Lecciones del European Research Council (2007-2017)


La semana pasada organizamos un evento para celebrar el décimo aniversario del European Research Council (ERC), al que invitamos a todos los matemáticos que han conseguido un proyecto ERC (18 proyectos en total en España), a la vez que a algunos miembros destacados de la política científica en Bruselas, Ministerio y Comunidad de Madrid. En esta entrada queremos recoger algunas reflexiones nacidas del debate mantenido los días 13 y 14 de marzo en el ICMAT. Hemos usado para la misma el título de la excelente conferencia que José Luis García López impartió el pasado día 14.

Una de las primeras lecciones es que el ERC es todo un éxito de la ciencia europea. Que una agencia como esta pueda financiar con total libertad y generosidad a investigadores de excelencia y además les de la portabilidad era algo impensable. Y ciencia básica, sin restricciones. El objetivo es la estimulación y la atracción de talento a Europa, compitiendo con los Estados Unidos (y ahora con la emergente China). Hasta ahora, unos 7000 investigadores se han beneficiado del programa y estos han formado sus equipos contratando a unos 50000 investigadorees más, sobre todo, postdoctorales, lo que supone un magnífico efecto multiplicativo. Estos equipos han dado lugar a 100.000 publicaciones, un 7% en el top 1%, lo que supone que Europa sobrepasó en 2014 a los Estados Unidos en las publicaciones de excelencia.

Pero lo más importante en nuestro caso es lo que podemos traernos a España. No lo hacemos muy mal en Starting y en Consolidator (aunque nuestras cifras están por debajo de lo posible), pero no pasa lo mismo con los Advanced Grants. Si vamos al caso de las Matemáticas, en España se han conseguido 18 proyectos, distribuidos de esta manera:

Advanced Grants 5

Consolidator Grants 5

Starting Grants 8

Esta es la lista de los centros que han conseguido mas ERCs en Matemáticas:

CNRS

27

Hebrew University

15

University of Oxford

12

Tel Aviv University

12

University of Warwick

10

Imperial College London

9

ETH Zurich

8

CSIC

7

EPFL Lausanne

7

INRIA

7

University of Bristol

6

University of Cambridge

6

University of Geneva

6

Hungarian Academy

6

University Paris Sud

6

Univ. Pierre et Marie Curie

6

University of Copenhagen

5

SISSA Trieste

5

University of Rome Tor Vergata

5

University College London

5

Weizmann Institute of Science

5

 

 

En el total de matemáticas, el ERC ha financiado
165 Starting Grants
49 Consolidator Grants
123 Advanced Grants

En total, 337 proyectos que suponen mas de 400 millones de euros para las matemáticas, de los cuáles 21,5 millones han venido a España. Por cierto, hasta ahora, ninguna mujer ha obtenido un proyecto, mostrando una preocupante brecha de género.

Las estadísticas confirman que en la categoría senior no se consigue todo lo que potencialmente se podría conseguir. Una de las razones para esto es que los investigadores senior necesitan un plus de visibilidad además de un proyecto excelente (y una trayectoria brillante). En matemáticas, aunque el progreso español es espectacular, no tenemos todavía la tradición de países como Francia, Alemania, Italia o Reino Unido.

Una de las recomendaciones es participar en comités internacionales, comités editoriales, congresos internacionales, en general, conseguir más visibilidad individual. Pero la visibilidad colectiva es también importante. A este respecto, los matemáticos españoles hemos hecho un esfuerzo organizativo muy importante, como el Congreso Europeo de Matemáticas de Barcelona en 2000, o el Congresos Internacional de Matemáticos de Madrid 3n 2006, entre otros eventos. Y un tercer pilar de visibilidad es la puesta en marcha de centros de investigación punteros, como es el caso del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) de madrid, el Centre de Recerca Matemática (CRM) de Barcelona, o el Basque Center of Applied Mathematics (BCAM) de Bilbao.

Lecciones para el ICMAT

El ICMAT puede considerarse sin duda un caso de éxito, con 10 proyectos ERC de los 18 totales. Pero como el Director Científico del ERC, José Manuel Fernández Labastida, resaltó en su conferencia inaugural, uno no puede quedarse en la zona de confort. En este negocio todos se mueven y se te quedas parado, todos te adelantan.

Un instituto como el ICMAT, cuyas fuentes de financiación de actividades científicas colectivas vienen fundamentalmente del Programa Severo Ochoa y de los ERCs (salvo la aportación extraordinaria de la Cátedra AXA), precisa de una estrategia bien definida. Y esa estrategia estaba en marcha y dio esos magníficos resultados hasta 2014. Contratar postdocs excelentes, poner en el buen camino la Oficina ICMAT Europa, mantener una actividad continuada de congresos y períodos temáticos, apostar por la búsqueda de socios internacionales en países emergentes como India, Brasil o China, que puedan proporcionar talento, era algo bien diseñado y que estaba funcionando. La crisis institucional (enteramente gratuita) que el ICMAT ha sufrido, ha puesto al instituto en una situación complicada, provocando una ralentización en su actividad científica. Estamos todavía a tiempo de volver a encauzar el rumbo, solo necesitamos voluntad y compromiso.

