web analytics

Archivo de enero, 2022

La fundación de la Real Academia de Ciencias

Es interesante releer documentos antiguos, y darse cuenta de cómo algunos problemas de la ciencia española permanecen, y que, a pesar de las innegables mejoras del sistema, siguen enquistados y reacios a desaparecer.

Mariano Roca de Togores

El 25 de febrero de 1847, por un Real Decreto, siendo Mariano Roca de Togores ministro de Fomento, Instrucción y Obras Públicas, fue creada la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y “declarada al propio tiempo igual en categoría y prerrogativas a las Reales Academias Española, de la Historia y Nobles Artes de San Fernando, que por entonces existían.”

Además se establece su composición en 36 académicos, de los cuales la mitad, sólo por esta vez, fueron de designación real y los restantes elegidos por éstos. Una Real Orden firmada el 4 de marzo había nombrado los 18 primeros académicos de designación real, y otra, de la misma fecha, nombraba presidente interino a José Solano de la Matalinares, marqués del Socorro, quien ocupó el cargo hasta el 8 de marzo del año siguiente en que se designaron en propiedad los cargos académicos.

La Exposición de motivos de Mariano Roca de Tagores a la Reina Isabel II no tiene desperdicio, y la suscribimos palabra a palabra:

SEÑORA: Uno de los ramos del saber humano que el Ministerio de mi cargo, creado por V.M. para atender especialmente a la cultura y bienestar de los pueblos que rige, debe promover con preferencia, es el de las Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, que tan poderosamente influyen en la industria y prosperidad de las naciones, pero que, desgraciadamente, no ocupaba en nuestro antiguo sistema de enseñanza el lugar preeminente que de derecho le corresponde.

En breve, Señora, estarán las Universidades dotadas de los medios necesarios para cultivarlas, y de esperar es que entonces sea su desarrollo tan rápido como provechoso; pero, aun así, cree el Ministro que suscribe que es indispensable acudir a otros medios no menos eficaces, que en países extranjeros han contribuido poderosamente al engrandecimiento de aquellas ciencias y a la importancia de sus aplicaciones de toda especie.

Porque no bastan los esfuerzos aislados de los sabios que a tales estudios se dedican para recoger todos los óptimos frutos de un campo tan vasto, que en él se pierde la inteligencia humana, sino que es necesario que aquéllos se reúnan para conferenciar entre sí, comunicarse sus observaciones, auxiliarse mutuamente y, por último, establecer extensas correspondencias con los sabios y las Corporaciones más eminentes del orbe, a fin de que este inmenso comercio de ideas y descubrimientos difunda el saber por todas partes y acrezca el tesoro de la ciencia con los tributos que todos le lleven a porfía. Si las Sociedades puramente literarias han hecho grandes servicios, no les ceden las científicas en utilidad e importancia, y aun pueden aventajarlas, porque el estudio de la Naturaleza requiere, más todavía que el de las lenguas y otras ciencias, los esfuerzos reunidos de muchos hombres que se dediquen de consuno a arrancarle sus secretos.

Por tanto, se han creado y multiplicado en todos los países cultos Sociedades consagradas al cultivo de las Ciencias Naturales, y las primeras capitales de Europa se envanecen de que, a la sombra protectora de sus Gobiernos, hayan hecho inmensos trabajos y adquirido justo renombre.

Varias veces se ha intentado en España seguir tan laudable ejemplo, y aun se adelantó en este punto nuestra nación a todas las restantes, puesto que desde los años de 1580, es decir, mucho antes de que se fundasen las famosas Sociedades de París y Londres, ya en Madrid existía una Academia Real de Ciencias, de la cual fueron individuos algunos grandes y títulos de Castilla. Fue, sin embargo, su existencia harto efímera, tanto que, al extinguirse la dinastía austríaca, ya no quedaba ni memoria de ella.

El Marqués de Villena, que en el reinado del señor Rey D. Felipe V contribuyó tanto a la creación de la Academia Española, había concebido su primer proyecto bajo un plan más vasto, queriendo que abrazase también todas las ciencias. Posteriormente, al ver los felices resultados que habían producido las de la Lengua y de la Historia, se renovó aquel primer pensamiento, y don Ignacio de Luzán redactó un proyecto a consecuencia del cual se mandaron comisionados a varias Academias extranjeras y aun se compraron máquinas para el uso de la nueva Corporación.

