemente contaminados, lo cual dificulta e incluso impide en ocasiones la regeneración de las infraestructuras verdes de la urbe.  En sus propias palabras: “historia de la industrialización y la urbanización de Chicago dejó su marca en el suelo. El medio edáfico actúa como una esponja, llegando a albergar contaminantes durante muchos años. En Chicago, los residuos procedentes de la fabricación industrial han inducido la acumulación de los productos químico-orgánicos indeseablemente tóxicos, metales pesados y otras sustancias persistentes. Tal hecho plantea serios problemas para la salud humana, animal y vegetal. ¡En fin!: “lo que no mata engorda”.

Como puede observarse, generar ciudades verdes sostenibles, resulta ser una terea bastante más compleja de lo que usualmente pensamos. Vivimos en una sociedad enferma y como todos sabéis: “a perro flaco todo son pulgas”.

Os dejo con las noticias mentadas…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Laboreo en llanuras, microrelieve y encharcamiento o anegación de suelos

lower-tisza-valley-hungia-paisaje 

Lower Tisza Valley. Fuente: In viaggio in Europa

Este post debe contemplarse como la continuación de otro previo que llevaba por título: “Microfotografía de suelos agrícolas el laboreo y su importancia en la hidrología de los campos arados”. Nuestro objetivo es mostrar como la acción de la labranza con arado (crestas y surcos) y las simples infraestructuras asociadas (canales de riego y drenaje) se trasforman naturalmente con el transcurso de los años, generando en zonas llanas y relativamente húmedas, justamente los problemas que pretendían evitar, el encharcamiento del agua tras lluvias intensas, pudiendo poner en riesgo la productividad de los cultivos que sobre ellas se asientan, en modelados como los de gran llanura húngara. Se trata de un ejemplo de lo que puede también acaecer en otros ambientes bajo condiciones similares de humedad y relieve muy plano. Si bien los diseños creados inicialmente parecían adecuados con vistas a evitar los problemas del anegamiento del agua, como mentamos, su espontanea transformación temporal agravó el problema debido a pequeñas modificaciones del microrelieve, que de no corregirse, seguirán agravándose en el futuro. El anegamiento del agua era visible, pero la falta de inventarios detallados impidió detectar las causas hasta hace pocos años.   La microtopografía creada por los elementos aludidos han terminado por desconectar los drenajes de las partes altas de las parcelas de las bajas y los canales de evacuación del agua, anegándose grandes extensiones como puede observarse en una de las fotos que se muestra en esta entrada.  En el primer post plantamos el problema, en este, transcribimos del suajili al español castellano parte del estudio de investigación del que hemos extraído el material. Del mismo modo, os proporcionamos la dirección de donde puede bajarse otro artículo que versa sobre este tema, así como una breve introducción al área de estudio, con especial énfasis en el  tipo de clima.  

 

 lower-tisza-valley-hungria-mapa

Lower Tisza Valley: is situated between the River Tisza and the sandy highlands of Kiskunság, to the north of the town of Szeged. Fish-ponds and saline lakes are surrounded by saline grassland, arable land, orchards and forestry plantations. Some of the fish-ponds contain large reedbeds (Phragmites), and native forest exists along the River Tisza. Human activities include arable farming, horticulture, reed-harvesting and hunting

Se trata de un caso palmario que debe hacernos reflexionar como pequeños cambios micro-topográficos, casi imperceptibles, que surgen como consecuencia de la labranza continuada, pueden alcanzar, a medio y largo plazo, consecuencias no previstas y dañinas para la productividad agraria. Os dejamos con el final del post precedente, antes de entrar a describir lo allí acaecido y que pudiera servir de ejemplo, para que no ocurra lo mismos en otros paisajes similares.

