Contaminación ambiental = contaminación de suelos: Contaminación de suelos = contaminación ambiental

suelos-toxicos-y-salud-publica 

Fuente = Google Imágenes

Vivimos en una sociedad que tiene como bandera la búsqueda de la sostenibilidad, mientras que realmente constatamos día a día que la insustentabilidad es el resultado de nuestras acciones.  Y la transición de la ciencia a la tecnociencia, no ha hecho más que empeorar la situación de ciudadanos, medioambiente, economía e incluso la propia gobernanza mundial. No reincidiré sobre este tema, aunque si os aconsejo que leáis este post: “Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento” por cuanto explica gran parte de la confusión mental en la que nos vemos inmersos. En cualquier caso, entre los cerca de 3.000 post que hemos escrito, varios cientos relacionados conciernen con el  tema sobre el que versa la entrada de hoy, siendo almacenados en las categorías: ‘Degradación de Suelos: Contaminación’ y ‘Los Suelos y la Salud’.

Pues bien, había leído una noticia relativamente reciente sobre la gravedad de la contaminación de suelos en china y sus devastadores efectos en la salud humana, por lo que consideraba pertinente abundar en el tema, cuando me di cuenta que su contenido era demasiado parco, no mostrando novedad alguna respecto a un post nuestro más antiguo: Contaminación de Suelos en China: Sobre los Sistemas no Sostenibles y el Magnicidio. Continúe buceando en búsqueda de información novedosa, cuando topé con una página Web de la Universidad de Arizona, en la cual se exponía didácticamente las repercusiones de sobre la salud de la contaminación edáfica, bajo la denominación de suelos tóxicos. Seguidamente busque entré los post editados en nuestro blog algunos relacionados con el tema y me perdí… eran cientos y cientos. Sin embargo llegue a la siguiente conclusión……

Si bien la mentada Página Web de la Universidad de Arizona, que abajo os traduzco al español castellano, trataba bien el tema, faltaban una plétora de contaminantes y procesos contaminantes (valga la “rebuznancia”) que no eran mentados. En nuestra andadura hemos abordado la cuestión con mucha mayor profundidad. No se trata de ningún mérito, ya que hablamos de una página Web divulgativa y/o para estudiantes y de una bitácora en la que se han redactado más de ¡17.000 páginas de texto! hasta el momento. Mis cavilaciones no caminaban por ese sendero, precisamente. Lo que yo me preguntaba  era algo así como ¿sería capaz de enumerar en menos de 15-20 páginas todos los elementos y procesos contaminantes que acechan la salud humana  a causa del descontrolado desarrollo que viene sufriendo la sociedad y el medio ambiente durante los últimos 50 años?. Y he llegado a una respuesta?: ¡No!, Abajo os dejo una relación de post que podéis comparar con los contenidos de la susodicha página Web. Pronto os daréis cuenta que en la primera faltan muchos elementos y tipos de contaminación del suelo. Más aún, muchos problemas de contaminación ambiental se entrelazan, o de diversas maneras  se expanden por el globo o desencadenando otros numerosos  procesos degradativos. ¡Es una locura!.

En su evolución, la biosfera ha ido alcanzando niveles de mayor diversidad o complejidad.  Empero con la desastrosa intromisión de los humanos se ha producido una radiación de nuevas “especies” contaminantes, de forma bastante brusca. Ya sabéis que las edades de las Tierra se miden mediante cambios bruscos en el registro fósil que nos ofrecen las rocas a lo largo de su historia. Tras una catástrofe global, de cualquier índole, muchas especies se extinguen, siendo repuestas por otras nuevas en ese fenómeno que los expertos denominan “radiación”. Y esto es precisamente lo que parece ocurrir con los contaminantes. Empero en nuestro caso apenas hay extinciones y sí una explosión de especies (moléculas, compuestos etc.) contaminantes. No solo ha aumentado la cantidad y superficie cubierta por  nuestras tóxicas prácticas, sino que con paciencia e ingenio hemos ido introduciendo otros nuevos elementos que contaminan la antaño hermosa y limpia Gaia. Personalmente considero detestable la idea y propuestas sobre el Antropoceno, por otros motivos epistémicos de los que ya os hablé. Ahora bien, tal radicación existe, y no estaría mal que estimáramos impacto de nuestras acciones, no solo cuantificando la extinción de especies biológicas, sino también la radiación de nuevos procesos y elementos contaminantes

Abajo os dejo abundante material didáctico y otros que dan lugar a la reflexión

Juan José Ibáñez

 Continua…….

