web analytics

Persiguiendo estrellas, descifrando triángulos

¿A dónde vas, Gilgamesh?

La vida que tú buscas

nunca la encontrarás.

Poema de Gilgamesh

 

Estos últimos meses han supuesto una dedicación al estudio de los triángulos, para escribir un libro más con mi compañera habitual de escritura, la querida/odiada Ágata Timón, que abrirá una nueva aventura matemática a la que esa manía de pisar charcos me lleva con demasiada frecuencia. Por lo tanto, hoy hablaremos de triángulos, pero también de estrellas, pues hoy, 24 de mayo, es el día de Esther (Estrella).

La diosa Ishtar

No hace mucho, en una entrada de este blog con mi colombiana favorita, Viviana Márquez, recordábamos las palabras de Galileo Galilei en Il Saggiatori:

“La filosofia è scritta in questo grandissimo libro che continuamente ci sta  aperto innanzi a gli occhi (io dico l’universo), ma non si può intendere se prima non s’impara a intender la lingua, e conoscer i caratteri, ne’ qua li è scritto. Egli è scritto in lingua matematica, e i caratteri son triangoli, cerchi, ed altre figure geometriche, senza i quali mezi è impossibile a  intenderne  umanamente  parola;  senza  questi  è  un  a ggirarsi  vanamente  per  un  oscuro laberinto”.

Así que los triángulos son los caracteres del universo, y con ellos aprenderemos a comprenderlo, y sus estrellas (somos polvo de estrellas) abrirán para nosotros sus misterios. Porque los triángulos nos sirven para medir la curvatura y así desvelan la geometría oculta del mundo en el que vivimos. En efecto, un triángulo geodésico sobre una esfera desvelará un exceso de curvatura, y otro sobre una hiperbólica señalará la curvatura negativa.

Dibujo tomado del Blog La ciencia de la mula Francis

Triángulos que nos sirvieron para medir el meridiano y ajustar la geografía del planeta mediante la técnica de las triangulaciones, y que sirven para señalar donde estamos y que rumbo tomar mediante la técnica de las trilateraciones y el GPS.

Y hoy es el día de Esther, cuya historia narra el Libro de Esther del Viejo Testamento, la esposa judía del rey de Persia, Asuero. Esther, quién salvó a sus compatriotas judíos que iban a ser exterminados al dar a conocer su condición racial a Asuero. Su nombre original era Hadassah que significaba mirto, pero lo cambió al entrar en el harén persa. Su hazaña se conmemora cada año en la fiesta judía de Purim, la fiesta de las suertes, pues el primer ministro Amán había elegido así el día del exterminio. En el Purim se lee la Meguilá, el Libro de Esther, a gran velocidad, y los que escuchan deben hacer ruido con matracas cuando se pronuncia el nombre de Amán, para que dicho nombre sea borrado de la memoria.

Lienzo de Art de Gelder mostrando a Esther y su primo escribiendo cartas a los judíosMardoqueo

Esther toma su nombre de Ishtar, la diosa babilónica del amor y la belleza, de la vida y de la fertilidad, asociada a Venus, y simbolizada por una estrella de ocho puntas.

La estrella de ocho puntas, símbolo de ishtar

El simbolismo de las estrellas es omnipresente a lo largo de la historia, porque no tenemos mas que mirar hacia arriba y ver ese cielo tachonado de estrellas. Si la judía Esther no tuvo temor en desvelar su condición a Asuero, los judíos que la siguieron fueron perseguidos y señalados con las estrellas amarillas de David; por cierto, una estrella formada por la intersección de dos triángulos en sentidos opuestos.

Estrellas que nos sirven de guía en la noche, como la Estrella Polar señalando un Norte esquivo; o Sothis, nuestro Sirio, señaladora de las crecidas del Nilo; o Las Pléyades, observadas por los mayas.

Estrellas que son usadas una y otra vez en poemas y canciones, como en esta reciente de David Bowie:

Stars are never sleeping

Dead ones and the living

We live closer to the earth

Never to the heavens

The stars are never far away

Stars are out tonight

Imagen de previsualización de YouTube

Al final del día, comprendemos que nos pasamos nuestras vidas persiguiendo estrellas que no alcanzaremos nunca; yo confieso por mi parte que soy un pésimo discípulo del maestro Galileo Galilei.

____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*