_____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU)

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas: ,
Categorias: General

Yves Meyer recibe el Premio Abel 2017


La Academia Noruega de Ciencias y Letras ha resuelto otorgar el Premio Abel 2017 a Yves Meyer (77) de la École normale supérieure Paris-Saclay, Francia, «por su papel clave en el desarrollo de la teoría matemática de las ondículas».

Yves Meyer

Hoy, 21 de marzo de 2017, a las 12:00 horas, se ha producido el anuncio, siempre tan esperado por la comunidad matemática internacional.

Recordemos que el Premio Abel reconoce las contribuciones de extraordinaria profundidad e influencia en las Ciencias Matemáticas, y se concede anualmente desde 2003. Está dotado con 6 millones de coronas noruegas (unos 675.000 EUR ó 715.000 USD). Es un premio equivalente tanto por su prestigio como por su cuantía, a los Premios Nobel que otorga la Academia Sueca.

Yves Meyer

Nacido el 19 de julio de 1939, de nacionalidad francesa, Yves Meyer creció en Túnez, en la costa norteafricana. En 1957, Meyer ingresó en el centro de élite École superieure normale de la rue d’Ulm de París, sacando la mejor nota en la prueba de admisión. Después de graduarse en el centro, Meyer cumplió el servicio militar como profesor en una escuela militar. Obtuvo el doctorado en la Universidad de Estrasburgo en 1966.

Pasó a ser catedrático de matemáticas, primero en la Université Paris-Sud (nombre con el que se conoce actualmente) (1966-1980), luego en la École polytechnique (1980-1986) y en la Université Paris-Dauphine (1986-1995). En 1995, se trasladó a la ENS Cachan (renombrada recientemente como ENS Paris-Saclay), donde trabajó en el Centro de Matemáticas y de sus Aplicaciones (CMLA) hasta que se jubiló formalmente, en 2008, pero Meyer sigue siendo miembro asociado del centro de investigación.

Meyer es miembro de la Academia Francesa de Ciencias desde 1993. En 1994, fue nombrado miembro honorario extranjero de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, convirtiéndose en miembro asociado extranjero de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en 2014. Yves Meyer se convirtió en miembro de número de la Sociedad Estadounidense de Matemática en 2012. Fue ponente invitado en el Congreso Internacional de Matemáticos en sus ediciones de 1970 (Niza), 1983 (Varsovia) y 1990 (Kioto). Fue ponente invitado en el Congreso Internacional de Física Matemática en 1988 (Swansea).

Entre los galardones recibidos anteriormente por él se incluyen los premios Salem (1970) y Gauss (2010), otorgados conjuntamente por la Unión Matemática Internacional y la Sociedad Matemática Alemana a los avances matemáticos que han tenido un impacto fuera del campo.

Su investigación

Meyer había trabajado originalmente en Teoría de Números, desarrollando un método para describir matrices de objetos que carecen de la regularidad y simetría perfectas de los entramados cristalinos, precisamente el caso de los denominados cuasicristales que habían sido identificados por primera vez en aleaciones metálicas en 1982, si bien ya estaban previstos por las teselaciones semirregulares identificadas por el físico matemático Roger Penrose en 1974.

Modelo atómico de un cuasicristal de Ag-Al

El trabajo de Yves Meyer se centró luego en el análisis armónico, que trata de estudiar las funciones descomponiéndolas en sumas de funciones muy sencillas (esencialmente, senos y cosenos), las llamadas ondículas. Las aplicaciones son inmediatas al análisis de señales, con importantes consecuencias para la informática y las tecnologías de la información.

El análisis de ondículas tiene aplicaciones en campos tan diversos como la compresión de datos, la eliminación de ruido, las imágenes médicas, el almacenaje de datos, el cine digital, la deconvolución de las imágenes del telescopio espacial Hubble y la reciente detección por LIGO de ondas gravitacionales creadas por el choque de dos agujeros negros. En este trabajo fascinante, Yves Meyer contó con la colaboración de Ingrid Daubechies y Ronald Coifman.

Ondículas de Meyer

 

Yves Meyer es un claro ejemplo de la utilidad de las matemáticas, incluso de aquellas más básicas.

La entrega del premio a Ives Meyer será realizada en Oslo el 23 de mayo, entregando el premio S.M. el Rey Harald V.

En este enlace, se pueden encontarr más información sobre el premiado de este año, Yves Meyer.

_____

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU)

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: General

Zapatillas de ballet que dibujan


Leyendo una página muy interesante y recomendable, me encontré con una gran variedad de noticias y curiosidades; entre ellas, que se han diseñado unas zapatillas de ballet que dibujan trazos electrónicos a partir de movimientos. Aquí se puede leer la noticia completa.