The most neglected threat to public health in China is toxic soil

And fixing it will be hard and costly

Print edition | Briefing; Jun 8th 2017 | SHIQIAO, HUNAN PROVINCE

TANG DONGHUA, a wiry 47-year-old farmer wearing a Greenpeace T-shirt, smokes a cigarette and gesticulates towards his paddy fields in the hills of southern Hunan province. The leaves of his rice plants poke about a foot above water. Mr Tang says he expects to harvest about one tonne of rice from his plot of a third of a hectare (0.8 acres) near the small village of Shiqiao. There is just one problem: the crop will be poisoned.

Egrets and damselflies chomp lazily on fish and insects in the humid valley below the paddy fields. But just beyond this rural scene lurks something discordant. Mr Tang points to a chimney around 2km away that belches forth white smoke. It belongs to the smelting plant which he blames for bringing pollution into the valley. Cadmium is released during the smelting of ores of iron, lead and copper. It is a heavy metal. If ingested, the liver and kidneys cannot get rid of it from the body, so it accumulates, causing joint and bone disease and, sometimes, cancer.

La amenaza más descuidada para la salud pública en China es el suelo tóxico

TANG DONGHUA, un granjero de 47 años que lleva una camiseta de Greenpeace, fuma un cigarrillo y gesticula hacia sus campos de arroz en las colinas de la provincia de Hunan, al sur. Las hojas de sus plantas de arroz asoman alrededor de un pie sobre el agua. El Sr. Tang dice que espera cosechar aproximadamente una tonelada de arroz de su parcela de un tercio de una hectárea (0,8 acres) cerca del pequeño pueblo de Shiqiao. Solo hay un problema: el cultivo será envenenado.

Las garcetas y los caballitos del diablo pican perezosamente en peces e insectos en el valle húmedo debajo de los campos de arroz. Pero más allá de esta escena rural se esconde algo discordante. El Sr. Tang apunta a una chimenea a unos 2 km de distancia que arroja humo blanco. Pertenece a la planta de fundición que él culpa por traer contaminación al valle. El cadmio se libera durante la fundición de minerales de hierro, plomo y cobre. Es un metal pesado (heavy metal). Si se ingiere, el hígado y los riñones no pueden eliminarlo del cuerpo, por lo que se acumula, causando enfermedades de las articulaciones y los huesos y, a veces, el cáncer.

La contaminación del suelo ocurre en la mayoría de los países con muchas tierras de cultivo, industria pesada y minería. En Ucrania, por ejemplo, que tiene los tres, aproximadamente el 8% de la tierra está contaminada. Un vertedero químico en el estado de Nueva York llamado Love Canal dio como resultado el envenenamiento de muchos residentes y la creación del “Superfondo”, un programa federal para limpiar el suelo contaminado. Pero los mayores problemas ocurren en China, el mayor productor de alimentos y productos pesados de la industria, como el acero y el cemento. (extraído del IUSS dic Bull 2018)

Leer más:

 https://www.economist.com/briefing/2017/06/08/the-most-neglected-threat-to-public-health-in-china-is-toxic-soil?fsrc=scn/fb/te/bl/ed/themostneglectedthreattopublichealthinchinaistoxicsoil&fbclid=IwAR21zJXcfrj7BTQ-3XG6v4heZkbAKcrmoZfRGp5Rbjc9pwi3cYanbjZtZA4

Suelos Tóxicos en Página Web de la Universidad de Arizona

Effects of toxic soil: How human intake happens

How toxic soil has become a public health issue at home and abroad | Sep 10, 2017

Of all the surrounding environmental factors that could impact a person’s health, the soil underneath one’s feet typically isn’t the first thing to spring to mind. However, contaminated, toxic soil is becoming a greater threat both within the United States and around the globe. Health professionals must pay more attention to the impact it can have on local citizens.

