La formación predoctoral en el CSIC

Las becas (ahora contratos) predoctorales han sido desde hace décadas uno de los pilares de la investigación en España. Han permitido la formación de nuevos investigadores y la transmisión de ideas y tecnologías esenciales para consolidar un colectivo estable de investigadores. Como veremos en esta entrada, el CSIC ha perdido atractivo para los investigadores predoctorales, que quizás ven un futuro más incierto en esta institución que en otras, tal y como está ocurriendo con los investigadores Ramón y Cajal.

Sede central el CSIC

Sus dos formatos principales son las llamadas FPI (asociadas a un proyecto que ha conseguido ser financiado en las convocatorias competitivas correspondientes y al que se le ha asignado ese contrato), y las FPU (que se pueden solicitar sin estar condicionados a que el proyecto sea adjudicatario de un tal contrato). En general, hay más candidatos para cada contrato en las FPU y menos en las FPI, aunque la duración, cuantía de ambas y las condiciones de trabajo seann similares. Las FPI son financiadas por el MINECO y las FPU por el MECD.

El pasado día 25 de septiembre se publicó la resolución de concesión de las ayudas a contratos predoctorales (FPU). En la convocatoria se convocaban 850 ayudas y se han concedido un total de 827, de las cuáles al CSIC se le han concedido como centro de adscripción 54 ayudas a contratos predoctorales. En las universidades, destacan la Universidad de Granada, que ha obtenido 88 ayudas, la UCM 54, la Universitat de Valencia 43 y la UAM, 41.

Doctorandos en el ICMAT

El CSIC, con 122 institutos de investigación, ha sido siempre un receptor natural de contratos y becas predoctorales, por su competitividad, tanto de FPIs como de FPUs. En los últimos 5 años se ha producido una importante disminución en el número de investigadores predoctorales en formación:

 

ENTIDAD FINANCIADORA

2012

2013

2014

2015

2016

CSIC: JAE-PRE

954

681

169

167

5

MINECO: Formación Personal Investigador (FPI)

931

858

667

761

628

MECD: Formación Profesorado Universitario (FPU)

233

241

189

222

172

Otros(Fundaciones, CCAA)

125

92

30

41

32

TOTALES

2243

1872

1055

1191

837

Y estas son las previsiones para 2017 en FPI y FPU según las recientes publicaciones ministeriales:

•          FPI: 186

•          FPU: 54

Uno de los problemas que enfrenta el CSIC es la colaboración con las universidades en los Programas de Postgrado (máster y doctorado). Aunque el CSIC mantiene sus programa spropios en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), la mayor parte de las tesis se realizan con las universidades públicas. Pero incluso en los institutos mixtos, las relaciones no son todo lo estrechas que sería deseable. Este es un tema todavía sin resolver en la mayoría de los institutos mixtos, aunque se siga colaborando ya que los investigadores usan los acuerdos existentes que les permiten la dirección de tesis doctorales.

Si bien la bajada en el número de contratos FPI y FPU en el CSIC podría ser achacable a la bajada en la financiación por parte de los Ministerios, existen más convocatorias predoctorales competitivas, tanto nacional como internacionalmente, y en las que el CSIC debería fijar su interés (a destacar  son las ayudas o becas de la fundación de La Caixa), que les ofrecen mejores condiciones económicas y atractivos complementos como planes de formación para el predoctoral en diferentes ciudades españoles (formación transversal relacionada con gestión del doctorado y de la investigación en general), acceso a una red de becarios y un incremento del reconocimiento internacional de esta modalidad de beca. Se añade a esto la reducción (14%) en la plantilla investigadora en el CSIC desde 2011, lo que implica un menor número de directores de tesis.

En definitiva, todo suma, y el resultado es que finalmente haya menos solicitantes con el CSIC como centro de adscripción y por lo tanto menos contratos predoctorales.

Atrás queda el programa propio JAE, que contemplaba una auténtica carrera científica con los JAE INTRO, JAE PRE y JAE DOC, que se complementaba con los programas de los ministerios y los autonómicos. Eran tiempos de bonanza económica pero también de diseño de estrategias, y estas últimas vienen siempre bien cuando los recursos disminuyen.

En cuanto al reclutamiento de investigadores en formación, el Departamento de Postgrado y los institutos realizan campañas de visibilidad para atraer a los mejores estudiantes, siendo uno de los banderines de enganche más efectivos las becas JAE INTRO, llamadas anteriormente Becas de Introducción a la Investigación (las populares “becas de la bicicleta”, porque se realizaban en julio y septiembre), así como el programa de becas de máster Severo Ochoa. Si se añade, como en el caso del ICMAT, una Escuela JAE de Matemáticas, se consiguen excelentes candidatos para las becas. Y esto no es una competencia con las universidades, porque al final es en ellas donde desarrollan sus programas de máster y doctorado, y en donde defienden sus tesis doctorales. Todos ganan.

En cualquier caso, el CSIC debe afrontar este tema con decisión, porque una parte de su futuro descansa en estos programas de formación.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*