‘Degradación de Suelos: Contaminación’

Inventario, Clasificación y Cartografía de los Suelos Submarinos en EE.UU.

suelos-submarinos-usda

Suelos Submarinos USDA: Fuente: Colaje Imágenes Google

En los primeros meses de 2019 recibí  una nota de prensa en la que un edafólogo norteamericano hablaba sobre la importancia de los suelos submarinos, su falta de consideración en la cartografía de los recursos edáficos etc. Se trata de un tema sobre el que llevo insistiendo desde hace 12-14 años. Tiempo después la clasificación aceptada por la IUSS (la WRB, FAO) aceptó la inclusión de los más someros (generalmente bajo cuerpos de agua continentales a menos de dos o tres metros de profundidad) y finalmente la USDA-ST se adentró para estudiar los sedimentos oceánicos y los aceptó en su constructo taxonómico. Eso sí mojándose tan solo los pies. Abajo os muestro una relación no exhaustiva de los post que ya hemos escrito sobre el tema.  Esperaba vanamente que la nota de prensa nos informara de que por fin íbamos a considerar como suelos también los fondos oceánicos. ¡Mi gozo en un pozo!. Todo sigue igual, lo cual no deja de ser una omisión imperdonable. Seguimos “en la orillita del mar, no sea que nos ahoguemos”. 

Sin embargo, he considerado importante exponer la visión que los taxónomos de suelos norteamericanos atesoran diez años después de comenzar a estudiarlos con rigor. Abajo os muestro la entrevista en inglés y español (Google). Reitero que todo sigue igual, a pesar del título en español-castellano de la nota de prensa: Llegando al núcleo del suelo submarino”. ¡Falso!: arañar la superficie es justamente todo lo contrario que alcanzar sus “interioridades”. Lamento que el edafólogo hable de suelos submarinos como si más allá del litoral existirá un agujero negro que se lo traga todo y nos impide vislumbrar un “horizonte de sucesos más allá. Empero algo es algo. Ahí va la entrevista y la relación de post que aclarará la postura de los que no tenemos miedo de bucear hasta los fondos abisales.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , ,

El enigma del destino de la sobre-fertilización nitrogenada: ¿emigración por escorrentía o en profundidad en el seno del perfil?

nitrogeno-fertilizacion-profundidad-del-suelo 

Fuente: Reserachgate  del autor del estudio Raymond R Weil

Ya os hemos comentado en numerosas ocasiones los perversos efectos del exceso de fertilización de los campos sometidos a la agricultura industrial. Estos se encuentran almacenados en nuestra categoría: ‘Degradación de Suelos: Contaminación’. Sabemos del dispendio y polución que generan en las aguas corrientes, su lixiviado y contaminación de los acuíferos, la proliferación de floraciones algales en la desembocadura de los cauces fluviales, las emisiones a la atmósfera en forma de gases con efecto de invernadero, y así, un largo etcétera. Se ha llegado a calcular  que más del 80% de estas enmiendas inorgánicas industriales son exportadas y dispendiadas, sin beneficio alguno para la producción de los cultivos, pero con severos perjuicios en lo concerniente a la salud humana y la degradación de los ecosistemas. Sin embargo en febrero de 2019 me llegaron varias alertas sobre el estudio del que vamos a hablar hoy, que se me antoja interesantísimo.

También hemos reiterado hasta la saciedad como, en la mayor parte de los temas que conciernen al trinomio-suelos-agronomía y medio ambiente, se comete el gravísimo error de estudiar/analizar/ generalizar indagando tan solo los centímetros superficiales del suelo. Por ejemplo, todas las estimas del secuestro de carbono orgánico e inorgánico de los suelos debieran hacerse estimando su contenido a lo largo del perfil completo. Y al no hacerlo, defendemos que las cantidades que suelen citarse en la literatura son unas palmarias subestimas de los contenidos reales, “que aún desconocemos“. También acerca de este tópico de moda, podéis encontrar abundante información en nuestra categoría ‘Biomasa y Necromasa en los Suelos: Raíces y Materia Orgánica’. Pues bien, vamos a ver qué tal apreciación es cierta en el caso del exceso de nutrientes. Y así la noticia de hoy nos informa de que: ‘Pocos estudios han investigado el nitrógeno residual del suelo a una profundidad superior a 30 cm, por lo que no sabemos cuánto nitrógeno queda y a qué profundidad del suelo’. Así al intentar averiguar la migración del nitrógeno se percataron de que en el área y con los cultivos que ellos analizaron: ʻen promedio, 253 kg ha-1 de nitrógeno disponible para la planta se mantuvo en el perfil de 0-210 cm después de los cultivos de verano, 115 kg ha-1 en forma de nitrato. Más de la mitad del nitrógeno restante se encontraba a una profundidad de 90 a 210 cm, por lo que probablemente se encuentre fuera del alcance de la cosecha de verano del próximo año.(…) El conocimiento de las cantidades y la profundidad del nitrógeno es fundamental para desarrollar prácticas de conservación que eliminen el nitrógeno residual, lo que puede ahorrar dinero a los agricultores en costos de fertilizantes y reducir las exportaciones polucionantes a los cuerpos de aguaʼ Dicho de otro modo, ese denominado nitrógeno residual se acumula en el seno del perfil a gran profundidad. Obviamente, no se trata de que los autores pretendan refutar los suficientemente corroborados estudios previos, sino que se toparon con un sumidero perdido que nos debiera ayudar a que en el futuro ofrezcamos mejores estimaciones del ciclo del nitrógeno en los paisajes agrarios. Ahora bien, ¿Cómo recuperarlo? Obviamente no sería ni prudente, ni eficiente dede un punto de vista económico, remozar todo el perfil del suelo periódicamente. Ahí me quedo con la duda, ya que no creo que se trate de almacenar tanto los lixiviados como el agua de escorrentía y volverlos a reintroducir como riego ¿?. Debemos felicitarnos de esa retención de nutrientes ya que palía en parte un mayor lixiviado del nitrógeno a las aguas dulces y atmósfera, que ya de por si es dramático. Eso sí, tener en cuenta que las cifras que muestran los autores solo tienen validez local, aunque el proceso seguramente sea bastante más generalizado.