The concern of toxic soil is especially prevalent in farming communities or areas with considerable industrial activity, but it’s also an issue that’s becoming more common in other regions. People come into contact with soil more often than they realize. It’s important for health professionals to weigh the effect contaminated soil can have on citizens in their local communities, and work to educate those at a higher risk.

What causes toxic soil?

Soil can be contaminated or polluted due to a number of different reasons, making this issue important in both rural and urban areas. A few of the main factors causing toxic soil include:

  • Industrial activity: According to experts, industrial processes including mining and manufacturing have historically been the leading cause of soil pollution. This is especially true for operations that center around extracting minerals from the earth – as Conserve Energy Future pointed out, the by-product of these activities is contamination, and when polluted materials are not disposed of in the proper way, they can seep into the soil and cause toxicity. A study from the European Commission noted that unused or abandoned industrial sites could still be releasing chemicals and pollutants into the environment, contributing to further soil contamination.
  • Improper disposal of household waste: While industrial activity is typically viewed as the biggest contributor to improper waste disposal, this problem persists for individual citizens as well. Garbage and personal waste that leaks from sewer systems can contain harmful pollutants that can impact the soil. Permaculture Research Institute noted that some types of waste can take several hundred years to fully decompose, polluting surroundings in the meantime. Plastic products like water bottles can take 450 years to decompose, and bags can take up to 1,000 years, The Balance noted. Disposable diapers can take as long as 500 years to fully decay and dissolve.
  • Rising use of chemicals in agriculture: Industrial companies aren’t the only ones adding to the toxic soil issue. Agricultural activities can also contribute to contaminated soil. As farmers continue to utilize pesticides and fertilizers, the chemicals included in these compounds aren’t completely broken down and become mixed into the soil when crops are watered. Over time, these chemicals not only increase the toxicity level of the soil, but also reduce its fertility. What’s more, chemicals and pesticides that are absorbed by crops enter the soil when plants die and decompose, causing further pollution.
  • Deforestation: Exposing soil through deforestation can also contribute to the level of contamination. Pollution and toxic elements can be more easily introduced into the soil, making the land unable to support crops or other vegetation.
  • Unintended leaks or spills: As noted, leaks within local sewer systems can increase the soil’s toxicity levels. Leaks and spill on a larger scale – including oil leaks that take place during the transport or storage of chemicals – can also lessen the quality of soil and increase its toxicity levels. Chemicals in fuel, for example, may seep into the soil at gas stations, contaminating the soil as well as the surrounding groundwater.

Once soil is contaminated, several different effects could happen, none of which is good for the local community.

Soil polluted by chemicals or other harmful activities can eventually become infertile, and incapable of supporting crops and other plant life. This, in turn, can greatly impact food production, preventing local and outlying citizens from getting the nourishment they need. In addition, food grown within toxic soil can become contaminated itself, impacting the health of every person that consumes it.

Deforestation that contributes to toxic soil is also tied to climate change, which can impact the local and global weather and atmospheric conditions.

Individuals that are exposed to toxic soil can become sick, or even die due to its effects. The European Commission noted that human intake of contaminated soil can take place in several different ways, including through:

  • Skin contact: Volatile chemicals and compounds in toxic soil can be absorbed through the skin, known as dermal or cutaneous absorption. This means that people who work with soil either in their jobs or at home could become impacted by its toxicity. For example, an employee digging within an industrial compound, or someone engaged in gardening at home could fall sick if the soil they are working with has been polluted.
  • Inhalation: Fine particles of toxic soil can enter the body through inhalation, which often takes place during agricultural activity. These small particles become lodged in the lungs and can travel to the bloodstream from there. The chances of this type of intake causing sickness or death is very small, but can impact individuals repeatedly exposed to fine soil particles over a long period of time, such as agricultural workers or those living near potentially contaminated farmland.
  • Ingestion: As the European Commission noted, ingestion of contaminated soil happens more often than many people think. Small children are at a particularly high risk of toxic soil ingestion. In addition, adults can be affected by accidentally eating unwashed produce with toxic soil still attached. Toxic chemicals are absorbed through the lining of the mouth, or within the digestive system.

