Graffiti y Matemáticas. ¡Botes, cámara, acción!

“Pintando así, no pintas nada” Campaña municipal para erradicar graffitis y pintadas dirigida a los estudiantes de ESO y primaria del centro de Madrid.

Ayuntamiento de Madrid, 05/05/2007

El Reina Sofía presenta un catálogo con graffitis sobre el Guernica. Al acto asistirán los máximos representantes internacionales de esta técnica.

El Cultural de El Mundo, 22/06/2007

Ante esta aparente contradicción, el Instituto de Ciencias Matemáticas quiere hacer sus propias deducciones lógicas y ha convocado “Graffiti y Matemáticas”, un taller-concurso en el que estudiantes de ESO y Bachillerato realizarán, conjuntamente y dirigidos por un artista experimentado, un mural con motivos matemáticos. Para ello contará con dos socios en la organización: el IES Beatriz Galindo y el IES Ramiro de Maeztu.

¿Pieza de museo o acto de vandalismo urbano?

 Grafiti, como próximamente aparecerá escrito en el diccionario de la RAE, nos remite al término grafito, que cuenta con dos acepciones:

1. m. Escrito o dibujo hecho a mano por los antiguos en los monumentos.

2. m. Letrero o dibujo circunstanciales, generalmente agresivos y de protesta, trazados sobre una pared u otra superficie resistente.

A nosotros no nos valía ninguna de los dos, así que preferimos conservar la grafía inglesa y acogernos al artículo de la Enciclopedia Británica que lo define como una “forma de comunicación visual, usualmente ilegal…”. O como a nosotros nos gustaría decir, haciendo una doble negación: “forma de comunicación visual, excepcionalmente legal”.

Quien firma estas líneas no ha cogido un bote en su vida, pero entiende y admira el graffiti como técnica. El graffiti de nuestro “graffiti y mates” no es el perseguido por el Ayuntamiento de Madrid, sino el que aspira a entrar en el Reina Sofía. No es mensaje convertido en técnica, sino técnica al servicio de un mensaje, en nuestro caso, las matemáticas.

El porqué, una perspectiva muy personal

Cuando entré a formar parte de la comisión de cultura matemática del ICMAT, ya conocía las actividades que se realizaban, entre las que destacaban las mesas redondas y conferencias en institutos. Funcionaban perfectamente, así que mi principal preocupación era si estábamos llegando a todos los sectores del público, o había gente que, pese a oírnos, no nos escuchaba. Tenía claro el gran papel de estas actividades para despertar el interés por las matemáticas, pero me daba la impresión de que lo hacían especialmente en aquellos alumnos que ya lo tenían.

Para poder ampliar nuestro radio de acción necesitábamos alguna circunstancia que implicara a alumnos independientemente de sus conocimientos matemáticos, y que por otra parte diese pie a una actividad interesante por sí misma. Matemáticamente hablando, podríamos decir que necesitábamos definir una variable cuya correlación con las matemáticas fuese menor o igual que cero. El graffiti fue la elegida. Sospechábamos que los alumnos que prefieren los muros a las pizarras no son precisamente los más interesados en matemáticas. Así que este partido habría que jugarlo “fuera de casa”.

Cuando les presenté esta idea a mis compañeros de la comisión y al director del ICMAT, me mostraron todo su apoyo y comenzamos a diseñar la actividad. Desde este primer día tuve una misión clara: encontrar un graffitero dispuesto a colaborar con nosotros.

DiGo.ARt, el artista

A través de un amigo común (gracias, Rafa) conocí a DiGo.ARt. Tras varias conversaciones telefónicas, nos vimos en los jardines de la Residencia de Estudiantes. Allí me mostró sus trabajos y comprobé que la técnica no iba a ser un problema, pero no acabamos de conectar conceptualmente. Verbalmente, no fui capaz de moverle de su primera idea de representar a Pitágoras con su teorema detrás, a Thales con su teorema detrás, al estilo de panteón matemático de los antiguos.

El motor se encendió cuando le mandé un enlace a la exposición virtual La frontera entre el Arte y las Matemáticas.

