Las matemáticas asoman en la red

Para muchos la matemática mantiene una fama de ciencia ‘inaccesible’: pocos son los que realmente la conocen y son capaces de disfrutar con ella, y existen todavía demasiados prejuicios que impiden que la gente se decida a bucear entre sus diversas ramas en busca de un contenido de entretenimiento. Sin embargo, con la comunicación 2.0 aparece un nuevo medio para proveer directamente, sin intermediarios, contenidos teñidos de matemática y romper así con estas reticencias. Raúl Ibáñez (Divulgamat), Miguel Ángel Morales (Gaussianos) y Clara Grima (Mati y sus Mateaventuras), tres de los abanderados de esta conquista, reflexionan sobre la presencia de las matemáticas en la web.

redes sociales mates

Las redes sociales, los blogs o los canales de video de internet se han convertido en los últimos años en herramientas fundamentales para comunicar e informarse. Se ha pasado del paradigma ‘si no comunicas, no existes’ a ‘si no estás en internet, no existes’, y esto también afecta a las matemáticas.

Por ello, cada vez más profesores, divulgadores, instituciones e incluso particulares deciden incorporar esta ciencia a la conversación en la web. A cambio, lo primero que se obtiene es la existencia que se nombraba al comienzo: la visibilidad. Mantener un perfil activo en las redes sociales, o actualizar un blog que ofrezca contenidos interesantes permite aparecer en la pantalla de una audiencia a la cual sería difícil llegar mediante las vías de comunicación tradicionales.

“Internet nos permite acercarnos a los que queremos ofrecer nuestro mensaje, estén donde estén , y bajo cualquier circunstancia, sin barreras por la movilidad”, cuenta Raúl Ibáñez, profesor de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) y director de la web Divulgamat, el portal de la Real Sociedad Matemática Española (RSME) dedicado a la popularización de las matemáticas.

Comunicación sin intermediarios

También desaparecen los trámites intermedios: internet permite abrir ventanas al mundo desde cualquier lugar y ofrecer información de primera mano. “La mejor manera de saber qué se hace en matemáticas en España, lo cual creo que es fundamental, es conocerlo desde la propia fuente, de las instituciones”, afirma Miguel Ángel Morales Medina, profesor de matemáticas y creador del blog Gaussianos, uno de los espacios de divulgación matemática más exitosos en la web.

“Bajo mi punto de vista todas las instituciones matemáticas deberían tener una sección de divulgación y difusión destinada a que el gran público conozca qué se hace en sus centros, además de presencia en las redes sociales que fomente la interacción con los usuarios”, prosigue Morales.

Todas las instituciones matemáticas deberían tener una sección de divulgación y difusión destinada a que el gran público conozca qué se hace en sus centros

Posiblemente, si quieren hablar con el público, a los matemáticos les toca iniciar la conversación. “En el caso de las matemáticas, partimos de una situación de un cierto temor, o incluso desagrado, y por tanto puede ser difícil acercar a la gente a actividades de divulgación”, reflexiona Ibáñez. “Internet ha facilitado mucho el camino: nos permite acercar la cultura matemática a las personas sin necesidad de que tengan que hacer un esfuerzo muy grande. Y tras este contacto, muchos se dan cuenta de que realmente estaban equivocados y  merece la pena interesarse por esta ciencia”.

Las matemáticas toman la iniciativa

Morales coincide con Ibáñez : “Las matemáticas, por norma general, han tenido “mala publicidad” entre la gente, y yo quería poner mi granito de arena para cambiar esa tendencia.”

En Gaussianos publican diariamente post en los que introducen temas de investigación actual o conceptos avanzados, expuestos de manera no solo accesible sino atractiva para el público general. “Mi motivación principal al crear Gaussianos fue intentar acercar las matemáticas a la gente que no ha llegado a profundizar tanto en ellas como para conocer todas las cosas interesantes que encierran.”

Al ofrecer noticias, entrevistas o reflexiones sobre matemáticas en las redes, estas aparecen en los muros, timelines, o buscadores de cualquier persona que le interese el tema, o que simplemente pase por allí. “Hay que aprovechar todo el potencial que esté a nuestro alcance para la difusión del conocimiento en general, y el de las matemáticas en particular”, sostiene Clara Grima, investigadora de la Universidad de Sevilla. En el blog Mati y sus Mateaventuras, del que es coautora junto a Raquel García Ulldemolins, se atreven a utilizar el cómic se convierte en el vehículo de la divulgación.