 

Efectos del suelo tóxico: Cómo se produce la ingesta humana.
Una vez que el suelo está contaminado, pueden ocurrir varios efectos diferentes, ninguno de los cuales es bueno para la comunidad local.
El suelo contaminado por sustancias químicas u otras actividades dañinas puede eventualmente volverse infértil e incapaz de soportar cultivos y otras plantas. Esto, a su vez, puede afectar en gran medida la producción de alimentos, impidiendo que los ciudadanos locales y alejados obtengan la nutrición que necesitan. Además, los alimentos cultivados dentro de un suelo tóxico pueden contaminarse a sí mismos, afectando la salud de cada persona que los consume.
La deforestación que contribuye al suelo tóxico también está vinculada al cambio climático, que puede afectar el clima local y global y las condiciones atmosféricas.
Las personas que están expuestas a un suelo tóxico pueden enfermarse o incluso morir debido a sus efectos. La Comisión Europea señaló que la ingesta humana de suelo contaminado puede realizarse de varias maneras diferentes, incluso a través de
:


Contacto con la piel: los productos químicos volátiles y los compuestos en suelos tóxicos se pueden absorber a través de la piel, lo que se conoce como absorción cutánea o dérmica. Esto significa que las personas que trabajan con el suelo en su trabajo o en el hogar podrían verse afectadas por su toxicidad. Por ejemplo, un empleado que esté cavando dentro de un complejo industrial, o alguien que se dedica a la jardinería en el hogar podría enfermarse si el suelo con el que están trabajando está contaminado.


Inhalación: Las partículas finas de suelo tóxico pueden entrar al cuerpo a través de la inhalación, que a menudo tiene lugar durante la actividad agrícola. Estas pequeñas partículas se alojan en los pulmones y pueden viajar al torrente sanguíneo desde allí. Las posibilidades de que este tipo de ingesta cause enfermedad o muerte son muy pequeñas, pero pueden afectar a las personas expuestas repetidamente a partículas finas del suelo durante un largo período de tiempo, como los trabajadores agrícolas o aquellos que viven cerca de tierras de cultivo potencialmente contaminadas.
Ingestión: como señaló la Comisión Europea, la ingestión de suelo contaminado ocurre con más frecuencia de lo que mucha gente piensa. Los niños pequeños tienen un riesgo particularmente alto de ingestión de suelo tóxico. Además, los adultos pueden verse afectados al comer accidentalmente productos sin lavar con tierra tóxica aún adherida. Las sustancias químicas tóxicas se absorben a través del revestimiento de la boca o dentro del sistema digestivo.

Soil contamination at home and abroad

Recent events show the rising importance of toxic soil, both inside and outside of the United States.

Detroit Metro Times recently reported on soil tests completed at a local toxic waste facility, where researchers found high levels of diesel, copper and arsenic. Heavy metals like this are incredibly dangerous, and especially worrisome within a community where the local water and sewage department is located less than a mile away from the waste facility.

The concentrations of chemicals discovered are well outside safe levels regulated by the Environmental Protection Agency. These tests could delay or even halt a planned expansion of the Detroit toxic waste facility, which is already known for its high volume of harmful, stored chemicals, many of which are identified human carcinogens.

U.S. cities aren’t the only regions being affected by toxic soil. A recent report from the Economist noted that the most neglected public health threat in China is the country’s contaminated soil. The country’s Hunan province, known in the past as being the largest producer of rice, is now also the biggest producer of cadmium. Unfortunately, samples of local rice farms show considerable pollution – one farmer’s crops were found to contain 50 percent more cadmium than allowed by Chinese law. The Chinese regulated limit is similar to international standards. The U.S. Environmental Protection Agency has cited 85 milligrams per kilogram as the maximum allowable level of cadmium in soil.

