Guerra sucias entre científicos: Ideología e intereses contra la objetividad científica (los organismos transgénicos una vez más a la palestra)

La guerra sucia, por desgracia es natural en todos los ámbitos de la sociedad. Obviamente, la ciencia no es una excepción. Ahora bien, la nota de prensa que vamos a analizar hoy (Un estudio indica que ratas alimentadas con transgénicos tienen más tumores) muestra hasta donde llega la mala leche y estulticia de parte de la comunidad científica. Sin embargo, en esta ocasión, más que analizar quien lleva razón y quien no, lo verdaderamente preocupante resultan ser los argumentos esgrimidos por algunos de los entrevistados que atentan a todas luces contra la lógica científica ¿Sabrán estos individuos de lo que hablo?. Con toda seguridad ¡No!. Ya desde este blog dejamos constancia del proceloso modo de proceder de alguno de los implicados en la noticia de hoy, como en el caso del siguiente post, cuya lectura recomiendo para mostrar hasta que punto ciertas estratagemas rayan la mala praxis: Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación. Muchos biólogos moleculares se lamentan de la irracionalidad de los ataques a los organismos modificados génicamente. Del mismo modo, otros, nos indignamos con los tocagenes que defienden la “ciencia convertida en puro negocio”. Y en los negocios y la guerra todo vale. Para los primeros todo ataque a los transgénicos procede de trogloditas que detestan el progreso. Por el contrario, diversos movimientos ecologistas, asociaciones de consumidores y otros colegas defendemos que tocar los genes de toda la biosfera no soluciona nada. Lo primeros montan blogs con títulos tan sugerentes como ¡Los productos naturales ¡vaya timo!, esdecir que todo lo natural es un timo (suelen referirse a la agricultura ecológica). Empero a la postre, los adláteres de ir tocando los genes incurren en argumentos falaces y argumento ad hominem, como los que mostraremos en este post. Ya que tratamos de una serie ejemplos de los que repudian la buena praxis científica, será mejor que, en esta guerra de trincheras, comentemos los contenidos párrafo a párrafo. No os lo perdáis. Este curso 2012/2013 lo utilicé de ejemplo en mi asignatura de metodología de la investigación científica (UPM), por cuanto lo que vamos a explicar es de libro. Vayamos pues a desmontar tal cúmulo de barbaridades mal intencionadas. Eso si, os recordamos que en otros debates científicos, los contrincantes se enzarzan en este tipo de peleas callejeras, que no realmente científicas.

G285/0048 transgénicos, cancer plagicidas 

Organismos modificados genéticamente Fuente: Sciencephotolibrary

A pesar de que la verborrea que vamos a analizar abajo incurre en incoherencias varias, comencemos por explicar una de las más graves, aunque lamentablemente frecuentes, los argumento ad hominem

Argumento ad hominem según Wikipedia:

En lógica se conoce como argumento ad hominem (del latín, literalmente, “al hombre”) a un tipo de falacia. Consiste en decir que algo es falso, eludiendo presentar razones adecuadas para rebatir una determinada posición o conclusión. En su lugar se intenta atacar o desacreditar la persona que la defiende señalando una característica o creencia impopular de quien lo expresa. Es preciso hacer una pequeña distinción entre un argumento ex concessio, consecuencia de lo concedido al orador, y un argumento ad personam, una inconsistencia entre lo que piensa y dice un orador. Esta segunda tiene más posibilidades de ser falaz.

 tuto-trangenico-universidadde-davis-california

El sueño transgénico. Una biosfera genéticamente modificada. Fuente: Universidad de Davis (California)

Pues bien analizamos párrafo a párrafo el contenido de la noticia: “Un estudio indica que ratas alimentadas con transgénicos tienen más tumores”:

Un estudio indica que ratas alimentadas con transgénicos tienen más tumores

Los tumores del tamaño de una pelota de ping-pong detectados en ratas alimentadas con maíz transgénico por un equipo de investigadores podrían convertirse en la primera prueba científica de los riesgos asociados a los alimentos modificados genéticamente. “Por primera vez en el mundo, se ha evaluado un transgénico y un pesticida por su impacto en la salud de una forma más amplia que la realizada hasta ahora por los Gobiernos y la industria. Los resultados son alarmantes”, ha señalado Gilles-Eric Séralini, director del estudio realizado por la Universidad de Caen, en el oeste de Francia, y publicada por la revista Food and Chemical Toxicology.