Cada uno de estos perfiles se convierte en un proveedor de contenidos matemáticos que, de otra manera, probablemente pasarían desapercibidos para el público general. “Internet es la mejor manera de hacer llegar contenido a todo el que esté interesado en él. Y el dinamismo que da la web 2.0 (blogs, redes sociales, etc.) es el mejor aliado para ello”,  opina Morales.

Compartir cultura

Pero, ¿qué matemáticas interesan al público? El carácter ‘accesible’ o no del mensaje es uno de los obstáculos que pueden surgir al hacer divulgación. Sobre todo cuando se pretende transmitir contenidos estrictamente matemáticos pueden aparecer conceptos muy sofisticados que requieren el conocimiento de otros anteriores, y estos de otros y así sucesivamente. Pero esto también pasa con otras ciencias y en general con cualquier conocimiento especializado: hay un límite de lo ‘comunicable’ que cada divulgador debe de encontrar, según sus propios recursos e intereses.

Por otro lado, como afirma el bloguero Miguel Ángel Morales, depende mucho de cómo se cuente: “en general el público reacciona bien ante los buenos contenidos, sean de matemáticas o de cualquier otra materia. Hay mucha gente que se interesa por temas que son afines a sus gustos, y también mucha otra con curiosidad frente a asuntos que no son tan cercanos a sus intereses principales. Poniendo ganas y dedicando tiempo a los contenidos matemáticos se puede encontrar una buena reacción del público.”

Las matemáticas además ofrecen al que se asome a ellas el placer que genera comprender. “Siempre mantengo que la satisfacción personal de entender algo, ya sea un razonamiento matemático, una pintura, una composición musical, una receta,  o un gol de Messi, es una de las mejores experiencias que puede experimentar el ser humano”, opina Clara Grima.

Siempre mantengo que la satisfacción personal de entender algo, ya sea un razonamiento matemático, una pintura, una composición musical, una receta,  o un gol de Messi, es una de las mejores experiencias que puede experimentar el ser humano

Y también se puede hablar de temas que incluyan conceptos matemáticos, pero que estos no sean directamente el mensaje: política científica, biografías de matemáticos, intersección de las matemáticas con otras ciencias y artes. “Lo que hacemos en Divulgamat  no se trata tanto de explicaciones técnicas como de intentar acercar la cultura matemática al público”, cuenta Raúl Ibáñez. “Tenemos de todo: juegos de ingenio, historia de las matemáticas,  publicidad, magia, ciencia ficción, literatura o teatro con relación con las matemáticas, noticias que tengan que ver con las matemáticas y reseñas de publicaciones”.

Foto del mes de Divulgamat: irrintzienelaire, de Mikel Varas

Más alcance del esperado

Estos esfuerzos tienen sus recompensas: el concurso 20Blogs otorgó el premio al mejor blog, de entre todas las categorías a uno de divulgación de matemáticas, Mati y sus Mateaventuras. “Aparte de hacerme ilusión como un regalo de Reyes, encendió en mí un pilotito rojo en plan ‘¡Eh!, parece que la gente quiere saber matemáticas, ¡vamos allá!”“, recuerda Grima.

 

Mati y sus Mateaventuras es una iniciativa d Clara Grima Ruiz y Raquel Garcia Ulldemolins que mezcla ilustración y divulgación

Parece que esta ciencia interesa más de lo que inicialmente podría pensarse. Raúl Ibáñez admite que le sorprende la diversidad de público que llega a Divulgamat. ”Yo creía que iban a ser más los profesores y alumnos de secundaria, y bachillerato y, aunque estos perfiles tienen presencia también hay mucha gente que no tiene ningún contacto directo con las matemáticas, simplemente le gustan, se ha ido interesando y se ha ido enganchando”.

Incluso la edad, que podría ser una variable más determinante por la brecha tecnológica, no parece influir tanto. “El abanico es muy amplio, las edades son muy variadas. Nosotros al principio pensamos que esta era una herramienta de los jóvenes, y nuestro objetivo era captar a este público, pero se ha convertido en una herramienta pública que llega a todo el mundo”.

Al principio pensamos que esta era una herramienta de los jóvenes, y nuestro objetivo era captar a este público, pero se ha convertido en una herramienta pública que llega a todo el mundo.