El siguiente vídeo

muestra, mediante un ejemplo de fusión danza clásica/danza contemporánea, los trazos producidos por la tecnología “Lilipad Arduino”, un set de componentes electrónicos que pueden coserse a la ropa e interpretan el movimiento con sensores, luces o sonidos. Sus módulos principales son un microcontrolador programable, hilos conductores y una fuente de energía.

El hardware de Arduino es capaz de detectar, además, el entorno mediante sus sensores de luz, movimiento y temperatura. Sin embargo, los trazos recuperados no son perfectos. No por las limitaciones del hardware y su gran desarrollo electrónico, sino por el movimiento del bailarín. Los movimientos son rápidos y precisos,  denotan la limpieza del paso perfecto. Sin embargo, la forma de la zapatilla (desgaste de la suela, el arco extremo infligido por la fuerza normal y el peso ejercido hacia el suelo por el bailarín para mantener la verticalidad) o la calidad del pavimento (rayones, parcheados del uso) deterioran la señal electrónica recuperada.

Recordemos que el principio de acción y reacción de la mecánica clásica nos dice que la fuerza ejercida con el pie hacia el suelo es igual y de sentido contrario a la ejercida por el suelo contra el bailarín. Se llama equilibro entre el peso y la fuerza normal, y nos dota de equilibro en las suspensiones.

Para comparar la precisión de Arduino, vamos a estudiar someramente algunas de las trazas recuperadas en el vídeo señalado.

El primer movimiento que muestra la bailarina se denomina “Rond de Jambe”, un movimiento redondo de la pierna, es decir, un movimiento circular de la pierna con caderas y pelvis fijas. Quiere decir, que hemos fijado un eje de simetría para el movimiento, en línea con la pelvis y nuestra vertical.  El rond de jambe se utiliza como ejercicio en la barra, en el centro y puede hacerse a terre o en l’air. En este caso del vídeo, como el movimiento se realiza con la punta del pie arrastrándose por el suelo, se denomina “por tierra”.  Si el semicírculo se recorre en sentido negativo (en sentido horario, de 0 a 2p), se denomina an en dedans. Si se realiza en sentido antihorario, o positivo, de 2p a 0, se dice que el movimiento es en déhors.

Como podemos ver, el movimientno teórico dista de la traza señalada en el vídeo.

Otro de los movimientos realizados es una encadenación de piqués. En el vídeo se muestra la siguiente figura digital

 

La figura esperada, descrita matemáticamente, es la encadenación de semicírculos dependiendo del número de tiempos musicales entre cada paso. He aquí una figura matemática de perfectos piqués de, por ejemplo, a un tiempo (cuatro semicírculos), a dos tiempos (dos semicírculos) o tomar cuatro tiempos en un mismo paso (el semicírculo envolvente)

Los piqués pueden realizarse en diagonales, recorriéndose como líneas rectas o alrededor de puntos fijos, describiendo un círculo con una inflexión en plié. El resultado es tan romántico como la pose de una bailarina: un corazón.

Este corazón es una curva matemática conocida como cardioide.  La curva se describe por un punto de una circunferencia que, sin deslizarse, rueda alrededor de otra circunferencia de igual radio.  La bailarina es Alicia Alonso en 1955, bailarina y coreógrafa del ballet de Cuba y mito de la danza, destacada por sus grandes obras clásicas y románticas como Giselle y Carmen.

Y es que, aunque en el ballet la tecnología Arduino aún tenga sus factores en contra, sin embargo pueden encontrarse muchos mejores ejemplos de las posibilidades de este desarrollo tecnológico: batas médicas que captan y emiten el sonido de tu corazón, vestidos con los que se puede tocar una banda sonora o telas con luces que se mueven de forma sincronizada… Incluso, puede revolucionar el arte y pintura, echad un vistazo a esto:

——

Cristina Sardón (ICMAT-CSIC).

 

Etiquetas: ,
Categorias: General

Vida de π


    Hizo luego un mar de metal fundido, de diez codos de borde a borde; era perfectamente redondo, de cinco codos de altura, y un hilo de treinta codos ceñíale alrededor.

Reyes I, 7, 23

Este conocido texto de “El Libro de los Reyes” se toma como una de las primeras aproximaciones al número π, dando un valor de 3; este valor se confirma más adelante en otro libro del Antiguo Testamento, el II Crónicas o II Paralipómenos, cuando se dan una serie de especificaciones para la construcción del Templo de Salomón. No es una aproximación muy buena, aunque en esa época estaban disponibles otras más certeras, debidas a los egipcios (25/8=3.125) y a los babilonios (√10 = 3.162). Incluso, en el Papiro de Rhind, en el 1650 aC, los escribas calcularon π como 4 × (8/9)2 = 3.16049. Su razonamiento fue que el área de un círculo es similar a la de un cuadrado cuyo lado es igual al diámetro del círculo disminuido en 1/9; es decir, igual a 8/9 del diámetro.

