web analytics

Posts etiquetados con ‘ICMAT’

¿Por qué España no tiene una medalla Fields en Matemáticas?

Ese mes de agosto hemos publicado una serie de entradas en Matemáticas y sus fronteras sobre el Congreso Internacional de Matemáticos de Río de Janeiro, contando las decisiones tomadas en la Asamblea General de la Unión Matemática Internacional (IMU) celebrada unos días antes en Sao Paulo, así como trazando los perfiles de los premiados, entre ellos, los cuatro medallistas Fields.

Una de las preguntas que muchas veces me hacen los periodistas españoles es precisamente la que da título a esta entrada: “¿Por qué España no tiene una medalla Fields en Matemáticas?”. Pues aquí van mis opiniones sobre el tema, que son personales, naturalmente, pero fruto de muchos años de experiencia como miembro activo de la comunidad matemática española así como mi paso por la propia IMU.

La primera cuestión es si tenemos candidatos que puedan hacer un buen papel, candidatos que puedan competir para un nivel tan elevado como es el de un medallista Fields. Y sí hay, muy pocos, y alguna vez he citado algún nombre de los que trabajan en España. Y quizás ahora alguno más en el extranjero. Pero no muchos.

Como segundo punto de debate, uno se puede preguntar por la calidad de la investigación matemática en España. En los noventa del siglo pasado, el campo de las matemáticas había emprendido una dinámica de crecimiento en cantidad y calidad. En nuestro caso, desde una situación prácticamente sin investigación relevante, se había alcanzado un gran nivel. A la vez, se consiguió un aumento notable de la internacionalización, aunado a una consolidación institucional con la reconstrucción de la Real Sociedad Matemática Española (RSME) y la creación del Comité Español de Matemáticas (CEMAT). Quizás el momento de mayor trascendencia fue la celebración en agosto de 2006 del Congreso Internacional de Matemáticos en Madrid. En 2007 todo quedó además pactado con el Ministerio de Ciencia y Tecnología para solicitar el paso de España del Grupo IV al V en IMU (el grupo V da derecho a cinco votos y el máximo en la Unión). La crisis y una inadecuada gestión por los propios matemáticos se llevó todo esto por delante, y el patrimonio generado por el ICM2006 se perdió en gran medida.

Nos podemos también preguntar sobre los instrumentos que poseemos para identificar y cuidar a nuestros talentos matemáticos. Si uno observa los perfiles de los ganadores de medallas Fields, verá que, en muchos casos, han sido previamente ganadores de medallas de oro en las Olimpiadas Matemáticas Internacionales (IMO en sus siglas inglesas). En España se celebra la Olimpiada Matemática desde hace muchos años, de manera ejemplar, de la mano de la RSME, habiendo incluso organizado una IMO en 2008. Y también tenemos una Olimpiada Matemática en años más tempranos que organiza la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM). Y que decir del exitoso Programa Estalmat puesto en marcha hace unos 20 años por la Real Academia de Ciencias. Tenemos pues instrumentos adecuados para identificar los talentos matemáticos. Falta quizás una mejor coordinación entre todos ellos, pero el gran problema es sin duda la falta de financiación estable adecuada; la pública se reduce a la eventual que se pueda conseguir cada año de la FECYT, lo que aportan algunas Comunidades Autónomas, y la del Ministerio de Educación. Y tenemos muy reciente el bochornoso espectáculo que hemos sufrido de la falta de financiación para asistir a las Olimpiadas Internacionales, espectáculo que quisiéramos desterrar para siempre de nuestras vidas. Y quiero señalar un grave peligro: algunos de los estudiantes brillantes identificados en las Olimpiadas Matemáticas ya deciden hacer su carrera en prestigiosas universidades extranjeras, ante el futuro que vislumbran en España y la falta de prestigio internacional de sus universidades: Oxford o Cambridge se perfilan como mejores opciones, por citar solo dos ejemplos.

El último punto al que me quiero referir es al sistema de nominaciones para las medallas Fields. Hace falta una coordinación en las mismas, no puede haber nominaciones (cuando las hay) de múltiples instituciones. Para que una nominación sea fuerte, hay que contar con un buen candidato respaldado por toda la comunidad matemática, sin fisuras. Resulta fácil no tener en cuenta un candidato nominado por una institución particular (sin falsas hipocresías, no es lo mismo una nominación que viene de Stanford o Harvard que una de una universidad española), pero si una candidatura viene de todas las sociedades matemáticas, centros de investigación, Reales Academias y universidades, habrá al menos que examinarla con cuidado, tendrá su peso. Me temo que eso no está ocurriendo.

Finalmente, quería señalar que otro punto cumbre en la comunidad matemática española fue la creación del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), primer centro del CSIC y primero en Matemáticas en conseguir el galardón Severo Ochoa, 12 proyectos del European Research Council avalan su prestigio. De este instituto muchos esperaban que pudiera salir un medallista Fields en unos pocos años. Por otra parte, la puesta en marcha del Basque Center for Applied Mathematics (BCAM) permitía una excelente interacción. Desgraciadamente, la pésima gestión de la anterior presidencia del CSIC con los actuales rectores de UAM, UC3M y UCM, ha supuesto un terrible varapalo para el ICMAT, del que le va a costar mucho recuperarse, a menos que se tomen medidas correctoras urgentes.