(…) Pero insistamos en el meollo de la cuestión: (i) toda superficie terrestre atesora micro-relieves por la dinámica natural del terreno y ecosistemas, incluyendo la acción dilatada del agua y el viento; (ii) tales patrones superficiales son arrasados por la labranza, cuando tenían su razón de ser, banalizándose y homogenizando grandes extensiones, en espacios geográficos casi-planos a los que llamamos llanuras; (iii) incluso estas modestas prácticas agronómicas y las consiguientes microestructuras a que dan lugar, evolucionan con el devenir del tiempo pudiendo ocurrir que surjan súbitamente problemas inesperados como consecuencia de alteraciones de “pequeños detalles”, aunque de conspicuas repercusiones; y (iv) como corolario de los ítems aludidos debemos comprender muy bien la estructura de cada paisaje agrario antes de intervenir. (…) 

Juan José Ibáñez

Vayamos pues sin más dilación a describir el problema………..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

La Nueva Revolución Verde del Siglo XXI. Todo Preparado

nuena-revolucion-verde

La Nueva Revolución Verde: Fuente: made for minds

La mayor parte de la comunidad científica ya se ha rendido a las evidencias. Hace diez años, cuando comenzamos nuestra andadura en esta bitácora, tuvimos que sufrir abundantes críticas por defender que la Revolución verde del siglo XX significo comida para aquella época, a costa de secuestrar el futuro de la soberanía alimentaria en el mundo y degradar la biosfera. Diez años después, casi ningún experto lo discute, como tampoco la FAO y la ONU. Se acaba el sucio negocio de los pesticidas, insumos ingentes de fertilizantes e ir tocando los genes de las plantas con las promesas más absurdas. Eso sí, tales multinacionales y los intereses que ocultan se resistirán confundiendo  los vocablos para intentar, como han hecho siempre, vender gato por libre. La Revolución de la agricultura orgánica ya parece que calienta motores, si bien tal revolución verde no tiene nada que ver con la propuesta de otras basadas en los principios de la agricultura ecológica, que a su vez tampoco proponen exactamente lo mismo. Siempre os insisto que entendáis los conceptos y no os dejéis engañar por los vocablos, dado que se manipulan maniqueamente con harta frecuencia. Como se explica en Wikipedia, Revolución verde es la denominación usada internacionalmente para describir el importante incremento de la productividad agrícola y por tanto de alimentos  en Estados Unidos, y extendida después por numerosos países. Empero esa es la antigua. Tener cuidado que algunos intentarán confundir lo nuevo con lo viejo.

La vieja revolución verde se basaba en (i) la adición de una gran cantidad de fertilizantes químicos al suelo (ii) aplicación sistemática de pesticidas y (iii) el uso de semillas y plantas modificadas genéticamente.  Por su parte, la nueva revolución verde (que en el mundo anglosajón se denomina orgánica): pivota sobre los siguientes tres principios: (i) la erradicación, en la medida de lo posible de las mentadas enmiendas químicas; (ii) el menor uso posible, y tan solo cuando sea totalmente imprescindible, de nuevas y más amigables sustancias para el ambientalmente, en lo que concierne al control de plagas y pestes y (iii) uso de semillas sin ser alteradas por la biotecnología, es decir, los “tocagenes”. Sin embargo, reiteramos por enésima vez que lo denominado orgánico en el mundo anglosajón no es exactamente equivalente al concepto de agricultura ecológica en español. Tal confusión está dando lugar a que las multinacionales del agronegocio intenten engañarnos de nuevo. Al final de esta entrada os mostramos algunos post previos relacionados con tal maniqueo abuso del lenguaje, al objeto de intentar separar el grano de la paja. En  nuestra categoría Etnoedafología y Conocimiento Campesino podréis leer mucho más sobre estos asuntos. Mirar hacia el pasado para mejorar el futuro resulta hoy más que nunca de suma importancia.  La agenda de investigación que se ha marcado la FAO, y de la cual fui uno de los autores, es clara y rotunda (Plan of Action for Pillar Three of the Global Soil Partnership Adopted by the III GSP Plenary Assembly) , como también el Status of the World’s Soil Resources de la ONU,en cuya redacción también modestamente intervine. No queda nada por discutir, nadie duda ya del desastre y desgracia que ha supuesto para el deterioro de la biosfera la ya denominada antigua revolución verde, con el paso de los años.

