web analytics

El punto de vista externo/interno

Para mí se acabó un año maravilloso dentro del programa SIMUMAT y de IMDEA Matemáticas.

Razón suficiente para agradecer a unos cuantos y recapitular sobre lo pasado.

Fue un gran honor y un placer poder asistir y participar en la creación del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Matemáticas. Un tiempo apasionante para todos, por los retos que supusieron empezar casi desde cero en administración, gestión y en la investigación, en despachos provisionales…

Y eso sin copiar a ninguna institución existente, estrenando tierra nueva en la que pudiera crecer la semilla de un centro de excelencia que sirva de modelo a los demás.

Lo que hace de IMDEA-M un lugar único en la investigación española es el ambiente internacional, abierto y cordial que promociona la creatividad y el trabajo en equipo.

Los primeros pasos se han dado con un éxito indudable. La inauguración en septiembre de 2007, la dotación de una gestión y administración eficiente y competente, la planificación y el avance de los trabajos de la futura sede de IMDEA en el Hospital de Cantoblanco, el equipamiento computacional, la biblioteca virtual, los servidores y sistemas de control de versiones, la página web. Y superando a esta dotación de infraestructuras los avances en investigación, con un número impresiónate de solicitudes de investigación de publicaciones y de software desarrollado, dadas las circunstancias.

Personalmente he aprendido muchísimo este año, sobre el mundo de la aerodinámica, sobre el control de PDEs, sobre el trabajo interdisciplinario y, en el mismo orden de importancia, sobre la cultura española, el idioma. He comprendido por qué tienen razón aquellos que dicen “de Madrid al cielo”, sin duda alguna.

Nunca olvidaré el tono del teléfono de Francisco. Ni los trajes negros de o ¿grises? de Toni. Ni los ataques de naranja de Marta durante la comida. Ni la paciencia que ha tenido José María con las súplicas de Miguel Ángel…

La alta profesionalidad unida a la disposición cordial de ayudar de Sara, María, María José y Paula van a permanecer en mi memoria, tanto como las luchas por cazar el póster de fórmula uno en la cena de Navidad.

Y ¿el futuro? Todavía queda un largo camino para alcanzar los ambiciosos objetivos. Hay que trabajar mucho para poner en marcha grandes proyectos para el futuro, como el AeroFast. Es importante poder conectar las líneas de investigación del centro, teniendo mucho cuidado en mantener ese ambiente abierto, respetuoso y motivador. Esa es, en mi opinión, la base para un trabajo excelente, y sólo así van a llegar los mejores del mundo a trabajar en IMDEA. Y combinar la necesidad de crecer en tamaño y de transmitir los valores importantes de un modo personal, que no es evidente.

Otra cuestión es la de conectarse internacionalmente, lo cual lo veo muy avanzado, gracias al Patronato de IMDEA-M, a la serie de seminarios o los proyectos europeos como Aerofast. En este sentido yo espero poder asistir al éxito de IMDEA Matemáticas.

Gracias a todos los que han hecho que este último año cuente, sin ninguna duda, entre los más emocionantes y ricos de mi vida.

¡Gracias!

Por Sebastian Sager, Post doc de SIMUMAT.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*