Lombrices de Tierra: Generalidades y mitos

Posiblemente, las lombrices de tierra son el taxon de la fauna del suelo que más atención ha recibido a lo largo de la historia de la ciencia. Y como en este post nos narrará Colmar Ríos: “Aristóteles las llamó el intestino del mundo” mientras que Charles Darwin, permaneció varios años observando la influencia que estas tenían en la formación de humus y su transporte de suelo”. Ya os comentamos algo de tal tema “en este post”. Quizás tal interés se deba a tales hechos, y en especial a las observaciones de Don Carlos. Tampoco debemos olvidar que en el bioma templado suelen ser (aunque no siempre) muy abundantes, mientras que la ciencia (desarrollada principalmente en países bajo tales ambientes) tiende acríticamente a realzar sobremanera lo que acaece en él (dilema conocido como sesgo eurocéntrico). Ahora bien, cabría matizar mucho acerca de la importancia de estos ingenieros del suelo en los ecosistemas naturales y agrarios “en general”. No cabe duda de que inducen a que el medio edáfico mejore sus propiedades físicas, químicas y biológicas, aunque también lo es que tan solo se encuentran en determinadas condiciones. En otras palabras, no se trata de un taxon ubicuo, apareciendo preferentemente en edafotaxa con abundante (aunque no excesiva) humedad, ricos en bases, o al menos no excesivamente ácidos, así como el los que atesoran una gran cantidad de materia orgánica o humus. Por tanto, están ausentes en otros hábitats, mientras que los edafotaxa que no los atesoran pueden resultar también muy productivos.  No ocurre lo mismo, por ejemplo, con bacterias, hongos, nematodos y otros fila, siempre presentes. Resumiendo, no son un elemento clave de los ecosistemas edáficos, cuya ausencia devenga en dramática. Del mismo modo, como iremos desgranando, en este y cuatro post más, existen muchas especies distintas, a penas conociendo casi nada de la mayor parte de las mismas, por lo que generalizar a toda la familia las bondades de las pocas mejor estudiadas se me antoja bastante aventurado. Algunos otros investigadores son de esta opinión. Francamente, no pensaba incluir ningún post sobre ellas, por cuanto las considero excesivamente ensalzadas en sus virtudes, existiendo una abundante información sobre el tema en Internet. Sin embargo, tras analizar los contenidos de Wikipedia (varios capítulos con información muy fragmentada), y otros sitios Web, he quedado convencido de que sí había hueco para aclarar bastantes asuntos sobre estos simpáticos, interesantes y “a menudo” benefactores animalitos.

lombriz-de-tierra-fuente-cuando-el-tiempo-se-detiene

Lombriz de Tierra. Fuente: Blog Cuando el Tiempo se Detiene

Posiblemente, una analogía sobre el interés que despiertan las lombrices de tierra entre ciudadanos, sería equipararlas al entusiasmo de nuestros infantes con los dinosaurios, respecto a otros grupos fósiles entre. ¿Es para tanto? Todo depende del cristal con que se mire, empero también de la obcecación anglosajona de hacer de ellas un símbolo universal de fertilidad. Probablemente todo ello se deba al interés que despertaron tales gusanos a Darwin, y todo hay que decirlo, con razón. Ahora bien, si en Inglaterra y otros países húmedos y con abundante materia orgánica, ya sean bajo clima templado o tropical, son abundantes, a excepción de los ambientes edáficos excesivamente ácidos, reiteramos que jamás debe soslayarse el hecho de que, en otras circunstancias,  no aparecen en los perfiles edáficos, con independencia de su productividad potencial y calidad. Así ocurre, por ejemplo, en numerosos espacios geográficos de España, como en otros muchos países y regiones.

