web analytics

Archivo de agosto, 2018

Los kurdos no tienen amigos, salvo las montañas

El video elaborado por la Fundación Simons sobre el medallista Fields del ICM2018, Caucher Birkar, comienza con este recordando ese viejo dicho sobre su pueblo, los kurdos: “Los kurdos no tienen amigos, salvo las montañas”. Este dicho refleja muy bien la historia de los kurdos, siempre a caballo de países como Turquía, Irán, Irak, que nunca los han dejado ser un país propio.

 

Caucher Birkar

Caucher Birkar tuvo una infancia muy difícil, como muchos de los niños de su entorno, en medio de la guerra entre Irán e Irak, un escenario poco favorable para que un niño en una familia de granjeros desarrollase interés por las matemáticas. Su pueblo natal, Marivan, estaba en la frontera, y allí nació en 1978 Caucher, el tercero de seis hermanos. Fue su hermano Haider quién le enseñó matemáticas avanzadas, mucho más de lo que la escuela alcanzaba. Pero las matemáticas arraigan en territorios hostiles, como a veces pasa con algunas plantas en el asfalto o en el desierto, y en este caso, el genio natural de Caucher solo necesitaba algo de agua matemática.

Imagen de previsualización de YouTube

Tras una tesis en la Universidad de Nottingham, en 2004, Caucher Birkar lleva ahora doce años en Cambridge, en su Departamento de Matemática Pura, un entorno muy diferente al de su niñez. Y aquí es donde pudo explotar su talento. He de decir que pocas veces he escuchado una explicación mejor de la tarea de un matemático que la que él nos cuenta en este fantástico video. Caucher ve la tarea del matemático en dos etapas: una, disfrutar leyendo las maravillosas obras de lo que otros matemáticos han hecho hasta ahora, y una segunda en la que aprendes a volar y a descubrir las conexiones desconocidas entre esos momumentos.

Birkar es un refugiado, que llegó en 2000 al Reino Unido tras su graduación en Irán, en la Universidad de Teherán. Un recordatorio para todos nosotros, europeos, de que nadie es más que nadie, que el talento existe en cualquier parte del mundo, independientemente de culturas y razas. Y que las diferencias son solo debidas a las circunstancias coyunturales: pobreza o fanatismo de algunos.

Mientras que Alessio Figalli y Peter Scholze estaban en todas las quinielas, Caucher Bikar fue una de las sorpresas, aunque cuando uno examina su trabajo se da cuenta que él también tendría que haber estado en esas listas de potenciales ganadores. Su trabajo es realmente fascinante. Se enmarca en lo que se llama geometría birracional, que trata de establecer cuando dos variedades algebraicas (las que están definidas por ecuaciones algebraicas) son isomorfas. Vale recordar aquí para los menos duchos en matemáticas como la geometría se puede transformar en álgebra usando las ecuaciones que definen los espacios en cuestión: una circunferencia se puede ver como una ecuación cuadrática, una recta como una lineal. A veces un problema geométrico se resuelve si lo conseguimos hacer en su contexto algebraico.

 

Una variedad de Fano

La birracionalidad significa que tratamos con aplicaciones racionales y no con ecuaciones polinómicas, y que estas tienen inversas también racionales. Algunas de estas variedades algebraicas son los modelos, los bloques con los que podemos clasificarlas todas. El Programa del Modelo Minimal consiste en probar que bastan unos cuantos parámetros y de ecuaciones para tenerlas todas clasificadas. cualquier variedad algebraica sería birracionalmente isomorfa a una de tres tipos posibles: variedades de Fano, variedades de Calabi-Yau, y variedades de tipo general. Su aportación se ha centrado en las llamadas variedades de Fano, nombre debido al matemático italiano Gino Fano (1871-1952).

Caucher Bikar dice que ojalá este premio consiga una sonrisa entre sus paisanos, los 40 millones de kurdos que esperan poder vivir en su propio país. ¡Qué su deseo se cumpla!

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas: , ,
Categorias: General

El día de las medallas Fields

Hoy llegó el gran momento, el anuncio de los ganadores de las medallas Fields correspondientes al Congreso Internacional de Matemáticos 2018 en la brilalnte ceremonia inaugural. Es tiempo de ver si se cumplieron los pronósticos, o como ocurre en muchas ocasiones, saltan las sorpresas.

Y esta es la lista de ganadores:

 

Caucher Birkar

Caucher Birkar, nacido en el Kurdistán iraní, estudiante en Teherán y emigrado después a Inglaterra. Su trabajo se centra en el estudio de las ecuaciones polinómicas, y su reciente trabajo sobre las variedades de Fano ha conseguido un gran impacto. Birkar es ahora profesor en la Universidad de Cambridge.

 

Peter Scholze

Peter Scholze, alemán, el más joven de los cuatro, una medalla Fields anunciada. Su trabajo se focaliza en la geometría aritmética, en la que ha introducido unos objetos de gran interés que él ha demoninado perfectoides. Es investigador en el Instituto de Matemáticas de la Universidad de Bonn.

Alessio Figall

Alessio Figalli, italiano nacido en Roma y ahora Profesor en Zurich, en su universidad politécnica. Su trabajo se centra en el estudio de los problemas de transporte óptimo, usando cçálculo de variaciones y ecuaciones en derivadas parciales. Sus aplicaciones a la estabilidad de cristales le han valido la medalla.

 

Akshay Venkatesh

Akshay Venkatesh, australiano, ahora profesor en la Universidad de Stanford. Su trabajo ha sido el establecer puentes insospechados entre la teoría de números y la topología algebraica y los sistemas dinámicos.

Las medallas Fields no son los únicos premios concedidos en los ICM, estos son los otros premiados:

La medalla Nevanlinna ha sido para Constantinos Daskalakis, griego, formado en la Universidad de Atenas, y actualmente investigador en el MIT. Su trabajo se ha centrado en la Teoría de Juegos, específicamente en la teoría de equilibrios de Nash.

La medalla Chern, para Masaki Kashiwara, japonés, profesor en la Universidad de Kyoto, por sus casi 50 años de resultados innovadores en análisis algebraico y teoría de la representación.

La medalla Gauss, para David Donoho, nacido en Los Ángeles y actualmente profesor en la Universidad de Stanford. Sus resultados en análisis geomérico de multiescala, y sus aplicaciones a wavelets le han hecho ganar un enorme prestigio a lo largo de su carrera.

Finalmente, el premio Leelavati a la divulgación, instaurado por primera vez en el ICM2010 de Hyderabad, ha sido para Ali Nesin, turco, nacido en Estambul, fundador de la Nesin Matematik Köyü, santuarios de dicados a las matemáticas y de los que hablaremos próximamente.

Dos reflexiones rápidas. La primera, la ausencia de mujeres, lo que consolida un techo de cristal que oscurece la primavera anunciada por la medalla Fields de Maryam Mirzakhani en 2014. La segunda, la prevalencia de los investigadores asentados en los Estados Unidos, atractor universal del talento. En los próximos días comentaremos con más detalle el trabajo de los premiados, y haremos una reflexión a fondo de por qué España no está en la lista, ni estará a menos que se impongan cambios profundos en la propia comunidad matemática española.

___

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias).

Etiquetas: ,
Categorias: General