Por desgracia, tampoco produjeron aquellos esfuerzos el resultado apetecido, y la misma suerte cupo a los que en varias ocasiones se intentaron después, particularmente por los ilustres D. Jorge Juan y D. Antonio de Ulloa. Por fin, en el año 1834, la augusta madre de Vuestra Majestad, siendo Gobernadora del Reino, aspiró a la gloria de fundar en España una institución tan necesaria creando por Decreto de 7 de febrero la Academia Matritense de Ciencias Naturales, que todavía existe; mas ni la época era a propósito para que tal Corporación produjese los frutos que de ella se esperaban, ni se le dieron el carácter e importancia que requería la utilidad de su objeto. Desatendida forzosamente por el Gobierno en virtud de las circunstancias, y sin medios para cumplir debidamente con los fines de su instituto, aunque ha hecho trabajos apreciables y aunque más de una vez ha elevado a la Superioridad sabias consultas, yace todavía en un estado de lastimosa postración, pidiendo auxilios y recursos que le den nueva vida y le permitan ser lo que es dado esperar de la ilustración de sus individuos. A V.M. corresponde, Señora, acabar la obra empezada por su augusta madre.

Sede actual de la Real Academia de Ciencias en Madrid

En el adjunto proyecto propongo establecer una Academia de Ciencias con igual consideración y con las mismas prerrogativas que tienen las demás Academias Reales. De esta suerte dará V.M. una nueva prueba de la especial protección que le merece cuanto conspira a difundir la ilustración entre sus pueblos procurando a éstos sus inapreciables beneficios y a V.M. una de las más bellas glorias que ilustrarán su reinado.

Los destacados en negrita son míos porque sorprende la clarividencia de este hombre en su presentación a la Reina Isabel II las razones para crear la Academia.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

Etiquetas:
Categorias: General

Las matemáticas nos importan a todos

En esta entrada reproducimos el escrito del Decano de la Escuela de Ingeniería Jacobs de la UC San Diego en el último Newsletter de la escuela, con el título de Math matters to all of us (Las matemáticas nos importan a todos). No he encontrado argumentos más bien expresados para que los estudiantes de ingenierías consideren prioritario el aprender matemáticas (y también para que cualquier persona aprecie las excelentes consecuencias de la mezcla de ambas disciplinas). Les dejo con el decano Al Pisano.

Albert (“Al”) P. Pisano

Las matemáticas nos importan a todos

Como estudiante de ingeniería mecánica, aprendí las ecuaciones diferenciales que rigen los materiales. Apliqué estos conceptos en mis primeros trabajos para estudiar y mejorar la resistencia de las piezas de los motores de los automóviles. Cuando pasé a investigar las tecnologías de sensores de película fina, las matemáticas básicas de la ingeniería mecánica me permitieron comprender las tensiones y deformaciones de los nuevos materiales de los sensores que estaba desarrollando. Las matemáticas me permitieron avanzar en la investigación de la tecnología de los sensores más rápidamente de lo que hubiera podido hacerlo basándome en el método de ensayo y error, que, para ser sinceros, es el modo en que algunas personas del sector operaban en ese momento.

Sí, también soy un gran defensor del diseño iterativo: es una herramienta educativa excepcional para introducir la práctica de la ingeniería, por ejemplo. Pero no podemos quedarnos ahí. También tenemos que inspirar a los estudiantes para que quieran utilizar las matemáticas para profundizar en la práctica de la ingeniería. Si puedo llegar a una respuesta aproximadamente correcta en un solo paso, ¿por qué pasar por un conjunto de experimentos lentos y costosos que son esencialmente iteraciones laboriosas sin las matemáticas?

Traigo esto a colación porque creo que todos tenemos la responsabilidad de hablar más de las matemáticas en términos personales. Tenemos que compartir nuestras experiencias sobre cómo las matemáticas potencian nuestro trabajo como investigadores, como ingenieros e informáticos en activo, como educadores, como miembros productivos de la sociedad.

Por supuesto, las matemáticas son sólo uno de los muchos “lenguajes de la ingeniería”. El pensamiento crítico, la comunicación, la física, la ética, la concienciación sobre la seguridad y la privacidad, las consecuencias imprevistas y las repercusiones sociales, el diseño, el modelado, la creación de prototipos, la construcción… son sólo algunos de los muchos lenguajes de la ingeniería. En el futuro, volveré a tratar el tema de nuestra responsabilidad de garantizar que los estudiantes adquieran fluidez en una amplia y diversa gama de estos lenguajes de la ingeniería.

Al mismo tiempo que adoptamos con acierto los numerosos lenguajes esenciales de la ingeniería y la informática, debemos recordar que debemos renovar nuestra atención a las matemáticas. Yo diría que tenemos que hacer un mejor trabajo proporcionando ejemplos concretos que muestren por qué las matemáticas son importantes.