Resumiendo, una prueba más de que la obsesión/vagancia de evitar cavar en el suelo, es un hábito que debemos erradicar ya ¡si o si!.  Os dejo pues con la noticia y el resumen del artículo original que se encuentra en acceso abierto.

Juan José Ibáñez

Continúa…………….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

¿Holocausto ambiental o Guerra mundial?

holocausto-ambiental 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Si comparamos los datos de fallecimientos (por no hablar de enfermedades) que se encuentra causando la contaminación ambiental. Las cifras son aterradoras. Un cuarto (25%) de la población mundial fallece por este motivo. A esto le llamamos progreso.  ¿Verdad?. Si la medicina moderna se gasta miles o decenas de miles de millones de euros intentando salvar vidas, el progreso generado por la tecnociencia  posiblemente asesine aún más. Abajo os hago unos cálculos de los fallecidos en la I y II guerra mundial, comparándolos con los que a fecha de 2019 publica la ONU y la Organización mundial de la salud. ¡Esperpéntico!. En sesenta años hemos logrado que el relativo bienestar que disfruta una minoritaria parte de la población, se genere a costa de defunciones casi equivalentes a las que generó la II guerra mundial, en términos anuales: millones y millones.  Como ya os comentamos la gran tragedia que padecemos deriva del hecho de que somos tan incompetentes como para apuntar en una diana gigante y pegarle un tiro al suelo. El modelo económico que padecemos es el problema, la degradación ambiental el principal resultado, siendo el cambio climático un efecto colateral, Y no al revés. Y nuevamente, no lo asevero yo, sino la ONU, la OMS, etc. ¿Vale?. Reitero que abajo podéis entrar y leer en la galería del terror de todo este holocausto, con cifras, datos y comentarios. En consecuencia son el Banco Mundial y el FMI, los que con sus predicciones y propuestas, colaboran con la dictadura financiara arrastrándonos al precipicio.  

Seguidamente, os muestro otra nota de prensa que constata como en Europa, a pesar de lo que se ha venido divulgando, la paupérrima calidad del aire induce más mortalidad y morbilidad que el maldecido tabaquismo, sin que ello quiera decir que sea inocuo, ni mucho menos). He visto y oído en mi cuidad, a padres con sus bebés, sentados en la mesa de una cafetería al aire libre maldiciendo a un fumador próximo, mientras disfrutaban de aire mucho más  contaminado al lado de una vía peatonal repleta de tráfico. ¿Por qué bramaban?.  Sencillamente habían olido el humo de los fumadores que transitaban por las aceras, cuando sus retoños respiraban un aire aun peor, si cabe, repleto de esas mortíferas partículas a las que denominamos PM 2,5.  Sin embargo, nuestras autoridades sanitarias no advierten a tales ciudadanos de sus “malos hábitos”. ¿Por qué?. Simplemente el sector de la restauración pondría el grito en el cielo, alegando que las autoridades sanitarias les estaban arruinando sus negocios, y de paso poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo. Vivimos en la época de la posverdad. Padeciendo una primavera silenciosa. Y está , según pasa el tiempo será aun peor, hasta que llegue a un punto en que……

Pues bien, como las cifras cantan y también las dos notas de prensa (una de ellas traducidas del inglés; al margen de los millones de muertos caudados por las dos guerras mundiales que añado también de Wikipedia), os dejo con ellos, más mudo que la citada y lúgubre primavera.  

