Alguien ha demostrado la hipótesis de Riemann…

El último libro de Matt Haig, “Los Humanos” (Rocaeditorial, 2014), muestra un futuro en el que por fin se resuelve la codiciada Hipótesis de Riemann. Pero el secreto escondido en esta gran pregunta matemática no puede ser descubierto, por lo que está protegido por una especie alenígena: los vonarodinos. Para evitar que el resultado se conozca, el matemático autor del resultado es sustituido por un clon alienígena que intenta borrar todas las huellas del logro. Manuel de León reseña el libro en esta entrada.

La hipótesis de Riemann es el objeto de deseo de cualquier matemático. Ya David Hilbert dijo: “Si yo me despertara después de haber dormido durante mil años, mi primera pregunta sería: ¿Ha sido demostrada la hipótesis de Riemann?”. Y Marcus de Sautoy ha escrito: “La mayoría de los matemáticos venderían su alma a Mefistófeles a cambio de la demostración de la hipótesis de Riemann”.

En “Los humanos”, el libro de Matt Haig, el reputado matemático Andrew Martin, tras años de trabajo, ha conseguido demostrar este importante desafío actual de las matemáticas. Pero, para mantener el orden del universo, tal logro no puede darse a conocer, por lo que la avanzada especie de los vonarodinos secuestra al profesor Martin y lo sustituye por uno de sus congéneres.

El Andrew Martin sustituto (¿no les recuerda a nuestro admirado colega Andrew Wiles, al menos en el talento matemático?) aparece desnudo en una carretera, causando el consiguiente caos y escándalo. Martin intenta a marchas forzadas aprender algo de comportamiento humano que lo haga pasar desapercibido y triunfar en su misión de destruir toda prueba del éxito matemático del Andrew Martin sustituido. Martin2 tiene que borrar las huellas del hallazgo, y todo vale, hasta el crimen. Pero va cambiando su forma de ver a los humanos; la poesía de Walt Whitman y Emily Dickinson, la música de Debussy y Talking Heads, el agradecimiento de su viejo perro Newton (!) al devolverle la vista y la ternura de su esposa Isobel, hacen el milagro.

Sus primeros contactos le hacen llegar a conclusiones como estas: “La falta de imaginación geométrica me tenía fascinado: no había ni tan siquiera un decágono a la vista”; o esta otra: “Las tiendas empezaban a abrir. Pronto aprendería que en las ciudades humanas todo es una entienda. Son a los moradores de la Tierra lo que las cabinas de ecuaciones son a los vonadorinos”. Y para defenderse de la influencia del entorno que poco a poco va notando, el alielígena recuerda las instrucciones: “No dejes que nadie interfiera con la certeza matemática de lo que hay que hacer”. Tras su breve reclusión en un manicomio al considerarle la polícia fuera de sus casillas, nuestro Andrew Martin-alielígena reflexiona así: “La regla principal es que, si quieres parecer cuerdo en la Tierra, tienes que estar en el lugar adecuado, llevar las ropas adecuadas, decir las cosas adecuadas y pisar solo el césped adecuado”. Verdades del barquero.

Y no les cuento mucho más, merece la pena que lean ustedes mismos la novela. Ah, sí, sale Grigori Perelman, y hasta se menciona el ICM de Madrid.

El libro es muy divertido, pero también nos obliga a reflexionar sobre nuestra sociedad y sus incongruencias. Como moraleja, dejénme decirles: “Quieránse unos a otros un poquito más y también a sí mismos” y no me refiero a los orgasmos, que es la idea que el alien Andrew Martin recoge como preocupación principal de los humanos tras su primera lectura, un número de Cosmopolitan). Este mundo es maravilloso (nuestro alielígena lo descubrirá en sus andanzas) y vale la pena vivir en él aunque sea menos tiempo del que nos gustaría; ¡descubránlo con él leyendo esta novela! Porque como dijo Carl Sagan: “Para los seres pequeños como nosotros la inmensidad solo puede asimilarse a través del amor”.

 

Sobre Matt Haig

Información de la editorial (Roca): Matt Haig estudió lengua y literatura inglesas e historia en la universidad de Hull. Ha vivido en Nottinghamshire, Ibiza, Londres y actualmente reside en Nueva York. Es autor de varios libros infantiles y novelas para adultos y su obra ha sido traducida a veintinueve lenguas.

Los que quieran saber más sobre el autor, pueden ir a su propia página web http://www.matthaig.com/life/ Recomendable. Ah, y coincido en dos de las cosas que le gustan: La promesa infinita de los aeropuertos y escribir con pluma y papel (aunque en lo de escribir me gusta más el lápiz).

 

Datos del libro

Título: Los humanos

Autor: Matt Haig

Editorial: Rocaeditorial

Lugar: Barcelona

ISBN: 978-84-9918-717-4

Páginas: 320

Precio: 17.90 €

Fecha de publicación: 06/03/2014

Formato: Trade TB con solapa

Manuel de León (CSIC, Real Academia de Ciencias y Academia Canaria de Ciencias) es Director del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y vocal del Comité Ejecutivo de IMU.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Si, sea demostrado la Hipotesis de Riemaqn y ha sido un Español. Demostrando que la serie de la hipotesis de Rieman es convergente ( a = 1/2).

Articulo publicado en:

Universal Journal of Applied Mathematics Vol 1 (2); 2013

Titulo: Convergents series for Riemann Hypothesis

Saludos.

Amancio Perez

[...] Los Humanos, de Matt Haig. [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*