La pandemia nos ha mostrado una y otra vez por qué las matemáticas son importantes para todos nosotros. Los cálculos que describen los aerosoles cargados de virus que flotan en el aire son sólo un ejemplo. Además, entender las estadísticas que describen las tasas de infección y de hospitalización es clave para comprender el impacto que la pandemia está teniendo en nuestros sistemas sanitarios.

Mi propia experiencia vital ha demostrado por qué las matemáticas son importantes. Fue la fluidez en las ecuaciones diferenciales lo que primero me permitió sentirme cómodo en la ingeniería mecánica y posteriormente me permitió cambiar mi investigación por completo. Por eso, al pensar en cómo podemos preparar a los ingenieros e informáticos para un lugar de trabajo en constante cambio impulsado por la innovación de vanguardia, estoy convencido de que debemos asegurarnos de que nuestros estudiantes dominen las matemáticas que importan.

Estoy agradecido por haber adquirido fluidez en las matemáticas al principio de mi carrera como ingeniero, y estoy más motivado que nunca para garantizar que los estudiantes de la Escuela de Ingeniería Jacobs y de todo el país reciban las experiencias y el apoyo que les permitan su propio viaje hacia la fluidez en las matemáticas que importan.

Como siempre, pueden ponerse en contacto conmigo en DeanPisano@eng.ucsd.edu

Sinceramente,

Al

Albert (“Al”) P. Pisano, Decano

Escuela de Ingeniería Jacobs de la UC San Diego

Etiquetas: , ,
Categorias: General

Fallecimiento del matemático brasileño Jorge Sotomayor

Desde Rio de Janeiro nos llega la triste noticia del fallecimiento este mismo día del matemático Jorge Sotomayor, uno de los grandes referentes de los sistemas dinámicos, de la noble estirpe de los que hicieron grande el Instituto de Matemática Pura y Aplicada (IMPA) convirtiéndolo en una visita imprescindible para los que quisieran conocer los resultados más relevantes en ese campo.

Jorge Sotomayor

La noticia la recibo de mi querido amigo y colega Jair Koiller, acompañada del obituario escrito por uno de los más asiduos colaboradores de Sotomayor, Ronaldo García, profesor de la Universidad de Goiás, y cuyo texto he usado como fuente para escribir esta entrada epara honrar la memoria de Sotomayor.

En la Academia Brasileira de Ciencias, de la que era académico numerario, podemos leer en su ficha una breve biografía:

Hijo de Alfonso Sotomayor Ibarra, contable, y de Clara Rosa Tello de Sotomayor, ama de casa. Cursó estudios primarios y secundarios en los siguientes colegios peruanos: Colegio América (Callao), Colegio Leoncio Prado (Huánuco), Colegio Nacional 2 de Mayo (Callao). Su interés por el estudio de las matemáticas se despertó en esta última escuela gracias a las enseñanzas del maestro Cyro Herrera en 1957.

En 1959 ingresó a la Universidad de San Marcos (Lima) donde completó su Licenciatura en Matemáticas en 1962. En este Centro recibió la influencia de los maestros José Tola, Gerardo Ramos y José Ampuero. Por recomendación del primero, y con el apoyo del matemático brasileño Maurício Peixoto, fue admitido como becario en el IMPA (Río de Janeiro), donde se doctoró en 1964. Entre 1965 y 1969 enseñó matemáticas en Perú y en Estados Unidos. En 1969 se incorporó al personal de investigación del IMPA. En 1993 obtuvo la plaza de profesor titular en el Instituto de Matemáticas y Estadística de la Universidad de São Paulo.

 

Sotomayor staba casado con Marilda Antonia de Oliveira Sotomayor, y la familia había tenido dos hijos, Leonardo y Mariana. A la ficha de la Academia Brasilira de Ciencias podríamos añadir un hecho relevante: Sotomayor e Ivan Kupka fueron los dos primeros doctores por el IMPA. Su tesis doctoral “Estabilidad estructural de primer orden y variedades de Banach” fue defendida en 1964. En su tesis, hacía una reinterpretación geométrica y gneralizaba resultados previos de A.A. Andronov y A.E. Leontovich.

En su obra A list of ODE problems, publicada en portugués en 2000 en la Revista de Matemáticas y Estadística,  Sotomaypr rememora el seminario de ecuaciones diferenciales en el IMPA, dirigido por Peixoto, y en el que se debatían los últimos resultados en ecuaciones diferenciales y sistemas dinámicos. Sotommayr pasó unos años (1966-68) en Estados Unidos, en Berkeley, y allí tuvo la oportunidad de aprender en el grupo pujante que dirigía otro de los gigantes del tema, Stephen Smale.