Juan José Ibáñez

 Continúa……….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Las Plantas de tratamiento de aguas residuales alimentan la pandemia de la resistencia a los antibióticos (¡Alerta Mundial!)

aguas-rsiduales-plasmidos-superbacterias

Fuente: Colaje imágenes Google

¡Esos malditos plásmidos! ¡Esas portentosamente falsas soluciones que nos vende la tecnociencia actual!. ¿Podemos ya fiarnos de alguien?. La noticia que os ofrezco hoy me dejó aterrado cuando la leí. Ahora resulta que la tecnología que usamos con vistas a depurar las aguas residuales pudiera ser un arma de destrucción masiva. Confiados en nuestro portentoso talento e imaginación a la hora de construir instrumentos  que nos hagan más felices y saludables, hemos ido regando campos de cultivos (nuestros alimentos), recargando acuíferos, etc., con uno de los contaminantes más peligrosos para la salud humana (también engendrado por nosotros), es decir las bacterias multirresistentes a los antibióticos que, de este modo, se dispersan por los suelos y aguas de todo el mundo, a pesar de esas depuradoras. La noticia que abordamos hoy es clara y concisa, no precisando de más consideraciones, con independencia de explicar algo más detalladamente que son los plásmidos (pero ver Wikipedia). Pues si, día a día se constata que los plásmidos son un serio problema para la salud humana, y se trata de un hallazgo conocido desde hace unos años. Empero por lo diminuto de su tamaño, los birreactores de membrana no sirven actualmente para nada. ¿Cómo nadie se había percatado hasta ahora?. No logro entenderlo.

Nos dijeron, que con ellos la calidad de las aguas mejoraría ostensiblemente. ¿Falso?. Pues parece ser que casi ¡sí!. No podemos ingerir agua alguna sin riesgo para la salud humana y de otras muchas especies. Desde que en la década de los 80, cuando la ciencia tradicional comenzó a ser desplazada por la tecnociencia imperante, todo ha empeorado, que no mejorado. El cambio global nos amenaza a todos, pero también la calidad del aire que respiramos y ahora resulta que  lo mismo ocurre con el agua que bebemos y como corolario los alimentos que ingerimos cosechados bajo riego. Los defensores de la  tecnociencia alegaban que el nuevo estilo de indagación científica sería mucho más eficiente a la hora de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y el progreso de la humanidad.  ¡Ya lo estamos viendo!. Si a la verdad, actualmente se impone la posverdad, haciendo un paralelismo, deberíamos entender que a la ciencia la sustituye la posciencia, con las mismas connotaciones que aquella.  Vivimos en un mundo en el que ya no podemos confiar en nadie, como tampoco diferenciar la verdad de la mentira. Reflexionemos seriamente. FakeScience ¿?. Pues va a ser que sí.

O dejo ya con la noticia que no tiene desperdicio. La he traducido sin supervisión (vía Google). Perdonar por la redacción, pero no tengo ganas de redactar lo más bellamente que pueda, tanta inmundicia, fea y enfermiza. La Pandemia tecnocientífica deviene en peligro por doquier. Retornemos a la ciencia por el bien de todos. Progresaremos menos ¿? Pero más saludables ¡!.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , ,

La Fotosíntesis del Suelo (y sus valiosas propiedades descontaminantes y fertilizantes)

fotosintesis-del-suelo-univ-cordoba

Fotos cedidas por los autores

No puedo evitarlo, pero siento debilidad por el equipo de edafólogos de la Universidad de Córdoba, en España. Pepe y Vidal fueron los primeros que conocí aunque con el tiempo también a otros(as) colegas de su departamento. Les respeto a todos ellos y mucho, tanto por la calidad de sus publicaciones, honestidad, así como en sus esfuerzos en materia de divulgación o cultura científica. Se trata de uno de los mejores, o quizás el mejor Departamento de nuestra disciplina en España. Vidal Barón, el primer autor del trabajo y nota de prensa me ha enviado por correo electrónico el texto que os muestro abajo, el cual os reproduzco sin más comentarios. Fantástico estudio, no hay duda. Leerlo y disfrutarlo porque puede llegar a alcanzar mucho calado desde diversos puntos de vista.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Cambio Climático ¿“Soluciones Milagrosas o “Pensamiento Inverso”?

alimentacion-y-cambio-climatico

Fuente: Google imágenes

 Ya os hemos comentado que, en nuestra opinión, la mayor parte de los políticos, gestores y científicos se equivocan de plano al interpretar un síntoma (cambio climático), como si se tratase de la enfermedad (un modelo de sociedad insustentable), para a la postre intentar remediarlo, proponiendo parches, pero siempre eludiendo enfrentarse al corazón/origen del problema.  Y hoy os ofrecemos otra vuelta de tuerca más, en las que se nos proponen una batería de soluciones ¡hasta el año 2050! ¿Y después qué? Sin embargo, al analizar las estrategias que nos salvarían de la catástrofe mil veces anunciada y otras tantas ignoradas, se puede llegar fácilmente a la conclusión de que no pueden ser implementadas mientras el paciente siga enfermo y el origen de su problema de salud en el limbo de la mente de los que gobiernan nuestros destinos. Y todos ellos tienen la solución delante de sus narices. Intentando ser más claro y preciso, al pretender implementar sus recetas mágicas contra el cambio climático, los autores topan con el genuino problema y exigen sin pensarlo detenidamente,  medidas que, hoy por hoy, devienen en imposibilidades metafísicas, imposibles de ser adoptadas, dado el modelo socioeconómico que sufrimos, y una gobernanza mundial, egoista, incompetente, caótica, y sobre todo opuesta a la toma de las decisiones de los propios proponentes. “O cambiamos de modelo socioeconómico, o cualquier paquetes de medidas adoptar estará encaminada al fracaso. Permitirme que os exponga tan solo un mero ejemplo, tan trivial como ilustrativo.

