El señor del cero. Lecturas matemáticas para jóvenes

Este verano que apenas ha comenzado es una magnífica ocasión para aventurarse en algunos libros concebidos esencialmente para jóvenes y que desarrollan un ameno contenido matemático. En Matemáticas y sus fronteras iremos reseñando alguno de estos títulos, con la intención adicional de señalar en qué pueden ser útiles para acercar las matemáticas a los estudiantes (aunque el consejo es válido para cualquier persona que tenga interés por la disciplina matemática).

El señor del cero es una novela muy popular, indicada para chicos mayores de 12 años, aunque yo creo que, con alguna ayuda, sería asequible para edades más tempranas. El argumento es como sigue. José Ben Alvar es un joven mozárabe, especialmente dotado para el cálculo, de ahí que reciba el apodo Sidi Sifr (el Señor del Cero). Espera por ello obtener el Premio del Califa que le facilitará el trabajo en la Secretaría de Palacio. Sin embargo, la envidiade uno de sus compañeros árabes hace que sea acusado de blasfemia ante el cadí, Ibn Rezi, persona justa y experta, que sabe reconocer la mentira y le aconseja que huya de Córdoba, facilitándole un destino y encomendándole la tarea de informarle, por carta, de la intención de los condes catalanes, que habían pactado paces con el Califa al margen de su rey, Lotario. En esa época, los condados catalanes dependían de los reyes francos. Y ahí comienza una apasionante aventura en la que se darán cita personajes reales con otros imaginados por la autora.

Entre los personajes históricos está Gerberto de Aurillac, quién fue elegido posteriormente Papa con el nombre de Silvestre II. Es precisamente ese contacto (imaginado, por supuesto) con José Ben Alvar el que le revela al futuro pontífice toda la potencia de la numeración arábiga frente a la romana y Gerberto de Aurillac al uso del ábaco. Ambos coinciden en el monasterio de Santa María de Ripoll, en Gerona. Cuando se convirtió en Papa, trató de obligar a que se utilizara el sistema decimal por parte de los clérigos occidentales, lo que facilitó enormemente el cálculo. Esto le costó una acusación de tener un pacto con el diablo y de inspirarse en obras de autores herejes.

La novela es una fuente de inspiración para los alumnos, y se pueden organizar numerosas líneas de trabajo, no sólo en matemáticas sino también en historia. Un libro muy recomendable.

Sobre la autora. María Isabel Molina (Madrid, 1941), es una escritora de nacionalidad española que ha cultivado principalmente los géneros de literatura juvenil y literatura histórica. Cursó estudios de perito mercantil, al término de los cuales desempeñó tareas de administración, trabajando posteriormente en una librería. Comenzó su relación con el mundo de la literatura a principios de los años sesenta cultivando la novela histórica y biográfica. Ha publicado relatos breves en revistas dedicadas al público infantil y juvenil. Ha colaborado en diversos programas de televisión. Su obra Balada de un castellano (Madrid: Doncel, 1970) fue seleccionada en junio de 2000 en el VI Simposio sobre literatura Infantil y lectura, organizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, como una de las cien obras de la Literatura Infantil española del siglo XX.

 

Datos bibliográficos del libro:

MOLINA, María Isabel

El señor del cero/ María Isabel Molina

Madrid: Alfaguara, 1996.

156 p.; 20 cm.- (Alfaguara Juvenil Serie Azul)

ISBN 84-204-4447-2

 

_____________

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, Real Academia Galega de Ciencias).

Compartir:

Un comentario

  1. The book is a source of inspiration for students, and can be used to develop many activities not only in mathematics but also in history.

Deja un comentario