La última pregunta que me suelen hacer los periodistas es: “¿Cuándo tendremos un medallista Fields español?”. Y respondo que ojalá no nos pase como al italiano Alessio Figalli quién no encontró ninguna universidad ni centro de investigación en Italia y tuvo que emigrar, obteniendo su medalla Fields como profesor en la Universidad Politécnica de Zürich. A tiempo estamos todavía de evitar un caso parecido.

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas: , , , , , ,
Categorias: General

Diez años de ICMAT

Hoy, hace diez años, se firmaba el Convenio de creación del Instituto de Ciencias Matemáticas, el 29 de octubre de 2007. Un convenio que tuvo un largo recorrido desde la decisión de ponerlo en marcha en 2005 por parte de la dirección del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), presidida por Carlos Martínez Alonso.

Ya en 2005, lo que entonces era un Departamento de Matemáticas del Instituto de Matemáticas y Física Fundamental (IMAFF), pudo presentar una propuesta independiente para el Plan Estratégico 2006-2009. Este plan fue evaluado por una Comisión externa encabezada por Jean-Pierre Bourguignon, actualmente presidente del European Research Council (ERC). El instituto se fue configurando finalmente como un instituto mixto entre el CSIC y tres de las universidades madrileñas (UAM, UC3M y UCM), con los objetivos siguientes (tal y como reza la introducción al citado convenio):

“ … cauce conveniente para la coordinación y el desarrollo de la actividad investigadora en Ciencias Matemáticas buscando su intensificación y la creación de canales convenientes para la transferencia del conocimiento matemático a otras ciencias y a los sectores tecnológicos, industriales y financieros.”

Tuve el honor de ser nombrado Director en funciones para llevar adelante todo el proyecto, aunque mi trabajo por las matemáticas en el CSIC comenzó una mañana de enero de 1986, cuando aterrizé en el campus central de Serrano y ocupé mi despacho de Serrano 123, como Investigador Científico, y encontré una situación devastadora de la disciplina en esta institución. Por lo tanto, esa firma de 2007 significó en mi caso una enorme satisfacción, un gran logro que dejaba atrás 21 años de lucha por recuperar para las matemáticas su lugar natural en el CSIC. Como decía entonces (y sigo manteniendo): “el CSIC no puede vivir sin las matemáticas, ni la comunidad matemática española puede ser eficiente sin el CSIC”.

El ICMAT se había ido conformando, en lo que tocaba al CSIC, fundamentalmente con contratados Ramón y Cajal, investigadores que luego han sido los receptores de hasta diez proyectos del European Research Council, hasta hace dos años, el récord entre los centros de investigación matemática europeos. Estos éxitos han ido acompañados de muchos otros logros, como la Cátedra AXA de David Ríos Insúa, una de las cuatro existentes en España en todos los campos científicos y la única de todo el CSIC.

El ICMAT pudo gozar de una sede propia, un magnífico edificio en el campus de la UAM, que en un principio iba a ser solo para el ICMAT, pero que fue aumentando su presupuesto y envergadura para alojar también al Instituto de Física Teórica.

Desde mi nombramiento inicial en funciones (formalmente el 19 de enero de 2008), mi trabajo estuvo siempre al servicio de las cuatro instituciones y el instituto; pasé a ser director el 12 de julio de 2012 (tras una elección por unanimidad), y ya no pude terminar mi mandato por las causas que todos conocen. Ahora, desde el 2 de septiembre de 2017, he recuperado la dirección, y ya veremos lo que nos depara el futuro.

No puedo estar más que orgulloso de haber liderado este proyecto, que nunca ha tenido un camino de rosas por delante; al contrario, se le han puesto todos los obstáculos posibles. Pero ahí está, haciéndose un hueco en la excelencia matemática internacional, y respetado, porque se hizo en pocos años lo que otros fuera de España llevaban haciendo décadas.

Estos dos últimos años han sido de un cierto parón, porque el ICMAT compite en condiciones desiguales frente a sus pares internacionales, condiciones que solo pueden superarse con inteligencia y estrategia; pero la estrategia que se había desarrollado en años anteriores, ha prácticamente desaparecido. El otro factor determinante es la voluntad y la dedicación del que dirige, y de eso hemos adolecido un poco estos dos años. Como decía Abraham Lincoln: “Nearly all men can stand adversity, but if you want to test a man’s character, give him power.” Hasta tal punto ha llegado la situación, que he tenido que recordar hoy que el ICMAT cumple oficialmente diez años, porque a mis antecesores se le había pasado inadvertido. Hemos sufrido eso tan español de querer manejar el barco sin leerse el libro de instrucciones (leáse convenios y reglamentos). Quizás también por eso algunos ignoran que la transferencia estaba en el mismo germen del instituto, como dicta su convenio; de la mano de la ciencia excelente, por supuesto.