 Los médicos salubristas y lo nutricionistas, se lamentan de que los hábitos alimentarios de la población infantil son totalmente insalubres. Sin embargo, en los  medios de comunicación, se publicitan todo tipo de mensajes que impelen a que nuestros pequeños consuman venenos, sí, esos que hacen enfermar, como lo es el consumo de golosinas a las que en España llamamos chuches, ricas en todo tipo de sustancias que no les conviene ingerir. Dado que son venenos: ¿Cómo se admite la publicidad que estimula su consumo? Nuestras criaturas se encuentran muy expuestas, por su tierna edad, a este tipo de marketing, entre otras muchos que tampoco les conviene visionar. ¿No sería más lógico prohibir tal propaganda mórbida e incluso adoptar medidas de disuasión para padres e hijos?. Antaño, esas golosinas, solían estribar en pipas, almendras, avellanas y otros frutos que no dañaban la salud, sino que incluso la beneficiaban. Las soluciones son fáciles de pensar, pero difíciles de adoptar en una economía de libre mercado en la que todo vale.  Y si nos referimos a los adultos, se intentan lógicamente adoptar decisiones con vistas a que esa señora o señor mayor abandone el consumo de tabaco y otros hábitos que atentan contra su salud. Empero si se compara el esfuerzo realizado ante el tabaquismo y las drogas con el llevado a cabo frente al consumo de alcohol, uno obtiene una visión más clara y precisa del paisaje que tenemos ante nosotros. El alcoholismo, y en general el consumo de alcohol, genera tantos problemas o más que el de tabaco, ya que el hábito de ingerirlo se encuentra muy expandido. Empero muchos países poderosos somos productores de esos caldos, por lo que a diversas “industrias nacionales” no le interesa, como a la española, francesa, chilena, italiana, etc.

 Los autores del estudio que os mostramos hoy, en dos notas de prensa distintas, defienden una “pócima mágica” contra el cambio climático y “el desastre que parece avecinarse”. Adelantémoslas de forma concisa, siguiendo su orden e intentando ser siendo fieles a su contenido, aunque no literalmente:

 + El cambio climático no podrá ser mitigado en su totalidad sin drásticos cambios en la dieta, hacia otras basadas en el consumo prioritario de vegetales, aunque ello no signifique excluir totalmente las proteínas animales. Es decir debemos adoptar dietas más “flexitarias” que reducirían la emisión de gases de invernadero en un 50%, mitigando de paso otros impactos ambientales, como la aplicación de fertilizantes y el uso de tierras de cultivo.

 + Además, resulta inexcusable mejorar las prácticas y tecnologías del manejo de las tierras agrícolas, explotación de agua dulce y el uso de fertilizantes.

 + Finalmente, es necesario reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de comida,con vistas mantener el sistema alimentario dentro de unos límites ambientales sostenibles.

 Y así usando un modelito numérico (mal asunto) alegan que sería posible mantener el crecimiento previsto de la población, que en 2050, alcanzaría los 10.000 millones de habitantes.  Sin embargo a lo largo del texto, como podéis observar se espetan frases, más o menos, como las que expongo a continuación.

 Sin una acción concertada, y una rápida coordinación global, en contra de una alimentación como la actual basada en el aumento de dietas ricas en grasas, azúcares y carne.

 “Hacer frente a la pérdida y el desperdicio de alimentos requerirá medidas en toda la cadena alimentaria, desde el almacenamiento y el transporte, el envasado y el etiquetado de los alimentos hasta los cambios en la legislación y el comportamiento empresarial que fomenten la el reciclado de residuos (“cero residuos” (…)) la reforma de la industria y una mayor eficiencia como formas de abordar el problema.

 “Cuando se trata de dietas, las políticas y los enfoques comerciales integrales son esenciales para hacer que nos encaminemos hacia dietas saludables por parte de toda la población. Los aspectos importantes incluyen programas escolares y laborales, incentivos económicos y etiquetado, etc.

 Y es aquí, en donde nos topamos con el meollo del problema. Las medidas que proponen los autores son correctas aunque cabría que matizar acerca d varias de ellas. Por ejemplo, en muchos espacios geográficos con recursos hídricos limitados la ganadería resulta ser más rentable y posiblemente eficiente que la producción agraria requerida, según la propia FAO.  Como veréis abajo, existe otro tipo de ganado a los rumiantes, como las gallinas, que no generan tal cantidad de gases de invernadero. Pero no desviamos del tema del post. Una agricultura no contaminante, como alternativa a los efectos devastadores de la agricultura industrial, requerirá efectivamente gastar ingentes sumas en investigación, etc., etc., y tiempo…..