Overall, China has some of the highest worldwide pollution levels – just over 16 percent of all soil is contaminated, and more than 19 percent of farmland has been contaminated by chemicals like cadmium, lead and arsenic.

Making matters worse is the fact that soil contamination is particularly difficult to repair and resolve.

“A poisoned field can look as green and fertile as a healthy one,” The Economist noted. “[T]oxins remain in the soil for centuries, and are hugely expensive to eradicate.”

Contaminación del suelo a nivel nacional e internacional.
Los eventos recientes muestran la creciente importancia del suelo tóxico, tanto dentro como fuera de los Estados Unidos.

Detroit Metro Times informó recientemente sobre las pruebas de suelo realizadas en una instalación local de desechos tóxicos, donde los investigadores encontraron altos niveles de diesel, cobre y arsénico. Los metales pesados como este son increíblemente peligrosos y especialmente preocupantes en una comunidad donde el departamento local de agua y alcantarillado se encuentra a menos de una milla de distancia de la instalación de residuos.
Las concentraciones de productos químicos descubiertos están bien fuera de los niveles seguros regulados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Estas pruebas podrían demorar o incluso detener una expansión planificada de la instalación de desechos tóxicos de Detroit, que ya es conocida por su alto volumen de químicos dañinos almacenados, muchos de los cuales son carcinógenos humanos identificados.
Las ciudades de los Estados Unidos no son las únicas regiones afectadas por el suelo tóxico. Un informe reciente de The Economist señaló que la amenaza de salud pública más olvidada en China es el suelo contaminado del país. La provincia de Hunan, conocida en el pasado por ser el mayor productor de arroz, ahora también es el mayor productor de cadmio. Desafortunadamente, las muestras de las granjas de arroz locales muestran una considerable contaminación: se encontró que las cosechas de un agricultor contenían un 50 por ciento más de cadmio del permitido por la ley china. El límite regulado chino es similar a las normas internacionales. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ha citado 85 miligramos por kilogramo como el nivel máximo permitido de cadmio en el suelo.
En general, China tiene algunos de los niveles de contaminación más altos del mundo: poco más del 16 por ciento de todo el suelo está contaminado, y más del 19 por ciento de las tierras agrícolas ha sido contaminada por sustancias químicas como el cadmio, el plomo y el arsénico.

Para empeorar las cosas es el hecho de que la contaminación del suelo es particularmente difícil de reparar y resolver.

Un campo envenenado puede verse tan verde y fértil como saludable”, anotó The Economist. “las toxinas permanecen en el suelo durante siglos, y son muy caros para erradicar“.

Addressing the problem of toxic soil

Soil contamination is an increasingly important threat, and while it’s time- consuming, it’s possible to correct toxicity. Love Canal, a chemical dumping site in upstate New York, for example, was cleaned over the course of 21 years with the removal of 1,200 cubic meters of soil. Where in the past, this site was responsible for the poisoning of numerous New York residents, the region is now free of toxic soil.

Health professionals operating in rural regions – particularly within communities with a lot of farmland – are in a unique position to help address the issue of soil contamination. The first step here is to raise awareness of the issue of toxic soil and how it can impact humans. Education is key for agricultural operations leaders and their workers.

Awareness and education should extend to industrial companies as well. Public health professionals working in areas with a considerable industrial presence can meet with industry business leaders to ensure they’re aware of this threat, and are taking steps to stem its effects by properly storing chemicals and correctly disposing of pollutants created as industrial by-products.

In addition, individual citizens should be aware of the impact of toxic soil, and work to do their part to dispose of household waste in a safe way. Even simple tips like washing off produce and supervising children playing in the yard can help people avoid prevent the intake of potentially toxic soil.

ontaminated soil can affect people in rural and urban communities both inside North America and abroad. Because toxic soil is becoming an increasingly prevalent threat, public health professionals should consider the conditions within their local communities and work to stem the effects.