FUENTE | El País Digital 20/09/2012

Los científicos franceses han investigado durante dos años a 200 ratas de laboratorio a las que han dividido en tres grupos: las que alimentaron con el maíz transgénico NK603 en distintas proporciones (11%, 22% y 33% de su dieta), aquellas a las que además le suministraron Roundup, el herbicida al que la modificación genética las hace resistentes; y los roedores que crecieron tan solo con maíz no transgénico. Los resultados son que pasados 17 meses desde el comienzo del estudio, habían muerto cinco veces más animales masculinos alimentados con el maíz modificado genéticamente.

Comentario de Universo Invisible

Nadie duda de que se trata de un tema lo suficientemente grave, de ser cierto, como para que deba ser corroborado por estudios posteriores. Lo que ocurre, como veremos, estriba en que cuando un tema es del gusto del establishment raramente se demandan corroboraciones adicionales con vistas a aceptar los resultados, empero cuando se atenta contra los lobis y otros poderes fácticos, ¡todo vale!

La revista Food and Chemical Toxicology ha publicado otros estudios elaborados por la empresa estadounidense Monsanto -fabricante tanto del transgénico como del herbicida analizados- en los que se niega la toxicidad de los alimentos transgénicos, pero siempre sobre con un periodo de análisis de 90 días, mientras que en esta investigación el plazo se ha ampliado a dos años. “Los resultados revelan mortalidades más rápidas y más fuertes en las ratas que han consumido los dos productos”, asegura Séralini.

Comentario de Universo Invisible

Fijémonos en el título de la revista, así como que en ella también publica la  empresa cuyos transgénicos se cuestionan. La principal novedad del artículo de marras deviene en que se ha llevado a cabo un test más prolongado, surgiendo síntomas que quizás no se detectaban en otros estudios de más breve duración. Adelantemos, además que la multinacional en cuestión es una de las más poderosas del mundo, habiendo sido denunciada por su mala praxis en innumerables ocasiones. Tan solo basta buscar en internet y os aparecerán miles y miles de denuncias.

Los efectos del estudio han llegado de inmediato. El ministro de Agricultura de Francia, Stéphane Le Foll, ha reclamado que los procedimientos de homologación de alimentos transgénicos en la UE sean más estrictos. París ya había activado en febrero de 2008 una ‘cláusula de salvaguarda’ para saltarse el visto bueno de las autoridades europeas al maíz transgénico MON810 fabricado por Monsanto. El eurodiputado verde, José Bové, uno de los mayores opositores a los productos modificados genéticamente en la Cámara Europea, ha pedido a Bruselas que suspenda inmediatamente la autorización de este tipo de alimentos. La Comisión Europea respondió que ha pedido a la agencia encargada de la seguridad alimentaria que examine los resultados del estudio. “Si se demuestran científicamente estos hechos, extraeremos nuestras consecuencias”, aseguró un portavoz comunitario. El primer efecto podría ser congelar la petición de Monsanto para renovar el permiso para cultivar su semilla transgénica MON 810.

