Paisajes agrarios y biodiversidad: Retornando al pasado para alcanzar la sostenibilidad perdida

0-pasejes-agrarios-retornando-al-pasado

Fuente: Google Imágenes, J.J. Ibáñez y J.L. González Rebollar

Entre tanta denuncia, redactar post como el que os mostramos hoy eleva los ánimos. Sin embargo, personalmente, también alimenta mi nostalgia. Posiblemente muchos de vosotros, más jóvenes que yo, no  lo entendáis. Júbilo, ya que por fin aparece alguna rendija que pudiera del lugar al retorno de la cordura. Melancolía por cuanto ya desde muy joven, atisbé, intelectual y visualmente,  los restos que permanecían de aquel naufragio causado por la agricultura industrial y los cánticos falsamente embelesados de la revolución verde de los años 60. Es decir la que terminó arrasando nuestros terroir o terruños, paso a paso, o como diría Antonio Machado, golpe a golpe, verso a verso. A mis 23 años, cuando entré con una beca predoctoral en el CSIC, la atmósfera de una Escuela Española de Ecología de los Paisajes Culturales y Agroecología emanaba sus fragancias en mi instituto, y yo quedé prendado de su principal figura, es decir  Pedro Montserrat Recoder. Nuestro paisaje es cultura e historia, y la cultura hace el paisaje, como nos lo explicaba sabiamente Pedro. Efectivamente los paisajes agrarios y su biodiversidad fueron en Europa, hasta la década de los sesenta del siglo XX, mucho más hermosos y ricos en todos los sentidos. Y me retornan a la cabeza “los Cantares de Antonio Machado”: “Hace algún tiempo en ese lugar, donde hoy los bosques se visten de espinos, se oyó la voz de un poeta gritar, “Caminante no hay camino, se hace camino al andar… golpe a golpe, verso a verso”.. Reitero que los paisajes culturales previos a la revolución agraria industrial eran enormemente ricos y variados. Empero esa envenenada revolución verde tornó la frondosidad en desierto y monotonía, envenenándola de paso. Y así, las dehesas de clima mediterráneo menguaron en extensión, mientras que bocages de los biomas templado húmedos, prácticamente desaparecieron. Del mismo modo la agricultura en mosaico de la montaña retrocedió hasta casi su práctica extinción. Así pues:  ¿agricultura ecológica o una agricultura industrial?;¿agriculturas tradicionales o agricultura industrial?”. Sin embargo, “el debate acerca de las agricultura ecológica y las tradicionales también se encuentra viciado. A pesar de todo, como ya os comenté en otro post: “ agricultura moderna es alimento y veneno para el hombre y la biosfera”, actualmente la balanza se inclina a retornar a esos principios abandonados en aras de un mal entendido progreso que ha conllevado miles de problemas (“pérdida de biodiversidad”, resistencia a los herbicidasy un interminable etc.) , a la par que añadido una montaña de arena al problema del denominado cambio climático.

Hoy os vamos a mostrar dos noticias traducidas al español-castellano que versan sobre estos temas. La primera abunda en nuestra pensamiento, si bien sus autores desempolvan, sin saberlo, las tesis de esas raíces anteriormente mentadas, como la de que la cultura hace paisaje”, que hemos defendido muchos durante décadas ante el desprecio, de la agroindustria, tocagenes y administraciones. La segunda nota de prensa muestra un interesante estudio acerca del balance entre rendimientos de la producción y pérdida de biodiversidad. Los datos resultan ser muy clarificadores.

¿Agricultura ecológica, conocimiento campesino o etnoagricultura?. En mi opinión todas se  encaminan en la misma dirección, siendo fértil estudiar y aplicar combinaciones, según ambiente y objetivos.   No debemos olvidarnos de que por fin se reconoce que “los policultivos son más rentables que Los monocultivos”. De hecho, la primera nota de prensa se me antoja un calco de la “agricultura ecológica-oriental, es decir, del método de Masanobu Fukuoka (ver su libro de libre acceso en Internet”). Digamos para finalizar esta entradilla que, del mismo modo ha terminado por reconocerse que la diversidad de esos paisajes culturales puede llegar incluso a sobrepasar la biodiversidad natural.

