Archivo de mayo 6th, 2016

Carlo Frabetti: “Lo complicado es que las matemáticas sean aburridas”

Carlo Frabetti, matemático y divulgador, señaló algunas claves para conseguir que los niños y jóvenes disfruten con las matemáticas, en una conferencia impartida el pasado jueves 5 de mayo en la Residencia de Estudiantes, dentro del Ciclo Matemáticas en la Residencia.

Padres, profesores, interesados en las matemáticas y algún que otro niño acudieron la tarde de ayer a la Residencia de Estudiantes de Madrid, pese a la amenaza de lluvia, para charlar con Carlo Frabetti, autor de Malditas matemáticas o ¿El huevo o la gallina?. Desde el primer momento, se avisaba de que esta no iba a ser una conferencia al uso; la intención del matemático es que fuera un diálogo, tanto con la presentadora del acto, Patricia Fernández de Lis, directora de Materia y redactora jefa de Ciencia y Tecnología de El País, como con los asistentes.

En la primera parte de la conferencia fueron Fernández de Lis y el ponente los que intercambiaron preguntas e impresiones. Para empezar, Carlo Fabretti reveló por qué había decidido llamar a su ponencia “El libro de la naturaleza”: “Alude a una famosa frase de Galileo que se podría considerar como la consigna fundacional de la ciencia en el sentido actual del término (…) cuando dijo que el libro de la naturaleza está escrito en el lenguaje de las matemáticas”. Escogió, por tanto, este título “porque mucha gente ve las matemáticas como algo especializado, de unos tipos medio autistas que se encierran que manejan fórmulas y símbolos que poco tienen que ver con la realidad y es, más bien, todo lo contrario” porque “la matemática es la propia naturaleza”.

El escritor proseguía ahondando en un aspecto que considera fundamental en el aprendizaje y la enseñanza: el diálogo. “Parece que las matemáticas es una materia en la que el educando, el discípulo o alumno tiene poco que aportar y todo que recibir. Se tiende a pensar en la enseñanza en general, y de las matemáticas en particular, como una especie de trasvase, alguien posee el conocimiento y lo vierte en la cabeza del alumno. Las cosas no funcionan así. Alguien dijo que enseñar no es llenar un vaso sino avivar una llama, y la forma de avivar esa llama es el diálogo”, opinaba.

Dicho esto, la ponencia  se centró en la incorporación de las matemáticas en la literatura. Un hecho que Frabetti defiende “no como un añadido forzado o anecdótico, sino incorporado de forma orgánica”. Es importante que no sea “metido con calzador” y sino que “si aparece la matemática en una narración sea porque realmente, la aventura, la intriga que se está desarrollando lo requiere”. De esta forma la matemática aparece “como algo que forma parte de la vida cotidiana y que puede ser una herramienta necesaria para resolver un problema”. Además, señalaba Frabetti, que “si todo está bien manejado literariamente también llevará un goce estético, que es algo que no se suele asociar con la matemática”.

Fernández de Lis junto a Frabetti analizaron los motivos por los que, si los niños nacen con una curiosidad innata por la ciencia y las matemáticas, con el tiempo, esta acaba destruyéndose. “Tiene que ver, por una parte, por la mercantilización del conocimiento, se considera muy importante que los niños y niñas de 10, 12 años adquieran en el menor tiempo posible una serie de destrezas operativas, da igual que entiendan lo que están haciendo, que disfruten o no mientras lo hacen”, explicaba Frabetti.

A colación de esto, Frabetti señala que existe un ‘anaritmetismo’, es decir, una incapacidad o dificultad para leer el lenguaje de los números, generalizado en la sociedad. Aunque es cierto que hay muy pocos anaritmetos totales, personas no entiendan los números, “hay muchos anaritmetos funcionales que en cuanto les complicas mínimamente el lenguaje matemático o las fórmulas más sencillas, se bloquean y esto tiene mucho que ver con la enseñanza de las matemáticas”, señalaba. “Esa fobia a los números que se da en bastante gente y las fobias casi siempre tienen que ver con traumas infantiles”, en especial  “cuando pretenden que un niño de 8 o 10 años en un par de clases entienda nuestro sistema de numeración posicional, por ejemplo, cuando la humanidad tardó como mil años en ponerlo a punto”.

Y, ¿qué consejo daría Carlo Fabretti a familiares de niños si quieren que se divierta con las matemáticas? En primer lugar, desterrar la tradicional separación entre ciencias y letras. Sin tener grandes conocimientos, se pueden centrar en aspectos muy básicos y explicarlos de una forma comprensible y relacionarlos con la vida cotidiana para que el niño pueda sentirlos como propio.  Para este propósito, cree Frabetti, la matemática recreativa es el modelo más fiable y eficaz.

Tras esto, se abría el turno de la conversación con los asistentes, que se dedicó principalmente a la enseñanza de las matemáticas. Es un tema muy controvertido del que se extrajeron conclusiones importantes como que el sistema educativo está orientado de tal forma que, incluso, las editoriales piden que los libros de texto sean aburridos. De hecho, Malditas matemáticas, reconoció Frabetti, fueron los recortes de un libro de texto que, los responsables de la editorial rechazaron por ser “demasiado divertido”. El matemático y escritor consideraba que “lo complicado es que las matemáticas sean aburridas”, pero es que “a los poderes establecidos no les interesa que la gente piense”, por lo que la enseñanza de las matemáticas está planteada de forma memorística. Los profesores de matemáticas de la sala así lo corroboron. La dificultad está “en los currículum, que no son flexibles, en las pruebas externas, donde los niños tienen que llegar a unos conocimientos y hacer una serie de destrezas y de cálculos matemáticos que no tienen sentido, no tiene sentido aprender a hacer derivadas si no saben para qué sirven”, sobre todo, es que hay muy “poca flexibilidad para enseñar matemáticas”, comentaba Elisa Benítez, profesora de matemáticas e informática en el Colegio Rafaela Ybarra de Madrid.