Papiro de Rhind

Estos cálculos correspondían a mediciones directas, no a disquisiciones teóricas. Es Arquímedes quien usa un método lógico, mediante aproximaciones poligonales, y consigue acotar π: 223/71 < π < 22/7. Arquímedes traza polígonos inscritos y circunscritos a un círculo y calcula sus perímetros.

 

Aproximaciones de Arquímedes

Es muy interesante además cómo Vitruvio, arquitecto e ingeniero romano, calcula π en el 20 dC dándole el valor de 25/8, midiendo la distancia recorrida en una revolución por una rueda de diámetro conocido. Realmente, se nos antoja el método más práctico desde el punto de vista ingenieril.

Los matemáticos arábes hacen también algún progreso, pero son Wallis (1616-1703) y James Gregory (1638- 1675) con las fórmulas

2/π = (1.3.3.5.5.7. …)/(2.2.4.4.6.6. …)

y

π/4 = 1 – 1/3 + 1/5 – 1/7 + ….

respectivamente, quienes enseñan el camino para conseguir mucho mejores aproximaciones de π.

Un hecho sorprendente de π es que siendo su naturaleza geométrica (la razón entre la longitud de una circunferencia y su diámetro), su cálculo se haga por estas fórmulas analíticas. En cualquier caso, el cálculo de los decimales de π pasa a ser uno de los intereses de los matemáticos. Aquí se puede encontrar una interesante cronología de estos logros.

Para calcular decimales de π se usan muchas de sus representaciones; algunas son auténticos logros matemáticos, por su belleza y por introducir las más extrañas relaciones: como fracciones, integrales, series numéricas, …

Una cuestión curiosa es el porqué de su nombre. A π se le llegó a conocer durante un tiempo como la constante de Arquímedes, y luego como la constante de Ludolph, por Ludolph van Ceulen (1539-1610), un holandés que se dedicaba a calcular decimales de π. Su símbolo representativo como letra griega lo introdujo el matemático galés William Jones en 1706 en su obra Synopsis Palmariorum Matheseos, pues era la primera letra de la palabra perímetro (περίμετρον) en griego. Leonhard Euler adoptó esta notación en su obra Introducción al cálculo infinitesimal (1748); la enorme influencia de Euler fijó para siempre la notación π.

Leonhard Euler

Aparte del interés en conseguir aproximaciones, desde el punto de vista teórico, uno de los problemas relevantes era el conocer si π era en verdad irracional. La prueba de la irracionalidad de π (no se puede expresarse como una fracción de dos números enteros) se debe a Johann Heinrich Lambert en 1761. π también es un número trascendente, es decir, que no es la raíz de ningún polinomio, hecho que fue probado por Ferdinand Lindemann en 1882. Desde entonces, sus demostraciones se han modificado y simplificado gracias al trabajo de varios eminentes matemáticos, como Hilbert y Hurwitz.

Johann Heinrich Lambert

Hoy en día se usan los ordenadores para calcular los dígitos de π, tarea que se nos antoja inacabable.

Terminemos con Kate Bush cantando al número π

Imagen de previsualización de YouTube

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU) y Cristina Sardón (ICMAT-CSIC).

Etiquetas:
Categorias: General

La arquitectura moderna y las matemáticas


En entradas anteriores comentábamos la influencia de la razón aúrea en la pintura renacentista y de cómo la misma se había prolongado en el tiempo hasta la pintura contemporánea de Dalí. En esta entrada hablaremos de la influencia de la proporción aúrea y otros números “mágicos” en la arquitectura clásica y moderna. Recordemos que la notación usual para el número aúreo es φ, según algunos autores, por las iniciales de Fidias (Φειδίας, en griego), famoso escultor y arquitecto. Fidias vivió en la época de Pericles, quién le encargó la reconstrucción de la Acrópolis de Atenas.

Por ejemplo, el famoso arquitecto Frank Lloyd Wright (1867–1959) diseñó la rampa de acceso al museo Guggenheim de Nueva York, con forma de nautilus, o una espiral logarítmica.

Museo Guggenheim, Nueva York

La concha del nautilus es el mejor ejemplo de espiral logarítima encontrada en la naturaleza y que ahora inspira obras arquitectónicas. Las espirales logarítmas aparecen como consecuencia de un movimiento giratorio asociado a un crecimiento tridimensional uniforme en tiempos iguales. La espiral logarítmica fue estudiada por Descartes, y posteriormente, Jakob Bernouilli le dedicó un libro y la llamó Spira mirabilis «la espiral maravillosa». D’Arcy Thompson le dedicó un capítulo de su tratado On Growth and Form (Sobre el crecimiento y la forma) (1917).