 Juan José Ibáñez

Continua………
Y me retorna la nostalgia al terminar. Recordemos de nuevo a Antonio Machado y su hermosísima interpretación musical con la voz y composición de Joan Manual Serrat:…

Murió el poeta lejos del hogar.

Le cubre el polvo de un país vecino.

Al alejarse le vieron llorar.

“Caminante no hay camino,

se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

 Cuando el jilguero no puede cantar.

Cuando el poeta es un peregrino,

cuando de nada nos sirve rezar.

“Caminante no hay camino,

se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso.

Antonio Machado

New pathways for sustainable agriculture
by Staff Writers; Wurzburg, Germany (SPX) Apr 09, 2019

Hedges, flowering strips and other seminatural habitats provide food and nesting places for insects and birds in agricultural landscapes. This also has advantages for agriculture: bees, flies, beetles and other animal groups pollinate crops and control pest insects in adjacent fields.

But how much of these habitats is necessary and how should they be arranged to make use of these nature-based ecosystem services?

This question has been addressed by a new study from the Chair of Animal Ecology and Tropical Biology at the Biocenter of Julius-Maximilians-Universitat Wurzburg (JMU) in Bavaria, Germany. The results are published in the journal “Ecology Letters“.

Los setos, las franjas de flores y otros hábitats seminaturales proporcionan alimentos y lugares de anidación para insectos y aves en paisajes agrícolas. Esto también tiene ventajas para la agricultura: las abejas, moscas, escarabajos y otros grupos de animales polinizan los cultivos y controlan los insectos plaga en los campos adyacentes.

Pero, ¿cuánto de estos hábitats es necesario y cómo deberían organizarse para hacer uso de estos servicios ecosistémicos basados en la naturaleza?

Esta pregunta ha sido abordada por un nuevo estudio de la Cátedra de Ecología Animal y Biología Tropical en el Biocentro de Julius-Maximilians-Universitat Wurzburg (JMU) en Baviera, Alemania. Los resultados se publican en la revista “Ecology Letters”.

Small-scale land use is advantageous
According to the study, biodiversity, pollination, and pest control can be improved in landscapes even with a relatively small amount of non-crop habitat. To reach this effect, these habitats must be arranged to create a small-scale agricultural landscape.

For this study, Dr. Emily A. Martin’s team took a closer look at data from ten European countries and 1,515 different agricultural landscapes. This clearly showed that small-scale land use is advantageous: it leads to a greater density of beneficial insects and spiders. And it increases the services provided by ecosystems for agriculture – pollination and natural pest control.

El uso del suelo a pequeña escala es ventajoso

Según el estudio, la biodiversidad, la polinización y el control de plagas pueden mejorarse en paisajes, incluso con una cantidad relativamente pequeña de hábitat no cultivado. Para alcanzar este efecto, estos hábitats deben organizarse para crear un paisaje agrícola a pequeña escala.

Para este estudio, el equipo de la Dra. Emily A. Martin examinó de cerca los datos de diez países europeos y 1,515 paisajes agrícolas diferentes. Esto demostró claramente que el uso de la tierra a pequeña escala es ventajoso: conduce a una mayor densidad de insectos y arañas beneficiosos. Y aumenta los servicios proporcionados por los ecosistemas para la agricultura: polinización y control natural de plagas.

Creating a web of seminatural habitats
“In order to reduce pests and promote biodiversity, increasing the density of seminatural habitat elements can be an ideal solution for farms. You don’t have to remove much land from cultivation to reach a significant effect,” says Dr. Martin.

“The implementation of these findings would be an important step forward in the effort to achieve a sustainable and biodiversity-friendly agriculture”, Professor Ingolf Steffan-Dewenter, head of the Chair of Animal Ecology and Tropical Biology and co-author of the study, emphasises.

The JMU research team is now focusing on intensified cooperation with agricultural and environmental stakeholders. The scientists want to help implement a landscape management system that benefits everyone – nature and mankind.

Research paper

Creando una red de hábitats seminaturales.

“Con vistas a reducir las plagas y promover la biodiversidad, aumentar la densidad de los elementos del hábitat seminatural puede ser una solución ideal en las granjas. No es necesario secuestrar mucha tierra del cultivo a la hora de alcanzar un efecto significativo“, dice el Dr. Martin.