Para erradicar toda esta problemática, Frabetti encontraba una solución muy sencilla (si hubiera voluntad de aplicarla): hacer más hincapié en los conceptos básicos desde la escuela, utilizar el diálogo de una manera recurrente con los niños y jóvenes y conseguir que estos relacionen las abstracciones matemáticas con aspectos cotidianos, ya que “los jóvenes tienen la mente abierta y están ansiosos por explorar el mundo”, considera Frabetti.

Esta ponencia ha formado parte del ciclo de conferencias Matemáticas en la Residencia, organizado por el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) en colaboración con la Vicepresidencia del CSIC de Organización y Cultura Científica y la Residencia de Estudiantes.

Laura Moreno es miembro de la Unidad de Comunicación del ICMAT.

 

 

Etiquetas:
Categorias: General

Una puesta al día de los ERC grants en matemáticas

Los ERC Grants, es decir, las becas del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés), son las ayudas más prestigiosas a investigadores dentro de Europa. Se otorgan a proyectos en la frontera del conocimiento, que supongan un avance importante y original dentro de su campo. El ICMAT es el centro de investigación de matemáticas con más ayudas de estos programas (en sus modalidades Starting y Consolidator), por encima del departamento de matemáticas de universidades como Oxford o Cambridge. Estas últimas semanas se han hecho públicos los resultados de las últimas convocatorias de los ERC Advanced Grants, para investigadores sénior. Manuel de León (ICMAT-CSIC) comenta los resultados.

Algunos de los ERC del ICMAT junto al presidente del ERC, JP Bourguignon, Carmen Vela, Secretaria de Estado de Ciencia, Emilio Lora Tamayo, presidente del CSIC, José María Sanz, rector de la UAM, y Manuel de León, exdirector y fundador del ICMAT.

Se han hecho públicos hace unos días los resultados de las últimas convocatorias de los proyectos del European Research Council (ERC) en su modalidad superior de Advanced Grants. En estos últimos años ha habido un aumento de las solicitudes por parte de investigadores españoles, acuciados por los recortes en ciencia en nuestro país, y, por supuesto, convencidos de su valía internacional. Nos gustaría que este aumento fuera motivado no solo por la necesidad de recursos, sino además por una política de incentivación como ocurre en otros países de nuestro entorno y que me atrevería a calificar en España de tímida.

 

Es un buen momento para hacer balance en el caso de las matemáticas y abarcar no solo el Advanced Grant sino las tres modalidades en su conjunto, es decir, incluir además los Starting y los Consolidator.

Los resultados para España hasta ahora han sido los siguientes:

Starting Grants 9
Consolidator Grants 4
Advanced Grants 5
TOTAL 18

En estos datos contamos dos personas que han obtenido el proyecto por segunda vez. También tenemos en cuenta el caso de un extranjero que ha optado a un proyecto en nuestro país.

Estos son los nombres de los investigadores y entre paréntesis su centro de destino:

Starting Grants

Diego Córdoba (ICMAT-CSIC)

Javier Fernández de Bobadilla (ICMAT-CSIC)

Javier Parcet (ICMAT-CSIC)

Daniel Faraco (ICMAT-UAM)

Keith Rogers (ICMAT-CSIC)

Daniel Peralta (ICMAT-CSIC)

Ilya Kazachkov (Universidad del País Vasco)

Alberto Enciso (ICMAT-CSIC)

Consolidator Grants

José María Martell (ICMAT-CSIC)

Javier Fernández de Bobadilla (ICMAT-CSIC)

David Pérez (ICMAT-UCM)

Víctor Rotger (UPC)

Advanced Grants

Enrique Zuazua (BCAM)

Xavier Tolsa (UAB-ICREA)

Vicent Caselles (UPF)

Luis Vega (BCAM)

Enrique Zuazua (UAM)

Debemos señalar el triste fallecimiento de Vicent Caselles y el traslado de Fernández de Bobadilla al BCAM, aunque su grant se obtuvo en el ICMAT.

Si nos atenemos a los resultados en España en cada una de esas categorías, debe destacarse el buen desempeño de las matemáticas, que con menos investigadores que en la mayoría de las disciplinas, arroja unos porcentajes de 5%, 6,5% y 5% en Starting, Consolidator y Advanced.

Si nos referimos al total de matemáticas en Europa, los porcentajes son similares: 4,7% del total en Starting y un 5% en Advanced, con un porcentaje elevado en Consolidator, de un 18%.

Es destacable también el éxito del ICMAT, que está entre los líderes europeos y concentra mas de la mitad de los proyectos españoles. No olvidemos que una buena estrategia y una buena selección de investigadores apoyada en el prestigio de un centro, da sus frutos.

En este blog se han ido dando a conocer los diferentes proyectos del ERC conseguidos en España, con el objetivo de que sirvan de estímulo para futuros participantes además de reconocer la calidad de los premiados, naturalmente. En la próxima entrada hablaremos del último de ellos, obtenido por nuestro compañero Enrique Zuazua.

Manuel de León (CSIC, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General