Premios Blogs madri+d: Los Blogs Un Universo Invisible y Salud Pública y Algo Más Declinan Participar (Razones)

¿A quien no le amarga un dulce? A tal pregunta cabría responder que uno puede ser diabético, alérgico a alguno de los componentes, sufrir una dieta de adelgazamiento, etc. Como los bloggers de este sistema ya saben, desde hace unos días, la Comunidad Autónoma de Madrid nos ha informado que queda Abierta la convocatoria de la Octava Edición de los Premios madri+d. Este año, por primera vez se otorgarán tres galardones a las ¿mejores? Bitácoras del sistema madri+d. “En principio” me parece una magnífica idea. Ahora bien todo es cuestionable, desde ciertas perspectivas. En este post os anunciamos que los blogs Un Universo Invisible y Salud pública y algo más declinan participar en las candidaturas a dichos premios, muy a su pesar. También cabe destacar que las razones de ambos tan solo coinciden tangencialmente. En otras palabras, compartimos ciertos puntos de vista, pero también nos encontramos sometidos a diferentes avatares. Por tanto, me limitaré a expresar los míos. Muchos de vosotros sabéis ya que ambos bloggers somos hermanos. Pero también que eventualmente compartimos algo más: escribir en las bitácoras más populares o visitadas del sistema. Si analizamos los indicadores que ofrecen XITI y StatCounter, que ambas muestran, observaréis que, más o menos, Universo Invisible duplica las visitas de Salud Pública, como esta a su vez la de Cuaderno de bitácora estelar (debido a que su administrador, antaño muy activo, anda ahora seguramente atareado en otros menesteres profesionales). Dado que, el número de hits de este sistema, como suele ser ubicuo tanto en Internet y la naturaleza, sigue la inexorable ley de Willis, la competición ahora va a ser mucho más reñida. No se trata del único criterio, ni del más importante, pero sí de dos iniciativas un tanto idiosincrásicas en el seno de este sistema, como veremos más adelante. Resultaría ridículo por mi parte alegar que nuestra decisión de no acceder a tales galardones obedece a  un acto de generosidad. Tan solo adelantar que, en mi caso, ¡no puedo permitirme el lujo de perder. Y a modo de aforismo, que en este momento se me “escurre” de mis escasas, y mal conectadas neuronas, digamos que “si no puedes permitirte el lujo  de perder, mejor no compitas. Sin embargo, también expondré algunas críticas constructivas acerca de los criterios que pretenden emplearse por parte del jurado. Pero vayamos al grano.

eusebio-sempere-la-luz-de-los-salmos-salmo-28-fuente-eusebio-sempere-poeta-de-la-geometria

La luz de los Salmos (Salmo 28) Eusebio Sempere (1928): Poeta de la Geometría

Sin embargo, antes de empezar, ya que el post es excesivamente extenso, por lo que dudo que la mayor parte de los lectores lleguen hasta el final del mismo, tan solo comentarle a los bloggers del sistema ¿Porqué no hacemos una porra?. Cada uno se encarga de “predecir” que blogs ganarán, que no los que más le gustan, por cuanto se me antoja improcedente, y el ganador percibiría el dinero o premio acordado entre los que quieran jugar. Intento rebajar la tensión que algunos percibirán conforme se acerquen hacia el final del post :) Si alguien recoge el guante (….).

Reitero que la idea se me antoja afortunada. Del mismo modo, los bloggers que aquí escribimos en el sistema nos lo merecemos, por cuanto el éxito de la iniciativa es innegable, las cifras cantan por sí solas. Más aun, posiblemente anime a muchos de vosotros a escribir de un modo más asiduo, lo cual redundará en el beneficio ciudadano. Como veremos más adelante, los criterios seleccionados “parecen más que razonables” en el contexto de la blogosfera. Nada que objetar. No obstante, con toda sinceridad no los comparto. Más adelante explicaré el porqué.