Lo que me gustaría hacer entender es que resulta a todas luces inadecuado, como defienden algunos expertos europeos que disfrutan de suelos más húmedos, asimilar su presencia y abundancia resulta con suelos de calidad. Otros muchos edafotaxa en los que no aparecen las lombrices “espontáneamente” pueden ser muy productivos Se trata de una apreciación falsa que el mundo anglosajón sigue intentando vendernos. Ya analizaremos en otros post, como muchos biólogos del suelo defienden que en otros medios edáficos, como los ácidos, su rol lo pueden desempeñar otros grupos de la fauna del suelo como los enquitréidos, de los cuales no he detectado ni aun capítulo en la Wikipedia Española.

lombriz-de-tierra-morfologia-fuente-rodriguezgalvezlorena

Morfología de la Lombriz de Tierra. Fuente: rodriguezgalvezlorena

Eso si, nadie duda de que la presencia de las lombrices de tierra, por lo general, mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos, y por tanto sus respectivas fertilidades físicas, química y biológicas. Ahora bien, existen muchas especies, cada una con sus hábitos y repercusiones. Como iremos viendo, sus hábitats serán determinantes en los efectos que inducen estos animalitos en los medios edáficos, siendo unos mucho más benéficos que otros. Por lo tanto, encontrar lombrices en el suelo no nos garantiza nada “a priori”, si bien es una buena “mala señal”. Es aquí en donde las empresas dedicadas a la lombricultura y el vermicompost, pueden exacerbar sus bondades, más allá de lo que la lógica científica debiera permitir.

Cuando se encuentran presentes, pueden llegar a acaparar una proporción impresionante de la biomasa del suelo. De hecho una buena parte de su rico humus consistirá en un lecho de sus heces o coprolitos que, por lo general (aunque no siempre), garantizan un sustrato fantástico para el desarrollo de la vegetación y producción vegetal. Como os demostraremos tal visión ha generado que muchas de las especies de lumbrícidos encontradas fuera de Europa, resulten ser originarias de aquél continente, compitiendo o desplazando a las originarias del área analizada. El impacto de tal hecho sobre la ecología de los suelos de estas especies invasivas o invasoras, a menudo introducidas intencionalmente, puede hacer modificado drásticamente su estructura y dinámica original. Hasta el momento nadie ha analizado el impacto de esta perturbación global.

En vista de do ello, he buceado por el ciberespacio, encontrando dos artículos de revisión claros y didácticos de los que podréis extraer buena información acerca de los lumbrícidos. Más concretarte hablo de los siguientes que obviamente, os los ofrezco porque se encuentran en acceso abierto.

Importancia de las lombrices en la agricultura por Yolmar Ríos S.; Universidad Centroccidental “Lisandro Alvarado”. Decanato de Agronomía. Cátedra de Zoología Agrícola. E-mail: yrios@ucla.edu.ve.

El papel de las lombrices de tierra en la descomposición de la materia orgánica y el ciclo de nutrientes, por J. Domínguez, M. Aira, M. Gómez-Brandón; Revista Ecosistemas, 8 (2): 20-31. Mayo 2009.

Por tanto, en este post tan solo he recortado algunos pasajes de diferentes capítulos de Wikipedia y alguna que otra página Web, como introducción a otros que le seguirán basados esencialmente en los mentados artículos, sin despreciar el uso de otros materiales didácticos.

Aunque iremos narrando muchas más cualidades de las lombrices de tierra en los post sucesivos (cuatro en total), también os informamos que en los dos artículos aludidos podéis encontrar ya una información bien contrastada, sin que ello signifique que, personalmente, ciertas tesis las firmara yo personalmente.

Juan José Ibáñez

Continuará…….

Post de este serie que aparecerán por el siguiente orden:

Lombrices de Tierra: Generalidades y mitos

Las Lombrices de Tierra y Su importancia en el Suelo

Las Lombrices de Tierra Algunos de sus posibles efectos Negativos sobre el Suelo y la Agricultura

Lombrices de Tierra: Grupos Ecológicos

Agricultura, Prácticas Agrarias y Lombrices de Tierra (El Impacto Negativo de la Labranza, Fertilizantes y Plaguicidas)

Wikipedia

Los anélidos (Annelida, del latín annellum, “anillo” y del griego ides, “miembro de un grupo”) son un gran filo de animales invertebrados protóstomos de aspecto vermiforme y cuerpo segmentado en anillos.

El cuerpo de los anélidos está compuesto por numerosos metámeros o anillos similares entre sí (…). Se han descrito más de 16.700 especies,[1] que incluyen los gusanos marinos poliquetos, las lombrices de tierra y las sanguijuelas. Se encuentran en la mayoría de los ambientes húmedos, sobre todo en el mar, pero también en agua dulce, e incluso hay especies terrestres. Su longitud va desde menos de un milímetro hasta más de 3 metros.