La implementación de estos hallazgos sería un importante paso adelante en el esfuerzo por lograr una agricultura sostenible y respetuosa con la biodiversidad“, dijo el profesor Ingolf Steffan-Dewenter, enfatiza el jefe de la Cátedra de Ecología Animal y Biología Tropical y coautor del estudio.

El equipo de investigación de JMU ahora se está centrando en la cooperación intensificada con los interesados en la agricultura y el medio ambiente. Los científicos quieren ayudar a implementar un sistema de gestión del paisaje que beneficie a todos: la naturaleza y la humanidad.

How much nature is lost due to higher yields?
by Staff Writers
Leipzig, Germany (SPX) Apr 15, 2019

Around 80 percent of land area in Europe is used for settlement, agriculture and forestry. In order to increase yields even further than current levels, exploitation is being intensified. Areas are being consolidated in order to cultivate them more efficiently using larger machines. Pesticides and fertilisers are increasingly being used and a larger number of animals being kept on grazing land. “Such measures increase yield but, overall, they also have negative impacts on biodiversity,” says UFZ biologist Dr. Michael Beckmann.

Alrededor del 80 por ciento de la superficie terrestre en Europa se utiliza para asentamientos, agricultura y silvicultura. Para aumentar los rendimientos incluso más allá de los niveles actuales, se está intensificando la explotación. Se están consolidando áreas para cultivarlas de manera más eficiente utilizando maquinaria grande y pesada. Los pesticidas y los fertilizantes se utilizan cada vez más y un gran número de animales se mantienen en tierras de pastoreo. “Estas medidas aumentan el rendimiento pero, en general, también tienen impactos negativos en la biodiversidad“, dice el biólogo de UFZ, el Dr. Michael Beckmann.

This is because even agricultural areas offer fauna and flora a valuable habitat – which is something that is frequently not sufficiently taken into consideration.”

In addition, previous studies have mostly examined the effects of intensified land use only from one perspective: either with regard to the increase in yield or the loss of biodiversity.

“We unfortunately still know far too little about the relationship between the two and what price nature ultimately has to pay for increases in yield,” says Beckmann. In the recent study, the team of scientists aimed to address this knowledge gap.

To this end, the researchers sifted through some 10,000 topically relevant studies looking for those that collected measurement data for yield and biodiversity both before and after intensification measures. “The majority of the studies fell through the net in this respect.

Esto se debe a que incluso las áreas agrícolas ofrecen a la fauna y la flora un hábitat valioso, algo que a menudo no se tiene suficientemente en cuenta“.

Además, los estudios anteriores han examinado principalmente los efectos del uso intensificado de la tierra solo desde una perspectiva: ya sea con respecto al aumento del rendimiento o la pérdida de biodiversidad.

“Desafortunadamente, aún sabemos muy poco acerca de la relación entre los dos y qué precio tiene que pagar por los aumentos en el rendimiento”, dice Beckmann. En el estudio reciente, el equipo de científicos se propuso abordar esta brecha de conocimiento.

Con este fin, los investigadores examinaron unos 10.000 estudios de relevancia sobre el tema a la búsqueda de aquellos que recopilaron datos de medición para el rendimiento y la biodiversidad antes y después de las medidas de intensificación agropecuaria. “La mayoría de los estudios no pasaron el filtro.

A mere 115 studies actually measured both parameters for the same areas, making them relevant for our purposes,” says Beckmann. The 449 agricultural areas examined in these studies are, however, distributed around the globe, are located in different climatic zones and the time they have been in use varies greatly.

To be able to use these studies for their analysis, the researchers developed a mathematical model that takes account of these differences and renders the data comparable. They then summarised the respective yield increases and biodiversity losses.

“We were able to demonstrate that, on average, intensification of land use gave rise to an increase in yield of 20 percent but this is, at the same time, associated with a nine percent loss of species,” says Beckmann.

To obtain a more detailed insight into the impact of intensification measures, the researchers divided the agricultural areas into three classes of intensity – low, medium and high. Proceeding in this way made it possible to compare the results of all three agricultural production systems – arable land, grasslands and forest – with each other.