Mi decisión de no participar se sustenta en tres razones, a saber: (i) reitero  que los criterios se me antojan “no tan razonables”; (ii) existen razones de peso para que no desee perder de ningún modo y (iii) ¿por qué no decirlo?; mi temperamento puede terminar jugándome una mala pasada, y de paso, perjudicar a los atrevidos lectores que leen la bitácora Universo Invisible.

Un Universo Invisible me ha proporcionado enormes satisfacciones, pero también muy graves problemas. Y son estos últimos factores determinantes para presentar mi renuncia, lo cual debía indicar por escrito a los gestores del sistema, ya que en ausencia de respuesta entraría en la ruleta. Pero de eso hablaremos luego. Vayamos al punto uno.

Entiendo que mi manera un tanto irreverente de escribir los post molesta a muchos miembros de la Academia. Francamente lo lamento. Tampoco pienso cambiar de estilo por tal contratiempo. Y en número de visitas que recibe Universo Invisible me da la razón. Considero que un blog o bitácora personal debe distanciarse de los estándares políticamente correctos, para dar lugar a que el blogger exprese libremente sus opiniones, libre de ataduras. Si realmente aceptamos que tenemos un compromiso social por la ciencia, no me parece recomendable adiestrar al ciudadano desde un púlpito, es decir como un sacerdote de la ciencia. De hecho pienso todo lo contrario. Intento comportarme como un ciudadano más que trabaja en tareas científicas, por lo que expreso mis opiniones de “tu a tu”, sin pontificar. Obviamente, soy consciente que muchas veces no lo consigo, muy a mi pesar.

Reflexiones Acerca de los Criterios de valoración

Hace unos meses, expresé las razones que justifican que buena parte de los algoritmos que posicionan las bitácoras lesionan o penalizan gravemente a los Blogs de divulgación científica (Rankings de Blogs y Divulgación Científica: Una Crítica Constructiva). Y en este sentido debemos clarificar los conceptos. En el sistema de bitácoras  madri+d, existen productos para todos los gustos. De hecho los estilos son de lo más variado, lo cual redunda en beneficio del ciudadano. La diversidad siempre es saludable y “sobre gustos no hay nada escrito”.  Por tanto, encontraréis blogs de ciencia, blogs de divulgación científica, y otros mixtos (más algún esoterismo). Entre los dos primeros extremos se despliega un continuo, que da lugar a una gran variedad de mixturas. Lo que, personalmente, denomino blogs de Ciencia versan a cerca de mostrar a ciudadanos cultivados, incluyendo a los propios científicos que trabajan en una materia, las últimas novedades, controversias, opiniones, etc., de la disciplina en concreto que es tratada en cada bitácora. Por el contrario, los blogs de divulgación científica, sin tener necesariamente que renunciar a tal objetivo, intentan bajar el nivel técnico de los contenidos con vistas a divulgar la materia de su competencia al mayor espectro de públicos posible, incluyendo a niños y adolescentes. Pues bien, los rankings de tipo Technorati o Top Blogs Wikio penalizan (por no decir masacran) a los últimos por sus objetivos, premiando a los primeros. ¿Razón?: el denominado “criterio de autoridad” (no es lo mismo que un experto consulte desde una reputada Institución que una criatura prepare los deberes o las clases desde su propia casa). Más aun, tales algoritmos son demoledores a la hora de cumplir tal función. Me explico: He detectado una correlación negativa, estadísticamente significativa entre mi posición en esos rankings y el número de visitas que recibe la Bitácora Un Universo Invisible. Los meses en que esta bitácora recibe un mayor número de vistas, cae en el ranking como si me lanzase por un precipicio y viceversa (en los periodos de mayor actividad sube de nuevo como la espuma).   De este modo, subes y bajas, bajas y subes, como si de una montaña rusa se tratara, sin más motivo que el aludido.