 No obstante que todos los países del mundo actúen coordinada y raídamente en la adopción de tales medidas significa de facto, un organismo de coordinación global efectivo y sin fisuras que obligue a muchos tipos de industria de lo más dispar a que abandonen sus modelos de negocios. En un mundo bajo el imperio del sistema financiero ultra-neoliberal, basado en una competitividad enfermiza, tal posibilidad se me antoja más remota, al menos hoy por hoy. Sería de obligada implementación legislaciones que fomenten otro tipo de valores, así como una estricta gobernanza que subyugue a los poderes de los Estados,industriales, y económicos, entre otros. Y ese es el punto central de la discusión. Ya habeís visto el resultado del COP25 Chile-Madrid. ¿Necesitáis más pruebas?.

 Ninguna de las medidas que proponen estos autores resulta ser nueva. Se ha escrito mucho sobre cada una de ellas, empero implementarlas a la vez y rápidamente significa enfrentarse a los poderes que actualmente gobiernan el mundo. Este es justamente el problema. Si desde el principio se hubiera utilizado  un encadenamiento  o pensamiento inverso al actualmente imperante, otro gallo nos cantaría, al atajar el problema desde su raíz. Y por cierto, después de 2050 y cuando se superen los 10.000 millones de habitantes… ¿No nos toparíamos con el mismo problema y una menor capacidad de maniobra?.  Nuestros sesudos expertos y sus “modelitos y algoritmos” han logrado alcanzar similares conclusiones que otros muchos antes que ellos, tropezando en la misma piedra.

 Juan José Ibáñez

Continúa…….. (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Agricultura Urbana y Periurbana: El Riego con Aguas Residuales son un Gravísimo Riesgo para la salud Pública y Animal

agricultura-urbana-agua-residual-enfermedades

Fuente: Imágenes Google

 Hace unos días, un visitante de nuestro blog, espetó un durísimo  comentario contra mi persona, justamente por advertir lo que hoy corrobora una nueva noticia, y que ya da cuenta el título de la entradilla que os ofrezco hoy. Más concretamente comentaba: “la nota es absolutamente tendenciosa y banal, carga en la práctica de la agricultura periurbana, las responsabilidades que notoriamente pertenecen a otros actores, si el suelo, el agua, el aire y todo se encuentra contaminado, el problema no es la agricultura periurbana sino las degradadas condiciones en las que viven millones de personas en el planeta y no por culpa de la agricultura periurbana sino de otros actores que la nota pretende encubrir y salvar. Obviamente, no debe ser un lector asiduo, ya que la mayoría me puede acusar de lo contrario. Empero de “encubrir y salvar” a los que nos empobrecen y enferman, desde luego que no. Cabría recordar que en el siguiente post: “Hallado el Mayor Punto Caliente de biodiversidad Vírica del Planeta: Las Aguas Residuales” comentaba: “En un análisis de aguas residuales de Norteamérica, Europa y África (…). Y ha encontrado, de un solo golpe, miles, puede que millones, de virus totalmente desconocidos para la ciencia. Muchos de ellos podrían tener algún papel en la salud de los seres humanos”. Aunque la noticia que os ofrecemos hoy se centra en las infecciones bacterianas, y en especial en las bacterias resistentes a los antibióticos, no nos olvidemos pues, tampoco de la virosfera. Pues bien, algunos expertos de la FAO, entre otros sabelotodo,  animan a regar con aguas residuales las denominadas agriculturas urbanas y periurbanas. En los países más desarrollados, tales “perfumes”, ya han sido rastreados a través de las cuencas fluviales, pero también en la propia contaminación de los suelos por ellas “bendecidas”, generando una seria preocupación, tanto a las autoridades sanitarias, como a los consumidores. Sin embargo, tales riegos son mucho más preocupantes en loa países eufemísticamente denominados en “vías de desarrollo.

 Las mentadas prácticas se extienden día a día por todo el mundo, conforme la población tiende a concentrarse en las grandes urbes. La nota de prensa que os muestro abajo nos informa de un análisis realizado en un lugar de África, empero también acaece en Latinoamérica. De hecho, un amigo y colega me informo que, en un país que habla nuestra lengua, ante la presión de sus autoridades contra el uso que hacía el campesinado de esta sabrosa sopa, “rica en nutrientes, toxicos y patógenos”, que por lo tanto, evita el encarecimiento de la producción agraria al ahorrarse los fertilizantes químicos, los granjeros se amotinaron, debiendo los defensores de la salud pública dar marcha atrás en sus pretensiones. Puedo entenderlo, empero tal práctica puede significar “comida para hoy a costa de muerte para mañana”.