Comentario de Universo Invisible

Como mucho de vosotros sabéis sobradamente, la Unión Europea y muchos de sus ciudadanos son considerablemente más reacios que EE.UU. y otros países a la implantación y consumo de alimentos transgénicos en su territorio (al menos los destinados al consumo humano). Sin embargo, no olvidemos tampoco que la multinacional, una de las más poderosas del mundo, es norteamericana. ¿Tendrá algo que ver esta última nimiedad en la postura oficial, o simplemente las autoridades de la UE velan, mediante el principio de precaución, por la salud de los europeos?. Muchos biotecnológos se lamentan de este hecho alegando que vamos a perder la batalla alimentaria. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que a menor interés más escasa será la financiación que se destinará al tema, y como corolario, los científicos implicados en la elaboración de organismos transgénicos competirán con sus colegas de EE.UU. en peores condiciones. ¿De que se quejan pues los toca genes, de lo primero o de lo segundo?, aunque obviamente lo oculten. Pero es a partir de aquí en donde comienza la guerra genuinamente sucia. Veamos (…)

Pero la rotundidad del estudio no ha convencido a todos. Para empezar, por el perfil del principal investigador, conocido por sus posturas antitransgénicos y por haber participado en el grupo de expertos del Gobierno francés para oponerse a la posibilidad de que se introdujeran más variedades de estos cultivos.

 Comentario de Universo Invisible

De esta última frase se desprende que lo que diga Monsanto, obviamente defensora fanática de los transgénicos que produce (no podía ser de otra forma,) no debe generar espanto alguno. Ahora bien, si los contrincantes publican estudios que cuestionan la calidad de los llevados a cabo por la multinacional interesada ya es otro tema. Ahora sí es cuestionable, aludiendo veladamente a la presunta mala intención del investigador principal.  Se trata de echar mierda encima del último con vistas a poner seguidamente en tela de juicio el estudio, como veremos en el siguiente párrafo. Estrategia sucia y un primer pero palmario argumento ad hominem. Hay que ir abonando el terreno y nunca mejor dicho. Y aquí entramos en el meollo de la cuestión.

El profesor de la Universidad Autónoma de Madrid e investigador y director de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa José Antonio López Guerrero muestra muchas dudas sobre el trabajo. “Es la primera vez que se publica uno con estos resultados, y la revista no es de un gran índice de impacto”, dice como primera salvaguarda. Pero, sobre todo, él opina -y afirma que lo ha comentado con colegas- que “el trabajo parece muy sesgado”. “Sería deseable que se repitiera con controles mejores y en más número. Con los del artículo, no se pasaría un análisis estadístico serio. Parece que todo estaba diseñado para dar estos resultados”, dice. En esta línea, apunta a que el animal elegido parece hecho a propósito para que presentara anomalías. “Yo he trabajado con ese tipo de rata, la Dawley, y es muy sensible a las mutaciones”, añade. Pero, sobre todo, su argumento base, que es el que le hace dudar -”que no rechazar de plano hasta que haya más comprobaciones” - es que “en Estados Unidos, en 20 años, no ha habido ni un solo caso de ingreso hospitalario por consumo de transgénicos”. “En cambio”, apunta como contraste, “cultivos ecológicos como el de los brotes de soja en Alemania que causaron la falsa crisis del pepino han acabado con muertos”.

Comentario de Universo Invisible

El entrevistado comenta que la revista tiene un bajo nivel de impacto. Empero allí también publican sus resultados de los investigadores de la Multinacional. De aquí se desprende que el FI debe aplicarse conforme a dos barras de medir muy distintas. “Primera salvaguarda” alegan los plumillas, es decir luego vendrá la andanada final. El biólogo molecular alega que “el trabajo parece muy sesgado”. “Sería deseable que se repitiera con controles mejores y en más número”. Segundo argumento ad hominem. ¿Los de Monsanto no?. Digamos de paso que he leído estudios publicados en revistas con mayor FI, con un espacio muestral (las ratas) mucho menos numerosos, ustedes pueden comprobarlo en el propio boletín de noticias de mi+d. Pues bien, muchos de ellos no son puestos en entredicho.

Efectivamente Food and Chemical Toxicology (Impact Factor:2.999; 5-Year Impact Factor: 3.078) no atesora un gran impacto, ya que es una revista más especializada que otras (a mayor especialización, obviamente menor impacto, pero en cualquier caso lo es para ¡todos!, ¿O no para la multinacional? ¿Sus trabajos no son sesgados cuando se juegan miles de millones de Euros? ¡Permítanme que lo ponga en duda!. Por supuesto, aunque no por la  razón aludida, los resultados habrá que testarlos. Estoy seguro que los que necesitan financiación darán la cara por la multinacional “objetivamente”, es decir sin sesgos. ¡Permítanme que lo dude de nuevo!