Ahora bien, ¿no formamos parte de un sistema cuyo eslogan reza “compromiso social por la ciencia”? ¿Cómo debe entenderse tal frase? Personalmente, los responsables que pusieron en marcha el sistema me insistieron reiteradamente (durante varios meses) en que abriera un blog  de divulgación científica (habíamos colaborado en otra iniciativa previa) a lo que obligadamente respondía ¿un blog que…? ¿Pero que es eso? ¡Ni idea!  Y cuando nueve meses después de iniciarse la iniciativa me puse a escribir por primera vez, pensé en divulgar que era un suelo, no en mostrar mis destrezas en el tema. Con el tiempo, comprendí que debía alternar post para distintos públicos. Y lo hemos conseguido, ya que muchas criaturas de Latinoamérica (y sus profesores), navegan en busca de los post más básicos. Al otro lado del charco, la ciencia del suelo es enormemente valorada (aquí al ciudadano mayor o pequeño tan solo le han mostrado cuatro tipos: urbanos, urbanizables, recalificables y no urbanizables), comenzando a estudiarse ya a la tierna edad de los 6, 7 u ocho años. Y francamente, no renunció ni renunciaré a tal actividad “penalizada” (como siempre al margen de la ley), por cuanto es de la que me siento más orgulloso y me hace sentirme más útil, siendo esos post mucho más duros de redactar que los concernientes a temas edafológicos escritos para un público experto. ¡No lo dudéis! Veamos ahora los criterios que empleará madri+d, como en cualquier otra iniciativa semejante, a la hora de galardonar los blogs:

Criterios y proceso de evaluación

La valoración de los blogs se basará en los siguientes criterios de evaluación:

A. Autoridad e influencia

- Situación en rankings de blogs (Technorati, wikio…)

- Citas recibidas o enlaces entrantes desde otras webs.

- Impacto en redes sociales.

- Suscriptores al rss o número de peticiones al xml, en Twitter /Facebook.

B. Actividad del autor y contenido

- Número de post en 2010.

C. Participación de los usuarios

-Número de comentarios en los blogs.

D. Tráfico

- Número de visitas recibidas en 2010.

Al menos en el caso de las bitácoras “Universo Invisible” y Salud Pública (que sigue más o menos la misma filosofía), ganaríamos de lejos de primar el criterios D y en mi caso B, mientras que quedaríamos muy lejos de las primeras posiciones de hacerse un anteponer el A. Respecto a C, el Blog Universo ha borrado miles de comentarios espurios (peticiones para hacer los deberes escolares, asesorar proyectos y maestrías, insultos de los que no encuentran los que desean, etc.).  Tampoco he analizado el comportamiento de otros colegas del sistema en este punto.  Ahora bien ya comenté privadamente con alguno de loa antiguos gestores del sistema (ya inactiva, afortunadamente) que el criterio C daba lugar a que la bitácora más vilipendiada y agredida por los lectores alcanzara la mayor calificación con  este criterio ¿Es razonable? Del mismo modo, tengo conocimiento que mi hermana bloquea los comentarios de los post más básicos, ya que inmediatamente comienzan a lloverle las preguntas más disparatadas, como si de una consulta médica se tratara. El objetivo de los blogs es bien distinto. ¿O no?

Por nuestra experiencia, estos criterios mezclan churras con merinas o el agua con el aceite. Hablamos de blogs en los que la divulgación científica destinada al ciudadano corriente tiene mucho peso.

El lector puede intuir que lo que rechazo implícitamente son ciertos criterios selectivos que me perjudican, para defender aquellos que  me benefician. Sin embargo, no es el caso. No intento barrer para casa. Muchos de los blogs de mi+d resultan ser lo que hemos denominado blogs de ciencia, por lo que sería también arbitrario e injusto y absurdo, eliminar el criterio A. Simplemente se trata de dos filosofías diferentes y que dan lugar a resultados distintos, aunque complementarios y en beneficio del sistema. Unos consiguen posicionarse bien en los rankings de blogs, mientras que otros lo hacemos en el de Google. Por tanto, el sistema de bitácoras, en su conjunto, sale ganando.