El arquitecto polaco-isrelí Zvi Hecker (1931) es uno de los contemporáneos cuya obra se basa en la geometría, usando simetrías y asimetrías. Por ejemplo, su edificio de apartamentos en forma de espiral

o el diseño del ayuntamiento de Bat Yam, al sur de Tel Aviv, que tiene forma de pirámide invertida. También se aprecia un claro apiñamiento geométrico en el ayuntamiento de Boston, y en diversos bloques de apartamentos.

Sello conmemorativo del edificio del Ayuntamiento de Bat-Yam

 

Otra de sus aclamadas obras es la escuela judía Heinz-Galinsky en Berlín, cuya disposición emula el centro de un girasol con elementos arquitectónicos girando a su alrededor.

Escuela Heinz-Galinski, Berlin

La sucesión de Fibonacci está presente en la filotaxia cuando contamos el número de espirales a izquierda y derecha en un girasol. Estos números son elementos de la sucesión de Fibonacci. En 1979, el biólogo matemático Helmut Vogel propuso este sencillo modelo para el girasol

r=c{\sqrt {n}},

\theta =n\times 137.508^{\circ },

donde n es el número de orden del brote contado desde el centro hacia afuera, θ es el ángulo entre una dirección de referencia y el vector de posición del brote, r es la distancia del centro del girasol al centro del brote, y finalmente, c es un factor de escala constante. Se sigue que el ángulo de divergencia 137.508°  entre dos brotes consecutivos es constante, siendo este precisamente el llamado ángulo aúreo, asociado, como no, a la sucesión de Fibonacci.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU) y Cristina Sardón (ICMAT-CSIC).

 

Etiquetas: , ,
Categorias: General

Mujeres


Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer. Aunque las raíces de la celebración se remontan a hace más de un siglo, fue en 1975, coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, cuando las Naciones Unidas celebraron el Día Internacional de la Mujer por primera vez el 8 de marzo.

En esta entrada queremos contribuir a la celebración recordando diversas entradas previas en las que narramos la historia de algunas mujeres que supieron sobreponerse a las dificultades para poder dedicarse a la investigación matemática. Hemos contado cómo Hipatia de Alejandría sufrió la intolerancia de una época con una muerte trágica, pero también cómo Sophie Germain tuvo que ocultar su identidad bajo el seudónimo de M. Blanc para poder seguir los cursos de la universidad y cartearse con Carl Friedrich Gauss, o Sofía Kovaleskaya recurrió al matrimonio de conveniencia para poder estudiar en Alemania, ya que no podía hacerlo en su Rusia natal.

También recordamos cómo Emmy Noether no fue aceptada como profesora en la Universidad de Gotinga, a pesar de las recomendaciones de Albert Einstein y David Hilbert, y Julia Robinson estuvo a punto de abandonar la investigación al contraer matrimonio con Raphael Robinson, con lo que hubiéramos perdido a una magnífica matemática.

Cuando comentamos estos hechos con los colegas masculinos, muchos defienden que los puestos deben ir para los mejores, independientemente del género. Nada que objetar, todos estaremos siempre de acuerdo con las exigencias del mérito. Pero conviene preguntarse cuántos hombres a lo largo de la historia han tenido que ocultar su género para poder estudiar matemáticas, cuántos han sido rechazados por ser hombres en una universidad para un puesto de profesor, cuántos han dejado su apellido por el camino para tomar el de su mujer, cuántos se han tenido que casar por conveniencia para poder ser aceptados en unos cursos universitarios, tal y como les ha ocurrido a las mujeres que citábamos.

Aunque hoy en día han cambiado muchas cosas, no hay una igualdad completa. En cualquier centro de investigación sigue habiendo muy pocas mujeres en los puestos más importantes, aunque sí abundan en las etapas predoctorales. Sí son mayoría en los puestos de administrativos y gestores. Todo esto indica que queda mucho camino por andar.

Aprovechemos por lo tanto este ocho de marzo para mirar a nuestro entorno inmediato, a nuestras colegas femeninas, y darles las gracias por estar ahí, trabajando codo con codo con nosotros, porque no debemos prescindir de ellas.

Terminamos recordando a Gata Cattana, una rapera prematuramente fallecida a los 26 años, con una de sus desgarradoras rimas

Imagen de previsualización de YouTube

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU) y Cristina Sardón (ICMAT-CSIC).

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: General

Estadísticas del Programa ERC


En la entrada anterior dábamos cuenta de la celebración de un evento científico en el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) como parte de la conmemoración del décimo aniversario del European Research Council (ERC).

Si en esa entrada citábamos los nombres de los galardonados con un proyecto ERC que se está desarrollando en España, ahora hablaremos de estadísticas. La siguiente tabla muestra los resultados para los Starting Grants desde el inicio de esta modalidad

Destacan los 36 proyectos conseguidos por Francia, los 31 del Reino Unido y los 19 de Alemania. Israel, un pequeño país, consiguió 17 e Italia 15. España aparece con 9, lo que significa un 5,45% del total (165 proyectos).