Pues bien, ya he tenido mis roces con este colega, pillándole infraganti lanzando mensajes subliminales a favor de los transgénicosen post que novenían al cuento.  Ruego que analicen las últimas imágenes del post Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación. Más aun, cuando hace algún tiempo, en “Nature o Science” salió una noticia asombrosa alegando que se había detectado “vida basada en el arsénico”, mientras yo me reía a carcajadas en mi postSobre la Vida el Fosforo y el Arsénico: Una Bacteria del Suelo que Pudo ser Extraterrestre, pero que no lo es: (Ciencia y Espectáculo) este investigador edito otro en su blog sobre la misma, sin cuestionarla en modo alguno. A la postre tuvo que rectificar en otro. Pero si se tocan los transgénicos salta vomitando los prohibidos (en ciencia) argumento ad hominem como una metralleta. Como puede observarse, también alega indirectamente publicar en “Nature o Science” ofrece mayores garantías de verosimilitud. ¡Falso!, por  cuando ambas se encuentran a la cabeza delretraction index”. Por último, este personaje arremete sin venir a cuento contra la agricultura ecológica apelando al ejemplo más estúpido entre los que podía elegir. A ingesta de los pepinos aludidos demostraron no ser los causantes de enfermedad alguna. Más aun, encima se atreve a hablar de muertos, que de hecho no lo fueron por los productos ecológicos aludidos. Ya no podemos ni tan siquiera apelar al argumento ad hominem. Tan solo cabe calificar los comentarios de patrañas malintencionadas basadas en argumentos falsos y tendenciosos. Finalmente también miente cuando… pero dejémoslo estar (…)

En la web de información científica Science Media Centre, Maurice Moloney, del Instituto de Investigación Rothamsted, coincide en las críticas al ensayo. “Aunque el artículo ha sido publicado en una revista con revisión por pares [otros científicos], hay anomalías que deberían haber sido resueltas durante ese proceso. Para un texto con un hallazgo potencialmente tan importante, habría sido más satisfactorio haber visto algo con un análisis estadístico más convencional”, escribe Moloney. El investigador describe los fallos metodológicos y abunda en que el animal escogido tiene una gran tendencia a presentar tumores en cualquier circunstancia (y que, de hecho, también aparecieron en los grupos de control).

Coincide con él David Spiegelhalter, de la Universidad de Cambridge: “No estoy dispuesto a aceptar estos resultados a no ser que se repliquen [que otros grupos científicos los repitan] de manera apropiada”, ha escrito. Wendy Harwood, del John Innes Centre, coincide en las críticas, aunque señala que hay una parte del estudio que parece más sólida: el riesgo de consumir el insecticida.

 Comentario de Universo Invisible

Todo son reproches ahora. Cabría estudiar si estos científicos mantienen relaciones con la Multinacional o simplemente si se dedican a elaborar plantas transgénicas.  La ciencia está repleta de falsos tópicos imprégnenles debidos a que muchos resultados aceptados por la comunidad científica nunca fueron corroborados por otros debidamente. Se aceptaron sin más. Tal aserto no es mío, sino de una revista del prestigio de PLosOne. El que deban corroborase los resultados en ciencia resulta ser necesario ¡siempre!. No veo aquí razón para espetar reproche alguno a los autores de estudio. Habrá que esperar. Muchos no aceptamos a la primera los resultados de los estudios que contradicen nuestras investigaciones y opiniones. Ahora ben no los atacamos con argumentos tan zafios y mezquinos.