In order to make an impact, professionals need the right skills. The University of Arizona online Master of Public Health can provide health professionals with the knowledge they need to make a difference in their community.

Recommended Readings:
A global concern: Air pollution increases risk of disease
WHO’s Annual World Health Statistics Report reveals state of global health
Climate change and its impact on public health

Sources:

http://www.conserve-energy-future.com/causes-and-effects-of-soil-pollution.php

https://permaculturenews.org/2017/04/03/38249/

http://ec.europa.eu/environment/integration/research/newsalert/pdf/IR5_en.pdf

https://www.metrotimes.com/news-hits/archives/2017/08/05/soil-tests-at-detroit-toxic-waste-facility-are-cause-for-concern

https://www.economist.com/news/briefing/21723128-and-fixing-it-will-be-hard-and-costly-most-neglected-threat-public-health-china

https://www.thebalance.com/how-long-does-it-take-garbage-to-decompose-2878033

https://www.atsdr.cdc.gov/csem/csem.asp?csem=6&po=7

Abordar el problema del suelo tóxico.
La contaminación del suelo es una amenaza cada vez más importante y, si bien requiere mucho tiempo, es posible corregir la toxicidad
. Love Canal, un sitio de vertido químico en el norte del estado de Nueva York, por ejemplo, se limpió a lo largo de 21 años con la eliminación de 1,200 metros cúbicos de suelo. Donde en el pasado, este sitio era responsable del envenenamiento de numerosos residentes de Nueva York, la región ahora está libre de suelo tóxico.
Los profesionales de la salud que operan en regiones rurales, particularmente dentro de comunidades con muchas tierras de cultivo, están en una posición única para ayudar a abordar el problema de la contaminación del suelo. El primer paso aquí es crear conciencia sobre el problema del suelo tóxico y cómo puede afectar a los humanos. La educación es clave para los líderes de las operaciones agrícolas y sus trabajadores.

La sensibilización y la educación deberían extenderse también a las empresas industriales. Los profesionales de la salud pública que trabajan en áreas con una considerable presencia industrial pueden reunirse con líderes empresariales de la industria para asegurarse de que están conscientes de esta amenaza y están tomando medidas para detener sus efectos mediante el almacenamiento adecuado de productos químicos y la eliminación correcta de contaminantes creados como subproductos industriales. .
Además, los ciudadanos individuales deben ser conscientes del impacto del suelo tóxico y trabajar para hacer su parte para eliminar los desechos domésticos de una manera segura. Incluso consejos simples como lavar los productos y supervisar a los niños que juegan en el patio pueden ayudar a las personas a evitar la ingesta de tierra potencialmente tóxica.
El suelo no contaminado puede afectar a las personas en comunidades rurales y urbanas, tanto dentro de Norteamérica como en el extranjero. Debido a que el suelo tóxico se está convirtiendo en una amenaza cada vez más frecuente, los profesionales de la salud pública deben considerar las condiciones dentro de sus comunidades locales y trabajar para detener los efectos.
Para hacer un impacto, los profesionales necesitan las habilidades adecuadas. El Master en Salud Pública en línea de la Universidad de Arizona puede proporcionar a los profesionales de la salud el conocimiento que necesitan para marcar la diferencia en su comunidad.

Suelos Contaminados por Amianto o Asbesto: La Toxicidad de los Residuos “Inertes”: y la WRB 2006-2007.

Calificadores “Tóxico” de la WRB

Tóxico (tx): que tiene en alguna capa dentro de 50 cm de la superficie del suelo concentraciones tóxicas de sustancias orgánicas o inorgánicas que no sean los iones Al, Fe, Na, Ca y Mg.

Antrotóxico (atx): que tiene en alguna capa dentro de 50 cm de la superficie del suelo concentraciones suficientemente altas y persistentes de sustancias orgánicas o inorgánicas como para afectar marcadamente la salud de las personas que tienen contacto regular con el suelo.