Por todo ello cabría pensar que, de darse tres premios, cada uno de ellos podría basarse en criterios distintos. Efectivamente, se resolvería parcialmente tal nudo gordiano, aunque no del todo. Dentro de los blogs de ciencia, existen tres tipos diferentes (1) los que versan en ciencia y tecnología en materias que hacen uso intensivo de la informática y TICS en general (2) los que abordan otros temas de interés, pero alejados de los anteriores y (3) los que atacan problemáticas muy concretas, y que como corolario recibirán necesariamente menos visitas y enlaces. Si uno analiza los rankings de ciencia (recordar que el “top wikio” que muestro en la portada denuncia mi posición en la blogosfera general, que no en la destinada a ciencia; en donde obviamente alcanzo posiciones mucho más altas, como es lógico) detectará que resulta mucho más fácil conseguir autoridad siguiendo la siguiente secuencia: A > B > C, así como la 1 > 2 > 3. Dicho de otro modo, nos topamos con un nuevo sesgo. Los dados vuelven a estar cargados.

Así por ejemplo, los temas de una bitácora (actualmente no activa) y de otra poco activa se me antojaban muy interesantes aunque recibieran presumiblemente pocas visitas. Me refiero concretamente a  Pensamiento pedagógico radical y Vías Pecuarias, caminos antiguos con diferentes historias, respectivamente. En el caso de la última, por citar tan solo uno,  versa sobre un tema muy poco tratado en Internet, pero que forma parte de nuestro patrimonio cultural. Por tanto, aunque no soy experto en el tema, diría que es una joyita que rellena una enorme laguna, con independencia de rankings y otras zarandajas. ¿No merecería por tanto que se reconociera tal labor?.

Así pues, como podemos observar, los rankings de bitácoras, como cualquier otro, están basados en algoritmos que priman a unos y perjudican palmariamente a otros. ¡No hay remedio!. Eso sí, encubrir la subjetividad apelando al uso de algoritmos cuantitativos que tan solo se encuentran libres de sesgo en “apariencia”,  no deja de ser más que otra arbitrariedad. Los dados están cargados ¡siempre!.

A título personal, hubiera repartido tres modalidades de premios (1) Al que atesora una mejor posición en el ranking Technorati, (2) a la que recibe mayor número de visitas y (3) a la que versa sobre un tema más original y/o menos abordado en la Web en español. Eso si, de pretender ofrecer galardones a los blogs, año tras año, convertimos el certamen en un mero acto de agradecimiento encubierto, desnaturalizando sus objetivos legítimos. También lamento que solo se considere el año 2010, y no el conjunto del esfuerzo realizado a lo largo de seis años, lo cual perjudica a interesantísimos blogs como lo es, por ejemplo, Cuaderno de bitácora estelar. No me parece justo.

Regustos y Sinsabores de Escribir “Universo Invisible”: O El porqué  perder es un lujo que no puedo permitirme

Como comentaba en al principio de este largo post, la andadura de escribir en “Universo Invisible” me ha generado tantos o más disgustos que alegrías, muy a mi pesar.  Más aún,  parte de los primeros fueron generados por parte de los administradores del sistema. Se trata de un hecho que no puedo soslayar. Me centraré por tanto en el primer y más grave affaire.