Si nos fijamos en la zona media de la financiación y también de las carrerras científicas, es decir, en los proyectos Consolidator, esta es la tabla

De nuevo Francia con 12 lidera la tabla, seguido por Reino Unido con 11 y Alemania con 9. España está en cuarto lugar con 4, un 8,17% del total (49).

Cuando consideramos los proyectos para investigadores senior, los resultados se resumen en esta tabla

La tabla la lidera Israel con 17, exaequo con Francia y Reino Unido. A continuación, Alemania con 14, Italia con 10, y España con 5. Esto supone un 4,1% del total de proyectos (122).

El total de proyectos en las tres modalidades es de 336, de los que España ha conseguido 18, o sea un 5,33%. Este porcentaje está muy lejos de los de Francia (65 proyectos), Reino Unido (59) o Alemania (42), y más próximos a los de Italia (29).

España tiene potencial para mejorar sustancialmente estas cifras, y para ello necesita poner en marcha una estrategia basada en un conocimiento más extendido del programa entre los propios matemáticos unido a la contratación de gestores europeos en los centros de investigación para que trabajen mano a mano con los matemáticos y sean capaces de identificar a aquellos con posibilidades y ayudarles a preparar las propuestas.

Puesto que una gran parte de los galardonados han sido contratados Ramón y Cajal, la potenciación de este programa ayudaría sin duda a una mejora de los resultados.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Etiquetas:
Categorias: General

Conmemorando los 10 años del European Research Council


La semana del 13 de marzo se conmemora en toda Europa el décimo aniversario de la creación del European Research Council (ERC). Con este fin, el ICMAT organiza los próximos 13 y 14 de marzo una reunión científica a la que han sido invitados todos los matemáticos que han conseguido un proyecto ERC desde que se lanzó el programa y lo están desarrollando en España.

El evento persigue además realizar un análisis de lo que está suponiendo el programa para la comunidad matemática española. Así, el evento se abre con una conferencia inaugural de José Manuel Fernández de Labastida, Director Científico del European Research Council.

Ese mismo día, en la tarde, se organiza una mesa redonda en la que se debatirán temas como el impacto que han tenido los ERC grants en el sistema científico español y en particular en las matemáticas, su efecto multiplicativo en la contratación de investigadores predoctorales y postdoctorales, su impacto en la Comunidad de Madrid, una prospectiva para el futuro y qué medidas podemos poner en marcha para mejorar los resultados, la importancia del apoyo de gestores y puntos nacionales de contacto, la visión desde Bruselas, las dificultades de la gestión y el encaje de un contrato ERC con las figuras funcionariales y contractuales en España, carrera científica de los contratados ERC, potencialidad de transferencia en el caso de las matemáticas, comunicación pública de los resultados, publicaciones derivadas de los grants y Open Access, etc.

El resultado de las matemáticas en el ERC no es malo, pero sería deseable que aumentara. Esta es la lista de los que han conseguido un proyecto a lo largo del programa, por orden alfabético y por modalidad:

Advanced Grants

Vicent Caselles (ICREA, UPF)

Xavier Tolsa (ICREA, UAB)

Luis Vega (BCAM)

Enrique Zuazua (BCAM y UAM)

Consolidator Grants

Javier Fernández de Bobadilla (ICMAT y BCAM)

José María Martell (ICMAT, CSIC)

Javier Parcet (ICMAT, CSIC)

David Pérez (ICMAT y UCM)

Starting Grants

Diego Córdoba (ICMAT, CSIC)

Daniel Faraco (ICMAT, UAM)

Francisco Gancedo (Sevilla)

Alberto Enciso (ICMAT, CSIC)

Ilya Kazachkov (EHU)

Daniel Peralta (ICMAT, CSIC)

Keith Rogers (ICMAT, CSIC)

De estos investigadores, Enrique Zuazua lo ha conseguido en dos ocasiones así como Javier Fernández de Bobadilla. Lamentablemente, Vicente Caselles falleció en 2013, vaya esta entrada como homenaje a su memoria.

