Paleolítico Neolítico, Civilizaciones y Aldeas Globales de los Insectos Sociales del Suelo

hormigas-ganaderas-de-pulgones

Hormigas ganaderas de pulgones. Fuente Mother Earth News

Por sorprendente que parezca, el transito del Paleolítico, al Neolítico y éste a las Ciudades Estado, Naciones, Imperios y finalmente la aldea global, no pare ser una evolución exclusivamente idiosincrásica de las sociedades Humanas.  De hecho, también surge, desde ciertos puntos de vista,  en el mundo de las hormigas, y otros insectos sociales. Aunque la bibliografía sobre estos temas es relativamente abundante, al menos en inglés,  Tim Flannery sintetiza tal proceso en el libro que lleva por título “Aquí en la Tierra”. Así por ejemplo, como vemos y veremos en otros post (ver relación al final de este), Atta sexdens, parece que se encuentra actualmente dando el salto hacia las aldeas globales. Y así, las especies más primitivas y antiguas caracterizadas por sus hábitos cazadores-recolectores, aglutinan al mayor número de especies, en contraposición a las socialmente más evolucionadas y complejas con su sofisticada agricultura que tan solo han logrado unas pocas. Este es el caso de las denominadas ponerinas (1.600 especies incluidas en 28 géneros ). Sus sociedades paleolíticas, como las humanas, son las que agrupan un menor número de individuos en sus colonias, con tan solo decenas o cientos de obreras. Del mismo modo, como las relaciones que acaecieron entre los neandertales con los mamutsse especializan mayoritariamente en cazar  un exiguo número de presas, lo que les impide adquirir alimentos suficientes y de manera constante a lo largo del ciclo anual. Sin embargo, es justamente tal estructura de escasos individuos vinculados en estructuras sociales simples y laxas  la que parece haber favorecido su diversificación, ya que así se adaptaban a vivir en una gran variedad de Habitats. Como sucede con los humanos, la aparición de sociedades más avanzadas demanda que se logre un suministro suficiente de alimentación, como os explicamos en esta entrega.  No obstante, a lo largo de su trayecto evolutivo de muchas decenas de millones de años,  otras hormigas siguieron un proceso de socialización adquiriendo una mayor complejidad social, a semejanza de la seguida posteriormente por los simios bípedos. Según narra Tim Flannery, hará más de  cincuenta millones de años,  que algunas especies de hormigas modificaron sus estrategias de caza y recolección, comenzando un peculiar tipo de ganadería, es decir de una interacción simbiótica de naturaleza mutualista con otra especie, como se explica en el blog Diatomea Digital que lleva por título “Simbiosis: Las hormigas y su rebaño de pulgones” . En este post se relata como: “Las hormigas hambrientas que deambulan por nuestras cercanías, en vez de comerse a los pulgones, se acercan a ellos y los “ordeñaron” (…) Como si de un pequeño rebaño se tratara, las hormigas mueven a los pulgones a hojas frescas cuando las hojas se secan. Si llueve, las hormigas corren para resguardar a los pulgones de la lluvia, poniéndolos debajo de las hojas. Por lo tanto en esta entrega también se relata que cuando otras especies se atreven a depredar algún pulgón, son repelidas taxativamente por estas hormigas ganaderas. Tim detalla como este insecto social que se alimenta de los pulgones que a su vez se alimentan de la savia de las plantas, aprendió primero a reunir  a estos herbívoros en manadas o rebaños, construyendo refugios para su protección, cuando era necesario.  Pero sigamos (…)

(…) Por aquellos tiempos, y casi simultáneamente, en términos geológicos, otras especies de hormigas evolucionaron por senderos distintos, y en lugar de depredar a otras especies de este tipo de insectos sociales, las secuestraban como eslavas  poniéndolas a disposición de los objetivos de sus colonias. Otros tipos de hormigas adoptaron la estrategia del cuco, es decir se ahorraban el duro trabajo de criar a sus retoños ubicando sus huevos en los nidos u hormigueros de especies distintas. Finalmente ciertas especies terminaron por descubrir la agricultura, al estilo de nuestras sociedades neoíticas, facilitando el acceso constante y abundante al alimento de toda su sociedad de una forma más económica, lo cual conllevó  un incremento de la complejidad de sus estructuras y la especialización en el trabajo. Este es el caso de las hormigas Atinas o Atta sexdens, de las que ya os hemos hablado en otro post. Se trata pues de una genuina revolución neolítica, pero de un tipo más sofisticado que el nuestro. Y así sus colonias comenzaron a ser muy complejas y compuestas por millones de individuos, como nuestras naciones. Posiblemente de la sustentabilidad de estos pequeños bichitos durante millones de años, ante la palmaria insustentabilidad de nuestras sociedades moderas nos permita extraer algunas lecciones con vistas a enderezar nuestro futuro.

Juan José Ibáñez

Posdata: Lo que hace la incultura. Durante años he luchado “biológicamente” (aplastamiento de los bichitos con mis manitas de “simio bípedo”) contra los pulgones que dañaban a ciertas plantas de mi terraza (las camelias para ser más preciso). Dejaba a las hormigas que allí pululaban creyendo que eran sus enemigos naturales.  Cuando me di cuenta, en mis lecturas sobre insectos sociales, para narraros historias, que se trataba de ganado y pastores. En consecuencia, cambié mi estrategia para dirigir mi ira contra las hormigas y ¡funcionó!. Una vez matado al pastor se acabó el ganado.

Post Previos Relacionados con este Mini curso

Superorganismos y Sociobiología: Una Perspectiva Tenebrosamente Inquietante

La Comunicación de las Hormigas, Inteligencia Distributiva y La división del Trabajo (y la Teoría Económica de Adam Smith)

Gestión Agrícola de Algunos Sistemas Sociales y la Teoría Económica de Adam Smith (la división del trabajo)

Post Previos Relacionados con el tema

La Revolución Neolítica de los Organismos del Suelo: Sobre el Ciclo del Nitrógeno, Monocultivos, Hormigas y Bacterias

Las Amebas del Suelo y su Agricultura

Fungicultura, Insectos Sociales y El Uso de Antibióticos

La Evolución Simbiótica: Innovación a través de Simbiosis (Sobre bacterias, Insectos Sociales y Ciclos Biogeoquímicos)

La Extraordinaria Genética de los Microorganismos del Suelo

Nematodos del Suelo y Termitas: Biodiversidad Desconocida y Control Biológico de las Enfermedades de las plantas

Las Sabanas y su Fertilidad: La Biotecnología Natural de los Ingenieros del Suelo

Hormigas y Hormigueros: Civilizaciones y Megapolis Invisibles Bajo Nuestros Pies (Bioingeniería Edáfica)

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*