Ya os comenté en post precedentes que los practicantes de la edafología nos reunimos alrededor de una sociedad científica (SECS). Pues bien, durante el segundo semestre 2007 (si no recuerdo mal) los gestores del Sistema mi+d recibieron una carta desde dicha sociedad en donde se me acusaba de que mi blog suplantaba la identidad  de la recién creada página Web de la SECS, por lo que se solicitaba a las autoridades de la CM que borraran la bitácora. En un congreso tuve serios enfrentamientos con varios miembros de este colectivo. La razón esgrimida desde la presidencia de la SECS resultaba ser tan asombrosa como la siguiente: Según ciertos socios y la directiva, para entrar en la mentada página Web debían pagar el ingrato tributo pinchar previamente en la mía, ya que no la encontraban de otra forma. En marzo o abril de 2008 me percaté del problema. Los avezados responsables de la SECS no habían dado de alta su producto, por lo que Google no la indexaba, y en consecuencia, tan solo pinchando en Universo Invisible (en donde venía el enlace a su Web) (…..) podían acceder a aquella. ¡¡¡Increíble pero cierto!!!. Sin embargo, no me percaté de su problema (que no del mío) hasta marzo de 2008. A finales de 2007 o enero de 2008, solicité tal carta o mail de la directiva de la SEC al responsable del sistema de mi+d recibiendo el siguiente mensaje.

Juanjo, lo siento pero no lo encontramos. Yo pensaba que lo habíamos guardado pero no lo encuentro. Si recuerdo que el mail llegó en agosto, lo escribía alguien (creo que XXXXX) de la Sociedad Española de Suelos. El mail iba dirigido a nosotros (mi+d). De lo que nos acusaba a nosotros y a tu blog era de suplantar el nombre de la Sociedad. Me acuerdo bien de esto porque recuerdo que miré tu post sobre la sociedad de suelos http://weblogs.madrimasd.org/universo/archive/2005/11/01/8338.aspx. No tenía ningún fundamento porque no entendían que tu estas en todo tu derecho a titular un post como quieras y por supuesto a opinar sobre un tema. Siento no poder enviarte el correo. Seguro que aparece cuando no lo busquemos.

En febrero de 2008, en la Asamblea de la SECS, interpelé a su presidencia sobre el asunto, recibiendo una respuesta falaz a todas luces y que desautorizaba los contenidos del mail que os nuestro arriba. Resumiendo, en las actas figuro como un indeseable usurpador de los legítimos derechos de la SECS. Cuando me percaté de su problema ya era demasiado tarde. La SECS puso finalmente el dominio, pero yo seguí figurando como el canalla de turno. Escribí a la persona que recibió el mail rogándole que buscara la desafortunada carta. Pero ni la encontró (o envío), mientras que su memoria se difuminaba y ya no se acordaba de casi nada.  En 2009 la SEC cambió de directiva, aunque se me comentó que ciertos colegas aun clamaban por mi expulsión de tal colectivo. La nueva presidencia se limpió las manos, y yo mantengo mi imagen de indeseable traidor.  Debido a que los por aquél entonces responsables del sistema de bitácoras no entendían mi enojo (hecho que me sigue desconcertando), finalmente en marzo de 2008, muy disgustado por lo ocurrido redacte el siguiente post:La Bitácora Universo se Hace Invisible: (Razones para Sentirse Indefenso y Desaparecer Permaneciendo)”. En otras palabras, seguí editando mis post, pero solicité no aparecer en la página de portada de los blogs y que no se me citara “para nada”. Y así fue hasta la migración a WordPress, donde resurgí de las tinieblas sin haberlo pedido. Pero las desavenencias no terminan aquí.

En una conversación entre la responsable de Salud Pública y Algo Más (mi hermana) y otra de los gestores del sistema, la primera protestó debido a que a una reunión de los Blogeros de mi+d no se había invitado al Blog Universo Invisible lo que la respondieron que hacía años que ya no escribía ¿¿??. ¡Increíble pero cierto! Posteriormente, me informaron que se irían haciendo entrevistas en notiweb (como así viene ocurriendo últimamente) a los bloggers de mi+d con vistas a que hablaran tanto de la divulgación científica, como de sus investigaciones. Ya he leído algunos de tales reportajes, en los cuales colegas que han escrito menos de 100  (o 200 post en el mejor de los casos) hablan da la ardua pero apasionante experiencia de la divulgación, mientras que Universo Invisible en la que se han escrito 1.500 post y alcanzará la respetable cifra de 10.000.000 de visitas antes de que finalice el año (si no ocurre algún contratiempo en el sistema) ni se me ha contactado y dudo que se haga. Eso si, mejor ya que no realicen tal invitación, por cuanto existen 10.000.000 de razones para decir ¡No!.