Ecotóxico (etx): que tiene en alguna capa dentro de 50 cm de la superficie del suelo concentraciones suficientemente altas y persistentes de sustancias orgánicas o inorgánicas como para afectar marcadamente la ecología del suelo, en particular las poblaciones de mesofauna.

Fitotóxico (ptx): que tiene en alguna capa dentro de 50 cm de la superficie del suelo concentraciones suficientemente altas o bajas de iones que no sean Al, Fe, Na, Ca y Mg, como para afectar marcadamente el crecimiento de las plantas.

Zootóxico (ztx): que tiene en alguna capa dentro de 50 cm de la superficie del suelo concentraciones suficientemente altas y persistentes de sustancias orgánicas o inorgánicas como para afectar marcadamente la salud de animales, incluyendo humanos, que ingieran plantas que crecen en estos suelos.

Muestra de post que abordan distintos aspectos de la contaminación de suelos

Contaminación de Suelo en China: Sobre los Sistemas no Sostenibles y el Magnicidio

Contaminación y Salinización de los Suelos del Mundo y de Europa (GSF)

Contaminación del Suelo = Contaminación Marina (El Vertedero Oceánico)

Procesos de contaminación de suelos y Tecnologías de remediación (I)

Contaminación Radiactiva de los Suelos: Un tercio de Japón afectados tras el Accidente de Fukusima (la tragedia continua)

Contaminación del Suelo por Basura Electrónica: Una Nueva Pandemia Ambiental en el Tercer Mundo

Contaminación y Fertilización del Suelo = Contaminación de Los Mares y Lagos Interiores (Del Mar Báltico al Lago Victoria)

Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio)

El Suelo Como Depurador de Contaminantes

Biorremediación de suelos contaminados por hidrocarburos y anegados de agua mediante proteobacterias

Contaminación por Mercurio de Suelos Urbanos y Periurbanos (Cuencas de Drenaje y Bioacumulación en la cadena trófica)

Los Pesticidas y los Organismos del Suelo (los agrotóxicos)

e-Basura, Internet, Esclavitud Infantil, Salud Pública y Cambio Climático

Los Microorganismos del Suelo y su Creciente Resistencia a Antibióticos y Herbicidas

La Contaminación del Suelo: Día Mundial del Suelo 2018 (Comunicado de Prensa de la Sociedad Española de La ciencia del Suelo)

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Tecnologías láser para remediación de sitios contaminados (suelos)

Suelos artificiales, Tecnosoles y Sustratos

Plasticosfera: Un desastre monumental para la biosfera y la salud humana

Tecnosoles, Tecnosuelos y Suelos Urbanos (WRB, 2006/2007)

Catástrofes Naturales: Degradación de Suelos, Erosión, Fertilización, Contaminación y la Degradación de la Gran Barrera de Coral

Inventario y Monitorización de Suelos Contaminados y su Relevancia para la Salud

Vegetación de Ribera y Contaminación de Suelos y Aguas (Los Filtros Vegetativos)

E. Coli O157:H7, Estiércol, Suelo y contaminación del Cuero y la Carne Vacuna

Geofagia: Ingestión de los Elementos Minerales del Suelo en la Alimentación y Salud Humana a Través de la Historia

Investigando el Flujo de Contaminantes en el Suelo y Zona Vadosa (nuevas aproximaciones)

Con la Muerte en las Paredes: Suelos Contaminados, Sitios Contaminados, Materiales para la Construcción y Epidemias que Matan Inocentes.

Suelos y Compost: reservorios de la Gripe Aviar H5N1

Sobre la razón y la racionalidad científica: ¿Por qué ha generado sensación y preocupación que los micro y nanoplásticos se encuentren ya en nuestros intestinos?

Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento

También quedaría por incluir otro sobre suelos y aguas residuales, La excesiva acidez, alcalinidad y salinidad del medio edáfico, impacto de los vertederos y como no los Plásticos (Plasticosfera).

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..