Hoy os hemos traducido el texto de unos investigadores del Ecological Sciences, James Hutton Instituteen el cual se explica lo que hemos venido reiterando durante diez años. Eso sí, cuidado con el debate acerca de los Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) en la Rehabilitación de Suelos, ya que una cosa es hacer uso de la ingeniería “natural de los propios organismos, y otra bien distinta que compréis los productos que ya salen al mercado bajo esta denominación y que no suelen servir para nada. Resulta mucho más sencillo, viable y barato elaborarlos vosotros mismos, como se está haciendo en Cuba. Abajo os dejo también alguna relación de post  previos sobre estos eficientísimos organismos y el cuidado que hay que tener para no caer de nuevo en las  trampas del agronegocio. ¿Dejarán las poderosas internacionales que ONU y FAO lleven a cabo sus planes?. Aquí nos enfrentamos al kit de la cuestión.

Del mismo modo, durante 2015 Tom Vilsack el Secretario del  Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Secretary of Agriculture), ha insistido una y otra vez ante los medios de comunicación sobre la importancia de gestionar los suelos desde este nuevo paradigma para paliar la contaminación tanto su contaminación como la de las aguas, y así mejorar la grave situación ambiental y garantizar la seguridad alimentaria en USA. Del mismo modo los boletines de noticias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, son totalmente explícitos en esta materia ofreciendo subvenciones y otras prebendas para todos los granjeros que se encaminen en la dirección de la nueva revolución verde, haciendo un especial énfasis en los policultivos y la diversificación de las producciones agrarias de los predios, la integración en ellos y cuidado de los humedales y zonas húmedas, etc.

Os dejo pues con la mentada traducción que me mejorado un poco de lo ofrecido por los traductores automáticos de la red. En cualquier caso, podría haberme esmerado más. Pido disculpas, si bien creo que el contenido se entenderá perfectamente.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

Microfotografía de suelos agrícolas el laboreo y su importancia en la hidrología de los campos arados

lower-tisza-valley-mosaico 

Lower Tisza Valley. Mosaico Google imágenes

La microtopografía del terreno es un rasgo de la superficie terrestre que influye en numerosos procesos ecosistémicos, hidrológicos y topográficos.  En los espacios geográficos que comenzaron a laborearse ya desde inicios del del neolítico, la labranza borró cualquier rasgo de los mismos banalizándolos por superficies planas homogéneas. ¿Cierto o falso?: ¡todo depende del punto de vista!, como comenzaremos a describir en este post.  Pero adelantemos que el laboreo crea sus propios microrelieves con el arado, drenajes etc., y que estos a veces, cambian con el tiempo dando lugar a sorpresas, a menudo desagradables.

Generalmente, no me lleva mucho tiempo escribir un post. Sin embargo, de vez en cuando, te encuentras con un tema que se te atraganta por la razón que sea. Si la información es muy relevante insistes, en caso contrario suelo tirar la toalla. Hace unos meses me encontré con un artículo (que no nota de prensa) sugestivo sobre los efectos de la labranza en la microtopografía de zonas prácticamente planas, y como la evolución de estos pequeños patrones superficiales podían dar lugar a problemas agronómicos muy serios, hasta el punto de poner en riesgo la producción agraria en un país. Y al intentar describiros de forma sencilla este interesante tema, mi pluma se encasquilló. He tardado tres días en aclararme. Finalmente he redactado dos entregas con sangre, sudor y lágrimas. A veces se te atraviesa la redacción en suajili de un artículo, y si por desgracia el tema te es ajeno (no atesoras un adecuado bagaje sobre el mismo), la tortura estaba servida.     

El artículo de marras lleva el título de “Micro-topographical surface alteration caused by tillage and irrigation canal maintenance and its consequences on excess water development. El estudio en cuestión nos informa de lo que acaece en las amplias extensiones cultivadas de la gran llanura húngara, que en parte tuve el placer de visitar en 2002, pero no con el tiempo e información suficiente como para extraer conclusiones desde un punto de vista científico. Tampoco los colegas húngaros me explicaron el serio problema que sufría la producción agraria de su nación.  Esta región comenzó a cultivarse en los inicios del neolítico, por lo que su suelo ha sido arado de diversas formas.