Curiosamente, el fabricante del maíz, Monsanto, ha tenido una reacción más cauta. “De la misma forma que nosotros nos tomamos muy en serio todas las reclamaciones dirigidas a nuestros productos, nos gustaría que éstas mantuviesen el mismo nivel de escrutinio científico que nuestros productos. No es la primera vez que se reciben denuncias por parte de estas mismas personas así como de otros grupos de presión que no cumplen con estos criterios. Las denuncias presentadas con anterioridad han sido rechazadas, posteriormente, a través de otros artículos revisados por otros científicos así como por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)”, indica la multinacional en una nota.

Comentario de Universo Invisible

No hace falta que la multinacional entre al trapo. La razón es obvia, otros sicarios ya lo hacen por ella. ¿No se ha percatado el lector por lo leído hasta aquí?. Sobre sus rifirrafes con las Autoridades Europeas, mejor busquen en Internet, que se reirán mucho.

De hecho, la EFSA publicó su último informe sobre este tipo concreto de maíz transgénico en junio de 2009, y las conclusiones fueron que “es tan seguro en lo que se refiere a los efectos sobre la salud humana y animal y el medio ambiente como su contraparte, el maíz convencional”. Más tarde ha repetido esta evaluación hasta tres veces (la última en septiembre de 2011), esta vez al discutir la seguridad de este producto en combinación con otras variantes transgénicas de maíz.

Monsanto añade que “desde su aprobación, un gran número de artículos científicos sobre cultivos biotecnológicos han confirmado, de forma reiterada, la seguridad de nuestros productos, lo que ha servido para que la compañía haya obtenido la aprobación de las distintas autoridades regulatorias alrededor de todo el mundo”.

Autor: Luis Doncel / Emilio de Benito.

Comentario de Universo Invisible

Monsanto es una de las Multinacionales más denunciadas del mundo. Podrán encontrar en Internet miles y miles de acusaciones, y no solo de esta guisa. Cuando Monsanto añade (…) habría que recordarles que por la razón que alude muchos de sus productos han sido prohibidos en ciertos países, denunciados por organismos internacionales, como la propia UE, por unas u otras razones. No hay más que decir.

Finalmente señalemos que muchas líneas de investigación dependen de las subvenciones de estas multinacionales. Tengo la impresión de que algunos expertos de estas últimas temen que, la intensidad con las que pueden tocar los genes en la biosfera se vea amenazada si las principales empresas de la farmaindustria y  agroindustria, pierden el prestigio a los ojos de todos. Resulta natural no desear perder trabajo, fama, gloria, cobertura mediática, etc. etc. Sin embargo, como mínimo deberíamos exigirles a estos perros sabuesos el rigor propio de la indagación científica. No lo duden, comenzarán nuevos estudios, se mostrarán resultados contradictorios, el debate se emborronará hasta límites execrables y finalmente todo seguirá igual. ¡De eso se trata!.

Juan José Ibáñez

Otros post previos relacionados en el tema de las transgénicos

Agricultura Ecológica versus Agricultura de Conservación

Los transgénicos: Riesgos contra la biodiversidad, el Medio Ambiente y la Soberanía Alimentaria.

Agricultura Ecológica versus Agricultura Industrial: Algunos Datos Reveladores

Los Transgénicos otra vez a la Palestra. Contaminación demostrada según expertos de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los EE.UU.

La Agricultura Moderna: Alimento y Veneno para el Hombre y la Biosfera

La Papa Transgénica y la Agroecología: Esperpento, Ciencias Agrarias y Política

Agricultura Ecológica, Organismos Transgénicos y la Voluntad Medioambiental de Nuestros Políticos

Bioprospección y Prensa: Descontaminación y ¿Contaminación?

La Agricultura Moderna: Alimento y Veneno para el Hombre y la Biosfera

Tecnologías para la Contaminación: Biosfera Contaminada, Edafosfera Contaminada, Hidrosfera Contaminada, Atmósfera Contaminada, Alimentos Contaminados

La Semana que unos Científicos Dijeron que Podían Cambiar el Mundo ¿De la Fusión Fría a la Teletransportación del DNA?

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Guerra sucias entre científicos: Ideología e intereses contra la objetividad científica (los orga… [...]

(requerido)

(requerido)


*