Por su trabajo científico, recibió numerosos honores, entre ellos el doctorado honoris causa de la Universidad Nacional de San Marcos, en Perú, y la Orden Nacional del Mérito Científico en grado de Gran Cruz por parte el gobierno de Brasil (se había nacionalizado brasileño).

Dirigió 12 tesis de máster y 22 tesis doctorales y ha publicado más de un centenar de artículos científicos en diversas áreas; también ha escrito libros, ensayos, cuentos, etc. Recordemos entre ellos este ensayo  en el que tradujo al portugués varias obras de Henri Poincaré: Um Poeta, um Matemático e um Físico: Três Ensaios Biográficos por Henri Poincaré.

Su logro más notable es la introducción del concepto de estabilidad estructural (en colaboracióm con Carlos Gutiérrez), y la puesta en marcha de la llamada la teoría cualitativa de las ecuaciones diferenciales en geometría diferencial, publicando en 1982 dos trabajos pioneros sobre el comportamiento cualitativo de las líneas de curvatura en superficies inmersas en el espacio euclidiano tridimensional. Fue un pionero en la teoría de bifurcaciones de ecuaciones diferenciales ordinarias. Una de sus obras destacables es su artículo El elipsoide de Monge (la versión en castellano se publicó en la revista electrónica MAT2 (El elipsoide de Monge y las líneas de curvatura, Materials Matemàtics, 2007 (1), pp. 25.).  Los lectores pueden encontrar más material sobre Sotomayor en estas dos páginas web: Jorge Sotomayor 60 Anos y A Mathematics Memoir (en Researchgate).

En España su colaborador más asiduo ha sido el profesor Jaume Llibre, de la Universidad Autónoma de Barcelona. Sotomayor siempre ha gozado de un enorme cariño y pretigio en la comunidad española de ecuaciones diferenciales y sistemas dinámicos.

Se va un gran matemático, que supo inspirar a docenas de jóvenes matemáticos. Descanse en Paz.

Aquí lo podemos recordar en una conferencia

Imagen de previsualización de YouTube

En esta otra, Jorge Sotomayor recuerda a su colega Carlos Gutiérrez, tristemente fallecido en 2008, y hace un interesantísimo repaso histórico de todo ese grupo brasileño

Imagen de previsualización de YouTube

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

 

Etiquetas: , ,
Categorias: General

El empleo matemático que viene

Las matemáticas han experimentado un cambio sustancial en sus salidas profesionales, y se han convertido en una garantía de empleo, ya no sólo en el sector académico, sino principalmente en el sector industrial y tecnológico. En esta entrada daremos algunos datos en los stados Unidos que, en gran medida, creemos extrapolables a nuestro país.

Estos datos están extraídos de la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics, BLS). En 1884 se creó la Oficina de Trabajo en el Departamento de Interior, y en 1888, se convirtió en un departamento independiente durante casi 15 años antes de incorporarse al Departamento de Comercio y Trabajo en 1903. En 1913, la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) fue transferida al recién creado Departamento de Trabajo.

Las tareas de la BLS on múltiples, todas ellas relacionadas con el empleo de una u otra manera. Recientemente han publicado Consulte las proyecciones de empleo para el período 2020-30, incluidas las ocupaciones que más crecen en general, las ocupaciones que se espera que tengan el mayor número de nuevos puestos de trabajo, las ocupaciones que más crecen y que requieren una licenciatura o más, y las ocupaciones que más crecen y que requieren algún tipo de educación postsecundaria.

El informe dice cosas como esta:

Se espera que las profesiones informáticas y matemáticas experimenten un rápido crecimiento del empleo, ya que se prevé una fuerte demanda de seguridad informática y desarrollo de software. Se espera una fuerte demanda de seguridad informática y desarrollo de software, en parte debido a la mayor prevalencia del teletrabajo estimulada por la pandemia del COVID-19. La demanda de nuevos productos asociados al Internet de las Cosas (IoT), y para analizar e interpretar grandes conjuntos de datos también se espera que contribuya a un rápido crecimiento del empleo para estas ocupaciones, que incluyen a los estadísticos analistas de seguridad de la información y científicos de datos.

Por el contrario:

Se espera que los cambios tecnológicos que facilitan una mayor automatización den lugar a un descenso de las ocupaciones de apoyo administrativo y de oficina, las ocupaciones de ventas y las ocupaciones de producción de producción.