 El problema resulta ser muy grave, ya que como señala la nota de prensa: “Se reporta que unos 200 millones de habitantes urbanos se dedican a la agricultura urbana en todo el mundo y, en algunos casos, producen hasta el 90 por ciento de la demanda de hortalizas perecederas de las ciudades (….) eran ricas en patógenos humanos virulentos que causan gastroenteritis y diarrea, una de las principales causas de muerte en los países de ingresos bajos y medios (….) el uso de aguas residuales para la agricultura urbana en la ciudad planteaba un alto riesgo de propagación de bacterias y resistencia a los antimicrobianos entre humanos y animales” (…) según estimaciones de la ONU, la agricultura en pueblos y ciudades es reconocida como una forma vital de contribuir a la seguridad alimentaria y aliviar la pobreza. ¿¿??

 Francamente yo no sé qué piensan en la FAO y la ONU, aun reconociendo sus buenas intenciones. Ahora bien, comienzan a asemejarse a esos políticos nacionales que mienten y se aprovechas impunemente de los ciudadanos, es decir sus propios electores. Como expertos, debieran salvaguardar la salud de los habitantes del planeta, empero a veces da la impresión de que sus proclamas son bastante siniestras. ¿De quién podemos fiarnos?. ¡Que atrevida es la ignorancia, y más aún la de aquellos que dicen combatirla. ¿De sabios es rectificar!.

 He traducido la noticia del suajili al castellano. El estudio habla por sí solo.  Sin más comentarios Jorge (que tiene su propio blog), te guste o no te guste, aquí tienes tú también la respuesta en forma de bofetada dialéctica.

 Juan José Ibáñez

Continua……. (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Fertilizantes: Una bomba química del Tiempo (Suelos y Recursos Hídricos)

fosforo-bomba-quimica-del-tiempo

Fuente: Colaje Google imágenes

 La noticia, en las dos versiones que os ofrecemos hoy, resulta ser un ejemplo palmario de las incoherencias, despilfarro y enormes daños que generan las prácticas de la agricultura industrial imperante. Y en este caso concreto, es decir el de la fertilización fosfórica o fosfatada, raya el delirio, por cuanto, en poco tiempo, sus reservas mundiales se agotarán.  Cuando se sobre-fertiliza, “el suelo puede comportarse como una bomba química del tiempo”  (ver también la siguiente página Web de la Universidad de Granada para aclarar su significado). Se trata de un concepto antiguo, ya en desuso, que surgió hace algunas décadas, aunque destinado especialmente a la contaminación creada por los agrotóxicos y derrames indeseados, más que a los abonos propiamente dichos. Sin embargo, aunque los autores de la investigación que intentamos explicar hoy no usen los vocablos bomba química”, el mecanismo es el mismo, ya se trate de fertilizantes que de plaguicidas, u otros compuestos dañinos tanto para la salud y el medio ambiente.  Como se explica en la Página Web de la Universidad de Granada:   “Es un concepto que se refiere a una cadena de acontecimientos que resultan de la retrasada y repentina, presencia de efectos perjudiciales causados por la movilización o transformación de compuestos químicos almacenados en suelos como respuesta a determinadas alteraciones del ambiente”. En este caso hablamos de sobrefertilización, y más concretamente, la producida por el fósforo. Y resulta tanto más alarmante e irracional, debido  a que estamos ante un elemento químico muy escaso, por lo que el agotamiento de las escasas reservas mundiales, podría amenazar el futuro de la agricultura mundial y, como corolario la salud alimentaria.  ¿Cómo es posible que un elemento químico que necesitamos imperiosamente extraer y aplicar con suma cautela, termine generando enormes daños ambientales por su uso desmedido?. ¡Misterio entre los misterios!, que deberán explicar las obtusas mentes que aún defienden el tipo de agricultura insustentable que actualmente impera en el mundo.

 Pues bien, el estudio que os mostramos hoy traducido, muy bien diseñado, constata como, a lago plazo, el exceso de la fertilización con fósforo, daña los suelos, la salud y los recursos hídricos, hasta generar, por ejemplo, las ya conocidas “Floraciones algales”, ya que son el resultado de la mentada fertilización desmedida, así como de la liberación de purines al suelo o de las aguas residuales de nuestras urbes e industrias a los propios cauces fluviales. Finalmente, Y reiterémoslo una vez más, por si no ha quedado lo suficientemente claro: la contaminación/polución por el exceso de abonos químicos puede generar graves desastres ambientales a cientos e incluso miles de kilómetros de distancia. Finalmente la salud pública también es afectada. El tema reside en que, en un principio, el medio edáfico retiene tanto el fósforo, como otros nutrientes, sin que el agua que acaba en los cursos fluviales parezca contaminada. Empero llegado un punto o umbral de saturación, grandes cantidades son liberadas a los cauces, generando su eutrofización, ¡inesperada! ¿?.

Los autores, lógicamente llaman la atención sobre varios aspectos de suma importancia: (i) se necesitan llevar a cabo más estudios así como desarrollar estrategias con vistas a  absorber el exceso de nutrientes; (ii) se puede acceder al fósforo que ya se encuentra almacenado en los suelos utilizando nuevas prácticas y enfoques agronómicos ya que (iii)  este elemento químico se puede reciclar y reutilizar como fertilizante en lugar de acceder a la extracción de más material crudo en sus minas. Sin embargo, esa pandemia silenciosa a la que denominamos contaminación, sigue su curso ante una sociedad cegata y un modelo de desarrollo que nos dirige hacia el ecosuicidio y la morbilidad global.