El ICMAT afronta una etapa compleja; por mi parte he tratado en estos dos meses que llevo de nuevo en la dirección, poner orden y estimular alguna estrategia medio olvidada. Pero lo que sea el ICMAT en los próximos años va a depender del compromiso de sus investigadores, de que desaparezca el sectarismo, y que las decisiones (científicas y administrativas) se aprueben en los órganos correspondientes y no en los despachos.

_______

Manuel de León (CSIC, Fundador y Director del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General

Los matemáticos en Google Scholar

Acaba de hacerse público el Ranking of scientists in Spain, clasificados de acuerdo a los datos públicos que uno puede encontrar en Google Scholar Citations. Esta es la cuarta edición de este ranking, y fue realizada en la segunda semana de diciembre de 2016, por lo que los datos son muy recientes. Se ofrece el ranking de 23578 perfiles de un total de  37819 examinados.

El coordinador es el profesor Isidro F. Aguilló, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el estudio está subvencionado por el proyecto ACUMEN European Commission 7th Framework Programme, Capacities, Science in Society 2010. Grant Agreement 266632 y el CSIC Intramural 201310E040.

Lo primero que uno debe saber de este ranking es que solo se pueden considerar aquellos científicos que tengan un perfil en Google Scholar. Hacerse con uno es muy sencillo, basta tener un correo de gmail, y seguir unas instrucciones muy simples, como puede verse en esta presentación.

Las ventajas de este perfil son claras: no solo se gana en visibilidad sino que es muy fácil el ir añadiendo nuevos artículos, y cada vez que se cite uno de nuessros resultados, bien en otro artículo o en una tesis doctoral o en una presentación, recibiremos un aviso en nuestro correo electrónico. Lo único necesario es que el soporte donde nos citen esté en la red.

Otra gran ventaja de Google Scholar es que no está sujeto a la enorme presión que las grandes editoriales están sometiendo a otras métricas como Web of Science, que comienzan a desvirtuar sus objetivos.

He examinado el ranking para identificar a los matemáticos, lo que es siempre una tarea compleja porque surge en algunos nombres la duda de su afiliación como tales. He optado como siempre por un criterio amplio, así que aquí va esta lista de los 15 primeros (y agradecería cualquier comentario constructivo al respecto):

 

RANK NAME INSTITUTION H INDEX CITATIONS
10 Francisco Herrera Universidad de Granada 112 48259
115 Juan J Nieto Universidade de Santiago de Compostela 65 13567
123 Eugenio Oñate International Center for Numerical Methods in Engineering; Universitat Politècnica de Catalunya 64 15179
181 Vicent Caselles Universitat Pompeu Fabra 58 21927
254 Enrique Zuazua Basque Center for Applied Mathematics 54 11712
276 Juan Luis Vázquez Universidad Autónoma de Madrid 53 12392
385 Gabor Lugosi Universitat Pompeu Fabra 49 13145
498 José Luis Verdegay Universidad de Granada 46 11144
551 Jaume Llibre Universitat Autònoma de Barcelona 45 11212
557 Antonio Huerta International Center for Numerical Methods in Engineering; Universitat Politècnica de Catalunya 45 8504
709 J M Sanz Serna Universidad Carlos III de Madrid; Universidad de Valladolid 42 7102
763 Luis Vega Universidad del País Vasco Euskal Herriko Unibertsitatea 41 7947
777 Daniel Peña Universidad Carlos III de Madrid 41 6622
1070 Manuel de León Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 37 5219
1158 Ángel Sánchez Universidad Carlos III de Madrid 36 5043

 

Nótese que el ranking está ordenado de mayor a menor índice h (que es el número de artículos cuyas citas son mayores o iguales a h, cuando ordenamos los artículos de mayor a menor por número de citas). El puesto en la casilla de la izquierda es el que el interesado tiene en el ranking general.

Es también interesante el saber la situación de los investigadores del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y esta es la tabla:

RANK NAME INSTITUTION H INDEX CITATIONS
1070 Manuel de León Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 37 5219
1545 David Pérez García Universidad Complutense de Madrid 33 3688
2117 Francisco Marcellán Universidad Carlos III de Madrid 29 3665
2431 David Martín de Diego Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 28 2366
2948 Diego Córdoba Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 26 2223
3077 David R Insua Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 25 3029
3774 A Ibort Universidad Carlos III de Madrid; Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC 23 2234
4283 José M Arrieta Universidad Complutense de Madrid 22 1602
4286 Marco Fontelos Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 22 1594
4407 Ana M Mancho Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 22 1238
4612 Antonio Gómez Corral Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 21 1651
4709 Anibal Rodríguez Bernal Universidad Complutense de Madrid 21 1418
5110 Kurusch Ebrahimi Fard Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 20 1410
9277 Alberto Enciso Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 14 605

El consejo a los investigadores del ICMAT sería que TODOS se hiciesen un perfil con la afiliciación adecuada, consejo que extiendo a todos los matemáticos. La métricas basadas en Google Scholar son bastante más fiables que algunas otras y no sería de extrañar que fueran imponiéndose en el futuro próximo.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Guardar

Etiquetas: , ,
Categorias: General