Este gráfico muestra las diez ocupaciones que más crecerán, y entre ellas están tres directamente relacionadas con las matemáticas: estadísticos, analistas de la seguridad de la información y científicos de datos y otras ocupaciones matemáticas:

 

En este otro gráfico se redunda en la misma previsión, indicando el cambio porcentual proyectado por grupos ocupacionales:

Se ve además la proyeccuión debida a los efectos de la Covid-19, que no afecta a las matemáticas.

Son pues buenas noticias para la profesión matemática, y deberíamos estar preparados para asumir este futuro que ya está ahí.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

Etiquetas: , ,
Categorias: General

El año en el que von Neumann se arruinó en el casino de Montecarlo

Leyendo el maravilloso libro de Maria Konnikova, El gran farol, recientemente publicado en español por Libros del Asteroide, me he encontrado con una descripción de cuando John von Neumann, todavía no tan famoso, quiso saltar la banca en el casino de Montecarlo, se arruinó pero conoció a la que luego fue su segunda esposa, Klára Dán.

Klári Dán

Según cuenta Konnikova: “El hombre extraño está sentado a la mesa de la rulta. No es tanto su aspecto físico lo que llama la atención: pelo negro engominado, entradas pronunciadas a la altura de las sienes, gesto de concentración, tupidas cejas que no tienen nada que ver con las de los esperanzados jugadores que lo rodean. Se trata más bien de los enormes papeles que tiene frente a sí, cubiertos por líneas ordenadas de letras y números indescifrables; un compendio de algo parecido al orden en mitad del caos del juego. Para Klari, ejerce una atracción innegable. Ella siempre ha tenido habilidad para las matemáticas. Se acerca a echarle un vistazo.”

Klári es Klara Dan, a la sazón acompañad de su tercer marido. Se presentan (Johnny, lo llama ella) le cuenta que tiene un sistema para ganar en el juego, un sofisticado cálculo de probabilidades en el que ha incluido un parámetro para calcular la posibilidad de que la casa haga trampas. Klári se va a tomar unos cócteles mientras Johnny apuesta y lo pierde todo. Es entonces cuando se acerca a ella y se sienta a su mesa. A la copa invita Klári, Johnny se ha quedado in blanca.

Las consecuencias de est encuentro serán importantes, para la vida de los dos personajes (Klári se divorcia de su tercer marido y se casa con John, divorciado de su primera esposa, Mariette Koevesi), y para las matemáticas y la ciencia.

Klári y John von Neumann

Pero expliquemos quién era esta mujer que tanto impresionó a von Neumann. Klári nació en Budapest el 18 de agosto de 1911, hija de Károly Dán y Kamilla Stadler, en una familia de buena posición económica. Cuando se instauró en Hugría una república soviética (la de Béla Kun), se trasladaron a Viena, volviendo a Budapest al término de esa etapa política comunista. Dán fue un personaje con cierta popularidad, por ejemplo fue campeona nacional de patinaje artístico. Se casó con Ferenc Engel en 1931 y con Andor Rapoch en 1936, y fue tras su encuentro en Montecarlo cuando contrajo nuevas nupcias en 1938 con von Neumann.

Marchó a Estados Unidos, a Princeton, en compañía de John,  cuando éste fue llamado a Los Álamos para el proyecto Manhattan, ella continuó en Princeton, y aunque no tenía estudios más allá del bachillerato, trabajó en proyecciones demográficas en la Oficina de Investigación Demográfica de la universidad. Rápidamente fue ascendida, aunqu rechazó la oferta de un puesto académico en la universidad.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, se trasladó también a Los Álamos donde ayudó a von Neumann en la programación de la máquina MANIAC I, y luego en el ENIAC. Klári fue una de las pioneras en estas tareas. De hecho, los primeros programas que se ejecutaron en el ENIAC en su nueva forma fueron escritos por Klári, y eran simulaciones de lo que se llama ahora método de Montecarlo, para calcular las trayectorias de los neutrones a través de una bomba atómica.

La muerte de Klári fue trágica. Tras el fallecimiento por cáncer de von Neumann, se casó con el oceanógrafo Carl Eckart en 1958 y se trasladó a La Jolla, California. En 1963 se dirigió a la playa y se metió en el mar hasta ahogarse. Su muerte fue oficialmente calificada de suicidio. Desde hacía años padecía fuertes depresiones cada vez más fuertes. Solo recientemente se le ha dado a Klári Dán el mérito que tuvo en la programación. Aunque la invención del método de Montecarlo se asigna a Stanislaw Ulam y a John von Neumann, no cabe duda de que las aportaciones de Klári fueron esenciales.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

Etiquetas: , , ,