 Debido a que ambas noticias abundan sobre el mismo tema, pero ofreciendo algunas perspectivas e información parcialmente diferentes, he traducido completamente la primera, pero tan solo aquellos párrafos de la segunda que no son contemplados en aquella. Merece la pena que las leáis.

 Juan José Ibáñez

Continúa……

   (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

La acción Humana y la liberación masiva de nutrientes y sustancias tóxicas al ambiente por la minería a cielo abierto

mineria-cielo-abierto-wikipedia

Minería a Cielo Abierto. Fuente: Wikipedia

 Dicen que no hay acción sin reacción. Y desde luego,para el caso de la acción humana en la naturaleza así ocurre, desde tiempos inmemoriales. Cuando era joven, me enseñaron que la alteración física de las rocas, como lo es por ejemplo la crioturbación, facilita a la postre la alteración biogeoquímica de las mismas, por cuanto aumenta la superficie que exponen a la acción de los agentes atmosféricos e hídricos (la denominada superficie efectiva o específica). Es decir, la primera prepara y acelera la segunda que, afín de cuentas, es la principal responsable de la liberación de nutrientes en la superficie terrestre. Actualmente, ciertos expertos argumentan que nuestras sociedades modernas se encuentran removiendo mucho más materiales de la corteza terrestre  que los propios agentes naturales, por lo que es de esperar que también se liberen más nutrientes, al margen, de los que ya desprendemos por otras vías, como lo son la contaminación y la polución. Se trata de un hecho ya conocido, aunque no estimado en toda su magnitud, extensión y frecuencia. Algunos estudiosos del pasado alegan que, en “algunos momentos de la historia de l Tierra”, tras periodos frios, causaron alteraciónes físicas de las rocas más que considerable por gelifracción, induciendo como espesta planetaria otros episodios climáticos cálidos y húmedos, que comenzaron a alterar biogeoquímicamente tanta “superficie efectiva”. Y de este modo, a los océanos fueron a parar ingentes cantidades de elementos químicos, para “eutrofizar” la hidrosfera y afectar seriamente a la vida del Planeta Tierra. Se trata de un hecho que debería ser seriamente estudiado, no sea que nos encontremos en una época de eutrofización masiva debido a los fertilizantes y este tipo de minería, aunque no debemos olvidar otras fuentes antrópicas “por supuesto”.

 La noticia que os ofrecemos hoy, constata el enorme impacto ambiental (al margen del paisajístico) generado por laminería a cielo abierto y sus lamentables consecuencias”. El estudio, realizado en los Apalaches, que os exponemos traducido más abajo, da cuenta del impacto de la actividad extractiva aludida en una cuenca minera de carbón en cimas montañosas. El problema adicional deriva del desprendimiento de ácido sulfúrico, que en todo caso también afecta a la extracción de otros recursos mineros. Como veréis, los autores señalan que, de hecho, puede estar siendo alterado el ciclo global del azufre y, como no, del carbono.  Un ejemplo ilustrativo que os puede servir con vistas a entender la liberación intensa de ácido sulfúrico a la hidrosfera lo podéis leer en el siguiente post:  Fluvisoles tiónicos: Suelos Ácido Sulfatados, que ya se produce en condiciones naturales. He leído sobre este tema de minería con anterioridad, por lo que no puede defenderse que la publicación (entendida por la nota de prensa) atesore una gran originalidad. En cualquier caso os dejo con la misma, ya que puede ser de interés para muchos de vosotros.  Por cierto, no nos olvidemos de la creciente práctica del  Fracking o fracturación hidráulica, aunque no sea exactamente “a cielo abierto” también da cuenta de todo lo que puede ser destrozado lo será. 

Juan José Ibáñez

 Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La guerra de las agriculturas: ¿Industrial o Ecológica?

agriculturas-industrial-ecologica

Fuente: Google imágenes

Ya os hemos comentado en mil y un post precedentes que, cuando los lobbies de presión industriales ven amenazados sus escandalosamente suculentos negocios, reaccionan con virulencia publicando artículos como los tres que vamos a mostrar hoy. En el momento de redactar esta nueva entrega (ha ya un año), las instituciones internacionales y algunos gobiernos luchas por erradicar, en la medida de lo posible, los pesticidas que matan a los insectos polinizadores del mundo (sobre los que se basa gran parte de la producción alimentaria mundial) y en especial los que han demostrado ser cancerígenos. Pues bien, aún siguen saliendo artículos y notas de prensa que cuestionan tal “hecho”, y los juicios contra las industrias que los comercializan, en los tribunales de justicia, se eternizan durante años e incluso décadas. Ahora pagamos la devastación, contaminación y muerte por el incremento de la producción del aceite de palma en las turberas de Indonesia destinados en buena parte a la elaboración de biocombustibles. ¿Biocombustibles?: ¿No es eso una actividad ecológica?.  Pues va a ser que… ni sí, ni no, sino que depende de cómo se lleve a cabo. Y en aquellos territorios entraron multinacionales a saco drenando turberas para poner la puesta en cultivo de la palma, palmita, palmera, generando lo que era previsible, al drenar los Histosoles: hambre, degradación ambiental, pérdida de biodiversidad, y un gravísimo impacto en la salud pública de la población.  Y podríamos seguir ad nauseam, mostrando mil y un ejemplo de sus triquiñuelas/corruptelas, científicas, tecnológicas, políticas, mediáticas y las que sean necesarias.