Aproximadamente en tan solo unos 115 estudios en realidad midieron ambos parámetros para las mismas áreas, siendo relevantes para nuestros propósitos “, dice Beckmann. Las 449 áreas agrícolas examinadas en estos estudios están, sin embargo, distribuidas en todo el mundo, están ubicadas en diferentes zonas climáticas y el momento Han estado en uso varía mucho.

Para poder usar los resultados de estos estudios para su análisis, los investigadores desarrollaron un modelo matemático que toma en cuenta estas diferencias con vistas a que los datos sean comparables. Luego resumieron los respectivos incrementos de rendimiento y pérdidas de biodiversidad.

“Pudimos demostrar que, en promedio, la intensificación del uso de la tierra dio lugar a un aumento en el rendimiento del 20 por ciento, pero esto, al mismo tiempo, se asocia con una pérdida del nueve por ciento de las especies“, dice Beckmann.

Al objeto de alcanzar una visión más detallada del impacto de las medidas de intensificación, los investigadores dividieron las áreas agrícolas en tres clases de intensidad: baja, media y alta. Esta forma de proceder permitió comparar los resultados de los tres sistemas de producción agrícola (tierras de cultivo, pastizales y bosques) entre sí.

Areas of medium intensity of use demonstrated the highest increase (85 percent) in yield following intensification measures. But they also had the greatest loss of species (23 percent). In contrast, areas that already had high intensity of use did not reveal any significant loss of species but still showed an increase in yield of 15 percent.

“Initially, this sounds excellent: greater yield without loss of species,” says Beckmann. “But where there was not much biodiversity left to start with due to highly intense usage, there is, of course, also not much that can be lost.

In such cases, the critical point may have already been passed.” In a comparison of the effects of intensification measures on arable land, grasslands and forests, forests performed best with regard to lower species loss. The study findings indicate that intensified land use may, in individual cases such as timber production, also lead to greater yields without any detrimental effect on biodiversity.

Las áreas de intensidad media de uso demostraron el mayor incremento (85 por ciento) en el rendimiento luego de las medidas de intensificación. Pero también tuvieron la mayor pérdida de especies (23 por ciento). En contraste, las áreas que ya tenían una alta intensidad de uso no revelaron ninguna pérdida significativa de especies, pero aún mostraron un aumento en el rendimiento del 15 por ciento.

Inicialmente, esto suena excelente: mayor rendimiento sin pérdida de especies”, dice Beckmann. “Pero donde no había mucha biodiversidad para empezar debido al uso muy intensivo, por supuesto, tampoco hay mucha biodiversidad que se pudiera perder“.

En tales casos, es posible que ya se sobrepasara pasado el punto crítico “. En una comparación de los efectos de las medidas de intensificación en las tierras cultivables, los pastizales y los bosques, los bosques se comportaron mejor con respecto a una menor pérdida de especies. Los resultados del estudio indican que el uso intensivo de la tierra puede En casos individuales, como la producción de madera, también se obtienen mayores rendimientos sin ningún efecto perjudicial sobre la biodiversidad.

The study makes clear how great the impact of the intensity of agricultural production can be for the protection of biodiversity. It reveals general trends and identifies gaps in our knowledge. Concrete recommendations for action in specific regions cannot be derived from the study, however.

“Further research is necessary in order to understand the conditions under which land usage is linked to a low or an especially high risk to biodiversity,” says Michael Beckmann.

This is the only way to ensure that we are able to apply intense land use practices and protect biodiversity at the same time. After all, species conservation can and must also take place in our cultivated landscapes.”

El estudio deja claro cuán grande puede ser el impacto de la intensidad de la producción agrícola sobre la protección de la biodiversidad, las conclusiones parecen revelar tendencias generales identificando lagunas en nuestro conocimiento. Sin embargo, las recomendaciones
concretas para la acción en regiones específicas no se pueden derivar de un estudio
de esta naturaleza estudio
.

Se necesita más investigación para comprender las condiciones en las que el uso de la tierra se encuentra vinculado a un riesgo bajo o especialmente alto en lo concerniente a la pérdida de la biodiversidad”, dice Michael Beckmann. “Esta es la única forma de garantizar que podamos aplicar prácticas de uso intensivo de la tierra y proteger la biodiversidad al mismo tiempo. Después de todo, la conservación de las especies también puede y debe tener lugar en nuestros paisajes cultivados“.

Research paper

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..