Soy muy consciente de que me leen tanto los que me aprecian como los que me desprecian (como me repetía una y otra vez el añorado Gustavo Moscatelli desde Argentina), y por todo lo aludido hasta aquí, creo que el lector entenderá que no estoy dispuesto a ser mofa de aquellos que me injuriaron, alegando que Universo Invisible mucha visita y poca chicha (más de 10.000 páginas). Creo que el lector comprenderá que, en tales circunstancias, ¡No puedo permitirme el lujo de perder este galardón!. O como ya os adelanté: si no estas preparado para perder, mejor no compitas.

Cuestión de Carácter

No os pienso ocultar nada, por lo que ahora explico mis temores autoreferenciales. Para bien y para mal, soy una persona de carácter temperamental, lo cual obviamente trae problemas. Mi gatillo es rápido cuando me siento acosado o denostado. En el interior del sistema existe una “acción” en la que se puede leer “borrar bitácora”. Francamente a la hora de sopesar mi decisión, mis miedos auto-referentes han primado sobre todos lo demás. Imaginaros que me presentara, que no ganara un galardón con mis casi 10.000.000 millones de razones (argumento siempre subjetivo, no hace falta que me lo recordéis), y me agarrara un “cabreo” de muy señor mío” (“trepar por las  paredes”, como decimos en España). No sería extraño que padeciera la tentación de pulsar con mi dedito inquieto “borrar bitácora”. Con toda sinceridad, Un Universo Invisible es una de las actividades relacionadas con mi trabajo de la que más orgulloso me siento. Cuando voy a un congreso en Latinoamérica y muchos jóvenes me piden autógrafos y cuchichean entre ellos al verme, me siento más útil que escribiendo los 40 papers indexados que llevo hasta la fecha. Podría relataros muchas anécdotas, pero es un exhibicionismo que detesto.  Si apretara   “borrar bitácora”, seguro que me arrepentiría. Del mismo modo, estoy convencido de que muchos de los lectores que leen Universo Invisible se sentirían decepcionados. Con toda sinceridad, se me antoja razón suficiente y necesaria como para declinar competir con nadie. Por tanto, como decimos en España, muerto el perro, se acabó la rabia y curiosamente el canino ha resultado ser el susodicho concurso de blogs. Este abrió la puerta de todos mis fantasmas, pasados, actuales y futuros.

Y colorín colorado, este post se ha acabado. Si alguien ha logrado, titánicamente, llegar hasta el final, merece un premio, ya que tiene más paciencia que el Santo Job.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] a diario del número de visitas. Mediante estos sencillos procedimientos es fácil ver que el blog Un Universo Invisible tiene un número de entradas como de visitas que supera ampliamente a todos los demás (7164 [...]

Hola Juanjo, ahora en castigo te premiaran aunque no lo quieras (jajaja). Por mi parte, muchas felicidades, tu blog es un éxito.
FBZ

Hola Juan, te envío un enlace a un artículo sobre humedales que acabo de leer y me pareció apropiado compartir con vos.
Ya has escrito sobre el tema, pero tal vez te inspire futuras entradas al blog.

¡Saludos!

http://sur.elargentino.com/notas/humedales-por-que-es-importante-su-conservacion

Hola Emilio y Francisco,

Gracias por vuestras palabras. Francisco, no me darán al premio (ni falta que hace) ya que he renunciado a competir por escrito. No se trata de premios, ni me importan en absoluto a estas alturas de la vida (aunque si a las instituciones que nos pagan). El problema estriba en tratos preferenciales de unos blogs respecto a otros (agravios comparativos), así como de hacer las cosas pensando un poquito con la cabeza. Mi premio es vuestra audiencia y punto y final.