En el lenguaje popular se suele reunir a varios grupos de invertebrados bajo el nombre de “gusanos“, término sin ningún valor taxonómico; muchas de las semejanzas entre estos filos de gusanos son convergencias evolutivas sin ningún valor filogenético. No todos los gusanos son anélidos. Existen diversos invertebrados con el cuerpo blando, alargado y cilíndrico que no pertenecen al grupo de los anélidos. Es el caso de los nematodos o los platelmintos, y de algunos artrópodos, como el ciempiés o las orugas que dan lugar a las mariposas. (…)

Reproducción asexual

La reproducción asexual por escisión es un método usado por algunos anélidos y permite que se reproduzcan rápidamente. La parte posterior del cuerpo se desprende y forma un nuevo individuo. La posición de rotura está determinada generalmente por un crecimiento epidérmico. Lumbriculus y Aulophorus, por ejemplo, son conocidos por reproducirse rompiendo el cuerpo en fragmentos semejantes. Muchos otros grupos no pueden reproducirse de esta forma, aunque pueden regenerar la mayor parte de los segmentos posteriores en la mayoría de los casos. Esto no es universal, y especialmente no ocurre entre las lombrices de tierra.

Reproducción sexual

La reproducción sexual (…). Algunas especies de anélidos son hermafroditas, mientras que otras tienen sexos separados.

Los anélidos hermafroditas, como la lombriz de tierra, se aparean durante todo el año en condiciones ambientales favorables. La lombriz de tierra se aparea por copulación. Una pareja de lombrices se atrae por las secreciones de cada una: para copular ponen sus cuerpos juntos con (…). La mayoría de los gusanos poliquetos tiene machos y hembras separados y fertilización externa. La primera etapa larval, que se pierde en algunos grupos (…)El animal comienza a desarrollar sus segmentos, uno después de otro, hasta alcanzar su tamaño adulto. Los oligoquetos y las sanguijuelas tienden a ser hermafroditas y las larvas carecen de vida libre.

Lumbricidae en Wikipedia

Los lumbrícidos (Lumbricidae), comúnmente denominados lombrices de tierra, son una familia de anélidos oligoquetos del orden Haplotaxida. Una de las especie más frecuente es Lumbricus terrestris. La parte dorsal de Lumbricus terrestris es de un color marrón-rojizo mientras que su parte ventral es amarillenta. Llegan a medir hasta 30 cm de largo y si bien son originarias de Europa, han sido introducidas en muchas zonas del mundo. Algunas especies tropicales alcanzan los 4 m de longitud.[1]

Cabe destacar que el nombre de lombriz se aplica a otros invertebrados vermiformes sin relación alguna con los anélidos, como las lombrices intestinales (tenias, pertenecientes a los platelmintos y Ascaris lumbricoides del filo de los nematodos).

Las lombrices más conocidas excavan galerías en el suelo y salen de noche a explorar sus alrededores. Son animales muy beneficiosos. Mientras excavan para hacer sus túneles, ingieren partículas de suelo y digieren cualquier resto orgánico. En épocas húmedas, arrastran hojas al interior de la tierra para alimentarse. Con ello remueven, airean y enriquecen el suelo, contribuyendo a que se mantenga fértil al hacer ascender fósforo y potasio del subsuelo y al expulsar sus propios desechos nitrogenados. La época más propicia para las lombrices es cuando el clima es húmedo y cálido, momento en el que salen a la superficie para procrear. Las lombrices son hermafroditas ya que poseen órganos reproductores masculinos y femeninos, pero necesitan aparearse (ver Oligochaeta).

Es muy voraz, llegando a comer hasta el 90 % de su propio peso por día. De esta ingesta, excreta entre el 50 y 60 % convertido en un nutriente natural de altísima calidad, conocido como lombricompuesto o humus de lombriz.

La lombriz de tierra no tiene dientes, su efectividad está en su aparato digestivo para lo cual tiene un aparato bucal succionador, faringe, buche, molleja y el resto es intestino (…).

Su apareamiento se produce generalmente cuando asoman a comer a la superficie. La puesta de huevos se realiza (…) cada 45 a 60 días. Viven de 4 a 5 años. (…) respira por la piel.

Nota de Universo Invisible: Soslayaremos en este post hablar de su morfología, y ciclo de vida, de los que da cuenta perfectamente Wikipedia pero continuemos.