Empezó a entender mejor mi idea, y yo comencé a conocer mejor el mundo del graffiti. En cierto modo, esta exposición le recordaba a las obras de ciertos grupos de escritores (como se les llama en el mundo del graffiti) cercanos al diseño gráfico. Me recomendó que viese la página de uno de ellos: “Boa Mistura” (http://www.boamistura.com/). Me resultó realmente fascinante y comprobé que, curiosamente, fue uno de los cuatro participantes en el catálogo del Guernica del Reina Sofía en 2007.


Biografía de DiGo.ARt

DiGo.ARt nace en Madrid y desde su juventud indaga en el mundo del graffiti, comenzando a bocetear piezas en su cuaderno, utilizando las paredes como medio para transmitir sus inquietudes, y evolucionando hasta una perspectiva social, en la que busca la interacción sensitiva y emocional del público con sus obras. Su inquietud y búsqueda de un estilo propio le han hecho progresar con el paso de los años, introduciendo nuevas técnicas en el arte urbano basadas en la utilización del spray, rodillos, brochas…

Este artista autodidacta no cesa nunca su investigación, haciendo trabajos cada vez más personales y característicos que le han llevado al reconocimiento del público. Ha colaborado con los ayuntamientos de Algete y Fuente el Saz, organismos como Cruz Roja Española, y empresas privadas como Gsus y Tiendas Natura.

El taller-concurso

El primer paso era convocar un concurso de ideas para los estudiantes. Además del boceto de su graffiti matemático, era importante pedir fotos de sus anteriores trabajos, para asegurarnos de que en dos días podían llevar al muro su proyecto.

La organización ofrecería

Ahora tocaba darse a conocer.

La distribución

Le encargamos a DiGo.ARt un cartel que consiguiese llamar la atención de un público que sólo él conocía. Nos envió una primera propuesta. Nos pareció bien, pero él quería seguir trabajando. Nos presentó otra más. Nos encantó, pero todavía tenía ideas que quería sacar de su mente, así que nos sorprendió con el tercer y definitivo cartel, que gracias al IES Beatriz Galindo apareció a los pocos días en los centros de la Comunidad de Madrid.


Junto con el cartel creamos los medios de contacto más directos: la página web www.icmat.es/graffiti, que ha llegado a las cien visitas, y la dirección graffitimates@gmail.com.

 Además de todo esto, algunas páginas del mundo del graffiti como positivos.com se han hecho eco de nuestra propuesta:

Los estudiantes

Del 4 al 9 de octubre ya hemos recibido cinco bocetos de distintos centros, además de mensajes preguntándonos por la convocatoria e incluso valorándola. “Me convence mucho la idea de un mural legal donde plasmar nuestras ideas y bocetos de calculadoras gigantes y cosas de matemáticas.”, nos comentó Pablo Martínez en un mensaje como si un miembro de la organización se lo hubiese dictado. Y sin intención de destripar el futuro mural, entre los bocetos que han llegado, Gonzalo Aldeano nos envió una frase en la que nos hemos visto reflejados.



Próximamente en las mejores salas

El plazo de entrega estará abierto hasta el 24 de octubre. En ese momento, DiGo.ARt seleccionará a su equipo de graffiteros, con los que se reunirá a finales de octubre. Será el momento de conectar las ideas entre sí, mejorarlas, conocerse y dejarlo todo listo para que los días 12 y 13 de noviembre no se pierda ni un minuto en otra cosa que no sea pintar.

Y con la intención de llegar un poco más lejos, esperamos contar con los alumnos y profesores de audiovisuales del IES Ramiro de Maeztu para que graben un pequeño documental sobre la actividad, desde los primeros bocetos al resultado final. Además del valor sentimental para los estudiantes participantes y los organizadores, es otra circunstancia que nos ayuda a que las matemáticas lleguen a un público poco habitual: alumnos de audiovisuales.

Si quieren saber el final de esta nueva producción, visiten la página www.icmat.es/graffiti. Para empezar, el día 26 de octubre aparecerán los estudiantes seleccionados, ¿estarán Gonzalo y Pablo entre ellos?

 


Roberto Rubio Núñez, Instituto de Ciencias Matemáticas (CSIC-UAM-UC3M-UCM).

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Una idea brillante!

el graff no es vandalismo… el graff es arte

¡Ay, qué error! El 99% del graffiti es vandalismo. "Graffiti legal" es un oxímoron. El mensaje que se transmite con este tipo de iniciativas es lamentable.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*