Una voz única para la ciencia

ICSU (International Council of Science) e ISSC (International Social Science Council) afrontan en octubre uno de sus mayores desafíos: unir los dos consejos científicos más importantes y que engloban en su conjunto a toda la ciencia mundial. Ciencias naturales y ciencias sociales ofrecerían así una voz única para todas las ciencias, una voz que debería ser oída en todas las cancellerías de los países; una voz única que llegue a toda la sociedad y le acerque el avance científico y la haga consciente de que la ciencia es la única solución para los problemas que afronta la humanidad; una visión que una a todos los científicos bajo una misma bandera, la humanidad, su bienestar, su progreso, su continuidad.

Logo de ICSU

Unir dos consejos tan diversos en sus estructuras organizativas como en sus costumbres científicas está resultando una tarea compleja, pero la firme decisión de ambos comités ejecutivos, refrendada por la reciente Asamblea General conjunta en Oslo el 24 de octubre de 2016, está sirviendo para allanar el camino.

Quisiera salientar un logro de este camino, que como dijo el poeta español Antonio Machado, “se hace al andar”, y es el mejor y mutuo conocimiento que ha ido surgiendo entre los miembros de las dos ejecutivas. Sin duda alguna, este entendimiento será útil para construir el camino que todavía falta.

Digamos también que se ha instalado una opinión de que este objetivo era imprescindible, y que no tiene vuelta atrás. Las reuniones, con sus inevitables acuerdos y desacuerdos, transcurren de una manera fluida; los acuerdos son en temas trascendentales, y los desacuerdos son solo en los detalles, y por lo tanto, fácilmente subsanables. Un primer borrador de Estatutos de la nueva unión está ya en debate, así como todo lo concerniente a presupuestos, cuotas, estructura interna, etc.

El último acto de esta unión tendrá lugar en la próxima Asamblea General en Taipei (Taiwan), en octubre, y todos confiamos en que los miembros de ambos consejos emitan un voto favorable que ratifique las decisiones de Oslo.

¿Por qué es importante esta unión? En primer lugar, es aconsejable que no haya distinción entre unas ciencias y otras, abolir de una vez por todas esa división de las dos culturas de C.P. Snow. Pero, además, afrontar los graves problemas de nuestro planeta requiere no sólo el uso de las ciencias naturales; un planeta superpoblado, con enormes problemas sociales, amenazado por migraciones masivas debido al cambio climático, requiere la visión de las humanidades y las ciencias sociales: la economía, la sociología, se deben unir a las matemáticas, la física, la química, para resolverlos.

En octubre de este año podemos estar celebrando un gran logro, allí depositamos nuestras esperanzas.

 

PD. La versión en inglés de esta entrada ha aparecido en el Newsletter de la Unión Matemática Internacional (IMU) IMU-Net 84: July 2017. Aprovechamos la ocasión para animar a todos nuestros lectores a suscribirse a este boletín de IMU siguirndo una de estas vías:

1. Click on http://www.mathunion.org/IMU-Net with a Web browser and go to the “Subscribe” button to subscribe to IMU-Net online.

2. Send an e-mail to imu-net-request@mathunion.org with the Subject-line:

Subject: subscribe

———

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU)

 

 

 

Guardar

Guardar

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Vaya disparate, para que algo sea ciencia tiene que seguir una metodología …

No entiendo cuál es el disparate. Estamos trabajando para que los dos grandes consejos internacionales de la ciencia se unan bajo uno solo. Las grandes uniones científicas: IMU, IUPAP, IUPAC, IAU, etc. y todas las naciones, bajo un mismo paraguas: la ciencia

(requerido)

(requerido)


*