Aquí presentamos el programa provisional:

ERC and Mathematics in Spain 

Instituto de Ciencias Matemáticas. Madrid, Spain  

March 13 – 14, 2017

 

Monday, 13

09:30-10:00 Opening

10:00-10:45 General talk by José Manuel Fernández de Labastida (European Research Council)

10:45-11:15 Coffee break

11:15-12:00 Diego Córdoba (ICMAT-CSIC)

12:00-12:45 Xavier Tolsa (ICREA, UAB)

12:45-13:30 Daniel Peralta (ICMAT-CSIC)

13:30-15:30 Lunch

15:30-17:30 Round table

17:30-17:45 Coffee break

17:45-18:30 Javier Parcet (ICMAT-CSIC)

 

Tuesday, 14

09:30-10:15 Francisco Gancedo (IMUS, Sevilla)

10:15-11:00 Ilya Kazachkov (UPV-EHU)

11:00-11:30 Coffee break

11:30-12:15 Alberto Enciso (ICMAT-CSIC)

12:15-13:00 Daniel Faraco (ICMAT-UAM)

13:00-15:30 Lunch

15:30-16:15 David Pérez (ICMAT-UCM)

16:15-16:45 Coffee break

16:45-17:30 Enrique Zuazua (UAM)

17:30-18:15 José María Martell (ICMAT-CSIC)

18:15-18:30 Conclusions and Closure

Animamos a todos los interesados en participar y registrarse en la página web del evento.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas:
Categorias: General

Los matemáticos en Google Scholar


Acaba de hacerse público el Ranking of scientists in Spain, clasificados de acuerdo a los datos públicos que uno puede encontrar en Google Scholar Citations. Esta es la cuarta edición de este ranking, y fue realizada en la segunda semana de diciembre de 2016, por lo que los datos son muy recientes. Se ofrece el ranking de 23578 perfiles de un total de  37819 examinados.

El coordinador es el profesor Isidro F. Aguilló, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el estudio está subvencionado por el proyecto ACUMEN European Commission 7th Framework Programme, Capacities, Science in Society 2010. Grant Agreement 266632 y el CSIC Intramural 201310E040.

Lo primero que uno debe saber de este ranking es que solo se pueden considerar aquellos científicos que tengan un perfil en Google Scholar. Hacerse con uno es muy sencillo, basta tener un correo de gmail, y seguir unas instrucciones muy simples, como puede verse en esta presentación.

Las ventajas de este perfil son claras: no solo se gana en visibilidad sino que es muy fácil el ir añadiendo nuevos artículos, y cada vez que se cite uno de nuessros resultados, bien en otro artículo o en una tesis doctoral o en una presentación, recibiremos un aviso en nuestro correo electrónico. Lo único necesario es que el soporte donde nos citen esté en la red.

Otra gran ventaja de Google Scholar es que no está sujeto a la enorme presión que las grandes editoriales están sometiendo a otras métricas como Web of Science, que comienzan a desvirtuar sus objetivos.

He examinado el ranking para identificar a los matemáticos, lo que es siempre una tarea compleja porque surge en algunos nombres la duda de su afiliación como tales. He optado como siempre por un criterio amplio, así que aquí va esta lista de los 15 primeros (y agradecería cualquier comentario constructivo al respecto):

 

RANK NAME INSTITUTION H INDEX CITATIONS
10 Francisco Herrera Universidad de Granada 112 48259
115 Juan J Nieto Universidade de Santiago de Compostela 65 13567
123 Eugenio Oñate International Center for Numerical Methods in Engineering; Universitat Politècnica de Catalunya 64 15179
181 Vicent Caselles Universitat Pompeu Fabra 58 21927
254 Enrique Zuazua Basque Center for Applied Mathematics 54 11712
276 Juan Luis Vázquez Universidad Autónoma de Madrid 53 12392
385 Gabor Lugosi Universitat Pompeu Fabra 49 13145
498 José Luis Verdegay Universidad de Granada 46 11144
551 Jaume Llibre Universitat Autònoma de Barcelona 45 11212
557 Antonio Huerta International Center for Numerical Methods in Engineering; Universitat Politècnica de Catalunya 45 8504
709 J M Sanz Serna Universidad Carlos III de Madrid; Universidad de Valladolid 42 7102
763 Luis Vega Universidad del País Vasco Euskal Herriko Unibertsitatea 41 7947
777 Daniel Peña Universidad Carlos III de Madrid 41 6622
1070 Manuel de León Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 37 5219
1158 Ángel Sánchez Universidad Carlos III de Madrid 36 5043

 

Nótese que el ranking está ordenado de mayor a menor índice h (que es el número de artículos cuyas citas son mayores o iguales a h, cuando ordenamos los artículos de mayor a menor por número de citas). El puesto en la casilla de la izquierda es el que el interesado tiene en el ranking general.

Es también interesante el saber la situación de los investigadores del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y esta es la tabla:

RANK NAME INSTITUTION H INDEX CITATIONS
1070 Manuel de León Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 37 5219
1545 David Pérez García Universidad Complutense de Madrid 33 3688
2117 Francisco Marcellán Universidad Carlos III de Madrid 29 3665
2431 David Martín de Diego Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 28 2366
2948 Diego Córdoba Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 26 2223
3077 David R Insua Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 25 3029
3774 A Ibort Universidad Carlos III de Madrid; Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC 23 2234
4283 José M Arrieta Universidad Complutense de Madrid 22 1602
4286 Marco Fontelos Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 22 1594
4407 Ana M Mancho Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 22 1238
4612 Antonio Gómez Corral Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 21 1651
4709 Anibal Rodríguez Bernal Universidad Complutense de Madrid 21 1418
5110 Kurusch Ebrahimi Fard Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 20 1410
9277 Alberto Enciso Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC UAM UC3M 14 605

El consejo a los investigadores del ICMAT sería que TODOS se hiciesen un perfil con la afiliciación adecuada, consejo que extiendo a todos los matemáticos. La métricas basadas en Google Scholar son bastante más fiables que algunas otras y no sería de extrañar que fueran imponiéndose en el futuro próximo.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU).