Un abrazo

Juanjo

Hola Miguel,

Muchas gracias por compartir la información, ya que es un documento muy interesante y didáctico. Espero que puedan preservarse sus esteros y/o pajonales con sus increíbles suelos flotantes.

Un afectuoso saludo.

Juanjo Ibáñez

Estimado Juanjo:

¡Llegué a leerlo “enterito”! Y no quiero premio alguno. ja ja ja

No soy muy dado a participar en competición alguna; y con ello no te estoy animando a lo mismo. Pero esta bitácora aunque tuviese una cuarta parte de las visitas que tiene merece ser guardada como oro en paño, participe o no en concurso alguno; el autor principal y sus colaboradores ya tienen su premio ganado cada día sin ellos quererlo. Utilizo Google Chrome, y una de las 6 ventanas de rápido acceso a páginas web está reservada a esta bitácora, ya que para mí es necesario ver cada día con qué artículo me encuentro para entender y apreciar mejor lo que hay bajo nuestros pies.

Estimado Juanjo, sólo espero que jamás llegue el día en el que aprietes ese maldito botón de “borrar bitácora”, ¿no puedes eliminar ese “botón” o “acción” que hay en el interior del sistema?

No me extiendo más.

Un saludo cordial desde Benalmádena Pueblo.

Juan Miguel Pacheco Fernández.

Ni se te ocurra darle al botón de “borrar bitácora”. Mis alumnos y yo no te lo perdonaríamos. Como bien dices, para muchos el suelo no es más que el lugar para especular o como mucho el pavimento que pisamos. Gracias por hacernos visible el suelo, medio que a pesar de ser el de mayor diversidad, todavía no es considerado con la importancia suficiente para ser una optativa en los grados de Biología de varias Universidades de este pais.

Muchas Gracias Juan M. Y Dolores,

Nunca he dudado y lo he dejado bien claro en este post de que vosotros sois el principal premio que atesoramos. Y sin duda el mejor. A mi particularmente no me interesan los premios y más aun detesto que uno tenga que presentarte. Eso lo deben decidir otros y sin consultarte.

Y Dolores cuando dices mis alumnos y yo, me regalas el oído con mi frase favorita. Intento colaborar a que una nueva generación de jóvenes entienda el valor del recurso suelo. Empero nuestras autoridades, e incluso en la Web 2.0 se entiende la “divulgación científica” de una forma bastante bochornosa. Vamos que hay que divulgar a los profesores de la Universidad de Cambridge, pero de niños y ciudadanos de a pie todo es parafernalia, brindis al sol, parecer que todo cambia para que todo siga igual.

Muchas gracias a ambos tanto por seguirnos como por vuestras palabras.

Juanjo Ibáñez

Por cierto Dolores,

He visto por tu dirección de mail en la Universidad en donde trabajas. Te comunico que en breve (cuestión de días o alguna semana), casi con toda seguridad, realizaré una estancia (prevista de cinco años, en principio) en el Dto. de Ecología de la UCM (Fac. de CC. Biológicas). Allí me tendréis para lo que queráis.

saludos Cordiales

Juanjo Ibáñez

[...] blogs realizada hace algunas semanas, reabrió una vieja herida que no ha terminado de cicatrizar, como narramos en este post.  Sin embargo, existen tanto razones como emociones que nos declinan por la invisibilidad. [...]

[...] resultaría de lo más sencillo y hermoso. Ya sabéis que una serie de acontecimientos me han hecho renunciar a presentarme a un determinado premio de Blogs. Eso sí, cuando tal iniciativa anuncie los ganadores, los Blogs Universo Invisible y Salud [...]

[...] “Premio madri+d de Comunicación Científica: Blogs mi+d“, ya os comunicamos que Los Blogs Un Universo Invisible y Salud Pública y Algo Más Declinaban Participar. También optó por la tomar la misma decisión la bitácora Biología y pensamiento (y quizás [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*