Pero vayamos directamente contra la argumentación tan retórica como nauseabunda de esta tanda de noticias antiecológicas, ya que los entrevistados que se oponen a tales conclusiones, entran al saco, soslayando lo más evidente: la estupidez lógica de su concatenación ¿ilógica? de razones, como para defender que la agricultura industrial es superior a la ecológica con vistas a hacer frente al abastecimiento de alimentos de la población, que evite hambrunas y garantice la soberanía alimentaria de todos los países y sus moradores.

Pues bien todo su entramado deductivo es fácilmente desmontable. Nadie cuestiona ya que la degradación ambiental de la agricultura industrial ha sido globalmente devastadora. Y no se trata de estudios concretos, o de ecologistas histéricos, sino de aseveraciones de la propia FAO, la UE, y otra plétora de Organismos Internacionales. Más aun la FAO y la UNEP han reconocido públicamente el fracaso de la agronomía intensiva a la hora de resolver los graves problemas alimentarios del planeta, induciendo de paso un aumento de la degradación ambiental, jamás visto hasta la fecha. Y por esta razón, que no por mero capricho, el mundo vuelve la vista a la agricultura ecológica.  Pues bien, ¿Cómo se puede defender ahora aserciones como la que da lugar al titular de la siguiente noticia?:  La agricultura intensiva es tan sostenible como la ecológica ¿¿??.

La conclusión razonada  a su desiderata sería palmaria: ¡No hay solución para nuestros males!. Por mucho que se ha intentado, seguiremos irremisiblemente caminando hacia la destrucción de nuestras civilizaciones y el deterioro irreversible de la biosfera. La respuesta no estribaría pues en esperar sentados a que una debacle tras otra vayan desmoronando unas y otra, ¿o sí?. De la lógica de las argumentaciones de estos tendenciosos o timoratos “expertos” debiera desprenderse que debemos poner freno al crecimiento demográfico y cambiar drásticamente nuestros sistemas socioeconómicos y políticos. Debemos esforzarnos en conseguir una estructura demográfica sostenible (pirámide por edades), entendiendo como tal “estable”, sin aumentos. Si la agricultura intensiva fuera tan sostenible como la ecológica, se desprendería que ninguna lo son en realidad, por lo que debemos seguir contaminando, degradando, matando de hambre, etc…… ¿Lo ven ustedes?. Sus conclusiones son simplemente maquiavélicamente tendenciosas.

Cierto es que se puede contraargumentar cada uno de sus asertos, empero haciéndolo así, los árboles no nos dejarían ver el bosque, ante tal plétora de su cadena de despropósitos lógicos.

Nadie puede negar que aún haga falta tiempo y financiación en materia de investigación y desarrollo, a la hora de lograr los frutos apetecidos de una nueva agricultura y ganadería ecológicas y rentables. La mayor parte de la financiación, hasta el momento, ha ido a parar a los investigadores que trabajan mano a mano del lado de la agricultura industrial. Ahora, reconocido por todos su fracaso, menos por supuesto el de estos cárteles del agronegocio, nos vemos obligados a retroceder sobre nuestros pasos y buscar otros caminos, con vistas a alcanzar una agricultura amigable con el medio ambiente y la salud humana. Defender que agricultura intensiva es tan sostenible como la ecológica, equivale a decirnos que estamos sentenciados, y como corolario: ¡para que nos vamos a molestar en invertir en temas tan exóticos e “intrascendentes” como la agricultura ecológica!.

Tan solo, como comentario adicional, señalar que la agricultura industrial y los hábitos despilfarradores de las sociedades del bienestar, a pesar de sus potentes agroindustrias, se han visto obligados a comprar y arrendar la tierra de los países pobres (el denominado acaparamiento de tierras), con vistas a producir los alimentos que demandan, hundiendo las seguridades alimentarias de los espacios geográficos en donde más la necesitan.  Todo ello ha ocurrido bajo el imperio de la agricultura industrial y sus benefactores lobbies empresariales. ¿Y ahora nos dicen que sin sus modos de proceder empeoraremos la situación?. Jajajajaja. Sobre los cometarios de la primera noticia acerca de los métodos de producción de arroz más de lo mismo, como detallaremos en otro post, o podéis sondear en Internet. Y así se pueden desmontar así todas sus divagaciones. Y me callo ante tanta estupidez, so pena que tuviera que redactar un libro. Os dejo pues con las noticias.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,