Guardar

Guardar

Etiquetas: , ,
Categorias: General

Igor Rostislavovich Shafarevich, muerte de un matemático disidente


El pasado 19 de febrero fallecía, a los 93 años de edad, el matemático ruso Igor Rostislavovich Shafarevich, nacido el 3 de junio de 1923. Shafarevich fue un distinguido matemático con aportaciones fundamentales en la teoría algebraica de números y en geometría algebraica.

Igor Shafareich

Su padre había estudiado mecánica y matemáticas en la Universidad Estatal de Moscú, y luego fue profesor; su madre, Yulia Yacovlevna, era filóloga y una música con talento. Shafarevich creció por tanto en un ambiente intelectual, que le llevó a aficionarse a la historia y a la literatura. Sin embargo, a los doce años, sus amores se decantaron repentinamente por las matemáticas. Él mismo no se explica como nació esa afición.

En 1938, se fue a hablar con los matemáticos de la Universidad Estatal de Moscú, que le dieron muy buenos consejos, como él mismo reconoció posteriormente (entre ellos, estaba el famoso matemático ruso Israil Moiseevic Gelfand). Con solo diecisiete años se graduó, y comenzó a investigar bajo la dirección de Gelfand y Kurosh.

El final del pacto ruso-alemán en 1941 en la segunda guerra mundial, hace que Shafarevich sea movilizado. Uno de los espisodios que vive es en una excursión con Sviatoslav Richter por las afueras de Moscú en la que son tomados por espías rusos sin que las explicaciones de que están en la universidad sean admitidas dada su juventud; finalmente les envían a casa de nuevo. Volvió a la universidad, trasladada por la guerra a Tashkent, Uzbekistan. En 1944, a los 21 años, defendió su tesis doctoral bajo la dirección de Kurosh.

Shafarevich comenzó a trabajar ese mismo año, 1946, en el Instituto Steklov de la Academia de Ciencias de la URSS, pero fue despedido en 1949, posiblemente por tener demasiados estudiantes que querían atender a sus clases; la norma era que todos debían tener el mismo número de estudiantes, la uniformidad soviética.

Fue readmitido en 1953, y ya por esas épocas sus sentimientos hacia el comunismo eran muy negativos. Y en 1972 forma ya parte de un activo grupo de disidentes encabezados por Solzhenitsyn. Shafarevich había publicado un libro y artículos no matemáticos, colaboraba con Solzhenitsyn y con Sakharov, era en fin, un enemigo público.

 

Sus ideas eran bastante heterodoxas. Escribió un libro, “El fenómeno socialista”, donde analizaba el socialismo desde los tiempos antiguos hasta la actualidad, pasando por las misiones jesuitas de Paraguay, la Utopía de Tomás Moro, Campanella, etc. Shafacreich era además fiel de la iglesia ortodoxa, y defendía la idea platónica de las matemáticas inspiradas por Dios. En su libro “Rusofobia” defendía ideas que fueron calificadas de antisemitas, lo que provocó la petición de su expulsión como miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, aunque él negó esas acusaciones de antisemitismo. Este hecho provocó un amplio debate sobre si una institución científica podía expulsar a uno de sus miembros por sus opiniones personales al margen de la ciencia. Así, en 2012, Birkhäuser publicó el libro “The Vexing Case of Igor Shafarevich, a Russian Political Thinker”, escrito por Krista Berglund.

El trabajo matemático de Shafarevich más notable es en el llamado problema inverso de la teoría de Galois y en la teoría de cuerpos, temas en los que resolvió importantes conjeturas. Más tarde, trabajó en curvas elípticas, teoría de números, pseudogrupos de Cartan, álgebras de Lie, etc.. Entre los honores concedidos a Shafarevich por sus contribuciones matemáticas, está el haber sido conferenciante plenario en el Congreso Internacional de Matemáticos de Estocolmo en 1962. Entre sus estudiantes se encuentran matemáticos tan notables como Yuri Manin, Alexei Ivanovich Kostrikin, Igor Dolgachev, Evgeny Golod y Boris Moishezon. Es autor de unos cincuenta artículos especializados (la mayoría, con un enorme impacto) y libros.

______

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU) y Cristina Sardón (ICMAT-CSIC).

Etiquetas: , ,
Categorias: General