Wikipedia búsqueda por vocablo suelo

El aporte de materia orgánica pone en marcha la constitución del edafon. Éste está formado por una comunidad de descomponedores, bacterias y hongos sobre todo y detritívoros, como los colémbolos o los diplópodos, e incluye también a las raíces de las plantas, con sus micorrizas. El sistema así formado recicla los nutrientes que circulan por la cadena trófica. Los suelos evolucionados, profundos, húmedos y permeables suelen contar con las lombrices de tierra, anélidos oligoguetos comedores de suelo, en su edafón, lo que a su vez favorece una mejor mezcla de las fracciones orgánica y mineral y la fertilidad del suelo.

Enciclopediaanimal’s Weblog

Existen casi 3.000 especies, terrestres y de agua dulce, (descritas) de gusanos pertenecientes a una clase del filo Anélidos.  (…) lombrices de tierra son en general de color uniforme, casi siempre rojo pálido, pero que puede variar del rosa mate al castaño. (Existen especies de 1 mm de longitud hasta otras de más de 3 metros como la lombriz gigante australiana.)

Las lombrices de tierra desempeñan un importante papel en la ecología del suelo. Al ser removido y aireado, por la acción de las lombrices de tierra, el suelo se vuelve más fértil. Las lombrices de tierra son también una fuente de alimento para muchos animales y constituyen el principal alimento de los topos y las musaraña

Comportamiento de la lombriz

Las lombrices de tierra necesitan vivir en suelo húmedo que contenga materia orgánica. Suelen vivir en las capas superiores, pero en invierno se entierran más para escapar de las heladas. Cuando el clima es muy caluroso, hacen lo mismo para evitar la deshidratación. Las lombrices de tierra rehúyen la luz del día, pero con frecuencia salen a la superficie durante la noche para alimentarse y expulsar sus detritus. Durante el día sólo salen a la superficie en circunstancias excepcionales, como cuando se inundan sus galerías en caso de lluvias torrenciales.

Las lombrices de tierra se alimentan de partículas orgánicas contenidas en la tierra que traga y que luego expulsa formando montoncitos de excrementos. Son muy beneficiosas para la agricultura, ya que airean la tierra por las galerías que excavan en terrenos húmedos. Tienen un gran poder de regeneración.

Las lombrices de tierra se entierran con considerable rapidez, de forma especial en suelos sueltos; las cerdas que tienen a los lados del cuerpo les sirven de gran ayuda en sus movimientos. Al enterrarse, tragan mucha tierra, que a menudo contiene cantidades considerables de restos vegetales. Digieren la materia nutritiva presente en ésta, y depositan los restos en la superficie del suelo o en sus túneles (…)

Entre los alimentos vivos más asequibles y fáciles de mantener se encuentran, indudablemente, las lombrices de tierra. Evidentemente estos animalillos pueden ser utilizados como alimento vivo no sólo para los peces sino para multitud de otros animales como los reptiles, anfibios e incluso pequeños mamíferos insectívoros (…)

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Posiblemente, las lombrices de tierra son el taxon de la fauna del suelo que más atención ha recibido a lo largo de la historia de la ciencia. Y como en este post nos narrará Colmar Ríos: “Aristóteles las llamó el intestino del mundo” mientras que Charles Darwin, permaneció varios años observando la influencia que estas tenían en la formación de humus y su transporte de suelo”. Ya os comentamos algo de tal tema “en este post”. Quizás tal interés se deba a tales hechos, y en especial a las observaciones de Don Carlos. Tampoco debemos olvidar que en el bioma templado suelen ser (aunque no siempre) muy abundantes, mientras que la ciencia (desarrollada principalmente en países bajo tales ambientes) tiende acríticamente a realzar sobremanera lo que acaece en él (dilema conocido como sesgo eurocéntrico). Ahora bien, cabría matizar mucho acerca de la importancia de estos ingenieros del suelo … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

le bou c’est j’habite ot la terre

[...] de los suelos, es decir en:  (i) Las lombrices de tierra y su importancia en el suelo; (ii) lombrices de tierra, generalidades y mitos y (iii) Las Lombrices de Tierra Algunos de sus Posibles Efectos Negativos sobre el Suelo y la [...]

[...] que la producción de la pastura era escasa. Aunque aquellas lejanas tierras atesoraban multitud de lombrices de tierra, no eran las mismas que las de su tierra natal. A uno de aquellos intrépidos colonos se le [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*