 La cuestión clave que se planteaba en el artículo, al menos en mi opinión, estriba en que estos microrelieves evolucionan en función de su manejo, dando lugar a la génesis de micro-formas y procesos que con el transcurrir del tiempo pueden derivar en una alteración de la dinámica del agua superficial, hasta el punto de poner en riesgo la producción agraria. En el área de estudio, el problema surgido fue el estancamiento/anegación del agua sobre el suelo, dando lugar a la pérdida de cosechas en grandes superficies. Como señalan los autores tan solo recientemente se han percatado del problema, ya que averiguar lo que allí acaecía demandaba inventarios y cartografías sumamente detallados, las cuales han sido inusuales hasta tan solo hace unos pocos años. Como resultado, deberán llevar a cabo en el futuro investigaciones minuciosas con vistas a corregir las veleidades de tal dinámica micro-topográfica. Reiteramos que al área es muy plana, aunque con una ligera pendiente. La superficie agraria, al margen de los surcos y crestas de la labranza, también alberga canales de riego y drenaje, y todo este sistema ha evolucionado muy sutilmente hasta dan lugar al problema agrario que padecen.

Ya os hablé que el laboreo de laderas contrapendiente fue recomendado durante muchas décadas por la FAO, así como en numerosos manuales de agronomía. Todos ellos hicieron caso omiso de las enseñanzas de numerosas prácticas tradicionales campesinas, algunas de las cuales utilizaban el laboreo a favor de la pendiente, es decir fomentando la escorrentía superficial. Y todo tiene su razón de ser. El uso milenario del territorio de nuestros ancestros no podía perpetuarse si atentaba contra sus intereses, como finalmente se demostró. Hace ya 10 años, publicamos un post sobre esta “filia” de considerar que en todos los ambientes y superficies, la misma estrategia da lugar a resultados similares.  Tal inferencia es rotundamente falsa. En aquella entrada titulada “Haciendo Oídos Sordos del Conocimiento Campesino: El Problema de cómo Labrar en Laderas”, constatamos que no en todas las pendientes inclinadas es recomendable hacer caso de lo propuesto en los manuales, ya que en lugar de mejorar los predios, empeorábamos sus problemas, deteriorando el suelo, en aquel caso por erosión.

Sin embargo, hoy hablaremos de una situación fisiográfica diametralmente opuesta, las grandes llanuras. El método tradicional de labranza, fue justamente arar en sentido perpendicular a la pendiente, pero con el auxilio de los ya mentados canales de riego y drenaje (según la estación).  Y repetimos que lo que durante tiempo pareció funcionar correctamente, comenzó a empeorar en función de la dinámica de estas obras agrarias, conforme fueron “ligera” pero paulatinamente dando lugar a encharcamientos más extensos y prolongados.

En el presente post ya tan solo os ofreceremos algunos de los pasajes generales que se me antojan más ilustrativos, dejando para otro el problema aludido. También añadimos una breve introducción (traducida) del material que publicaremos en otro post. 

Pero resumamos e insistamos en el meollo de la cuestión: (i) toda superficie terrestre atesora micro-relieves por la dinámica natural del terreno y ecosistemas, incluyendo la acción dilatada del agua y el viento; (ii) tales patrones superficiales son arrasados por la labranza, cuando tenían su razón de ser, banalizándose y homogeneizando grandes extensiones, en espacios geográficos casi-planos a los que llamamos llanuras; (iii) incluso estas modestas prácticas agronómicas, y las consiguientes microestructuras a que dan lugar, evolucionan con el devenir del tiempo pudiendo ocurrir que surjan súbitamente problemas inesperados como consecuencia de alteraciones de “pequeños detalles”, aunque de conspicuas repercusiones; y (iv) como corolario de los ítems aludidos, debemos comprender muy bien la estructura de cada paisaje agrario antes de intervenir. Finalmente, añadiremos un poco de historia que también incumbe a la labranza ancestral de algunos territorios de América del Norte, algunos de cuyos detalles hemos recogido del artículo. Ya os describiremos, en un post posterior a este, el proceso con mayor detalle. 

Juan José Ibáñez

Pues bien, comencemos………..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,