No están todos los que son

Asimismo, poco a poco son más los que la usan. “Comencé en las redes sociales en enero de 2010 y allí descubrí la cantidad  de profesionales que comparten sus trabajos. Todo ello me animó a compartir mis experiencias y ahora tengo dos blogs sobre ello y colaboro en otros de divulgación”, cuenta Clara Grima.

Efectivamente, hay mucho y muy buen material en la web pero los centros de investigación solo empiezan a asomar. “Conforme pasa el tiempo la presencia matemática en la red aumenta, pero todavía es baja, sobre todo en lo que se refiere a los centros donde se hace matemáticas, ya sean universidades, institutos, centros de investigación, etc.“, observa Morales.  “Son pocas las instituciones de este tipo que tiene una sección o un departamento que se dedique a la comunicación de las matemáticas en la web 2.0, y tampoco son muchas las que tienen presencia activa en redes sociales. La tendencia está cambiando, pero quedo aún mucho camino por recorrer”.

Representación institucional

Pese a ello, algunas instituciones sí que han comenzado su actividad en internet. El Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) tiene presencia tanto en Facebook como en Twitter, y además realiza el blog en el que aparece esta entrada. A través de estos soportes el Instituto puede compartir su actividad diaria y ofrecer contenidos matemáticos tanto a la comunidad científica como a un público general.

Otras instituciones como el Departamento de Matemáticas de Barcelona, la Facultad de Matemáticas de Santiago de Compostela y la Facultad de Matemáticas de la Universidad de Murcia transmiten, a través de Twitter, el día a día de su centro: las fechas de exámenes, convocatorias a concursos y los eventos que organizan.

También las sociedades matemáticas han comenzado a alzar sus voces en la web. La Sociedad de Matemáticas Aplicadas e industriales (SIAM, por sus siglas en inglés) utiliza su perfil en Facebook (con casi 4000 seguidores) y Twitter para lanzar sus convocatorias o simplemente charlar sobre temas que interesan a la propia comunidad. La Sociedad Andaluza de Educación Matemática THALES mantiene informados a sus miembros sobre convocatorias, concursos, asambleas y otras actividades que organizan a través de sus perfiles en las redes sociales.

Red de relaciones

Porque esa es otra de las utilidades de las redes sociales: abrir vías entre personas afines. Internet permite encontrar propuestas parecidas, conocer otras iniciativas, contactar e incluso coordinar esfuerzos. Esta posibilidad de colaborar y compartir tiene especial interés en el campo de la educación. Muchos profesores también utilizan los blogs o microblogs para compartir recursos, curiosidades o experiencias sobre la enseñanza de las matemáticas.

“La web es un recurso indispensable como herramienta para ayudar en el aprendizaje de las matemáticas, de forma gratuita y sin límites. Evidentemente si hablamos de formación, es en el aula  donde los profesionales desarrollan la labor de enseñanza, pero el volumen de material disponible en la red es un magnífico y enriquecedor apoyo para éstos y para el posterior afianzamiento y ampliación de los conceptos por parte del alumnado”, dice Clara Grima.

La web es un recurso indispensable como herramienta para ayudar en el aprendizaje de las matemáticas, de forma gratuita y sin límites.

El uso didáctico, divulgativo, de entretenimiento, informativo e institucional son solo algunas de las aplicaciones que se han explorado por ahora, pero es un recurso vivo, que seguirá avanzando impulsado por todos sus usuarios. Así, cuantos más sean los que participen en su desarrollo, más rico e interesante serán los resultados. Raúl Ibáñez finaliza invitando a aprovechar el carácter público y abierto de internet: “Usemos la red como una herramienta de cultura, de todo el mundo para todo el mundo. ¡Disfrutemos juntos de la cultura matemática!”.

_________________

Ágata A. Timón, responsable de Comunicación y Divulgación del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] de los abanderados de esta conquista, reflexionan sobre la presencia de las matemáticas en la web. Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Noticias Relacionadas Cultura con “M” de matemáticas: una visión matemática del arte [...]

[...] Las matemáticas asoman en la red http://www.madrimasd.org/blogs/matematicas/2012/06/08/134116  por adrianmugnoz hace nada [...]

[...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Las matemáticas asoman en la red http://www.madrimasd.org/blogs/matematicas/2012/06/08/134116  por diamondirc hace [...]

[...] » noticia original Esta entrada fue publicada en Noticias de ciencia y tecnología por admin. Guarda el enlace permanente. [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*